Resultados de la búsqueda

Palabra clave: ‘James Martin,’

James Martin, sj.: “¿Pueden los católicos celebrar el Mes del Orgullo? Sí”

Miércoles, 8 de junio de 2022

jesus-era-gay-1436216028“Las iglesias han sido lugares en los que las personas LGBTQ se han sentido insultadas y rechazadas”

El jesuita defiende la celebración como “un reconocimiento de la dignidad humana de un grupo de personas que, durante siglos, ha sido tratado con desprecio, rechazo y violencia”

“El Mes del Orgullo recuerda a los católicos que deben tratar a las personas LGBTQ con el respeto, la compasión y la sensibilidad que manda el Catecismo, la cercanía, la compasión y la ternura que ha enseñado el Papa Francisco, y el amor y la misericordia que Jesús mostró a todas las personas, especialmente a las marginadas, durante su ministerio público”

“También tenemos que recordar que en muchos países, ser LGBTQ es una cuestión de vida o muerte”, recalca James Martin, quien insiste en que en varios países “puedes ser ejecutado simplemente por ser gay o por mantener relaciones con personas del mismo sexo”

¿Pueden los católicos celebrar el Mes del Orgullo? Sí, porque para las personas LGTBQ no se trata de celebrar la vanidad, sino de reconocer la dignidad humana. Para la persona religiosa, también es un recordatorio de que las personas LGBTQ son hijos amados de Dios“. El jesuita James Martin ha salido al paso de la polémica acerca de si la Iglesia puede celebrar el Orgullo Gay, frente a los ‘cantos de sirena’ de los grupos ultraconservadores, que se han lanzado, incluso, a pedir al Papa que cese al religioso, consultor del Dicasterio para la Comunicación, por defender una Iglesia abierta a todos. Y que no agreda al diferente.

En un artículo publicado en Outreach, el jesuita norteamericano, conocido activista en defensa de los derechos de las personas LGTBQ en la Iglesia, diferencia entre “orgullo” y “vanidad“, y defiende ese tipo de orgullo que supone “la conciencia de la propia dignidad”.

“Y eso es lo que más se aproxima al Mes del Orgullo para la comunidad LGBTQ: un reconocimiento de la dignidad humana de un grupo de personas que, durante siglos, ha sido tratado con desprecio, rechazo y violencia”, apunta el clérigo, quien insiste en que,para la persona religiosa, este mes es también un recordatorio de que las personas LGBTQ son hijos amados de Dios“. 

Y, para la propia Iglesia, “el Mes del Orgullo recuerda a los católicos que deben tratar a las personas LGBTQ con el respeto, la compasión y la sensibilidad que manda el Catecismo, la cercanía, la compasión y la ternura que ha enseñado el Papa Francisco, y el amor y la misericordia que Jesús mostró a todas las personas, especialmente a las marginadas, durante su ministerio público“.

article-2567963-1BCDA6E000000578-354_634x499

Gran parte del rechazo, motivado por los falsos cristianos

Más aún: para Martin, “es especialmente importante que las iglesias marquen el Mes del Orgullo, ya que gran parte del rechazo al que se han enfrentado las personas LGBTQ ha sido motivado por el cristianismo, al menos por lo que mucha gente cree que enseña el cristianismo”.

Y es que, constata el jesuita, “las iglesias también han sido lugares en los que las personas LGBTQ se han sentido insultadas y rechazadas, por lo que “es importante que las iglesias celebren el Mes del Orgullo y recuerden a nuestros amigos LGBTQ que son bienvenidos en la que, al fin y al cabo, también es su iglesia”.

“También tenemos que recordar que en muchos países, ser LGBTQ es una cuestión de vida o muerte”, recalca James Martin, quien insiste en que en varios países “puedes ser ejecutado simplemente por ser gay o por mantener relaciones con personas del mismo sexo”.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , ,

James Martin, ante la homofobia en la Iglesia: “El odio es asombroso”

Martes, 3 de agosto de 2021

jesuita-James-Martin-defensor-LGBT_2164293586_13964946_660x371El jesuita ve “clara” la postura del Papa frente a los homosexuales 

El jesuita norteamericano ha sufrido toda clase de campañas por su trabajo pastoral con la comunidad LGTBI. Ahora, en España, son otros los sacerdotes, como Daniel Pajuelo o el redentorista Damián Montes, los que sufren ataques desmedidos de otros curas, y del sector más ultramontano de la Iglesia de nuestro país por defender una Iglesia que acoja la diversidad, y no deje nadie a los márgenes

“Hay clérigos con una ‘disposición homosexual’ (…) y otros que simplemente tienen aversión a las minorías sexuales”

“Recuerde, Francisco es el primer Papa en usar la palabra ‘gay’ en público”

“El odio es asombroso”. El jesuita James Martin, sj., ha sufrido toda clase de campañas por su trabajo pastoral con la comunidad LGTBI. Ahora, en España, son otros los sacerdotes, como Daniel Pajuelo o el redentorista Damián Montes, los que sufren ataques desmedidos de otros curas, y del sector más ultramontano de la Iglesia de nuestro país por defender una Iglesia que acoja la diversidad, y no deje nadie a los márgenes.

Pero “el odio es asombroso”, reitera Martin en una entrevista en un semanario alemán recogida por Katholisch.de. En la misma, el religioso lamenta cómo la cuestión de la homofobia siga siendo factor de división entre los clérigos. En ocasiones, afirma, porque hay sacerdotes con una ‘disposición homosexual’ que entra en conflicto con su propia sexualidad. “O puede provenir de clérigos heterosexuales que simplemente tienen aversión a las minorías sexuales“, subrayó el jesuita.

El Papa “cambió el enfoque”

Los ataques contra el Papa Francisco por estas y otras cuestiones son moneda de uso común. “La posición del Santo Padre me parece clara”, señaló Martin, quien subrayó que Bergoglio no tocó una coma de la doctrina de la Iglesia a este respecto, pero sí “cambió el enfoque y el tono”.

“Recuerde, Francisco es el primer Papa en usar la palabra ‘gay’ en público”, resaltó. Su trabajo por la acogida podría permitir soñar que, en menos de una década, los fieles LGTBI “se sintieran tan bienvenidos como los demás en la Iglesia”. 

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

James Martin, con el Papa: “Compartimos las alegrías y esperanzas de los LGBT en todo el mundo”

Miércoles, 2 de octubre de 2019

 

james-martin-sj-y-la-portada-de-su-nuevo-libroFrancisco recibe en audiencia privada en el Palacio Apostólico al defensor de los católicos LGBT  

“Estuve muy agradecido por encontrarme con este magnífico pastor”, confiesa Martin, autor del libro sobre el ministerio a fieles arcoiris, ‘Tender un puente’: “Uno de los mejores momentos de mi vida”

“Hoy me sentí alentado, consolado e inspirado por el Santo Padre. Y su tiempo conmigo, en medio de un día ajetreado y una vida ajetreada, parece un claro signo de su profundo cuidado pastoral para los católicos LGBT y las personas LGBT en todo el mundo”, añade

Nuevo gesto monumental del Papa Francisco a favor del ministerio a los católicos LGBT, días después de que trascendiera que llamó al cura abiertamente homosexual James Alison para restaurarle “el poder de las llaves. El pontífice hoy se reunió en privado con James Martin, el jesuita estadounidense conocido por su empatía y compromiso con los fieles arcoiris.

El Vaticano incluyó a la audiencia del Papa con Martin en el boletín pontificio oficial del lunes, en una clara señal de que Francisco quería que se hiciera pública. El mensaje implícito fue un voto de confianza en el ministerio de Martin.

Martin es autor de “Building a Bridge” (Tender un puente” en español), un libro sobre cómo la Iglesia Católica debería hacerse más presente entre la comunidad LGBT.

EFt0kSKXoAA8lyJ

Presión de los conservadores

Se ha visto forzado a cancelar varias conversaciones sobre temas LGBT en los Estados Unidos debido a la presión de los grupos conservadores que se oponen a su defensa de colectivo.

En un tweet el lunes, Martin dijo que durante la audiencia de 30 minutos en la biblioteca privada del Papa en el Palacio Apostólico, compartió con Francisco “las alegrías y esperanzas, y las penas y ansiedades, de los católicos LGBT y las personas LGBT en todo el mundo”.

“Estuve muy agradecido por encontrarme con este magnífico pastor”, añadió el jesuita, explicando que “la única otra persona en la sala fue su traductor”.

“Uno de los mejores momentos de mi vida”, volvió a explicar unas horas más tarde.

“Hoy me sentí alentado, consolado e inspirado por el Santo Padre. Y su tiempo conmigo, en medio de un día ajetreado y una vida ajetreada, parece un claro signo de su profundo cuidado pastoral para los católicos LGBT y las personas LGBT en todo el mundo”.

Martin no quiso profundizar en el detalle de su conversación con el pontífice, pero sí contó a America, la revista histórica de los jesuitas estadounidenses de la que es editor especial, que “nos reímos ambos varias veces” durante el encuentro.

Además, pidió al Papa que escribiera una nota personalizada para su sobrino, Matthew, que se encuentra preparando para su confirmación, habiendo escogido el nombre de Francisco.

Fue el tercer encuentro entre el Papa y Martin, después de un saludo breve en la Casa Santa Marta en 2016 y una conversación fugaz en la asamblea plenaria la semana pasada del Dicasterio para la Comunicación, del que Martin es asesor.

Francisco, al tanto de los ataques contra Martin

Fuentes vaticanas indicaron a America que fue el Papa quien invitó a Martin a la audiencia de hoy, e insistió en que tuviera lugar en su despacho en el Palacio Apostólico, un lugar normalmente reservado para las audiencias con jefes de estado, líderes de confesiones religiosas, cardenales y conferencias episcopales, entre otros dignatarios.

Esas mismas fuentes dijeron que el Papa está al tanto de los ataques que ha recibido Martin en los EEUU por su ministerio con católicos LGBT. Y también, que Francisco ha leído entero el volumen del jesuita, “Tender un puente”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , ,

James Martin, sj: “Hay cientos, miles de sacerdotes homosexuales que llevan vidas santas

Viernes, 7 de diciembre de 2018

de-financiero-deprimido-a-sacerdote-feliz-la-historia-de-james-martin“Algunos rigoristas me atacan por miedo a la propia sexualidad complicada”, sostiene el jesuita

“Tenemos que ser claros: es falso decir que los sacerdotes homosexuales no pueden vivir el celibato”

(C. Doody/J. M. Vidal).- El jesuita James Martin acaba de publicar en España su libro Tender un puente (GC Loyola). Una invitación a la Iglesia a tratar a las personas LGBT “no como leprosos“, como ha venido haciendo, “sino como hijos amados de Dios”. En esta entrevista, el religioso también tacha de “falso” el relato de que los curas gays no puedan vivir vidas célibes o que sean la raíz de la crisis de los abusos de menores en la Iglesia.

¿Qué pretende con su libro?

Espero que ‘Tender un puente’ ayude a iniciar una conversación en la Iglesia sobre cómo podemos tratar a nuestros hermanos y hermanas LGBT no como leprosos, tal y como la Iglesia ha hecho en el pasado, sino como hijos amados de Dios. El Catecismo es el que mejor lo expresa: estamos invitados a aceptarlos con “respeto, compasión y sensibilidad”.

¿Le agrada o le molesta haberse convertido en icono de la lucha de los derechos LGTBI en el seno de la Iglesia?

Bueno, no me considero así. Más bien, me veo a mí mismo como un jesuita que está haciendo lo que los jesuitas siempre han hecho, y que todos los Papas recientes les han pedido que hagan: acompañar a las personas que están en los márgenes, o en las “periferias”, como dijo el Papa Francisco. Y no hay nadie en la Iglesia católica más marginado que las personas LGBT.

¿Le duele que los rigoristas le ataquen tan duramente?

Sólo unos pocos me han atacado abiertamente. Muchos más han estado abiertos a la discusión, después de haber leído el libro o haber escuchado una de mis conferencias. De hecho, muchos de los ataques provienen de personas que no han leído el libro.

Pero la mayor parte de estos ataques provienen de sitios web supuestamente católicos que provocan odio y homofobia, cuando deberían promover el amor y el respeto. También es importante decir que Tender un puente cuenta con la aprobación oficial de mis superiores jesuitas, que ha sido respaldado por muchos cardenales, arzobispos y obispos, que se basa en los Evangelios y que no contradice en absoluto la doctrina de la Iglesia.

Así que los ataques a veces son desconcertantes. En general, el vilipendio personal y los ataques injustos solían molestarme, pero ahora ya no lo consiguen. Porque, ¿qué tipo de jesuita sería, si permitiera que algunas personas odiosas y homofóbicas online me impidieran amar a los marginados?

¿Hay homofobia en la Iglesia? ¿Más o menos que en las demás instituciones?

Lamentablemente, hay mucha. La mayor parte proviene del miedo: el miedo a las personas que son diferentes, el miedo a escuchar algo nuevo y, a menudo, el miedo a la propia sexualidad complicada.

