Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ayúdales a volver’

Historias de Qaraqosh: “Yo era una niña cuando cargué las piedras para construir la iglesia”

Miércoles, 21 de febrero de 2018

ruinasiglesiaqaraqosh_560x280Más de 4.000 familias ya están de vuelta en la ciudad iraquí, gracias a AIN

Rahel, cristiana anciana: “Nuestra historia está allí. Es nuestro hogar”

(María Zarco, Ayuda a la Iglesia Necesitada).- En Qaraqosh, se abandonaron las casas y las pertenencias, pero no los recuerdos. Muchos de los cristianos de esta ciudad iraquí han visto cómo se ensanchaban sus barrios, como aumentaba la población o cómo se construía su Iglesia.

Este es el caso de Rahel, una anciana que contiene en su memoria la historia de Qaraqosh: “Es la cuna de mi abuelo y de mi abuela. Nuestra historia está ahí. Ahí construimos 11 iglesias. Yo era una niña cuando cargué en mis hombros las piedras para construir la iglesia de Santa María. Es nuestro hogar.

Otras persona apenas tienen un vago recuerdo de lo que fue su ciudad, debido a su corta edad. Es el ejemplo de Helda Khalid Jacob Hindi, una niña de 10 años que admite estar encantada con su nueva vida, con su futuro y sus seres queridos.

la-nina-helda-khalid-jacob-hindi-cristiana-iraquiJunto con sus padres y su hermano pequeño, acaban de regresar de nuevo a Qaraqosh, después de pasar 3 años exiliados en zonas seguras del Kurdistán iraquí. A pesar de su corta edad, recuerda con nitidez la noche del 6 de agosto de 2014, cuando los habitantes de Qaraqosh tuvieron que huir en mitad de la noche solo con lo puesto ante el avance de las tropas del Daesh. A pesar de este terrible recuerdo, la esperanza está presente en su mirada. Esta familia pasa a formar parte de las más de 4.000 que ya están de vuelta, en la que es la ciudad cristiana más grande de Irak.

Mantener la fe y la cultura cristiana

La fe de los cristianos de oriente es su pilar fundamental, resistente a grandes sufrimientos. Fueron amenazados y expulsados, aunque esto no fue suficiente para el Daesh. Decidieron ensañarse con todo lo que encontraban a su paso, poniendo especial atención en todo lo cultural y religioso. Como un intento a la desesperada por borrar la historia cristiana de Irak.

“Isis intentó atacar no solo las Iglesias, sino también las familias, al cristianismo. Querían aniquilar a la población y a su propia historia”, afirma el padre Najeeb, director del Centro Digital de Textos Orientales de Erbil.

Antes de la llegada del Daesh, este sacerdote iraquí tenía en su convento en Qaraqosh miles de libros y documentación, sobre la historia cristiana de la Llanura de Nínive. Preso de un mal presentimiento, archivó todo lo que pudo y lo trasladó a Erbil, capital del Kurdistán iraquí.

“Cuando tomo uno de los manuscritos en mis manos, pienso en los cientos, tal vez miles de personas que lo han usado. Y han orado con ellos por más de mil años: cuántos ojos, cuántas bocas, cuántas manos los han tocado hasta ahora. Por eso es importante conservarlos en nuestra comunidad ancestral”.

una-iglesia-destruida-por-el-daesh-en-qaraqoshEs primordial, sobre todo para aquellos que no conocen el pasado, tener recuerdos de lo que ha sido la historia cristiana del país: Para nosotros es muy importante salvar nuestra herencia cultural y guardarla para las futuras generaciones. Si queremos criar a nuestros hijos para el futuro debemos cuidar las raíces. El árbol con raíces tiene futuro. Sin raíces no hay futuro”, explica el sacerdote iraquí.

Las raíces del cristianismo en Irak se mantienen, principalmente, porque quieren permanecer en sus tierras. No solo eso, sino que su fe inquebrantable se siente en sus testimonios y en sus deseos, tanto de los más jóvenes como de los más ancianos. Además, el mantenimiento de la cultura ha sido otro foco de lucha importante para preservar la historia cristiana de Irak.

