Archivo

Entradas Etiquetadas ‘ANO (República Checa)’

La Cámara de Diputados de la República Checa admite a trámite una proposición de ley de matrimonio igualitario

Miércoles, 5 de mayo de 2021

Familia-002-660x400La igualdad matrimonial está un paso más cerca en la República Checa. La Cámara de Diputados del país centroeuropeo ha aprobado en primera lectura una proposición de ley, presentada hace casi tres años, para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. La votación supone la admisión a trámite de la medida, que se discutirá ahora en la correspondiente comisión parlamentaria. Para convertirse en ley, deberá superar una segunda y tercera lectura, la aprobación en el Senado y la firma del presidente. Para más contrariedad, los diputados han aceptado también la tramitación de una reforma para blindar a nivel constitucional el matrimonio excluyente.

La proposición de ley para legalizar el matrimonio igualitario en Chequia fue registrada en la Cámara de Diputados el 22 de junio de 2018. Se trata de una reforma del Código Civil por la que las parejas del mismo sexo tendrían acceso al matrimonio en igualdad de condiciones que las de distinto sexo. Por su parte, desaparecería la institución de la «pareja registrada» (registrované partnersví) que desde 2006 concede algunos derechos a las parejas del mismo sexo: «El principio fundamental de la reforma legal propuesta es proporcionar a las parejas del mismo sexo y sus hijos la misma dignidad y protección de la vida familiar que por ley viene proporcionada a los esposos y sus hijos, y con ello garantizarles una posición igual no sólo en la sociedad sino también ante la ley», se afirma en la exposición de motivos del proyecto.

La proposición la presentaron 46 diputados (de los 200 que componen la Cámara) de diferentes partidos políticos. Entre ellos ANO, la formación de corte liberal-populista que lidera el Gobierno y cuyo nombre en checo por cierto significa literalmente «sí». También apoyaron la medida miembros del Partido Pirata, la formación más claramente proLGTBI del espectro político checo, así como del KSČM (comunistas), ČSSD (socialdemócratas), TOP 09 (liberal-conservador) y STAN (regionalistas). No se unió, en cambio, ningún representante de ODS (conservadores), SPD (ultraderecha xenófoba) y KDU-ČSL (democristianos). Especialmente relevante fue el apoyo explícito del Gobierno de coalición entre ANO y ČSSD, que permitía un cierto optimismo sobre las perspectivas de aprobación.

Tras dos debates infructuosos en noviembre de 2018 y marzo de 2019, sin embargo, la continuación de la tramitación de la medida quedaba pospuesta sine die. Un estancamiento en el que fue determinante no tanto la oposición esperada de los partidos de derecha y ultraderecha, sino sobre todo la falta de compromiso verdadero de los partidos teóricamente favorables, con diputados que incluso se ausentaron de los debates. El pasado jueves, más de dos años después, la propuesta consiguió una mayoría en la Cámara de Diputados en primera lectura que le permite continuar su tramitación en comisión parlamentaria, donde se discutirá durante los próximos 80 días.

A continuación, volverá al pleno de la Cámara, donde se someterá a una votación en segunda lectura. Los diputados también pueden presentar una propuesta para rechazar el proyecto de ley, que se votaría en la tercera lectura, o una propuesta para devolver el proyecto de ley a la comisión para su reconsideración. Si el texto no se rechaza ni se devuelve a comisión, se procede a la tercera lectura, en la que se votan las posibles enmiendas presentadas y el proyecto en su conjunto. Los plazos indican que se podría llegar a este punto este mismo año, con la salvedad de que en octubre se celebran elecciones legislativas que podrían paralizar todo el proceso.

Tras una eventual aprobación en la cámara baja, el texto pasaría al Senado para su aprobación y, por último, al presidente de la República Miloš Zeman para que lo ratificara con su firma. Lo cual tampoco estaría garantizado, toda vez que Zeman adelantó en 2019 que vetaría una ley de matrimonio igualitario que llegara a su mesa. El veto del presidente puede ser revocado con una mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, como ocurrió en 2006 cuando el expresidente Václav Klaus rechazó firmar la ley de uniones civiles.

Hay un escollo adicional: los contrarios a la igualdad consiguieron el mismo jueves que su propuesta de blindar a nivel constitucional el matrimonio excluyente también recibiera el visto bueno de la Cámara de Diputados para su tramitación en comisión. Aunque la iniciativa tiene pocos visos de prosperar, podría entorpecer y alargar el debate del matrimonio igualitario. En definitiva, se abre un proceso aún largo e incierto pero que el activismo checo ha recibido con optimismo por el hito que supondría la entrada en vigor de la igualdad matrimonial por primera vez en un país del antiguo bloque del Este.

República Checa y derechos LGTBI: una situación prometedora

Ya en ocasiones anteriores ha sido noticia este país por noticias favorables para el colectivo LGTB. Por ejemplo, en julio de 2017 el Tribunal Constitucional dictaminaba el reconocimiento de la paternidad para los dos miembros de una pareja del mismo sexo cuando esta se encuentra reconocida en el extranjero. La decisión se produjo tras el recurso de una pareja formada por un ciudadano checo y un ciudadano danés, quienes contrajeron matrimonio en Estados Unidos y fueron padres por gestación subrogada en California. Esta sentencia se sumó a otras anteriores que iban también en la línea de la progresiva equiparación. También fue el Tribunal Constitucional checo el que en 2016 levantó la prohibición de adoptar niños de forma individual para las personas que conviven en una unión civil (posible para parejas del mismo sexo). Estaremos pendientes del desarrollo del actual proceso legislativo para ver si está en sintonía con estas positivas decisiones judiciales.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Praga celebra el Orgullo LGTB con la mirada puesta en la posible aprobación del matrimonio igualitario en la República Checa

Martes, 14 de agosto de 2018

0-jpg_1718483347Un año más ha tenido lugar la celebración del Orgullo LGTB de Praga, uno de los más tardíos de Europa, y cuyos actos se han extendido del 6 al 12 de agosto. Entre los protagonistas de este 2018 han destacado las familias LGTB, un gesto con el que los activistas checos buscan marcar terreno en un momento en el que la República Checa puede ver legalizado el matrimonio igualitario.

