Archivo

Archivo para la categoría ‘Islam’

Refugiados del colectivo LGBT son víctimas de violencia sexual en Siria y en sus países de asilo

Lunes, 11 de diciembre de 2017

6a00d8341c730253ef019b02a0943f970bACNUR denuncia la vulnerabilidad de los refugiados, tanto adultos como también menores de edad, pertenecientes al colectivo LGBT, quienes terminan siendo víctimas de violencia sexual tanto en Siria como en los países que les dan asilo.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas) es un organismo de la ONU que tiene como objetivo el de proteger a refugiados y desplazados por persecuciones o conflictos armados, que este martes, 6 de diciembre, denuncia que la violencia sexual contra niños y adultos pertenecientes al colectivo LGBT es «más común» de lo que se pensaba. Lo hace a través de la publicación de un estudio elaborado con la intervención de docenas de periodistas e informadores que se han entrevistado con un total de 196 refugiados procedentes de Irak, Líbano y Jordania hace ahora un año.

Según testimonios de las propias víctimas y testigos, la violencia sexual en Siria llega de distintas partes del conflicto, produciéndose tanto en menores de sólo 10 años de edad como en adultos de hasta 80 años, siendo las más vulnerables las personas homosexuales, bisexuales y transexuales, tanto en Siria por parte principalmente de los grupos armados, quienes son igualmente responsables de la lapidación de personas en base a su orientación sexual, como en aquellos países de asilo a los que llegan debido al oportunismo de personas sin escrúpulos.

«Cuando estuve detenido en Siria fui torturado de todas las formas posibles (…). Estuve encerrado en una cela con 80 personas sin luz durante 30 días. Estábamos todos desnudos y por las noches nos ataban de las manos y nos torturaban con electricidad en los genitales. Entraban en la celda y nos violaban, pero como estaba oscuro no podíamos verles», explica Tarek, refugiado gay cuyo testimonio está incluido en el informe, en le que también señalan que el chantaje y la explotación sexual se repite entre quienes trabajan en la economía sumergida en los países de asilo a través de condicionar su remuneración económica con determinados favores sexuales.

Asimismo, uno de los menores entrevistados asegura que este tipo de violencia sucede «a diario», en ocasiones por parte de otros jóvenes mayores que ellos. Situaciones que se producen en centros de detención o prisiones improvisadas, pero también en su caso en los países de asilo, a manos tanto de otros refugiados como de ciudadanos integrados en las comunidades de acogida y que son considerados como episodios de acoso, aunque posteriormente se descubra que han llevado a delitos sexuales. La dureza de la situación lleva a las víctimas al abandono escolar, obstaculizando aún más su integración en la sociedad de su país de acogida.

«Estos relatos inquietantes revelan cuán grave es el riesgo de sufrir violencia sexual para mujeres y niñas, pero también para hombres y niños (…). Nos enfrentamos a un ciclo vicioso que cuenta con poca ayuda, con acceso limitado a víctimas masculinas, servicios inaccesibles y a la cultura del silencio, lo que refuerza el mito de que este problema es raro», señala Volker Türk, responsable de protección de los refugiados de ACNUR.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

Dos chicos de 20 años se enfrentan a tres años de prisión en Uzbekistán por mantener relaciones homosexuales

Jueves, 7 de diciembre de 2017

pareja-gay-detenida-torturada-uzbekistan-696x522Dos chicos son detenidos y torturados en la antigua república soviética de Uzbekistán por practicar sexo consentido en su propia casa.

La homosexualidad es ilegal en el país y se enfrentan a tres años de cárcel.

Una pareja del mismo sexo ha sido detenida y sometida a torturas anales en Uzbekistán por mantener relaciones consentidas. Ambos están unidos en una relación desde hace unos meses y, hasta su detención, convivían en un piso que habían alquilado en Taskent, la capital de este país de la antigua Unión Soviética. La policía ha confirmado que se les ha sometido a “pruebas” anales, una práctica que el derecho internacional califica de “tortura”. Se enfrentan a una pena de hasta tres años de cárcel. Nadezhda Atayeva, presidenta de la Asociación para los Derechos Humanos en Asia Central, ha dejado claro que “es inaceptable perseguir a la gente por el hecho de mantener relaciones consentidas con otras personas del mismo sexo”. Por otra parte, un tribunal de Moscú anunciaba hace unos días que mantiene la orden de deportación a Uzbekistán para el periodista gay Ali Ferouz, paralizada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Distintas organizaciones internacionales de derechos humanos exigen desde hace tiempo, y vuelven a hacerlo ahora, la derogación del artículo 120 del Código Penal de Uzbekistán, que criminaliza las relaciones entre personas del mismo sexo. Según esta legislación discriminatoria, la policía uzbeka ha detenido a dos jóvenes de 20 años que estaban conviviendo e iniciando una relación estable en Taskent.

Ha sido un portavoz de este cuerpo el que ha confirmado el arresto, así como el sometimiento de las víctimas a “pruebas” anales para “determinar” si habían mantenido sexo entre ellos. Este tipo de exámenes están calificados como “tortura” por el derecho internacional y atentan contra los derechos humanos básicos. Un juez tendrá que decidir la pena para estos chicos, que puede alcanzar hasta los tres años de prisión. Pero su castigo se prolongará, con toda probabilidad, incluso después de la cárcel, debido al estigma social: se enfrentarán a abusos, vejaciones y discriminación social (actitudes permitidas por el Estado uzbeko y, por lo tanto, impunes en casi todos los casos).

“Es inaceptable perseguir a la gente por el hecho de mantener relaciones consentidas con otras personas del mismo sexo. Cada persona es libre de determinar sus propias relaciones. Este incidente no es más que un acto demostrativo de discriminación hacia la comunidad LGTB y refleja las políticas del régimen actual” de Uzbekistán, ha declarado Nadezhda Atayeva, presidenta de la Asociación para los Derechos Humanos en Asia Central.

El periodista gay Ali Ferouz espera el fallo de Estrasburgo

arton44672Rusia decretaba el pasado mes de agosto la expulsión del periodista abiertamente gay Ali Ferouz a Uzbekistán, como informaba dosmanzanas. Ali Ferouz, que en realidad es un pseudónimo profesional (su verdadero nombre es Khoudoberdi Nourmatov) es un periodista independiente, aunque desde hace algo más de un año trabaja de forma estable para Novaya Gazeta, un periódico ruso crítico con Vladimir Putin y comprometido con los derechos humanos (es el periódico que destapó, por ejemplo, la persecución a homosexuales en Chechenia).

Aunque nació en Rusia, país en el que su madre y hermanos residen legalmente y en el que él mismo vivió durante su infancia y adolescencia, tiene la nacionalidad uzbeka. En 2008 se instaló en Uzbekistán, pero no tardó en colocarse en el punto de mira de los servicios secretos de ese país, que llegaron a someterlo a tortura por negarse a colaborar con ellos. En 2009 volvió a Rusia. Allí ha continuado su labor de periodista y ha solicitado asilo político, que le ha sido denegado. De hecho, Ferouz ya sufrió una primera detención el pasado marzo, aunque en aquella ocasión pudo evitar la expulsión.

Pero en agosto fue arrestado durante un control policial en Moscú. Pocas horas después el juez ordenaba su expulsión inmediata a Uzbekistán. Tras escuchar la decisión, Ferouz intentó autolesionarse con un bolígrafo, aunque los agentes que lo custodiaban lo impidieron. Y es que Ferouz, abiertamente gay, activista en favor de los derechos humanos y muy crítico con el régimen uzbeko (que precisamente destaca por su poco respeto a los derechos humanos), está convencido de que será detenido y torturado en cuanto pise el país. “Prefiero morir antes que regresar a Uzbekistán”, decía entonces, en palabras que trasmitidas por Daniil Khaïmovitch, su abogado.

Hace unos días, un tribunal de Moscú reafirmaba el mantenimiento de la multa y la orden de deportación. Sin embargo, Rusia no puede hacer efectiva la expulsión hasta que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos realice un dictamen oficial. Este tribunal con sede en Estrasburgo, hasta el que ha llegado el caso de Ferouz, mantiene paralizada la orden rusa y todavía no ha anunciado cuál será el sentido del fallo y, por consiguiente, el destino que tendrá que asumir el periodista gay en el punto de mira.

La LGTBfobia de Estado en Uzbekistán se mantiene de Karimov a Mirziyoyev

En febrero de 2016, Islom Karimov, entonces presidente de Uzbekistán, realizaba unas declaraciones cargadas de odio homófobo: “la homosexualidad es repugnante para los uzbekos”. Karimov también dijo que la homosexualidad es una manifestación “vulgar” de la cultura occidental, en un nuevo ataque contra las personas LGTB en este país de Asia Central. Otra de sus perlas fue asegurar que “cuando los hombres viven con hombres y mujeres viven con mujeres, creo que debe haber algo mal aquí”, una opinión que trataba de justificar con un dicho uzbeko: “cuando Dios quiere revelar la vulgaridad de alguien, primero le quita la razón”.

El caso es que, seis meses después de esta ristra de declaraciones homófobas, Karimov moría, víctima de una hemorragia cerebral. Karimov presidía Uzbekistán desde 1989 (cuando fue elegido primer secretario del Partido Comunista) y en las distintas elecciones celebradas tras la caída de la Unión Soviética ha sido reelegido con victorias aplastantes. Eso sí, todas ellas han sido cuestionadas por la comunidad internacional, que ha llegado a denunciar parcialidad e incluso fraude electoral. Su última elección fue en 2015 con un supuesto 90% de los sufragios a su favor (una vez más, criticado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, OSCE).

sh-mirziyoyevShavkat Mirziyoyev, actual presidente de Uzbekistán

Con la muerte de Karimov, siguiendo con los trámites que marca la legislación uzbeka, el presidente del Senado asumía la presidencia del país de forma interina. Le correspondió a Nigmatilla Yuldashev, que previamente había ejercido el cargo de ministro de Justicia entre 2011 y 2015. Pero su escaso peso político no le ayudaría a mantener la presidencia, que finalmente recaía en Shavkat Mirziyoyev en diciembre de 2016. Mirziyoyev fue el primer ministro de Islom Karimov.

El respeto a los derechos humanos del colectivo LGTB fue inexistente durante la presidencia de Karimov, al que varias organizaciones y medios han tildado durante años de “dictador”, pero los dos sucesores (Yuldashev y Mirziyoyev, este último en el cargo) estaban en puestos de responsabilidad durante sus últimos mandatos y participaron en la persecución LGTBfóbica de Estado o, cuanto menos, no la combatieron. Del mismo modo que no lo han hecho al asumir la presidencia, legitimando la discriminación y poniendo a Uzbekistán en el mapa de la vergüenza (al ser uno de los más de setenta países que siguen criminalizando la homosexualidad).

 

Fuente Gay Star News, vía Dosmanzanas, EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tres años de cárcel para 16 personas en la mayor persecución al colectivo LGBT en Egipto

Miércoles, 6 de diciembre de 2017

780x580-youtube-uxmh6r-kcby-tres-anos-de-carcel-para-16-personas-en-la-mayor-persecucion-al-colectivo-lgbt-en-egiptoSólo dos meses han pasado desde que un grupo de jóvenes ondeara una bandera arco iris en un concierto de Mashrou’ Leila en El Cairo y la mayor persecución a las personas homosexuales en Egipto ya se ha saldado con una condena de tres años de cárcel y otros tres en libertad condicional para 16 de los 75 detenidos acusados de «promover la desviación sexual y el libertinaje».

Un tribunal de El Cairo condena a 3 años de cárcel y otros 3 de libertad condicional a 16 hombres después de declararlos culpables de «incitar al libertinaje» y de mantener «relaciones sexuales anormales» en la que es la mayor represión del colectivo LGBT en Egipto en más de una década y que se produce después de que un grupo de jóvenes izaran una bandera arco iris en un concierto de Mashrou’ Leila. Dos de los acusados se encuentran en libertad tras abonar una fianza de 5.000 libras egipcias, mientras está pendiente la apelación de uno de ellos.

«Estas sentencias golpean el corazón mismo del ser humano y son otro ejemplo de la persecución en curso contra las personas LGBTI y la mayor represión de los derechos humanos (…). Las autoridades egipcias deben anular las sentencias contra los 16 hombres de inmediato y liberarlos incondicionalmente», reclama Najia Bounaim, directora de campaña para África del Norte de Amnistía Internacional.

