Resultados de la búsqueda

Palabra clave: ‘La soñaré’

México: Dos militares condenados por el transfeminicidio de La Soñaré: “Fue un crimen de odio por transfobia”

Miércoles, 10 de agosto de 2022

 

IMG-20200325-WA0102-1024x688Con una sentencia inusual, la Justicia reconoció que el transfeminicidio de La Soñaré fue un crimen de odio por transfobia. Y condenó a dos militares. Es la segunda vez que el crimen de una mujer trans no queda impune en México.

CIUDAD DE MÉXICO, México. Un juez condenó a dos militares por considerarlos culpables de asesinar a Naomi Nicole,  una mujer trans y trabajadora sexual de 26 años, conocida como La Soñaré. Por el transfeminicidio que perpetraron en marzo de 2020 los victimarios deberán cumplir 23 años y nueve meses de cárcel. La sentencia fue valorada por su enfoque de género y derechos humanos de parte del sistema judicial. Y llega después de un trabajo articulado entre la Justicia, el activismo y la sociedad civil.

“Tenemos justicia para Naomi, me siento muy emocionada”. Con una sonrisa y un dejo de alivio, la defensora de derechos humanos Kenya Cuevas pronunció ayer estas palabras luego de conocerse la sentencia, al salir del Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la Ciudad de México.

Justicia con perspectiva de género

Emitida el 3 de agosto de 2022, marca un precedente en el derecho al acceso a la justicia de las mujeres trans en México. Es la segunda en su tipo donde se reconoce la identidad de género de una mujer trans en un proceso judicial con perspectiva de género y derechos humanos. 

El proceso judicial duró casi dos años y medio. La participación de una testiga protegida fue fundamental para llegar a la sentencia.

Aunque el crimen fue catalogado como homicidio, y pese a no existir el delito de transfeminicidio dentro del Código Penal de la Ciudad de México, el juez argumentó en su fallo que debido a la identidad de género de Naomi y sus circunstancias de vulnerabilidad es un crimen de odio por transfobia.

“El reconocimiento que tuvieron los jueces es un gran logro. Hubo una visión de justicia con perspectiva de género y de derechos humanos. Creo que así es como deberíamos de estar juzgando en nuestro país y en todos los casos. Es muy relevante, es un llamado a toda la sociedad de que quienes maten a las mujeres trans o a alguien de la comunidad puede ser castigado. Nosotras valemos y vamos a seguirnos defendiendo a como Dios nos da la vida”, comentó Kenya Cuevas, activista y directora de Casa de las Muñecas Tiresias.

“Logramos justicia terrenal”

La Soñaré era originaria del municipio de Las Choapas, Veracruz y tenía 26 años cuando fue insultada, golpeada y asesinada con arma de fuego por José Luis Saturnino Chávez y Aristóteles Alan Ramírez Rodea, ambos cabos en activo de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El hecho sucedió la madrugada del 24 de marzo de 2020 en la colonia Guerrero de la Ciudad de México, donde ella ejercía el trabajo sexual.

Kenya buscará apelar para incrementar la pena de la sentencia. Pero cuenta que de no suceder se siente tranquila.

“Decirle a Naomi, hasta donde esté, que a pesar de que pasaron algunos años, mucha frustración, mucho enojo también, pues decirle que logramos justicia terrenal. Dentro de lo que me compete como amiga, activista, comadre, hermana, creo que he llegado a concluir un caso que llega a su final, no feliz, pero con una tranquilidad al saber que estas dos personas van a estar privadas de su libertad al menos 23 años. Y que no van a volver a lastimar a otra mujer trans”, expresó.

F52C9A5B-1FA5-4C0C-BE5F-941D4ED18456Los asesinos

Por qué fue un juicio con enfoque de género y ddhh

Durante el proceso judicial y al dar el fallo, el juez reconoció a Naomi Nicole como una mujer trans, migrante y trabajadora sexual. 

“Sentí que pudieron visibilizar ciertas posturas que tienen las personas trans en cuestiones de vulnerabilidad. Eso nunca se expone. Es muy importante en este caso porque logramos entender el alto índice de vulnerabilidad a sus derechos humanos en donde (Naomi Nicole) ni se podía defender”, enfatizó Kenya.

Asimismo, comentó que los jueces y la MP argumentaron con base en tesis e informes publicados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), algo que considera marca un referente para quienes imparten justicia en México.

El fiscal de Procesos en Juzgados Penales Sur, Miguel Ángel Cariño López; el responsable de la unidad de investigación de transfeminicidios de la Fiscalía Especializada del Delito de Feminicidio de la Ciudad de México, Miguel Ángel Barrera; y la Ministerio Público, María del Rosario Miranda fueron quienes llevaron la carpeta de investigación con perspectiva de género y derechos humanos por el caso de La Soñaré.

Justicia y un poco de reparación

Como parte de la sentencia que dictó el juez, se tomó en cuenta la reparación del daño que implica una indemnización por cinco años con valor de 123.22 pesos y gastos funerarios de 7 mil 779 pesos.

Un porcentaje de la indemnización económica irá a la madre de Naomi Nicole, quien desde el inicio exigió justicia pero que al encontrarse en una situación de precariedad cedió a Kenya el seguimiento del caso de su hija. La otra parte irá a la organización Casa de las Muñecas Tiresias.

Para Kenya y la testiga protegida no habrá medidas de seguridad porque de acuerdo a la activista, “no se manifestó dentro de la audiencia algún indicio de amenaza, atentado o algo que pusiera en riesgo nuestra calidad de víctimas indirectas”.

Sin embargo, la defensa de los asesinos buscó desacreditar la calidad de víctima indirecta de Kenya Cuevas al argumentar que no era familiar. Pero el juez determinó, a partir del artículo 45 del Código Penal local, que la defensora de derechos humanos sí es víctima indirecta pues antes del asesinato conocía a Naomi, además fue quien reconoció su cuerpo. Y consiguió que la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México se comprometiera a investigar el asesinato bajo el protocolo de perspectiva de género.

Crimen de odio por transfobia

3ED76960-E0E6-480D-9647-7EB0A2A801B6Kenya Cuevas, al salir Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la Ciudad de México.

La sentencia contra los imputados fue por homicidio y durante el fallo el juez argumentó que se trató de un crimen de odio por transfobia.