Probablemente hay más homofobia en la Iglesia católica que otras instituciones porque algunos católicos sienten, erróneamente, que su religión lo justifica. Pero el odio nunca es justificado por el cristianismo. De hecho, Jesús amaba sobre todo a los más marginados.

Pero ese odio está disminuyendo a medida que cada vez más personas se sinceran  respeto a su sexualidad. Y a medida que cada vez más personas se abren o “salen” del armario, la gente empieza a reconocerlos como sus hermanos y hermanas, tías y tíos, sobrinas y sobrinos, y amigos y compañeros de trabajo. El encuentro disminuye el miedo.

¿Le parece justa la ley vaticana que prohibe la entrada en los seminarios de jóvenes con “arraigadas tendencias homosexuales”?

El Vaticano dice que los hombres con “tendencias homosexuales profundamente arraigadas” no deben ingresar en el seminario. Pero los obispos han interpretado esto de tres maneras. Primero, ningún hombre gay debería entrar. Segundo, ningún hombre para quien su sexualidad sea la parte más importante de su personalidad debe ingresar. En tercer lugar, ningún hombre gay que no pueda vivir el celibato debe entrar. Todo lo que puedo decir es que conozco a muchos sacerdotes homosexuales que llevan vidas santas en la Iglesia.

¿Los sacerdotes y obispos homosexuales que hay en la Iglesia (al parecer, muchos) son capaces de cumplir con sus obligaciones de mantener el celibato?

Sí, ¿por qué no lo serían? Ser gay no significa que tengas que ser sexualmente activo. Tenemos que ser claros: es simplemente falso decir que los sacerdotes homosexuales no pueden vivir el celibato. La mejor prueba de ello es el hecho de que hay cientos, si no miles, de sacerdotes gays célibes y miembros castos de órdenes religiosas que llevan vidas entregadas y de servicio a Dios y a la Iglesia.

¿Qué le parece la aseveración de que la homosexualidad es la causa principal del abuso sexual de menores en la Iglesia?

Tenemos que decir que la mayoría de los casos son hombres que se aprovechan de niños y jóvenes varones. Pero esto no significa que todos los sacerdotes gays, o incluso la mayoría, sean abusadores. Es un argumento falso. Solo porque lo sean algunos no significa que todos o la mayoría lo sean. Además, la mayoría de los abusos sexuales ocurre en las familias, y nadie dice que todos los hombres heterosexuales, todos los padres o todos los hombres casados son abusadores. Una vez más, es un estereotipo peligroso que hay que cuestionar.

¿Es verdad que una parte importante de la jerarquía de la Iglesia estadounidense no comulga con el Papa Francisco y está esperando que su pontificado pase como una tormenta de verano?

Es cierto que cierta parte de la jerarquía de los Estados Unidos no favorece las políticas del Papa Francisco. Y a veces me sorprende lo estridente que son algunos de estos obispos. La ironía es que algunos de estos mismos obispos que, durante los pontificados de Juan Pablo y Benedicto, dijeron que nunca se podría estar en desacuerdo con un Papa, ahora estén en desacuerdo constantemente. Es una triste ironía.

*** Leer más…

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

“Tender un puente”, de James Martin, SJ, publicado en español.

Martes, 30 de octubre de 2018

tender-un-puente-jpgJames Martin es un sacerdote jesuita que ha publicado “Construyendo un puente: cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad”, un libro que anima a la iglesia católica a abrir sus brazos a la comunidad LGBT.

La orientación sexual de las personas ha generado mucha incomprensión dentro de la Iglesia católica. De hecho, el debate no siempre ha estado a la altura del respeto, compasión y sensibilidad cristiana hacia las personas que forman la comunidad de católicos LGBTI.

Este libro de James Martin, “Tender un puentenos sitúa ante los pilares de un puente necesario entre la comunidad LGTBI y la iglesia institucional. Un puente que todos los católicos debemos construir, porque formamos parte de una misma Iglesia.

Ni “homosexuales” ni gente “atraída por el mismo sexo”, sino personas LGBT. Llamemos a los católicos gays de una forma que afirme su orientación, y mostrémosles más respeto y compasión. Estos son los cambios que propone para la Iglesia el influyente jesuita James Martin,  colaborador habitual de la revista América, publicada semanalmente por los jesuitas estadounidenses en la que abordan temas sobre el catolicismo y la relación de la iglesia con la vida cultural y política y que son recogidos en un nuevo libro que cuenta con la bendición de los cardenales Kevin Farrell y Joseph Tobin y que anima a la Iglesia Católica a ser más compasiva y respetuosa con la comunidad LGBTQ. Construyendo un puente: cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad es el título del libro, que han asegurado es “Necesario”, “valiente” e “inspirador”.

Tal y como informa Religion News Service, con esas palabras recibieron los dos purpurados el tomo de Martin, Tender un Puente: cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad. A pesar de lo alentador del título del libro, lo cierto es que no apoya ningún cambio de doctrina ni cuestiones tan candentes como el matrimonio igualitario, pero emplea cuatro letras que resultan controvertidas dentro de la religión: no dice “homosexuales” ni gente “atraída por el mismo sexo”, sino personas “LGBT”.

El cardenal Farrell, recientemente elegido por el Papa Francisco para dirigir la oficina del Vaticano en asuntos de familia y vida, elogió la escritura de Martin: “Es un libro bienvenido y muy necesario, que ayudará a los obispos, sacerdotes y líderes de la iglesia a acompañar más compasivamente a la comunidad LGBT. También ayudará a que los católicos LGBT se sientan más a gusto en lo que es, después de todo, su Iglesia. En demasiadas partes de nuestra Iglesia, las personas LGBT han sido forzadas a sentirse mal recibidas, excluidas e incluso avergonzadas”, agregó el cardenal de Newark, Joseph Tobin. El religioso aseguró que “el valiente, profético e inspirador libro del padre Martin marca un paso esencial para invitar a los líderes de la iglesia a ejercer el ministerio con más compasión y a recordar a los católicos LGBT que forman parte de nuestra iglesia como cualquier otro católico”.

El obispo Robert McElory de San Diego, una figura en ascenso en la jerarquía eclesiástica estadounidense, va todavía un poco más lejos al afirmar que los católicos homosexuales también deben ser amados de manera genuina: “El Evangelio exige que los católicos LGBT sean genuinamente amados y atesorados en la vida de la iglesia. Pero no lo son”. McElroy dijo que Martin “nos proporciona el lenguaje, la perspectiva y el sentido de urgencia para reemplazar una cultura de alienación con una cultura de inclusión misericordiosa”.

El propio Francisco provocó una polémica cuando utilizó el término “gay” el año pasado al decir que la Iglesia Católica debería pedir disculpas a las personas LGBT, entre otras, por haberlas “ofendido”. Unas declaraciones que parecían adelantar cambios de actitud en la iglesia, pero que finalmente no se han llegado a materializar realmente.

Los comentarios del Papa se produjeron después de la masacre en un club nocturno gay en Orlando, Florida, el pasado junio, donde resultaron 49 personas muertas. También el libro de Martin surgió de esa tragedia. A James Martin le sorprende la falta de compasión de los obispos estadounidenses con las personas homosexuales, lo que le lleva a profundizar sobre el tema que desarrolla en el libro.

Martin, cuyos libros sobre Jesús, la espiritualidad católica y temas relacionados han estado en las listas de best-seller, ha escrito a menudo sobre el papel de gays y lesbianas en la iglesia, y sobre la necesidad de darles la bienvenida, por lo que no sorprende que el libro de Martin se haya convertido en un best-seller, puesto que no es la primera vez que logra buenas ventas con libros sobre Jesús, la espiritualidad católica y otros temas relacionados con la religión, como ya sucediera con The Jesus guide to (almost) everything. A menudo escribe también sobre el papel de los homosexuales en la iglesia y la necesidad de que la iglesia les abra sus brazos definitiva y sinceramente.

“Estaba encantado de que el cardenal Farrell y el cardenal Tobin encontraran el libro útil”, dijo Martin. “Para mí es un recordatorio de que muchos en la jerarquía apoyan un acercamiento más compasivo a los católicos LGBT”.

El autor de Construyendo puentes apoyó que los líderes de la iglesia se dirijan a las personas LGBT por el término que ellos prefieren, y pidió el fin de los despidos indiscriminados de los empleados de la iglesia que son descubiertos como homosexuales o que hacen pública su orientación sexual, y al mismo tiempo pidió a gays y lesbianas que sean considerados y respetuosos con la jerarquía de la Iglesia: ambas partes pueden escuchar y aprender unos de otros.

El pasado 26 de Octubre fue presentado el libro en el Centro Arrupe de Sevilla por el grupo Ichthys Cristianxs lgtbh de Sevilla. Juan V. Fernández, buen amigo de James Martin, se encargó de presentarlo y un vídeo grabado especialmente para la ocasión por el propio Martin, sirvió para introducir el libro y reflexionar sobre su contenido. Os dejamos con el video:

Fuente Loyola Grupo de Comunicación/Ichthys Cristianxs lgtbh de Sevilla/Cristianos Gays

Biblioteca, General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

James Martin, en el Encuentro Mundial de las Familias: “Los católicos LGBT pertenecen a la Iglesia tanto como el Papa”

Viernes, 24 de agosto de 2018

ponencia-del-padre-martin-en-el-encuentro-mundial-de-las-familiasEl jesuita James Martin, en el Encuentro Mundial de las Familias

El Primer Ministro irlandés abordará con Francisco los abusos sexuales

“No se trata de convertirles en católicos, porque ya lo son”, recuerda el jesuita

El religioso y activista aseguró que los católicos LGTB se sienten a menudo excluidos y que cualquier “gesto de aceptación”, por pequeño que sea, puede “transformar sus vidas”

La tercera jornada del Encuentro Mundial de Familias dedicó hoy una sesión a analizar la posición del colectivo LGTB en la comunidad católica, que contó con la intervención del jesuita James Martin, conocido por su defensa de los derechos de este grupo.

aforo-completo-en-la-ponencia-del-jesuita-martin-en-el-emfAforo completo en la ponencia del jesuita Martin en el EMF

El religioso y activista aseguró que los católicos LGTB se sienten a menudo excluidos y que cualquier “gesto de aceptación”, por pequeño que sea, puede “transformar sus vidas”.

“He escuchado algunas historias muy tristes de católicos LGTB que no se sienten bienvenidos en sus parroquias. Ellos pertenecen a la Iglesia tanto como el papa Francisco. No se trata de convertirles en católicos, porque ya lo son, dijo Martin.

Irlanda se convirtió en 2015 en el primer país del mundo que legalizó el matrimonio igualitario a través de un referéndum, mientras que el pasado mayo la mayoría del electorado votó en otra consulta a favor de la reforma de la ley del aborto, una de las más restrictivas de Europa, a pesar de que ambas cuestiones contaron con la fuerte oposición de la Iglesia católica.

martinemf_560x280

 

Ponencia del padre Martin en el Encuentro Mundial de las Familias

El Primer Ministro irlandés abordará con el Papa los abusos sexuales

Mientras tanto, el primer ministro irlandés, el democristiano Leo Varadkar, afirmó hoy que abordará con el papa Francisco cuestiones relacionadas con los derechos humanos y con los abusos sexuales cometidos por el clero contra menores en este país.

Ambos mantendrán un breve encuentro privado el sábado, en la primera jornada del viaje de dos días que efectúa el pontífice a Irlanda con motivo del IX Encuentro Mundial de Familias, que se celebra en Dublín desde el martes.

Según fuentes oficiales, Varadkar, el primer jefe del Gobierno irlandés abiertamente gay, hablará primero “durante seis u ocho minutos” y el papa dispondrá a continuación de un tiempo similar para responder a su interlocutor.

El primer ministro (Taoiseach) avanzó hoy que, después de darle la bienvenida, le planteará asuntos de interés para la ciudadanía de este país, entre los que podrían figurar también los relacionados con el matrimonio homosexual o el aborto, según apuntan los medios.

Sobre los citados abusos, Varadkar reiteró que cualquier investigación llevada a cabo por las autoridades nacionales debe contar con la colaboración del Vaticano y la Iglesia Católica en Irlanda, aportando, subrayó, toda la información que tengan al respecto.

Queremos asegurarnos de que haya verdad y justicia, y reparación para las víctimas y (la Iglesia) debe formar parte de ese proceso”, señaló el Taoiseach, médico de profesión.

El Vaticano ha confirmado que el papa Francisco se reunirá en la capital con un grupo de víctimas de abusos por parte del clero y rezará por ellas en la catedral de Dublín, aunque la Santa Sede ha resaltado que la visita se centrará en la “familia”.

Fuente Agencias/Religión Digital

 

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

James Martin, a los obispos USA: “¿Dónde están las declaraciones en defensa de los LGBT?”