A pesar de que sólo un grupo de 10 de los arrestados estarían relacionados con el concierto de Mashrou’ Leila, las autoridades inician una campaña contra las personas homosexuales en las que detienen inicialmente a 33 personas, que ascenderían finalmente a un total de 75 personas que acusan de «promover la desviación sexual y el libertinaje»Al menos 5 de los detenidos habrían sometidos a exámenes anales.

Si bien no existen leyes contra la homosexualidad en Egipto, las personas homosexuales son a menudo víctimas de discriminación, siendo arrestadas con cargos de inmoralidad por las autoridades. Una situación de vulnerabilidad que se ha incrementado con la aprobación inmediata de una ley que prohibe a los medios de comunicación aludir de alguna manera al colectivo LGBT, siempre que no sea para demonizarlo, así como un grupo de 14 diputados a presentado un proyecto de ley para endurecer una persecución que la ONU ya ha condenado expresamente.

Si bien algunos recuerdan que se trata de la mayor represión contra los derechos del colectivo LGBT en Egipto desde 2001, cuando la policía de El Cairo arresta a 52 hombres en una redada a una discoteca flotante en el Nilo, lo cierto es que nunca han dejado de producirse situaciones similares, siendo los casos más notorios el arresto de un grupo de personas acusadas de asistir a una boda gay o una redada a una sauna.

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto“desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”.

Efectivamente, aunque las relaciones homosexuales no son ilegales, sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia o libertinaje”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Además, en abril de 2015 nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el Estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Como señalábamos anteriormente, en abril de este 2016 fueron condenados once hombres egipcios a penas que oscilaban entre los 3 y los 12 años de cárcel, acusados del delito de “libertinaje e incitación al libertinaje”, que es el cargo que se utiliza habitualmente en Egipto para detener y condenar a homosexuales. Las detenciones se llevaron a cabo en septiembre de 2015, fruto de unas redadas que formaban parte de una “campaña de moralidad” con motivo de la festividad que marca el fin del Ramadán.

En junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de appsde contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo,trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , ,

Católicos y musulmanes se comprometen con el desarrollo integral de la humanidad.

Jueves, 30 de noviembre de 2017

iglesia-e-islamConclusiones del IV foro católico-musulmán, celebrado en Berkeley

“Es nuestra obligación moral denunciar las guerras y el comercio de armas que las facilita”

(AICA): Los participantes del IV Foro Católico-Musulmán, que se realizó en Berkeley (Estados Unidos) condenaron en forma categórica “cualquier intento de estereotipar a cualquier pueblo o de atribuirle una culpabilidad colectiva por las acciones cometidas por individuos pertenecientes a él” y consideraron una “obligación moral denunciar las guerras y el comercio de armas que las facilita en lugar de utilizar los recursos de la humanidad para el florecimiento personal y colectivo”.

El Foro Católico-Musulmán, establecido en 2008 por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso y los firmantes de la “Carta Abierta” al papa Benedicto XVI y a otros líderes cristianos, celebraron su IV Seminario en Berkeley (Estados Unidos), del 6 al 8 de noviembre, sobre el tema “Desarrollo humano integral: Creciendo en dignidad. Perspectivas católicas y musulmanas”.

El seminario, organizado por el Colegio Zaytuna, contó con el patrocinio del Príncipe Ghazi bin Muhammad de Jordania, coordinador de la parte musulmana del Foro, y del cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

Los participantes -doce personas de cada lado junto con seis observadores- afrontaron tres subtemas, tratados desde el punto de vista católico y musulmán: “¿Qué significa ser humano?”, “Desarrollo humano integral” y “Obstáculos y oportunidades del desarrollo humano integral”.

La delegación musulmana estuvo encabezada por el doctor Shaykh Hamza Yusuf, presidente del Colegio Zaytuna, y la delegación cristiana por monseñor Miguel Ángel Ayuso Guixot MCCJ, secretario del consejo organizador en nombre del cardenal Tauran.

Texto de la declaración

Después de escuchar la presentación de los trabajos de los expertos musulmanes y católicos, los participantes observaron con satisfacción convergencias significativas entre sus respectivas tradiciones. Dichas convergencias constituyen un motivo de esperanza no sólo para los cristianos y los musulmanes, sino para todos, porque favorecen una colaboración significativa de cara a la promoción del desarrollo humano integral.

Después de compartir puntos de vista, ideas y preocupaciones, los participantes acordaron lo siguiente:

1) Tanto el cristianismo como el Islam afirman que Dios creó a la humanidad, colocándola en la cima de la creación, para que la usase con gratitud y sabiduría respetando las leyes de la naturaleza como administradores de la tierra y de sus recursos donados por Dios Todopoderoso a todas las generaciones.

2) Dios ha concedido a cada ser humano una dignidad inalienable de la que se derivan los derechos humanos fundamentales, así como la obligación de los gobiernos de protegerlos.

3) Afirmamos la igual dignidad y valor de todas las personas independientemente de su raza, sexo, religión o condición social, y condenamos categóricamente cualquier intento de estereotipar a cualquier pueblo o de atribuirle una culpabilidad colectiva por las acciones cometidas por individuos pertenecientes a él.

4) La libertad de conciencia y de religión están en la cima del edificio de los derechos humanos. Por lo tanto, nuestro deber colectivo exige que respetemos, preservemos y promovamos dichos derechos.

5) Dios, nuestro Creador, desea el crecimiento integral de cada ser humano para el florecimiento completo de los dones de Dios: cuerpo, alma, intelecto y espíritu.

6) El cristianismo y el Islam tienen recursos morales, intelectuales y espirituales que pueden contribuir al desarrollo humano integral de los individuos y las comunidades. Las personas de buena voluntad comprometidas con el bien común son los aliados naturales de los creyentes deseosos del desarrollo integral de las personas, las comunidades, y toda la humanidad y de la conservación del medio ambiente que nos sostiene.

7) Como creyentes, estamos llamados a hacer todo lo posible para hacer frente a todo lo que obstaculiza el desarrollo integral de la humanidad, incluidas las interpretaciones erróneas o malentendidos de nuestros respectivos textos sagrados y tradiciones.

8) Creemos que la inseguridad, los conflictos, y la proliferación de armamentos constituyen graves obstáculos para la realización de la voluntad de Dios sobre la humanidad, su bienestar y el crecimiento en la paz y la seguridad. Por eso consideramos que es nuestra obligación moral denunciar las guerras y el comercio de armas que las facilita en lugar de utilizar los recursos de la humanidad para nuestro florecimiento personal y colectivo.

9) Juntos, como creyentes, afirmamos que las personas necesitadas de desarrollo deben capacitarse para cumplir su destino, permitiéndoles ocupar el lugar que le corresponde como miembros de pleno derecho de la familia humana de acuerdo con la voluntad de Dios.

 

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, Iglesia Católica, Islam , , , , , , , , , ,

Un diputado egipcio recaba apoyos para criminalizar la homosexualidad por considerarla “más peligrosa” que el terrorismo

Jueves, 30 de noviembre de 2017

egipto_detenidos-300x150Lo anunciábamos el pasado mes, pero ampliamos la noticia:

De facto, la defensa pública de la diversidad sexual en Egipto ya está siendo perseguida de un tiempo a esta parte, aunque sin una legislación específicamente LGTBfóbica. Sin embargo, y por primera vez, este país del norte de África podría sacar adelante una ley que formalmente sirva para invisibilizar al colectivo LGTB, prohibiendo cualquier tipo de “propaganda”, y criminalizando las relaciones entre personas del mismo sexo (tanto femeninas como masculinas). El diputado egipcio Riad Abdul Sattar, de la formación liberal Egipcios Libres, ha presentado un proyecto de ley que se debatirá en próximas semanas y que ha sido firmado por 67 señorías. Para el promotor del texto, la homosexualidad sería “más peligrosa” que el terrorismo o la violencia, por lo que urge “poner fin a esas prácticas que conducen a la destrucción de la sociedad”. Amnistía Internacional denuncia que “se pretende fomentar el estigma, la humillación y el odio contra las personas debido a la orientación sexual que tengan o parezcan tener”.

Aumentan (todavía más) las alarmas de LGTBfobia de Estado en Egipto. A la persecución de cualquier atisbo de diversidad que ya sufre la población, se suma el intento de oficializar, a través de la ley, la criminalización de las relaciones entre personas del mismo sexo. Asimismo, el proyecto que abandera el diputado liberal Riad Abdul Sattar también pretende cerrar locales, prohibir reuniones, vetar cualquier apoyo al colectivo LGTB e impedir la “propaganda” en cualquier medio público (incluyendo las redes sociales).

Así reza el artículo 2 del borrador legislativo que ya han firmado, al menos, 67 diputados egipcios: “por cada dos o más personas, ya sean hombres o mujeres, que mantengan una relación sexual pervertida entre ellos, en cualquier lugar público o privado, la pena será de prisión por un período no inferior a un año y no superior a tres años, y en caso de reincidencia, la pena será de cinco años”.

Y no “solo” eso, sino que la responsabilidad penal también recaería en “cualquier persona que fomente las relaciones homosexuales, sea lo que sea, ya sea incitándolas o facilitándolas a otros, preparando un lugar para que se practiquen, o invitando a otros a los mismos, incluso si no las están practicando, se le impondrá pena de prisión por un período no inferior a un año y no superior a tres años, más el cierre de los locales. En caso de reincidencia, la pena será de cinco años de prisión”, establece el artículo 3 del proyecto de ley.

La “propaganda” LGTB también sería ilegal, a través de cualquier medio o plataforma, según dicta el artículo 4. Por lo que respectaría a la visibilidad, aparte de vetar cualquier tipo de publicación o aparición pública a favor de la diversidad, se velaría por “prohibir llevar cualquier signo o símbolo para homosexuales, así como fabricarlo, venderlo, comercializarlo o publicitarlo. El castigo para cualquiera que viole esto será la prisión por un período no menor de un año y no más de tres años”.

Con estas últimas medidas, si llega a aprobarse esta ley discriminativa, habría un respaldo legal para enjuiciar a cualquier persona simplemente por ondear banderas arcoíris. Recordemos que, como recogió dosmanzanas, en septiembre fueron detenidas siete personas durante un concierto de la banda Mashrou’ Leila en El Cairo por este motivo. Estas y otras detenciones, hasta el momento, se basan en la arbitraria y moralista acusación de “promover el libertinaje”.

El diputado liberal Riad Abdul Sattar, en calidad de promotor de esta propuesta legislativa, ha aseverado públicamente que la homosexualidad conduce a “la destrucción de la sociedad”, ya que es, en su ignorante opinión, “más peligrosa” que el terrorismo o la violencia. Najia Bounaim, directora de campañas de Amnistía Internacional para el norte de África, por su parte, ha puesto de manifiesto que “no solo se propone con este anteproyecto de ley penalizar las relaciones homosexuales, que ni siquiera deberían ser delito, sino que también se pretende fomentar el estigma, la humillación y el odio contra las personas debido a la orientación sexual que tengan o parezcan tener”.

Amnistía Internacional también ha hecho un contundente llamamiento a “los líderes del mundo, incluido el presidente francés, Emmanuel Macron, que recibió a su homólogo egipcio, Abdelfatah Al-Sisi, el mes pasado en el Elíseo”, ya que “deben alzar la voz para condenar esta represión homófoba. En vez de tender alfombras rojas para recibir al presidente egipcio en las capitales europeas y firma nuevos acuerdos, deben utilizar su influencia para garantizar que el Parlamento retira este anteproyecto de ley totalmente represivo”.

Egipto incrementa la escalada de LGTBfobia de Estado

bandera_egiptoLa realidad demuestra que las administraciones y los políticos egipcios han acabado enterrando el espíritu democrático, humanitario y social que se reclamaba en la Primavera Árabe. El actual presidente de Egipto, Abdelfatah Al-Sisi, asumió el cargo en 2014, después de haber encabezado meses atrás un golpe de Estado contra Mohamed Morsi, de los llamados “Hermanos Musulmanes”. Desde entonces, lejos de implementar avances en materia de derechos humanos en el país, se están sucediendo los retrocesos. En concreto, el colectivo LGTB está siendo uno de los principales perjudicados, si bien no el único, y de manera más intensa a raíz del concierto de Mashrou’ Leila del pasado mes de septiembre.

A principios de octubre nos hacíamos eco de que Egipto intensificaba la persecución LGTBfóbica de Estado, deteniendo a 57 personas por su orientación sexual o identidad de género, además de otras víctimas que lo fueron solo por mostrar su apoyo al colectivo (independientemente de su sexualidad). Como decíamos en líneas anteriores, en este país las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no están formalmente penalizadas. Por ello, a los detenidos se les suele imputar acusaciones tales como incitar al libertinaje, desviación sexual y violación de la moral pública. La Autoridad de Medicina Forense de Egipto también somete a los arrestados a exámenes anales forzados, tal y como están denunciando distintas organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch. Con estas tácticas decimonónicas, sin el respaldo de la comunidad forense y científica internacional, se trata de extraer “pruebas” de una supuesta “conducta homosexual”.

