Fans polacos defienden a la cantante Beata Kozidrak frente a un caso de discriminación homófoba

Martes, 7 de febrero de 2017

25992n-1353441409tLa cantante Beata Kozidrak se ha enfrentado a cientos de críticas por compartir un vídeo en el que una pareja homosexual canta una popular canción suya. La cantante polaca es acusada de fomentar la homosexualidad compartiendo el citado vídeo. Miles de personas, incluso ajenos a la actividad de la cantante, han usado las redes sociales para mostrar su apoyo a la diva.

La homofobia que en la actualidad sigue siendo mayoritaria en la sociedad polaca ha quedado de manifiesto en una polémica reciente en contra de la cantante Beata Kozidrak, una diva en el país europeo con una trayectoria de más de 30 años.

La cantante polaca fue objeto de cientos de críticas en las redes sociales y los medios de comunicación tradicionales por compartir un vídeo en el que una pareja homosexual aparece cantando una popular canción suya.

Jakub Kwiecinski y Dawid Mycek son los dos hombres que aparecen en el vídeo compartido por Kozidrak. La pareja no solo ha grabado vídeos con la canción de la cantante polaca, teniendo un amplio repertorio en su canal de YouTube, en el cual han recibido tantísimos comentarios homófobos que, gracias a los mismos, han podido demostrar a las autoridades de Portugal la homofobia existente en Polonia y conseguir permiso para contraer matrimonio en territorio luso.

La pareja protagonista del vídeo recibido con tal polémica en Polonia se da algunos besos y se toma de la mano en varias escenas, algo que ha provocado la citada repercusión negativa por parte de una sociedad que sigue anclada en la homofobia.

“Deberías comprar un martillo y golpearte en la cabeza”, “los cerdos deben ser quemados en estacas” o “la homosexualidad debe ser curada, no promovida”, han sido varios de los cientos de comentarios negativos recibidos por la cantante polaca.

Beata Kozidrak está siendo acusada de promover la homosexualidad mediante la visibilización de una pareja del mismo sexo, dejando a la vista una paradoja: mientras que en el país existe un profundo rechazo hacia Rusia, comparte ideológicamente la homofobia que promueve el Estado ruso mediante leyes contra la “propaganda homosexual”.

beatadziekujemy_640x345_acf_cropped-1Miles de personas, algunas fans y otras ajenas a la actividad de la cantante polaca, han decidido usar las mismas redes sociales para apoyar a la diva, con el objeto de que no se amedrente frente a los homófobos.

“Sólo queríamos mostrarte nuestro agradecimiento por tu gesto hacia la diversidad sexual” ha sido uno de los textos enviados a la cantante en apoyo de su visibilización de las parejas homosexuales mediante un vídeo que, pese a lo denunciado por los homófobos, no representa ningún contenido sexual, al ser las muestras de cariño que aparecen en el mismo pura muestra de la relación existente y de lo que la canción expresa y les hace sentir.

Jakub Kwiecinski y Dawid Mycek, la pareja protagonista del vídeo, manifestó, al ser entrevistada recientemente por Luis M. Álvarez para Universo Gay, que no tienen “miedo ni de los rusos ni de los americanos. Tenemos más miedo de nuestro nuevo parlamento y de nuestro propio gobierno de Polonia”.

Fuente Pink News, vía Universogay

Desnudo

Lunes, 6 de febrero de 2017

Del blog Nova Bella:

tumblr_ngalgmaewy1tsz9e4o1_1280

Rebajarse.

Cualquiera está desnudo

en la raíz del ser.

*

Fermín Herrero

***

Misioneros bautizados por inmersión en “Silencio”, por Juan Masiá, sj

Lunes, 6 de febrero de 2017

silencio-de-scorseseDe su blog Vivir y Pensar en la Frontera:

También Sebastián y Francisco son mártires, testimonios de bautismo y muerte salvadores.

Fui a ver Silencio por tercera vez, acompañado por unos amigos japoneses, un matrimonio joven de antiguos alumnos míos en la universidad Sophia. No son católicos, pero están familiarizados con lo cristiano por su contacto con jesuitas. Quería conocer su reacción espontánea ante la proyección de los martirios y torturas. Por eso guardé silencio , para no condicionar su interpretación con la mía.

A la salida del cine, hacia la cafetería, caminábamos los tres sin decir palabra. Silencio japonés significativo. Como si los tres presintiéramos que cualquier comentario precipitado estropearía la impresión con que nos ha tocado hondo el impacto de las escenas martiriales.

Sentados ya a la mesa, tras el primer sorbo de té, dice mi amigo: Yahari yokatta , que significa,”Muy bien, por supuesto, me gustó…”.

¿Y a tí también?, digo dirigiéndome a su mujer. “Sí, mucho, me ha emocionado”, dice ella, y añade: “… Sasuga, ano futariAquellos dos misioneros hicieron lo que propio de ellos…” “(Sasuga significa “como era de esperar”, ano futari significa “aquellos dos”. Sin duda se refiere a Sebastián y Francisco, los dos protagonistas)

“Precisamente sobre esos dos quería yo saber vuestra reacción”. “ ¿Cuál de los dos…?”, digo sin acabar la frase, con ambiguedad japonesa.

A lo que responde él: “Los dos sufren y les cuesta dar el paso que dan”.

Y añade ella: “Los dos están dando la vida tirándose al agua para salvar a otros”

(En japonés, al pie de la letra, mi wo nagedasu significa “arrojar la propia persona”, es decir, arriesgar la propia vida dándola como quien se tira al agua desde un trampolín).

Tienes razón, Teruko-san, los dos dan la vida. Dices bien, Iwao san, los dos sufren al dar ese paso. Yo también le he percibido así. Creo que los tres hemos captado la genialidad de Scorsese al filmar en cámara lenta a Sebastián pisando el icono, en paralelismo con la escena de Francisco arrojándose al agua, mientras grita que lo lleven a él para ahogarlo en lugar de los que iban a ser martirizados. Más aún, la imagen de Sebastián, boca abajo en el suelo después de pisar, puede parangonarse con la del cadáver de Francisco, al salir a flote.

Me satisfizo comprobar que mis amigos, antiguos alumnos, habían captado intuitivamente el mismo vínculo de motivación que aúna dos opciones diferentes. Merecía la pena esforzarse en clase por aprender la ética del amor en situación, para poder vivir y convivir desviviéndose por los demás…

Hasta aquí mi comentario en torno a la charla con mis amigos japoneses. Pero mi lectura de la obra maestra de Scorsese va mucho más lejos, prolongando su intuición en una reflexión teológica, con la que no era oportuno fatigarles a ellos en aquel momento. Mi lectura en clave teológica de las dos escenas mencionadas es la siguiente.

Francisco no es un mártir suicida, al elegir ofrecerse como víctima en lugar de otros (como haría en otro caso, por ejemplo, el P. Maximiliano Kolbe )

Sebastián no es un “apóstata al pie de la letra” (ni rechaza creencias, ni rechaza a Cristo), sino hace una opción de morir a sí mismo de algún modo redentor.

Francisco y Sebastián se sumergen en un agua de bautismo, muerte y resurrrección.

Si en las escenas de los mártires crucificados, el oleaje de la marea protagonizaba el mensaje bautismal de muerte y ascensión, también la curva cóncava en cámara lenta de la caída de Sebastián sobre el icono (caída en la que pisar se torna abrazo), en el momento siguiente se hace plana sobre el suelo para pasar a convexa y elevarse conectando en el plano inmediatamente siguiente con el alzar del brazo que da la orden de elevar a los mártires colgados para liberarlos.

Sebastián no pisa el icono para librarse de torturas, ni lo pisa para quejarse del silencio divino. Lo pisa abrazando al crucificado, dejándose bautizar, es decir, morir con él para conseguir así liberar de sus cruces a los otros crucificados.

En japonés la apostasía se llama haikyô (que significa “dar la espalda a la creencia”) o kikyô (que significa “tirar o desechar la creencia”). Pero de los cristianos que pisaron el icono se dice que “cayeron tropezando” (en japonés, koronda) La ambigüedad del verbo korobu (tropezar y caer) abre la puerta a lecturas diferentes: ¿caer en pecado escandalizando o caer abrazando compasivamente al “Caído y Pisoteado” para unirse a su acción redentora que libra los que iban a ser ejecutados?…

Creo que Scorsese, con la hondura de estas escenas, ha superado al fin la “última tentación”. En el caso de su película La última tentación, tanto el público que le acusaba de blasfemo como quienes le alababan la originalidad, no percibían el enigma del silencio de Dios vivido por el mismo Cristo. Pensaba la gente que la tentación era Magdalena. Pero la última tentación para Jesús era la tentación de bajarse de la cruz (Véase Lc 4, 13: relacionado con Lc 22, 41-46)

Esta vez Scorsese no oculta que Jesús es el primero en angustiarse en la pasión ante el silencio de Dios. Ese Cristo no es un Pantocrator dominador, amenazante y exclusivista (que hubiera dicho: “prohibido pisarme”), sino un Cristo redentor y misericordioso (que dice: “puedes pisarme, que para eso he venido, para dejarme pisar y que puedan ser así desclavados de sus cruces otros crucificados”).

Esto es reconfortante para quienes creemos en Jesucristo, no porque nos resuelva el problema teórico del mal, ni porque nos resuelva el problema existencial del silencio de Dios, sino a pesar de que no los resuelva racionalizándolos, sino haciéndonos capaces de quedarnos junto con él en silencio ante el misterio y sumergirnos en el bautismo y éxodo pascual de muerte y resurrección liberadoras.