En la Ciudad de México a nivel penal no existe la configuración  del delito de transfeminicidio. Y el delito de feminicidio no contempla a las mujeres trans. Sin embargo, dentro de la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio existe, desde 2020, la unidad de investigación de transfeminicidios. Es la única en su tipo a nivel nacional donde realizan indagatorias de casos de muertes violentas de mujeres trans que hayan hecho o no el cambio registral de su identidad de género.

Los jueces argumentaron que la testigo protegida, cuando dio su testimonio, decía que antes de que bajaran del carro le gritaron a Soñaré ‘te vamos a matar, marica’. Con este argumento determinaron que fue un acto de odio por transfobia, y por ello se les daba la sentencia”, comentó Kenya.

Además, explicó que durante el proceso judicial también se tomó en consideración que los responsables eran militares en activo cuando asesinaron a Naomi. “Los jueces argumentaron que (los culpables) no tuvieron ningún tipo de desigualdad ni de vulnerabilidad en sus derechos en su vida pasada después de este acto”, dijo la activista.

Y es que, de acuerdo a datos de la organización Intersecta, en México a cinco de cada diez mujeres trans las han matado con un arma de fuego.

De acuerdo a Intersecta, esto responde a “la creciente disponibilidad de armas de fuego en el país, la transformación de la estrategia de seguridad pública y la intensificación de la militarización desde el gobierno de Felipe Calderon (quien en 2006 declaró la ‘guerra contra el narcotráfico’)”.

Segundo transfeminicidio sin impunidad en México

La sentencia emitida contra los asesinos de La Soñaré es la segunda en su tipo en todo el territorio mexicano. La primera sucedió en el estado de Morelos en 2020 cuando la Fiscalía de Feminicidios anunció que “comprobó de manera fehaciente la responsabilidad de Honorio “N” en el feminicidio cometido en contra de Ana Paula ‘N’, una mujer trans, obteniendo más de 26 años de prisión”.

Actualmente, Kenya Cuevas acompaña procesos judiciales de al menos seis casos de transfeminicidios en donde además es reconocida como víctima indirecta. Entre ellos el de su amiga Paola Buenrostro (asesinada en septiembre de 2016) cuyo proceso de justicia continúa impune luego que la Fiscalía liberara ese mismo año al único detenido.

Al preguntarle a Kenya sobre por qué tantos casos han quedado en la impunidad, en el contexto de la reciente sentencia que dejó en libertad al único detenido por el transfemincidio de la activista trans Mireya Rodriguez, comentó, “nos falta mucho que trabajar”.

“El fallo en Chihuahua fue horrible. Algo que no tuvieron esos jueces, que sí tuvieron estos, en específico en este caso, fue haberse documentado en temas LGBT, en personas trans. Entonces, el hecho que se documentara, se investigara y consideraran los lineamientos de vulnerabilidad en el juicio, responde a un sistema de procuración de justicia que se está preparando. En Chihuahua no contemplaron esto. Para los jueces fue muy fácil descartar pruebas y hacer una sentencia desde sus privilegios”.

Mensaje para las defensoras

Al finalizar la audiencia, Kenya se refirió a que este es un logro del trabajo articulado entre la sociedad civil, los activismos y la Fiscalía. E hizo un llamado a las defensoras de derechos humanos.

“No decaigamos. Sigamos adelante a pesar de que luego nos enojamos, nos frustramos. Siempre en el camino va a haber un rayito de luz y este es el rayito que necesitábamos para seguir creyendo en lo que estamos haciendo”.

Kenya concluyó:  “Casa de las Muñecas siempre va a estar activa para vigilar y llegar a las mejores justicias. Por primera vez puedo decir que salgo contenta de una audiencia (…) seguiré trabajando siempre para darle dignidad a las mujeres, aún después de muertas.

5 de agosto de 2022
Georgina González@georginagon
Fotos: Georgina G. Álvarez/PasantesDF
Edición: María Eugenia Ludueña

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Transfemicidio en Ciudad de México: asesinaron a «La Soñaré» e investigan a dos militares

Lunes, 30 de marzo de 2020

IMG-20200325-WA0102-1024x688Por Andrea Jiménez

Naomi Nicole, una mujer trans de 26 años conocida como “La Soñaré”, fue asesinada en la madrugada del martes en Colonia Guerrero, Ciudad de México. A las as 4.00 de la madrugada se escucharon unos disparos y testigas vieron cómo dos funcionarios de Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) huían del lugar. Cuando escucharon los tiros, sus compañeras acudieron al lugar y llamaron a la policía. Pero los servicios de ambulancia no llegaron a tiempo. Naomi yacía frente al número 94 de la calle Estrella con un tiro en la cabeza.

Los presuntos homicidas, ambos militares, fueron arrestados cuando su vehículo se estrelló en la glorieta de La Palma, entre el Paseo de la Reforma y la calle Río Rhin. Mientras se encuentran bajo disposición judicial, la comunidad LGBTT expresó su rabia e indignación en las redes sociales.

NAOMIFUNERAL-1018x509Kenya Cuevas, directora de la organización trans Casa de Muñecas Tiresias, y defensora de los derechos humanos está dándole seguimiento al caso, según informó a Presentes. “Me puse en contacto con la Fiscalía y  me hice cargo del cuerpo”, dijo a Presentes. De momento, la activista ha conseguido que el asesinato de “La Soñaré” sea tipificado como feminicidio en vez de homicidio simple en la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México.

El miércoles Naomi fue despedida a luz de las velas y entre flores en los Velatorios García, en la colonia Algarín. El improvisado funeral, al que asistió una decena de personas, empezó a las 11 de la noche y se alargó hasta esta mañana.

Abandono y migraciones 

IMG-20200326-WA0026-576x1024“Mi pobre hijo, estoy destrozada. Me hubiera encantado decirle por última vez que siempre lo quise”, dice a Presentes la madre de Naomi, que no ha dormido desde que recibió la noticia.

Naomi tenía 26 años y era trabajadora sexual. Se fue de su casa con 18 años para buscar a su padre. “Su padre abandonó a la familia y jamás se preocupó por sus hijos. Era uno de esos tipos. Nosotros somos de rancho, en la ciudad es diferente, acá en el campo no es lo mismo, no podía ser quien quería ser. Solíamos hablar por teléfono de vez en cuando. Me decía que estaba bien y que no me preocupara. Él siempre fue una buena persona, trabajadora, nos ayudaba en el campo. Un chico muy risueño”, agregó la madre de la víctima.