La ONU considera que este tipo de exámenes son “una forma de tortura”, así como “malos tratos prohibidos por el derecho internacional”. Human Rights Watch, por su parte, apunta que el Sindicato Médico Egipcio no ha tomado ninguna medida para evitar que los profesionales de la sanidad realicen estas degradantes pruebas, no consentidas por las víctimas de la represión LGTBfóbica ejercida por el Estado.

Desde octubre hasta hoy, según denuncia Amnistía Internacional, las detenciones LGTBfóbicas ya se habrían incrementado de 57 “a más de 70 personas”.

Odio y persecuciones al colectivo LGTB: una constante en los últimos años

Egypt_Gay_SaunaEn junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de apps de contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El CairoUn tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo, trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 también nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto. Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Una Europa transreligiosa”, por Koldo Aldai.

Miércoles, 29 de noviembre de 2017

religiones_560x280No quiere más a Dios quien más Le grita e invoca, quien más se Lo trata de apropiar para sus propios colores políticos, para su exclusivo y cuestionable “consumo”. Una cruz triunfante se pasea de nuevo por estrechas mentes y avenidas. Decenas de miles de ultranacionalistas se han movilizado en Polonia por una Europa católica. Salieron el pasado sábado a las calles de Varsovia bajo el lema “Queremos a Dios”, en un deseo de reivindicar la importancia del catolicismo en la identidad europea. Se escucharon lemas tan “amables” como: “Polonia pura, Polonia blanca” o “Largaos con los refugiados”. Uno de los oradores que animaba la concentración afirmó que “la cultura cristiana es superior a la cultura islámica”.

Hay muchas formas de “querer” a Dios, por ejemplo recelando de los refugiados, impidiendo su entrada o echándolos fuera, por ejemplo afirmándonos como sus hijos privilegiados. Hay muchas formas de “querer” a Dios, por ejemplo amarrándoLO a una cruz y colocándola a la cabeza de poco trascendentales intereses. Construimos dioses y religiones a nuestra imagen y semejanza, mientras que el verdadero Origen y Fuente lo que seguramente aguarda es que Lo dejemos de utilizar, de servirnos de El-Ella para tan tristes finalidades. Construimos dioses y religiones a voluntad y los estrellamos contra otros dioses, porque no es suficiente enfrentarnos los humanos, también han de hacerlo nuestros Cielos y Olimpos.

En Varsovia suenan las últimas cornetas. Son las últimas reservas ultracatólicas que llaman a la batalla. Llega ya la hora de alumbrar algún Dios que no se arroje sobre otros. Llega la hora de cobijarnos bajo un Cielo que no deje a nadie fuera. Más allá de dogmas y doctrinas que nos separan, es ya el momento de refugiarnos en valores que compartirnos. Ahora ya toca dar vida a un Dios integrador que lo último que desee sea bendecir supremacías, sea ser coreado en las calles, menos aún para ser enfrentado contra otros dioses, contra otras humanidades.

Hay que respetar lo mucho que aún permanece de la Europa católica, hay que honrar los pasos piadosos que avanzan cada domingo a la Iglesia del pueblo o del barrio. Hay que valorar una tradición católica que ha sorteado los tiempos y que sigue llenando tantas almas. Sin embargo una Europa uniformemente católica sería un fracaso, lo mismo que lo sería una Europa musulmana o una budista… Ya no necesitamos apellidos que nos alejen de otras humanidades.

Siempre agradecidos con quienes nos precedieron. Europa acierta al reconocer su pasado católico, su legado, la forma como hasta el presente ha estado vinculada al más allá. Acierta al honrar los altares donde se postraron nuestras generaciones anteriores, al mantener vivas las festividades tradicionales. Europa acierta al balbucear sus oraciones, al llenar su alma con sus rituales, con sus antiguas fórmulas y cantos religiosos. Sin embargo una Europa acorazada en un pasado religioso, en un catolicismo rancio, daría la espalda a su cometido actual de auspiciar, por encima de todo, integración y universalidad

En la hora en que se derrumban las fronteras en muchos órdenes, toca crear espacios compartidos en el ámbito de la fe. En la órbita espiritual fomentar igualmente lugares donde los diferentes nos podamos encontrar. Si fuera se derrumban las separaciones, ¿qué sentido tendría mantenerlas por dentro? El principio superior de unidad en la diversidad está llamado a asentarse tanto en las geografías exteriores, como en las interiores.

Somos testigos en nuestros días del despertar de una espiritualidad transreligiosa, ancha abarcante. Esta espiritualidad inclusiva que acerca y no divide, que nos ayuda a reconocernos como hermanos, hijos de un mismo Misterio sin nombre, está ganando corazones. Esta espiritualidad sin centro, ni jerarquía, ni membresía, nos invita a nutrirnos y fecundarnos en lo interno, a dialogar e interactuar los diferentes en la formas, conscientes de nuestra identificación en la esencia. Sobre un espacio europeo laico, neutro, emerge lenta y silenciosamente una espiritualidad cada vez más universal. No precisamente en la cruz que se pasea distante y triunfante, sino en esa espiritualidad sin etiqueta, con inmensa capacidad de acogida, gravita nuestra esperanza.

Koldo Aldai Agirretxe

Fuente Fe Adulta

Budismo, Cristianismo (Iglesias), Hinduísmo, Islam, Judaísmo , ,

Turquía prohíbe unas jornadas de cine LGTB para “evitar provocaciones”

Miércoles, 22 de noviembre de 2017

erdoganLas autoridades justifican la decisión advirtiendo de que existe “un peligro claro e inminente” de que se “incite a la hostilidad y la enemistad”

La Turquía de Erdoğan vuelve a mostrar su cara más hostil con sus ciudadanos LGTB. El gobernador de Ankara emitió un comunicado este domingo prohibiendo por tiempo indefinido todas las expresiones culturales de la comunidad LGTB en la capital turca. El antecedente había sido el veto a la celebración del Festival de Cine LGTBI Alemán, organizado entre otros por la embajada germana. En el evento, cancelado el miércoles pasado con apenas 24 horas de antelación, se iban a proyectar cuatro películas. Las autoridades locales han justificado su decisión por el riesgo de ataques motivados por el contenido “provocativo” de este tipo de actos.

El gobernador de Ankara ha prohibido hoy unas jornadas de cine alemán de temática LGTB, que estaban programadas para esta semana en la capital turca.  Importante salto cualitativo en el desprecio y la censura hacia la realidad LGTB en Turquía. El gobernador de Ankara (cargo dependiente del Gobierno central turco) anunció este domingo la suspensión de todas las expresiones culturales relacionadas con el mundo LGTB. La decisión afecta a proyecciones de cine, obras de teatro o exposiciones de arte entre otros. Se producía apenas unos días después de la cancelación de un festival de cine alemán que iba a celebrarse por primera vez entre el jueves y el viernes pasado. Estaba prevista la proyección de cuatro películas, entre ellas Romeos, un film del año 2011 sobre un joven transexual y gay que tuvo una acogida favorable en otros festivales.

La oficina del gobernador Ercan Topaca ha emitido un comunicado justificando su decisión por la posibilidad de que se produjeran ataques contra este tipo de actos. La exhibición de producciones artísticas con temática LGTB podría generar “resentimiento y odio contra una parte de la sociedad”, según su argumentación. La prensa alemana cita también el riesgo de atentados terroristas como otro de los motivos utilizados para la cancelación del festival, por el carácter “provocativo” que las autoridades turcas achacan al evento.

La decisión se toma acorde al estado de emergencia vigente para “proteger la tranquilidad y seguridad”, asevera en un comunicado difundido hoy en la web de la institución gubernamental. Además, “grupos con una visión contraria” podrían “reaccionar contra la proyección de las películas”, por lo que podrían ocurrir “provocaciones”, asegura.

El Gobierno alemán ha expresado su malestar por la decisión de las autoridades turcas. Cuando la prohibición solo afectaba todavía al festival de cine, el secretario de Estado para Europa, Michael Roth, afirmó en un tuit que “la libertad del arte y los derechos de las minorías son inviolables. ¡Eso tiene que valer también en Turquía!”. Roth acompañó su mensaje con una foto de la embajada de Alemania en Ankara, donde se había desplegado una bandera arco iris en solidaridad con la comunidad LGTB. La delegación alemana en la capital turca era uno de los organizadores del festival.

En el plano político, el mandato de la administración turca se produce en un momento delicado de sus relaciones con Alemania, tras la detención de varios ciudadanos alemanes en Turquía durante los últimos meses. Mientras que en el ámbito LGTB, esta decisión se suma a una ya larga lista de agravios, con frecuencia en forma de represión violenta. Con excusas similares a las esgrimidas en esta ocasión, los gobernadores de Ankara y otras provincias han prohibido en los últimos años numerosos actos para conmemorar el Orgullo LGTB o el día internacional contra la LGTBfobia.

El veto utiliza un razonamiento similar al que ha servido en los últimos tres años para prohibir la tradicional marcha del Orgullo  en Estambul. Una actitud que, a pesar de todo, no es nueva o excepcional: el pasado 19 de junio de 2016 la Policía turca cargaba con violencia contra los activistas LGTB que decidieron manifestarse en la plaza Taksim de Estambul este para reivindicar el Orgullo Trans. El gobernador había prohibido las distintas celebraciones del Orgullo, aduciendo problemas de “seguridad”.

A pesar de la prohibición del gobernador, la plaza fue ocupada pacíficamente por valientes activistas LGTB, encabezados por mujeres y hombres transexuales que no querían renunciar a expresar sus reivindicaciones. Precisamente, la Marcha del Orgullo Trans debía ser la que diese inicio a los actos que tendrían lugar del 19 al 26.

Una semana más tarde, la Policía ejercía una nueva demostración de fuerza contra los activistas que intentaban celebrar el Orgullo LGTB en Estambul, pese a la mencionada prohibición. Al menos 19 personas fueron detenidas (entre ellas varios políticos alemanes, miembros de Los Verdes). Y si esto ocurría antes del fracasado golpe de estado, ahora el Gobierno erdoganista tiene la excusa para justificar sus posturas LGTBfóbicas y para silenciar a colectivos incómodos o críticos (por más que no tengan ninguna vinculación con el golpe). Pero no todo vale, ni todo es justificable.

La homosexualidad es legal en Turquía desde mediados del siglo XIX, si bien en grandes partes de Anatolia está aún sujeta a un enorme tabú social. Sin embargo, en Ankara y Estambul existe una activa comunidad gay con vida cultural y nocturna, actividades reivindicativas y, hasta ahora, también con frecuencia jornadas o festivales de cine.

Erdoğan, más autoritarismo y menos democracia

Como recogíamos en un amplio reportaje, tras la intentona golpista del pasado 15 de julio, son decenas de miles de personas las que se ven amenazadas por el auge del autoritarismo presidencial de Erdoğan.

Desde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Hasta el momento, ha despedido a más de 100.000 funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, según denuncia la organización Human Rights Watch. También se ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno, a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se le han imputado cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

El pasado mes de abril de 2017, Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista. Además de eliminar el cargo de primer ministro y concentrar poderes en su persona, de un modo autocrático, Erdoğan podrá nombrar ministros del gabinete, uno o varios vicepresidentes, emitir decretos, elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento. Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029. Sin duda, una noticia muy preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , ,

Disney Channel retira la serie Andi Mack de 50 países por su trama gay

Lunes, 13 de noviembre de 2017

disney-andi-mack-trama-gay-696x522Disney anuncia que retira la serie Andi Mack de la parrilla de 50 países por las quejas de los homófobos ante una trama gay.

La compañía asegura que lo hace únicamente para cumplir la legalidad de esos países del Oriente Medio y del África Sub-Sahariana. 

Mientras medio mundo aplaude a Disney Channel por atreverse a meter una trama gay en la serie adolescente Andi Mack… la cadena anuncia que retira la serie de la parrilla de 50 países precisamente por esa trama gay.

Cuando Disney decidió que uno de los personajes de la serie, Cyrus, saliera del armario y explicara a una amiga que está enamorado de otro chico, hasta la GLAAD felicitó a la empresa por haber liderado siempre la lucha por la igualdad y la inclusión del colectivo LGTB+. Probablemente ahora la que dijo eso quiera matizar sus palabras, porque tras las presiones de los homófobos de 50 países de Oriente Medio y del África Sub-Sahariana la empresa del ratón ha decidido dejar de emitir la serie en la DStv (la plataforma que tiene los derechos de Disney Channel en esos países).

