Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Lujo’

Mil dólares al mes en alcohol y cien al día en flores frescas: los gastos del ‘obispo Rockefeller’… mientras abusaba de curas jóvenes.

Sábado, 8 de junio de 2019

 1414CNS-BpBransfieldWEB2La red de ‘sobornos’ de un obispo acusado de abusos salpica a Burke, Dolan, McCarrick o Viganò

Michael J. Bransfield agasajó a prelados con dinero de fondos eclesiales mientras abusaba de curas jóvenes

El ex-obispo de Wheeling-Charleston gastó en trece años 2,4 millones en viajes, 4,6 millones en reformas a su palacio episcopal y $300.000 en ropa, joyas y “servicios personales”, según el Washington Post

El dinero procede de una explotación petrolífera en la diócesis en Texas, lo que genera para la Iglesia local $15 millones al año

2,4 millones de dólares en viajes -muchos de ellos personales- con aviones privados y hoteles de lujo incluidos. $1.000 en alcohol. $4.6 millones en reformas al palacio episcopal después de que un incendio destrozara una sola habitación. $182.000 en flores frescas -$100 al día- para la curia local. Son algunos de los detalles del estilo de vida “extravagante y fastuoso” que llevó a costa de las arcas de la Iglesia el que fuera obispo de Wheeling-Charleston durante trece años, Michael J. Bransfield, según los documentos eclesiales internos a los que ha tenido acceso el Washington Post.

Desde que fue nombrado en 2005 y hasta que fue suspendido como obispo por abusos sexuales en septiembre del año pasado- luego para ser apartado del ministerio público el pasado marzo- Bransfield no solo dio más de $350.000 en “regalos” a prelados poderosos en EEUU y en Roma, los cardenales Timothy Dolan o Raymond Burke o el ex-nuncio Carlo Maria Viganò incluidos. También se mantuvo fiel a la fama de vividor” que se cosechó para sí mismo en su anterior etapa como rector de la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington (1990-2005), según el informe independiente mandado al Vaticano que resultó en el cese de Bransfield el año pasado.

palacio-episcopal-vivia-Bransfield_2128597164_13658498_667x375El palacio episcopal en el que vivía Bransfield (Michelle Boorstein/The Washington Post

Más de $300.000 dólares en ropas, joyas y “servicios personales”

Los “regalos”, viajes, alcohol, reformas a su residencia y las flores frescas no fueron los únicos chanchullos de los que Bransfield disfrutaba, de acuerdo con los correos y registros financieros consultados por el Post. El prelado también pedía que los administradores financieros de la diócesis le subieran el sueldo de acuerdo con el importe de sus lujos y obsequios, más el correspondiente cargo fiscal, de modo que sus caprichos siempre corrieran a cargo de la Iglesia. Un modo de proceder, en efecto, que ahora le ha merecido una posible investigación por evasión fiscal por las autoridades de EEUU, según expertos consultados por el Post.

Incluso los gastos personales que Bransfield ni intentaba justificar como necesarios para el ejercicio de su cargo los sufragó la Iglesia. El obispo recibió durante su mandato pagos de $324.129 en conceptos como ropa, joyas y “servicios personales”, incluyendo por 87 compras al valor de $61.000 en Ann Hand, una boutique en Washington especializadas en joyas patrióticas como águilas de oro y zafiros.

¿De dónde vino el dinero?

Pero, ¿de dónde venía el dinero que financió los excesos de Bransfield? El Post recuerda algo bastante desconocido incluso para los fieles de Wheeling-Charleston: la tierra de Texas Occidental donada a la diócesis en 1904 y en la que fue descubierto petróleo en los años treinta.

La explotación petrolífera de estas tierras genera para la diócesis ingresos anuales de $15 millones, más un fondo de reserva de $230 millones, según los datos de esta jurisdicción eclesial, y de los que Bransfield siempre proclamaba, según el Post: “Son míos”. A cambio, el estado de Virginia Occidental -colindante con la diócesis de Wheeling-Charleston- tiene una de las más poblaciones católicas más bajas per cápita de todo el país, con solo un 4% de la población en general, o 78.000 fieles.

Toda una anomalía que ha permitido a la diócesis de Wheeling-Charleston ser la única en EEUU en la que la diócesis financia a las parroquias, a cambio de la práctica habitual de que las parroquias financian a la diócesis.

