Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Claudio Lepratti’

Claudio Lepratti, el “Ángel de la bicicleta”

Miércoles, 27 de enero de 2021

foto0_1_110681_1Por sus inquietudes religiosas y su vocación de servicio, en 1986 ingresó al Seminario de los Salesianos de la localidad de Funes cerca de Rosario buscando ser “hermano coadjutor”. Allí se formó, pero cinco años después abandonó el Seminario no sin antes hacer un “voto de pobreza”

Cada día recorría en bicicleta el trayecto desde Ludueña hasta Las Flores por la avenida de Circunvalación. Una vez le preguntaron por qué no se compraba un auto o una moto. “No quieras cambiarme la política”, respondió. El Pocho se autodefinía como un “cristiano revolucionario”. Hablaba poco pero cuando lo hacía era preciso. En una ocasión dijo: “El trabajo nos hace ascender como personas, mientras que la falta de trabajo nos incita a la violencia, a la droga, a la delincuencia”

Claudio Lepratti, más conocido como “Pocho”, era el mayor de seis hermanos. Había nacido en Concepción del Uruguay en 1966, pero decidió vivir en el barrio Ludueña donde durante años coordinó Talleres para niños y adolescentes y daba clases de teología en la escuela del padre Edgardo Montaldo. Según Edgardo: “La figura de Pocho es la de aquel que se entregó a la causa de los demás, se entregó a los adolescentes de Ludueña, los convocó a campamentos, les enseñó a tocar la guitarra, los instó a estudiar, a ser solidarios, a vivir con dignidad a pesar de la pobreza, a no bajar nunca los brazos”.

Pero la historia de Claudio comienza mucho antes y, en sus 35 años de vida, estuvo llena de acciones liberadoras y relaciones entrañables.

Por sus inquietudes religiosas y su vocación de servicio, en 1986 ingresó al Seminario de los Salesianos de la localidad de Funes cerca de Rosario buscando ser “hermano coadjutor”. Allí se formó, pero cinco años después abandonó el Seminario no sin antes hacer un “voto de pobreza”.

En 1992 fue cuando se traslada al barrio de Ludeña y se dedica a conocer la realidad y a trabajar con organizaciones de base. Comienza a ayudar a los adolescentes humildes del barrio mientras participaba y promovía la formación de niños y jóvenes de barriadas en una Agrupación que bautizaron como: “La Vagancia”.

En esos años, creó y redactó una revista llamada “El Ángel de la Lata” mientras que coordinaba las labores de diversas Comunidades Eclesiales como el grupo “Desde el Pie”. Su incesante actividad incluía su cooperación con la Asociación Trabajadores del Estado de Rosario (ATE) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Al tiempo Claudio militaba en la “Cocina Centralizada” de la ciudad de Rosario donde participó de la Carpa como uno de tantos trabajadores despedidos por sus actividades sindicales.

A partir de 1996 pasó a desempeñarse como “personal no docente” de Comedores Escolares en la Escuela 756 del barrio Las Flores, hasta el día en que lo asesinaron.

Cada día recorría en bicicleta el trayecto desde Ludueña hasta Las Flores por la avenida de Circunvalación. Una vez le preguntaron por qué no se compraba un auto o una moto. No quieras cambiarme la política”, respondió. El Pocho se autodefinía como un cristiano revolucionario”. Hablaba poco pero cuando lo hacía era preciso. En una ocasión dijo: “El trabajo nos hace ascender como personas, mientras que la falta de trabajo nos incita a la violencia, a la droga, a la delincuencia”.

 Un año antes de ser asesinado, viajó a Brasil para participar de un Encuentro del CESEEP (Centro de Servicios de Evangelización y Educación Popular), en el que se encontró con algunas de importantes experiencias de organización y lucha popular de América Latina, por ejemplo, las desarrolladas por las Comunidades Eclesiales de Base de Brasil, el Movimiento de los Sin Tierra, el Zapatismo de Chiapas en el sur de México, el Centro Memorial Martín L. King de Cuba y un centenar de militantes de base de otros países latinoamericanos.

Durante el mes de diciembre de 2001, policías venidos desde la ciudad de Arroyo Seco, acechaban el Centro donde trabajaba Claudio con la intención de detener a las personas que se encontraban en el lugar.

El 19 de diciembre, el Comedor estaba repleto de menores de edad comiendo. Los policías comenzaron a disparar hacia el interior. El Pocho se subió al techo del Comedor para defender que en el interior solo había niños y gritó a los policías: “¡Hijos de puta, bajen las armas que aquí solo hay pibes comiendo!”.