En un comunicado Disney ha justificado la decisión explicando que aunque lo suyo es crear historias “dirigidas a un público global” que sirvan para inspirar “a los niños y familias y reflejen la rica diversidad de la experiencia humana” también están comprometidos con “el respeto de la sensibilidad cultural de cada mercado y el cumplimiento de sus leyes y regulaciones“. Muchos de esos 50 países persiguen la homosexualidad legalmente y, por lo tanto, no se puede representar en televisión este tipo de historias. Así que Disney ha decidido adherirse a esa legalidad.

Pero hay otros países, como Sudáfrica, que se quedan sin la serie a pesar de que la homosexualidad no es ilegal. Por eso Disney ha anunciado que “exploraremos vías alternativas” para que aunque Andi Mack no se emita por televisión los fans de la serie puedan seguir disfrtuándola.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

“¿Cómo acabar con el terrorismo islamista?”, por Mussa’ab Bashir

Sábado, 11 de noviembre de 2017

aaeaaqaaaaaaaaadaaaajdiwztnhmmu3ltbmmgytndi2ns04ntlllwrlngzim2fkmdc4zg(Mussa’ab Bashir, Periodista gazatí. Analista de Asuntos Israelíes y ex prisionero político palestino, “Voces del Mediterráneo”, publico.es, 26-8-2017)

El terrorismo islamista es un problema que no está afectando sólo a las sociedades árabe-musulmanas sino también las sociedades occidentales. Las entretejeduras históricas, geopolíticas y la colonización y descolonización del mundo árabe-musulmán han hecho que las sociedades “occidentales” tengan minorías árabe-musulmanas.

Para “secar las fuentes del terrorismo” se necesita ir mucho más allá de la opción de seguridad. Se necesita saber cuáles son las fuentes intelectuales de este modo de pensar nefasto y oscurantista. Hay bastantes imanes que absorbieron esta ideología islamista basada en una lectura superficial, miope y regresiva del Corán, pero sobre todo basándose en una lectura que se articula con libros del legado islámico a los que los poderes políticos antiguos, y actuales, en el mundo árabo-musulmán les dieron un estatus casi sagrado.

Ejemplos de estos libros son Sahih Al-Bujari y Sahih Muslim, considerados por muchos clérigos musulmanes sunnís como “los libros más correctos después del Corán” y que contienen docenas de miles de Hadith (dichos del profeta Muhammad). El hecho de que los escritores de estos libros nacieran dos siglos después de la muerte del profeta del Islam es una evidencia de la intervención política para justificar muchas atrocidades y, desgraciadamente, muchas atrocidades cometidas por Daesh fueron copiadas literalmente de estos dos libros.

Sahih Al-Bujari y Sahih Muslim no son las únicas “fuentes”. Los libros de interpretación del Corán como los de Al-Yalalain, Ibnu Kazir, Al-Qurtubi, Sayid Qutb…etc, tienen un enfoque oscurantista que se traduce en el modus operandi de Daesh en Iraq y Siria. La lista de libros de jurisprudencia, Fatwa (instrucción u opinión religiosa) e interpretación es muy larga.

Todas las facultades de jurisprudencia islámica en las universidades públicas o privadas en los países árabes enseñan el mismo tipo de libros. Instituciones religiosas muy importantes en el Islam sunní como Al-Azhar en Egipto, la Universidad Azaituna en Túnez, la Universidad Al Qarawiyyine en Marruecos o, evidentemente, las instituciones religiosas de Arabia Saudí y las monarquías árabes del golfo pérsico, enseñan la jurisprudencia de la “superioridad” de los musulmanes sobre los demás y el odio a todo lo que no es musulmán. Hablan de la “tutela” de los hombres sobre las mujeres, de obedecer al gobernador musulmán aunque sea un tirano porque es mejor que ser gobernado por un no musulmán. Se trata de una jurisprudencia homófoba que considera la música un pecado, sin embargo no considera pecado la esclavitud o matar a los infieles. Esto último necesita el acuerdo del gobernador, lo que significa que no está mal según esta jurisprudencia perversa.

Pero lo peor de todo es que los pensadores islámicos iluminados son perseguidos, encarcelados y asesinados en dichos países, muchas veces con el beneplácito de los gobiernos. Entre los casos más destacados se encuentra el pensador islámico iluminado egipcio Farag Foda quien comprobó que el Corán y el sentido común no son contradictorios y que la jurisprudencia dominante es falsa. Foda fue declarado infiel por los imames de Al-Azhar y luego asesinado en 1992 por dos extremistas. Uno de estos extremistas fue condenado a muerte y el otro a cadena perpetua, aunque finalmente fue puesto en libertad en 2012. En Arabia Saudí el pensador Hasan Al-Maliki fue detenido y torturado varias veces por la policía religiosa de la monarquía saudí por haber sido “un coranista”, es decir, una persona que tienen en cuenta solo el Corán y no los libros del legado islámico.

Muhammad Abdallah Nasr, un joven graduado de Al-Azhar, fue el imán en la plaza Tahrir durante el levantamiento popular egipcio contra el dictador Mubarak. Detrás de él hombres y mujeres rezaban codo con codo, literalmente, algo que contradice la jurisprudencia de Al-Azhar. Muhammad Abdallah Nasr fue atacado por los Hermanos Musulmanes y por Al-Azhar debido a sus opiniones que se basan en el Corán y que abogaban por la libertad de fe, por las libertades personales y para que el velo no fuera ninguna obligación para la mujer musulmana. Su postura fue firme al exponer las contradicciones y atrocidades en los libros del legado islámico y en varios debates con sheijs e imanes de Al-Azhar dijo que estos libros son el tronco común entre Al-Azhar y Daesh. El jefe o el gran Sheij de Al-Azhar lo consideró por ello “un enfermo perdido”. Muhammad Abdallah Nasr fue finalmente detenido hace unos meses por las autoridades egipcias y condenado a cinco años de cárcel por “desprecio a las religiones”.

Sorprendentemente cada año, y sobre todo durante el mes de ayuno de Ramadán, muchos imanes oscurantistas y corruptos vienen a Europa, incluida España que es para ellos “la tierra del paraíso perdido de Al-Andalus”. Llegan para predicar su versión antihumana de la religión. Obtienen visados sin problema, entran, se mueven y propagan su veneno sin ninguna restricción. En España hay una cadena de televisión que se encuentra en “el paraíso perdido” que difunde este tipo de jurisprudencia.

Por esto mismo, lo que sorprende todavía más es la pregunta inocente de cómo se radicalizaron los chavales que mataron a 15 personas en Catalunya. Si los gobiernos occidentales saben que los nidos del terrorismo son las instituciones de los Estados clientes o socios entonces estamos ante un desastre. Pero si no lo saben entonces el desastre es peor, como dice el proverbio árabe.

Los terroristas que mataron a personas en España, Francia, Inglaterra y otras partes de Europa son europeos: o nacieron en Europa o estudiaron en las escuelas europeas. Así que es legítimo hacerse las siguientes preguntas: ¿Qué valores aprendieron estos jóvenes en las escuelas? ¿En el seno de qué tipo de familias crecieron? ¿Qué tipo de intervención social se hizo con estas familias? ¿Podemos decir que es consecuencia de un horroroso fracaso de los sistemas educativos, sociales y de integración?

Propuestas

Los gobiernos deberían revisar sus relaciones y políticas con los países árabe-musulmanes que institucionalizan el terrorismo, pero, lo más importante es que se inviertan más en educación.

Hay que facilitar la creación de foros alternativos. Las ideas del islam civilizado tienen que formar parte de charlas en centros culturales y otros lugares donde se debe invitar a los y las musulmanas a que participen activamente. Las mezquitas deben obtener permisos y sus imanes deben acudir a encuentros en centros culturales sobre el tema. Así se puede desmantelar y anticipar los focos del terrorismo.

Las obras y predicaciones de pensadores islámicos como Muhammad Shahrour, autor del libro “Secar las fuentes del terrorismo” (2008) que escribió muchas obras con un interesante enfoque del Islam, Adnan Ibrahim, el lucido predicador que vive en Europa, entre otros, son un magnífico material para incluir en asignaturas y pueden salvar el futuro de muchos niños y niñas musulmanes, además de las vidas de otras personas.

Estos pensadores valdrían también para formar a aquellas personas (musulmanas o no), como gente trabajadora social, que estén encargadas de atender las necesidades de las numerosas familias de migrantes que llegan.

Y no nos olvidemos de las mezquitas, las iglesias y otros lugares religiosos. Todos deben estar en el foco de atención, deben atestar ante el Estado una postura clara en cuanto a la violencia y la aceptación mutua. No entiendo por qué no se aplica la fuerza de la ley sobre unos imanes que llevan años llamando al odio pero sí se aplica sobre supuestos difamadores, personas que presuntamente enardecen el terrorismo en redes sociales.

Mussa’ab Bashir

Periodista gazatí

Redes Cristianas

(Mussa’ab Bashir, Periodista gazatí. Analista de Asuntos Israelíes y ex prisionero político palestino, “Voces del Mediterráneo”, publico.es, 26-8-2017)

Espiritualidad, Islam , , , ,

Aumentan los matrimonios de conveniencia entre homosexuales del sur de Asia para huir de la discriminación

Jueves, 9 de noviembre de 2017

diana-at-karma-nirvanaKarma Nirvana avisa de un incremento de personas homosexuales que buscan matrimonios de conveniencia para escapar de la discriminación en el sur de Asia, así como entre personas que pertenecen a la comunidad sij, hindú y musulmana. 

Un asociación sin ánimo de lucro que proporciona apoyo a as víctimas de abusos basados en el honor y el matrimonio forzado, Karma Nirvana, denuncia el incremento de personas homosexuales del sur de Asia que buscan de personas del sexo opuesto, igualmente homosexuales, dispuestas a acordar matrimonios de conveniencia a través de páginas como Mocmatch, Saathininght o Al-Jannahes, en lo que considera «la punta del iceberg» del miedo al rechazo y la discriminación. Una práctica que se extiende a personas musulmanas y de otras religiones que residen en el Reino Unido.

«Quería que mi familia celebrara la boda que querían, que los hiciera felices, que los enorgulleciera (…). Parecía una opción fácil en ese momento, en retrospectiva, no lo era. A la edad en la que estaba listo para casarme, fácilmente podía haberme ido de casa y salir del armario, pero el apellido familiar habría sido arrastrado por el barro en nuestra comunidad y eso es lo último que quisiera (…). Había mucho en qué pensar. No era solo un caso de ‘vamos a casarnos y con eso nos quitaremos a la familia de encima’. Era ‘¿Dónde vamos a vivir? ¿Cómo serán el acuerdo de futuro? ¿Cuándo vamos a ver a la familia?’ Así que no fue una decisión rápida. Nos llevó tres años de planificación», declara bajo seudónimo Khalid, residente de Leeds, quien estuvo casado con una lesbiana durante ocho años. Su familia siempre ha creído que era un matrimonio normal, pero la realidad es que llevaban vidas completamente separadas.

«Cuando íbamos a ver a la familia nos encontrábamos justo al salir de la autopista y luego seguíamos en el mismo automóvil (…). Es difícil a nivel emocional porque estás viviendo una mentira encima de la mentira de ser gay. Te afecta, las presiones te afectan y es difícil. La gente todavía lo hace, pero yo no conozco a nadie que sea feliz así», explica Khalid, que tuvo que divorciarse como consecuencia de la doble vida que se vio obligado a llevar, aunque no parece arrepentirse al considerar que su «madre estaría orgullosa» de su esfuerzo para salvaguardar el apellido familiar, aunque también es consciente de que no entendería los motivos que le llevaron a terminar con esa relación.

«Estamos lidiando con la punta del iceberg. Creo que las historias de matrimonios de conveniencia y los problemas de las comunidades LGBT son en gran medida un tema oculto fuera de allí. El alcance del problema va a ser mucho más de lo que estamos viendo y escuchando (…). [Los matrimonios de conveniencia] son el extremo, sin embargo, se remonta al punto de que la víctima nuevamente sabe que si no lo hicieran perderían por completo a su familia. Serían totalmente excluidos y desheredados. O pueden correr riesgos de daño significativo o incluso asesinato en algunos casos», declara Jasvinder Sanghera, fundadora y directora ejecutiva de Karma Nirvana, asegurando que en los últimos años se ha producido un notable incremento de llamadas en su línea de ayuda relacionadas con la comunidad LGBT.

