Inicio > General, Historia LGTBI > Alessia Genovés, la primera periodista trans de El Salvador

Alessia Genovés, la primera periodista trans de El Salvador

Sábado, 3 de agosto de 2019

IMG_8932-3264x1632Por Paula Rosales

SAN SALVADOR – Alessia Genovés camina sin vacilar por los pasillos de un complejo de tribunales de uno de los países mas violentos del mundo. Ha llegado a cubrir una audiencia de intimación sobre el asesinato de Camila Díaz, una mujer trans que fue golpeada hasta su muerte en febrero pasado. Intentará llegar hasta el fondo de los hechos.

Su sola presencia es un suceso. Se enfrenta a la mirada atónita de abogados, policías y administrativos que la estudian de pies a cabeza. Murmuran, se sienten sacudidos por su presencia. Los signos de interrogación se dibujan en sus ojos.

Alessia tiene 22 años, estudia periodismo en la Universidad de El Salvador, el único centro de estudios público del país centroamericano. Reportea el caso de Camila Díaz porque fue invitada para acompañar el trabajo de Presentes. Esta no es su primera experiencia en el ejercicio periodístico. Además de realizar prácticas universitarias, ha colaborado con organizaciones sociales en comunicaciones. Esta es su primera asignación sobre un caso de asesinato.

Dice no tener miedo a ejercer la profesión que eligió. Espera que su identidad y expresión no sean problema para el desarrollo de su carrera. Parece que Alessia tiene una coraza que la protege de las reacciones de quienes la tratan por primera vez.

“Quiero que se genere el cambio en la aceptación de la sociedad, ojalá que haya una empresa que acepte a una persona transgénero, creo que puedo ayudar para que otras personas trans puedan tener acceso a una carrera profesional y ejercerla sin prejuicios, que una trabajadora social ya no se dedique al trabajo sexual, por ejemplo”, dijo Alessia a Presentes.

En el juzgado le extendió su mano al encargado de prensa, quien de inmediato no supo qué responder después de su presentación. Unos policías escucharon cuando Alessia se presentó como periodista, entre murmuraciones dudaron que lo fuera. Ella se dedicó a reportear e hizo caso omiso.

Teatro y poesía para alejarse del acoso

IMG_8594Alessia utiliza el teatro como un espacio de denuncia y de liberación, ahí puede ser quien sea, sin importar los estereotipos. Entre sus escritos, tiene una antología inédita que espera publicar algún día.

Los acosos en la universidad fueron los detonantes para buscar una opción de desahogo, recuerda que en respuesta a las humillaciones de sus compañeros de clase decidió ingresar a la compañía de teatro “Acto único”. En la época que sintió discriminación acepta que tuvo algunos episodios de violencia en contra de quienes le agredieron.

Además de causarle molestias, el tiempo de la carrera de Alessia se ha alargado porque no ha sentido el apoyo de las autoridades de la universidad para denunciar los ataques que sucedían en las redes sociales.

“Me he retrasado y me han hecho sentir bastante mal, porque no siento seguridad en la universidad, hay gente que se dedica a acosar a los demás sin que nadie haga nada. Hay una falta de principios”, dijo Alessia.

Sin embargo, en la Universidad de El Salvador, que es la más antigua del país, la brecha y discriminación de género es uno de sus principales problemas a resolver. Para contener y eliminar los abusos registrados en el recinto académico, las autoridades crearon en 2014 el centro de estudios de género, que se encarga de promover la equidad y la autonomía de las mujeres.

Sin embargo, pese a contar con la defensoría estudiantil, las denuncias de acoso y abuso sexual causadas por catedráticos no cesan. En 2018 la población estudiantil fue de 61.987, del cual 54 por ciento corresponde a mujeres.

El centro de estudios de género presentó en 2018 el estudio “La Universidad de El Salvador como espacio de reproducción de la violencia de género”, el informe recoge denuncias de violencia psicológica, emocional, sexual, económica, simbólica, física y patrimonial.

El estudio reflejó que del total de denuncias de personas más violentadas en el recinto universitario el 64.82 por ciento corresponde a mujeres; el 34.66 por ciento a poblaciones LGBTI y el 18.52 por ciento a hombres.

“Ella ha gozado de los mismos derechos y también por su identidad de género no dudo que en algún momento al igual que cualquier otra persona pueda haber experimentado problemas de cualquier naturaleza. Sin embargo, nunca ha venido a poner ninguna denuncia”, dijo a Presentes Arely Franco, jefa del departamento de periodismo de la Universidad de El Salvador.

Alessia comparte aulas con otros 800 estudiantes del departamento de periodismo de la Universidad de El Salvador y es la primera mujer trans en egresar del Alma Mater, al menos, públicamente.

Familia y pasión

Alessia se reconoce en la obra de Fiódor Dostoievski. Dice que la tragedia de los hermanos Karamázov fue una suerte de presagio del drama familiar que ha tenido que vivir. Es la penúltima de cinco hermanos. Ha tenido que dividirse entre las viviendas de su madre y su abuela paterna. Sus padres están separados desde que Alessia era menor de edad. Su mamá no ha tenido trabajos estables, en algún tiempo se dedicó a las ventas de servicios fúnebres. Dice que la relación con su papá fue difícil desde la niñez.