El ex-obispo de Wheeling-Charleston, Michael J. Bransfield, agasajó durante una década a una decena de poderosos prelados en EEUU y Roma con 350.000 dólares de fondos provenientes de la Iglesia, a la vez que abusaba de seminaristas y otros jóvenes curas. Son los detalles de correos y registros financieros de la diócesis obtenidos por el Washington Post. Entre los beneficiarios de la red de ‘sobornos’ se encuentran, entre otros, los cardenales Raymond Burke o Timothy Dolan, el ex cardenal Theodore McCarrick o el ex-nuncio Carlo Maria Viganò.

Los 565 seminaristas, curas y obispos a los que Bransfield dio el dinero como “regalos” incluyen a algunos de los nombres más importantes tanto de la Iglesia estadounidense como de la Curia Romana. El Post obtuvo la información de un informe encargado por el actual arzobispo de Baltimore, William E. Lori, encargado de investigar a Bransfield cuando surgieron denuncias de abusos el pasado septiembre.

Lo más curioso es que fue Lori quien ocultó los nombres de once prelados poderosos que Bransfield agasajó -incluido el suyo propio- en el informe final, que llegó al Vaticano sin estos datos.

¿Quiénes fueron los beneficiados?

bransfieldquirk-_colleen-rowan– El actual arzobispo de Baltimore, William E. Lori, recibió de Bransfield 10.500 dólares. Monseñor Lori ha explicado que este dinero consistió en reembolsos por gastos de viajes y honorarios por misas celebradas en Wheeling-Charleston al valor de $3.000, además de regalos de $7.500, y ha prometido devolver la suma para que sea donada a organizaciones benéficas de la Iglesia.

– El hasta hace poco arzobispo de Washington, cardenal Donald Wuerl, recibió de Bransfield 10.000 dólares. Dinero que a través de un portavoz ha precisado corresponde a “honorarios por conferencias en la diócesis de Wheeling y otros eventos conmemorativos, junto con regalos modestos para marcar celebraciones personales, tales como aniversarios de ordenación”.

– El ex-nuncio de EEUU, arzobispo Carlo Maria Viganò, recibió de Bransfield 6.000 dólares. El azote del Papa Francisco ha explicado al Post que su personal le avisó que regalos de este tipo son costumbre en EEUU.

– El cardenal Kevin Farrell, actual Prefecto del nuevo Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida en el Vaticano, recibió de Bransfield 29.000 dólares. El dinero supuestamente iba para reformas en su apartamento en Roma, pero el portavoz de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, ha precisado que fueron “donativos voluntarios” y Bransfield “no recibió nada a cambio”. “El cardenal Farrell no era consciente de las acusaciones contra el obispo Bransfield de abusos y mala gestión de los fondos financieros de su diócesis”, ha explicado Gisotti.

– El arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, también recibió dinero de Bransfield, tal y como lo hizo el cardenal Raymond Burke, pero el reportaje del Post no especifica las cantidades. Al ser contactados por el periódico, ni Dolan ni Burke explicaron el fin al que estuvo destinado el dinero.

Otros prelados que beneficiaron de la generosidad de Bransfield incluyeron al cardenal Bernard Law, quien dimitió como arzobispo de Boston en 2002 en pleno escándalo de los abusos inmortalizados en la película Spotlight ($4.800). También el ex-arzobispo de Detroit y ex-Presidente de la Gobernación de la Ciudad del Vaticano, cardenal Edmund Szoka ($500), el ex-nuncio en EEUU Pietro Sambi ($28.000), el ex-cardenal Theodore McCarrick, y el sobrino y primo del propio Bransfield respectivamente: Sean Bransfield, actual vice-canciller de la archidiócesis de Filadelfia ($9.175), y Brian Bransfield, actual secretario general de la Conferencia Episcopal estadounidense ($1.350).