«No puedo vivir en Pakistán y ser gay, nunca te aceptarán por lo que eres (…). Puedo entender por qué las personas tienen matrimonios de conveniencia, solo quieren hacer feliz a su familia», asegura Awemir Iqbal, residente de West Yorkshire, que asegura que temería por su vida si se viera obligado a volver a Pakistán, done la homosexualidad no es legal, desde un punto de vista legal, y se considera un pecado, desde el punto de vista religioso, siendo incluso peor un matrimonio de conveniencia para el Islam según el imán Ajmal Masroor. Además de personas musulmanas, también las de origen sij e hindú recurren actualmente a esta salida según Dipen Rajyaguru, director de derechos humanos e igualdad para el Consejo Hindú del Reino Unido, quien considera que el problema es más cultural que religioso cuando afirma que las personas homosexuales acceden a los matrimonios de conveniencia debido a presiones culturales porque «en términos de hinduismo, no hay discriminación. No discriminamos a las personas independientemente de su orientación sexual». Una afirmación que igualmente sostienen las personas musulmanas cuando se refieren a su religión. Los matrimonios de conveniencia suponen igualmente una salida para gays y lesbianas en China y Argelia, donde es una práctica más extendida y aceptada.

Fuente Universogay

Budismo, General, Hinduísmo, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

Presentan un proyecto de ley para endurecer aún más la persecución del colectivo LGBT en Egipto

Sábado, 28 de octubre de 2017

egipto-lgtb-696x415No conformes con la persecución de personas por ondear una bandera y la ley que prohibe la mera alusión al colectivo LGBT en los medios de comunicación, un grupo de políticos presenta un nuevo proyecto de ley para que cualquier señal, acción o evento relacionado con la homosexualidad sea «objeto de una acción punitiva».

unto con otros 14 diputados, Riyad Abdel Sattar propone al gobierno de Egipto un nuevo proyecto de ley con el que se incrementa el acoso a la comunidad LGBT después de prohibir a los medios de comunicación aludir de cualquier manera sobre las personas homosexuales, bisexuales o transexuales, siempre que no sea para resaltar que son actitudes que violan el «orden natural». Una medida que surge después del estallido homofóbico que estalla después de que un grupo de personas ondearan una bandera arco iris en un concierto de Mashrou’ Leila y por el que en las dos primeras semanas se saldaba con la detención de 33 personas, ascendiendo actualmente a más de 70, a través de una campaña que ha sido condenada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

«Cualquier persona que se dedique a la homosexualidad en un lugar público o privado debe ser objeto de una acción punitiva», declara el borrador de esta contradictoria ley en un país en el que la homosexualidad no está penada por la ley, hasta ahora, puesto que proponen penas de prisión de hasta 5 años. Lo que tampoco es nuevo porque las autoridades ya habrían estado encarcelado a quienes consideraban utilizando leyes draconianas relacionadas con la prostitución o el libertinaje.

El proyecto de ley presentado por Sattar define la homosexualidad como cualquier relación entre dos personas del mismo sexo para condenar después lo que denomina «relaciones sexuales pervertidas» que propone castigar con penas de un mínimo de un año y un máximo de tres, tanto si se producen en ámbito privado o en público, pudiendo alcanzar los cinco años aquellos que reincidan en el mismo tipo de crimen. Misma pena para las personas personas que «inciten» a las relaciones homosexuales, aunque no participen en el acto en sí, de la misma manera que se castigan también con 3 años la publicidad de fiestas o reuniones de miembros del colectivo LGBT, que quedan «prohibidas e medios visuales, de audio y en redes sociales», así como para quienes organicen o asistan a uno de estos eventos, incluyendo a los propietarios del lugar donde se realice, quedando cerrado el establecimiento si no fuera un espacio privado. Asimismo, se prohibe llevar cualquier signo o símbolo que denote algún tipo solidaridad hacia la comunidad LGBT, así como su venta. Advirtiendo que no sólo las personas sospechosas serán monitorizadas, sino que los infractores serán objeto de escarnio y humillación pública.

«Egipto debería detener de inmediato esta represión despiadada contra un grupo vulnerable simplemente por agitar una bandera (…). La represión no volverá heterosexuales a las personas gays, sólo perpetuará el miedo y el abuso», declara Sarah Leah Whitson, directora para Medio Oriente y África del Norte de Human Rights Watch.

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto“desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”.

Efectivamente, aunque las relaciones homosexuales no son ilegales, sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia o libertinaje”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Además, en abril de 2015 nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el Estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Como señalábamos anteriormente, en abril de este 2016 fueron condenados once hombres egipcios a penas que oscilaban entre los 3 y los 12 años de cárcel, acusados del delito de “libertinaje e incitación al libertinaje”, que es el cargo que se utiliza habitualmente en Egipto para detener y condenar a homosexuales. Las detenciones se llevaron a cabo en septiembre de 2015, fruto de unas redadas que formaban parte de una “campaña de moralidad” con motivo de la festividad que marca el fin del Ramadán.

En junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de appsde contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo,trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

Cobran fuerza los temores de que Zelimkhan Bakaev, joven cantante checheno, haya sido asesinado tras ser detenido por “sospecha de homosexualidad”

Miércoles, 25 de octubre de 2017

bez-nazvaniya-e1508762632279Máxima preocupación por la vida de Zelimkhan Bakaev, cantante checheno de 26 años cuya desaparición han denunciado familiares y amigos y que según asegura la organización Russian LGBT Network habría sido capturado durante las recientes redadas contra la población homosexual en ese país, torturado y asesinado. Aunque las autoridades de Grozni alegan que Bakaev está fuera del país e incluso han dado difusión a un vídeo en el que un joven que se le parece mucho asegura estar en Alemania, se teme lo peor.

Bakaev, que residía en Moscú, viajó a su Chechenia natal en agosto para asistir a la boda de una hermana. Pocas horas después de pisar el país desapareció. El 8 de agosto fue visto por última vez, aunque su familia no denunció su desaparición a la policía chechena hasta el 17 de agosto. Tampoco constaba actividad en sus redes sociales. Su cuenta de Instagram, de hecho, había desaparecido misteriosamente. Su cuenta de Twitter aún permanece abierta, aunque el cantante era poco activo en esta red social y su último tuit se remonta al 21 de abril. Su madre y su tía sí que llegaron a recibir un mensaje de WhatsApp procedente de su teléfono pocos días después de la desaparición, asegurando que estaba bien y que tenía que viajar al extranjero. No recibió ningún mensaje más y su teléfono no ha vuelto a dar señales de estar encendido. Su entorno cree, de hecho, que el mensaje lo escribió otra persona, y no concede verosimilitud a la idea de que Bakaev quisiese viajar al extranjero, ya que sus esfuerzos se centraban en la actualidad en desarrollar una carrera musical en Moscú, donde se había trasladado a vivir.

Las primeras semanas tras su desaparición han estado sembradas de absoluta confusión. Fuentes anónimas aseguraban que Bakaev se encontraba retenido en un centro de detención para homosexuales. El hecho de que Bakaev sea un personaje conocido en su país llevó incluso a un ministro del Gobierno checheno a desmentir que hubiese sido detenido. Para añadir aún más desconcierto, en septiembre aparecía colgado en YouTube un vídeo, rápidamente difundido por la televisión pública chechena, en la que un joven que ciertamente guarda gran parecido físico con Bakaev aseguraba encontrarse en Alemania, un país mucho más agradable para vivir que Grozni o Moscú, dos lugares “llenos de gilipollas”. Un vídeo que el entorno del cantante cree que es falso y que de hecho parece rodado en la propia Chechenia (entre otras razones, por aparecer sobre una mesa una bebida energética de marca rusa que no se comercializa en Alemania).

Semanas después de que el sospechoso vídeo fuese hecho público, y sin que familia y amigos hayan vuelto a recibir mensaje alguno de Bakaev, desde Russian LGBT Network, organización que ha denunciado la persecución de personas LGTB en Chechenia y que ha organizado una red de ayuda a las que han conseguido escapar de las redadas (permitiendo, por ejemplo, la huida de varias decenas de ellas a Canadá) aseguran tener confirmación de que en efecto Zelimkhan Bakaev fue detenido tras pisar suelo checheno por “sospecha de homosexualidad”. Otra segunda fuente cercana a activistas LGTB locales habría confirmado a NewNowNext, un medio LGTB estadounidense, que Bakaev habría fallecido tras ser torturado pocas horas después de su detención.

Motivos para la preocupación

La persecución a homosexuales en Chechenia, república que forma parte de la Federación Rusa, salto a los medios internacionales a principios de abril gracias al diario ruso Novaya Gazeta, y pese a las negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, así como de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarla como una campaña de intoxicación, informes posteriores de organizaciones de derechos humanos la han confirmado. El propio presidente checheno, Ramzán Kadýrov, aunque sin admitir de forma explícita la persecución, ha dedicado frases insultantes a los homosexuales y ha reconocido estar dispuesto a perdonar los asesinatos de estos que sus propias familias cometan para limpiar su honor.

Hay motivos, por tanto, para estar seriamente preocupado por la vida de Zelimkhan Bakaev. Nosotros seremos, de hecho, los primeros que nos alegraríamos de saber que en esta ocasión la propaganda chechena tenía razón y que el joven se encuentra sano y salvo fuera de Chechenia. Nos tememos sin embargo lo peor.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

La ONU condena las persecuciones al colectivo LGBT en Egipto, Indonesia y Azerbaiyán

Miércoles, 25 de octubre de 2017

5294107757001_5376704553001_5376703104001-vsEl portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, condena la arbitraria persecución del colectivo LGBT que se ha desatado recientemente en países como Egipto, Indonesia y Azerbaiyán.  

El mismo día que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, confirma su intención de mermar los derechos de homosexuales, bisexuales y transexuales, este último viernes, 13 de octubre, el portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, condena las arbitrarias detenciones de miembros del colectivo LGBT producidas en Egipto, Indonesia y Azerbaiyán, alentando a los tres países a que tomen medidas para liberar a los detenidos y eliminen todos los cargos contra ellos.

Colville considera arbitrario «arrestar o detener a personas basándose en su orientación sexual o identidad sexual», además de violar «el derecho internacional, incluidos los derechos a la privacidad, la no discriminación, la igualdad ante la ley y la protección igual de la ley (…). Arrestar y detener a las personas para expresarse legítimamente, incluso exhibiendo la bandera del arco iris, también es arbitrario y viola el derecho de la persona a la libertad de expresión», refiriéndose a la persecución desatada contra más de 180 personas, que habrían sido víctimas de una cacería debido a su orientación sexual en países mayoritariamente islámicos en los que no está penada la homosexualidad, siendo víctimas de agresiones físicas y psicológicas.

El activista Javid Nabiyed sacaba a luz, a finales de septiembre, la persecución a la que están sometidas las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en Baku, la capital de Azerbaiyán, donde son encarceladas arbitrariamente para ser víctimas de abusos verbales y palizas, obligándoles a pasar exámenes médicos y llegando incluso a rapar el pelo a las mujeres transexuales, para ser después liberados bajo cargos de «vandalismo» y «resistencia a una orden policial».

Largo es el listado de atropellos a la comunidad LGBT que se producen en Indonesia, donde en mayo condenan a 85 bastonazos a una pareja del mismo sexo en la provincia de Aceh, donde se aplica la ley sharia, pero no en el resto del país donde en septiembre arrestan a una docena de mujeres por ser lesbianas cuando están reunidas en un domicilio de Cigombong, y en octubre arrestan a 58 personas en una sauna en Yakarta, una semana después de que el gobierno anunciara su intención de aprobar una Ley de radiodifusión con el principal propósito de eliminar cualquier alusión al colectivo LGBT en los medios de comunicación.

Una ley que parece haber sido copiada en Egipto, donde se desata una ola de arrestos a cualquier personas sospechosa de ser homosexual a los que acusan de «incitar a la indecencia y al libertinaje», siendo algunos de ellos sometidos a exámenes anales, después de que un grupo de jóvenes ondeara una bandera arco iris en un concierto de Mashrou’ Leila. Mientras tanto, Rusia y Chechenia siguen también a lo suyo a pesar de que Nikki Haley, embajadora de los Estados Unidos en las Naciones Unidas se apresuraba a condenar las acciones de los funcionarios de Ramdan Kadyrov, quien daba un giro de 180 grados al votar en contra de una resolución de la ONU con el propósito de prohibir la pena de muerte por delitos de homosexualidad aunque luego Esyados Unidos tuvo que verse forzado a aclarar que se opone a la aplicación de la pena de muerte para castigar las relaciones homosexuales.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , ,

El ministro marroquí de Derechos Humanos califica a los homosexuales de “basura”

Martes, 17 de octubre de 2017

mustapha-ramidY luego habrá quien banalice esta situación o quien defienda a la banalizadora

La homosexualidad sigue siendo castigada con la cárcel en Marruecos. Ramid acaba de asistir en Ginebra al “examen periódico universal” sobre los derechos humanos.