Tras la indiferencia de su padre, Naomi decidió buscarse la vida en la Ciudad de México.

El miércoles, el cuerpo de Naomi, acompañado por varias voluntarias de Casa de Muñecas Tiresias, incluyendo su directora, salió rumbo al municipio de Las Choapas, en Veracruz, de donde la víctima era originaria, y donde su familia le dio entierro por la noche. “Si no hubiera sido por Kenya yo no me habría enterado, y el cuerpo de mi hijo habría quedado ahí tirado en la calle. Ahora sólo quiero se haga justicia”, agregó la madre.

Cuevas se muestra más decidida y esperanzada que nunca para luchar por hacer justicia para esta compañera. “Desde Casa de las Muñecas vamos a seguir trabajando para que este crimen de odio no quede impune, como cada uno de transfeminicidios perpetuados en México”, dijo a Presentes.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Te soñaré… y te haré nacer de mí. 7 febrero, 2017

Jueves, 16 de febrero de 2017

Del blog del Monasterio de Monjas Trinitarias de Suesa:

ethique

Te soñaré viva.

Aunque te encuentres en oscuros caminos,

aunque te asientes en el olvido y la huida.

Te soñaré tan viva como este vendaval que hace bailar todo el paisaje.

No va a importarme la palidez de tus palabras,

el titubeo de tu mirada.

Me sentaré sobre la belleza,

descansaré y te soñaré.

Te adornaré con mi confianza,

con la veracidad de mi presencia.

Llenaré tu pelo de pájaros ruidosos

y tus ojos de tierra húmeda.

Las palmas de tus manos estarán repletas de aire tibio

y tus dedos de manantiales que salpicarán tu espacio.

Tus entrañas, ah, tus entrañas serán

silencio fecundador.

A tus pies sólo les daré camino

Todo es un sueño.

Pero en mi sueño te soñaré viva.

Profusamente viva.

Y cuando me despierte y ya no pueda soñarte

porque habré alcanzado el ayuno de la inconsciencia

entonces olvidaré el sueño y

te crearé viva,

poderosamente viva.

Mi aliento en ti será más que hálito de vida,

será comienzo y fin;

mi propia respiración en tu existencia.

*

dscn2748

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

La militarización en México, un mensaje de violencia a las mujeres y a la comunidad LGBT

Jueves, 22 de septiembre de 2022

CA5A5102-E30D-4112-9D65-43DFB40A6E60Los casos de violencia institucional contra mujeres y trans es uno de los principales reclamos contra la intervención de las fuerzas armadas.

El congreso mexicano aprobó una ley enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador que perpetúa la estrategia de seguridad militarizada en el país, y viola nuestra Constitución.

Para entender un poco más del poder que tienen las fuerzas armadas, hace falta entender nuestra historia con ellas. La cual puede remontarse a los años sesenta y setenta en la llamada Guerra Sucia.

Durante ese periodo, integrantes del Ejército eran utilizados para disolver movimientos sociales opositores al gobierno. Conocemos historias de encarcelamiento, desaparición, violaciones, tortura y asesinato de la voz de las víctimas o de sus familias. Incluso hoy, en 2022 se desconoce el paradero de muchas personas desaparecidas y los culpables siguen impunes.

4EA9CF3D-608B-493C-A4FE-4EE212EB9A31Marcha contra la militarización en México.
Foto: Milena Pafundi

Los gobiernos y las fuerzas armadas

En los últimos 26 años, paulatinamente el Estado mexicano ha entregado la seguridad pública a las fuerzas armadas. Todo empezó con el expresidente Ernesto Zedillo y los retenes militares (ilegales, por cierto) para evitar el trasiego de droga hacia Estados Unidos.

Después vinieron las quemas masivas de sembradíos de marihuana en las montañas de varios estados de la república como Guerrero y Sinaloa; más tarde el acompañamiento en algunas tareas de seguridad durante el sexenio de Vicente Fox, y en 2006, la alianza se formalizó con el Operativo Conjunto Michoacán.

Con éste, el expresidente Felipe Calderón dio el banderazo a la Guerra contra el Narcotráfico, donde las fuerzas armadas serían utilizadas para combatir frontalmente, y con todo el “poder del Estado”, al crimen organizado.

553C16E4-D6A4-4168-90E2-29E3014ECFF5Los carteles durante la marcha contra la militarización en México.
Foto: Milena Pafundi

Cifras que no se modifican

Aun así, las cifras de violencia no disminuyeron, al contrario, aumentaron. Como también lo hicieron las denuncias por violaciones a derechos humanos en manos de la marina y el ejército. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el promedio de los asesinatos por mes en el sexenio de Vicente Fox era de 973; mientras que en el de Calderón fueron mil 689.

El gobierno les empezó a llamar “daños colaterales” pero en cada cifra había una persona, una historia. Además, varios de esos homicidios fueron responsabilidad de las fuerzas de seguridad. Ahí está el asesinato de los estudiantes del Tec de Monterrey a manos de militares; el de dos infantes y tres adultos en Sinaloa, también por militares, o la familia asesinada en Nuevo Laredo por integrantes de la Marina.

Al pasar de los años, la escalada de violencia continuó y también la alianza y el poder territorial y presupuestario de las fuerzas armadas.

También, según una investigación de las organizaciones Intersecta, Equis Justicia para las Mujeres, el Centro de Estudios Ecuménicos y Data Cívica, la militarización ha afectado a disidencias sexuales y mujeres. Por ejemplo: a principios de la década del 2000 tres de cada 10 mujeres eran asesinadas con armas de fuego. Para 2021, eran seis de cada 10.

4EC9380C-164C-4351-9423-01138EF1A791Las violaciones a mujeres durante las detenciones por parte de las fuerzas armadas son habituales.
Foto: Milena Pafundi

La violencia contra la comunidad LGBT+

En el caso de las personas de la comunidad LGBTTTIQ+, son las mujeres trans en situación de vulnerabilidad y trabajadoras sexuales, quienes encabezan las cifras de violencia letal con armas de fuego.

Como el caso de Naomi Nicole “La Soñare”, mujer trans de 23 años que fue asesinada por dos militares en la Ciudad de México. O el de Paola Buenrostro, cuyo homicidio fue perpetrado por un exmilitar.

