Inicio > General, Historia LGTB, Iglesia Católica > El Obispo brasileño Antonio Carlos Cruz Santos dice que la homosexualidad es un “regalo de Dios”

El Obispo brasileño Antonio Carlos Cruz Santos dice que la homosexualidad es un “regalo de Dios”

Miércoles, 16 de agosto de 2017

antonio_carlos_cruz_santosEl Obispo brasileño Antonio Carlos Cruz Santos dice en un sermón que si la orientación sexual no es una enfermedad ni una elección, entonces sólo puede ser un regalo de Dios.

El pasado 30 de julio, durante su homilía en la Misa de Santa Ana, siempre marcada el domingo siguiente a la fiesta de los santos Joaquín y Ana, el obispo de Caicó en el estado de Rio Grande do Norte que la homosexualidad es un “regalo de Dios”.

Viendo la reacción que generó su homilía, el obispo emitió una declaración diciendo que su único objetivo era “salvar vidas” .

El Obispo, que fue designado por el Papa Francisco afirmó textualmente:

“Si no es una elección, si no es una enfermedad, desde la perspectiva de la fe sólo puede ser un Don… El evangelio por excelencia es el evangelio de la inclusión. Y el evangelio es una puerta estrecha, sí, demanda amor; pero es una puerta que siempre está abierta. Cuando miras a la homosexualidad no puedes decir que es una opción.”

Y le explicó a los feligreses que una opción es una elección que una persona hace mientras que la orientación sexual es algo que una persona descubre “un día”.

El Obispo explicó que aunque una persona no pueda elegir cuál es su orientación sexual, sí puede elegir cómo vivirla: “de una forma digna y ética o de forma promiscua. Pero la promiscuidad puede vivirse en cualquiera de las orientaciones.

El obispo dijo entonces que la homosexualidad no ha sido considerada como una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud desde la década de 1990, y teniendo en cuenta esto, y el hecho de que una persona no elige ser gay, la atracción por el mismo sexo sólo puede serregalo de Dios. Es dado por Dios. Pero quizás nuestros prejuicios no reciban el don de Dios.

Después, el Obispo, hizo una comparación entre los prejuicios racistas y los prejuicios LGBTfóbicos. Durante su homilía, Cruz dijo que cuando se aceptaba la esclavitud, los negros no eran considerados humanos, “dijeron que los negros no tenían alma”, por “prejuicios”. “Así como pudimos saltar, en la sabiduría del Evangelio, y superar la esclavitud, ¿no es el momento de saltar, desde una perspectiva de fe, y superar los prejuicios contra nuestros hermanos que experimentan la atracción del mismo sexo?” -preguntó el obispo.

El prejuicio, dijo, es un “concepto ante una experiencia”, y es lo que cegó a las generaciones a la esclavitud, y lo que ciega a Europa hoy en día al “drama de los refugiados”.

Cruz, nombrado obispo por el Papa Francisco en 2014, después de haber servido en algunas de las favelas más infames de Brasil, dijo que el pontífice argentino es a veces acusado por “algunos que quieren ser más romanos que el papa”,  que dicen que nos estamos vendiendo a nosotros mismos, que está vendiendo la doctrina de la Iglesia, por algo barato. “En verdad, lo que el Papa Francisco quiere es hacer de la misericordia el punto de partida de la doctrina católica”, dijo. “Y la misericordia, la gente, no es barata: la misericordia es muy cara. Cristo pagó un alto precio por la misericordia “.

Cruz también citó la famosa frase de Francisco: “Si alguien es gay y está buscando al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”, Agregando, al igual que el Papa en su momento, en el vuelo de regreso de Río de Janeiro en 2013, que el Catecismo de la Iglesia Católica dice que los gays no deben ser marginados de la sociedad. “Sería bueno para los católicos ortodoxos leer el Catecismo de la Iglesia Católica”.

El prelado citó también el documento de Francisco sobre la familia, Amoris Laetitia, en el que el Papa habla de “acompañar, discernir y dar la bienvenida” a las familias en uniones irregulares, reconociendo que aunque estaba dirigida a católicos divorciados y civilmente casados nuevamente, se puede aplicar a las personas gays también.

Toda esta revelación del Obispo,  la justificó después en un comunicado en el que explicó que antes de dar ese sermón había estado escuchando en la radio una entrevista en la que se hablaba del alto porcentaje de suicidios entre la comunidad trans brasileña; lo que le llevó a darse cuenta de la necesidad de cambiar su mensaje y a que la Iglesia sea más respetuosa con la diversidad sexual. Al oír este informe, dijo, empezó a pensar en “tantos hermanos y hermanas de orientación homosexual que se sienten mal entendidos y malaventurados por nosotros, que somos Iglesia, por sus familias, por su sociedad e incluso por ellos mismos, como lo fue en los días de la esclavitud “. En sus propias palabras, fue “un sermón para salvar vidas.

La homilía del obispo, disponible en video en YouTube, fue elogiada por algunos y criticada por muchos otros, que incluso llaman a sus palabras una herejía y exigieron que el Vaticano se involucre.

Viendo las muchas reacciones, Cruz publicó una declaración en el sitio web diocesano el domingo, una semana después de su homilía. En él, el obispo se mantuvo en sus comentarios, diciendo que su objetivo era “salvar vidas, contribuyendo para que podamos superar los prejuicios que matan”.

El obispo dijo que no quería inducir a nadie a cometer un error, sino que siguió las directrices de la iglesia y de Francisco. “Como decía el Papa Francisco muchas veces, la gente ya conoce de memoria la doctrina de la Iglesia sobre el aborto, el divorcio y los actos homosexuales”, escribió Cruz. “Nos pide que no nos obsesionemos con el pecado, aumentando las heridas de estas personas e insistiendo en que las puertas de la iglesia están abiertas para recibir, instruir, discernir, amar para traer la salvación a todos sin excepción”.

El obispo también escribió que su intención al abordar el tema era meramente pastoral, que él  lo único que ha hecho ha sido aconsejar a su congregación y no desafiar las enseñanzas del catolicismo y que él no está desafiando las enseñanzas del Catecismo. Además, cita el punto 2358 del Catecismo de la Iglesia Católica.: “Esta inclinación, que es objetivamente un desorden, constituye para muchos de ellos una prueba. Deben ser aceptados con respeto, compasión y sensibilidad. Cada señal de discriminación injusta hacia ellos ha de ser evitada.

En fin, para los que esperaban más… al final el Catecismo es quien manda, no el Evangelio…

Fuente | Crux Now

General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.