Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Unidad Ciudadana’

Absolvieron a Mariana Gómez, condenada por defenderse de la policía: el fallo sienta un precedente contra la discriminación

Lunes, 12 de abril de 2021

0021678562La Cámara Nacional de Casación absolvió a Mariana Gómez de los cargos de lesiones leves y desacato a la autoridad, por los que fue condenada en 2019. El fallo reconoce la discriminación lesbofóbica de la Policía y del Poder Judicial.

Por Agencia Presentes

La Sala II de Cámara Nacional de Casación Penal absolvió a Mariana Gómez de los cargos de lesiones leves y desacato a la autoridad, por los que había sido condenada 2019. Aquella decisión judicial fue denunciada por organizaciones de derechos humanos como lesboodiante, y sacó a la calle a militantes feministas y de la diversidad sexual. Tras cuatro años de violencia institucional sistemática, Mariana obtuvo justicia. “Todavía no caemos, estamos muy emocionadas”, dijo a Presentes Rocío Girat, esposa de Mariana.

El caso se remonta a 2017, cuando Mariana y Rocío fueron increpadas por la policía cuando se besaban en una estación de subte de la Ciudad de Buenos Aires. Se las acusó de fumar en un lugar prohibido y Mariana terminó golpeada y encarcelada muchas horas en una comisaría. Dos años después, fue ella la condenada. “Para Marian, la condena significó la imposibilidad de acceder a un trabajo inscripto. Nadie quiere contratar a alguien con un antecedente penal por desacato a la autoridad, explicaba Girat a Presentes el año pasado.

mariana-gomez-1

Por su parte, el abogado de Mariana, Lisandro Teszkiewicz, se mostró muy satisfecho con el fallo de Casación, porque éste reconoce el sesgo discriminatorio de la Policía y el Poder Judicial e insta a acciones. “Sienta un predecente técnico y de políticas públicas”, dijo a Presentes.

“El fallo de Casación es interesante desde dos perspectivas. Una técnica y una de políticas públicas. La técnica aduce que no puede ser la jueza – Marta Yungano- quien se ponga en el lugar de parte acusadora. Ella establece en su fallo algo que ni la fiscalía argumentó en el juicio: que la supuesta agresión de Mariana a la oficial era más grave por tratarse de una servidora pública. La jueza tiene que ser una parte imparcial. Y la segunda parte del fallo hace referencia directa al carácter discriminatorio del accionar policial y del empleado de Metrovías. Además dice que la prohibición de fumar en un espacio público – razón que esgrimió la policía contra Mariana – se trata de una norma administrativa y no justifica el accionar policial. Esto marca un precedente técnico importante. Para finalizar, el fallo hace alusión a que cuando hay un acto discriminatorio por parte del Estado – en este caso de la Policía- la Justicia no puede convalidarlo”, dijo Teszkiewicz a Presentes. Y agregó: “Esto pone en evidencia la urgencia de la implementación de la Ley Micaela en el Poder Judicial”.

Se revierte un fallo lesboodiante

62398516_498310707574963_8216930671446110118_nDesde numerosos medios de comunicación, organizaciones de Derechos Humanos y desde la defensa de Mariana Gómez, el fallo de la jueza Marta Yungano fue denunciado por su falta de perspectiva de género.

“Yungano es una persona que alrededor de su carrera se ha dedicado a liberar pedófilos, a liberar a policías y darle beneficios a policías de gatillo fácil. Falla como piensa. El mismo día de la condena a Marian Yungano absolvió a un pedófilo por abusar de su hijo. Esta jueza no puede estar ocupando ese cargo. Pedimos que mínimamente sea capacitada para fallar para lo que la sociedad necesita”, dijo Girat en su momento.