A pesar de que estos prelados hayan calificado el dinero dado por Bransfield como “regalos”, “honorarios” o “donativos”, ¿tenían algo que ver con los abusos que cometió el ex-obispo de Wheeling-Charleston en el mismo periodo de tiempo? Los expedientes obtenidos por el Post no precisan el concepto de las transferencias, pero lo cierto es que el informe mandado al Vaticano detalla las denuncias de al menos nueve curas de la diócesis que acusan a su ex-obispo de tocar o besarles, de lanzarles comentarios inapropiados o de haberse desnudado delante de ellos.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

El ex obispo de Limburg continúa viviendo a todo lujo, ahora en Roma

Jueves, 17 de septiembre de 2015

Papst-Franziskus-Bischof-Franz-Peter-Tebartz-van-Elst¿Dónde está la autoridad de Francisco?

Van Elst reside en un piso de 200 metros cuadrados en Piazza Navona

El religioso fue apartado del episcopado tras gastar 40 millones de euros en su residencia

El obispo católico alemán Franz-Peter Tebartz-van Elst, vuelve a estar en el centro de la polémica debido a la lujosa vivienda que habita en Roma, informa ‘The Independent’.

El obispo alemán Tebartz-van Elst, apodado por la prensa alemana como ‘el obispo del lujo’, disfruta de un alojamiento otorgado por la Iglesia de unos 200 metros cuadrados cerca de la plaza central más famoso de Roma, la Piazza Navona, informa ‘The Independent‘.

El sacerdote, que ya fue objeto de críticas en su país por una reforma millonaria de su vivienda, ocupa desde primeros de año un nuevo cargo en el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización en Roma, lo que también es motivo de críticas.

“Es por eso que la corrupción en la jerarquía de la Iglesia continúa, se indigna el grupo Red de Sobrevivientes de Abusados por Sacerdotes (SNAP por sus siglas en inglés). “Es por eso que las supuestas nuevas políticas para hacer frente a los obispos irresponsables no funcionarán. Porque, prácticamente, ningún agresor nunca ha sido seriamente castigado”, indicó el grupo. Según SNAP, incluso cuando el Vaticano debe actuar para resolver problemas, la disciplina es temporal.

En octubre de 2013 Franz-Peter Tebartz-van Elst fue despedido de su cargo en Limburg por el Vaticano tras gastar 31 millones de dólares, que pertenecían a Iglesia para renovar su vivienda.

(RD/Agencias)

Iglesia Católica , , , , , ,

El arzobispo de Granada vive a cuerpo de rey

Martes, 16 de diciembre de 2014

1418546428457OBISPOFrancisco Javier Martínez acudiendo a los juzgados en 2008. Fue el primer prelado español que se sentó en el banquillo acusado injurias, de las que fue absuelto.

El papa Francisco tiene un  motivo más para cesar a este personaje, como hizo con otro

El Juez reclama al arzobispo de Granada el expediente de los interrogatorios a los “Romanones

Vive en un palacio en el que dispone de unos mil metros cuadrados para su residencia particular, veinte veces mayor que el apartamento de cincuenta metros que ha elegido el Papa Francisco en la Casa Santa Marta. Recibe de la Conferencia Episcopal un sueldo mensual de 1.200 euros al mes. Gasta una media de 2.000 a 3.000 euros mensuales con la Visa oro que corre a cargo de la diócesis. Tiene todos los gastos cubiertos y unos ‘extras’ que suponen más de 180.000 euros al año sin contar los costes disparatados de los centros de estudio y las sociedades limitadas que ha creado, ni los gastos de la Curia (la oficina administrativa de apoyo al arzobispo) ni las nóminas de la ‘legión’ de seglares del movimiento ultraconservador Comunión y Liberación que ha colocado.

Javier Martínez, el arzobispo de Granada, no es el mejor ejemplo de la “Iglesia pobre y para los pobres” que quiere Jorge Bergoglio. Coche con chófer, secretarias, servicio doméstico, cocinera… Nada que ver con la “austeridad y humildad” que pide el Pontífice para los discípulos de Pedro. Ni con el personal que tenía a su servicio su antecesor en el cargo, el cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares: un secretario que era sacerdote y una asistenta a media jornada.

EL SALARIO EN ESPECIE

Sueldo y Visa oro aparte, el arzobispo percibe unas retribuciones en especie que llegan a ser escandalosas. Utilización de vivienda y vehículo, manutención, viajes, teléfono, gastos de libre disposición… forman parte del salario en especie por las que cualquier mortal tendría que tributar en su declaración de la renta. ¿Lo hace el arzobispo? Javier Martínez está por encima del mínimo exento de la declaración de la renta con los ingresos salariales que recibe de la Conferencia Episcopal (1.200 euros al mes) y el complemento que cobra de la diócesis (8.893 euros al año). Que incluya en su declaración los pagos directos de consumos, bienes y servicios que carga a la diócesis es otra historia.

