ORATORIO

Sábado, 21 de marzo de 2020

7_Coucher_de_soleil1

La oración es uno de los componentes más vivos del mensaje evangélico. Jesús la ha practicado en su relación con el Padre y nos ha ofrecido un ejemplo extraordinario. Muchos piensan que orar es agarrar a Dios para ponerlo a su alcance o tratar de obtener beneficios y ventajas en provecho propio, y así satisfacer sus deseos y sus esperanzas. La verdad es muy diferente. La oración es entrar en la perspectiva de Dios partiendo de su amor. Es contemplar el rostro de un Padre que mira a sus hijos con ternura. Es encontrar una persona viva y dejarse tocar por su amor.

Orar es para todos una tarea de las más difíciles, es un trabajo exigente, no porque sea superior a nuestras fuerzas, sino porque es una experiencia que no se agota jamás y un camino en el que se permanece siempre discípulo.

La oración es acogida, terreno de adviento del amor de Dios; orar no es tanto amar a Dios, cuanto dejarse amar por Él. Orar es esperar y escuchar, recibir y acoger. Es permanecer en silencio ante el misterio para dejarse amar por Dios, como María que experimenta en su vientre la presencia de Dios. Pero la oración es también movimiento de respuesta a este don, un volver todo el corazón a Dios. La oración es alabanza, acción de gracias, ofrenda, intercesión, fiesta y liturgia de la vida. El núcleo de la oración cristiana es penetrar en el misterio de la filiación divina: estar con Dios en el Espíritu por el Hijo, como el Hijo está en el misterio del Padre. San Pablo nos lo recuerda bien. «Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que grita: ¡Abba! ¡Padre!» (Gal 4,6; cf. Rom 8,15-17; Ef 3,17ss).


***

Orar es ponerse en comunión con Dios, para estar en su presencia, que nos penetra y rodea como el aire que respiramos.

*

Carlos de Foucauld afirmaba que la oración “Es pensar en dios amándolo”.

**

Santa Teresa dice en el capítulo ocho de su autobiografía. “No es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama” (V 8, 5).

***

Todo lo que brota del corazón y de la pluma de Santa Teresa del Niño Jesús tiene esa misma autenticidad interior. La única “definición” que nos dejó manifiesta esa espontaneidad: “Para mí, la oración es un impulso del corazón, una simple mirada dirigida al cielo, un grito de agradecimiento y de amor, tanto en medio del sufrimiento como en medio de la alegría. En una palabra, es algo grande, algo sobrenatural, que me dilata el alma y me une a Jesús” (Ms C 25rº).

****

San Juan de la Cruz dice que “El mirar de Dios es amar… “Pon los ojos sólo en él y hallarás en él aún más de lo que pides y deseas” (2S 22,5). “Aprende a estar con atención amorosa a Dios, porque el amor fuerte hace que Dios se vuelva a mirarte” (2S 12,8; C31,4).

*****

Y, por último, fray Martín Lutero, afirmaba que “La oración no es para cambiar los planes de Dios. Es para confiar y descansar en Su soberana voluntad”

***

 Es con este sentido por lo que abrimos este espacio  en el que dejar una oración, compartir un sentimiento… O permanecer en silencio  ante Quien sabemos nos ama.

******

  1. jose ruben
    Miércoles, 29 de enero de 2020 a las 04:14 | #1

    Dame un corazón sencillo, fuerte y fértil para que tu palabra fecunde en mi, Señor.

    Tanto tiempo que he estado detrás de ti, Jesús, como ese gentío enorme que te sigue, me has hablado, acudo a ti para escuchar tu palabra, y sin embargo aun no esta en tierra fecunda, le falta echar más raíces, hay momentos que quiero sucumbir, sobre todo cuando las cosas no me salen como yo quiero, Jesús pongo ante ti mi situación de los Talleres de oración y Vida, realice la promoción invite a mis amigos conocidos, quedaron de asistir y el día de inicio no fue nadie, esto me bajo me sentí a mal, por la falta de respuesta
    me hace falta estar mas cimentado mas fuerte como esa tierra fértil.

    Ahora saldré de nuevo a invitar a otras gentes, espero que si pueda habar respuestas, de lo contario dame fe, confianza y entereza para aceptar tu voluntad, para saberte escuchar en el silencio, para ver respuestas en los hechos o en tus silencios. amén.