La última escena, con la serenidad y paz profunda que sugiere la despedida de la esposa, nos lleva de nuevo al mundo de lo misericordioso y maternal: la tinaja que sirve de féretro evoca un útero maternal y la esposa introduce discreta y silenciosamente en su interior la cruz que Sebastián ha conservado a escondidas. Este epílogo es una ascensión, como también en el pórtico de la película, con los tres jesuitas bajando y subiendo a la vez aquellas escalinatas, jugaba con la imagen de la ascensión: subir hacia abajo para llenarlo todo (cf. Ef 4, 10). Obertura y final han marcado el mismo ritmo que la escena del clímax, en la que caer tropezando es caer abrazandoy caer hacia arriba, sumergirse bautismalmente para ascender pascualmente…

Los jesuitas de Centroamérica alzan su voz contra el muro fronterizo de Trump

Lunes, 6 de febrero de 2017

jesuitas-de-centroamerica-contra-el-muro-de-trumpLo califican de “afrenta a nuestra misión y asalto a los valores cristianos”

Señalan su intención de “trabajar juntos/as, para que se respeten los derechos humanos”

(Israel González Espinoza, corresponsal en Centroamérica).- La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús expresó este jueves por medio de un comunicado la construcción de un muro fronterizo que la administración del presidente estadounidense Donald J. Trump pretende construir a lo largo de la guardarraya que divide los Estados Unidos de América y México.

“La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, la Comisión Provincial de Apostolado Social y la Red Jesuita con Migrantes Centroamérica expresamos nuestra preocupación y total rechazo a las medidas migratorias anunciadas en los últimos días por el presidente de Estados Unidos, tales como el aumento de la seguridad fronteriza, la suspensión del derecho a solicitar asilo, el aumento de centros de detención y de procedimientos de deportación expedita, y la prohibición de entrada a personas de varias nacionalidades, entre otras”, expresa el primer párrafo del contundente comunicado de los jesuitas de América Central.

El comunicado de la Compañía de Jesús en América Central llega días después que los jesuitas de Canadá y EE.UU. condenaran por medio de un comunicado conjunto las medidas de control migratorio que ha firmado por medio de decreto ejecutivo el presidente Trump.

“Nos sumamos a las denuncias de los hermanos jesuitas de Canadá y Estados Unidos, quienes consideran dichas disposiciones una afrenta a nuestra misión como Compañía de Jesús, y un asalto a los valores cristianos. Y nos sentimos cuerpo con ellos cuando expresan su solidaridad con nuestras hermanas y hermanos migrantes, reafirman su decisión de no ceder ante el miedo, y su intención de continuar la larga tradición de defender y acompañar a las personas migrantes y refugiadas, sin importar su origen o religión”, remarca otro párrafo de dicho comunicado.

Según los sacerdotes jesuitas en América Central, las órdenes ejecutivas de la administración estadounidense de Donald Trump tienen a “estigmatizar y criminalizar a los migrantes” y violan derechos humanos fundamentales. Del mismo modo, subraya que dichas medidas restrictivas tienden a agravar la crisis migratoria del triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras), dónde la situación de violencia y la injusticia social enraizada en la sociedad obliga a miles a buscar un mejor destino en Estados Unidos.

“En tiempos de muros, nos sentimos llamados a construir puentes entre personas, culturas y sociedades. A levantar nuestras voces y trabajar juntos y juntas para que los Estados centroamericanos y norteamericanos, respeten los derechos humanos y el principio de la dignidad humana, celebren las diferencias y fomenten una cultura de hospitalidad y fraternidad”, finaliza el comunicado de la Provincia jesuita en América Central.

Por su importancia, reproducimos íntegro el comunicado de la comunidad jesuita en América Central:

Es tiempo de construir puentes, no muros

La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, la Comisión Provincial de Apostolado Social y la Red Jesuita con Migrantes Centroamérica expresamos nuestra preocupación y total rechazo a las medidas migratorias anunciadas en los últimos días por el presidente de Estados Unidos, tales como el aumento de la seguridad fronteriza, la suspensión del derecho a solicitar asilo, el aumento de centros de detención y de procedimientos de deportación expedita, y la prohibición de entrada a personas de varias nacionalidades, entre otras.

Las órdenes ejecutivas emitidas por la Administración Trump suponen violaciones graves a los derechos humanos y “representan una política dirigida a estigmatizar y criminalizar a los migrantes o a cualquier persona percibida como migrante”, tal y como reconoce la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su comunicado del 1 de febrero del presente año. Su implementación no tiene otro efecto más que agravar la crisis y vulnerabilidad de los miles de centroamericanos y centroamericanas, que se ven obligadas a salir de sus países porque éstos no les brindan las condiciones mínimas para poder llevar una vida digna, y en muchos casos, para poder salvar sus vidas.

Nos sumamos a las denuncias de los hermanos jesuitas de Canadá y Estados Unidos, quienes consideran dichas disposiciones una afrenta a nuestra misión como Compañía de Jesús, y un asalto a los valores cristianos. Y nos sentimos cuerpo con ellos cuando expresan su solidaridad con nuestras hermanas y hermanos migrantes, reafirman su decisión de no ceder ante el miedo, y su intención de continuar la larga tradición de defender y acompañar a las personas migrantes y refugiadas, sin importar su origen o religión.

En tiempos de muros, nos sentimos llamados a construir puentes entre personas, culturas y sociedades. A levantar nuestras voces y trabajar juntos y juntas para que los Estados centroamericanos y norteamericanos, respeten los derechos humanos y el principio de la dignidad humana, celebren las diferencias y fomenten una cultura de hospitalidad y fraternidad.

Fuente Religión Digital

Sapporo será la primera gran ciudad de Japón con una ley de uniones de hecho específica para parejas del mismo sexo

Lunes, 6 de febrero de 2017

gay-marriage-is-openly-accepted-in-asian-societies-like-japan-1506831-20140612153652-inter1-2-500x281Ya lo habíamos anunciado en diciembre pasado… Sapporo tiene cerca de dos millones de habitantes y es la quinta ciudad más poblada del país nipón (por detrás de Tokio, Yokohama, Osaka y Nagoya). Sapporo se convierte en la primera gran urbe que reconocerá las uniones de hecho de parejas del mismo sexo en Japón, a partir del nuevo ejercicio fiscal que comienza en abril. Aunque varios distritos y pequeñas ciudades empezaron a reconocer desde 2015 las parejas de hecho, Sapporo es, hasta el momento, la administración territorial japonesa más grande en hacer lo propio. Asimismo, también será pionera en abrir estas uniones a parejas en las que alguno de sus miembros (o ambos) sea una persona trans.

A falta de una ley nacional que permita las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo en todo el territorio japonés y, por supuesto, a la espera del matrimonio plenamente igualitario, las administraciones locales son las que están dando pequeños pasos en este sentido. Aunque Sapporo no es la primera ciudad nipona en reconocer a las parejas no exclusivamente heterosexuales, como decíamos, sí es la administración más importante de las que lo ha hecho hasta el momento.

Para poder acogerse a este tipo de enlaces, “uno o ambos miembros de la pareja deben pertenecer a minorías sexuales, reconociéndose como compañeros de vida y prometen cooperar económicamente, físicamente y mentalmente en su vida cotidiana”. Además, ambos tendrán que ser mayores de 20 años y estar empadronados en Sapporo. El consistorio está trabajando para ultimar la normativa municipal para que pueda ser de aplicación a partir del próximo periodo fiscal, que se inicia en abril.

Con estas uniones de hecho, el ayuntamiento expedirá un certificado a las parejas contrayentes y les facilitará una copia de sus “votos de asociación”. Asimismo, si bien la certificación no les proporciona los mismos derechos y obligaciones legales que a las parejas heterosexuales unidas en matrimonio, con esta ley las parejas del mismo sexo, entre otras cosas, podrán convertirse en destinatarios del dinero del seguro de vida o disfrutar de varios descuentos para los miembros de la familia, como los contratos de telefonía móvil.

Por otra parte, Sapporo es el primer territorio japonés que abre la posibilidad de unirse a parejas en la que alguno o ambos de sus miembros sea una persona trans. De entrada es una buena noticia, ya que concede un derecho hasta la fecha desconocido en Japón para la comunidad trans. La mayor pega es que, al menos en lo que ha trascendido a los medios de comunicación, se habla en términos de “trastorno” o “disforia” de género, unos conceptos que chocan con las reivindicaciones actuales de libre autodeterminación de género.

Varios municipios japoneses ya reconocen las parejas de hecho

La ciudad de Iga (que ronda los 95.000 habitantes, en la prefactura de Mie) se convertía en diciembre de 2015 en el cuarto municipio japonés en abrir a las parejas del mismo sexo la posibilidad de unirse civilmente. Aunque en Japón, como decíamos, tampoco se ha aprobado todavía el matrimonio igualitario, varias ciudades han tomado la delantera, aprobando la inclusión de parejas del mismo sexo en los registros de parejas de hecho.

La primera administración japonesa que anunció la apertura de uniones civiles entre parejas de gais y lesbianas fue la de Shibuya (un distrito especial de Tokio). Por su parte, Setagaya (como Shibuya, otro de los 23 distritos que conforman la municipalidad metropolitana de Tokio) secundaba poco después la iniciativa y se convertía en el segundo territorio japonés en ponerla en marcha.

Asimismo, en la ciudad de Takarazuka, en la prefectura de Hyogo, se iniciaba el pasado mes de junio la expedición de certificados de asociación a las parejas homosexuales. A diferencia de lo que ocurre en Shibuya, los registros de parejas de hecho en Takarazuka y Setagaya no exigen a las empresas privadas que reconozcan a las parejas homosexuales.

Los resultados de una encuesta realizada en el país nipón a finales de 2015 constatan que un 51% de la ciudadanía sería partidaria de la aprobación del matrimonio igualitario. Una gran evolución, teniendo en cuenta que hasta épocas recientes la homosexualidad era un tema tabú en la sociedad japonesa. Otro importante reconocimiento llegaba en julio de 2016, cuando el Ministerio de Trabajo de Japón incluía la discriminación hacia empleados LGTB como una forma de acoso sexual.

Aunque ningún país asiático ha aprobado por el momento el matrimonio igualitario, la situación del colectivo es diametralmente opuesta en los distintos países del continente. Como viene recogiendo dosmanzanas, Japón y Taiwán están experimentando avances locales en el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. Sin embargo, en algunos como MalasiaBrunéi o la India, , entre otros, las personas LGTB son víctimas de la homofobia de estado y la intransigencia social. Por el contrario, además de Taiwán y Japón, otros países como Vietnam van posicionándose en líneas más aperturistas e igualitarias (si bien no al ritmo que cabría desear).