DD3BE3E3-5178-4B33-AF37-ED7DEE8315D7Marcha contra la militarización en México.
Foto: Milena Pafundi

Según la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad, dos de cada 10 mujeres detenidas por la marina son violadas. La misma suerte corren una de cada 10 mujeres que arresta el ejército.

Así les ocurrió a las indígenas me’phaa, Inés Fernández Ortega y Valentina Rosendo Cantú víctimas de violencia sexual por parte de miembros del ejército en el estado de Guerrero.

https://twitter.com/presenteslatam/status/1567325626037592064?s=21&t=cC8j3lObImkzvhkhTeuVTA

La ley que querían las fuerzas armadas

Con Enrique Peña Nieto en el gobierno, los homicidios dolosos también aumentaron a 2.182 por mes. Durante su sexenio, militares y marinos cabildearon con legisladores para que aprobaran la Ley de Seguridad Interior (LSI). La legislación les daba a las fuerzas armadas atribuciones para realizar labores de seguridad. Esto va en contra de nuestra Constitución que claramente dice que dichas labores solo pueden ser realizadas por elementos civiles.

¿Qué quería decir esto? Que ahora podrían investigar, espiar y detener a la ciudadanía. Además, no tenía mecanismos de control, era opaca y les quitaba a los gobernadores la responsabilidad de limpiar y mejorar sus policías civiles. A pesar de ello, integrantes del Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) la aprobaron en diciembre de 2017.

Aquí me detengo un momento. Me parece importante que no olvidemos que quienes hoy son la oposición en el Congreso y se desgarran las vestiduras contra el plan de militarización del presidente Andrés Manuel López Obrador, en una época apoyaron y utilizaron esta misma estrategia.

FCE551AD-5FD6-459A-92A6-80E0FCC01632Marcha contra la militarización en México.
Foto: Milena Pafundi

Inconstitucional

Debido a la presión y organización de la sociedad, la LSI fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en 2018. Pero el fantasma de la militarización seguía ahí. Y seamos honestas, el ejército y la marina seguían siendo utilizados para labores de seguridad, aunque violaran la ley.

Tras el triunfo del presidente López Obrador, el Congreso mexicano aprobó una reforma a la Constitución sobre el tema, que incluía la creación de una Guardia Nacional con mando civil y el retiro paulatino de las Fuerzas armadas a los cuarteles en 2024. Esto con el objetivo de que la institución civil se fortaleciera.

Pero eso no pareció ser suficiente para los militares y marinos, ni para el presidente, ya que le dio cada vez más y más funciones a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA); los puso a construir aeropuertos, vigilar y administrar las fronteras y puertos o sirviendo como muro de contención ante las caravanas migrantes que entraban por Centroamérica.

Además, cada año les asignan mayor presupuesto; según la información recabada por el analista Carlo Brown y la organización Intersecta, en los últimos tres años, el presupuesto de la SEDENA ha crecido más que en los cuatro sexenios anteriores. Pasó de recibir 96,045 en 2017 a 147, 037 en 2021.

6E00A3E0-F664-4340-8980-15DC0CD26BEEMarcha contra la militarización en México.
Foto: Milena Pafundi

La lucha por las víctimas

El presidente dice que son la única institución de seguridad confiable. Por ello, le pidió a la bancada de su partido, Morena, que aprobara una iniciativa de ley con la que se busca que la Guardia Nacional dependa 100% de la SEDENA, encargándose de la organización, operación, distribución territorial, ingreso, formación, capacitación, especialización y profesionalización.

Como buenos soldados, la mayoría de las y los diputados y senadores votaron por la propuesta del presidente, sin importarles que vaya contra la Constitución, sin tomar en cuenta que sea una estrategia fallida y sin escuchar a las víctimas.

Ahora solo nos queda volver a empujar en la Corte Suprema, por Heidi, Ángel Yael, Naomi Nicole, Jorge, Javier y las miles de víctimas pues la violencia en México tiene nombre y apellido.

12 de septiembre de 2022
Ixchel Cisneros Soltero
Milena Pafundi
Edición: Maby Sosa

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

IN MEMORIAM: 28 de Diciembre, Día de los Santos Inocentes

Lunes, 28 de diciembre de 2020

Hoy recordamos, en el día De los Santos Inocentes, los nombres de los asesinados y asesinadas o que acosados y perseguidos llegaron a suicidarse en este año 2020 por el único “delito” de ser personas LGTBI.

Un auténtico Holocausto del que hemos rescatado estos nombres, estas vidas truncadas, que hemos podido conocer hasta hoy, a través de los medios de comunicación. Pero sabemos que hay más, que muchos otros y otras permanecen en el anonimato.

Hoy queremos hacer memoria de todos ellos y ellas y dedicarles este hermoso poema del gran poeta vasco Gabriel Celaya recitándolo, propiciando un momento de reflexión y  pronunciando en alto sus nombres.

Se lo debemos.

Con Cristo

SIN COMENTARIOS

He pensado: Un poema no debe de ser vago.

Si quiero que funcione debe de ser exacto.

Entonces no he cantado, he contado

de uno en uno los muertos que llevamos.

Me he sentado ante mi mesa, y he apuntado

sus nombres y apellidos. Sin comentarios.

Al llegar al noveno ya estaba llorando

pero hacia dentro. Sin comentarios.

Veintidós, veintitrés y veinticuatro.

La rabia me retorcía. Las lágrimas corrían.

Pero había que tragarlas. Sin comentarios.

Treinta y tres. Treinta y cuatro.

¿Se pueden llevar más lejos el dolor y el espanto?

He tirado mi boli. He suspirado pensando:

Cumplí lo que podía. Mi poema ha terminado.

Y entonces un amigo me ha anunciado

que acaban de matar al treinta y ¿cuántos?

*

Gabriel Celaya

***

tumblr_nc28hhb2et1tgej65o1_1280

***

28 de diciembre

1.- Jennifer Ávila, mujer transgénero de 35 años de edad. Fue abusada sexualmente y lapidada.

2.- Briyit Michelle Alas
, mujer trans de 21 años. Fue asesinada de 5 balazos.

3.- Fernando Báez Sosa
, de 19 años. Asesinado, golpeado brutalmente hasta la muerte.   La autopsia determinó que la causa de la muerte fue un “fuerte traumatismo de cráneo”.