  2. jose ruben
    Lunes, 27 de enero de 2020 a las 04:34 | #2

    Señor una día más cerca de Ti, unido en este silencio que dice tanto, dame la gracia de entrar en tu presencia amorosa para sentirme amado, lo eres todo para mi, Señor.

    Dame tu gracia para no dejarme soltar de tus brazos pongo delante de tui todas mis resistencias para que cambies mi corazón como el tuyo, manso humilde.

    Empújame, Señor, sácame de mis comodidades, aviéntame al servicio, que pese a que no quiera, tu me descoloques me seduces no pongas limites de tu acción en mi. así sea.

  3. Domingo, 26 de enero de 2020 a las 11:02 | #3

    Señor; ilumina tu rostro sobre nosotros, para que gocemos del bienestar en la paz, para que seamos protegidos con tu mano poderosa y tu brazo extendido nos libre de todo pecado y de todos los que nos aborrecen sin motivo.

    Danos la concordia y la paz a nosotros y a todos los habitantes del mundo, como la diste a nuestros padres, que piadosamente te invocaron con fe y con verdad. A ti, el único que puedes concedemos estos bienes y muchos mas, te ofrecemos nuestra alabanza por Jesucristo, pontífice y abogado de nuestras almas, por quien sea a ti la gloria y la majestad, ahora y por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén (san Clemente de Roma, <<Carta a los Corintios», 60, en Padres apostólicos, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 195o, 234).

  4. jose ruben
    Domingo, 26 de enero de 2020 a las 04:22 | #4

    Me llegan muchos mensajes, muchas propuestas, la que me hace bien, es la tuya, Señor, ya que seguirte y estando cerca de Ti, es lo que me hace fuerte lo que me reanima me da esa energía y entusiasmo que pese a todo puedo seguir caminando a tu lado Señor.

    Jesús, amigo Maestro tu llamas no te fijas en cualidades ni defectos, simplemente llamas, dices: “Ven sígueme” No te has fijado en mis defectos ni en mi manera de ser, solo me has dicho que venga a ti, en pos de tu llamado a caminar a salir en el anuncio del Reino. Los primeros a quien llamaste lo dejaron todo las redes y te siguieron, ¿ que tanto tengo que dejar yo para seguirte? Creo que tantas cosa que me enreda que me da miedo, teniendo la certeza que mis proyectos no son míos, solo hago el y trabajo, lo demás es tuyo.

    Me has llamado por mi nombre, me nombras me puedes que te siga, me invade la tentación y miedos veo mis redes mies ocupaciones mis trabajos, y a pesar de estar contigo las cosas se me caen de las manos, paree que lo que hago no funciona, que las redes no pescan, pongo en tus manos este inicio de Talleres de Oración y Vida, se tu mi guía quien me de fuerza y quien llames , Tu me llamas a seguirte. te digo aquí estoy. amén.

  5. Sábado, 25 de enero de 2020 a las 10:24 | #5

    Oh Padre, Dios de infinita bondad y misericordia, concédenos caminar fielmente, a ejemplo de san Pablo, por el camino que nos has abierto en Cristo Jesús. Haz, oh Dios, que nuestros caminos -como el de Saulo- se crucen con el tuyo, el que nos has indicado en Cristo, tu Hijo, y en el cristianismo. Que, como el apóstol Pablo, queramos caminar con Jesús y seguir sus pasos hasta que lleguemos a ti, meta última de nuestra vida, meta suspirada y esperada.

    Concédenos, oh Padre, andar juntos por este camino bendecido por ti, a fin de que ninguno de nosotros se pierda y nuestra comunión eclesial pueda ser, en el tiempo, signo manifestativo de aquella comunión que gozaremos junto a ti en la unidad bienaventurada. Así sea

  6. jose ruben
    Sábado, 25 de enero de 2020 a las 06:05 | #6

    Señor, te busco siempre te estoy buscando sin darme cuenta qué te haces presente en casa momento! En el amanecer, en la puesta de sol, la luna, el viento, los pajaritos, el frío el calor, estás tú, yo… No te veo, te haces presente en el mínimo detalle, te acercas me susurras al oído, me sorprendes, con cada detalle que tienes, estás en el que sufre, es indigente, en el enfermo, estás en todo y en todos,. Señor hago silencio entró en tu presencia que me cautiva,

    Jesus mandas a anunciar a todos tu buena nueva, a decir que el Reino está ya en cada uno de nosotros, qué incluimos, acogemos y aceptamos a todos, con tu gracia, Jesus, puedo dar vasos de consolación curar heridas con el aceite del amor, a los más necesitados de ti. No me dejes claudicar con mis temores y miedos, que me acompañe tu Bondad y tu gracia, al salir a la misión que me encomiendas. Amén.