Lunes, 6 de noviembre de 2017

el-jesuita-james-martinDenuncia que ni parecen “reconocer que la Comunidad Católica LGBT existe”

“Enterremos frases como ‘atracción a personas del mismo sexo’, y llamemos a la gente lo que ella se llama”

“La carga la tiene la Iglesia institucional porque es la Iglesia institucional la que ha hecho que los católicos LGBT se sientan marginados, y no al revés”

(Cameron Doody).- “El respeto significa, como mínimo, reconocer que la comunidad católica LGBT existe”. En una charla en Filadelfia, el jesuita James Martin lanzó un reto al episcopado estadounidense: que de una vez por todas reconozca que existen católicos no heterosexuales. Y no simplemente que existan católicos “afligidos por una atracción a personas de su mismo sexo”, ya que el respeto que estos fieles merecen implica “llamar a la gente lo que quiere que se la llame”.

El padre Martin arrancó su charla la noche del pasado lunes en la iglesia de Old St. Joseph’s explicando el sentido del título del libro suyo que había venido a presentar, que se traduce al español como Construyendo puentes: Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad. El jesuita aclaró que los “puentes” a los que el título de su libro hace referencia se han hecho necesarios en la medida en la que ha habido una falta de comunicación y bastante desconfianzaentre los fieles LGBT y la jerarquía eclesiástica.

Como prueba de ello, Martin señaló la reacción del episcopado estadounidense después de la matanza en el club gay de Orlando en junio del año pasado, en la que murieron más de medio centenar de personas. “La mayoría de los obispos no dijeron nada” tras la tragedia, lamentó el jesuita, y de ellos que sí ofrecieron condolencias y oraciones “solo unos pocos mencionaron las palabras ‘LGBT’ o ‘gay'”. Hecho que a Martin, dijo, le pareció “un cierto fracaso a la hora de reconocer la existencia” de la comunidad gay.

Pero ¿en qué consistiría un gesto por parte del episcopado que pudiera satisfacer a los fieles gays y hacerles sentir acogidos, por fin, en su Iglesia? Martin no tiene ninguna duda. Primero, si la jerarquía quiere respetarlos, de verdad, ésta tendría que enterrar, por fin, “frases como ‘afligido con atracción a personas del mismo sexo’, que ninguna persona LGBT que yo he conocido utiliza”, afirmó el sacerdote. Y segundo, la jerarquía debería publicar declaraciones en defensa de la comunidad gay, tal y como “los líderes católicos con regularidad publican declaraciones en defensa de los nonatos, los refugiados y migrantes, los pobres, los sin techo, los ancianos”.

Aún así, el puente de la Iglesia institucional hacia los católicos LGBT sería incompleto sin dos peldaños más, a juicio de Martin. Uno, que la jerarquía sea “consistente” con su política de contrataciones y despidos de personal. Demasiadas veces esta política ha sido utilizada solo en contra de empleados eclesiales gays, cuando, a juicio de Martin, “para ser consistente, debemos despedir a gente que no ayudan a los pobres. Debemos despedir a gente que no perdona. Debemos despedir a gente que no ama”. Y el último peldaño que la Iglesia puede colocar para de verdad alcanzar la periferia que es la comunidad LGBT: que sea la jerarquía la que dé el primer paso.

“La carga la tiene la Iglesia institucional”, concluyó Martin en su intervención. “Quiero ser muy claro. La carga la tiene la Iglesia institucional porque es la Iglesia institucional la que ha hecho que los católicos LGBT se sientan marginados, y no al revés. Así que, el trabajo lo ha de hacer los líderes de la Iglesia”.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

El Cardenal de Chicago Blase Cupich sale en defensa de James Martin, y le invita a impartir las reflexiones cuaresmales en su diócesis

Martes, 3 de octubre de 2017

cardenalcupichyjamesmartin_560x280El cardenal Cupich y James Martin sj

“Un sacerdote que ha dado su vida al servicio de la Iglesia” 

Ve “desafortunados” los ataques recibidos por el jesuita por construir puentes con el mundo LGBTIQ

Solo le diría a la gente: decide por ti mismo, formar tu propia decisión, leyendo exactamente lo que Martin escribió”

(Cameron Doody).- “Un sacerdote que ha dado su vida al servicio de la Iglesia”. Ese es el respaldazo que el cardenal Blase Cupich acaba de brindar al jesuita James Martin, objeto de una campaña de acoso por parte de la ultraderecha católica. “Ha sido muy dedicado, es muy respetado”, ha añadido el arzobispo de Chicago sobre el autor de Building a Bridge, que busca “construir un puente” de respeto entre la Iglesia y las personas LGBTIQ.

Según informa el National Catholic Reporter, el cardenal Cupich invitó al padre Martin a que diera una serie de reflexiones públicas durante la próxima Cuaresma en la catedral de Chicago. Dicha invitación viene después de que Martin viera canceladas tres charlas suyas previstas para los próximos meses: en el seminario de la Universidad Católica de América, en una cena de la orden del Santo Sepulcro en Nueva York y en la agencia para el desarrollo internacional de los obispos de Inglaterra y Gales.

Al extender su invitación al jesuita -autor de una docena de libros y un editor de la revista America– Cupich dijo que “quería asegurarme de que refrendara lo que [Martin] estaba haciendo, tal y como informa The Sun Times. “Creo”, continuó el purpurado, “que estas instancias de no invitarle o retirarle la invitación fueron muy desafortunados, y quería hacerle saber que le apoyaba”.

Martin “es un sacerdote que ha dado su vida al servicio de la Iglesia”, añadió el arzobispo de Chicago. “Ha sido muy dedicado, es muy respetado. El Santo Padre le nombró a una comisión en Roma [a la Secretaría para la Comunicación]. Así que, solo le diría a la gente: decide por ti mismo, forma tu propia decisión, leyendo exactamente lo que escribió”.

Por su parte, Martin dijo al Sun Times que estaba “encantado” de ir a Chicago pese a las cancelaciones forzadas por las campañas de los católicos ultras. Con respecto al elogio del cardenal Cupich, el jesuita lo calificó como un “voto de confianza de un líder de la Iglesia muy respetado por lo que estoy intentando lograr con este libro”.

Ya bromeando acerca de la polémica levantada por su libro, Martin afirmó que “las noticias de las cancelaciones… triplicaron las ventas semanales”, algo que en todo caso, testifica el hecho de que la acogida que ha recibido su tomo ha sido tremendamente positiva.

“Tengo el apoyo del 99,9% de los fieles católicos”, zanjó Martin, añadiendo que cuando visita parroquias “es todo abrazos y el darme las gracias”. Por no decir nada de que, incluso tras la tumulta, “Jesús me está muy cerca en la oración, y también tengo su apoyo, que es lo que más importa”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Francisco, a James Martin: “La Iglesia no rechaza a los homosexuales, personas de la Iglesia sí”

Martes, 10 de mayo de 2022

EFt0kSKXoAA8lyJ“Una Iglesia ‘selectiva’, una Iglesia de ‘pura sangre’, no es la Santa Madre Iglesia, sino una secta”

“Dios es Padre y no reniega de ninguno de sus hijos. Y ‘el estilo’ de Dios es ‘cercanía, misericordia y ternura’. Por este camino encontrarás a Dios”

“Una Iglesia ‘selectiva’, una Iglesia de ‘pura sangre’, no es la Santa Madre Iglesia, sino una secta”

09.05.2022 | RD/EFE

El Papa Francisco ha escrito otra carta a las personas LGBTQ, diciendo esta vez que Dios “no repudiará a ninguno de sus hijos”. El Papa estaba respondiendo a tres preguntas que le hizo el P. James Martin, SJ, según el National Catholic Reporter.

La Iglesia no rechaza a los homosexuales, sino que lo hacen “personas de la Iglesia“, dice el papa Francisco en respuesta a una carta enviada por el sacerdote jesuita estadounidense James Martin sobre las preguntas más comunes que le hacen los católicos LGTBQ y sus familias.

“Dios es padre y no reniega de ninguno de sus hijos”, escribe el pontífice en su breve respuesta, publicada hoy en el medio “Outreach”, junto a las preguntas del padre Martin: ¿Qué diría que es lo más importante que las personas LGBT deben saber de Dios?, ¿Qué le gustaría que la gente LGBT supiera sobre la iglesia? y ¿Qué le dice a un católico LGBT que ha experimentado el rechazo de la iglesia?

El resultado es una “mini-entrevista”, según la define el sacerdote, activista de los derechos de los católicos LGTBQ, editor general de la revista jesuita América y nombrado por Francisco consultor de la Secretaría de Comunicaciones del Vaticano en 2017.

“Respecto a tus preguntas se me ocurre una respuesta muy sencilla”, escribe Francisco en una carta manuscrita en español que aparece publicada en el medio estadounidense junto al texto en inglés.

A la primera pregunta, el papa responde que Dios es Padre y no reniega de ninguno de sus hijos. Y ‘el estilo’ de Dios es ‘cercanía, misericordia y ternura’. Por este camino encontrarás a Dios”, mientras que respecto a qué le gustaría que la comunidad LGTBQ supiera de la Iglesia afirma que “leyeran el libro de los Hechos de los Apóstoles. Allí está la imagen de la Iglesia viviente”.

Sobre lo que le diría a un católico de esa comunidad que haya sufrido el rechazo de la Iglesia, Francisco es claro: Le haría ver que no es ‘el rechazo de la Iglesia’ sino de ‘personas de la Iglesia’. La Iglesia es madre y convoca a todos sus hijos”, asegura, antes de señalar, como ejemplo, “la parábola de los invitados a la fiesta: ‘justos, pecadores, ricos y pobres, etc’ [Mateo 22:1-15; Lucas 14:15-24]. Una Iglesia ‘selectiva’, una Iglesia de ‘pura sangre’, no es la Santa Madre Iglesia, sino una secta”, afirma.

 

El papa ha condenado en numerosas ocasiones el rechazo de las personas homosexuales y en enero pasado, durante una audiencia general, pidió a los padres que acompañen a un hijo que tiene una diferente orientación sexual y no esconderse en comportamientos de condena”.

 La carta de Martin al Papa llega después del lanzamiento de un nuevo sitio web patrocinado por los jesuitas para el ministerio católico LGBTQ conocido como Outreach. Un informe de America  explicó el propósito del sitio:

“El sitio, que opera bajo los auspicios de America Media, incluirá noticias y ensayos, así como recursos útiles como videos, libros y enlaces a organizaciones de bienvenida. El sitio web también contará con la serie Gaudete, que perfilará las parroquias de los Estados Unidos que dan la bienvenida a L.G.B.T. católicos.”

La nueva iniciativa Outreach sigue a dos conferencias virtuales celebradas en 2020 y 2021 con el mismo nombre. El próximo junio, se llevará a cabo una conferencia de divulgación en persona en la Universidad de Fordham y contará con una serie de católicos y aliados LGBTQ. Para obtener más información sobre la conferencia electrónica, haga clic aquí.

En una entrevista con  The Advocate, Marianne Duddy-Burke, directora ejecutiva de DignityUSA, dijo, en parte:

“Es alentador que haya enviado cálidos saludos. . . . Desearía tener la oportunidad de hacerle al Papa Francisco un par de preguntas de seguimiento sobre su carta. Me preguntaría si al decir que Dios no repudia a las personas, quiere decir un abrazo completo sin condiciones. ¿Ve a Dios bendiciendo los matrimonios amorosos y las familias creadas por cónyuges del mismo sexo? ¿Cree que Dios se deleita en ver a las personas transgénero y no binarias convertirse en el yo para el que fueron creadas? Y finalmente, le preguntaría cómo respondería a las personas LGBTQ+ que escuchan las enseñanzas de la iglesia etiquetándonos como ‘objetivamente desordenados’, nuestras relaciones como ‘intrínsecamente malas’ y viviendo nuestros verdaderos géneros como familias amenazantes y el orden social como rechazo”.

La escritura de cartas del Papa Francisco se ha convertido en todo un fenómeno: en el pasado ha enviado cartas no solo al Padre. Martin, sino al New Ways Ministry, la hermana Mónica Astorga, el grupo católico LGBTQ en Florencia, Italia, el periodista Michael O’Loughlin y muchos otros. En diciembre, envió una cálida nota de felicitación a la hermana Jeannine Gramick, cofundadora de New Ways, con motivo de su 50 aniversario del ministerio LGBTQ. La Hna. Jeannine había sido censurada por papas anteriores por su trabajo, por lo que es significativo que el Papa actual le haya enviado un mensaje tan positivo. A través de sus misivas escritas a mano, el Papa Francisco se adhiere al estilo de “cercanía, misericordia y ternura” hacia las personas LGBTQ que tan a menudo exhorta a los pastores a practicar.

Francis DeBernardo, director ejecutivo del Ministerio New Ways, comentó sobre la carta del Papa: “Los comentarios del Papa Francisco al P. Martin son una prueba más de que este pontífice desea mucho que las personas LGBTQ se sientan bienvenidas en la iglesia. Estos comentarios son solo los últimos de una larga lista de declaraciones positivas que el Papa ha hecho a los ministros de la iglesia que se están acercando para dar la bienvenida a las personas LGBTQ. El Papa Francisco ha estado escribiendo mensajes a las personas LGBTQ y a quienes los apoyan desde el comienzo de su papado en 2013. Si bien, al principio pensamos que sus mensajes podrían ser solo “únicos”, la gran cantidad de mensajes afirmativos de este tipo muestra un patrón distinto. de afirmación.