La policía acusó a Mariana de “resistencia a la autoridad” y lesiones. No obstante, tiempo después, una pericia realizada por el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dio a conocer que Mariana Gómez no agredió a la policía. Entonces se comenzó a hablar de lesboodio. “En general a la lesbiana chonga le queda el cartel de la desobediente, la que atenta contra el hombre, la violenta, y esos son los estereotipos que queremos erradicar”.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) acompañó la apelación como amicus curiae. En su presentación, Emiliano Montini, representante de la Dirección de Asuntos Juridicos, consideró que Mariana Gómez fue víctima de violencia institucional, no sólo por parte de las fuerzas policiales, sino también por el accionar judicial, reflejado en los distintos actos del procedimiento y, sobre todo, en la decisión cuestionada en donde se descartaron dos testimonios que favorecían a la justicia.

La causa contra el oficial Rojo, en pausa

El 2 de octubre de 2017 Mariana acompañó a Rocío a tomar un transporte en la estación de Constitución. Cuando comenzó a llover fuertemente, las jóvenes decidieron resguardarse en el ingreso de la terminal de subtes. Como ellas, muchas otras personas se guardaban del agua, charlaban y fumaban. Pero sólo Mariana fue increpada por un agente de la Policía de la Ciudad, Jonatan Rojo. A él se sumó la oficial Karen Villarroel. Cuando Mariana quiso retirarse, el oficial Rojo se dirigió a ella en masculino e intentó detenerla por la fuerza. Hubo una ilegitimidad en la orden, no una resistencia a la autoridad”, fue como describió la situación el abogado de la defensa, Lisandro Teszkiewicz, en una de las audiencias del juicio.

170800413_466390901340493_4901068850152945720_nAl día siguiente de la detención de Mariana, junto a Rocío se acercaron a la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) para denunciar a Jonatan Rojo por abuso de poder y violencia institucional  Jonathan. “Él fue quien golpeó a Mariana y no respetó su identidad”. Pero, de acuerdo a Rocío, al oficial Rojo no se le abrió un sumario. Tampoco recibió apercibimientos de ningún tipo ni fue capacitado en perspectiva de género. De hecho continuó con sus funciones con total normalidad.

“Durante el juicio, muchas veces tuvimos que cruzarnos con él en Constitución, donde tomábamos el transporte para llegar a la audiencia, y era horrible tener que verlo. Mientras tanto, Marian fue condenada y tiene una mancha injusta en los antecedentes. Más allá de eso, si efectivamente queda condenada y este fallo que nosotras apelamos no llega a una absolución, ella va a figurar 5 años más en el sistema”.

Para Rocío, es necesario recordar que Jonatan Rojo “actuó bajo las órdenes y la bajada de línea de Larreta”. “Nosotras seguimos exigiendo que se capacite a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Todos los entes del Estado y las instituciones que intervienen tienen que estar capacitados en perspectiva de género.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

Argentina: La Justicia procesó a Mariana Gómez por besar a su esposa

Sábado, 10 de febrero de 2018

0021678562Mariana Gómez, la joven que fue detenida en octubre después de besarse con su esposa antes de entrar el subte, en el domo del Centro de Trasbordo de Constituciónfue procesada por los delitos de “resistencia a la autoridad y lesiones graves”. La resolución judicial fue dictada por la jueza María Fontbona de Pombo, a cargo del juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 45. La magistrada consideró que la intervención policial, que derivó en un violento forcejeo, fue “legítima” ante “la negativa de la muchacha de apagar el cigarrillo que estaba fumando en un ámbito conocidamente prohibido a esos fines” y descartó que hubiese obedecido “a un motivo discriminatorio y/o persecución contra la prevenida por su condición sexual”, como sostiene su defensa.

El abogado de Gómez, Lisandro Teskiewiks, adelantó a Página 12 que en la apelación que presentarán el martes cuestionarán a la jueza por hacer una “selección sesgada de la prueba”, al recortar de las testimoniales y de las pruebas que ellos ofrecieron cuál incorporar y cuál no, “de forma tal de ocultar un acto concreto de discriminación. La joven y su familia convocaron a organizaciones feministas, de la diversidad y a “cualquier persona que esté cansada de que le avasallen los derechos” a acompañarla a Tribunales, en Lavalle 1172, el martes a las 11.