Con la campaña “Ayúdales a volver” la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada acompaña a los cristianos iraquíes motivando su retorno, así como el proyecto de reconstrucción de tantos hogares demolidos por el Daesh.

Fuente Religión Digital

Iglesia Católica , , , ,

Más de 30.000 cristianos iraquíes regresan a sus casas tras tres años como refugiados

Lunes, 12 de febrero de 2018

los-cristianos-vuelven-a-irak_560x280‘Ayúdales a volver’, campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Casi tres mil casas reconstruidas; quedan más de 10.000

“Queda todavía mucho por hacer, pero seguro que lo vamos a lograr”

El cardenal Sako pide a la comunidad internacional una solución para los cristianos de Irak

Un total de 30.824 cristianos de Irak, han podido regresar a sus casas, aunque sea compartiendo vivienda, después de tres años viviendo como refugiados, según informa Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN, por sus siglas en inglés), citando datos facilitados por el Comité de Reconstrucción de Nínive, a 25 de enero de 2018.

En concreto, la fundación pontificia pone de relieve que han sido reconstruidas 2.851 de las 13.088 casas destruidas por el Daesh en las poblaciones cristianas de la Llanura de Nínive, por lo que han podido volver a sus lugares de origen, un total de 6.763 familias.

Esto ha sido posible, según precisa el director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España, Javier Menéndez Ros, gracias a las donaciones que han realizado los ciudadanos en el marco de la campaña ‘Ayúdales a volver, promovida por la propia fundación.

Alqosh, Telleskuf, Baqofa, Batnaya, Telekef, Bahzani, Bashiqua, Bargella, Karamlesh y Qaraqosh son las nueve poblaciones a reconstruir. Hasta el momento, Telleskuf es las que más habitantes ha visto retornar a sus casas, un 67 por ciento de su población, y Qaraqosh es la ciudad con más casas dañadas registradas. “Queda todavía mucho por hacer, pero estamos seguros de que lo vamos a lograr”, asegura Menéndez Ros.

Para poder continuar el trabajo de reconstrucción, el director de ACN en España recuerda la llamada que les hacen los cristianos de Oriente Medio: “Hagan todo lo posible por apoyarnos, porque los cristianos de Irak estamos a punto de extinguirnos. ¡Ayúdennos!”.

Para apoyar la campaña ‘Ayúdales a volver‘, pincha aquí:

Fuente Agencias/ Religión Digital)

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

La traición a los cristianos de Mosul: la ruptura de la confianza

Martes, 30 de enero de 2018

ziniapadresamirfamilia_560x280Cristianos iraquíes de Mosul

“Heridas aún sangrantes y abiertas” en la “perla del norte” de Iraq

Ayuda a la Iglesia Necesitada trabaja para que 12.000 familias puedan volver a sus casas

(Ayuda a la Iglesia Necesitada).- “No va a haber problema, podemos vivir juntos como hasta ahora, cuidaremos de vosotros”. Estas fueron las palabras de los vecinos musulmanes de Zinia, una madre de familia cristiana que vivía en la ciudad de Mosul.

El 10 de junio de 2014 la segunda ciudad más importante de Irak comenzó a llenarse de hombres de negro y banderas del autodenominado Estado Islámico. A diferencia del resto de ocupaciones, hubo un periodo de relativa convivencia entre cristianos, musulmanes y terroristas.

Sin embargo, la tensión era cada vez más evidente. Aunque los milicianos del Daesh intentaron dar tranquilidad a los cristianos: “No os va a pasar nada, no os preocupéis”.

Poco a poco, estos mismos milicianos fueron tomando el control de toda la ciudad. Un mes más tarde, el 18 de julio, un grupo de terroristas se encargó de distribuir una circular informativa de instauración del Califato. Era un viernes de oración para los musulmanes. En dicho comunicado apareció el ultimátum: una semana para abrazar el islam o abandonar la ciudad. Una vez cumplido el plazo, “la única opción será la espada”.

Aún contemplando la posibilidad de quedarse, el grupo terrorista exigía el pago de la “Jizya”, un impuesto destinado a los no musulmanes que ascendía a los 450 dólares mensuales. Una cantidad desorbitada para los cristianos del norte de Irak.