El Código Penal marroquí castiga en su artículo 489 la práctica de la homosexualidad (definida como “la comisión de actos contra natura con individuos del mismo sexo”) con penas de hasta tres años de cárcel.

“Basura”Así calificó el pasado 28 de septiembre el ministro de Derechos Humanos de Marruecos, Mustafá Ramid, a los homosexuales. No se trata, por desgracia, de la primera vez que Ramid se pronuncia en términos ofensivos hacia las personas LGTB, que viven en Marruecos una situación muy complicada.

Mustafá Ramid participaba en una reunión sobre la prevención de la tortura en los países del norte de África organizada en Rabat por el Consejo Nacional de Derechos Humanos marroquí. Al ser interpelado en los pasillos por periodistas sobre la criminalización de la homosexualidad, Ramid, visiblemente molesto, contestó que era un tema al que no debía darse tanta importancia. “Esa gente es basura”, añadió (la web marroquí en francés Le Site Info muestra el vídeo y explica que el vocablo árabe que utilizó fue “aousakh”).

“¿Y qué les pasa ahora (a los homosexuales)? Si hablamos mucho de este tema, eso es darles importancia… Mira, somos marroquíes“, dice Ramid ante una cámara, y cuando se aleja, aparentemente sin saber que sigue estando grabado, dice: “Son basura”. Algunos medios aseguran que el ministro creía que no estaba siendo grabado, pero lo cierto es que viendo las imágenes de Le Site Info su actitud de desagrado ante los periodistas era evidente y no parece que le importara mucho ser grabado:

Ramid acaba de asistir en Ginebra al “examen periódico universal” sobre los derechos humanos, donde presentó algunas mejoras introducidas en su país, pero sin tocar los temas más espinosos, como son la prohibición de la homosexualidad, de las relaciones sexuales extramaritales, de la infracción del ayuno en ramadán o de la conversión a cualquier religión distinta del Islam.

Las palabras del ministro marroquí han desencadenado indignación en las organizaciones defensoras de los derechos humanos, como la Asociación Marroquí de Derechos Humanos o la Asociación de Lucha contra el Sida, que han dirigido una carta al primer ministro, Saadeddine Othmani, para que tome cartas en el asunto. Tanto Othmani como Ramid pertenecen al Partido Justicia y el Desarrollo, la formación conservadora e islamista que gobierna en la actualidad Marruecos.

No se trata, por desgracia, de la primera vez que recogemos declaraciones LGTBfóbicas de Mustafá Ramid, quien nunca ocultó su opinión sobre los homosexuales y en numerosas ocasiones ha dicho que la sociedad marroquí “no está preparada” para admitir la homosexualidad. En 2015, cuando era ministro de Justicia, se refirió a un espantoso ataque sufrido por una mujer transgénero en Fez insinuando que las personas LGTB son en parte culpables de las agresiones que reciben por “provocar” a la sociedad.

Constante persecución de las personas LGTB en Marruecos

Actitudes como las del ministro Ramid son muy preocupantes, especialmente cuando de un tiempo a esta parte asistimos a un recrudecimiento de la persecución contra las personas LGTB por las autoridades de Marruecos, desmintiendo el tópico preexistente de que las leyes represoras no se aplican en la práctica (el artículo 489 del Código Penal marroquí castiga los “actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo” con penas de hasta 3 años de prisión, además de una sanción económica. Y el artículo 483 establece penas de hasta dos años de prisión por “obscenidad pública”).

Lo cierto es que cada vez llegan más noticias de detenciones y condenas por violar la ley. En marzo de este mismo año, dos varones fueron condenados a seis meses de prisión por mantener relaciones homosexuales. La detención se produjo tras difundirse a través de las redes sociales un vídeo de ambos. Durante el juicio, uno de los acusados declaró que había sido maltratado verbal y físicamente por los agentes de Policía durante su estancia en comisaría. En noviembre de 2016, un varón homosexual español de 73 años y su pareja sexual, de 23, fueron detenidos, tras ser delatados por una camarera del hotel de Marrakech en el que se alojaban. El ciudadano español fue posteriormente puesto en libertad, pero no tuvimos noticias de qué acciones se tomaron con el detenido de nacionalidad marroquí. Un mes antes, dos adolescentes eran detenidas tras haber sido sorprendidas por un familiar mientras se besaban en su propio domicilio. Finalmente, el tribunal desestimó los cargos por falta de evidencias, aunque ambas permanecieron detenidas, y una de ellas incomunicada, durante varios días.

También en 2016, en el mes de junio, fueron juzgados dos jóvenes por mantener relaciones sexuales en el interior de un vehículo y fueron condenados a 6 meses de prisión, en un “juicio” exprés y sin una defensa digna (ningún abogado quiso representarles). En el mes de abril, dos jóvenes fueron sorprendidos en la cama por un grupo de hombres que habían irrumpido en su vivienda, fueron brutalmente agredidos, y, con el rostro ensangrentado y desnudos, llevados a la calle para su humillación pública. La Policía, en vez de perseguir a los agresores, detuvo a las víctimas, que fueron juzgadas y condenadas a penas de hasta 4 meses de prisión por practicar la homosexualidad.

En febrero de 2016 nos hacíamos eco de la condena a 18 meses de prisión a dos jóvenes por cometer “actos con un individuo del mismo sexo” por un tribunal de Tiznit, al sur de Marruecos. Y poco antes, en enero, dábamos cuenta de la detención de dos jóvenes marroquíes por haber difundido un vídeo en el que se besaban en un lugar público.

También en el pasado año 2015 tuvimos conocimiento de varias condenas en Marruecos, en aplicación de ese artículo. En el mes de junio se produjo la detención de Lahcen y Mohsine, otros dos hombres que se besaron, fotografiaron y dieron muestras de afecto ante la Torre Hasán, uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes. A pesar de conseguir más de 71.000 firmas de personas todo el mundo pidiendo su liberación, ambos fueron condenados finalmente a cuatro meses de cárcel y una sanción económica. Ese mismo mes, se denunció la detención de 20 hombres homosexuales en Agadir, acusados de “difundir la corrupción”. Según el colectivo Aswat, no serían las únicas detenciones por ese motivo llevadas a cabo en ese año, que formarían parte de una campaña de arrestos dirigida por el Gobierno marroquí contra la población homosexual masculina para reafirmar su posición en el debate público sobre la despenalización de la homosexualidad. Un mes antes, tres hombres más fueron condenados a la pena máxima, tres años de cárcel. Tras recibir una denuncia, la Policía capturó a dos de los hombres mientras mantenían relaciones sexuales en el centro de trabajo de uno de ellos. Al ser interrogados, informaron de que se habían conocido a través de un tercero, que finalmente también fue detenido y condenado.

También en años anteriores,nos hemos hecho eco de diversas detenciones a personas homosexuales. En mayo de 2013 publicábamos la condena a cuatro meses de cárcel a dos jóvenes detenidos en “delito flagrante” cuando se encontraban en el interior del coche de uno de ellos. En mayo de 2014 seis hombres fueron condenados a penas que oscilaban entre uno y tres años por cometer “actos contra natura”. En octubre de ese mismo año informábamos de que un británico de 69 años era condenado a cuatro meses de prisión por homosexualidad (aunque, finalmente, fue puesto en libertad).

Un compendio de noticias que son solo una muestra de la realidad a la que se enfrentan las personas LGTB en Marruecos. Y es que, como dijera el joven marroquí Hamza (en el vídeo de la campaña que el colectivo Aswat lanzó para concienciar de la homofobia social marroquí) “ser homosexual en Marruecos es algo muy difícil, porque tienes que lidiar a diario con los estereotipos sociales preconcebidos, que no aceptan diferencias, especialmente el ser gay”.

Y hemos incluido solo las referidas a persecución por parte del estado porque, por poner un sólo ejemplo, el pasado agosto vimos espantados cómo un joven gay, muy conocido en redes sociales de Marruecos, era agredido después de que un director de cine incitase a “violarlo”

No podemos olvidar cómo el pasado 25 de marzo, un vídeo grabado con un teléfono móvil comenzó a circular como la pólvora por la red: en él se veía cómo un grupo de personas asaltan un domicilio particular, sacan a dos hombres de la cama, los golpean e insultan y finalmente los sacan a la calle desnudos y ensangrentados para mayor escarnio. La pareja era detenida en Beni Melal, después de haber sufrido la cruel agresión . Mientras que uno conseguía huir, el otro era condenado a 2 meses de cárcel y pagar una multa de 500 dirhams, aunque sería finalmente puesto en libertad, después de admitir su condición sexual y de que su abogado solicitara la anulación de la Ley 489.  Este episodio puso a Marruecos en el foco de organizaciones internacionales, desde Human Rights Watch (HRW) a la feminista Femen, que envió a Beni Melal a dos activistas que trataron de desnudarse ante la puerta del tribunal, aunque la policía intervino con presteza e impidió su acción.

HRW, que envió a un observador al proceso y ha publicado varios comunicados sobre el caso, se escandalizó por el hecho de que la Justicia marroquí procesara a las víctimas de una agresión antes que a los agresores. “Agredidos, ensangrentados, sacados desnudos a las calles y luego mandados a la cárcel por su vida privada (…) Este veredicto va a desanimar a las víctimas a la hora de buscar justicia y aumentará la probabilidad de delitos de homofobia” en el país, dijo la organización. Queda, no obstante, la preocupación expresada en numerosos medios por el carácter de la agresión: el allanamiento de un domicilio, la agresión colectiva y la vejación pública en plena calle contra dos seres indefensos. “El proceso de Beni Melal -decía Karim Bujari- interpela a todo el mundo porque también es el de la libertad individual opuesta a la resistencia violenta de la comunidad”.

Y aún tenemos grabadas en la retina otras terribles imágenes, las de un intento de linchamiento de una mujer transgénero en Fez, ocurrido en junio pasado. Ocurrió lo mismo: solo gracias a que el vídeo se viralizó y desencadenó un escándalo que trascendió las fronteras de Marruecos, acabaron con una dos de los agresores fueron condenados a cuatro meses de prisión, y ello pese a que el propio ministro de Justicia; Mustafá Ramid, llegó a insinuar entonces que las personas LGTB son culpables de las agresiones que reciben.

Sin pronunciamiento oficial de España

No podemos obviar la clamorosa falta de una denuncia contundente ante estas violaciones de los derechos humanos por parte del Gobierno español, ni siquiera cuando en 2015 una cooperante de nuestro país fue expulsada por apoyar “las causas de la desviación de la moral”. Y ello pese a que Marruecos sea un país vecino con el que España mantiene una intensa relación cultural, comercial y social.

 Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

“El aprendizaje democrático de las religiones”, por José Ignacio Calleja

Lunes, 16 de octubre de 2017

20131031_011553_1103lipcolCada vez que un atentado yihadista golpea a la vieja Europa, las religiones vuelven a estar en la picota, suscitándose un debate interminable. En absoluto creo que la solución es fácil, pero hay conceptos que, una vez asimilados, ayudan mucho a aclarar la diferencia entre lo legítimo en libertad para cada uno y lo abusivo en particularismos de grupo.

Está de más decir que en el terrorismo yihadista la religión juega un papel subordinado a una estrategia de lucha por el poder político y económico, en el inmenso mundo árabe y musulmán y en el mundo capitalista en cuanto tal. El cruce de intereses geoestratégicos y económicos en la zona es proverbial; las guerras de Afganistán, Irak, Siria, Yemen y, a su modo, Libia y Egipto lo ponen bien a las claras.

Por eso digo que el reclamo sobre la religión, y el muy complejo Islam en particular, juega un papel tan destacado en el imaginario popular como subordinado en la realidad. A mi juicio –y creo mucho en el condicionamiento de las creencias e ideales sobre las reacciones humanas–, la religión desempeña en este caso un papel instrumentalizado por factores materiales mucho más determinantes.

Dicho esto, vuelvo a la vieja y benéfica idea de que hay conceptos éticos y políticos que ayudan a encarar con garantía el lugar de las religiones en las culturas particulares y, a la vez, globalizadas. Tales son los de secularización del mundo y laicidad de la política. Son de origen occidental, es cierto, pero equivocarlos con un nuevo modo de colonialismo de la cultura grecolatina sobre todas las demás, y en particular, sobre la musulmana, es un inmenso error.

