Inicio > Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI, Iglesia Católica > “Los cristianos LGBTQI+ no somos cristianos de segunda categoría”

“Los cristianos LGBTQI+ no somos cristianos de segunda categoría”

Sábado, 25 de junio de 2022

6A72613E-920F-44CC-992B-9729541D3C7B


Manifiesto 25 de junio del Centro Arrupe de Valencia

“Es la primera vez que desde los grupos de diversidad LGBTQI+ del Centro Arrupe nos hemos animado a salir en la manifestación”

“Influencers y algunas personas religiosas echazan la celebración y a la comunidad LGBTQI+. El jesuita James Martin nos invita a cambiar el foco y a centrarnos en la definición de orgullo que habla del reconocimiento de la dignidad humana”

“Además, en junio celebramos, como personas católicas, el mes del sagrado corazón de Jesús. Celebramos un corazón inmenso, un corazón que quiere y acepta a todas y a cada una de las personas de la humanidad”

“Hoy queremos decir que estamos aquí, que los cristianos LGBTQI+ no somos cristianos de segunda categoría. Gracias a todes y feliz día del Orgullo LGBTQI+”

Centro Arrupe de Valencia

Estimades amigues:

Gracias a todes les que os habéis acercado a celebrar el Orgullo LGBTQI+ con nosotres. Es la primera vez que desde los grupos de diversidad LGBTQI+ del Centro Arrupe nos hemos animado a salir en la manifestación. Por eso mismo, el hecho de que estemos aquí, personas aliadas y LGBTQI+, hace de esta ocasión una celebración y una fiesta. Somos testimonio de que queremos ser y propiciar un cambio en la Iglesia.

Pero, ¿y por qué celebrar el orgullo? El orgullo es uno de los pecados capitales y es el argumento que están utilizando medios, influencers y algunas personas religiosas para rechazar la celebración del orgullo y a la comunidad LGBTQI+; sin embargo, el jesuita James Martin nos invita a cambiar el foco y a centrarnos en la definición de orgullo que habla del reconocimiento de la dignidad humana. Nos invita a la celebración de la dignidad de un grupo de personas que durante mucho tiempo se han sentido tratadas como desechos, han sido marginadas; y, de forma más concreta para los católicos, nos invita a la celebración festiva de estas personas como amadísimes hijes de Dios.

Además, en junio celebramos, como personas católicas, el mes del sagrado corazón de Jesús. Celebramos un corazón inmenso, un corazón que quiere y acepta a todas y a cada una de las personas de la humanidad, creadas todas a imagen y semejanza de Dios. Como dice el hermano Rick Riccioli: una persona es más sagrada que cualquier iglesia, porque somos presencia de Dios.

Hoy queremos decir que estamos aquí, que los cristianos LGBTQI+ no somos cristianos de segunda categoría solo por el hecho de que nuestra identidad sexual y de género no sea la tradicional. Hoy nos hemos juntado porque queremos reivindicar nuestros derechos, pero también celebrar la diversidad dentro de la Iglesia, porque una Iglesia inclusiva es una Iglesia abierta, misericordiosa y en movimiento, una Iglesia que se deja guiar por el Espíritu en vez de quedarse encerrada en normas y leyes por miedo a lo diferente. Ya lo dijo San Pablo en la segunda carta a los corintios: “la ley mata; mientras que el Espíritu da vida”.

Gracias a todes y feliz día del Orgullo LGBTQI+

 1FC7C742-C3E8-4735-8B0A-9D023E8F2E7C

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.