Como cada agosto desde 2011 se ha celebrado en Praga la semana del Orgullo LGTB. En esta ocasión, los organizadores han querido dar un especial protagonismo a las familias, una elección muy vinculada al debate sobre la posible aprobación del matrimonio igualitario en la República Checa. Como ya hemos informado, el proyecto de ley fue registrado el pasado 22 de junio. De ser aprobado, las parejas del mismo sexo tendrían acceso al matrimonio en igualdad de condiciones en derechos y obligaciones que las de distinto sexo. No va a resultar sencillo: el principal elemento a favor es el respaldo del propio Gobierno checo y de buena parte del partido gobernante, ANO. En contra, el hecho de que solo el Partido Pirata lo respalda de forma clara y públicamente unánime. Además, un grupo de diputados ha presentado un proyecto de enmienda a la Constitución para hacer imposible su aprobación, si bien requeriría del apoyo de dos tercios de la Cámara, algo improbable con la actual correlación de fuerzas (la aprobación del matrimonio igualitario requeriría «solo» de una mayoría absoluta).

En este contexto, los organizadores del Orgullo y los colectivos LGTB checos han decidido dar protagonismo a la igualdad de las familias LGTB, especialmente en el acceso al matrimonio y los derechos familiares. Buen ejemplo ha sido la exposición de fotografías del artista eslovaco Robert Vano, titulada «Jedna láska, jedno manželství» («Un solo amor, un solo matrimonio») y exhibida en la Estación central de ferrocarriles. Allí se han podido ver imágenes de gran formato de varias familias homoparentales del país, con el objetivo de visibilizar su realidad en uno de los lugares más transitados de la capital checa.

Pero también se han abordado otros temas, como la prevención del VIH/sida. En este sentido, se ha reservado un espacio para la prueba del VIH y otras ITS en el corazón del festival, el «Pride Village» en Střelecký Ostrov (La «Isla de los Cazadores»). El día 8 de agosto, el «duhová tramvaj» («tranvía del arco iris») recorrió las calles de la ciudad con una intervención de arte destinada a concienciar sobre la necesidad de hacerse la prueba. Igualmente, destaca como nota llamativa el que una parada de tranvía, cercana al Pride Village, haya cambiado su nombre por el de «Duhová» («arco iris»).

El Orgullo de Praga también destaca por la presencia notable de colectivos de creyentes LGTB, especialmente la asociación Logos, que engloba varios grupos en todo el país. Sus actividades están contempladas en el programa oficial y disponen de una caseta propia en la Isla de los Cazadores como punto de información permanente y lugar de la mayor parte de sus actividades (cada día celebran una oración o meditación a las 18 horas en torno a el tema de la identidad, así como dos oficios religiosos, al comienzo y el final del festival respectivamente). Este año, en especial, han contado con la presencia del británico Philip Baldwin, quien el pasado 8 de agosto habló sobre cómo pasó de abogado a activista LGTB y en favor de las personas con VIH y de ahí a hacerse cristiano sin que ello lo viviera como una contradicción.

Como es habitual en las celebraciones del Orgullo, la actividad principal fue la celebración, ayer sábado 11 de agosto, de la gran manifestación desde la Plaza de San Venceslao hasta el parque de Letná. Se estima que unas 40.000 personas participaron activamente (el año pasado fueron 35.000), una cifra que no ha parado de crecer desde 2011, tal y como se muestra en las gráficas de los propios organizadores. Una cifra especialmente significativa si se compara con otros países del antiguo bloque soviético, respecto de los que el Orgullo praguense destaca también por el apoyo institucional y la ausencia de incidentes o contramanifestaciones homófobas. En este sentido, merece la pena señalar que, según estimaciones de los organizadores, cerca de un cuarto de los asistentes procede de estos países, especialmente de Eslovaquia, Polonia y Ucrania. Parece claro que el Orgullo de Praga constituye para muchos la ocasión más cercana y accesible para encontrar una ocasión de libertad que en sus lugares de origen aún resulta muy difícil.

Desde el punto de vista político, ha destacado muy especialmente la implicación del Partido Pirata, tercera formación más votada en las elecciones de 2017, como el más claramente comprometido con la realidad LGTB. Aunque ya habían participado en años anteriores en la manifestación, en esta ocasión lo han hecho con su propia carroza, que, en obvia referencia al partido, ha adoptado la forma de barco pirata. «Como en otras ciudades del mundo, la semana del Orgullo se ha convertido en parte del calendario anual de actividades. El Prague Pride pertenece a nuestra ciudad: habla de libertad, tolerancia mutua y respeto a las diferencias, pero también de divertirse. Para mí, personalmente, es una semana para cargar energías, cuando la ciudad cobra vida y me alegra poder formar parte de ello», ha declarado Zdeněk Hřib, candidato pirata a la alcaldía de Praga.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.