Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Rudolph Giuliani’

Guinness (y otras cervezas) se suman al boicot a los desfiles de San Patricio de Nueva York y Boston por discriminar a los grupos LGTB.

Sábado, 22 de marzo de 2014

repositorio_obj_3086_1393886174La exclusión expresa de los grupos LGTB de desfiles de San Patricio tan importantes como los de Nueva York o Boston resulta cada vez más difícil de defender por parte de sus organizadores y encuentra más respuesta social. Buena muestra de ello es el hecho de que este año 2014 diversas marcas de cerveza hayan decidido sumarse al boicot a las marchas no inclusivas. Entre ellas se encuentra Guinness, la marca de cerveza irlandesa más conocida del mundo. Una decisión que ha indignado a personalidades y organizadores conservadoras, como el magnate Rupert Murdoch o la Liga Católica.

En dosmanzanas nos hemos referido en diversas ocasiones a la polémica que rodea la exclusión de grupos LGTB de los desfiles de San Patricio, y más en concreto del de Nueva York, el más multitudinario del mundo. Hace pocas semanas recogíamos por ejemplo como el nuevo alcalde, Bill de Blasio, anunciaba su boicot al desfile, una decisión que suponía la ausencia del alcalde de Nueva York por primera vez en los últimos 20 años de un acto en en el que cualquier atisbo de representatividad LGTB (banderas, pins, pancartas, etc.) está prohibida. La organizadora oficial del desfile, la Orden de los Hiberneos (Ancient Order of Hibernians, una sociedad vinculada al nacionalismo tradicionalista irlandés) justifica su negativa en que se trata de “un desfile religioso”, a pesar de que hace años que San Patricio se convirtió en una celebración secular que moviliza a cientos de miles de personas.

El de Nueva York es quizá del caso más paradigmático: ya en 1993 David Dinkins (su primer alcalde afroamericano) boicoteó la marcha después de que los tribunales confirmaran que la prohibición de participar a los grupos LGTB era legal. Una decisión judicial que fue recibida como una gran victoria por el ya fallecido cardenal John O’Connor, arzobispo de Nueva York. Ninguno de los sucesores de Dinkins, Rudolf Giuliani y Michael Bloomberg, repitió el gesto. Pero no se trata del único caso: también el nuevo alcalde de Boston, Martin Walsh, decidía este año no acudir al desfile de su ciudad por la misma razón. Decisión que tomó después de semanas de discusión con los organizadores, que no dieron su brazo a torcer a pesar de que el propio Walsh es hijo de irlandeses emigrados a Estados Unidos.

De hecho, la polémica en torno a los desfiles de San Patricio discriminatorios ha llegado a la propia Irlanda, donde la postura de los tradicionalistas no encuentra precisamente comprensión. La que entonces era presidenta de Irlanda, Mary McAleese, rechazó en 2010 el cargo de “grand marshal” del desfile de Nueva York por ese motivo. Y en 2011 fue el ministro irlandés de Exteriores, el laborista Eamon Gilmore, el que criticó abiertamente la discriminación de los colectivos LGTB. “Excluir no es propio de irlandeses”, afirmó entonces Gilmore.

Menos preocupado por la ausencia de los LGTB se ha mostrado sin embargo el primer ministro irlandés, Enda Kenny, de visita en Estados Unidos estos días, que aunque no ha asistido propiamente a los desfiles de San Patricio (sí a otros actos relacionados con la festividad) no ha querido condenar la exclusión argumentando que estos desfiles tienen que ver con el hecho de ser irlandés y no con la sexualidad.

Guinness, Samuel Adams o Heineken se suman al boicot

Pero si un hecho supone este año un simbólico punto de inflexión ese es la decisión de Guinness de retirar su patrocinio al desfile de San Patricio de Nueva York. “Guinness cuenta con una sólida historia de apoyo a la diversidad y de defensa de la igualdad para todos. Teníamos la esperanza de que este año se pusiera fin a la política de exclusión. Dado que esto no ha sucedido, Guinness retira su participación”, declaraba un portavoz de Diageo, la compañía británica propietaria de la histórica marca irlandesa.