4.- Christa Leigh Steele-Knudslien, mujer trans de 42 años. Asesinada por su marido.

5.- Roberta, mujer trans de 45 años. Asesinada de cuatro puñaladas.

6.- Peter Keeley, gay de 56 años, Asesinado. Su cuerpo fue encontrado en una zanja lesiones en la cabeza y la cara. Sus brazos y piernas estaban atados con cinta adhesiva.

7.- M.A.M, de 23 años. Asesinado tras defender a un amigo que estaba siendo agredido e insultado por otros dos sujetos en razón de su orientación sexual.

8.- Angie Mimbela del Águila, mujer trans de 26 años. Asesinada por un hombre que la apuñaló. La joven mujer caminó cerca de 100 metros y estuvo con vida más de 45 minutos pidiendo ayuda mientras se desangraba, pero ni los transeúntes ni el personal sanitario que llegó por las llamadas de los vecinos le prestó el soporte necesario. Según vecinos, el personal de la municipalidad se negó a recoger el cuerpo de Angie y llevarlo a un hospital, dejándola morir sobre el pavimento.

9.- Neulisa Alexa Luciano Ruiz, mujer trans sin hogar de 28 años. Fue acribillada a balazos.

10.- Karly Sasha Chinina Palomino, mujer trans de 33 años. Asesinada por disparos.

11.- Luisa Sandoval Lemus, chica trans de 24 años. Asesinada. Su cuerpo tenía señales de tortura y mutilación de genitales.

12, 13, 14.- Samantha, de 26 años, Karla H, de 35 y Angiie Aguilera de 25, mujeres trans. Fueron asesinadas a balazos.

15.- Tita Andrade Umaña, mujer trans de 32 años. Asesinada.

16.- Jaime Natividad Rubio Ramos, un hombre gay de 28 años. Asesiado a tiros.

17.- Tita Andrade Umaña, mujer trans de 32 años. Asesinada.

18.- Stephanie Cardona Matías, mujer trans de 32 años. Asesinada por múltiples heridas en el cuello provocadas con arma blanca.

19.- Naomi Nicole, “La Soñaré”, mujer trans de 26 años. Fue asesinada a tiros.

20.-
Luis Fernando Reyes García, gay de 26 años. Asesinado de 8 balazos.

21.- Aneste Mweru, un joven gay de 25 años procedente de Uganda, aparecio junto a las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Nairobi. Todo indica a que Mweru se ahorcó tras ser agredido por guardias de seguridad y policías al intentar acceder a la sede de la organización, que estaba cerrada, el pasado lunes de Pascua. El joven había huido de su país de origen en 2017 por la creciente hostilidad LGTBfoba y tenía el estatus de refugiado en Kenia desde hace un año. Su situación era cada vez más desesperada por los recortes en la ya reducida ayuda económica que recibía y por la perspectiva de acabar en un campo de refugiados.

22.- Paloma (Leider Alberto Salas Jiménez), mujer trans de 33 años. Asesinada con más de 20 puñaladas.

23.- Marbella (Mafer Santos), mujer trans de 28 años. Asesinada. Había sufrido un ataque con varios impactos de bala.

24 y 25.- Serena Angelique Velázquez, mujer trans de 32 años y Layla Peláez, mujer trans de 21 años. Acribilladas a balazos, sus cuerpos fueron encontrados calcinados en el vehículo.

26.-  Penélope, mujer trans de 31 años. Su cuerpo fue encontrado ahorcado y con signos de violencia.

27.- Gabriela Alejandra Homann Ayala, mujer trans de 35 años. Apuñalada varias veces en el cuello, la nuca y las manos.

28.- Tamara Denise Morales, mujer trans de 36 años. Apareció muerta en una zanja.

29.- Luz Clarita Zúniga, mujer trans de 23 años. Lapidada hasta la muerte.

30 y 31.- Rudy Josué Guerra Cardona, de 39 años, y José Alexis Ramirez Chinchilla, su pareja, fueron asesinados a balazos.

32.- Roberto Monje, de 40 años, activo militante gay. El cuerpo sin vida estaba en el baño de su casa, con decenas de heridas de arma blanca, la mayoría en la zona del cuello. Algunos cortes en sus manos indican que intentó defenderse.

33 y 34.- Ratree Sriwiboon, de 24 años, y Patsanan Chanprapat, de 29, lesbianas. Fueron encontradas brutalmente apuñaladas en la habitación de su hotel en Tailandia, en lo que la policía sospecha que fue un asesinato suicida.

35.- Mateo López Mejía, hombre trans de 25 años. Le dispararon.

36.- Scarleth Cambell Cáceres, mujer trans y activista de 22 años. Asesinada de tres disparos por la espalda.

37.- Josselin, una mujer trans de 29 años. La encontró su madre, muerta, con múltiples golpes y el rostro desfigurado.

38.- Vanesa Solórzano, una joven trans de 20 años. Asesinada.

39.- Cynthia Leslie Velásquez, lesbiana. Fue apuñalada.

40.- Javier Viteri, gay de 22 años. Murió por las 89 puñaladas que le asestó su asesino.

41.- Ángel Antonio Medina, gay de 29 años. Asesinado de varios impactos de bala.

42, 43, 44, 45 y 46.- Javier Eduardo Pérez, gay de 34 años; Jonathan Santos, gay de 18 años; Julie Torres, mujer trans; Sam Rosales, trans de 23 años y Brandy N. Asesinados.

47.- Melody Barrera, mujer trans de 27 años. Asesinada con al menos seis disparos ejecutados desde un vehículo.

48.- Chiara Duarte, mujer trans de 27 años. Fue encontrada muerta con múltiples puñaladas y su cuerpo lanzado desde un séptimo piso.

49.- Lima Gabriela Cruz Pimentel, mujer trans de 46 años. Fue encontrada echada con las muñecas atadas a la espalda con un cable y una tela en la boca. Los peritos señalan que habría muerto por asfixia mecánica por ahorcamiento.

50 y 51.- Leslie Rocha y Mireya Rodríguez Lemus, mujeres trans. Asesinadas.

52.- Katherine Rosmery Duvall, mujer trans. Asesinada a balazos.

53.- Gul Panra, mujer trans y activista. Asesinada de seis disparos a quemarropa.

54.- Mujer transexual. Asesinada a tiros por su hermano de 13 años.