Fuente Dosmanzanas

Protocolo educativo ante transexualidad en Navarra

Lunes, 6 de febrero de 2017

750px-bandera_de_navarra-svgNavarra da un paso muy importante en lo referente a la transexualidad. El Departamento de Educación ha presentado el protocolo educativo a seguir ante casos de transexualidad infantil. Este protocolo se ha planteado para que la integración del alumnado transgénero sea más sencilla. También para sus compis de clase, el resto de padres y madres del alumnado y para el profesorado.

Roberto Pérez, director general de Educación; Mertxe Leránoz, directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad; y Aitor Lakasta, director del Servicio de Evaluación, Calidad, Formación y Convivencia, han presentando este protocolo en el Museo de Navarra. Los apartados de este protocolo son la comunicación e identificación de la situación de transexualidad; las medidas organizativas a adoptar en el centro educativo; plan integral de formación para toda la comunidad educativa; y medidas ante posibles casos de discriminación y acoso escolar.

La transexualidad del alumno o alumna lo comunicará el representante legal. Tras esa comunicación, el centro preparará un plan de acogida. Habrá que formar al profesorado, a padres, a madres y sobre todo formación en las aulas. Todo para evitar el acoso y la discriminación en las aulas. Pero lo más importante, para lograr una mayor integración de la persona transexual en las aulas.

El menor podrá llevar la ropa con la que se sienta más cómodo, usará las instalaciones correspondientes a su sexo (no al asignado al nacer, se entiende) y será llamado por su nombre elegido (en caso de que no tenga rectificado el nombre registral). Todo un adelanto a nivel educativo para los menores transexuales de la comunidad foral. Un punto muy importante es que, en caso de que uno de los representantes legales del menor se negase a la adopción de estas medidas, el centro pondrá en conocimiento de los servicios sociales este hecho.

Vía | Pamplona Actual,vía AmbienteG

La OMS redefine la transexualidad y ahora la llama “incongruencia de género”

Lunes, 6 de febrero de 2017

trans-oms-enfermedadLos colectivos trans aplauden que la OMS deje de considerar la transexualidad una patología, pero lamentan que no den el paso definitivo y reconozcan la parte social del problema.

Incongruencia de género.

Ése es el nuevo término con el que la OMS ha dicho que hay que referirse a partir de ahora cuando hables de las personas trans.

La Organización Mundial de la Salud publicará en 2018 la nueva edición de su manual de enfermedades. Es la edición que sustituirá a la actual, que está vigente desde 1990 y fue en la que se dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad. La exigencia de que al OMS dejara de considerar la transexualidad como una patología y pasara a reconocerla como una de las diversas formas de la sexualidad humana es una de las más importantes y ansiadas por la comunidad trans, pero en la OMS parece que no se atreven a dar el paso definitivo y no entendemos muy bien por qué.

A partir de ahora la transexualidad seguirá formando parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades, aunque ahora cambia de epígrafe y pasa a ser considerada un “trastorno de la personalidad y el comportamiento“. Tendrá su propio subcapítulo, el de los “trastornos de la identidad de género“, se llamará “incongruencia de género” y formará parte de las “condiciones relativas a la salud sexual“; junto a conceptos como las “disfunciones sexuales“.

Sí, estamos un poco igual. Pero básicamente significa que aunque no se considere una enfermedad, se tratará como un factor que influye “en el estado de salud“, por lo que ha de existir contacto con los servicios de salud. El cambio es definitivo, se publicará en 2018 y tardará entre uno y dos años en implementarse.

¿Y por qué se llamará ahora “incongruencia de género“? Pues porque la OMS ha cambiado la definición de qué significa ser trans. En el manual actual se dice que la transexualidad es “un deseo de vivir y ser aceptado como miembro del sexo opuesto, por lo general acompañado de malestar o desacuerdo con el sexo anatómico, y de deseo de someterse a tratamiento quirúrgico u hormonal para hacer que el propio cuerpo concuerde lo más posible con el sexo preferido.” No puedes empezar diciendo que las personas trans tienen el “deseo” de vivir como un miembro del sexo opuesto. Primero porque no es un “deseo” como el que “desea” comerse una tarta de chocolate, segundo porque ese “deseo” es más bien una imposición social, y tecero porque -si te fijas- no hace mención al género sino al sexo.

A partir de ahora la transexualidad -tanto para adultos como para adolescentes- será “una incongruencia marcada y persistente entre el género experimentado del individuo y el sexo asignado, que a menudo conduce a un deseo de ‘transición’ para vivir y ser aceptado como una persona del género experimentado a través del tratamiento hormonal, la cirugía u otras prestaciones sanitarias para alinear el cuerpo, tanto como se desee y en la medida de lo posible, con el género experimentado. El diagnóstico no puede asignarse antes del inicio de la pubertad. El comportamiento y las preferencias de género por sí solas no son una base para asignar el diagnóstico.” Parece una definición bastante más aceptable y sobre todo muchísimo más acertada.

La parte buena es que sí, la transexualidad ya no se percibe como una enfermedad que tiene que ser diagnosticada y tratada. La diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, ve este cambio como un “paso importante que por fin se da“, aunque lamenta que la nueva definición no diga que la transexualidad es, simplemente, “una manifestación más de la diversidad del ser humano“ y que reconozca el derecho a la “autodeterminación de género“. Pero como dice la propia Antonelli, es una pena que se siga “hablando de diagnóstico” y añade que “la definición debería reflejar que el malestar o el sufrimiento que pueden sentir muchas personas trans vienen dados por condiciones y presiones sociales.

En eso coincide el activista trans Pol Galofre, que explica que el problema es que la OMS sigue ligando la transexualidad a lo sexual en lugar de a lo social, y que ese “deseo” de modificar el cuerpo “viene dado por el hecho de que vivimos en un mundo binario y excluyente en el que se entiende que todo el mundo es hombre o mujer cuando en realidad son categorías creadas en las que intentamos encajar a todo el mundo, sea lo diverso que sea.” Básicamente: “Si tener tetas o no tenerlas no tuviera ninguna consecuencia social ni tuviera el significado que tiene, la gente no tendríamos la necesidad de modificar el cuerpo.

En general los colectivos trans coinciden con Antonelli, están contentos con este cambio del manual de la OMS aunque se lamentan de que no se haya dado el paso definitivo. En un artículo para ElDiario.es, Mar Cambrollé (portavoz de la Asociación de Transexuales de Andalucía) explica que a pesar del cambio las identidades trans seguirán siendo patologizadas porque “la ‘incongruencia de género’ también evita diagnosticar a las personas trans sólo por quienes son, atendiendo más bien al malestar que pudiera causar la incongruencia entre la identidad de género y el modo en el que se encarna.” Y de nuevo coincide con Galofre: “sólo se puede patologizar la incongruencia a través de invocar implícitamente un ideal cisexista de congruencia.

Por cierto, para entenderlo todo mejor es conveniente leer el citado artículo de Cambrollé y luego releerlo sustituyendo las referencias a la transexualidad por homosexualidad. Es muy esclarecedor.

El cambio de la OMS, eso sí, divide la “incongruencia de género” de adolescentes y adultos de la “incongruencia de género en la infancia” y, sobre todo, recomiendo que cuando se hable de cuestiones trans se evite fervientemente hablar de “trastorno mental“.

 Resumiendo: lo que la OMS dice ahora es que la transexualidad no es, de por si, una enfermedad. Pero falla a la hora de señalar que las personas trans “sufren” por la necesidad de “modificar” su cuerpo y por ende necesitan estar en contacto con los servicios de salud. Y falla porque la nueva definición sigue perpetuando los roles cisexuales de género  (la mujer tiene tetas y vagina, el hombre no tiene tetas y tiene pene) que son los que hacen que las personas trans se sientan excluidas y, por lo tanto, busquen la forma de encajar.

Fuente: ElDiario.es, vía EstoyBailando

El activista religioso Tony Perkins presiona al nuevo gobierno estadounidense contra la comunidad LGTB

Lunes, 6 de febrero de 2017

Tony-PerkinsEl Consejo de Investigación Familiar, presidido por el activista religioso Tony Perkins, no quiere permitir que el nuevo gobierno de Donald Trump pueda optar por mantener en vigor la legislación contra la discriminación existente en el país, presionando desde la organización ultraconservadora para conseguir que Trump deshaga el legado de Obama en materia LGTB.

El presidente del Consejo de Investigación Familiar, una organización de ultraderecha que presiona en Estados Unidos en contra de los derechos de las mujeres y de las minorías sexuales, se ha mostrado muy optimista respecto a la actual presidencia republicana.

Tony Perkins, el responsable de la organización de ultraderecha, con un largo historial homófobo, no quiere permitir que el nuevo gobierno de Donald Trump pueda optar por mantener en vigor la legislación contra la discriminación existente en el país gracias al mandato recién concluido del ex-presidente Barack Obama.

Perkins ha llevado a cabo sus declaraciones durante una entrevista con el canal Fox News, en la cual ha manifestado sentirse muy “optimista con que la Administración aborde esta cuestión”.

Desde el Consejo de Investigación Familiar reclaman la modificación de las leyes para permitir exenciones a la legislación federal que tolere que grupos y personas particulares que aleguen tener objeciones religiosas puedan discriminar a la comunidad LGTB con respaldo legal.

Perkins ha rechazado que la medida, de ser implementada, sea una “licencia nacional para discriminar que pondría en peligro a las personas LGBTQ y a sus familias”, como si ha defendido la presidenta de la asociación GLAAD, Sarah Kate Ellis.

El activista religioso ha usado como argumento a favor de su posición la ideología estadounidense del libre mercado, alegando que en la actualidad se está haciendo que “todo el mundo abrace” la igualdad LGTB y que un “mercado libre” evitaría “errores” similares.

Las organizaciones religiosas de Estados Unidos, pese a que aún queda por ver si consiguen volver a estigmatizar desde las leyes a la diversidad sexual, ya ha conseguido una importante ventaja por parte del gobierno de Trump: el presidente se ha comprometido a derogar la enmienda que impide que las organizaciones religiosas libres de impuestos en el país puedan aportar fondos para llevar a la presidencia a un determinado candidato.

