ORATORIO

Sábado, 21 de marzo de 2020

7_Coucher_de_soleil1

La oración es uno de los componentes más vivos del mensaje evangélico. Jesús la ha practicado en su relación con el Padre y nos ha ofrecido un ejemplo extraordinario. Muchos piensan que orar es agarrar a Dios para ponerlo a su alcance o tratar de obtener beneficios y ventajas en provecho propio, y así satisfacer sus deseos y sus esperanzas. La verdad es muy diferente. La oración es entrar en la perspectiva de Dios partiendo de su amor. Es contemplar el rostro de un Padre que mira a sus hijos con ternura. Es encontrar una persona viva y dejarse tocar por su amor.

Orar es para todos una tarea de las más difíciles, es un trabajo exigente, no porque sea superior a nuestras fuerzas, sino porque es una experiencia que no se agota jamás y un camino en el que se permanece siempre discípulo.

La oración es acogida, terreno de adviento del amor de Dios; orar no es tanto amar a Dios, cuanto dejarse amar por Él. Orar es esperar y escuchar, recibir y acoger. Es permanecer en silencio ante el misterio para dejarse amar por Dios, como María que experimenta en su vientre la presencia de Dios. Pero la oración es también movimiento de respuesta a este don, un volver todo el corazón a Dios. La oración es alabanza, acción de gracias, ofrenda, intercesión, fiesta y liturgia de la vida. El núcleo de la oración cristiana es penetrar en el misterio de la filiación divina: estar con Dios en el Espíritu por el Hijo, como el Hijo está en el misterio del Padre. San Pablo nos lo recuerda bien. «Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que grita: ¡Abba! ¡Padre!» (Gal 4,6; cf. Rom 8,15-17; Ef 3,17ss).


***

Orar es ponerse en comunión con Dios, para estar en su presencia, que nos penetra y rodea como el aire que respiramos.

*

Carlos de Foucauld afirmaba que la oración “Es pensar en dios amándolo”.

**

Santa Teresa dice en el capítulo ocho de su autobiografía. “No es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama” (V 8, 5).

***

Todo lo que brota del corazón y de la pluma de Santa Teresa del Niño Jesús tiene esa misma autenticidad interior. La única “definición” que nos dejó manifiesta esa espontaneidad: “Para mí, la oración es un impulso del corazón, una simple mirada dirigida al cielo, un grito de agradecimiento y de amor, tanto en medio del sufrimiento como en medio de la alegría. En una palabra, es algo grande, algo sobrenatural, que me dilata el alma y me une a Jesús” (Ms C 25rº).

****

San Juan de la Cruz dice que “El mirar de Dios es amar… “Pon los ojos sólo en él y hallarás en él aún más de lo que pides y deseas” (2S 22,5). “Aprende a estar con atención amorosa a Dios, porque el amor fuerte hace que Dios se vuelva a mirarte” (2S 12,8; C31,4).

*****

Y, por último, fray Martín Lutero, afirmaba que “La oración no es para cambiar los planes de Dios. Es para confiar y descansar en Su soberana voluntad”

***

 Es con este sentido por lo que abrimos este espacio  en el que dejar una oración, compartir un sentimiento… O permanecer en silencio  ante Quien sabemos nos ama.

******

  1. Domingo, 5 de abril de 2020 a las 10:40 | #1

    Tu rostro, Señor Jesús, es el rostro del Dios humilde que nos ama hasta despojarse, hasta hacerse pobre entre nosotros. Tu rostro es el rostro de nuestro dolor, de nuestra soledad, de nuestra angustia, de nuestra muerte que has querido asumir para que ya no estuviésemos solos y desesperados.

    Haz que aprendamos a reconocer esta revelación desconcertante de tu omnipotencia, la omnipotencia de quien ama hasta compartir el sufrimiento, hasta dejarse crucificar por nuestro amor. Enséñanos lo que significa amar como tú nos amas, para acoplar en silencio el participar en tu misterio de pasión y muerte y gustar contigo el gozo de la victoria plena y total sobre la división, el pecado y la muerte. Así sea.

