Archivo

Archivo para la categoría ‘Islam’

El ministro marroquí de Derechos Humanos califica a los homosexuales de “basura”

Martes, 17 de octubre de 2017

mustapha-ramidY luego habrá quien banalice esta situación o quien defienda a la banalizadora

La homosexualidad sigue siendo castigada con la cárcel en Marruecos. Ramid acaba de asistir en Ginebra al “examen periódico universal” sobre los derechos humanos.

El Código Penal marroquí castiga en su artículo 489 la práctica de la homosexualidad (definida como “la comisión de actos contra natura con individuos del mismo sexo”) con penas de hasta tres años de cárcel.

“Basura”Así calificó el pasado 28 de septiembre el ministro de Derechos Humanos de Marruecos, Mustafá Ramid, a los homosexuales. No se trata, por desgracia, de la primera vez que Ramid se pronuncia en términos ofensivos hacia las personas LGTB, que viven en Marruecos una situación muy complicada.

Mustafá Ramid participaba en una reunión sobre la prevención de la tortura en los países del norte de África organizada en Rabat por el Consejo Nacional de Derechos Humanos marroquí. Al ser interpelado en los pasillos por periodistas sobre la criminalización de la homosexualidad, Ramid, visiblemente molesto, contestó que era un tema al que no debía darse tanta importancia. “Esa gente es basura”, añadió (la web marroquí en francés Le Site Info muestra el vídeo y explica que el vocablo árabe que utilizó fue “aousakh”).

“¿Y qué les pasa ahora (a los homosexuales)? Si hablamos mucho de este tema, eso es darles importancia… Mira, somos marroquíes“, dice Ramid ante una cámara, y cuando se aleja, aparentemente sin saber que sigue estando grabado, dice: “Son basura”. Algunos medios aseguran que el ministro creía que no estaba siendo grabado, pero lo cierto es que viendo las imágenes de Le Site Info su actitud de desagrado ante los periodistas era evidente y no parece que le importara mucho ser grabado:

Ramid acaba de asistir en Ginebra al “examen periódico universal” sobre los derechos humanos, donde presentó algunas mejoras introducidas en su país, pero sin tocar los temas más espinosos, como son la prohibición de la homosexualidad, de las relaciones sexuales extramaritales, de la infracción del ayuno en ramadán o de la conversión a cualquier religión distinta del Islam.

Las palabras del ministro marroquí han desencadenado indignación en las organizaciones defensoras de los derechos humanos, como la Asociación Marroquí de Derechos Humanos o la Asociación de Lucha contra el Sida, que han dirigido una carta al primer ministro, Saadeddine Othmani, para que tome cartas en el asunto. Tanto Othmani como Ramid pertenecen al Partido Justicia y el Desarrollo, la formación conservadora e islamista que gobierna en la actualidad Marruecos.

No se trata, por desgracia, de la primera vez que recogemos declaraciones LGTBfóbicas de Mustafá Ramid, quien nunca ocultó su opinión sobre los homosexuales y en numerosas ocasiones ha dicho que la sociedad marroquí “no está preparada” para admitir la homosexualidad. En 2015, cuando era ministro de Justicia, se refirió a un espantoso ataque sufrido por una mujer transgénero en Fez insinuando que las personas LGTB son en parte culpables de las agresiones que reciben por “provocar” a la sociedad.

Constante persecución de las personas LGTB en Marruecos

Actitudes como las del ministro Ramid son muy preocupantes, especialmente cuando de un tiempo a esta parte asistimos a un recrudecimiento de la persecución contra las personas LGTB por las autoridades de Marruecos, desmintiendo el tópico preexistente de que las leyes represoras no se aplican en la práctica (el artículo 489 del Código Penal marroquí castiga los “actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo” con penas de hasta 3 años de prisión, además de una sanción económica. Y el artículo 483 establece penas de hasta dos años de prisión por “obscenidad pública”).

Lo cierto es que cada vez llegan más noticias de detenciones y condenas por violar la ley. En marzo de este mismo año, dos varones fueron condenados a seis meses de prisión por mantener relaciones homosexuales. La detención se produjo tras difundirse a través de las redes sociales un vídeo de ambos. Durante el juicio, uno de los acusados declaró que había sido maltratado verbal y físicamente por los agentes de Policía durante su estancia en comisaría. En noviembre de 2016, un varón homosexual español de 73 años y su pareja sexual, de 23, fueron detenidos, tras ser delatados por una camarera del hotel de Marrakech en el que se alojaban. El ciudadano español fue posteriormente puesto en libertad, pero no tuvimos noticias de qué acciones se tomaron con el detenido de nacionalidad marroquí. Un mes antes, dos adolescentes eran detenidas tras haber sido sorprendidas por un familiar mientras se besaban en su propio domicilio. Finalmente, el tribunal desestimó los cargos por falta de evidencias, aunque ambas permanecieron detenidas, y una de ellas incomunicada, durante varios días.