Desde el Consejo de Investigación Familiar presionaron en el pasado para evitar que la igualdad en el matrimonio se convirtiera en realidad en todo el país gracias a una sentencia histórica del Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

 Fuente Agencias, vía Universogay

Denuncian torturas homofóbicas y transfóbicas en cárcel de Antofagasta

Lunes, 6 de febrero de 2017

preso_carcel-660x330El Movilh reportó los hechos al Ministerio de Justicia y al INDH. Una de las mujeres trans afectadas ha sufrido 4 episodios de violencia en distintos penales del país en el plazo de un año y en todos los casos tribunales ha sancionado a Gendarmería de Chile.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) se reunió ayer con el subsecretario de Justicia, Nicolás Mena, para denunciar violentos abusos y torturas propinados por gendarmes del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Antofagasta contra internos/as gays y transexuales, hechos que han sido confirmados por el Tribunal de Garantía de la ciudad.

Los abusos afectaron el pasado 21 de diciembre a la pareja del mismo sexo R.O.O y C.C.G, así como a las mujeres trans V.R.M y M.P.B, está última especialmente afectada, pues desde hace un año viene padeciendo periódicas torturas en diversos penales del país, tras traslados decretados por tres tribunales a raíz de los atropellos.

Los abusos en el módulo 88 de la cárcel de Antofagasta “se tradujeron en golpes con pie, puño y luma propinados por funcionarios de Gendarmería, así como lanzamiento de agua con una manguera de bomberos y rociamiento de gas pimienta. Además los/as internos/as fueron obligados/as a desnudarse, junto con recibir continuos insultos en razón de la identidad de género y la orientación sexual, lo cual afectó especialmente la dignidad de las mujeres trans”, indicó el Movilh

Por esta razón, el magistrado del Juzgado de Garantía de Antofagasta, Marco Antonio Rojas, se vio en la obligación de ordenar el pasado 25 de enero el traslado de los internos/as a un penal de Arica, lo cual debería ocurrir en los próximos días.

“Expresamos nuestra extrema preocupación por estos hechos al subsecretario Mena. Se trata de atropellos que ya se han transformado en un lamentable y deleznable constante y que convierten a Gendarmería en un lugar peligroso para los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI)”, sostuvo el Movilh.

El organismo añadió que “especial preocupación expresamos a Mena por la calidad de vida de la mujer trans M.P.B, pues ella ha sido previamente torturada y ofendida por su identidad de género en dos oportunidades en el Complejo Penitenciario de Alto Hospicio y en una en el Centro de Cumplimiento Penitenciario del Bío-Bío, siendo esa la razón por la que fue trasladada a Antofagasta”.

“Aquí nos encontramos en un círculo vicioso, pues los jueces hacen lo que pueden ordenando los traslados a otros recintos penitenciarios, pensando que esa medida será para mejor, pero los atropellos continúan donde sean derivados los/as internos/as, quizás por represalias, por lo que hace falta una política más integral”, añadió el Movilh.

En efecto, el pasado 15 de enero del 2017, M.P.L.B, C.C.G, R.O.O y V.R.M, fueron además agredidos/as verbalmente por su orientación sexual e identidad de género por parte de un cabo de apellido Pezoa, quien los/as roció con gas pimienta y los/as amenazó con nuevos abusos si es que persistían con sus denuncias.

El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, precisó que en ese sentido, “el subsecretario Mena comprometió una investigación, ahora gubernamental, sobre los hechos, así como un reforzamiento de los convenios que nuestra organización tiene con Gendarmería y del trabajo conjunto que veníamos desarrollando con éxito hasta el 2015 con el Departamento de Derechos Humanos de esa entidad”.

Jiménez añadió que “todos abusos también los reportamos al director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Branislav Marelic, a quien solicitamos que envié a sus funcionarios a fiscalizar lo que está ocurriendo en Antofagasta. Esperamos noticias sobre este punto en los próximos días”.

En uno de los atropellos, el de C.C.G ya había intervenido el INDH, que el inspeccionar la cárcel de Antofagasta, dio con cámaras de video, logrando acceder al registro audiovisual de los abusos.

Fuente MOVILH

Ordenan juicio oral para los imputados por el asesinato de Diana Sacayán en Argentina

Lunes, 6 de febrero de 2017

noticias_file_foto_1025630_1444815113Denuncian contradicciones en el juicio oral ordenado contra los imputados por el asesinato de la activista transexual Diana Sacayán, procesados por violencia de género, pero no por crimen de odio.

La justicia argentina confirma el jueves, 2 de febrero, el procesamiento formal de Gabriel David Marino y Félix Alberto Ruiz, imputados y en prisión preventiva por el asesinato de Diana Sacayán, activista transexual, el pasado 13 de octubre de 2015, en su domicilio de la calle Rivadavia del barrio de Flores, en Buenos Aires. Queda ahora pendiente la fecha para el juicio oral.

Tras percatarse de que las puertas de su domicilio abiertas, es el propio portero del edificio en el que vive Diana Sacayán quien llama a los servicios de emergencia y a la policía tras encontrar su cuerpo atado a una cama y sin vida. Presenta signos de violencia propiciados por arma blanca, según la policía, quien determina que la entrada estaba forzada por dentro, pero no por fuera, estando el piso completamente revuelto. De ahí que los médicos forenses determinen que fuera atacada por su propia pareja o por alguna persona conocida, a la que había dejado entrar en su vivienda, pero que se viera obligada a forzar la puerta para huir al no encontrar las llaves tras cometer el crimen.

«Las circunstancias y el modo de comisión del hecho permiten suponer que el homicidio estuvo motivado por su condición de mujer trans y por su calidad de miembro del equipo del Programa de Diversidad Sexual de Inadi e impulsora de la lucha por los derechos de las personas trans», señalan Matías Di Lello, fiscal del caso, y Mariela Labozzeta, titulas de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), quienes han solicitado el juicio oral para los dos imputados.

Marino y Ruiz, quienes mantienen una relación entre ellos, están acusados por «homicidio agravado por violencia de género» al ser el primero anteriormente pareja de la víctima. Lo contradictorio de la causa es que no se ha contemplado que sea un crimen de odio al haber declarado el propio imputado que «la maté por puto». Sin embargo, la acusación parece haber pasado por alto este significativo detalle para la petición del juicio, ignorando la Ley 26.743 de Identidad de Género que la propia Sacayán había impulsado a través del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) y de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bisexuales (ILGA), cuyo director ejecutivo para América Latina y el Caribe, Pedro Paradiso, señalaba que se trataba «claramente de un crimen de odio (…), por la forma brutal en que fue asesinada».

«En honor a una mujer, Diana Sacayán, que fue la primera mujer a la que le otorgué el documento trans, que murió asesinada en Flores. Pido la colaboración de la Fueras de Seguridad y de la Metropolitana para esclarecer este horrendo crimen», declaraba la que en ese momento era la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, solicitando la colaboración de las autoridades para esclarecer el crimen de Sacayán, a quien ella misma había entregado el documento de identidad que la reconoce como mujer, el primero que se entregaba en Argentina, además de ser la impulsora de una normativa en la provincia de buenos Aires mediante la que se destina el 1 % de cupo laboral para las personas transexuales.

Fuente Universogay

Madre denuncia a Casa de Acogida y a la Seremi de la Mujer por homofobia e irregularidades

Lunes, 6 de febrero de 2017

contraloria-generalLa joven fue expulsada junto a sus hijos de 2 y 6 años de la Casa de Acogida Rebeca Ergas, sólo por haber expresado afecto verbal a otra mujer. La Seremi Metropolitana de la Mujer validó la medida y negó discriminación, sin haber efectuado ninguna investigación. Por ello, la afectada se dirigió a la Contraloría.

Norma Castillo, un madre de dos niños/as, denunció hoy ante la Contraloría General de la República a la Seremi Metropolitana de la Mujer de Equidad y Género y a la “Casa de Acogida Rebeca Ergas” por homofobia y procedimientos irregulares que han dañado severamente su dignidad y a la de sus dos hijos.

Respaldada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Castillo llegó hasta la Contraloría con un escrito de 7 páginas donde relató lo ocurrido, además de aportar videos, cartas y comunicados de la Seremi Metropolitana de la Mujer y de la Casa de Acogida que demuestran discriminación y variadas irregularidades.

Tras ser agredida física y verbalmente por su pareja de distinto sexo, con un intento de ahorcamiento de por medio, en julio del 2016, Castillo buscó ayuda en la Casa de Acogida Rebeca Ergas, donde permaneció hasta el 18 de noviembre pasado junto a sus dos hijos, de 2 y 6 años.

Fui expulsada de la Casa de Acogida por orden de su directora Carena Pérez Martínez, para quien expresar afecto y amistad a otra mujer es una falta de respeto”, denunció Castillo. “Según Pérez ella actuó por el reclamo de una persona y por orden de la Seremi Metropolitana de la Mujer, instancia que jamás se ha contactado conmigo. La Seremi emitió incluso en diciembre pasado un comunicado donde negaba discriminación, sin nunca haber investigado los hechos y sin conocer de manera directa mi versión sobre lo ocurrido, lo cual es muy irregular”, añadió Castillo.

Recordó que “el 6 de diciembre pasado dejé una carta de reclamo en el Ministerio de la Mujer, sin hasta ahora recibir respuesta a las dudas y solicitudes ahí planteadas. Por ello, recurrí a la Contraloría, para que se haga justicia”.

En su carta al Contralor, Castillo señala que “una Casa de Acogida para Mujeres Víctimas de Violencia, que es financiada por el Estado, nace para brindar ayuda, acompañar y garantizar la no discriminación, el trato igualitario y el respeto a la dignidad, en especial para que quienes carecemos de medios económicos para hacer frente a los abusos. En lo que mi respecta, la Casa de Acogida Rebeca Ergas vulneró todos esos principios”.

Agregó que “la ausencia de protocolos frente a denuncias, o la existencia de los mismos que no son conocidos por las mujeres que buscamos ayuda en casas de acogida, sumado al hecho de dar credibilidad a unas versiones sobre otras, sin investigaciones de por medio, implica además que el Ministerio y la mencionada Casa de Acogida, no están garantizando seguridad a las mujeres que somos víctimas de violencia, lo cual constituye abandono de deberes y mal uso de recursos públicos”.