  2. Viernes, 3 de abril de 2020 a las 10:53 | #2

    Señor, concédeme el poder acogerte en tu Palabra de verdad, de acogerte a ti, que te revelas como Hijo del hombre e Hijo de Dios. Derrama tu luz sobre mí para que me permita creer sin vacilar, para que me conceda perseverar en la fe sin ceder a compromisos alienantes. Así sea.

  3. Miércoles, 1 de abril de 2020 a las 07:03 | #3

    Señor Jesús, tú sabes cuánto me gusta no perder mi libertad, pero conoces también cómo la malgasto tontamente, sin darme cuenta, plegándome a los ídolos…

    Ten misericordia de mi. Hazme comprender que sólo tú puedes y quieres arrancarme de toda esclavitud, con el don de tu Palabra de salvación, que me hace habitar en ti. Suelta las cadenas de los compromisos y errores del egoísmo que me ata.

    Que tu cuerpo despedazado y tu sangre derramada, garantía de mi libertad, sean para nosotros prenda y fuente de una vida continuamente renovada por el amor, dilatada en don incansable de mi mismo a ti y a los hermanos. Haz que comience a gustar el gozo de aquella libertad que llega a su plenitud cuando tú, libertad infinita, eres todo en todos. Amen

  4. jose ruben
    Miércoles, 1 de abril de 2020 a las 04:11 | #4

    Bendito seas ,Señor, a Ti Gloria y Alabanza por los siglos, Bendito eres , Señor, por todo y en todo y en los siglos mismos, que te alabemos por siempre, con profundo silencio entro en contacto contigo.

    Jesús, que sea fiel a tu palabra, la cual me hace libre y es la Verdad, la única manera que encuentro en ser un fiel discípulo tuyo es que pueda cumplir lo que es la palabra que me da vida, vida que no queda en mi sino que es necesario que la trasmita a lo demás.

    Señor quiero alabarte en los buenos y malos momentos llevar esa alabanza a mis hermanos, para que todos te demos Gloria y Alabanza por los siglos. amén.,

  5. Martes, 31 de marzo de 2020 a las 10:45 | #5

    Señor: Enséñanos a creer siempre que eres Padre/Madre y que no hay una experiencia desoladora de muerte ni horror de pecado que no pueda convertirse, por el misterio de tu compasión omnipotente, en lugar de manifestación de tu misericordia, signo de vida y de esperanza.

  6. jose ruben
    Martes, 31 de marzo de 2020 a las 04:11 | #6

    Señor, Bien sumo Bien, todo Bien, hago silencio y pronuncio lentamente … Señor, Señor, Señor… con esto me adentro en Ti en tu presencia, quedo quieto en total contemplación.

    Señor, ¡Dios mío! Te gradezco lo que has hecho por mi, te pido por todos los que están pasando por situaciones malas, por los que sufren por los enfermos, por q

  7. Lunes, 30 de marzo de 2020 a las 09:14 | #7

    Dígnate, oh Cristo, dulcísimo Salvador nuestro, encender nuestras lámparas: que brillen continuamente en tu templo y se alimenten siempre de ti, que eres la luz eterna, para que desaparezcan nuestras oscuridades y huyan de nosotros las tinieblas del mundo.

    Concede, pues, oh Jesús mío, tu luz a mi lámpara, para que con su resplandor se me manifieste el santuario celeste que, bajo sus mayestáticas bóvedas, te acoge, sacerdote eterno del sacrificio perenne. Haz que sólo te mire, te contemple y te desee a ti únicamente; que sólo te ame a ti y sólo espere en ti con el más ardiente deseo y que siempre mi lámpara brille y arda ante ti.

    Te ruego, amado salvador nuestro, que te dignes mostrarte a nosotros, que clamamos para que conociéndote te amemos sólo a ti, sólo a ti deseemos, sólo pensemos incesantemente en ti y meditemos día y noche en tus palabras. Dígnate infundirnos un amor tan grande cual te conviene a ti, que eres amor. Que tu amor invada todo nuestro ser y nos haga completamente tuyos. Tu caridad llene nuestros sentidos, para que no amemos nada fuera de ti, que eres eterno (san Columbano, Instrucción XI, en Instrucciones y regla de los monjes, Seregno 1997, 89s).