“El Papa Francisco no ha hecho ningún cambio doctrinal con respecto a las personas LGBTQ, pero a través de estos mensajes, está preparando a la iglesia para cambios futuros”.

+++

E1Bbg7aWYAA01nn

 

Iglesias de toda Alemania vuelven a abrir sus puertas para bendecir a parejas homosexuales

Alrededor de un centenar de templos acogerán la segunda edición de #liebegewinnt

“Nuestro enfoque va más allá de cuestiones político-eclesiásticas. Hablamos de cuidado pastoral. Es muy importante para muchas personas que exista esta oferta”, señalan los organizadores

“Los obispos necesitan urgentemente un cambio de actitud” para “dejar de mirar de forma paternal a las personas que necesitan atención”, sino percibir que “hay personas altamente calificadas, altamente competentes que todavía están dispuestas a ayudar a dar forma a la iglesia”

 El año pasado, más de doscientos templos alemanes se sumaron a la campaña #liebegewinnt (El Amor Gana), y abrieron sus puertas para bendecir a miles de parejas, muchas de ellas homosexuales, en sus iglesias. Los “servicios de bendición para los amantes” que, hace ahora doce meses, resultaron un escándalo, han logrado mantenerse sin que, más allá de los gritos de los tradicionalistas, se haya producido sanción alguna por parte de la estructura jerárquica.

Y eso que, en puridad, las bendiciones de parejas homosexuales están prohibidas, al menos dese que en marzo de 2021, semanas antes de la primera campaña, la Congregación para la Doctrina de la Fe firmara un polémico ‘Responsum’ en el que cerraba la puerta a cualquier bendición de uniones que no fueran matrimonios católicos. Un texto que provocó desazón hasta en el propio Papa, y que tuvo consecuencias con la salida de los considerados autores del texto.

Más allá de las prohibiciones, lo cierto es que la bendición del amor ha llegado para quedarse. En declaraciones a Katholisch.de, Jens Ehebrecht-Zumsande, uno de los iniciadores de #lovewint, recuerda que lo que más llamó la atención del ‘no’ del Vaticano fue el intento de sofocar la discusión sobre el tema antes de que realmente comenzara. Porque en más y más partes de la iglesia mundial, la forma en que la iglesia trata con los homosexuales está siendo cuestionada abiertamente. El Camino Sinodal de la Iglesia alemana es una muestra más de ello.

“El ‘No’ no se puede justificar”

 “Nuestro enfoque va más allá de cuestiones político-eclesiásticas. Hablamos de cuidado pastoral. Es muy importante para muchas personas que exista esta oferta”, señaló Ehebrecht-Zumsande.

Más allá de eso, los organizadores consideran que una negativa a bendecir a dos personas “que quieren vivir su asociación en el amor, el compromiso y la responsabilidad el uno con el otro y con Dios” no puede ser “justificado de manera convincente”.

“Queda mucho por hacer”, apunta Jens Ehebrecht-Zumsande, quien cita un necesario cambio en el lenguaje, y en las actitudes. “Los obispos necesitan urgentemente un cambio de actitud” para “dejar de mirar de forma paternal a las personas que necesitan atención”, sino percibir que “hay personas altamente calificadas, altamente competentes que todavía están dispuestas a ayudar a dar forma a la iglesia”. También, entre los homosexuales. “Esta cuestión ya no se puede esconder”.

Fuente Religión Digital/New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , ,

El Padre James Martin critica el uso selectivo de la expresión “Odio el pecado, ama al pecador”, por parte de los católicos.

Martes, 29 de marzo de 2022

jesuita-James-Martin-defensor-LGBT_2164293586_13964946_660x371Escribiendo un ensayo en America, el p. James Martin, S.J., denunció la aplicación selectiva del dicho “Odia el pecado, ama al pecador” a las personas LGBTQ.

Martin, un conocido defensor de las personas LGBTQ en la iglesia, desglosó el significado y el uso de esta frase común, desafiando a sus lectores a pensar más profundamente sobre cuándo y por qué se usa el dicho.

Explicó que, de alguna manera, “Odiar el pecado, amar al pecador” tiene sentido: encaja con los llamados cristianos tanto a amar a todos como a evitar el pecado. También “promueve una sana demarcación entre la persona y el acto”, como dijo Martin. Dio el ejemplo de la hermana Helen Prejean, que atiende a personas encarceladas en el corredor de la muerte y que dice: “Una persona es más que lo peor que ha hecho en su vida”.

Pero, ¿realmente puedes odiar el pecado y amar al pecador? Tal vez no, como lo desglosó Martin.

“El problema con este dictamen aparentemente compasivo es que hoy se aplica casi exclusivamente a un grupo: las personas L.G.B.T.Q.”, escribió Martín. “La idea es que podemos amar a las personas L.G.B.T.Q. siempre y cuando condenemos sus acciones, incluidas las relaciones entre personas del mismo sexo y el matrimonio entre personas del mismo sexo, y los etiquetemos a todos como “pecadores”.

Martin señaló que, en esencia, “el dicho se usa como arma contra las personas L.G.B.T.Q. personas, porque efectivamente reduce la discriminación L.G.B.T.Q. pueblo a los ‘pecadores’, ante todo”. Esta es una idea importante. Si bien todos somos pecadores de alguna manera, Martin dijo que es cruel ver a las personas LGBTQ únicamente de esta manera. “[N]o hay otro grupo al que se le aplique este término con tanta regularidad, de manera tan reflexiva, tan implacablemente”, escribió.

Argumentó que muchas otras personas no están de acuerdo con las enseñanzas de la iglesia, como los estudiantes universitarios sexualmente activos o las parejas casadas que usan métodos anticonceptivos, pero ningún otro grupo es descartado tan rápidamente como un grupo de “pecadores”.

“Entonces, ¿sobre quién se usa más esta declaración?” preguntó Martín. “¿Quién es etiquetado más regularmente como “pecador” en un mundo de inmoralidad de todo tipo: codicia, crueldad, mentira, egoísmo, racismo, belicismo, crueldad con los pobres, etc.? L.G.B.T.Q. gente.”

Martin dijo que no solo el dicho se aplica de manera desigual, sino que la naturaleza del ataque contra las personas LGBTQ es particularmente dañina, porque “el ‘pecado’ en el que se enfoca la gente es la forma en que [las personas LGBTQ] se aman“.

Citó al psicólogo jesuita William A. Barry, quien dijo que condenar la forma en que la gente ama como un “pecado” es profundamente dañino. “[L]a forma en que amamos influye en casi todos los aspectos de nuestra vida emocional, mental y espiritual”, escribió Martin. “Decir ‘Tu amor es un pecado’ es un ataque a una parte del ser más profundo de una persona. Nosotros mismos somos una mezcla de mente, cuerpo y corazón. Decir ‘Tu amor es un pecado’ golpea en cada parte de la persona humana”.

Padre El ensayo de Martin llama a los lectores a detenerse y pensar en las formas en que el lenguaje familiar puede ser profundamente dañino para los demás. Él invita a la iglesia a considerar a las personas LGBTQ de manera más expansiva y amorosa que reducirlas a “pecadores”. Su defensa de que los católicos traten a las personas LGBTQ con mayor compasión continúa dando forma a la iglesia para mejor.

—Grace Doerfler (ella/ella), New Ways Ministry, 23 de marzo de 2022

Fuente New Ways Ministry

General, Iglesia Católica ,

El Papa Francisco y las personas LGTBI, según James Martin sj

Lunes, 18 de octubre de 2021

18545_El_Papa_Francisco_y_los_gaysCon motivo del aniversario de su audiencia con el Papa Francisco, el jesuita P. James Martin escribió en el National Catholic Reporter sobre los once pasos clave que Francisco ha tomado para expandir la bienvenida LGBTQ en la iglesia. Para el comentario de Martin, haga clic aquí.

El Papa Francisco ha sido un cambio radical para el ministerio católico LGBTQ
por James Martin

Hace dos años, ayer, 30 de septiembre, me reuní con el Papa Francisco en el Vaticano para hablar sobre mi trabajo con los católicos LGBTQ. Durante ese encuentro, el Santo Padre me pidió que continuara mi ministerio “en paz. Este fue uno de los muchos pasos que Francisco ha tomado para llegar a los católicos LGBTQ. Pero a menudo la gente pasa por alto los pequeños pasos que Francisco ha dado en esta área, que, en conjunto, se suman a un cambio radical para la Iglesia Católica.

Como tuiteé ayer, veo 11 pasos importantes que Francisco ha dado desde su elección como Papa en 2012. Veámoslos cronológicamente.

1.- Cuando se le preguntó sobre los sacerdotes homosexuales en 2013, Francisco pronunció quizás las cinco palabras más famosas de su papado: “¿Quién soy yo para juzgar? Con esas palabras, también se convirtió en el primer Papa en usar la palabra “gay” de manera tan pública. Fue una “revolución de la ternura”, para citar al Papa, contenida en una pregunta.

2.- Durante su visita pastoral a los Estados Unidos en 2015, Francisco se reunió con su ex alumno, Yayo Grassi, y la pareja del mismo sexo del Sr. Grassi. El afectuoso saludo no solo al Sr. Grassi sino también a su pareja habló mucho sobre el enfoque pastoral del Papa hacia las parejas del mismo sexo.

3.- En su exhortación apostólica de 2016 “Amoris Laetitia” (La alegría del amor”), Francisco escribió que al ministrar a las personas LGBTQ, debemos “antes que nadaafirmar su dignidad humana y el deseo de la iglesia de oponerse a la violencia contra ellos.

4.- En 2016, en una conferencia de prensa en vuelo que regresaba de Azerbaiyán, Francisco alentó un ministerio de “acompañamiento“, diciendo que Jesús nunca le diría a una persona gay: “Aléjate de mí porque eres homosexual”.

5.- Durante una conferencia de prensa en vuelo en 2018, al regresar del Encuentro Mundial de las Familias en Dublín, Irlanda, Francisco dijo que los niños LGBTQ nunca deben ser expulsados de sus familias. “No condenen. Diálogo, comprendan”, dijo, resumiendo lo que les diría a los padres. “Déle espacio al niño para que pueda expresarse“. Los comentarios del Papa pueden haber salvado la vida de muchos jóvenes y haber evitado que muchos jóvenes se quedaran sin hogar.

6.- Su reunión de 30 minutos conmigo en el Palacio Apostólico en 2019, se incluyó en su horario público oficial y se acompañó de fotografías de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, una señal de su apoyo al ministerio LGBTQ.

7.- En 2020, mientras defendía la enseñanza tradicional de la iglesia sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer, Francisco, no obstante, señaló su apoyo a las protecciones legales para las uniones civiles en un documental llamado “Francesco“.

8.- También el año pasado, ofreció su apoyo a la Hna. Mónica Astorga, una argentina que había trabajado con personas trans durante 14 años, diciendo: “Dios, que no fue al seminario ni estudió teología, le pagará abundantemente”.

9.- En marzo, nombró a Juan Carlos Cruz, un hombre abiertamente homosexual y sobreviviente y defensor de abusos por parte del clero, a una comisión de alto nivel del Vaticano. En 2018, Cruz había informado que Francisco le había dicho “Dios te hizo así”. (Francisco había dicho lo mismo públicamente durante su conferencia de prensa en vuelo cuando regresaba de Dublín ese mismo año: “Siempre ha habido personas homosexuales y personas con tendencias homosexuales”).

10.- En junio, escribió una cálida carta con motivo del seminario web del Ministerio Católico de Alcance LGBTQ, y también afirmó sus oraciones por este “rebaño” de personas LGBTQ. “El corazón de Dios”, dijo, “está abierto a todas y cada una de las personas.

11.- En una conversación el mes pasado en Eslovaquia, animó a los jesuitas de ese país a acercarse pastoralmente a las “parejas homosexuales”, no solo a las personas. Eso marca un cambio significativo en el enfoque del Vaticano.

En conjunto, podemos ver cómo el enfoque de Francisco hacia las personas LGBTQ es de acompañamiento pastoral, avanzando lentamente, con ciertos límites, evitando las declaraciones dramáticas que algunas personas pueden desear. Su enfoque siempre ha estado en el cuidado pastoral de las personas, defendiéndolas contra la violencia y apoyando a quienes ministran con ellas, de maneras que sus predecesores no habrían tolerado.

Desde su elección en 2013, Francisco ha demostrado ser un pastor de católicos LGBTQ y sus familias.

EFt0kSKXoAA8lyJ

El Papa Francisco sonríe durante un encuentro privado con el padre jesuita. James Martin en el Vaticano el 30 de septiembre de 2019 (CNS / Vatican Media)

***

Al paso de las personas LGTB”, por James Martin sj.

En los últimos meses, el Santo Padre ha hablado varias veces sobre el enfoque pastoral de la Iglesia hacia las personas LGTB en distintos lugares. Dependiendo de las simpatías de cada uno, las declaraciones del papa Francisco pueden parecer un soplo de aire fresco; para algunos, pueden representar un escándalo; y, para otros, sus posiciones pueden parecer confusas o incluso contradictorias.