También en 2016, en el mes de junio, fueron juzgados dos jóvenes por mantener relaciones sexuales en el interior de un vehículo y fueron condenados a 6 meses de prisión, en un “juicio” exprés y sin una defensa digna (ningún abogado quiso representarles). En el mes de abril, dos jóvenes fueron sorprendidos en la cama por un grupo de hombres que habían irrumpido en su vivienda, fueron brutalmente agredidos, y, con el rostro ensangrentado y desnudos, llevados a la calle para su humillación pública. La Policía, en vez de perseguir a los agresores, detuvo a las víctimas, que fueron juzgadas y condenadas a penas de hasta 4 meses de prisión por practicar la homosexualidad.

En febrero de 2016 nos hacíamos eco de la condena a 18 meses de prisión a dos jóvenes por cometer “actos con un individuo del mismo sexo” por un tribunal de Tiznit, al sur de Marruecos. Y poco antes, en enero, dábamos cuenta de la detención de dos jóvenes marroquíes por haber difundido un vídeo en el que se besaban en un lugar público.

También en el pasado año 2015 tuvimos conocimiento de varias condenas en Marruecos, en aplicación de ese artículo. En el mes de junio se produjo la detención de Lahcen y Mohsine, otros dos hombres que se besaron, fotografiaron y dieron muestras de afecto ante la Torre Hasán, uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes. A pesar de conseguir más de 71.000 firmas de personas todo el mundo pidiendo su liberación, ambos fueron condenados finalmente a cuatro meses de cárcel y una sanción económica. Ese mismo mes, se denunció la detención de 20 hombres homosexuales en Agadir, acusados de “difundir la corrupción”. Según el colectivo Aswat, no serían las únicas detenciones por ese motivo llevadas a cabo en ese año, que formarían parte de una campaña de arrestos dirigida por el Gobierno marroquí contra la población homosexual masculina para reafirmar su posición en el debate público sobre la despenalización de la homosexualidad. Un mes antes, tres hombres más fueron condenados a la pena máxima, tres años de cárcel. Tras recibir una denuncia, la Policía capturó a dos de los hombres mientras mantenían relaciones sexuales en el centro de trabajo de uno de ellos. Al ser interrogados, informaron de que se habían conocido a través de un tercero, que finalmente también fue detenido y condenado.

También en años anteriores,nos hemos hecho eco de diversas detenciones a personas homosexuales. En mayo de 2013 publicábamos la condena a cuatro meses de cárcel a dos jóvenes detenidos en “delito flagrante” cuando se encontraban en el interior del coche de uno de ellos. En mayo de 2014 seis hombres fueron condenados a penas que oscilaban entre uno y tres años por cometer “actos contra natura”. En octubre de ese mismo año informábamos de que un británico de 69 años era condenado a cuatro meses de prisión por homosexualidad (aunque, finalmente, fue puesto en libertad).

Un compendio de noticias que son solo una muestra de la realidad a la que se enfrentan las personas LGTB en Marruecos. Y es que, como dijera el joven marroquí Hamza (en el vídeo de la campaña que el colectivo Aswat lanzó para concienciar de la homofobia social marroquí) “ser homosexual en Marruecos es algo muy difícil, porque tienes que lidiar a diario con los estereotipos sociales preconcebidos, que no aceptan diferencias, especialmente el ser gay”.

Y hemos incluido solo las referidas a persecución por parte del estado porque, por poner un sólo ejemplo, el pasado agosto vimos espantados cómo un joven gay, muy conocido en redes sociales de Marruecos, era agredido después de que un director de cine incitase a “violarlo”

No podemos olvidar cómo el pasado 25 de marzo, un vídeo grabado con un teléfono móvil comenzó a circular como la pólvora por la red: en él se veía cómo un grupo de personas asaltan un domicilio particular, sacan a dos hombres de la cama, los golpean e insultan y finalmente los sacan a la calle desnudos y ensangrentados para mayor escarnio. La pareja era detenida en Beni Melal, después de haber sufrido la cruel agresión . Mientras que uno conseguía huir, el otro era condenado a 2 meses de cárcel y pagar una multa de 500 dirhams, aunque sería finalmente puesto en libertad, después de admitir su condición sexual y de que su abogado solicitara la anulación de la Ley 489.  Este episodio puso a Marruecos en el foco de organizaciones internacionales, desde Human Rights Watch (HRW) a la feminista Femen, que envió a Beni Melal a dos activistas que trataron de desnudarse ante la puerta del tribunal, aunque la policía intervino con presteza e impidió su acción.