Tras ser expulsada de la Casa de Acogida, Norma no ha tenido más alternativa que permanecer junto a sus pequeños hijos en su antiguo hogar, donde vive el sujeto que la agredió físicamente.

“No he podido ir a otra Casa de Acogida relacionada con el Ministerio de la Mujer, pues se me acusa de una falta de respeto y de un abuso que no existe, lo cual me estigmatiza y levanta sospechas sobre mí sólo por ser bisexual. No quiero ir con mis hijos a un lugar donde desconfían de mí, por supuestos abusos que nadie siquiera me ha dicho de que tipo fueron. Cuando he preguntado de qué manera falté supuestamente  el respeto a alguien, nadie del Ministerio y de la Casa de Acogida me han respondido, lo que es otra irregularidad”, finalizó Castillo.

Fuente MOVILH

Ser luz, ser sal…

Domingo, 5 de febrero de 2017

Luz en la noche

El canto quiere ser luz…

El canto quiere ser luz.
En lo oscuro el canto tiene
hilos de fósforo y luna.
La luz no sabe qué quiere.
En sus límites de ópalo,
se encuentra ella misma,
y vuelve.

*

Federico García Lorca

***

El Señor ha puesto su mirada sobre nosotros;
ha puesto su confianza y su esperanza;
el Señor Dios ha hablado y cuenta con nosotros.

Nos pusiste , Señor, en esta tierra,
como luz, como hoguera abrasadora,
a nosotros que apenas mantenemos encendida
la fe de nuestras lámparas.

Nos dejaste , Señor, como testigos,
como anuncio brillante entre la gente,
a nosotros, tu pueblo vacilante,
tus seguidores de lengua temblorosa.

No te oirán si nosotros nos callamos,
si tus hijos te apartan de sus labios.
no verán el fulgor de tu presencia,
si tus fieles te ocultan con sus sombras.

Fortalece , Señor, nuestra flaqueza,
que tus siervos anuncien tu Palabra;
resuene tu voz en nuestra boca;
que tu Luz resplandezca en nuestras vidas;
que tu fuego sea siempre llama viva en nuestros corazones.

Quiero entrar en el ritmo gozoso de tu Palabra;
quiero encontrar en tu llamada, mi libertad.
Dame tu fe, que rompan los esquemas que me cercan;
Dame tu fe, que entre en la luz de tu camino.
Dame tu fe, para que ame la verdad de corazón.

Aquí estoy , Señor,
desbordado por el sermón de la montaña,
fascinada por tus retos,
desconcertada ante tus exigencias.

Aquí estoy, Señor, apasionado por la utopía,
eres audaz, eres arriesgado en tu mensaje,
eres un imposible al corazón de la persona,
sólo posible en tu Espíritu.

Necesito un corazón pobre, humilde , sencillo,
capaz de firmeza y esperanza,
capaz de buscar tu voluntad y hacerla ley en mi comportamiento.
Un corazón misericordioso, compasivo,
que acoge al que sufre,
que vive en la verdad y la transparencia,
que trabaja por la paz y la justicia.

Jesús, Señor del camino lleno de exigencias, de utopía, de esperanza,
abre mi corazón a tu horizonte,
y alienta mi empeño con tu Espíritu de vida.

Jesús ha puesto su mirada en nosotros
y nos dice que seamos sal y luz de la tierra.
Sal y luz para dar sentido a la vida;
para hacer ver que merece la pena ser vivida
desde el proyecto de Jesús.

*

(De una celebración de las Hijas de la Caridad)

***

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

“Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.”

*

Mateo 5,13-16

***

*

***

“Salir a las periferias”. 5 Tiempo ordinario – A (Mateo 5,13-16)

Domingo, 5 de febrero de 2017

12-05-to-600x894Jesús da a conocer con dos imágenes audaces y sorprendentes lo que piensa y espera de sus seguidores. No han de vivir pensando siempre en sus propios intereses, su prestigio o su poder. Aunque son un grupo pequeño en medio del vasto Imperio de Roma, han de ser la “sal” que necesita la tierra y la “luz” que le hace falta al mundo.

“Vosotros sois la sal de la tierra”. Las gentes sencillas de Galilea captan espontáneamente el lenguaje de Jesús. Todo el mundo sabe que la sal sirve, sobre todo, para dar sabor a la comida y para preservar los alimentos de la corrupción. Del mismo modo, los discípulos de Jesús han de contribuir a que las gentes saboreen la vida sin caer en la corrupción.

Vosotros sois la luz del mundo. Sin la luz del sol, el mundo se queda a oscuras y no podemos orientarnos ni disfrutar de la vida en medio de las tinieblas. Los discípulos de Jesús pueden aportar la luz que necesitamos para orientarnos, ahondar en el sentido último de la existencia y caminar con esperanza.

Las dos metáforas coinciden en algo muy importante. Si permanece aislada en un recipiente, la sal no sirve para nada. Solo cuando entra en contacto con los alimentos y se disuelve con la comida, puede dar sabor a lo que comemos. Lo mismo sucede con la luz. Si permanece encerrada y oculta, no puede alumbrar a nadie. Solo cuando está en medio de las tinieblas puede iluminar y orientar. Una Iglesia aislada del mundo no puede ser ni sal ni luz.

El Papa Francisco ha visto que la Iglesia vive hoy encerrada en sí misma, paralizada por los miedos, y demasiado alejada de los problemas y sufrimientos como para dar sabor a la vida moderna y para ofrecerle la luz genuina del Evangelio. Su reacción ha sido inmediata: “Hemos de salir hacia las periferias”.

El Papa insiste una y otra vez: “Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrase a las propias seguridades. No quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que termina clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos”.

La llamada de Francisco está dirigida a todos los cristianos: “No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos”. “El Evangelios nos invita siempre a correr el riesgo del encuentro con el rostro del otro”. El Papa quiere introducir en la Iglesia lo que él llama “la cultura del encuentro”. Está convencido de que “lo que necesita hoy la iglesia es capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones”.

José Antonio Pagola

“Vosotros sois la luz del mundo”. Domingo 5 de febrero de 2017 5º Domingo Ordinario

Domingo, 5 de febrero de 2017

13-ordinarioa5Leído en Koinonia:

Isaías 58,7-10: Romperá tu luz como la aurora.
Salmo responsorial: 111: El justo brilla en las tinieblas como una luz.
1Corintios 2,1-5: Os anuncié el misterio de Cristo crucificado.
Mateo 5,13-16: Vosotros sois la luz del mundo.

Las lecturas de hoy tienen como tema central la justicia de Dios, expresada plenamente en el amor misericordioso para con el prójimo. El relato que leemos del profeta Isaías se enmarca en el contexto del ayuno, en donde se realiza una fuerte crítica al pueblo de Israel por sus prácticas religiosas desarticuladas de la fe y la justicia con los pobres. El profeta llama a realizar el verdadero culto a Yahvé, ligado íntimamente con la justicia y la misericordia. Las prácticas religiosas deben salir del corazón y deben dar como fruto una verdadera justicia social, concretizada en el compartir del pan con el hambriento, en la solidaridad con los que sufren, en preocuparse visceralmente por los hermanos pobres, pues en ellos, en los abatidos, en los mal vistos, es donde el mismo Dios se revela; es en ellos donde la luz de Dios se hace presente; es donde el Dios de Israel verdaderamente habita.

En relación con lo anterior, Pablo expresa a los corintios que el misterio de Dios anunciado por él no se fundamenta en la sabiduría humana, sino en el mismo Señor crucificado, lo cual significa que es Dios quien ha actuado en Pablo y en la comunidad. Es relevante que Pablo se refiera a la cruz de Cristo como el elemento esencial de su predicación. Con ello quiere hacer presente el verdadero rostro de Dios que se revela no a los sabios ni a los poderosos, sino a los más vulnerables de la sociedad. De ahí que el anuncio de la Palabra transformadora de Dios no pertenezca al mundo de la sabiduría humana, sino a la fuerza salvífica del Espíritu de Dios; es decir, que la fe y su debido comportamiento moral, sintetizado en la justicia y en la misericordia, sea una iniciativa exclusiva de Dios, una acción liberadora que penetra en el corazón del ser humano y que lo empuja a actuar de una manera coherente con la Palabra escuchada. Por tanto, el anuncio del misterio de Dios realizado por Pablo a la comunidad griega de Corinto es su propia experiencia de Cristo; lo que realmente anuncia es la vivencia de ese mensaje.

El evangelio de hoy, de Mateo, expresa cuál es la misión de los creyentes de todos los tiempos: ser sal y luz para el mundo. Tanto la sal como la luz son elementos necesarios en la vida cotidiana de las familias. La sal da sabor a las comidas, conserva los alimentos, purifica; en la antigua Palestina servía para encender y mantener el fuego de los hornos de tierra. Por su parte, como es sabido, la luz disipa las tinieblas, ilumina y orienta a las personas; es la metáfora perfecta que emplea el AT para hacer referencia a Dios; y es la tarea de los profetas y en especial la del Mesías: ser luz de las naciones (Is 42,6). Sal y luz, entonces, hablan de la tarea del seguidor fiel de Jesús: Expresar la fe, su integración con el proyecto de Dios a través del testimonio de vida, a través de las buenas obras, de los buenos frutos; tiene la misión de mantener el sabor y la luminosidad de la Palabra de Dios en todo tiempo y lugar del mundo –empresa que únicamente se logra por medio de una conciencia plena de la necesidad de fomentar en la comunidad mundial la justicia y la solidaridad entre los hermanos. Leer más…

Dom 5.2.17. Una luz encendida, sal que conserva y da gusto

Domingo, 5 de febrero de 2017

imagesDel blog de Xabier Pikaza:

Dom 5, ciclo A. Mt 5, 13-16. Vosotros sois la sal de la tierra, vosotros sois la luz del mundo… Así dijo Jesús a sus discípulos, a modo de afirmación (¡vosotros sois sois!) y de propuesta (¡habéis de ser!). Estas palabras son una promesa de gozo y responsabilidad, pero pueden convertirse en fuente de condena, si no las acogemos y cumplimos.