Cualquier sistema de creencias religiosas y cualquier cosmovisión no religiosa tienen que confrontarse con esta doble idea. La secularización reconoce que el mundo en todas sus expresiones es mayor de edad y goza de autonomía propia. La ciencia, la política, las artes y la ética, participan de esa mayoría de edad y tienen autonomía. No están sometidas a la tutela de autoridades ajenas que les dictan desde fuera lo que es verdad, lo que es bello, lo que es justo y bueno. No hay religiones que se encarguen por revelación divina de conocer para el mundo de los creyentes o no creyentes, de manera universal, todo eso que llamamos verdad, bondad y belleza. Nadie puede reclamar que –en su cultura–, una religión o una nación definen para todos lo que hemos de saber, lo que hemos de creer, lo que hemos de valorar. El mundo es mayor de edad y autónomo, y lo es a la medida de los humanos. No somos dioses.

Una autonomía que no es absoluta, sino relativa, pero relativa a la dignidad humana que entre todos vamos desvelando en su significado, y así la vamos haciendo ley común. Es el marco de los derechos humanos, cuya interpretación es discutida en no pocos casos, pero de esa discusión sólo se sale por la argumentación filosófica, experiencial y religiosa, por la democracia y, a veces, la objeción de conciencia. Evidentemente, una religión puede pedir de los suyos esta o aquella exigencia más precisa sobre el pensar, el votar o el obrar moral, pero eso, para los suyos, por causa de su fe. A los demás, se lo propone. Alguna vez, la contradicción reclamará la objeción de conciencia, pero nunca el terror y la violencia para imponer el bien según una concepción religiosa o nacional. Ni en la propia cultura ni en la ajena, la religión puede ignorar este proceder. Y si desde dentro de ella, esta idea es inaceptable, el problema es de la religión no de la cultura democrática. (Ahora no hablo de los lastres de ésta).

Y lo mismo viene avalado por el otro gran concepto ético en política, la laicidad. La laicidad de la política como condición formal del procedimiento democrático. Por esta condición, el Estado no tiene una religión propia, ni una cosmovisión no religiosa y alternativa a las religiones. No, el Estado tiene una ley común que se atiene a los derechos humanos y que respeta el libre juego de las concepciones culturales de sus ciudadanos, ¡religiosas o no!, exigiendo de todas argumentos, tolerancia y cumplimiento de la ley democrática.

No hace falta que las religiones o las cosmovisiones no religiosas se escondan, para evitar el conflicto. No sería justo con la libertad. Lo que se requiere es gente –religiosa o no, cristiana o musulmana, agnóstica o atea–, que respeta al mundo en su autonomía o mayoría de edad, ¡el mundo de los iguales en derechos y deberes!, convive y debate en el campo de juego de las leyes comunes, y, si es preciso oponerse al fondo moral de alguna de ellas, lo hace en cauces democráticos y con razones éticas que los demás pueden entender.

No se trata, en suma, de arrinconar las religiones en la conciencia de las personas, o en el pueblo de origen de los refugiados y migrantes, sino de reconocer lo dicho: vienes a un mundo donde la religión es particular y, su traducción a la vida pública, un derecho democrático ejercido en igualdad a los demás ciudadanos; y traducido de un modo que respete la mayoría de edad del mundo, la laicidad del Estado y los derechos humanos fundamentales de todos (y todas). La religión, la nación, la cultura propia y cualquier concepción del mundo, ¡ajena o del lugar!, no conservan derechos que puedan quebrar este doble principió que he querido presentar. Con esto, la religión, cualquier religión y concepción de la vida, está pertrechada para caminar en el laos, el pueblo de los iguales en derechos y deberes, y evitar toda tentación de terror y violencia.

José Ignacio Calleja

Fuente El Correo, vía Fe Adulta

Budismo, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General, Islam, Judaísmo , , , , ,

Un turista británico podría ir a la cárcel en Dubai por tocar la cadera a un hombre

Miércoles, 11 de octubre de 2017

jamie-herron-650447Un turista de 27 años ha sido detenido en Dubai por apoyar su mano en la cadera de otro hombre en un bar lleno de gente.

En Dubai la sodomía está castigada con hasta 10 años de cárcel y es ilegal tener alcohol en sangre, aunque lo consumas en locales con licencia. 

Según informa la ONG Detained in Dubai, Jamie Harron, de 27 años de edad, ha sido detenido en Dubai por tocar la cadera de otro hombre en un bar abarrotado de gente. Según Harron, simplemente puso su mano delante para evitar derramar su copa sobre los demás.

El hombre al que tocó se mostró bastante enfadado y llamó a la policía que le imputó cargo por beber alcohol y escándalo público. Tras pasar cinco días en la cárcel de Al Barsha, se le ha confiscado el pasaporte y ha sido puesto en libertad bajo fianza tras pagar 30.000 libras en concepto de tasas y manutención. Ahora se enfrenta a una pena de hasta tres años de cárcel por lo sucedido.

Radha Stirling, responsable de Detained in Dubai ha declarado que “Es indignatnte que haya estado detenido tanto tiempo. Es otro ejemplo de lo vulnerables que son los turistas en Dubai y del desastre de procedimientos que tienen”. Además, denuncia que el juzgado ha cambiado la fecha del juicio sin notificárselo a Jamie, lo que podría suponerle treinta días de cárcel por no comparecer en el juicio.

En Dubai la sodomía está castigada con hasta 10 años de cárcel y se considera ilegal tener alcohol en sangre aunque se consuma en un local con licencia. En los Emiratos Árabes Unidos, los actos sexuales fuera del matrimonio heterosexual están prohibidos.

Fuente | The Guardian, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

La Administración Trump limita el acceso a anticonceptivos y amplía la discriminación por libertad religiosa

Martes, 10 de octubre de 2017

trumpEn un nuevo intento por mermar las prestaciones del Obamacare, la Administración de Donald Trump aprueba una normativa que autoriza la restricción del acceso a los anticonceptivos en los seguros médicos por motivos religiosos, así como abre a la discriminación laboral al permitir a las empresas rechazar candidatos o despedir trabajadores por motivos, no sólo religiosos, sino meramente morales.

Sigue adelante el plan de Donald Trump para «hacer grande América de nuevo», para lo que su única estrategia parece no ser otra cosa que deshacer todas y cada una de las medidas aprobadas por Barack Obama. Después de que en marzo le fuera imposible revocar el Obamacare al votar en su contra los «halcones» republicanos, este viernes, 6 de octubre, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos aprueba una nueva normativa dirigida al personal sanitario a quienes amplia el margen para la discriminación por motivos morales y religiosos, que afectaría principalmente a las mujeres y al colectivo LGBT.

Una de las prestaciones del Obamacare era cubrir los métodos anticonceptivos de la mujer, pero con esta nueva normativa, las asociaciones sin ánimo de lucro, grandes compañías y empresas privadas tienen autorización para dejar de ofrecer anticonceptivos a través de sus planes de seguro de salud si tienen una «objeción religiosa o moral sinceramente sostenida». Pero además, esta misma disposición se extiende a pequeñas empresas y organizaciones que tengan objeciones «sobre la base de la convicción moral que no sea base en ninguna creencia religiosa particular».

Según Helth and Human Services, el impacto de esta medida afectaría solamente a un «99,9 % de las mujeres», basándose en que la mayoría de las 165 millones de mujeres que viven en los Estados Unidos no están en edad de procrear y teniendo en cuenta que sólo alrededor de 120.000 podrían ser afectadas al trabajar en alguna de las 200 entidades que han estado relacionadas con alguna demanda sobre el control de la natalidad. Sin embargo, expertos legales como Tim Jost, profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Washington y Lee, argumentan que esta medida podría abrir la puerta a que cientos de empresas abandonen esta cobertura basándose en la libertad religiosa, como podrían ser los cientos de hospitales católicos, hogares de ancianos y organizaciones vinculadas con la iglesia, que simplemente podrían dejar de proporcionar preservativos de manera gratuita.

«La protección constitucional de las creencias religiosas y el derecho a ejercer esas creencias han servido bien a este país, nos han hecho uno de los países más tolerantes del mundo y también han ayudado a convertirnos en los más libres y generosos (…). El presidente Trump prometió que esta administración predicaría con el ejemplo en lo relativo a la libertad religiosa, y está cumpliendo esa promesa», declara Jeff Sessions, el ultraconservador fiscal general de la administración Trump, aludiendo a aquella afirmación de su presidente cuando aseguraba en marzo que «jamás, nunca defenderemos la discriminación religiosa, nunca, nunca». De acuerdo a la directiva del gobierno estadounidense, esta medida tiene efecto inmediato, algo que ha sido aplaudido por los sectores más conservadores, aunque organizaciones como la Unión americana de Libertades Civiles, el Centro Nacional de la Mujer, el Centro de Derechos Reproductivos y hasta la oficina del Fiscal General de California, Xavier Becerrase han apresurado a interponer diferentes demandas con el objetivo de impedir su aplicación inmediata. 

Pero esta normativa va mucho más allá, dado que en favor de la libertad religiosa, entre los 20 «principios» que señala se encuentra la posibilidad de permitir a estas organizaciones, empresas y compañías la posibilidad de contratar únicamente a aquellas «personas cuyas creencias o conductas sean consistentes con los preceptos religiosos del contratante»permitiendo indirectamente que se pueda despedir a cualquier personas en base a su orientación sexual su identidad de género, o si simplemente son madres solteras, personas divorciadas o profesen otra religión. Una medida que en realidad ya había sido aprobada en marzo, aparte de que su administración ya se habría posicionado en contra del colectivo LGBT en los juicios contra empresas como Masterpiece Cakeshop y Altitude Express Inc, la primera por no querer hacer un pastel de boda a una pareja gay y la segunda por despedir a uno de sus trabajadores por ser gay. Asimismo, esta normativa permitiría que hospitales católicos podrán negar tratamientos a personas homosexuales o transexuales, como ya sucede en los servicios de salud mental en algunos estados.

Fuente Universogay

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Homofobia/ Transfobia., Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , ,

La policía de Indonesia detiene a 58 personas en una redada a una sauna gay de Yakarta

Lunes, 9 de octubre de 2017

780x580-youtube-iovq5spehky-detienen-a-58-personas-en-una-redada-de-la-policia-a-una-sauna-gay-de-yakartaSeis personas extranjeras y siete trabajadores se encuentran entre las 58 personas arrestadas por la policía en una redada a una sauna gay, de las que seis de ellas serán acusadas en función de la Ley Antipornografía. 

En una redada realizada en la madrugada de este sábado, 7 de octubre, la policía de Yakarta detiene a 58 personas en una sauna gay, entre los que se encuentran 6 turistas extranjeros de los que cuatro son de origen chino, un tailandés y un holandés. La homosexulidad no es ilegal en Indonesia, a excepción de la provincia de Aceh, en la que se aplica la ley islámica, pero las autoridades recurren a Ley Antipornografía para hacer este tipo de incursiones después de recibir información señalando que el local es un centro de prostitución.

«Detuvimos a 51 personas y siete empleados por presuntos servicios pornográficos», declara en un comunicado Argo Yuwono, portavoz de la policía de Yakarta. Seis de los detenidos, cuatro hombres y dos mujeres que trabajan en la sauna, se enfrentan a penas de 6 años de cárcel en base a esa Ley Antipornografía que prohibe las fiestas sexuales, el uso de la pornografía y los «actos sexuales desviados» entre los que no sólo se incluyen la necrofilia y la zoofilia, sino también el sexo oral, el sexo anal y las relaciones entre personas del mismo sexo. No se han precisado los cargos que podrían presentar contra las otras 52 personas arrestadas, la mayoría de las cuales ya han sido puestas en libertad.

Esta sería la quinta redada contra el colectivo LGBT en espacios privados en este año. El 28 de marzo, vigilantes no identificados entraron a la fuerza en un apartamento en la provincia de Aceh y llevaron a dos hombres de veinte años a la policía por presuntamente tener relaciones homosexuales, siendo posteriormente condenados a 85 bastonazos. El 30 de abril, la policía irrumpe en una reunión privada de hombres homosexuales y bisexuales en Surabaya, arrestando a 14 de ellos para someterlos a pruebas de VIH sin su consentimiento. El 21 de mayo, la policía realiza una redada en el Atlantis Spa de Yakarta, deteniendo a 141 personas y acusando a 10 de ellas por celebrar una supuesta fiesta sexual. El 8 de junio, la policía de Medan arresta a cinco personas «sospechosas de ser lesbianas», ordenando a sus familiares que supervisen su conducta. Y el 2 de septiembre, la policía de la provincia de Java Occidental entra en una casa privada en la que se encontraba una docena de mujeres a las que expulsan de la aldea por ser sospechosas de ser lesbianas.