“Me molesta que a mí me procesaron en cuatro meses y para procesar a mis violadores demoraron más de tres años, dijo ayer Gómez a este diario. Se refirió a la causa por la cual finalmente, en juicio abreviado, su padrastro y su abuelastro recibieron de parte del Tribunal Oral en lo Criminal de Azul N° 1 una condena a 8 años de prisión por abusar sexualmente de ella, una hermana y una hermanastra suya desde pequeñas y a lo largo de más de una década. Su esposa, Rocío Girat, también tiene una historia de abusos: su rostro se conoció en los medios cuando decidió denunciar públicamente que, a pesar de la condena a su padre a 14 años de prisión por violarla y golpearla sistemáticamente entre sus 13 y 17 años, un fallo de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Mar del Plata había hecho lugar a un recurso de la defensa y le había otorgado prisión domiciliaria.

El episodio por el cual Gómez terminó presa varias horas derivó luego en la convocatoria de un “besazo” en protesta por su arbitraria detención.

Un dato que le llamó la atención a su defensa es que la magistrada firmó el procesamiento el 29 de diciembre, pero ordenó que recién fueran notificados luego de finalizada la feria judicial. Es decir, podrían haber tenido un mes más para analizar la apelación, observó el abogado de Gómez.

La clave de la causa tal vez está en la siguiente pregunta: ¿A quién detuvieron alguna vez por prender un cigarrillo en ese domo del Centro de Transbordo de Constitución, que es solo un techo sin paredes, donde cuando ocurrió el episodio en el que Gómez terminó presa por varias horas –el 2 de octubre por la tarde– no había ningún cartel que advirtiera que estaba prohibido fumar?

“La detienen como reacción discriminadora por haberla visto besarse con su esposa, Rocío Girat”, dice el abogado.

El auto de procesamiento no pone el eje en ese aspecto. Directamente lo descarta. La jueza Fontbona de Pombo considera que la intervención en el hecho del oficial de la Policía de la Ciudad Jonhatan Maximiliano Rojo fue “legítima” y respondió al pedido de un empleado de Metrovías, ante la negativa de la joven de apagar el cigarrillo “en un ámbito conocidamente prohibido a esos fines”. Dice que a cuatro o cinco metros de donde estaba, en la zona de molinetes había carteles que indicaban la prohibición de fumar. Y que esa advertencia alcanzaba.

“La procesada, como refiere en su indagatoria, no solo se negó a acatar la orden para que dejara de fumar, sino que adoptó una actitud desafiante y agresiva con el empleado de Metrovías que convocó al oficial de policía. Renovó ante la autoridad la misma negativa, alegando con fiereza que no había carteles que indicaran la prohibición de fumar. Pero aún pasó a incluso a las vías de hecho, lesionándolo (excoriaciones y puntapié en los testículos)”, dice la resolución judicial. Se le imputan “lesiones graves” por haberle arrancado cabello a una agente policial mujer.

“La magnitud de su violenta reacción queda en evidencia en la clase de lesión que le provoca deliberadamente a la agente femenina (Karen Roxana) Villarreal (alopecia por arrancamiento de cabellos) ya que en ningún caso se han de atribuir al mero forcejeo”, señala la magistrada. Otro aspecto que subraya la jueza es que ninguno de los dos testigos aportados por la defensa –un muchacho que pasaba y filmó el episodio, y una joven que frecuenta la zona como integrante de una fundación que trabaja con personas con VIH–dice haber escuchado que a Gómez la policía la trate como “pibe” o como “varón”, como alegaron tanto ella como su esposa, en declaraciones en diferentes medios.

Un dato curioso: en la cédula judicial de notificación se menciona la carátula de la causa y ahí figura “imputado: Gómez Mariana Solange s/resistencia o desobediencia a funcionario público” y no “imputada”, a pesar de ser mujer.