La decisión de Guinness se conocía después de que otras marcas de cerveza, como Samuel Adams (fabricada precisamente por Boston Beer Company, con sede en Boston) o Heineken, hicieran lo propio. Pero el especial simbolismo de Guinness es indudable. No es de extrañar que el magnate de la prensa Rupert Murdoch, conocido por su conservadurismo, reaccionara indignado. “¿Dónde acabará esto? Guinness se retira de un desfile religioso acosada por organizaciones gays”, se quejaba en Twitter, para pedir justo después el boicot a la marca. Lo que Murdoch no explicaba es por qué si San Patricio es un desfile meramente religioso lo patrocinaba una marca de cerveza…

También la Catholic League for Religious and Civil Rights (“Liga Católica para los Derechos Religiosos y Civiles”), organización católica que hace tres años culpaba a la homosexualidad de los casos de abusos sexuales a menores por parte del clero católico, ha mostrado su enfado con las mencionadas marcas de cerveza y ha hecho un llamamiento a boicotearlas. “Yo ya me he tomado mis últimas Guinness y Sam Adams. Heineken siempre ha sido basura, ahí sí que no hay ningún sacrificio”, ha declarado Bill Donohue, su presidente. “Apremio a los católicos y a todos aquellos que creen en la tolerancia, en la diversidad y en la Primera Enmienda, que se unan a mi en el boicot a estas cervezas”, ha añadido.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El nuevo alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, no participará en el desfile de San Patricio por excluir a los grupos LGTB

Viernes, 7 de febrero de 2014

Bill-de-BlasioBill de Blasio, alcalde de Nueva York desde el 1 de enero, ha anunciado que no participará en el tradicional desfile del Día de San Patricio debido a la exclusión del mismo de los grupos LGTB. Será la primera vez en 20 años que el alcalde de la ciudad no estará presente en el acto más simbólico de la principal festividad de la comunidad irlandesa.

La polémica en torno a la exclusión de cualquier atisbo de representatividad LGTB en el desfile de San Patricio no es ni mucho menos nueva. Cualquier referencia al tema (banderas, pins, pancartas, etc.) está estrictamente prohibida. Los organizadores del desfile, la Orden de los Hiberneos (Ancient Order of Hibernians, sociedad vinculada al nacionalismo tradicionalista irlandés para pertenecer a la cual hay que tener sangre irlandesa y ser católico) justifican su negativa en que se trata de “un desfile religioso”, a pesar de que hace años que San Patricio se convirtió en una celebración secular que moviliza a cientos de miles de personas.

Ya en 1993 el entonces alcalde, David Dinkins, boicoteó la marcha después de que los tribunales confirmaran que la prohibición de participar a los grupos LGTB era legal. Una decisión judicial que entonces fue recibida como una gran victoria por el ya fallecido cardenal John O’Connor, arzobispo de Nueva York. Ahí quedó la protesta. Ninguno de los sucesores de Dinkins, Rudolf Giuliani y Michael Bloomberg, repitió el gesto. Sin embargo, hace pocos años la polémica volvía a ganar calado político. En 2009 la entonces concejala Christine Quinn, abiertamente lesbiana (y por cierto rival de Bill de Blasio en las primarias demócratas para la alcaldía) intentó reunirse con los organizadores sin obtener respuesta alguna. La polémica acabó por llegar a la propia Irlanda, donde la postura de los tradicionalistas no encontró precisamente comprensión. La entonces Presidenta de Irlanda, Mary McAleese, rechazó en 2010 el cargo de “grand marshal” del desfile por ese motivo. Y en 2011 fue el ministro irlandés de Exteriores, el laborista Eamon Gilmore, el que criticó abiertamente la discriminación de los colectivos LGTB. “Excluir no es propio de irlandeses”, afirmó entonces Gilmore.

Bill de Blasio, que pasa por ser un político comprometido con los derechos LGTB, ha recuperado 20 años después del gesto de Dinkins. “Simplemente estoy en desacuerdo con los organizadores del desfile en la exclusión de algunas personas de esta ciudad”, ha afirmado el alcalde en rueda de prensa. Una decisión que ha merecido las críticas del presidente de la Liga Católica, William Donohue, que ha dicho sentirse “encantado” de no tener que desfilar junto a alguien que “no quiere ver su nombre asociado a los irlandeses católicos”. De Blasio sí ha confirmado que acudirá a otros eventos relacionados con el Día de San Patricio.

De Blasio también ha recibido críticas de aquellos que consideran que su gesto no es suficiente, y que debería haber dado orden de no participar en el desfile al personal uniformado dependiente del Ayuntamiento, como bomberos u oficiales de policía. Una idea que el alcalde ha rechazado de plano, al considerar que aquellos trabajadores que deseen ir al desfile con su uniforme están en el derecho de hacerlo.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.