55.- Melody Barrera, mujer trans. Murió tras recibir 6 disparos.

56 y 57.- Marcelo Cea y Jorge Ruiz, dos activistas gay de 44 y 31 años. Encontraron dos cuerpos calcinados y con signos de haber recibido golpes y heridas causadas por un cuchillo.

58 y 59.– En un mismo día en Veracruz (México) asesinaron brutalmente a Erick Deseano, un hombre trans de 36 años Le amarraron los pies con cables, abusaron de él hasta que se cansaron. Lo golpearon en todo el cuerpo y lo hirieron con un machete. Y a Gretell Ceballos, mujer trans de 35 años. Hombres en motocicleta abrieron fuego contra ella.

60.- N.A., una chica bisexual de 17 años de Rois (A Coruña) que sufría acoso bifóbico desde hacía meses. Su muerte ha sido calificado de “asesinato social“.

61.- Miguel Arenas Rodríguez, gay de 36 años. Torturado y asesinado.

62.- Alejandra Benítez, mujer trans de 34 años. Fue asesinada a balazos por la espalda.

63.- Enzo Aguirre, gay de 23 años. Asesinado.

64.- Soledad Rojas Paúcar, mujer trans de 48 años. Asesinada de cuchilladas en cuello y nuca.

65.- Alejandra Salazar Villa, mujer trans de 54 años. Asesinada, la asfixiaron con una bolsa en la cabeza.

66.- Fouad, una chica trans de 17 años. Suicidio por acoso por parte de los responsables de su instituto en Lille (norte de Francia).

67.- Mujer transexual encontrada ayer mismo 
asesinada con una puñalada en el tórax  en Arona, Tenerife, (España).

68.- Verónica Dessio, de 49 años, fue apuñalada hasta su muerte. Tenía un corte profundo en el cuello y heridas de arma blanca en el cuerpo. La Plata (Argentina).

69.-…

***

Oremos…

Os bendecimos, santas y santos inocentes. Proteged a los jóvenes que son expulsados de sus casas y viven en las calles por ser LGTB, proteged a las niñas y niños que sufren acoso en las escuelas, proteged a quienes son perseguidos, encarcelados, torturados y asesinados en todo el mundo por su orientación sexual o identidad de género. Cuidad de las prostitutas, alentad a los presos, animad a los deprimidos. Fortaleced a quienes viven escondidos en la prisión de los armarios. Abrid las puertas, dadnos confianza, paz a vosotras y vosotros. Amén.

***

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Pedro Castelao: “En la oración aspiramos a que lo imposible, sea posible. A que lo ya irremediable pueda tener remedio”

Viernes, 7 de febrero de 2020

Pedro-Castelao-oracion_2195790454_14255021_660x467“Orar es un sentirse bañado y personalmente acompañado por la envolvente atmósfera de quien sostiene el compás del tiempo”

“No es cierto que, en sí misma, cualquier actividad sea oración, pero sí lo es que todo puede convertirse en oración”

“Lo decisivo no es ni el momento, ni el lugar, ni el modo, sino la activación de nuestro interno receptor de eternidad”

“La oración nos hace vivir adelantadamente una leve fracción de esa plenitud, pero a veces nos parece ensoñación y otras un vano autoengaño”

“Somos llevados por la atracción de un movimiento que no dominamos hacia cumbres insondables que nos dejan sin palabras sin que nosotros nos movamos en absoluto del lugar que ocupamos ni del habitáculo en el que nos sentamos”

«Estad siempre gozosos. Orad sin interrupción. Dad gracias por todo» (1Tes 5, 16-18a). Orar es cobrar conciencia explícita de la presencia omnímoda del amor de Dios y dirigirse a Él como un hijo habla con su padre o con su madre. Es ponerse en presencia de Dios, abrirse al influjo de su Espíritu y dejarse moldear por su Verbo.

Pero no es sólo, ni principalmente, un acto de conciencia. Se trata más bien de un sentirse bañado y personalmente acompañado por la envolvente atmósfera de quien sostiene el compás del tiempo, para percibir su imperceptible «estar», más allá y más acá de toda otra forma ordinaria de habitar el espacio y la secuencialidad temporal.

Hay innumerables formas de oración. Y todas son saludables si nos ayudan a ponernos en presencia de Dios.

Unos rezan con breves fórmulas repetitivas sin apenas callarse. Otros en completo silencio sin casi proferir palabra. Unos rezan con la Biblia, otros con la contemplación de la naturaleza. Hay quien entona salmos, otros meditan los Evangelios. Otros observan distantes su flujo interno de conciencia en la máxima quietud que les es posible. Otros rezan en el metro transfigurando el ajetreo de la ciudad luego de visitar enfermos en el hospital o de trabajar en barrios pobres con inmigrantes o marginados. Otros experimentan la presencia de Dios en su activa lucha por la justicia y otros cultivan la disciplina de la lectura, el estudio, la meditación y la escritura.

No es cierto que, en sí misma, cualquier actividad sea oración, pero sí lo es que todo puede convertirse en oración.

No hay oración cuando estamos horizontalmente dispersos en la superficie de nuestros quehaceres, por más que estemos arrodillados ante la custodia.

Y no hay situación o actividad, por más caótica o tumultuosa que sea, que no pueda servir como catalizadora de un impulso de transcendencia que nos catapulte realmente ante la presencia última de Aquel frente al cual todo es penúltimo.

Lo decisivo no es ni el momento, ni el lugar, ni el modo, sino la activación de nuestro interno receptor de eternidad sean cuales sean las circunstancias externas o internas en las que nos veamos.

Orar es, pues, unirse con nuestros sentidos, afectos, sentimientos, pensamientos e imaginación con Dios, en una relación de intimidad en la que nos mostramos, querámoslo o no, desnudos de todos nuestros roles y de todos nuestros relatos de propia justificación para confesar el mal que hacemos, el bien que dejamos de hacer y, en la medida en que nos es dado recibirlo y gustarlo, experimentar el perdón de un amor de Dios que nos impulsa a ser mejores y más exigentes con nosotros mismos y mucho más indulgentes con los demás.

Orar contribuye decisivamente a nuestra sanación interior, a la más honda integración de todas aquellas tendencias que, a veces, tiran de nosotros en direcciones opuestas hasta el punto de desgarrar nuestro interior.