Recuerda que durante su infancia no estuvo alejada de los abusos físicos y emocionales. Aún se cuestiona del por qué era golpeada, menospreciada y hasta calumniada por sus padres. A pesar de que ahora tiene una relación cordial, los recuerdos de su infancia son perennes.

Alessia inició su transición en 2016. El proceso de reemplazo hormonal comenzó en 2018. La aceptación de su familia se dividió cuando mostró su identidad y expresión de género. Su mamá y algunos familiares la apoyan completamente, mientras que su abuela y papá no están de acuerdo.

Cuando asumió su identidad sintió inseguridad y miedo, pensaba que los cambios podrían ponerla en riesgo debido a las denuncias de ataques y asesinatos de mujeres trans en El Salvador. Sin embargo, ahora dice que se siente cómoda con su decisión.

Ahora vive en una zona con presencia de las temidas pandillas de El Salvador. Ahí comparte casa con su abuela paterna, un par de perros chihuahua, pollos y palomas, pese a que su abuela no está de acuerdo con su identidad y expresión de género.

La primera mujer trans periodista en El Salvador

IMG_8584Ejercer el periodismo en el país centroamericano, que se disputa con Venezuela el titulo del más violento del mundo, es un verdadero desafío. Poco acceso al trabajo, salarios y condiciones laborales precarias, acoso sexual y cibernético son apenas algunos de los desafíos que Alessia deberá afrontar.

Allessia ya tuvo una oportunidad en un canal de televisión local que se transmite en algunos departamentos de El Salvador por señal de paga. Lo hizo cuando aún tenía su expresión masculina. Ahí realizó entrevistas, reportajes y producción de contenidos culturales y de entretenimiento.

“Al igual que cualquier otra profesional (su desafío) es tener apertura. En general, en los medios de comunicación de nuestro país es poca la oferta laboral que tienen respecto a la demanda que hay, ella tiene que hacer valer sus derechos mediante sus cualidades y capacidades como periodista”, expresó Arely Franco a Presentes.

De acuerdo a la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), Alessia es la primer mujer trans que ejerce el oficio en el país y está rompiendo los esquemas del conservador país.

APES presentó en 2018 un diagnóstico sobre el entorno de trabajo de mujeres periodistas en El Salvador en donde se evidenciaron las condiciones y precariedad del trabajo de prensa.

“Podría sufrir discriminación por tener una expresión de género que no coincida con los roles y las expectativas que son asignados a una persona por su sexo biológico, lógicamente esto implicaría complicaciones en tener acceso a un trabajo en cualquier medio de comunicación”, dijo a Presentes Angélica Cárcamo, Presidenta de APES.

De acuerdo al estudio de la gremial, el 78.85 por ciento de las encuestadas dijo que las empresas mediáticas no promueven la equidad de genero que garantizaría los derechos de las mujeres periodistas. Además, reconocieron que son victimas de expresiones de violencia, acoso sexual y menosprecio de sus capacidades de trabajo por el hecho de ser mujer.

“A las empresas mediáticas en general les sugerimos tener una apertura a reconocer y visibilizar las diversidades, hacerlo permitiría para que las personas que son transgénero o de la comunidad LGBTI vean a personas en las que puedan identificarse”, recalcó Cárcamo.

Un día de cobertura

Pese a la sorpresa de la primera impresión, periodistas de diferentes medios que cubren el área judicial recibieron con amabilidad y sin discriminación. Alessia compartió algunos detalles e impresiones de la cobertura.

“Mi verdadero reto es asumir mi responsabilidad social como periodista y reconocer la necesidad de generar empatía ante las actitudes abusivas de los demás para saber qué hacer y cómo hacer”, dijo.

La tarde transcurrió lentamente, adentro del juzgado un juez se disponía a escuchar a tres policías acusados de asesinar a Camila Díaz. Alessia esperó a que finalizara la intimación de los cargos y decidir sus siguientes pasos.

Estuvo sentada por tres horas en las sillas de espera en donde han descansado personas acusadas de violación, asesinato, robo y otros delitos, ahí aguardo pacientemente la decisión del juez sobre los policías.

Alessia reportea uno de los 68 asesinatos de mujeres trans cometidos en El Salvador entre 2016 y 2019. Sabe que esta entrando a terreno fangoso que la pone en riesgo letal. Pero está dispuesta a arriesgarlo todo para ejercer la profesión que decidió estudiar.

Acudió nuevamente al juzgado, el lugar estaba más lleno que la última vez. Su larga cabellera estaba perfectamente alaciada. Se notaba ansiosa por conocer el veredicto, sacó una libreta roja de su bolso negro, lapicero y el teléfono dispuesta a entrevistar a todas las partes del proceso.

“Me siento satisfecha de que mi trabajo sea tomado en cuenta. Siento que es una labor que debe realizarse con responsabilidad, con legalidad y con mucho cuidado y eso estoy dispuesta a asumir”, expresó Alessia.

  • Este reportaje fue apoyado por la International Women’s Media Foundation como parte de ¡Exprésate!, su iniciativa en América Latina.”

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.