  8. jose ruben
    Lunes, 30 de marzo de 2020 a las 04:40 | #8

    Me preparo de mente y cuerpo para tu encuentro, Señor, hago silencio, para escucharme, para escucharte, con calma te escucho, Señor, transfórmame, cámbiame, perdóname.

    Jesús, veo tu mirada llena de ternura de amor, me dices todo, me acoges, eres paciente, me animas me invitas a que no peque más, me levantas de donde estoy me das tu mano me conduces por el camino correcto, comprendes e incluyes a todos con tus gestos miradas y palabras tu perdón me devuelve la paz, se que no soy el mejor que he pecado mucho pero a ti eso no parece importar, lo importante es que tu me aceptas me amas me dices que nadie esta libre de pecado, que si alguno acusado no me incluye, Tu les interpelas y les haces ver que todos somos pecadores.

    Jesús, se que aun cuando te fallo tu no me condenan mucho menos me abandonas, me invitas hacer un cambio, te ruego me des la fortaleza de que nazca de nuevo, solo no puedo, solo con tu amor lo puedo logar, tenme paciencia Jesús, así sea.

  9. Domingo, 29 de marzo de 2020 a las 10:39 | #9

    Señor Jesús, eres mi amigo. Sé que me amas y que con frecuencia haces conmigo lo mismo que con tus amigos de Betania. Cuántas veces y en cuántas circunstancias te llamo, y tú no acudes enseguida. Tus demoras me dejan preocupado. Tus retrasos me hacen morir.

    Pero tú sabes por qué. Tú sabes lo que favorece a tus amigos. Tú sabes lo que más conviene a los que amas. Todo lo dispones para hacer que crea, para llevarme a una fe más madura y a una esperanza más firme. Mejor es tu llanto por mí que mi vivir tranquilo. Mejor es morir para resucitar escuchando tu grito que me llama. Señor Jesús, cuando por mi miseria esté muerto, desintegrado, no permitas que deje de creer que tú lo puedes todo, porque lo quieres por la fuerza de tu amor y tu obediencia al Padre.

    El Padre siempre te escucha porque se complace en ti. Tú, que eres la vida y compartes mi morir cotidiano, tú me harás salir del sepulcro, de todos los sepulcros en los que caigo por la debilidad de mi fe. Amén.

  10. jose ruben
    Domingo, 29 de marzo de 2020 a las 04:29 | #10

    Jesús, aquí estoy siguiéndote, quiero hacerlo ser un fiel seguidor tuyo, se que tu eres mi hermano mi amigo, gracias Jesús, por tu amistad.

    “Tu eres la Resurrección y la vida”, Jesús, te conmueves ante tu amigo, Lázaro, me cuestiono si yo puedo conmoverme ante el dolor y sufrimiento de mis hermanos si puedo encontrar a Dios en el dolor?

    Jesús Tu das vida, dar alegría una nueva vida a quien nos acercamos a ti, y a quien confiamos, hoy me dices a mi “Sala fuera¡ quieta esa lapida que tres a tus espaladas y que te impide seguirme libremente, liberarte de los miedos, egoísmos, de esa falsa de confianza, libérate de tus seguridades y lánzate en seguirme y confiando que soy un Dios de vivos.

    Te entrego todo lo que me duele lo que me hiere, Señor, quiero vivir solo por Ti y en Ti- Me dices una y otra vez ven afuera. amén .

  11. Sábado, 28 de marzo de 2020 a las 12:38 | #11

    Oh Dios, Padre omnipotente, noche y día te dirijo la pregunta angustiosa: ¿hasta cuándo durarán en la tierra tantos males? ¿Hasta cuándo triunfarán los prepotentes y prosperarán los malvados? ¿Hasta cuándo calumniarán al inocente sin que lo defiendas, perecerá el justo sin que le socorras? Ábreme los ojos de la fe para poder reconocer que tú das sentido a todo, desde el momento en que estás siempre presente al lado de todo ser humano en tu Hijo amado, el Santo, el Inocente, el Cordero manso llevado por mí al matadero.

    Haz que viva para él y me adhiera a su Palabra, en la que creo y en la que quiero creer con todas mis fuerzas.