En mi opinión, el Papa está creando un espacio muy necesario para las personas LGTB en la Iglesia católica, con algunos límites claros. Pero incluso con esos límites, es un espacio mucho más amplio de lo que cualquiera de sus predecesores hubiera tolerado.

Algunos comentarios recientes de Francisco ponen de relieve esta nueva realidad. Recientemente, habló con los jesuitas de Eslovaquia durante su viaje pastoral a ese país y afirmó la necesidad de unaatención pastoral a las parejas homosexuales, al tiempo que expresó su oposición a la “ideología de género”.

Durante la rueda de prensa en el vuelo de regreso de Eslovaquia, dijo: “si una pareja gay quiere llevar una vida juntos, los Estados tienen posibilidad de apoyarles civilmente, con el tema de la salud, de la herencia…”. En la misma respuesta, también afirmó la postura tradicional de la Iglesia católica sobre el matrimonio: en la Iglesia, es un sacramento reservado a un hombre y una mujer.

Y hace unos meses, en una carta dirigida a mí con motivo de la Conferencia de Pastoral Católica LGTBQ, animó a quienes atienden al “rebaño” LGTB (utilizó la palabra española feligresía) a acercarse a estas personas con el “estilo de Dios”, que describió como la incorporación de “cercanía, compasión y ternura”.

En esencia, el papa Francisco está animando a la Iglesia a acompañar pastoralmente a las personas LGTB, lo que significa tratarlas con el “respeto, la compasión y la sensibilidad” que pide el Catecismo de la Iglesia Católica; escuchar sus variadas experiencias; ayudarles a sentirse más acogidos en su propia iglesia; y apoyar a las personas y grupos que les atienden en parroquias, escuelas y otros lugares.

Y ha demostrado que está siempre dispuesto a ponerse de su lado contra la homofobia. En anteriores ruedas de prensa, Francisco dijo que las personas LGTB nunca deberían ser expulsadas de las familias y que Jesús nunca diría “aléjate de mí” a una persona gay. Como gran parte de su enfoque pastoral en general, su acercamiento a las personas LGTB puede caracterizarse con la palabra “acompañamiento”.

“Ideología de género”

cartel_papa_paraguayEl enfoque del papa Francisco está matizado por su desconfianza en la ideología de género –cuyos detractores dicen que impone elementos ideológicos a las personas y les anima elegir o cambiar de género–, así como por su énfasis en las enseñanzas tradicionales sobre el sacramento del matrimonio. El papa Francisco, que se opone a las ideologías en general por ser “abstractas” y, por lo tanto, separadas de las experiencias vividas por las personas, calificó de “peligrosa” la “ideología de género” en su discurso a los jesuitas eslovacos.

La Congregación para la Educación Católica del Vaticano ha sostenido que “culmina con la afirmación de la completa emancipación del individuo de cualquier definición sexual dada a priori, y la desaparición de las clasificaciones consideradas demasiado rígidas”.

El espacio que ha labrado, pues, incluye la atención pastoral de las personas LGTB en la Iglesia y la aceptación de las parejas del mismo sexo en la esfera social, sin olvidar las normas sobre el matrimonio sacramental y su posición sobre la “ideología de género”.

Permítanme hablar de dos aspectos notables de este nuevo “espacio.

En primer lugar, las palabras siempre alentadoras del Papa para las parejas del mismo sexo en uniones civiles y su deseo no solo de apoyar las protecciones legales, sino de acompañarlas pastoralmente, es, como poco, revolucionario. Contrasta ese enfoque con la reciente descripción de Benedicto XVI del matrimonio entre personas del mismo sexo como una “distorsión de la conciencia” y el comentario del papa emérito en 2012 de que “amenaza el futuro de la propia humanidad”.

El apoyo del papa Francisco a la protección legal de los matrimonios del mismo sexo también plantea un desafío para la Iglesia en países cuyas leyes y costumbres se oponen violentamente a cualquier tipo de aceptación de las personas LGTB. Un libro reciente de Mark Gevisser titulado The Pink Line (La línea rosa) ofrece una visión exhaustiva e impactante de las barreras que impiden a las personas LGTB vivir en paz en muchas partes del mundo. El libro de Gevisser detalla las palizas, el acoso y la violencia a la que se enfrentan las personas LGTB –especialmente las parejas– obligados algunos a huir de sus países como refugiados. Por lo tanto, las palabras del Papa, que pueden parecer tibias en Occidente, no lo son en otros lugares.

El estímulo de Francisco para llegar pastoralmente no solo a las personas LGTB sino, como dijo a los jesuitas eslovacos, a las “parejas homosexuales”, también contrasta con la práctica de muchas instituciones en Estados Unidos, a menudo con el estímulo de los propios obispos, de despedir a los empleados que están casados con personas del mismo sexo. Despedir a las personas, privándolas de su sustento y apartándolas de sus puestos, a menudo de larga duración, dentro de sus comunidades, es lo opuesto al “cuidado pastoral”.

Sin orientación filosófica

una-pareja-gay-polaca-viaja-al-vaticano-para-desplegar-una-bandera-gigante-del-orgullo-frente-al-papa-francisco-pidiendo-ayuda-0La cuestión de la “ideología de género” es más complicada. Es un término notablemente amorfo que parece tener tantas definiciones como oponentes. Pero, en general, ha llegado a significar cualquier enfoque filosófico o, más ampliamente, intelectual que cuestione los roles tradicionales de sexo o género. Así que se considera, de nuevo, una “ideología”.

La realidad de las experiencias vividas por las personas LGTB parece más compleja. La gran mayoría de las personas LGTB, especialmente las transexuales, dicen que no responden a ninguna “ideología” filosófica o política, sino que viven lo que creen ser, a menudo bajo la más severa persecución. Como dijo Luisa Derouen, una hermana dominica que trabaja con personas transgénero desde 1999, en un correo electrónico: “Las personas transgénero experimentan una condición neurobiológica que es compleja. Es su experiencia vivida, pero no la han elegido ellos”.

Enfoque pastoral

O como dijo el reverendo Ray Dever, diácono y padre de un niño transgénero,en un artículo publicado en U.S. Catholic: “Cuando oigo declaraciones sobre una ‘ideología de género’, simplemente no me suenan. Cualquiera que tenga alguna experiencia significativa de primera mano con personas transgénero se sentiría desconcertado por la sugerencia de que las personas trans son de alguna manera el resultado de una ideología. Es un hecho histórico que mucho antes de que hubiera programas de estudios de género en cualquier universidad o de que se pronunciara la frase ideología de género, las personas transgénero estaban presentes, eran reconocidas e incluso valoradas en algunas culturas de todo el mundo.

El enfoque pastoral del Papa, por tanto, puede verse como uno que busca ofrecer cuidado, acogida y acompañamiento, dentro de ciertos límites. Pero el espacio que ha creado es mucho mayor que el limitado espacio que le permitieron sus predecesores. El enfoque de Francisco, tal y como yo lo veo, expresa mucho mejor y se asemeja a la cercanía, compasión y ternura” de Dios hacia una comunidad de personas que son nuestros hermanos y hermanas.

A la Iglesia católica le queda mucho por hacer, pero el papa Francisco nos invita a caminar siempre en la dirección correcta.

*Artículo cedido por el autor. Traducción de Vida Nueva

Fuente National Católic Reporter/ Vida Nueva

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Las realidades de las injusticias LGBTQ no deberían llevar a la desesperación, dice el p. James Martin

Viernes, 13 de agosto de 2021

8574942D-FD28-4F09-89E8-23F1D3D62ACBLas personas y aliados LGBTQ ya están familiarizados con las estadísticas que detallan las injusticias que enfrenta esta comunidad: niveles más altos de suicidio, falta de vivienda, rechazo familiar, pobreza, por nombrar solo algunos. Sin embargo, es posible que muchos católicos no se den cuenta de estas realidades.

Para ayudar a informar mejor a la iglesia, el p. James Martin, SJ, compiló algunas estadísticas en un artículo para America que tocan temas tanto dentro como fuera de la iglesia. Estos datos pueden resultar dolorosos. En una pregunta, el 72% de las personas LGBTQ encuestadas dijeron que se habían sentido incómodas o discriminadas en un espacio católico.

Pero para Martin, estas realidades que quedan claras en las estadísticas son un llamado a actuar, no a rendirse. Concluyó la encuesta de datos con estas palabras:

Estos hechos pueden sorprender a los católicos. Pero no deben abrumarnos ni hacernos desesperar. Porque la desesperación no viene de Dios.

“En ese caso, ¿cómo respondemos a lo que sentimos cuando escuchamos esas terribles estadísticas? Como siempre, mirar el ejemplo de Jesús, quien siempre se puso del lado de aquellos que fueron rechazados, marginados, aislados, burlados, golpeados o abusados, puede ayudarnos a avanzar.

“Estas estadísticas deberían hacernos querer acercarnos a nuestro L.G.B.T.Q. hermanos, hermanas y hermanos con la misma ‘cercanía, compasión y ternura’, para usar las palabras del Papa Francisco, con las que Dios se acerca a ellos ”.

El ministerio del p. Martin con las personas LGBTQ ha sido noticia en los últimos meses con el lanzamiento de un nuevo documental al respecto, titulado Building a Bridge. Un crítico dei The Daily Beast recogió las emociones encontradas de este trabajo:

“Hay un elemento inspirador y agradable en el documental Building a Bridge. Curiosamente, esa puede ser la razón por la que no puede evitar salir sintiéndose un poco abatido.

“¿Cómo encajan ambos: el optimismo y el deseo de cambio con el cinismo de la realidad de la iglesia? Especialmente después del decreto del Vaticano contra la homosexualidad en marzo, puede parecer imposible. Pero, ¿qué es la fe, sino la certeza, tal vez incluso la esperanza, ante tal imposibilidad?

Otras reseñas se publicaron enin The Washington PostThe Playlist, y America. Rolling Stone presentó una entrevista con los cineastas Evan Mascagni y Shannon Post, que puede leer aquí. Para elthe National Catholic Reporter, Martin hizo una entrevista en la que explicó un poco cómo se involucró con el trabajo:

Antes de 2016, había escrito sobre las personas LGBTQ y las había defendido de vez en cuando en la revista America. Pero en realidad nunca había hecho nada formalmente. Nunca había sido parte de un grupo o ministerio de alcance LGBTQ.

“La tibia respuesta de muchos líderes de la iglesia tras la masacre del club nocturno Pulse me hizo pensar que incluso en la muerte, estas personas son invisibles para la iglesia. Y eso condujo a una charla en New Ways Ministry,, que condujo a un libro, que condujo a este ministerio, que hago con muchas otras personas. Me invitó a ser un poco más público sobre la defensa de la comunidad “.

En general, la película recibió críticas positivas, aunque algunos expresaron escepticismo sobre lo que es realmente posible para el cambio en los problemas LGBTQ en la iglesia. Pero como el P. Martín comentó anteriormente, la respuesta no es desesperación, sino esperanza expresada en el trabajo pastoral. Que continúe la construcción del puente.

Robert Shine, New Ways Ministry, August 6, 2021

Fuente New Ways Ministry

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , ,

La traducción al coreano del libro Tender un puente, de James Martin destaca las dificultades del lenguaje de la iglesia en temas LGBTQ

Jueves, 29 de julio de 2021

20201221_1022_0310001Fr. Sim Jong-hyeok, SJ

Construyendo un puente del padre jesuita James Martin sj ha sido traducido al coreano, lo que lo convierte en el primer libro para católicos LGBTQ en Corea.

The Korean Times  informó que el p. Sim Jong-hyeok, SJ, presidente de la Universidad de Sogang, tradujo Construyendo un puente: cómo la Iglesia católica y la comunidad LGBT pueden entablar una relación de respeto, compasión y sensibilidad porque vio a los coreanos LGTBQ sufriendo discriminación y quería proporcionar catolicismo. ministros pastorales con un recurso de consejería LGTBQ.

En el proceso de redacción de la traducción, Sim notó que la traducción oficial coreana del Catecismo de la Iglesia Católica tenía algunos errores y sugirió algunos términos nuevos. Él explicó:

“La iglesia coreana tradujo la línea del Catecismo original ‘respeto, compasión y sensibilidad’, que es una pauta importante para construir una relación con grupos de minorías sexuales, en ‘respeto, piedad y bondad’. Hice una corrección a esa parte del libro . Supongo que el Catecismo Coreano aparentemente no tomó en consideración la existencia del grupo minoritario cuando tradujo la regla por primera vez.

“Parece que la mala traducción del término está relacionada de alguna manera con la falta de comprensión de la homosexualidad por parte de la Iglesia Católica en el pasado. “Supongo que muchos se sentirían incómodos con la tendencia ‘desordenada’ y es por eso que la traducción original tenía algunas palabras (al azar) como ‘lástima’ y ‘bondad’ en lugar de ‘compasión’ y ‘respeto'”.