No se trata de decir que lo somos, sino de serlo. No se trata de imponer a los demás esta pretensión: ¡Nosotros somos la luz…! (como si fuéramos mejores que los otros), sino de ofrecer humildemente un resquicio de luz, como luciérnagas en noche tenebrosa (¡epertargi!), como un poco de sal en la sosa “comida” del mundo.

A veces hemos hecho todo lo contrario: Hemos querido imponer nuestra oscuridad como si fuera luz, apagando luces ajenas… Hemos arrojado sobre otros nuestras sales muertas… Por eso sigo diciendo: No se trata de apagar, sino de alumbrar; no se trata de amargar, sino de saborear y dar gusto. Y esto de un modo sencillo, como si fuera natural, gratuitamente, sin cobrar, sin exigir, sin pasar por encima de nadie.

Vosotros sois la luz, vosotros sois la sal… Ésta es una palabra que Jesús dirige a todos (a vosotros), a los cristianos individuales y a la Iglesia como grupo, para que seamos como la sal que mantiene la vida de la tierra y ofrece su sazón a los alimentos, como la luz que abre espacios de claridad y de sentido.

imagesqÉsta ha podido ser una palabra altisonante, como si pudiéramos ir por la calle diciendo “somos mejores que vosotros, tenemos gente más buena, dogmas más altos, iglesias más grandes, más bellas ceremonias, poderes religiosos, más santos….

Pero ésta puede y ha de ser una palabra consoladora… si empezamos a ser de un modo muy sencillo una presencia de luz, una sal para el mundo, nosotros, no unasestructuras exteriores…; nosotros mismos, hablando con nuestra vida, no con sermones hechos, con mentiras repetidas… Nosotros mismos, desnudos y transparentes, desde la luz y la sal del evangelio…, reflejando su gracia, repartiendo su sal.

‒ Ser como la sal… La tierra corre el riesgo de podrirse, porque no tiene sal o porque la tiene mala y excesiva (el Mar Muerto). La sal no vale para sí, sino para conservar y sazonar, para diluirse en el proceso de la vida de la tierra… No sois sal para vosotros, para un grupo pequeño, sino sal para la tierra entera.

‒ Ser luz… Tampoco la luz vale en sí, sino para alumbrar a otros… El peligro de cierta iglesia ha sido petrificar la luz o, mejor dicho, confundiendo su oscuridad con luz, y queriendo imponerla sobre los demás…

Y con esto dejo las consideraciones generales y paso al argumento del evangelio de este domingo, sorprendente y consolador, cercano y exigente. Buen domingo a todos

(tema de mi Diccionario de la Biblia).

Un tema de Mateo

Estos símbolos de la luz y de la sal habían sido utilizados por Marcos (cf. Mc 9, 50; 4, 21), y reutilizados por Lucas por separado, en su contexto antiguo (14, 34-35 y 11, 33). Pero sólo Mateo los ha vinculado y unificado desde la perspectiva de las bienaventuranzas, que habían aparecido como programa mesiánico/sapiencial abierto a todos los hombres y mujeres (Mt 5, 1-12)en tercera persona).

Antes de precisar la aplicación de la nueva “ley” de Jesús vienen estas palabras sobre la experiencia clave de la comunidad, entendida desde la tradición del judaísmo; ellas expresan ahora la identidad más honda de la Iglesia (¡vosotros sois!), en una línea que puede compararse a la de la semilla y la levadura de Mt 13, 31-33:

5 13 Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se desala ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada, sino para ser arrojada afuera y pisoteada por los hombres.14 Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada sobre un monte. 15 Ni encienden una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los de la casa. 16 Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielo.

imagessinfotogifLa sal es un signo ambivalente, es desolación y desierto (como en el Mar de la Sal, Mar Muerto, a poca distancia de Jerusalén), y de condimento alimenticio y componente de los sacrificios (cf. Lev 2, 13). Un texto enigmático de Marcos afirma que «todo será salado en (con) fuego. Buena es la sal. Pero si la sal se desala, ¿con que la sazonareis?» (Mc 9,50). Esta imagen ofrece una interpretación de conjunto de la realidad, partiendo del riesgo de condena que Jesús ha vinculado al rechazo (escándalo) de los pobres.

En ese contexto se sitúa la frase enigmática “todo se salará con fuego” Mc 9, 49), que debió ser comprensible para la comunidad de Marcos, pero que ha planteado pronto dificultades (cf. ComMc 9, 50). Pues bien, en contra de eso Mateo introduce el tema de la sal en un contexto de proclamación mesiánica, presentando a los creyentes (¡vosotros!) como sal de la tierra y luz del cosmos:

‒ Sal de la tierra (to halas tês gês: 5, 13). Esta palabra denota una fuerte autoconciencia de misión de la Iglesia, un compromiso de salvar la tierra, como buena sal, que da sabor y conserva los alimentos. Los cristianos son portadores de un sabor y salvación que han de ofrecer a los demás, no al servicio de sí mismos, pues la sal no vale en sí, sino en cuanto se disuelve y sazona (conserva) los alimentos. Una sal que se desale (5,13: que se vuelve loca, môranthê) se hace inútil. De esta forma dirige Mateo una advertencia a los cristianos, para que no pierdan su fuerza y sean signo de sentido (conservación) para la tierra entera.

‒ Luz del cosmos (to phôs tou kosmou). Mateo ha desarrollado más esta comparación, que proviene de Marcos (ComMc 4, 21; cf. Lc 8, 16), donde tenía una introducción sorprendente (¡no viene la luz…!) y Jn 8, 12 la desarrollará de una forma cristológica (¡yo soy la luz del mundo!), pero Mateo la convierte en una parábola eclesial, en segunda persona: ¡Vosotros sois la luz! La luz es quizá el más poderosos de los símbolos del cosmos, y así aparece en la Biblia como principio de la creación (cf. Gen 1, 2-5. 14-18). Leer más…

La sal y la luz. Domingo 5º TO. Ciclo A

Domingo, 5 de febrero de 2017

imagesDel blog El Evangelio del Domingo, de José Luis Sicre:

El evangelio de este domingo consta de dos breves parábolas muy fáciles de entender. Pero se puede profundizar en ellas situándolas en su contexto y utilizándolas para un examen de conciencia.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

               Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente.

               Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del candelero, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.

Diseccionando el texto

               Aunque empiezan de forma muy parecida, el desarrollo de las dos parábolas es distinto.

               La primera consta de dos elementos: afirmación (vosotros sois la sal) y advertencia sobre el peligro de perder el sabor.

               La segunda es más compleja, consta de cuatro elementos: entre la afirmación (vosotros sois la luz) y la advertencia sobre el peligro de meter la lámpara en el armario, encontramos una nueva imagen sobre la ciudad en lo alto del monte, y termina con una exhortación a hacer brillar nuestra luz.

               Pido perdón por destripar el texto, pero lo hago para dejar claro la difícil tarea de los evangelistas, que reunieron palabras pronunciadas por Jesús en diversos momentos, y no tenían la posibilidad moderna de marcar bloque y trasladar o borrar sin enorme gasto de tiempo y de dinero.

El contexto: las parábolas y las bienaventuranzas

               El evangelio de Mateo sitúa estas dos parábolas inmediatamente después de las bienaventuranzas. Como vimos el domingo pasado, las bienaventuranzas hablan de las personas que pueden interesarse por el mensaje de Jesús y entenderlo; de las que pueden entrar a formar parte de la comunidad cristiana (el reinado inicial de Dios) por los motivos más diversos en su actitud ante Dios y el prójimo. Proclamando los valores más inauditos, son un canto de esperanza para todos los que se sienten marginados por la sociedad y el estamento religioso: Dios Rey los acoge como súbditos.

               Pero Mateo, siempre tan realista, no quiere que los cristianos lancemos las campanas al vuelo, que nos sintamos maravillosos y al seguro. Por eso, antes de entrar en el cuerpo central del Sermón del Monte, nos da un doble toque de atención con estas dos parábolas.

Los dos peligros

               Leídas juntas, las dos parábolas pretende ilusionar a los oyentes recordándoles que Dios les ha concedido la capacidad de dar sabor, y energía para iluminar a todos los hombres, redundando en gloria de Dios.

               Pero caben dos peligros: el prime­ro, perder la energía (parábola de la sal); el segundo, ocultarla (parábola de la luz del mundo).

               ¿Cómo se puede perder la energía? Más adelante, en la parábola del sembrador, Mateo ofrece unas pistas cuando habla de la semilla sembrada entre cardos: las preocupaciones mundanas y la seducción de la riqueza lo ahogan, y no da fruto (Mt 13,22).

               ¿Cómo conservar la energía? Si tomamos como modelo a Jesús, sus dos fuentes de energía fueron la oración (tema que subrayan los cuatro evangelios) y el contacto directo con el prójimo, especialmente con los más necesitados (enfermos, marginados).

               ¿Cómo ocultar la luz? Dejándonos arrastrar por lo cómodo y fácil. Jesús fue luz del mundo porque no se recluyó cómodamente en su mundo, prefirió el esfuerzo, el riesgo, el cansancio, la adversidad y la muerte.

¿Cómo hacer que brille nuestra luz?

               La primera lectura, tomada del c.58 de Isaías, encaja perfectamente con la parábola de la luz.

               Así dice el Señor:

               Parte tu pan con el hambriento,

               hospeda a los pobres sin techo,

               viste al que ves desnudo,

               y no te cierres a tu propia carne.

               Entonces romperá tu luz como la aurora,

               en seguida te brotará la carne sana;

               te abrirá camino la justicia, detrás irá la gloria del Señor.

               Entonces clamarás al Señor, y te responderá;

               gritarás, y te dirá: «Aquí estoy.

               Cuando destierres de ti la opresión, el gesto amenazador y la maledicencia cuando partas tu pan con el hambriento y sacies el estómago del indigente, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía.

               Tras la destrucción de Jerusalén y la deportación a Babilonia (año 586 a.C.), la situación del pueblo judío fue trágica, incluso después de la vuelta del destierro (año 538 a.C.). La capital siguió prácticamente despoblada hasta mediados o finales del siglo V (época de Nehemías) y la situación económica era de absoluta penuria. El pueblo se sentía como un cuerpo enfermo y sumergido en tinieblas.