En el año 2009, en plena crisis económica y financiera, los gastos del arzobispo le costaron a la diócesis 183.167,13 euros. Sus desplazamientos, consumo de teléfono, gastos de representación y complementos de retribución y libre disposición supusieron 29.000 euros. Sus dos secretarias costaron 91.621 euros (incluyendo sus nóminas y seguridad social) y los gastos de la residencia arzobispal (funcionamiento, teléfono, personal seglar y prima de seguro), 60.543 euros, sin incluir consumos de calefacción o servicio de limpieza, que se cargaban en el capítulo de gastos generales.

GASTOS DE CASI 190.000 EUROS EN 2010

Ni con la crisis recortó sus gastos. Javier Martínez los incrementó. En 2010 alcanzaron los 188.528, una cantidad que supone más 500 euros de media al día y más que la ayuda que recibe al mes un parado que no recibe más prestaciones que la renta Básica de Inserción (426 euros). Solo sus desplazamientos, gastos de representación y de vehículo, teléfono, y complementos de retribución y libre disposición le costaron a la diócesis 41.524 euros. Lo demás se fue en teléfonos (más de 7.000 euros, entre el consumo de su secretaria y la residencia arzobispal), en gastos de funcionamiento de la vivienda (15.456 euros), en las nóminas y seguros sociales de sus dos secretarias y el personal de servicio de la residencia y poco más.

Los datos forman parte de la liquidación de los presupuestos del Arzobispado de los años 2009 y 2010. Son los datos oficiales, aunque los gastos reales podrían ser superiores. Este diario ha tenido acceso a la liquidación del presupuesto de los últimos cinco ejercicios. No son cuentas transparentes, ni muchos menos. En los años 2009 y 2010 al menos figuran algunas partidas concretas imputables al arzobispo. Pero desde el año 2011, todos sus gastos se engloban en partidas generales. Cuestión de ingeniería contable para que no se sepan los gastos reales.

LA DECISIÓN DE CAMUFLAR LOS GASTOS

La decisión de incluir los gastos del prelado en partidas genéricas coincidió con la difusión en el diario Público de algunas de las costosas extravagancias del arzobispo. Sus ‘caprichos’ han creado un profundo malestar en un sector del clero. También entre algunos fieles, que no entienden el tren de vida del arzobispo ni el derroche en actividades seudo-culturales alejadas de los feligreses de a pie y de nula rentabilidad para la Iglesia en una provincia que tiene la tercera tasa más alta de paro de España, con 161.800 desempleados según la EPA, y en la que hay 64.700 hogares con todos sus miembros en paro.

Los comentarios sobre sus gastos, excesivos y para muchos escandalosos, han recorrido numerosas parroquias y han llegado hasta Roma. Hace unos años, cuando no se sabía ni de la misa la media, 132 sacerdotes, la mitad de los que forman la diócesis de Granada, firmaron un documento muy crítico con su gestión, que enviaron al nuncio del Vaticano en España. Ahora casi nadie quiere hablar. El miedo se ha instalado hasta en el sector más crítico del arzobispo, y más después de que le estallara el caso de los abusos sexuales en el que están imputados tres sacerdotes como presuntos autores y otros siete están siendo investigados como presuntos encubridores.

UN VESTIDOR EN LA RESIDENCIA ARZOBISPAL

Algunas de sus excentricidades fueron muy comentadas ‘sotto voce’ entre el clero granadino, como que alterara el proyecto de rehabilitación funcional del palacio arzobispal para construirse un vestidor en una de las estancias o que suprimiera la capilla de la residencia para habilitarla como comedor. Pero lo que más ha indignado a buena parte de los curas son sus dispendios, la creación de centros de estudios y sociedades mercantiles que se nutren de los fondos de la diócesis y la colocación de numerosos seglares (calculan que unos sesenta) de Comunión y Liberación que ha ido empleando en organismos, centros de estudios, Escuela de Magisterio y colegios dependientes del Patronato Diocesano San Juan de Ávila de Granada. Javier Martínez ha empleado a miembros de Comunión y Liberación en el propio Arzobispado, en su Gabinete de Prensa, en la Curia, en la Biblioteca Arzobispal, en centros dependientes de la diócesis… Son empleados con nóminas elevadas que, en muchos casos tienen, además, alojamiento y servicios gratis total, como las cuatro mémores de Comunicación y Liberación (consagradas laicas) que viven en el palacio arzobispal.