Además, Sim señaló que si bien la comprensión de la sexualidad por parte de las personas ha cambiado, el Catecismo no ha cambiado con los tiempos. Él cree que el Catecismo necesita una revisión para reflejar los tiempos y ayudar a crear una comunidad católica que acepte más la diversidad. Comentó:

“El Catecismo puede ser muy anacrónico ya que la gente tiene diferentes pensamientos sobre el amor hoy en día. Se ha estado enseñando que la razón principal de los actos sexuales es la procreación. Pero ahora la gente piensa de manera diferente que los actos sexuales entre marido y mujer son una expresión de amor. Además, hay muchas personas que tienen sentimientos homosexuales a nuestro alrededor. Escuché que dos de cada 10 son LGBT. La iglesia también admite que no hay un número insignificante de personas que muestran tendencias homosexuales, pero aún afirma que es un “trastorno”, que entristece a esas personas y que Dios comete un error.

“‘ En muchos casos, las personas con tendencias homosexuales nacen física y médicamente de esa manera. No es una enfermedad y, por lo tanto, no es algo que deba curarse. Si las personas con tendencias homosexuales son un error, en realidad están culpando a Dios por crear una existencia incorrecta ‘”.

Durante todo el proceso de escritura, Sim consultó con coreanos LGBTQ, quienes sugirieron cambiar el arcoíris en la portada del libro de siete colores a seis, convirtiéndolo en el símbolo de la comunidad LGTBQ +.

Después de estudiar teología en los EE. UU. En la Weston School of Theology (ahora la Boston College School of Theology and Ministry) y en Roma en la Pontificia Universidad Gregoriana, Sim se dio cuenta de lo cerradas que pueden ser la cultura coreana y la iglesia, especialmente en términos de diversidad e inclusión de minorías. Comentó:

“Por supuesto, básicamente creo que tengo menos prejuicios en algunas ocasiones que en otras. Pero estudiar en los Estados Unidos, que tenía una atmósfera más abierta que Corea, me ayudó a desarrollar conocimientos sobre la homosexualidad. Me sorprendió el hecho de que las personas en los EE. UU., Cuatro de cada diez, fueran zurdos. Nunca vi eso en la sociedad coreana. Llegué a la conclusión de que en la cultura coreana hay un cierto aspecto que creemos que cualquier tipo de minoría es anormal. Como la sociedad obliga a la persona zurda a usar la mano ‘derecha’ en la sociedad, asumí que se aplicaba algo similar a la homosexualidad ‘“.

En general, el padre Sim ha recibido comentarios positivos sobre la traducción. Las personas LGTBQ y sus familias le han enviado correos electrónicos para agradecerle. Señaló: “Uno dijo que no entendían completamente la postura oficial de la iglesia y no sabían qué hacer. Pero el libro se convirtió en una buena guía sobre qué hacer al conocer a personas homosexuales durante un ministerio “.

Al comentar sobre esta historia, el director adjunto de New Ways Ministry, Robert Shine, dijo:

“La construcción de un puente surgió de una dirección en la que el p. Martin dio al recibir el Bridge Building Award (Premio de Construcción de Puentes) del Ministerio de New Ways en 2016. Desde entonces, se ha traducido a varios idiomas, lo que ayuda a generar conversaciones en todo el mundo sobre cómo la iglesia puede ser más inclusiva para las personas LGBTQ. Pero como el P. El problema de traducción de Sim señala que la conversación debe ser más profunda. Existen problemas cuando los líderes de la iglesia no son precisos en su idioma. Esto ha provocado daños, ya que la palabra “lástima” es bastante negativa y está lejos de “compasión”. Y también está el otro lenguaje dañino del Catecismo. P. La historia de Sim destaca el poder del lenguaje tanto para dañar como para curar. La realidad es que debe haber un ajuste de cuentas con el lenguaje usado si la iglesia realmente quiere

Beth Mueller Stewart, New Ways Ministry, July 14, 2021

Fuente New Ways Ministry,

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Martin Scorsese convierte al jesuita James Martin en ‘estrella’ de cine y en un modelo a seguir

Viernes, 9 de julio de 2021

de-financiero-deprimido-a-sacerdote-feliz-la-historia-de-james-martinEl mítico cineasta apoya un film que busca la aceptación del colectivo LGTBI en la Iglesia  

 El redactor jefe de la revista jesuita ‘América‘ reflexiona en ‘Building a bridge‘ sobre “el desapego de la Iglesia católica estadounidense hacia el colectivo LGTBI

En una entrevista concedida recientemente al portal Katholisch.de, Martin ha afirmado que el obispado norteamericano dio una “tibia respuesta” ante la matanza de gays y lesbianas en Orlando en 2016

Martin conoce por muchos encuentros personales la desesperante realidad de la vida de los miembros de las minorías sexuales. Considera que el papel de la Iglesia es llegar a todos los afectados, “como pide Jesús, con amor y misericordia”

La cámara se desplaza lentamente sobre fotos de cabezas; James Martin sj (Plymouth Meeting, Pensilvania, 1960) habla desde fuera sobre los retratos de las víctimas del mayor ataque a tiros contra gays, lesbianas y transexuales de la historia de EEUU, con 49 muertos. Al jesuita le impactó “el desapego de la Iglesia católica” tras el atentado en la discoteca “Pulse”, Orlando, en 2016. Así lo confiesa en Building a Bridge, un film de Evan Mascagni y Shannon Post que cuenta con la producción ejecutiva de Martin Scorsese. La película está basada en el libro Tender un puente (Mensajero, 2018), del propio Martin y estrenada a mediados de junio en el “Tribeca Film Festival” de Nueva York.

La “tibia respuesta” del obispado norteamericano ante la matanza fue lo que hizo reflexionar a Martin. “Estas personas son invisibles para la Iglesia incluso en la muerte”, asegura el redactor jefe de la revista jesuita America, en una entrevista concedida al portal Katholisch.de. Por suerte, Scorsese se enteró del proyecto de los directores Evan Mascagni y Shannon Post y aceptó colaborar en él. Para el gran cineasta estadounidense, no en vano, la relación con la Iglesia es una cuestión vital. El realizador católico, que una vez quiso ser sacerdote, ya desató tormentas de protesta entre los creyentes en 1983 con su película La última tentación de Cristo. Más de tres décadas después, Building a Bridge, vuelve a provocar a la iglesia estadounidense, mayoritariamente conservadora.

En la película, el sacerdote de 60 años se presenta como alguien que muestra respeto por las personas que se identifican como “queer”. Conoce por muchos encuentros personales la realidad, a menudo desesperante, de la vida de los miembros de las minorías sexuales. Considera que el papel de la Iglesia es llegar a todos los afectados. “Como nos pide Jesús, con amor y misericordia”.

En la segunda edición de su libro, Martin revisó su tesis de que movimientos LGBTQ e Iglesia deben tenderse la mano. Esto ha sido criticado por muchos gays y lesbianas. Ahora, el jesuita está convencido de que la Iglesia tiene un camino más largo que recorrer en el camino del acercamiento. Porque tiene una parte en el hecho de que los LGBTQ son empujados a los márgenes.

El papa Francisco, aliado de Martin

Martin se siente animado por el respeto que el papa Francisco le ha mostrado tras el estreno de la película. El pontífice agradeció a Martin su compromiso en un mensaje personal de puño y letra. Sin mencionar a la comunidad católica LGBTI por su nombre, Francisco elogió al jesuita: “Eres un sacerdote para todos. Rezo para que sigas por este camino”. Palabras que contrastan con el sentir general del episcopado de EEUU, rehacios a las posiciones de Martin. En este sentido, hay obispos como el de Texas, Joseph E. Strickland, que insta a los párrocos de su diócesis a tratar como pecadores a los miembros de las minorías sexuales que no viven castamente.

Ya en 2017, Francisco nombró a Martin asesor del Vaticano por su defensa de los católicos LGBTI. Algunos pocos obispos estadounidenses también se han mostrado abiertos a su objetivo de abrir más la Iglesia a gays y lesbianas. Entre estos partidarios se encuentran, entre otros, el obispo de Lexington en Kentucky, John Stowe, OFM, “Building a bridge” documenta vívidamente esta compleja realiddad a través de testimonios de uno y otro bando.

Fuente Religión Digital

Cine/TV/Videos, General, Iglesia Católica , ,

El Papa, a James Martin: “Eres un sacerdote para todos y todas, como Dios es Padre de todos y de todas”

Jueves, 1 de julio de 2021

EFt0kSKXoAA8lyJFrancisco respalda al jesuita, que ofrece su apostolado entre personas LGTB

“Dios se acerca con amor a cada uno de sus hijos, a todos y cada uno de ellos. Su corazón está abierto a todos y cada uno. Él es el Padre”

Francisco agradeció al padre Martin su celo pastoral y su “capacidad de estar cerca de la gente con esa cercanía que tenía Jesús y que refleja la cercanía de Dios”

“Rezo por tus feligreses, por tus ‘parroquianos’, por todos aquellos que el Señor ha puesto a tu lado para que los cuides, los protejas y los hagas crecer en el amor de nuestro Señor Jesucristo”

“Dios se acerca con amor a cada uno de sus hijos, a todos y cada uno de ellos. Su corazón está abierto a todos y cada uno. Él es el Padre”. Estas son las palabras del Papa Francisco en una breve carta escrita a mano y en español, enviada al padre jesuita James Martin, que ejerce su apostolado entre las personas LGTB, con motivo del seminario web “Outreach 2021”, celebrado ayer. El sacerdote ha publicado hoy la carta en Twitter.

“El estilo de Dios -escribe el Papa- tiene tres rasgos: cercanía, compasión y ternura. Esta es la forma en que se acerca a cada uno de nosotros. Pensando en tu trabajo pastoral, veo que continuamente tratas de imitar este estilo de Dios. Eres un sacerdote para todos y todas, como Dios es Padre de todos y de todas. Rezo por ti para que sigas así, siendo cercano, compasivo y con mucha ternura”.

Francisco agradeció al padre Martin su celo pastoral y su “capacidad de estar cerca de la gente con esa cercanía que tenía Jesús y que refleja la cercanía de Dios.”

“Rezo por tus feligreses, por tus ‘parroquianos’ -concluyó el Papa-, por todos aquellos que el Señor ha puesto a tu lado para que los cuides, los protejas y los hagas crecer en el amor de nuestro Señor Jesucristo”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Cristianos de extrema derecha quieren que el jesuita James Martin sea censurado públicamente por llevar “almas al infierno” LGBT +

Jueves, 11 de febrero de 2021

de-financiero-deprimido-a-sacerdote-feliz-la-historia-de-james-martinVirgen-polaca_2119598077_13579175_660x371Un sitio de noticias cristianas de extrema derecha, LifeSiteNews, ha iniciado una petición para que se avergüence públicamente a un sacerdote por decir que la Virgen María “es para todos, incluidas las personas LGBT +”.

Tres mujeres en Polonia se enfrentan actualmente a cargos de “ofender las creencias religiosas”. La activista Elżbieta Podleśna fue detenida bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. después de compartir carteles de la Virgen María con un halo de colores del arco iris.

El sacerdote jesuita James Martin compartió la historia en Twitter y escribió un hilo explicando por qué “María es para todos”. Escribió: “En Polonia, donde la homofobia es rampante, las personas LGBT + están siendo juzgadas por“ profanar ”una copia de la Virgen Negra. Pero María es para todos, incluidas las personas LGBT +, y hay una larga historia de retratarla como parte de diferentes comunidades de fe. Ella es especialmente importante para las comunidades que han sido perseguidas o marginadas”.

Martin dio ejemplos de cómo la imagen de la Virgen María o la Virgen Negra había sido adaptada por muchas culturas diferentes e insistió en que la versión LGBT + con halo de arcoíris debería verse de la misma manera.

“La comunidad LGBT + tiene pocas imágenes como esta”, agregó. “Por eso no es de extrañar que agregaran su propio símbolo, el arcoíris, de manera respetuosa, a una imagen querida de su madre. Qué apropiado que esté llorando, porque es su hijo quien sufre cada vez que una persona LGBT + es perseguida”.

Pero el sitio de noticias cristianas de derecha LifeSiteNews ha iniciado una petición contra Martin, pidiendo que sea censurado públicamente. El sitio de noticias insistió: “Los católicos de todo el mundo están pidiendo a la Orden de los Jesuitas que censure públicamente a uno de sus miembros más prominentes, el sacerdote estadounidense, el padre James Martin, por promover una versión bastarda pro-LGBT + de una de las imágenes más veneradas del mundo. Nuestra Señora, la Virgen Negra “.

La petición, que ha sido firmada por más de 20.000 personas, dice: “Cuando James Martin, SJ, promovió una imagen en Twitter de la Santísima Virgen y Nuestro Señor con halos de arcoíris sodomita alrededor de sus cabezas, ofendió profundamente la religión, la historia y la cultura polacas. y tradición “.

Michael Hichborn, presidente del Instituto Lepanto que se opone al “aborto, el control de la natalidad, la homosexualidad y el marxismo”, dijo a LifeSiteNews: “Representar a Nuestro Señor y Nuestra Señora con halos que simbolizan uno de los cuatro pecados que claman al cielo por venganza es mucho más blasfemia que es francamente satánica. Nuestra Señora es la cumbre de toda pureza y toda humildad, y el movimiento LGBT + es el abismo abismal de la inmundicia y el orgullo. El intento de casar a los dos es un insulto de proporciones infinitas … ¿A cuántas almas se le permitirá a este hombre llevar al infierno antes de que [Martin] sea finalmente censurado?