               En esas circunstancias de desánimo, busca la solución en una serie de ceremonias religiosas, especialmente el ayuno (que implicaba no sólo abstenerse de alimentos sino también realizar otros ritos, como cubrirse de saco y ceniza, etc.), para ganarse el favor de Dios. Pero Dios no hace nada. Y el pueblo se queja y protesta. «¿Para qué ayunar si no haces caso?» Dios responde por medio del profeta: si quieres que tu situación mejore, que brille tu luz en las tinieblas, que rompa tu luz como la aurora, comprométete con el que pasa hambre, tiene sed, está desnudo y sin techo (las famosas obras de misericordia, que se conocían ya en el antiguo Egipto); destierra la opresión y la maledicencia.

               Hay una idea capital en esta lectura. Cuando habla de los necesitados termina diciendo: «y no te cierres a tu propia carne». El hambriento, desnudo o sin techo no es un ser extraño, ajeno a mí, al que hago un favor si me apetece. Es mi propia carne, que reclama cuidado y atención, como un miembro cualquiera de nuestro cuerpo.

Domingo V del Tiempo Ordinario. 5 febrero, 2017

Domingo, 5 de febrero de 2017

domingo-v-to

“Alumbre así vuestra luz a las gentes

para que vean vuestras buenas obras

y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.”

(Mt 5, 13-16)

Imagínate por un momento que eres una artista famosa en el campo que quieras: poesía, escultura, pintura, cine, fotografía, moda, canto…

Tienes que imaginarte que eres una renombrada artista. Famosa, conocida, valorada. De esas que se han abierto camino poco a poco y con dificultades. Con un talento que no siempre se ha sabido reconocer.

¿Estás en situación? ¡Bien! Ahora ya eres famosa y reconocida. Lo que significa que tu talento ha sido probado y educado. Te encuentras en lo mejor de tu carrera profesional y acabas de realizar tu gran obra. Todo gran artista tiene una gran obra que lo define.

Estas delante de tu escultura, tu película o tu novela acabada. Sabes que es la mejor. La cumbre del trabajo de toda tu vida.

Pues ahora redobla tu capacidad de imaginar e imagínate (si puedes) que decides no firmar tu obra maestra. No corras, piénsalo despacio.

Piensa en qué podría moverte por dentro a hacer algo así. Para ayudarte a tu reflexión puedes pensar en aquellas obras conocidas de autoras anónimas. Tantos libros y canciones antiguas…

Quizá alguna vez ha caído en tus manos algo hermoso, tan hermoso que has querido saber quién lo ha hecho y cuando te has puesto a investigar no has podido dar con el autor/autora. ¿Quién es capaz de hacer algo bonito y no firmarlo? ¿Qué puede buscar quién hace algo así?

Podemos pensar que a veces sale algo de nosotras tan bueno y bonito que descubrimos que en ello hay algo más que nuestra impronta personal, nuestro trabajo y nuestro esfuerzo.

Imagínate ahora algo más sencillo y cotidiano: un buen guiso, un jardín bonito, una casa limpia y ordenada, un cliente bien atendido, o una buena gestión…Una cosa sencillita que te ha salido tan bien que hasta tú misma te has quedado sorprendida y se te escapa una sonrisa acompañada de un gracias.

Pues algo así parece que nos invita a hacer el evangelio de hoy. A dejar que nuestras obras (grandes o pequeñas) alumbren, den luz, pero una luz, un calor, que quienes las reciban (e incluso nosotras mismas) lo que les salga sea dar gracias a Dios. O lo que es lo mismo: “den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.”

Oración

“Alumbre así vuestra luz a las gentes para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.”

*

Fuente Monasterio de Monjas Trinitarias de Suesa

***

Déjate iluminar; preocúpate de ser una persona salada

Domingo, 5 de febrero de 2017

mateo-5-13-16Mt 5, 13-16

El texto que acabamos de escuchar es continuación de las bienaventuranzas, que leímos el domingo pasado. Estamos en el principio del primer discurso de Jesús en el evangelio de Mt. Es, por tanto, un texto al que se le quiere dar suma importancia. Se trata de dos comparaciones aparentemente sin importancia, pero que tienen un mensaje de gran valor para la vida del cristiano, pues su tarea más importante sería estar ardiendo e iluminar.

El mensaje de hoy es simplicísimo, con tal que demos por supuesta una realidad que es de lo más complicada. Efectivamente, todo el que ha alcanzado la iluminación, ilumina. Si una vela está encendida, necesariamente tiene que iluminar. Si echas sal a un alimento, necesariamente quedará salado. Pero, ¿qué queremos decir cuando aplicamos a una persona humana el concepto de iluminado? ¿Qué es una persona plenamente humana?

Todos los líderes espirituales, pero sobre todo el budismo enseñan lo mismo. Buda significa eso: el iluminado. ¡Qué difícil es entender lo que eso significa! En realidad solo lo podemos comprender en la medida que nosotros mismos estemos iluminados. Está claro, sin embargo, que no nos referimos a ninguna clase de luz material. Nos referimos más bien a un ser humano que ha despertado, es decir que ha desplegado todas sus posibilidades de ser humano. Estaríamos hablando del ideal de ser humano.

Esto es precisamente lo que nos está diciendo el evangelio. Da por supuesto todo el proceso de despertar y considera a los discípulos ya iluminados y en consecuencia, capaces de iluminar a los demás. Pero como nos dice el budismo, eso no se puede dar por supuesto, tenemos que emprender la tarea de despertar. Sería inútil que intentáramos iluminar a los demás estando nosotros apagados, dormidos. En el budismo el iluminar a los demás estaría significado por la primera consecuencia de la iluminación, la compasión.

Hay un aspecto en el que la sal y la luz coinciden. Ninguna es provechosa por sí misma. La sal sola no sirve de nada para la salud, solo es útil cuando acompaña a los alimentos. La luz no se puede ver, es absolutamente oscura hasta que tropieza con un objeto. La sal, para salar, tiene que deshacerse, disolverse, dejar de ser lo que era. La lámpara o la vela produce luz, pero el aceite o la cera se consumen. ¡Qué interesante! Resulta que “mi existencia” solo tendrá sentido en la medida que me consuma en beneficio de los demás.

La sal es uno de los minerales más simples (cloruro sódico), pero también más imprescindibles para nuestra alimentación. Pero tiene muchas otras virtudes que pueden ayudarnos a entender el relato. En tiempo de Jesús se usaban bloques de sal para revestir por dentro los hornos de pan. Con ello se conseguía conservar el calor para la cocción. Esta sal con el tiempo perdía su capacidad térmica y había que sustituirla. Los restos de las placas retiradas se utilizaban para compactar la tierra de los caminos.

Ahora podemos comprender la frase del evangelio: “pero si la se vuelve sosa, ¿con qué se salará?; no sirve más que para tirarla y que la pise la gente”. La sal no se vuelve sosa. Esta sal de los hornos, sí podía perder la virtud de conservar el calor. La traducción está mal hecha. El verbo griego que emplea tiene que ver con “perder la cabeza”, “volverse loco”. En latín “evanuerit” significa desvirtuarse, desvanecerse. Debía decir: si la sal se vuelve loca o si la sal pierde su virtud, ¿cómo podrá recuperarse? Esa sal “quemada” no servía más que para tirarla en los caminos.

No podemos hacernos una idea de lo que Jesús pensaba cuando ponía estos ejemplo pero seguro que ya intuían lo que hoy nosotros sabemos. Es curioso que haya llegado a nosotros un proverbio romano que, jugando con las palabras, dice: no hay nada más importante que la sal y el sol. Muy probablemente estas comparaciones, utilizadas en los evangelios, hacen referencia a algún refrán ancestral que no ha llegado hasta nosotros.

La sal actúa desde el anonimato. Si un alimento tiene la cantidad precisa, pasa desapercibida, nadie se acuerda de la sal. Cuando a un alimento le falta o tiene demasiada, entonces nos acordamos de ella. Lo que importa no es la sal, sino la comida sazonada. La sal no se puede salar a sí misma. Pero es imprescindible para los demás alimentos. Era tan apreciada que se repartía en pequeñas cantidades a los trabajadores, de ahí procede la palabra tan utilizada todavía de “salario” y “asalariado”.

Jesús dice que “sois la sal, soy la luz”. El artículo determinado nos advierte que no hay otra sal, que no hay otra luz. Todos tienen derecho a esperar algo de nosotros. El mundo de los cristianos no es un mundo cerrado y aparte. La salvación que propone Jesús es la salvación para todos. La única historia, el único mundo tiene que quedar sazonado e iluminado por la vida de los que siguen a Jesús. Pero cuidado, cuando la comida tiene exceso de sal se hace intragable. La dosis tiene que estar bien calculada.

Cuando se nos pide que seamos luz del mundo, se nos está exigiendo algo decisivo para la vida espiritual propia y de los demás. La luz brota siempre de una fuente incandescente. Si no ardes no podrás emitir luz. Pero si estás ardiendo, no podrás dejar de emitir luz. Solo si vivo mi humanidad, puedo ayudar a los demás a desarrollar la suya propia. Ser luz, significa poner todo nuestro bagaje espiritual al servicio de los demás.

Debemos de tener cuidado de iluminar, no deslumbrar. Debe estar al servicio del otro, pensando en el bien del otro y no en mi vanagloria. Debemos dar lo que el otro espera y necesita, no lo que nosotros queremos ofrecerle. Cuando sacamos a alguien de la oscuridad, debemos dosificar la luz para no dañar sus ojos. Los cristianos somos mucho más aficionados a deslumbrar que a iluminar. Cegamos a la gente con imposiciones excesivas y hacemos inútil el mensaje de Jesús para iluminar la vida real de cada día.

En el último párrafo, hay una enseñanza esclarecedora. “Para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre”. La única manera eficaz para trasmitir el mensaje son las obras. Una actitud verdaderamente evangélica se transformará inevitablemente en obras. Evangelizar no es proponer una doctrina muy elaborada y convincente. No es obligar a los demás a aceptar nuestra propia ideología o manera de entender la realidad.

En las obras que los demás perciben tienen que descubrir mis actitudes internas. Las obras que son fruto solo de una programación externa, no ayudan a los demás a encontrar su propio camino. Solo las obras que son reflejo de una actitud vital auténtica, son cauce de iluminación para los demás. Lo que hay en mi interior, solo puede llegar a los demás a través de las obras. Toda obra hecha desde el amor y la compasión es luz.