«Esto es parte de la actual campaña anti-LGBT en Indonesia que ha estado ocurriendo desde enero del año pasado (…). Human Rights Watch exige que la policía los libere y no compense cargos contra ellos», declara Andreas Harsono, miembro de Human Rights Watch en Indonesia, asegurando que el aumento de la discriminación hacia las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en Indonesia está relacionado con el surgimiento de un pensamiento islamista más conservador, cuyo último logro era conseguir un proyecto de ley para prohibir la presencia del colectivo LGBT en cualquier formato destinado a la televisión, incluyendo un sencillo anuncia de publicidad en la que denomina su Ley de Radiodifusión.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

Egipto intensifica la persecución LGTBfóbica de Estado: 57 personas detenidas por su orientación sexual o identidad de género

Sábado, 7 de octubre de 2017

egipto_detenidos-300x150Hace solo unos días, nos hacíamos eco de la detención de siete personas en El Cairo por ondear banderas arcoíris durante un concierto de la banda libanesa Mashrou’ Leila. Ahora sabemos que la escalada de LGTBfobia de Estado en Egipto se extiende como una plaga entre las autoridades y las fuerzas de “seguridad” de este país transcontinental. Se está hablando de al menos 57 arrestados por su orientación sexual o su identidad de género. Pero también hay afectados heterosexuales que han visibilizado su apoyo a la igualdad de derechos del colectivo LGTB. Human Rights Watch asegura que este país debería centrarse en “mejorar su gravísimo historial de derechos humanos” y Amnistía Internacional denuncia que algunos de los detenidos han sido sometidos a exámenes anales en contra de su voluntad. Por otra parte, se acaba de prohibir la presencia LGTB y el apoyo al colectivo en los medios de comunicación.

Cada vez son más preocupantes las noticias que nos llegan desde Egipto en materia LGTB. El propio Estado está organizando una persecución planificada, cada vez más intensa, contra la diversidad de orientación sexual e identidad de género, pero también contra la visibilización de la igualdad de derechos LGTB e incluso contra personas que brindan apoyo a las reivindicaciones del colectivo. Según cifras oficiales, 57 personas habrían sido detenidas por estos motivos arbitrarios (22 de ellas solo en lo que llevamos de octubre). Sin embargo, el número de arrestados puede ser mayor, teniendo en cuenta los antecedentes, la poca transparencia y la escasa credibilidad de las autoridades en lo que se refiere al respeto de la diversidad sexual y de género.

Como venimos recogiendo en dosmanzanas en el seguimiento informativo de la realidad LGTB en Egipto, en este país las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no están formalmente penalizadas. Por ello, a los detenidos se les suele imputar acusaciones tales como incitar al libertinaje, desviación sexual y violación de la moral pública. La Autoridad de Medicina Forense de Egipto también somete a los arrestados a exámenes anales forzados, tal y como están denunciando distintas organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch. Con estas tácticas decimonónicas, sin el respaldo de la comunidad forense y científica internacional, se trata de extraer “pruebas” de una supuesta “conducta homosexual”.

La ONU considera que este tipo de exámenes son “una forma de tortura”, así como “malos tratos prohibidos por el derecho internacional”. Human Rights Watch, por su parte, apunta que el Sindicato Médico Egipcio no ha tomado ninguna medida para evitar que los profesionales de la sanidad realicen estas degradantes pruebas, no consentidas por las víctimas de la represión LGTBfóbica ejercida por el Estado.

“Egipto debe dejar de dedicar recursos estatales a cazar a la gente por lo que supuestamente hacen en sus dormitorios o por expresarse en un concierto de rock y en su lugar debe centrar su energía en la mejora de su gravísimo historial de derechos humanos”, declara Sarah Leah Whitson, directora de Oriente Medio y del Norte de África de Human Rights Watch.

El abogado egipcio Ahmed Othman, miembro de la Asociación para la Libertad de Pensamiento y Expresión, ha denunciado que a los acusados también se les pregunta sobre sus puntos de vista religiosos y políticos. Además, las contraseñas de sus cuentas de redes sociales son recopiladas y se examinan sus mensajes en busca de pistas y de mayor información sobre sus actividades.

Respondiendo a las intransigentes peticiones de lobbies políticos y sociales LGTBfóbicos, el Sindicato de Profesiones Musicales egipcio impedirá a Mashrou ‘Leila actuar en Egipto nuevamente, después de la visibilización de banderas arcoíris y mensajes inclusivos durante su último concierto, celebrado el pasado 25 de septiembre. Como publicábamos estos días atrás, la banda, cuyo vocalista Hamed Sinno es abiertamente gay, ya fue vetada en Jordania tras una campaña promovida por Dima Tahboub, portavoz de Frente de Acción Islámica (la marca de los Hermanos Musulmanes en Jordania).

Egipto excluye a las personas LGTB de los medios de comunicación

El Consejo Supremo para la Regulación de los Medios de Comunicación (SCMR) ha dado a conocer una orden para prohibir todas las formas de apoyo a la comunidad LGBT en los medios de comunicación egipcios. Desde el pasado mes de abril, por decreto del presidente Abdel Fatah al-Sisi, los medios de comunicación de este país están regulados por la referida organización, así como por la Autoridad Nacional de Prensa (NPA) y la Autoridad Nacional de Medios (NMA).

Makram Mohamed, responsable del SCMR, ha expresado a raíz del concierto de Mashrou ‘Leila que la homosexualidad es una “enfermedad vergonzosa” y que no debería promoverse en los medios de comunicación. Y no solo eso, sino que en su opinión (formada por los prejuicios y su propia ignorancia) no se debe permitir que las personas LGTB se integren a menos que reciban tratamiento para mantener la moralidad pública.

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto“desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”.

Efectivamente, aunque las relaciones homosexuales no son ilegales, sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia o libertinaje”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Además, en abril de 2015 nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el Estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Como señalábamos anteriormente, en abril de este 2016 fueron condenados once hombres egipcios a penas que oscilaban entre los 3 y los 12 años de cárcel, acusados del delito de “libertinaje e incitación al libertinaje”, que es el cargo que se utiliza habitualmente en Egipto para detener y condenar a homosexuales. Las detenciones se llevaron a cabo en septiembre de 2015, fruto de unas redadas que formaban parte de una “campaña de moralidad” con motivo de la festividad que marca el fin del Ramadán.

En junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de appsde contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo,trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Azerbaiyán comienza a liberar a las personas LGTB detenidas y torturadas

Viernes, 6 de octubre de 2017

testimonios-torturas-lgtb-azerbaiyan-696x522Comienzan a surgir testimonios del centenar de personas LGTB detenidas por la policía de Azerbaiyán, que hablan de palizas, torturas y electroshock.

La policía ha comenzado a liberar a algunos de los detenidos y el gobierno asegura que se trató de una operación de “salud pública”, acusando a los detenidos de ejercer la prostitución. 

Hace unos días te explicábamos que varios activistas y organizaciones por los derechos humanos en Azerbaiyán estaban denunciando la detención de al menos un centenar de hombres gais y personas trans por parte de la policía. El gobierno y las autoridades policiales admitieron que se habían realizado algunas detenciones por las denuncias de algunos ciudadanos que decían que había personas “de orientación sexual no tradicional” prostituyéndose regularmente en un barrio de la capital.

Los activistas en el país denunciaban que se trataba única y exclusivamente de una persecución brutal hacia el colectivo LGTB, algo que parecen confirmar algunos de los detenidos que están empezando a ser liberados. Según un informe de la Human Rights Watch, las liberaciones comenzaron el pasado lunes 2 de octubre por la noche y la mayoría de detenidos fueron liberados el martes 3 de octubre.

Desde el gobierno siguen insistiendo en que las detenciones se efectuaron siguiendo la legalidad del país con la intención de llevar ante la justicia a “aquellos que quebrantaron el orden público” y para “prevenir la propagación de enfermedades contagiosas“, asegurando además que las acusaciones de persecución a minorías sexuales carecían de fundamento. Pero Graeme Reid, el director de la sección LGTB+ de la Human Rights Watch dice no creerse esas explicaciones a las que considera “tan falsas y peligrosas como los cargos que la policía utilizó para detener a las personas” y denuncia que el deber del gobierno es proteger y empoderar a esas minorías sexuales y no humillarlas y aislarlas aún más.

 Varios abogados, contratados por la organización Nefes LGBT Azerbaijan Alliance, que asisten a los detenidos denuncian además un cúmulo de irregularidades en los arrestos. En uno de los testimonios que ha presentado la HRW, un chico explica lo siguiente: “El 19 de septiembre un amigo recibió un whatsapp de un chico gay al que no conocía de antes, que quería quedar con él para tener sexo. Cuando al final accedió a quedar en un lugar del centro de la ciudad, fue detenido inmediatamente por la policía.

Varios abogados, contratados por la organización Nefes LGBT Azerbaijan Alliance, que asisten a los detenidos denuncian además un cúmulo de irregularidades en los arrestos. En uno de los testimonios que ha presentado la HRW, un chico explica lo siguiente: “El 19 de septiembre un amigo recibió un whatsapp de un chico gay al que no conocía de antes, que quería quedar con él para tener sexo. Cuando al final accedió a quedar en un lugar del centro de la ciudad, fue detenido inmediatamente por la policía.

Una mujer trans que también fue detenida ha explicado las torturas sufridas después de su detención: “Fui brutalmente apaleada en la comisaría. Casi todo mi cuerpo está lleno de heridas. Me raparon la cabeza, me insultaron y me amenazaron. Varias organizaciones internacionales me han ofrecido ayuda para que mi novio y yo salgamos del país, pero me niego a abandonar Bakú, la ciudad en la que vivo.

Un chico gay ha explicado que estaba con un amigo cuando “un grupo de policías vino hacia nosotros, nos metieron en un coche y nos llevaron a la comisaría del distrito de Nasimi. Soy un chico de aspecto femenino, supongo que por eso se me llevaron. Estuve detenido dos días durante los cuales tres policías me pegaron tan fuerte que perdí la conciencia.” Otra víctima explica que llamaron a su puerta el 20 de septiembre: “No abrimos la puerta y después de hora y media nuestro amigo, que había estado en la cárcel, llamó por teléfono. Y entonces volvieron a llamar a la puerta. Miré por la mirilla y vi a mi amigo y a algunos policías. Se llevaron a mi amigo y a nosotros también. Me pegaron. La policía me dijo que lo que estaba haciendo era prostituirme y querían que les diera información sobre clientes.” Como han denunciado otros de los detenidos, si no ofrecían información sobre sus amigos y conocidos la policía llamaba a las familias para sacarles del armario o les pegaban.

Las organizaciones LGTB han avisado a las personas del colectivo que las autoridades han creado muchos perfiles falsos en redes sociales para detenerles. En una captura de una conversación publicada por Javid Nabiyev, activista de la Nefes LGBT, se puede leer la conversación que una chica lesbiana (B) mantuvo con una mujer trans (A) a la que no conocía de nada (y que resultó ser un perfil falso de la policía):

A: Hola ¿eres lesbiana? Soy una mujer trans, necesito tu ayuda.
B: Sí, dime.
A: ¿Eres lesbiana?
B: ¿Qué necesitas?
A: Están saliendo noticias de arrestos policiales. Es todo mentira. No han arrestado a nadie. Sólo hay algunos maricones trabajando con la policía.
B: Vale. ¿Qué tipo de ayuda necesitas?
A: Necesito la ayuda de una lesbiana. Soy estilista. Necesito una ayudante. Si tus amigas lesbianas o amigos gais necesitan trabajo, dímelo. Se paga muy bien. Si le interesa a alguien, pásales mi contacto.
B: Vale, vale, esto es mentira. Sé quién eres. Aléjate de mí.
A: ¿Qué? ¿”VALE”? ¿Sabes que podemos encontrarte?
B: ¿Quién eres? Sabes quién soy, zorra, te estaba poniendo a prueba.

Al contrario de lo que ha ocurrido en países como Chechenia, los medios de comunicación de Azerbaiyán sí hablan de las detenciones; pero lo hacen siguiendo las indicaciones y explicaciones del gobierno. Una web de actualidad aseguraba que entre los detenidos sólo había personas “infectadas con las enfermedades más peligrosas, incluido el SIDA” y en otra web llegaron a titular: “¡Abierta la temporada de caza de gais!“.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.