LifeSiteNews ha promovido anteriormente la idea de que las prohibiciones de la terapia de conversión harán que el cristianismo sea ilegal, que los homosexuales no deberían celebrar el Día de Acción de Gracias porque son “simplemente ingratos“, y dijo que al alentar a las personas a vacunarse contra el COVID-19, los gobiernos estaban usando ” ciudadanos inconscientes … como conejillos de indias para los ideólogos del Nuevo Orden Mundial ”.

Más: James Martin, Lifesitenews, Polonia, virgen maría

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , ,

James Martin: “¿Cómo crea un novelista sus personajes?”

Miércoles, 11 de diciembre de 2019

la-abadiaEl jesuita publica su primera novela,  ‘La Abadía’ (Grupo de Comunicación Loyola), y nos cuenta cómo surgió la idea

“Espero que los itinerarios espirituales de Anne, Mark y Paul te ayuden a descubrir de qué maneras está Dios activo también en tu vida. Y confío en que disfrutes leyendo el libro tanto como yo disfruté escribiéndolo”

Durante muchos años estuve preguntándome cómo sería la experiencia de escribir una novela. Soy un gran aficionado al género, y con el tiempo he llegado a ser amigo de unos cuantos novelistas. Pero como autor que escribe principalmente sobre religión y espiritualidad, también me preguntaba: ¿de dónde viene la inspiración para tejer una trama? ¿Cómo crea un novelista sus personajes? ¿Qué es lo que le habilita para inventar los diálogos? No podía imaginarme escribiendo una novela porque era incapaz de imaginarme respondiendo estos interrogantes de manera adecuada.

Un buen día, tuve un sueño sumamente curioso. En él, una pelota de béisbol atravesaba, rompiéndola, la ventana de una casa; tal suceso ponía al hombre que allí vivía en contacto con su vecina, que había perdido a su hijo en un accidente. El hombre llevaba a la mujer a un monasterio, donde ella conocía a un abad sabio. En el curso de sus conversaciones con el monje, la mujer lograba descubrir la obra de Dios en su vida, aun en medio del sufrimiento.

Al despertar del sueño, me dije: “¡Qué historia tan bella!”. Lo anoté en un trozo de papel y volví a dormirme. A la mañana siguiente, pensé que podía tratar de darle forma escrita, desarrollándola, por supuesto. El resultado es el libro que estás leyendo: La abadía.

Fue una experiencia deliciosa, de principio a fin. Perfilar la trama y los personajes me resultó fácil, puesto que me habían sido dados. Lo creas o no, hasta los nombres de los personajes y de la abadía proceden del sueño. En cuanto me puse a escribir, la trama se fue desarrollando sola.

Cuando terminé de escribir la novela, me sentí sorprendentemente triste. ¡Había disfrutado tanto en compañía de Anne, Mark y el abad Paul! Pero, por fortuna, ellos están a punto de cobrar vida para ti ahora, en cuanto pases la página. Espero que los itinerarios espirituales de Anne, Mark y Paul te ayuden a descubrir de qué maneras está Dios activo también en tu vida. Y confío en que disfrutes leyendo el libro tanto como yo disfruté escribiéndolo.

Anne, divorciada, tiene dificultades para afrontar la vida y lucha contra el sinsentido de la muerte de su joven hijo. Mark, un arquitecto frustrado, trabaja como encargado de mantenimiento y se pregunta qué fue lo que hizo descarrilar su vida. El padre Paul, abad de una abadía cisterciense en Pensilvania, se pregunta si tomó la decisión correcta al recluirse tan rigurosamente del mundo.

En su primera novela, James Martin, nos anima a recorrer unos caminos diferentes y tortuosos, que fluyen hacia ese milagro de sanación interior que todos en algún momento ansiamos. Una historia para descubrir la obra de Dios en cada vida, aun en medio del sufrimiento.

jesuita-James-Martin-defensor-LGBT_2164293586_13964946_660x371

Para solicitarlo, en tu librería habitual o pincha aquí.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Iglesia Católica , ,

James Martin: “Versaldi expresó su tristeza por el dolor causado por el documento vaticano sobre la ideología de género”

Sábado, 5 de octubre de 2019

jesuita-James-Martin-defensor-LGBT_2164293586_13964946_660x371Pero sigue vigente…

El jesuita-puente con los LGBT+ se reunió con el prefecto para la Educación Católica

“Su Eminencia lamentó que la gente pensara que la Congregación estaba acusando a personas de estar distorsionadas ideológicamente”, revela

Desde la Congregación “desean compartir su cariño por las personas transgénero y quieren continuar el diálogo para reflexionar sobre sus experiencias”

“Estoy feliz de de haber traído voces LGTB a esta cálida reunión y estoy muy agradecido por su apertura al diálogo”

Colectivos LGTB católicos ven en el documento vaticano “una contribución al fanatismo y a la violencia”

CRISMHOM: “Un triste documento, inmovilista, desinformado, autorreferencial e inane”

Después de su audiencia privada con el Papa Francisco en el Palacio Apostólico, el jesuita estadounidense James Martin sigue “tendiendo puentes” entre el Vaticano y la comunidad LGBT+. Esta vez, con el prefecto de la Congregación para la Educación Católica, el cardenal Giuseppe Versaldi, que según Martin expresó tristeza por el dolor causado por el reciente documento de la Congregación sobre la ideología de género.

“Queridos amigos: Me alegra decir, con su permiso, que me reuní con el cardenal Giuseppe Versaldi, prefecto de la Congregación para la Educación, y el padre Friedrich Bechina, subsecretario, para un diálogo sobre el documento de la Congregación ‘Varón y mujer los creó’, reveló Martin el martes en un hilo de Twitter.

Dicho documento acusó a las personas transgénero y a la “ideología de género” de querer construir “una sociedad sin diferencias de sexo”, y de vaciar “el fundamento antropológico de la familia”.

“Durante nuestra reunión leí en voz alta las cartas de una Hermana que atiende pastoralmente a individuos transgénero, de una familia con niños LGTB y una persona transgénero”, continuó el jesuita, explicando que “de nuevo, con su permiso, puedo compartir que hablaron sobre el contexto y propósito del documento, que estaba centrado en las escuelas católicas.

“Su Eminencia expresó tristeza porque la gente pensara que la Congregación estaba acusando a personas de estar distorsionadas ideológicamente, y desean compartir su cariño por las personas transgénero y quieren continuar el diálogo para reflexionar sobre sus experiencias”, prosiguió Martin.

“Como dije, me dieron permiso para compartir esto con vosotros, pero el resto de la reunión se mantendrá en privado”, explicó el jesuita.

“Estoy feliz de de haber traído voces LGTB a esta cálida reunión y estoy muy agradecido por su apertura al diálogo”, concluyó.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Arrupe Etxea acogerá la presentación en Bilbao del libro de James Martin

Jueves, 29 de noviembre de 2018

tender-un-puente-jpgEl texto aboga por ‘Tender un puente’ entre la Iglesia Católica y la comunidad LGBTI

Para el autor “es muy importante estar fuera del “armario eclesial”

(Grupo Comunicación Loyola).- Luis Mariano González, teólogo y miembro de la asociación cristiana Crismhom (Cristianas y Cristianos de Madrid LGTBI), reflexionará sobre la propuesta del jesuita norteamericano de establecer entre ambos grupos una relación de respeto, compasión y sensibilidad.

La presentación del libro del sello editorial Mensajero, del Grupo de Comunicación Loyola, es una iniciativa de la Comunidad de Vida Cristiana CVX-Arrupe Elkartea, en colaboración con el Centro Loyola Bilbao, y se celebrará el próximo 30 de noviembre en el salón de actos del edificio de la calle Padre Lojendio 2, a las 19 h.

James Martin ha abierto el debate en el seno de la Iglesia Católica sobre la relación con la comunidad LGTBI a través de su último libro Bulding a Bridge. Una profunda reflexión donde aboga por tender un puente entre ambas abriéndose a unas nuevas relaciones de respeto, compasión y sensibilidad.

El libro publicado en Estados Unidos llega a España de la mano del Grupo de Comunicación Loyola, bajo el sello de Mensajero, con el título ‘Tender un puente‘. Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBTI pueden entablar una relación de respeto, compasión y sensibilidad. Una propuesta “realista y factible” para la iglesia española, según defiende el teólogo y miembro de la asociación cristiana Crismhom (Cristianas y Cristianos de Madrid LGTBI), Luis Mariano González.

Para él, este libro es una invitación al diálogo y así lo compartirá durante la presentación del libro en Bilbao, el próximo 30 de noviembre en Arrupe Etxea, en el salón de actos del edificio de la calle del Padre Lojendio 2, a las 19h. Este acto, iniciativa de la Comunidad de Vida Cristiana CVX-Arrupe Elkartea en colaboración con el Centro Loyola Bilbao, es una oportunidad para continuar creciendo en torno a la propuesta eclesial planteada por James Martin.

El autor, editor de la revista América, intenta trazar con audacia y respeto los caminos que pueden acercar a las dos partes, la iglesia institucional y la comunidad LGTBI, separadas por un gran abismo. Desde la premisa de que la obra del Evangelio no puede realizarse si una parte de la iglesia está esencialmente separada de cualquier otra parte, el jesuita James Martin descubre en las propias palabras del catecismo de la Iglesia Católica los ingredientes necesarios para establecer las relaciones deseables para él: Respeto, compasión y sensibilidad.

invitacion

Su propuesta responde a su enorme inquietud suscitada por la matanza colectiva de 49 personas en una discoteca de referencia entre la comunidad gay de Orlando, Florida. Tras el suceso, en verano de 2016, millones de personas expresaron su apoyo a la comunidad LGTBI, incluidos algunos obispos católicos. Sin embargo, el silencio guardado por una mayoría de los máximos representantes eclesiales fue para él revelador.

“Ponía de manifiesto que la comunidad LGTBI seguía siendo invisible en numerosos círculos de la iglesia. Incluso en medio de la tragedia, sus miembros seguían siéndolo”, reconoce. De este modo, a lo largo del libro, Martin visibiliza a este colectivo poniendo voz a sus miembros a través de sus experiencias y sus inquietudes como creyentes reunidas a lo largo de su intensa labor pastoral y a la vez, iluminando desde el Evangelio cada paso a dar para el encuentro, “en igualdad de corazón”.

En sus argumentos toma de referencia el Evangelio, el Catecismo, el ejemplo de personalidades reconocidas y el ministerio del papa Francisco. Su voz durante una conferencia de prensa en 2016, durante el vuelo de regreso a Roma tras la visita a Georgia y Azerbaiyán, resuena de nuevo en este libro: «Las personas deben ser acompañadas, como las acompañó Jesús. Si una persona en esa situación que usted me plantea se acerca a Jesús, seguro que este no le dirá: “Márchate, porque eres homosexual“».

Para Luis Mariano este encuentro es una oportunidad grande de diálogo y oración. “Es muy importante estar fuera del “armario eclesial, de este modo, los jóvenes de la parroquia que sean LGTBI, podrán socializar y tener referencias de normalidad en las propias comunidades”, asegura. “Será un trabajo lento, pero será fructífero. La Iglesia Católica para evangelizar el mundo LGTBI, necesita de nosotras/os/es como “apóstoles del arcoíris”.

James Martin, Sj, es editor de la revista América, publicada por los jesuitas, y autor de numerosos libros, es colaborador en el Canal Historia, en la BBC y en Radio Vaticano. Se graduó en la Wharton School of Business antes de ingresar en la Compañía de Jesús en 1988.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

James Martin: “La mayoría de los católicos LGBT se sienten como leprosos en la Iglesia”

Jueves, 30 de agosto de 2018

james-martin-en-el-encuentro-mundial-de-familiasJames Martin, en el EMF

Texto de la charla del jesuita en el Encuentro Mundial de Familias en Dublín

Dios los ama, y así deberíamos nosotros. Y no me refiero a un amor mezquino, rencoroso, crítico, condicionado y desganado.

Para Jesús no hay “nosotros” y “ellos”. Solo hay nosotros.

Al excluir a las personas L.G.B.T., estás rompiendo la familia de Dios. Estás destrozando el Cuerpo de Cristo.

Es un escándalo que gran parte de su vida espiritual dependa de dónde viven

Nunca subestimes el dolor que la gente L.G.B.T. ha experimentado, no solo a manos de la iglesia sino también de la sociedad en general.

Como cualquier grupo, la gente L.G.B.T. trae dones especiales a la iglesia.

Las personas L.G.B.T. son más que sus vidas sexuales. Pero a veces eso es todo lo que oyen.

¿Aplicas a la comunidad L.G.B.T. los mismos estándares que a la comunidad heterosexual?

Para Jesús, es la comunidad primero, la conversión después. La bienvenida y el respeto vienen primero.

Esto es parte de lo que significa ser cristiano: Defender a los marginados, los perseguidos, los derrotados.