Para la defensa de Gómez, “no hay resistencia a la autoridad porque la orden es ilegítima”. “El policía Rojas declarara que es habitual que se fume en esa zona, que solo hay carteles en el área de molinetes, y que normalmente cuando se le advierte a la gente de esa prohibición, dejan de fumar o se retiran. Cuando le preguntó si alguna otra vez iniciaron actuaciones por el tema, dice que no. También reconoce que cuando Mariana se quiso ir, él no la dejó y da un argumento increíble: dice que porque Rocío le había advertido que se estaba poniendo violenta, él no podía dejarla ir por aplicación del protocolo de violencia de género. Nosotros ofrecimos la testimonial de Rocío y no la citó. La jueza solo incorpora como prueba un fragmento del programa Pamela a la tarde, que conducía Pamela David por América TV, y que ofrecimos como prueba, donde ella dice que le pegó una piña al policía y no todo lo demás que cuenta”, enumera el abogado Teskiewiks los aspectos que cuestionan de la valoración de las pruebas que hace la jueza para fundamentar el procesamiento. El martes, añadió Teskiewiks, apelarán.

Por su parte, la organización 100% Diversidad y Derechos expresó su rechazo el procesamiento de Mariana Gómez por resistencia a la autoridad y convocaron a acompañar a Mariana en la presentación de la apelación a su procesamiento, el martes 6 de febrero a las 11 horas a la puerta del juzgado, Lavalle 1171, casi esquina Libertad, en la Ciudad de Buenos Aires.

Greta Pena, presidenta de 100% Diversidad y Derechos, expresó que el procesamiento dictado por la Jueza María Fontbona de Pombo contra Mariana “repite y legitima la lesbofobia del accionar policial al momento de su detención discriminatoria, que fue arbitraria y producto de un abuso de poder que no podemos aceptar en una Ciudad presume de respetar y celebrar la diversidad, lo cual incluye la libre expresión de la orientación sexual e identidad de género”

Fuente Página 12, vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Buenos Aires: Denuncian que detuvieron a una mujer por besarse con su esposa

Lunes, 9 de octubre de 2017

0021678562Mariana Gómez y Rocío Girat, que fueron atacadas por la Policía de la Ciudad, denunciaron la brutalidad de los policías porteños.

Organizaciones feministas y de la diversidad sexual denunciaron que una mujer fue demorada el lunes por la tarde por besarse en público con su esposa en la estación Constitución del Subte C. La policía de la Ciudad adujo que su accionar se debió a que estaba fumando en un sector no autorizado.

Lo cierto es que agentes uniformados tiraron al piso y detuvieron a Mariana Solange Gómez, de 24 años, a quien trasladaron a la oficina policial ubicada en la estación Boedo de la Línea E, y recién por la noche fue liberada.

Los colectivos feministas y de diversidad denunciaron que, en realidad, la intervención policial se produjo porque Gómez estaba besando en público a su pareja, Rocío Girat, quien en su momento denunció públicamente los abusos a su padre, un ex suboficial de la Armada.

Según trascendió, Gómez habría sido tratada de “pibe” por la policía y tras ser detenida, fue acusada de “resistencia a la autoridad y desacato”. En un video difundido en las últimas horas puede verse a mujeres policías forcejeando con la joven, que aparece tirada en el piso y por momentos gritando.

Tras ser liberada, Gómez habló con La Izquierda Diario y agradeció a las personas que se acercaron y difundieron su detención. “Gracias a todas las compañeras que vinieron a apoyarme hoy en este día. Por difundir el vídeo y apoyar la causa. Ahí estaré yo apoyando varias causas. Muchas gracias”, publicó el sitio de noticias en su cuenta de Twitter. Además, la joven aseguró que les pidieron “el certificado de matrimonio”.