Meditación

Puedo desplegar mi capacidad de sazonar
Puedo vivir encendido y dar calor y luz
Soy sal para todos los que me rodean
en la medida en que hago participar a otros de mi plenitud humana.
Soy luz en la medida en que vivo mi verdadero ser
y muestro a otros el camino que les puede llevar a ser en plenitud.

Fray Marcos

Fuente Fe Adulta

Luz en el candelero

Domingo, 5 de febrero de 2017

la-magia-de-las-velasLa doctrina de Jesús es un organismo vivo que respira, se desarrolla y evoluciona. Si no lo hace, muere (E. Trías)

5 de febrero. V domingo del TO

Mt 5, 13-16

No se enciende un candil para taparlo con un celemín, sino que se pone en el candelero para que alumbre a todos los de la casa

Y alumbra cuando, como dice Isaías, la luz de ese candil, además de iluminar a los que caminan en obscuridad, les satisface en sus necesidades básicas“comparte tu pan con el hambriento, hospeda a los pobres sin techo, viste a quien ves desnudo y no despreocuparte de los tuyos” (Is 58, 7-10). En la Biblia, la luz es faro imprescindible para el mundo y sus moradores.

AT

Dijo Dios: Que exista la luz. Y la luz existió (Gén 1, 3) Fue el primer acto de Dios en la Creación. Luz y oscuridad son, sobre todo, símbolos ricos y profundos: ver la luz equivale a vivir (Job 33, 30); y en 22-28: la luz es la prosperidad; Dios es luz y fuente de luz y su gloria es luminosa; ilumina su rostro mostrando benevolencia (Nm 6, 25). Y en Is 30, 26 y 60, y Zac 14, 7 es una aurora sin término.

NT

Significativa del acercamiento del hombre a Dios (Jn 3, 19-21); elemento de teofanía en la Transfiguración (Mt 17, 2). Como símbolo: Dios es luz (1 Jn 1, 5); Jesús es luz (Jn 1, 4s; y 8,12; el discípulo debe serlo (Mt 5, 14, Ef 5, 8-9, 1 Jn 2, 9-11).

La luz de los discípulos no puede reducirse a la de un humilde candil, aunque generoso, y debe expandirse. En la novela Para siempre, de Susanna Tamaro, Matteo le recuerda a Nora la protagonista, lo que Jesús demanda a sus seguidores y ella anhelaba: “No quieres ser un afluente -decías-, quiero ser un río que desemboca directamente en el mar”Y esto es ser co-creadores y fieles al Antiguo y al Nuevo Testamento.

Hay que ser como Ana Bolena, de la que decía María Estuardo en la ópera de Donizetti: “Sé que seduce a todas las almas, y que inflama todos los deseos”. Una seducción que otorga vida a quienes se sienten embriagados por ella. Como nos sentimos encandilados por el Evangelio. Eugenio Trías lo vió de esta manera cuando escribió en La imaginación Sonora que: “La doctrina de Jesús es un organismo vivo que respira, se desarrolla y evoluciona. Si no lo hace, muere”.

Y ha de desarrollarse porque, como dice Juan en el prólogo de su Evangelio, en la Palabra había vida, y la vida era luz en nosotros destinada a brillar en las tinieblas. Una intencionalidad que el protagonista de la película El cónsul de Sodoma, apunta en estos términos: “Y entonces descubrí que me iría; y a cualquier sitio que fuera yo, tendría mi camino y mi libro para leer. Otros en cambio no se irían. Ellos seguirán años y años, sin esperar con rabia que den las 7 para escapar, y saltar al otro lado de la vida”.

Con esta luna mía del Poema de bellos claroscuros, quiero danzar el rítmico ballet de los candiles y luceros.

LA LUNA SUBE Y BAJA

La luna sube y baja mis problemas
por la escarpada cuesta de la vida,
y yo los bajo y subo como ella.

No puedo abandonarlos, pues son míos;
son fruto de mi amor y mi deseo.

-“¡Préstame tu maleta,
quiero viajar contigo, y con ellos
escalar y bajar las cordilleras!”.

Luna “la de los pies ligeros”
como Aquiles,
no me robes el sueño.

Quiero subir, quiero bajar,
rodando cuando bajas,
trepando cuando subes.

Por las laderas de mi tiempo
me persiguen las sombras y las luces
que en mi mente sembraron los ensueños.

Lunática de bellos claroscuros,
quiero danzar contigo
el rítmico ballet de los luceros.

(SOLILOQUIOS. Ediciones Feadulta)

Vicente Martínez

Fuente Fe Adulta

Sal y Luz ¿qué somos?

Domingo, 5 de febrero de 2017

mt-5-13-16Mt 5, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros sois la sal de la tierra”.

Difícilmente podremos entender la riqueza de esta imagen que propuso Jesús, si no recordamos la importancia que tenía la sal en la sociedad de su tiempo:

· Servía para frotar el cuerpo de los bebés nada más nacer, así se evitaban las infecciones propias de la falta de higiene o de las heridas causadas en el parto.

· La sal era salario; se consideraba una especie de “moneda”, muy valiosa para intercambiar con otros productos de primera necesidad, especialmente con los pueblos que no tenían acceso al mar.

· Se utilizaba como arma, al alcance de cualquiera. Si se esparcía sobre la huerta de un enemigo se le podía arruinar la cosecha y causarle un grave daño económico, sin dejar rastro.

· Se ponía en los hornos del pan para catalizar el calor, hasta que por el uso continuado acababa desvirtuada.

· Servía para convertir el pescado en salazón. De este modo era muy útil para conservarlo y alimentarse en los viajes.

· Condimentaba las comidas.

La sal, por tanto, era muy un elemento imprescindible y valioso en la sociedad. Cuando san Mateo escribió su evangelio, los cristianos eran grupos marginales y estaban siendo perseguidos. ¿Qué reconocimiento social podía tener un grupo de gente que seguía a un galileo crucificado? Los hombres y mujeres cristianos eran la imagen viva del fracaso, como lo fue su Maestro.

El evangelista acaba el texto de las bienaventuranzas con un grito lleno de júbilo y esperanza: “Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en los cielos”. Pero no hay que esperar a llegar al cielo (parece que dice Mateo), porque aquí y ahora ya sois sal y luz.

Pero si la sal se estropea no hay manera de devolverle su capacidad de salar. No valía como salario, ni para los hornos; solo servía para reforzar los caminos.

Si los cristianos apostataban, por miedo a las persecuciones o a la muerte ¿cómo podrían recuperar el amor primero, la pasión del seguimiento? Si el Evangelio se desvirtuaba ¿quién le devolvería la garra con la que predicó Jesús la Buena Noticia?

Hoy, junto a la sal tenemos otros productos que potencian el sabor. Seguramente se podría prescindir de la sal en la alimentación y no notaríamos que había sido sustituida por otro producto.

Algo semejante ocurre con el evangelio. La fuerza de una Buena Noticia que ha revolucionado la historia se ha ido desvirtuando en los países ricos y se va sustituyendo por migajas que no sacian el hambre y por “tiritas” que no curan las heridas de la humanidad.

En la educación religiosa y la catequesis se suele poner más el acento en lo que no somos y en lo que hacemos mal que en recordarnos que somos tan imprescindibles y valiosos como la sal.

Si no somos conscientes de esto ¿cómo vamos a despertar esa conciencia en quienes nos rodean?

Vosotros sois la luz del mundoEstos versículos se escribieron en una sociedad en la que la llegada de la noche sumía en la oscuridad total, abundaban los peligros y la gente intentaba guarecerse en alguna aldea, en lugar de seguir el camino.

¿Quién podía permitirse el lujo de iluminar por la noche el camino? ¿Quién era tan tonto que malgastaba el aceite de una lámpara, poniéndola debajo del cajón con el que se medía el trigo (celemín)?

Todavía ahora se cuelgan los candiles en lugares altos, en los que alumbren lo más posible, así se economiza aceite.

¡Qué lejanas nos resultan estas imágenes de la luz y la oscuridad si no hemos experimentado una oscuridad total!

Quienes sufrieron el apagón que se produjo en Nueva York, del 13 al 14 de julio de 1977, contaron que habían vivido situaciones de auténtico pánico;  por ejemplo, las personas que se quedaron atrapadas durante horas en el Metro, hasta que pudieron ser evacuadas; o encerradas en los ascensores de los rascacielos.

A consecuencia de la caída de varios rayos, casi toda la ciudad quedó sin suministro eléctrico, en medio de una severa ola de calor. El pillaje se extendió, hasta el punto de que arrestaron a unas 4.500 personas que fueron sorprendidas saqueando viviendas y comercios. Y muchas personas temieron toparse con un hombre que había cometido varios asesinatos en esa ciudad y andaba suelto.

¿Cómo nos sentiríamos nosotros si nos perdemos en un monte, en una noche sin luna, y sin ningún medio para iluminarnos? ¿Qué sentimos si  descubrimos a lo lejos la luz de las linternas de quienes vienen a rescatarnos?

Muchas homilías son soporíferas y no tienen relación con lo que está viviendo la comunidad o la parroquia. ¿Dónde tomamos conciencia de que somos luz? ¿Dónde, cuándo y cómo nos recordamos que somos como una central eléctrica, por la corriente que nos une? ¿Cómo podemos recuperar el potencial “energético” que tenemos las comunidades cristianas? ¿Nos damos cuenta de los profundos cambios sociales que pueden operarse cuando este potencial se pone en marcha?

La luz que somos ¿no se ha ido diluyendo con las pequeñas luces de las pantallas, que nos absorben la energía, nos entretienen y nos anestesian?

Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.»

Hay un tiempo para cada cosa. Hay un tiempo para pasar desapercibidos, como levadura en la masa, y hay un tiempo para dar testimonio y que se vea el dinamismo del talante cristiano.

Pero siempre hace falta un requisito imprescindible: que el ego se acalle para que se perciba al Abba como la Luz y la Sal, de donde proceden nuestra sal y nuestra luz.

Marifé Ramos González

Fuente Fe Adulta

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.