Tras ese grito, uno de los uniformados apuntó con una escopeta y Claudio murió al instante.

Desde ese día, las villas miseria de Rosario encontraron un claro referente humanizador inspirado en la fe cristiana cuyas horas de continuo trabajo se comparaban a las de las hormigas, a las que él mismo admiraba por su enorme capacidad y esfuerzo. Por ello, hoy pueden verse diversos graffitis que recuerdan la figura de una persona marcada por la solidaridad y la lucha por la desigualdad.

LEPRATTI-PEDALEABA-KILOMETROS-BARRIADAS-ROSARINAS_CLAIMA20111219_0021_19

Para recordar la vida de Claudio Lepratti, León Gieco compuso la canción: “El ángel de la bicicleta”:

“Cambiamos ojos por cielo / sus palabras tan dulces, tan claras / cambiamos por truenos. Sacamos cuerpo, pusimos alas / y ahora vemos una bicicleta alada que viaja / por las esquinas del barrio, por calles / por las paredes de baños y cárceles /

¡Bajen las armas/que aquí solo hay pibes comiendo! /

Cambiamos fe por lágrimas / con qué libro se educó esta bestia / con saña y sin alma / Dejamos ir a un ángel / y nos queda esta mierda / que nos mata sin importarle / de dónde venimos, qué hacemos, qué pensamos / si somos obreros, curas o médicos /

¡Bajen las armas/que aquí solo hay pibes comiendo! /

Cambiamos buenas por malas / y al ángel de la bicicleta lo hicimos de lata / Felicidad por llanto / ni la vida ni la muerte se rinden / con sus cunas y sus cruces /

Voy a cubrir tu lucha más que con flores / Voy a cuidar de tu bondad más que con plegarias /

¡Bajen las armas/que aquí solo hay pibes comiendo! /

Cambiamos ojos por cielo / sus palabras tan dulces, tan claras / cambiamos por truenos /

Sacamos cuerpo, pusimos alas / y ahora vemos una bicicleta alada que viaja / por las esquinas del barrio, por calles / por las paredes de baños y cárceles /

¡Bajen las armas/que aquí solo hay pibes comiendo!”

https://youtu.be/XKcXwEAHkWM

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , , , , ,

El reconocido activista LGBT argentino Carlos Jáuregui, tendrá su nombre en una escuela.

Sábado, 12 de julio de 2014

Carlos_Jauregui1Una iniciativa aprobada el viernes pasado por la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires promueve que una escuela de La Plata lleve el nombre de Carlos Jáuregui, un activista por los derechos de la comunidad homosexual (LGBTI), precisaron hoy fuentes legislativas.

El proyecto de la diputada del Frente para la Victoria Karina Nazabal fue respaldado por la legislatura provincial y promueve que la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, designe con el nombre de Jáuregui a la Escuela Media Nº 20 de La Plata.

El nombre surgió de una votación realizada entre alumnos, docentes y vecinos de la institución, y junto a los de Mariano Moreno y Claudio Lepratti, forma parte de una terna que debe ser definida por el Consejo General de Educación.

tapa_CHA_jauregui“Tomé una iniciativa de un grupo de docentes para que una escuela pueda llevar el nombre de Carlos Jáuregui, que para todos los que estamos trabajando por la educación sería un hecho muy merecido y justo. Esta escuela lo tuvo a Jáuregui como profesor de historia y esto es un poco un reconocimiento a su militancia y lucha permanente”, destacó Nazabal.

La legisladora sostuvo que “la escuela está cumpliendo 25 años y aun no tenía nombre, por lo que la Dirección General de Escuelas pidió que se le envíen tres posibles designaciones, y todos fueron nombres muy relacionados con la militancia social y con lo que nos pasa todos los días”.

En ese marco, la coordinadora del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), Amancay Diana Sacayán, destacó que “estamos contentas y contentos con la aprobación de este proyecto y ahora exhortamos más que nunca al Ministerio de Educación Provincial para que avance en esta decisión y reconozca a la lucha del colectivo LGBTI en la figura de Jáuregui”.

Por su parte, la coordinadora de Futuro Trans, Marlene Wayar, manifestó que “estamos trabajando codo a codo con la comunidad educativa de la Escuela Media 20 para que esto sea una realidad y creemos que un hecho como este va a contribuir al cambio cultural que tanto anhelamos”

plaza1

Via El Comercial

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.