UN PRESUPUESTO DE 7,2 MILLONES DE EUROS

El prelado granadino maneja un presupuesto de 7,2 millones de euros. Más de la mitad, unos 3,8 millones, proceden de fondos públicos. Las cuentas no reflejan la realidad de la actividad económica de la diócesis (de la que informaremos en otro reportaje), aunque permiten hacerse una idea de lo que cuesta su séquito de colaboradores y el mantenimiento de las dependencias en las que trabajan. Los gastos del edifico de la Curia diocesana, contiguo al palacio arzobispal, ascendieron en 2009 a 159.870 euros. Eso, solo en gastos de mantenimiento, calefacción, agua y electricidad, teléfonos, correos y material de oficina. Las nóminas del clero, su Seguridad Social, dietas y gastos de kilometraje suman unos 3,1 millones de euros y las del personal seglar, un millón de euros, más 300.000 de cuotas a la Seguridad Social. Su servicio de comunicación cuesta unos 196.000 euros, de los que casi 100.000 son gastos de la revista Fiesta. La deuda que ha contraído la Curia para financiar la Escuela de Magisterio también cuesta otro pico. La diócesis paga en intereses bancarios unos 300.000 euros al año.

Fuente Andalucesdiario.es

 

General, Iglesia Católica , , , , ,

Francisco, profundamente disgustado por el ático de lujo al que quiere mudarse Bertone-

Miércoles, 23 de abril de 2014

franciscoberto_560x280Un ático de lujo para Bertone

La vivienda es 10 veces más grande que el apartamento en el que vive el Papa

El ex secretario de Estado morará en en el Palazzo San Carlo, muy cerca de Santa Marta

La vivienda de lujo de casi 700 metros cuadrados a la que se quiere mudar el ex secretario de Estado del Vaticano Tarcisio Bertone ha generando debate en el pequeño Estado confesional, ubicado en el centro de Roma.

Bertone, se trasladará a su nuevo y lujoso hogar dentro del Vaticano en unos meses. La vivienda es 10 veces más grande que el apartamento en el que habita el Papa Francisco que es de 70 metros cuadrados y se encuentra en la Residencia Santa Marta.

El pontífice argentino, que no deja de pregonar una “Iglesia pobre para los pobres”, al parecer no está muy contento con la nueva casa de Bertone, según apunta el diario. En su homilía del Jueves Santo, el papa habló de la alegría del sacerdocio, que tiene como “hermana” a “la pobreza”.

La nueva vivienda, que ahora está siendo reformada para Bertone, de 79 años, cuenta con 600 metros cuadrados de vivienda y una terraza de 100 metros cuadrados.

Un artículo publicado ayer en el diario La Repubblica reveló que el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado en tiempos de Benedicto XVI, pronto inaugurará un departamento de 700 metros cuadrados en el Palazzo San Carlo, en el Vaticano, un edificio que, paradójicamente, queda muy cerca de la Casa Santa Marta, el hotel donde eligió vivir Francisco en vez del departamento pontificio.

Titulado “La ira de Bergoglio ante el megaático del cardenal Bertone”, el artículo calculó que el cardenal pasará a vivir en un departamento de un tamaño diez veces más grande que la suite de 70 metros cuadrados que ocupa el Papa en el segundo piso de la Casa Santa Marta.

“Cuando Bergoglio, después de haber observado los complejos trabajos de reestructuración del edificio de al lado, fue informado acerca de quién iba a ser su vecino de casa, se enojó no poco. Ahora ciertamente no puede echar al inquilino, escribió La Repubblica

El cardenal, que dejó hace medio año la Secretaría de Estado, ha sido objeto de críticas por su gestión durante su mandato como secretario de los escándalos de abusos y del caso “Vatilieaks” sobre el robo de documentos papales.

 (RD/Agencias)

General, Iglesia Católica , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.