“Usaron la excusa más burda”

Mariana y Girat estaban charlando el lunes al mediodía en el Centro de Trasbordo del Subte C, hasta que un policía de Metrovías se indignó al ver que las dos jóvenes se empezaron a besar. Al rato, llegaron oficiales de la Policía de la Ciudad y apresaron a Mariana durante tres horas en la estación Constitución de la línea Roca. La joven fue trasladada a una comisaría en Boedo, donde estuvo en un calabozo sola hasta las 21, después de sufrir vejaciones y constantes amenazas.

“Nosotras no hicimos nada, esto no es más que lesbofobia porque el personal de la policía nos vio hablando todo el tiempo. Buscaron la excusa más burda para llevársela”, sintetizó Rocío al diario Página 12. Las jóvenes temen que el caso se judicialice y convocaron a una manifestación para mañana, a las 10, en Lavalle 1171, frente al juzgado nacional en el que declarará Mariana.

Rocío contó que constantemente el oficial Jonathan Rojo trató a Mariana “de hombre” y que comenzó a violentarla justo cuando estaban saliendo del Centro de Trasbordo. “Le dijeron que de ahí no se iba, una mujer policía la agarró del cuello, la tiró al piso y Rojo se le subió arriba para esposarla, sin dejarla respirar”, relató la joven, quien destacó que ella también sufrió golpes mientras intentaba impedir que se la llevaran: “Me colgué de Rojo para evitar que la apresaran, fue entonces cuando me empujó con fuerza”. La esposa de Mariana resaltó más de una vez que “no eran amigas” pero “todo el tiempo lo desestimaron”. “Cuando me pidieron los datos y les dije que era casada, me exigieron un certificado de matrimonio, narró la joven, al destacar que “difícilmente eso pase con una pareja heterosexual”.

Contradiciendo la versión oficial, Rocío aseguró que a Mariana la tuvieron tres horas detenida en la estación. “Esto pasó a las 13:30 y hasta las tres de la tarde estuvo allá, por orden de la policía Karen Villegas, pero ellos lo omiten y dicen que todo transcurrió a las cuatro de la tarde”, manifestó y contó que luego fue el mismo Rojo el que la trasladó hacia una comisaría que ella desconocía porque nunca le dieron esos datos, “ni siquiera qué jurisdicción intervenía”.

Una hora y media después, ingresaron a Mariana en una comisaría de la estación Boedo. “Allí la requisaron, la hicieron desnudar para revisarle los genitales para ver si no ocultaba droga y después la encerraron. En ese momento también le volvieron a exigir que presentara el acta de matrimonio, a pesar de que tenían su DNI. Se encargaron de recalcar de nuevo que ella era un hombre y yo, su amiga, en otro acto de provocación, relató Rocío.

Organizaciones feministas se autoconvocaron frente a la comisaría para exigir su liberación inmediata.

Hoy Mariana tiene moretones en los hombros y los dedos marcados de los hombres que la tiraron al piso, el pie esguinzado y lesiones en el cuello, pero el que presentó denuncias por lesiones fue Rojo. “El dice que es una víctima, por eso tenemos miedo que el caso se judicialice”, manifestó Rocío. Para tranquilidad de las dos mujeres, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que “se está investigando” el accionar de los policías que intervinieron en el operativo control moral. Según Larreta, “la versión de la policía no es esa (que se estaban besando). Estamos buscando las filmaciones de la estación para ver qué pasó, porque los policías dijeron que estaban fumando. Lo que, desde la perspectiva del gobierno, amerita apalearlas.

Por su parte, en una nueva presentación de campaña en el barrio de Lanús, la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchnerapuntó contra el gobierno al repudiar la detención de las dos jóvenes lesbianas en Constitución. “Miren que antiguos y cavernícolas que son esta gente. Pretenden ser la modernidad y el cambio. Verdaderos cavernícolas”, reiteró la ex presidenta.

Fuente: DyN, Página 12, vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.