Había llegado el momento de abandonar sus hogares; fue entonces cuando “mi casa fue marcada”, comenta Zinia. En los días posteriores, los militantes del Daesh se dedicaron a marcar las casas de familias cristianas con la “n” de Nasrani, una denominación árabe que utilizan como insulto a los seguidores de Jesús.

“Si te vuelvo a ver te mato”

joven-cristiano-de-la-ciudad-iraqui-de-mosulTras el ultimátum llegó la ruptura de la confianza. Otro cristiano de Mosul recibió amenazas de su vecino musulmán, con el que había convivido durante 30 años. Tienes 24 horas para marcharte, si te vuelvo a ver te mato porque tengo derecho a quedarme con tu casa, con tu propiedad”.

A pesar de la traición, el cristiano no se marchó sin despedirse de él: “¿Qué haces todavía aquí? Te dije que si te veía te mataría”, afirmó sorprendido el vecino musulmán. “Sí, lo sé bien, pero somos vecinos desde hace 30 años, ¿cómo podía marcharme sin despedirme?”, le contestó su amigo cristiano. El musulmán arrepentido le suplicó que le perdonara, sin embargo, ya no había alternativa: No hay sitio para los cristianos en Mosul. Nos vamos.

Zinia también experimentó la traición de sus conciudadanos musulmanes: “Todos nuestros vecinos de Mosul se unieron a ellos. No todos son del Daesh, pero no dudaron en colaborar con ellos”.

Dos días antes de que se cumpliera el plazo, la familia de Zinia decidió abandonar la ciudad. Esta madre de familia pudo mirar cara a cara a los milicianos del Daesh, quienes no dejaron de proferirle amenazas para que abandonara su hogar, o bien se decidiera a cooperar.

zinia-joven-cristiana-de-mosulAlgunos cristianos cogieron su coche y huyeron. La familia de Zinia no tuvo tanta suerte, por lo que se vieron obligados a abandonar Mosul a pie. Desde las 12 de la noche hasta las 5 de la madrugada: “Fui todo el camino rezando”, confesaba Zinia al borde del llanto. Salieron con lo puesto y unas pocas pertenencias.

Desgraciadamente, el Daesh les interceptó en su huída y les quitaron todo lo que llevaban.

En 2003, la comunidad cristiana de Mosul contaba con 35.000 fieles. Once años más tarde, el número de cristianos se redujo a 3.000. Hoy no queda un solo cristiano. Conocida como “la perla del norte” esta ciudad fue cuna de la presencia cristiana en el siglo III, una presencia ininterrumpida hasta la llegada del Daesh en 2014.

A día de hoy, tras el derrocamiento del Daesh en las ciudades cristianas del norte de Irak, no hay un solo cristiano registrado que quiera volver a Mosul. La ruptura de la confianza fue definitiva, como una herida aún sangrante y abierta.

Además de Zinia y su familia, otras 12.000 familias cristianas quieren volver a sus hogares, destruidos por el Daesh desde su llegada en 2014. Por ello, la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada trabaja en la campaña “Ayúdales a volver, que busca la reconstrucción de las casas cristianas de la llanura de Nínive, en el norte de Irak.

Fuente  Ayuda a la Iglesia Necesitada, vía Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Islam , , , , , , , , ,

Bartella resurge después del Estado Islámico: los primeros cristianos vuelven a casa

Lunes, 29 de enero de 2018

markmattiishaq_560x280

Ayuda a la Iglesia Necesitada ayuda a reconstruir la ciudad iraquí

“Esta es nuestra ciudad, nuestra vida, nuestra historia”, cuentan emocionados

“Deseo decir a todas las familias de Bartella que regresen aquí. Hay agua y electricidad, y la Iglesia nos ayuda. Agradecemos a ACN que nos haya ayudado a reparar nuestra casa. Es realmente bonito volver a vivir aquí”

(Ayuda a la Iglesia Necesitada).- En los pueblos de la Llanura de Nínive, que fueron ocupados y saqueados entre 2014 y 2016 por el autodenominado Estado Islámico (EI), el olor a pintura fresca sustituye por fin el hedor a quemado. En Bartella, el primer pueblo iraquí de la Llanura de Nínive liberado de las manos del EI, han regresado a sus casas recién reconstruidas las heroicas seis primeras familias ortodoxas, tras un exilio de tres años en el Kurdistán iraquí.