    Aumenta mi fe, que me mantenga firme y perseverante en la hora en la que el misterio extiende su sombra sobre mi corazón amedrentado, hasta que se revele en plenitud tu sabio designio de amor. Así sea.

  12. jose ruben
    Sábado, 28 de marzo de 2020 a las 04:56 | #12

    Jesús Maestro amigo, eres el profeta de Nazaret, una persona coherente, trasparente, veras autentica, desde que te conocí me has impactado sobremanera compren do que para muchos como los de tu tiempo no te creen eres una galileo, una persona obrera trabajadora, no perteneces a ninguna familia de estudiosos o sacerdotes, eres un verdadero profeta que vive a Dios y vive con Dios.

    Cada vez que te conozco más te amo más, se que no es sencillo seguirte, que hay que ser como tu trasparente, amoroso misericordioso, a mi, aun me cuesta, Tu eres un hombre de Fe, de confianza en el Padre además preocupado y atento con todos, estas pendiente de enfermos, olvidados marginados, vidas, sanas, expulsas demonios, resucitas muertos, consuelas, das confianza e incluyes a todos por igual. Jesús, dame un corazón generoso, entregado, servicial a mis hermanos para poder ser un fiel seguidor tuyo. así sea.

  13. jose ruben
    Viernes, 27 de marzo de 2020 a las 04:22 | #13

    Tu me sondeas, Señor, me conoces en todo momento, me tienes siempre presente ahora con esta con fianza me uno a Ti, necesito de tu palabra,

    Jesús, que no sea de los que te buscan de incognito, que siempre este atento a tu llamado, a saber que tu eres el hijo de Dios, que vienes del Padre, me condices al Padre, eres la encarnación misericordiosa del Padre, me has enseñado que el Padre me ama y me espera siempre y que su amor es incondicional que siempre me esta esperando con brazos abiertos, Gracias Jesús, por darme a conocer al Padre.

    Jesús , quita mis miedos, dame fuerza para ser un buen testimonio, que seapa irradiar paz en medio de la adversidad. amén.

  14. Jueves, 26 de marzo de 2020 a las 10:17 | #14

    Juan 5,31-47

    Señor, esplendor de la gloria del Padre, ten piedad de nosotros. Hemos buscado la gloria humana vanamente: lo único que sacamos es hacernos más duros de corazón, sin saber dar un sentido a las cosas, a los acontecimientos.

    Queremos ir a ti para tener vida; a ti, que eres transparencia del rostro del Dios-humildad. Jesús, testigo fiel y veraz del Padre, ten piedad de nosotros. Hemos rechazado las exigencias de tu Palabra y hemos preferido seguir los ídolos del mundo, viviendo una “espiritualidad de compromiso”: ilusiones falaces que apagan el amor interior. Queremos ir a ti para tener vida; a ti, que nos permites oír la voz del Dios-verdad.

    Cristo, Hijo obediente enviado por el Padre, ten piedad de nosotros. Hemos olvidado las Escrituras, que nos cuentan la pasión que sufriste por nosotros; hemos apartado la mirada de quien todavía vive la pasión en el cuerpo o en el corazón; intercede por nosotros, pecadores, tú, inocente Cordero de Dios. Queremos ir a ti para tener vida; a ti, que eres la presencia encarnada del Dios-misericordia. Así sea.

  15. jose ruben
    Jueves, 26 de marzo de 2020 a las 04:42 | #15

    Señor abro mis oídos, mi mente mi corazón para escucharte, hoy quiero dejarme sorprender por ti, camino este tiempo de reflexión junto a mis demás hermanos para llegar a la Pascua.

    Jesús, se que tu estas atento a las necesidades de todos que ruegas al Padre por cada uno de nosotros que no dejas que nos perdamos, te doy gracias por ese amor misericordioso por tu entrega de hermano.

    Señor, se que te he fallado que como pueblo te hemos fallado, se que he adorado y adramos falsos dios, del egoísmo, de la banalidad, nos hemos olvidado del hermano que sufre, hay mucha malladad e injusticia, hoy te pido esperanza y compasión para tener una nueva oportunidad para este mundo, Señor dame entrañas de misericordia . así sea.

Comment pages
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.