  7. Viernes, 24 de enero de 2020 a las 08:00 | #7

    Señor, yo soy de los que están contigo desde hace tiempo, pero me doy cuenta de que mi corazón no late aún en sintonía con el tuyo. Tal vez, repito a veces tus palabras, pero con frecuencia no las pongo en práctica.

    Hoy quiero reconocer ante ti la lentitud -quizás también la pereza- con la que procedo para vencer al mal con el bien. Los pensamientos y los deseos de venganza me ocupan, tal vez, de una manera sutil y les doy seguimiento «golpeando» con palabras duras y gestos bruscos a aquellos por quienes me siento herido. Si no pongo en marcha la venganza es porque, a veces, no se me presenta la ocasión propicia…

    Quiero tomar conciencia, Señor, de los proyectos de revancha que formulo de manera silenciosa y convertirlos en magnanimidad. Sé muy bien, Señor, que no los llevaré a buen puerto gracias a mi destreza, sino a tu fuerza, al poder del amor que tú me comunicas y que vence al mal de cualquier modo que se manifieste.

  8. jose ruben
    Viernes, 24 de enero de 2020 a las 05:23 | #8

    Señor me llamas por mi nombre, se que solo has llamado a quien quieres, agradezco tu confianza apuesta en mí, sólo te pido ayuda para seguir, ya que no puedo y a veces me canso o desisto de ser un fiel seguidor tuyo dame la fuerza de continuar de servirte en los demás.

    Quita el ego y todo aquello que me estorba para poder estar en tu servicio. Así sea.

  9. Jueves, 23 de enero de 2020 a las 08:05 | #9

    Hoy no sé cómo dirigirme a ti, Dios mío, y es que me reconozco en el celoso Saúl, aunque también en el ignorante David. Por eso te pido un corazón grande, te invoco para que seas en mí luz de verdad. Sí, Dios mío, tal vez precisamente por eso tengo una gran necesidad de ser como esos discípulos tuyos que van detrás de ti sin otro motivo que aprender a ser como tú eres.

    Oh luz verdadera, que vea yo el camino justo que he de recorrer y no me desvíe, aunque eso pueda atraerme enemistades. Oh amor de todo amor, que no se me endurezca el corazón, sino que sepa acoger el bien y el éxito de los otros, celebrar su alegría, reconocer en ellos la belleza de tu presencia activa. Así sea

  10. jose ruben
    Jueves, 23 de enero de 2020 a las 03:40 | #10

    En medio del silencio te encuentro, Señor, es necesario estar cercano a Ti, es para mi esencial permanecer a tu lado, me das seguridad, me fortaleces me reanimas me ayudas a seguir caminando.

    Me siento que formo parte de esa muchedumbre que te seguía Jesús, tengo miedo perderme me atemoriza el saber que no seguirte el camino se pierde , quiero con mi boca y corazón afirmar “Tu eres el hijo de Dios”, eres quien esta cercano a mi, quien se entrega, quien me lleva al Padre, me haces libre, me das confianza de ser aceptado incluido, sabes que albergo temores y muchos, a equivocarme a no saber anunciar tu palabra a no comprenderla y hacerla mía en la vida que vivo en mi día día, concédeme la gracia de aceptarte en mi vida de seguirte incondicionalmente, de salir sin miedos a anunciarte a verte en mis hermanos los más necesitados.

    Señor, aléjame de esos sentimientos que me alejan de mis hermanos que mi testimonio de vida sea verte y contemplar tu amor incondicional. amén.

  11. jose ruben
    Miércoles, 22 de enero de 2020 a las 17:06 | #11

    Señor, eres grande, eres justo, eres todo para mi, te alabo te bendigo por todo lo que haces en mi vida, por tu amor misericordia, por salirme al encuentro antes que yo te buscara, gracias, Señor.