Orar repercute en todo nuestro ser, pues somos una unidad. Y toda ella vive tanto nuestras alegrías y éxitos como nuestras heridas y fracasos.

Orar es como ponerse moreno. Uno lo hace queriendo y sin querer. Hay que exponerse, queriendo, a los rayos solares, pero una vez ahí son ellos los que, sin querer, activan la melanina que tiñe nuestra piel.

Y es que la iniciativa, la actividad incitadora, el protagonismo es siempre de esa divinidad que, como el sol, jamás deja de comunicarnos los destellos de su amor, porque, aunque su recepción inmediata implica la acción positiva de nuestra libertad, esta no es nunca lo primero, por más que lo parezca, sino la respuesta a una llamada anterior que antecede completamente todo nuestro obrar.

En la oración aspiramos a que lo imposible, sea posible. A que lo ya irremediable pueda tener remedio.

Y no me refiero aquí a esas primarias e infantiles peticiones que convierten la oración en un ejercicio inverso de lo que, en realidad, debería ser. La oración consiste en estar abiertos a la voluntad de Dios, a su palabra, a su moción. Y es, entonces, el ejercicio espiritual en el que debemos dejarnos convencer y moldear, en nuestros sentimientos, deseos e ideas, por el amor de Dios, en lugar de, endurecidos en nuestro ego, pretender convencer a Dios para que se cumpla nuestra voluntad estableciendo con quien todo nos lo da una horrible relación de mercantil compraventa.

Lo que los niños hacen con su imaginaria hada madrina podemos hacerlo nosotros con Dios —¡ay!— cuando, en lugar de ponernos nosotros a su servicio —y ninguna plenitud es mayor para el hombre que el servicio de Dios— pretendemos que sea Dios el que nos sirva a nosotros realizando aquello que creemos desear. Porque lo cierto es que, la mayoría de las veces, no sabemos ni lo que queremos, y somos como infantes caprichosos e inconstantes, como en todas esas incontables ocasiones en las que, queriendo algo con todas nuestras fuerzas, resulta que luego no lo reconocemos como lo que, en realidad, queríamos.

La cuestión es, pues, de escucha, adoración y entrega y no tanto de petición, exigencia y trueque, porque lo que realmente está en juego en la oración es si es posible lo imposible y si lo ya irremediable, puede tener remedio en Dios.

El problema real es el mal, el dolor, el sufrimiento y la muerte como realidades cuya derrota definitiva sólo Dios puede llevar a cabo en la plenitud escatológica allende la historia ordinaria de la creación.

Y es ahí donde el cristianismo, en la oración, nos anticipa lo imposible y lo irrealizable. Aquello sobre lo que Unamuno reflexionó en su escrito Nicodemo el fariseo y que consiste fundamentalmente en que Dios pueda sanar nuestras heridas, curar nuestras cicatrices, perdonar el mal cometido y borrarlo completamente del universo transformándolo de tal manera que fuese como lo nunca acontecido al quedar totalmente desactivado y carente de negatividad.

Nuevo nacimiento, sanación completa, redención absoluta, perdón incondicional. Eso es lo que la oración nos hace pregustar aquí y ahora en unas condiciones bien precarias tendentes a la dispersión espiritual y al sometimiento a las condiciones horizontales de una existencia ante la que dichas condiciones se presentan como definitivas y últimas. Como si una palabra de salvadora eternidad no sólo fuese impensable, sino del todo imposible.

La oración nos hace vivir adelantadamente una leve fracción de esa plenitud, pero a veces nos parece ensoñación y otras un vano autoengaño.

Las aproximaciones de la neurología o la psicología profunda a la cuestión de la oración —siendo en sí mismas extraordinariamente interesantes— adolecen todas de un mismo déficit.

Tienden a confundir la profundidad de la mente y sus internos mecanismos fisiológicos con el abismo del espíritu humano. Y es que el yo profundo, por más profundo que sea, por más estructuras transpersonales de las que se libere, por más que se disuelva su perfil, por más inconsciente y oscuros que sean los sótanos de su trastienda, no son —en este nivel analítico, transegoico o neurofisiológico— sino la superficie más accesible de una personalidad que, cerebralmente sostenida por interacciones sinápticas y procesos bioquímicos, se muestra, ciertamente, fascinante, compleja y profunda, pero con una hondura y profundidad de un alcance siempre medible, evaluable y explorable en términos de análisis, sondeo y experimentación.

Quiere esto decir que, siendo del máximo interés todo cuanto la neurobiología y o la psicología nos pueda enseñar sobre la complejidad y profundidad de nuestro yo cerebral, la dimensión hacia la que apunta la oración transciende infinitamente todo fenómeno fisiológico para emboscar al ser humano en un nivel de profundidad en el que las brújulas se vuelven locas, los sónares tienen comportamientos extraños y no hay mecanismo de verificación empírica que funcione, en definitiva, de manera cabal.

Porque de lo que aquí se trata, finalmente, es de nuestro yo místico, de nuestra identidad abisal, de la raíz última de nuestro ser de criatura, creada a imagen y semejanza de Dios, y constituido en su hondura más íntima por una singularidad tan especial y genuina que, curiosamente, permanece siempre ella misma a lo largo de la vida como si fuese sin edad durante todas las edades de su biografía. Como si su verdadero tiempo y su verdadero lugar no fuesen de este mundo y, por tanto, pudiese percibirse a sí misma siendo niña, joven, adulta o anciana, siendo todo esto a la vez y ninguna de ellas por separado al margen del flujo vital en el que está. Me estoy refiriendo a ese hondón de nuestra alma y de nuestro espíritu al que siempre se han referido los autores espirituales y místicos que en el mundo han sido. Es en esa dimensión y en esa insondable profundidad de nuestro yo en la que acontece la experiencia de la oración.

Como se ve, no se trata, pues, del alcance cuantitativo de una hondura determinada de conciencia, sino del encuentro con una infinitud —la divina— que diviniza la condición humana al transportarla a una dimensión en la que el tiempo ya no es duración, el espacio no es extensión y la materia —como en la transfiguración— se vuelve translúcida.

En esta dimensión a la que somos transportados —sin movernos de donde estamos y sin que, en apariencia, nada cambie cuando, en realidad, ya todo es distinto— en los momentos de mayor lucidez e intensidad orante nos situamos en la onda vital de lo que la Escritura y la Tradición han llamado Espíritu Santo.