(James Martin, sj, en America).- Esta charla fue dada en el Encuentro Mundial de Familias del Vaticano en Dublín, Irlanda, el 23 de agosto de 2018. Traducido por Fernando González y Julia Nicolini. In English

Uno de los desafíos más recientes para las parroquias católicas es cómo dar la bienvenida a los feligreses L.G.B.T., así como las familias con miembros L.G.B.T. Pero ese desafío está también donde abunda la gracia porque los católicos L.G.B.T. se han sentido excluidos de la iglesia por tanto tiempo, que cualquier experiencia de bienvenida puede cambiar su vida: Un momento de sanación que puede inspirarlos a ir a misa nuevamente, devolverlos a la fe, e incluso ayudarlos a creer en Dios otra vez.

En los últimos años, he escuchado las historias más terribles de católicos L.G.B.T. que se han sentido no bienvenidos en las parroquias. Un hombre gay autista de 30 años que salió del clóset con su familia y no estaba en ningún tipo de relación me dijo que un agente pastoral dijo que ya no podía recibir la Comunión en la iglesia. ¿Por qué? Porque incluso decir que era gay era un escándalo.

Pero la crueldad no termina en las puertas de la iglesia. El año pasado, una mujer me contactó para preguntar si conocía “sacerdote compasivos” en su arquidiócesis. ¿Por qué? Ella era enfermera en un hospital de enfermos terminales donde un paciente católico estaba muriendo. Pero el párroco local asignado al hospital se rehusaba a darle la unción, porque era gay.

¿Es sorprendente que la mayoría de los católicos L.G.B.T. se sientan como leprosos en la iglesia?

Lo mismo pasa con las familias. La madre de un adolescente homosexual me dijo que su hijo había decidido volver a la iglesia después de años de sentir que la iglesia lo odiaba. Después de mucha discusión, decidió regresar el domingo de Pascua. La madre estaba encantada. Cuando comenzó la misa, estaba tan emocionada de tener a su hijo a su lado. Pero después de que el sacerdote proclamó la historia de la Resurrección de Cristo, ¿Adivinan sobre qué predicó? Acerca de lo malo de la homosexualidad. El hijo se puso de pie y salió de la iglesia. Y la madre se quedó sentada y lloró.

Pero también hay historias de gracia en nuestra iglesia. El año pasado, un estudiante universitario me dijo que la primera persona a quien reveló su orientación, fue un sacerdote. Lo primero que dijo el sacerdote fue: “Dios te ama y la iglesia te acepta”. El joven me dijo: “Eso literalmente me salvó la vida”. De hecho, debemos alegrarnos de que cada vez más parroquias católicas sean lugares donde los católicos L.G.B.T. se sienten en casa, gracias tanto al personal de la parroquia como a los programas más formales.

Mi propia comunidad jesuita en Nueva York está al lado de una iglesia llamada St. Paul the Apostle, que tiene uno de los programas de sensibilización L.G.B.T. más activos en el mundo. El programa se llama “Out at St. Paul” (“Fuera del clóset en Saint Paul“) y patrocina retiros, grupos de estudio bíblico, charlas y eventos sociales para la numerosa comunidad L.G.B.T. En cada misa dominical de 5:15 p.m., cuando llega el momento de los anuncios de la parroquia, una persona L.G.B.T. se levanta en el púlpito para decir: “¡Hola! Soy Jason, Xorje o Marianne, y soy miembro de ‘Fuera del clóset en Saint Paul’. Si eres lesbiana, gay, bisexual o transgénero, queremos que te sientas bienvenido. Aquí hay algunos eventos que se presentarán esta semana”. Y acabo de enterarme de que dos miembros de ese grupo están ingresando a órdenes religiosas este año.

Lamentablemente, gran parte de la vida espiritual de los católicos L.G.B.T. y sus familias depende de dónde viven. Si eres gay, lesbiana, bisexual o transgénero, intentando dar sentido a tu relación con Dios y la iglesia o si eres padre de una persona L.G.B.T. y vives en una gran ciudad con pastores de mente abierta, entonces tienes suerte. Pero si vives en un lugar menos abierto o tu pastor es homofóbico, ya sea silenciosa o abiertamente, no tienes suerte. Y la forma en que los católicos son bienvenidos o no bienvenidos en su parroquia influye mucho en su perspectiva no solo acerca de la iglesia, sino acerca de su fe y de Dios.

Ese es el verdadero escándalo. ¿Por qué debería la fe depender de dónde vives? ¿Es eso lo que Dios desea para la iglesia? ¿Quería Jesús que las personas en Betania percibieran el amor de Dios menos que las personas en Betsaida? ¿Quería Jesús que una mujer en Jericó se sintiera menos amada que una mujer en Jerusalén?

Entonces ¿qué es lo que ayuda a una parroquia a ser acogedora y respetuosa? ¿Cómo pueden los sacerdotes y diáconos, hermanas y hermanos, directores de educación religiosa, agentes pastorales laicos y todos los feligreses ayudar a las parroquias a convertirse en hogares para católicos L.G.B.T. y sus familias?

Las siguientes observaciones se basan no solo en conversaciones con personas L.G.B.T., sino también en la experiencia de pastorales y grupos de acogida L.G.B.T. que consulté para esta charla. Les pregunté: ¿Cuáles son las cosas más importantes que las parroquias deben saber y hacer?

Entonces me gustaría hablar de tres áreas.

-Primero, ¿Cuáles son algunas ideas fundamentales para las parroquias?

-Segundo, ¿Qué puede hacer una parroquia para ser más acogedora y respetuosa?

-Finalmente, ¿Qué podría decirnos el Evangelio acerca de esta pastoral?

1) Son católicos. Eso suena obvio, pero las parroquias deben recordar que las personas L.G.B.T. y sus familias son católicos bautizados. Son tan parte de la iglesia como el Papa Francisco, el obispo local o el pastor. No es cuestión de hacerlos católicos. Ellos ya lo son. Entonces, lo más importante que podemos hacer por los católicos L.G.B.T. es darles la bienvenida a lo que ya es su iglesia. Y recuerda: solo para permanecer en la iglesia las personas L.G.B.T. a menudo han soportado años de rechazo. Nuestra bienvenida debería reflejar eso y así debería ser, para citar el Evangelio de Lucas, “…una medida buena, apretada, remecida, rebosante…”

2) Ellos no eligen su orientación. Lamentablemente, muchas personas todavía creen que las personas eligen su orientación sexual, a pesar del testimonio de casi todos los psiquiatras y biólogos y, lo que es más importante, de la experiencia vivida por personas L.G.B.T. No eliges tu orientación o identidad de género más de lo que eliges ser zurdo. No es una elección. Y no es una adicción. Por lo tanto, no es pecado ser simplemente L.G.B.T. Mucho menos, no es algo para “culpar” de ello a alguien, como por ejemplo a los padres.

3) A menudo han sido tratados como leprosos por la iglesia. Nunca subestimes el dolor que la gente L.G.B.T. ha experimentado, no solo a manos de la iglesia sino también de la sociedad en general. Algunas estadísticas pueden ayudar: En los Estados Unidos, la juventud lesbiana, homosexual y bisexual tiene cinco veces más probabilidades de haber intentado suicidarse que sus homólogos heterosexuales. Cuarenta por ciento de las personas transgénero en los Estados Unidos intentan suicidarse. Entre los jóvenes L.G.B.T. en los Estados Unidos, el 57 por ciento se siente inseguro debido a su orientación. Además, un estudio muestra que cuanto más religiosa es la familia de la que provienen, es más probable que intenten suicidarse. Y una razón importante para que los jóvenes L.G.B.T. no tengan hogar es que provienen de familias que los rechazan por razones religiosas. Por lo tanto, las parroquias deben conocer las consecuencias de estigmatizar a gente L.G.B.T.

La mayoría de los católicos L.G.B.T. han sido profundamente heridos por la iglesia. Ellos pueden haber sido objeto de burla, insultados, excluidos, condenados o señalados para ser criticados, ya sea en privado o desde el púlpito. Es posible que nunca hayan escuchado el término “gay” o “lesbiana” expresado de alguna manera positiva o incluso neutral. E incluso si los comentarios de odio no vinieron en el entorno de la parroquia, es posible que hayan escuchado a otros líderes católicos hacer comentarios homofóbicos. Desde sus días más tempranos como católicos, a menudo se les hace sentir como si fueran un error. Temen el rechazo, el juicio y la condena de la iglesia. De hecho, estas pueden ser las únicas cosas que esperan de la iglesia. Esto a menudo los lleva a excluirse de la iglesia.

Los padres de niños L.G.B.T. enfrentan un dolor similar. Hay un dicho que dice: “Cuando un niño sale del clóset, el padre entra al clóset”. Puede ser confuso, atemorizante y embarazoso para los padres aceptar la realidad de la orientación o identidad de género de sus hijos. Pueden sufrir vergüenza frente a familiares y amigos. Tener un niño que salga del closet o diga que es transgénero puede hacer que los progenitores sientan no solo que de alguna manera han fallado, sino que serán aislados, juzgados y excluidos de la iglesia. A veces sienten que deben elegir entre su hijo y Dios. A los padres también les preocupa que sus hijos abandonarán una iglesia que se considera que los rechaza. Como resultado, las parroquias deben informar a los padres y las familias que todavía son bienvenidos, que no tienen nada que temer de la iglesia y que la iglesia es su hogar.

4) Ellos traen dones a la iglesia. Como cualquier grupo, la gente L.G.B.T. trae dones especiales a la iglesia. Ahora, normalmente es incorrecto generalizar, pero para un grupo que se ha visto en la iglesia casi exclusivamente bajo una luz negativa, es importante considerar los muchos dones del grupo. Para empezar, debido a que han sido tan marginados, muchas personas L.G.B.T. a menudo sienten una compasión natural por los que están al margen. Su compasión es un don. A menudo son indulgentes con los pastores y sacerdotes que los han tratado como basura. Su perdón es un don. Perseveran como católicos frente a años de rechazo. Su perseverancia es un don.

De hecho, recientemente algunas parroquias estadounidenses han despedido a personas L.G.B.T. después de que se casaron legalmente. Y algo sobre estas situaciones siempre me desconcertó. Cada vez que escuchaba estas historias, siempre se trataba del “más querido” maestro, del encargado de la parroquia o del encargado de la música. Me hizo preguntarme ¿por qué eran los “más queridos”? Entonces me di cuenta por qué: Las personas L.G.B.T. que trabajan para la iglesia realmente tienen que querer estar allí, dada la forma en que son tratadas. Se mantienen fieles a su ministerio a pesar del rechazo que experimentan. Es lo mismo con los feligreses L.G.B.T.: Deben tomar una decisión consciente de quedarse en una iglesia: De perseverar. Entonces, cuando piensas en sus dones, puedes tener la misma reacción que tuvo Jesús con el centurión romano: Asombro ante su fe.

6) Ellos son amados por Dios. Dios los ama, y así deberíamos nosotros. Y no me refiero a un amor mezquino, rencoroso, crítico, condicionado y desganado. Me refiero a amor verdadero. ¿Y qué significa amor verdadero? Lo mismo que significa para todos: Conocerlos en la complejidad de sus vidas, celebrar con ellos cuando la vida es dulce, sufrir con ellos cuando la vida es amarga, como lo haría un amigo. Pero digo más aún: Ámalos como Jesús amó a las personas marginadas: Extravagantemente.

Con esas ideas en mente, ¿cómo puede una parroquia ser más acogedora? ¿Cómo podemos tratar a personas L.G.B.T. con las virtudes que el Catecismo recomienda: “respeto, compasión y sensibilidad”?

Déjenme sugerir 10 cosas.

Ahora, las siguientes sugerencias deben ser adaptadas a tu propia parroquia. No hay una receta única que le sirva a todos. Cada parroquia debe desarrollar su propio modelo.

1) Examina tus propias actitudes hacia la personas L.G.B.T. y sus familias.

¿Crees que alguien es pecadora porque es lesbiana o está más inclinada al pecado que una mujer heterosexual? ¿Consideras a los padres de un adolescente gay “responsables” de su orientación?

¿Crees que una persona es transgénero solo porque está “de moda”? Aquí hay otra pregunta: Si no se te han acercado, y no conoces o conoces muy pocas personas L.G.B.T., ¿Te has preguntado por qué será?

Del mismo modo, ¿Los estás discriminando en tu corazón? ¿Por ejemplo, aplicas a la comunidad L.G.B.T. los mismos estándares que a la comunidad heterosexual? Con las personas L.G.B.T. tendemos a centrarnos en si se ajustan por completo a las enseñanzas de la iglesia sobre la moralidad sexual. Entonces, ¿estás haciendo lo mismo con los parroquianos heterosexuales, con aquellos que cohabitan antes de casarse o practican el control de la natalidad? Sé consistente respecto a aquellos cuyas vidas se escruta. Los pastores suelen ser más comprensivos con las situaciones complejas de personas heterosexuales porque las conocen. Por ejemplo, aunque Jesús condena el divorcio directamente, la mayoría de las parroquias dan la bienvenida a las personas divorciadas. ¿Tratamos a las personas L.G.B.T. con la misma comprensión?

Leer más…

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.