    Líbrame, Señor de todas mis parálisis que me impiden acercarme a Ti, a mis hermanos, no solo lo físico también lo espiritual que me tiene inmóvil paralizado sin hacer nada, hoy me invitas a que me ponga en medio y me sanas retiras de mi todo lo que me hace mal lo que me impide seguirte libremente, Señor te suplico sana todo aquello que no me deja acercarme a Ti a los que son tus preferidos y últimos, gracias por tu amor . así sea.

  12. Miércoles, 22 de enero de 2020 a las 08:23 | #12

    Te alabo, Señor, porque me invitas continuamente a crecer, a dar un paso adelante y, a continuación, otro más. No hay impedimentos de talla: tú me has creado para que fuera una persona viva, y nada puede ser obstáculo para tu proyecto.

    Te alabo porque me liberas de todo miedo que me bloquee, de todo sentido de inferioridad que me paralice: cuando acojo tu Palabra dispuesto a darle cuerpo en mi vida, sin reservas, me doy cuenta de que sales victorioso en mí.

    Te alabo porque también en mí y a través de mí continúas obrando tus maravillas de amor, de bien, de vida, y llevas la liberación a otros hermanos.

  13. Martes, 21 de enero de 2020 a las 06:46 | #13

    Ven, Espíritu Santo. Me confío a tu soplo: enséñame a moverme en los espacios de Dios, donde los pequeños son los mayores, donde la atención al otro vale más que la Ley escrita. Ayúdame a discernir lo que cuenta, más allá de cualquier apariencia, bajo cualquier resplandor inmediato, más allá de cualquier voz seductora o convincente.

    Espíritu Santo, Espíritu de la verdad, que no me quede prisionero de mis ideas sobre el hombre o sobre Dios, hasta el punto de que, por miedo a tener que modificarlas, pueda dejar de encontrar al hombre, de encontrar a Dios… Aí sea.

  14. jose ruben
    Martes, 21 de enero de 2020 a las 02:46 | #14

    Señor, de nuevo aquí delante de tu presencia amorosa que me invita a seguirte en medio de esta rutina, es necesario encontrarme contigo beber esa agua que sacia mi sed.

    Me invitas , Señor a cuestionarme a poner en duda las cosas a no dejarme llevar como hago las cosas, así solo y sin una reflexión, quieres que me ponga a pensar esas decisiones que tomo libremente, muchas veces es mejor para mi dar la vuelta saltar normas sin cuestionarme, no se si por inercia estoy haciendo las cosas como realmente las quieres Tu.

    No permitas que ponga a las personas por delante de normas y papeles, reglas o estatutos antes que el valor mismo de la persona , todos teneos un lugar donde tomo decisiones. Ven conmigo a estas decisiones te dejo el espacio. entra ,Señor, en mi vida, para que pueda actuar con congruencia y eficacia en bien común, que pierda mis miedos aun cuando no estén de acuerdo, te ofrezco mis dudas mis esfuerzos y estoy dispuesto a aceptar lo que me indique en la labor sin cuestionar sin tanto prejuicio.

    Tu, Señor eres todo estas por encima del Sábado, de la ,ley, solo el amor es quien predomina en todos ya para todos.

    Dame tu gracia que es lo único que me basta para seguirte fielemente. amén.

  15. Domingo, 19 de enero de 2020 a las 13:24 | #15

    Para que tuviéramos la luz, te hiciste ciego.

    Para que tuviéramos la unión, experimentaste la separación del Padre.

    Para que poseyéramos la sabiduría, te hiciste “ignorancia“.

    Para que nos revistiéramos de la inocencia, te hiciste “pecado”.

    Para que esperáramos, casi te desesperaste.

    Para que Dios estuviera en nosotros, lo sentiste lejos de Él.

    Para que fuera nuestro el cielo, sentiste el infierno.

    Para darnos una estancia gozosa en la tierra,
    fuiste excluido del cielo y de la tierra,
    de los hombres y de la naturaleza.

    Eres Dios, eres mi Dios, nuestro Dios de amor infinito.

    *

    Chiara Lubich

    Perché fosse nostro il cielo”,
    en: Cittá Nuova, 1975/3, p. 35.

    ***

Comment pages
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.