Y es en él, en el movimiento incesante del Espíritu divino, donde nuestro espíritu humano se encuentra con la fuente de toda vitalidad, con el dador de vida, con aquel que, sin ser creación, literalmente anima a todo lo creado desde su más íntimo interior.

En un interior en el que, en la oración, somos siempre invitados a configurarnos con la hechura biográfica de Jesucristo, siendo nuevamente remitidos al anclaje vital, espacio temporal, histórico y concreto del que nunca hemos salido.

Y es que en el proceso orante ocurre —pero sin histrionismos, ni gritos, ni aceleraciones— lo mismo que en una gigantesca noria o en una montaña rusa.

Somos llevados por la atracción de un movimiento que no dominamos hacia cumbres insondables que nos dejan sin palabras sin que nosotros nos movamos en absoluto del lugar que ocupamos ni del habitáculo en el que nos sentamos. Y las cosas que vemos, sentimos y gustamos en esos movimientos de oscilación —que no son ni cosas, ni visibles, ni sensibles, ni gustables— hacen que nuestro punto de inicio —del que jamás nos hemos movido ni un ápice— lo percibamos, después de y durante la experiencia de la oración, de un modo cualitativamente transfigurado, cuando, sin saber muy bien por qué, finaliza la oración —cosa que, en el fondo, querríamos que no ocurriese nunca.

Y en nuestro punto obligado de llegada nos volvemos a encontrar con la referencia cristológica que nos mueve al seguimiento de quien, en el mismo mundo, en la misma línea espacio temporal que nosotros habitamos ahora, vivió en transparencia diáfana su relación con Dios.

Por eso la oración no nos hace huir de la vida, como no hizo huir a Jesús de la suya, sino que nos resitúa ante sus problemas y vicisitudes de una forma enteramente nueva: en la lógica del Reino, del amor a Dios y del amor al prójimo.

Vista desde una perspectiva tecnocrática y meramente utilitaria la oración no sirve para nada. Comprendida en su ser más auténtico lo es todo.

En ella se encuentra el hombre con su Creador y es invitado a vivir como su Hijo eterno siendo interiormente transformado por el amor infinito de su santo Espíritu.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , ,

Maestro incomparable del Amor.

Domingo, 10 de junio de 2018

jesusamorCreo que no hay nada más artístico que amar verdaderamente a la gente (Película Loving Vincent)

10 de junio. Domingo X del TO

Mc 3, 20-35

El que haga la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre

Hoy la ciencia justifica este amor, no sólo desde el Evangelio, sino también desde el punto de vista de los investigadores de la Genética. Todos los seres vivos tenemos el mismo ancestro común. Y esto se hace patente cuando se compara a los humanos en el árbol evolutivo de la vida con nuestros parientes más cercanos: los chimpancés. La secuencia del genoma de éste y de aquellos revela que ambos son un 96% idénticos a nivel de ADN.

No estaría demás que se informara a los cristianos lo estrechamente relacionados que están todos los seres vivos, incluyéndonos a nosotros“El alma sin ciencia no es buena”, se dice en Proverbios 19, 2.

La directora de cine y guionista polaca Dorota Kobiela, diseña su película con sumo respeto a la obra del artista Vincent van Gogh (1853-1890. Se estrenó en España a finales de enero de 1918. Lleva por título Loving Vincent, y mantiene un brillante lenguaje cinematográfico. Allí están con gran fuerza los trazos arremolinados que hacen vibrar el fondo de sus cuadros: esos cielos en pleno arrebato meteorológico, las luces que tintinean en las pinturas nocturnas, las ondas expansivas de los paisajes. Todo ello con una inteligente diana: dar vida a los cuadros del artista y recorrer parte de su trágica y misteriosa vida a través de las cartas que escribía con frecuencia a su hermano Theo. Precisamente en su última carta Van Gogh le escribía: “Creo que no hay nada más artístico que amar verdaderamente a la gente”.

Él tenía la noble virtud de hacerlo. Y como dice uno de los personajes del film: “no podemos expresarnos mejor que a través de nuestros cuadros”. En nuestro caso lo manifestamos a través de nuestro comportamiento.

Jesús nos ha llamado a ser sus hermanos y es Él el que nos ha elegido y destinado para llevar al mundo la Buena Noticia de su amor. Y esto lo haremos amándonos unos a otros, como Él lo ha hecho al dar la vida por nosotros y por el mundo entero.

En su primera carta el apóstol san Juan dice en 4, 7-8:Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor”.

En su Carta a los Corintios 13, 1 dice Pablo: “El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad”.

Los griegos contaban con El Coro de Musasque, según Hesíodo en su Teogonía, cantaban y danzaban en el monte Helicón. Eran siete, y entre ellas se encontraba Erato, señora de la poesía de amor y del teatro. Lo inmortalizaron con la figura de Psique atravesado por la flecha de Cupido. Fue siempre tema de inspiración en el arte. En LiteraturaKhalil Gibran dijo:“Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una atadura; Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de vuestras almas”. En Pintura, El cumpleaños, de Marc Chagall. En Música, Sueño de amor, de Franz Liszt. En Escultura, El beso, de Rodin.

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado”, dijoJesús en Jn 13, 34.

SUEÑOS SOBRE LA VIDA DEL ALMA

Te sueño vestida en lencería sexy
-en picardías-
como la que vistió coqueta Caroll
en la película.
¿Era de tul
con hilo multifilamento y fantasía?

Era de gasa con bordados y blondas decolores
que a gritos sugerían
al excitado novio
formas de tus intimidades.

Alma corpórea
como yo te veo y te deseo.
Siempre en noche de bodas,
siempre en picardías.

Y yo siempre esperando
para darte mis besos y caricias
con mis brazos abiertos y mi cuerpo.
Y tú siempre velando

para que con el mío te penetre,
y el tuyo me reciba también dentro.

Luego cesará el viento huracanado,
y en el latir de corazones y silencios
soñaremos unidos como amantes.

“¡Ah, llévame contigo, sí, corriendo,
a tu alcoba condúceme, rey mío:
a celebrar contigo nuestra fiesta!”,
dice el Cantar de los Cantares.

(EVANGÉLICO CUARTETO. Ediciones Feadulta)

Vicente Martínez

Fuente Fe Adulta

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.