Antes de la ocupación por el EI, que comenzó el 6 de agosto de 2014 y terminó con su liberación el 20 de octubre de 2016, en Bartella vivían 3.400 familias. Tres años de rapiña y destrucción por parte del EI han dejado sus huellas. Unas 94 casas de familias ortodoxas y católicas sirias han quedado completamente destruidas (bombardeadas o hechas estallar); 364 han sido víctimas de las llamas y 1.372 fueron dañadas al menos ligeramente.

panoramica-de-una-calle-de-bartellaEl NRC (Comité de reconstrucción de Nínive), coordinado por el padre Andrzej Halemba, director del departamento de Oriente Próximo de la Fundación Pontificia Internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), ha reconstruido ya 17 casas; otras 150 están esperando a la financiación, después de las estimaciones de costes llevadas a cabo por los ingenieros, para poder iniciar los trabajos.

200 familias esperan volver pronto

“En Bartella, poco a poco vuelve a ponerse en funcionamiento la red de abastecimiento de agua. También la luz eléctrica vuelve poco a poco”, dice el joven ingeniero Noor Sabah Dana, responsable de la reconstrucción de las casas en el NRC.

Son pequeños milagros en un pueblo que muestra por todas partes las profundas cicatrices causadas por la ocupación yihadista. “Cada día vuelven al menos doscientas familias de Erbil a Bartella, para limpiar sus casas y volverlas a hacer habitables”, continúa Noor Sabah Dana. Esta es la razón por la que delante de las casas hay tantas bolsas de la basura. “La familias vienen aquí, tiran los escombros y hacen limpieza en sus casas”.

Hablan las familias que han regresado ya

mark-matti-ishaq-zora“Después de todo lo que ha pasado, volvimos a esta casa y pedimos ayuda a la Iglesia en Bartella”, expone Mark Matti Ishaq Zora, hijo de Matti, un agricultor del lugar a quien pertenece la casa. “Un equipo de expertos vino aquí e hizo un dictamen de todo lo necesario: pintura, instalación eléctrica, puertas y ventanas, tuberías. Esta es nuestra ciudad, nuestra vida, nuestra historia. Además, en Kurdistán estamos viviendo en malas condiciones económicas; la alimentación y los alquileres son caros. Por esto deseo decir a todas las familias de Bartella que regresen aquí. Hay agua y electricidad, y la Iglesia nos ayuda. Agradecemos a ACN que nos haya ayudado a reparar nuestra casa. Es realmente bonito volver a vivir aquí”.

Unos bloques más allá, en las palabras de otro propietario, Nohe Ishaq Sliman, puede reconocerse que está igualmente de emocionado por poder volver a mirar con esperanza al futuro. “Todos regresamos a Bartella, pues es nuestra ciudad; aquí he vivido desde mi infancia”, dice Nohe Ishaq Sliman mientras que un pintor, tras él, pinta la pared de su casa. “He bebido el agua del río Dijla y trabajo aquí como agricultor. Construí esta casa con mis propias manos. ¿Cómo me voy a ir? Agradezco a ACN que haya contribuido a la reparación de mi casa”.

nohe-ishaq-slimanLos desafíos que enfrentan los cristianos en las llanuras de Nínive son enormes: Actualmente hay registradas 14.000 familias que han huido de Mosul y de las planicies de Nínive viviendo en Erbil (aproximadamente 90.000 personas), cerca de 13.000 casas están por reconstruir.

Desde que comenzó la crisis, Ayuda a la Iglesia Necesitada ha proporcionado apoyo continuo a los refugiados cristianos en el norte de Irak. Hasta la fecha, se han donado un total de 34,5 millones de euros para ayuda de emergencia -incluidos alimentos, educación y vivienda- ayuda pastoral y reconstrucción. Toda la ayuda para la reconstrucción se está canalizando a través de la campaña “Ayúdales a volver”, que está posibilitando que el pueblo de Bartella vuelva a resurgir.

Fuente  Ayuda a la Iglesia Necesitada, vía Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica, Iglesia Ortodoxa, Islam , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.