HRW, que envió a un observador al proceso y ha publicado varios comunicados sobre el caso, se escandalizó por el hecho de que la Justicia marroquí procesara a las víctimas de una agresión antes que a los agresores. “Agredidos, ensangrentados, sacados desnudos a las calles y luego mandados a la cárcel por su vida privada (…) Este veredicto va a desanimar a las víctimas a la hora de buscar justicia y aumentará la probabilidad de delitos de homofobia” en el país, dijo la organización. Queda, no obstante, la preocupación expresada en numerosos medios por el carácter de la agresión: el allanamiento de un domicilio, la agresión colectiva y la vejación pública en plena calle contra dos seres indefensos. “El proceso de Beni Melal -decía Karim Bujari- interpela a todo el mundo porque también es el de la libertad individual opuesta a la resistencia violenta de la comunidad”.

Y aún tenemos grabadas en la retina otras terribles imágenes, las de un intento de linchamiento de una mujer transgénero en Fez, ocurrido en junio pasado. Ocurrió lo mismo: solo gracias a que el vídeo se viralizó y desencadenó un escándalo que trascendió las fronteras de Marruecos, acabaron con una dos de los agresores fueron condenados a cuatro meses de prisión, y ello pese a que el propio ministro de Justicia; Mustafá Ramid, llegó a insinuar entonces que las personas LGTB son culpables de las agresiones que reciben.

Sin pronunciamiento oficial de España

No podemos obviar la clamorosa falta de una denuncia contundente ante estas violaciones de los derechos humanos por parte del Gobierno español, ni siquiera cuando en 2015 una cooperante de nuestro país fue expulsada por apoyar “las causas de la desviación de la moral”. Y ello pese a que Marruecos sea un país vecino con el que España mantiene una intensa relación cultural, comercial y social.

 Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

“El aprendizaje democrático de las religiones”, por José Ignacio Calleja

Lunes, 16 de octubre de 2017

20131031_011553_1103lipcolCada vez que un atentado yihadista golpea a la vieja Europa, las religiones vuelven a estar en la picota, suscitándose un debate interminable. En absoluto creo que la solución es fácil, pero hay conceptos que, una vez asimilados, ayudan mucho a aclarar la diferencia entre lo legítimo en libertad para cada uno y lo abusivo en particularismos de grupo.

Está de más decir que en el terrorismo yihadista la religión juega un papel subordinado a una estrategia de lucha por el poder político y económico, en el inmenso mundo árabe y musulmán y en el mundo capitalista en cuanto tal. El cruce de intereses geoestratégicos y económicos en la zona es proverbial; las guerras de Afganistán, Irak, Siria, Yemen y, a su modo, Libia y Egipto lo ponen bien a las claras.

Por eso digo que el reclamo sobre la religión, y el muy complejo Islam en particular, juega un papel tan destacado en el imaginario popular como subordinado en la realidad. A mi juicio –y creo mucho en el condicionamiento de las creencias e ideales sobre las reacciones humanas–, la religión desempeña en este caso un papel instrumentalizado por factores materiales mucho más determinantes.

Dicho esto, vuelvo a la vieja y benéfica idea de que hay conceptos éticos y políticos que ayudan a encarar con garantía el lugar de las religiones en las culturas particulares y, a la vez, globalizadas. Tales son los de secularización del mundo y laicidad de la política. Son de origen occidental, es cierto, pero equivocarlos con un nuevo modo de colonialismo de la cultura grecolatina sobre todas las demás, y en particular, sobre la musulmana, es un inmenso error.

Cualquier sistema de creencias religiosas y cualquier cosmovisión no religiosa tienen que confrontarse con esta doble idea. La secularización reconoce que el mundo en todas sus expresiones es mayor de edad y goza de autonomía propia. La ciencia, la política, las artes y la ética, participan de esa mayoría de edad y tienen autonomía. No están sometidas a la tutela de autoridades ajenas que les dictan desde fuera lo que es verdad, lo que es bello, lo que es justo y bueno. No hay religiones que se encarguen por revelación divina de conocer para el mundo de los creyentes o no creyentes, de manera universal, todo eso que llamamos verdad, bondad y belleza. Nadie puede reclamar que –en su cultura–, una religión o una nación definen para todos lo que hemos de saber, lo que hemos de creer, lo que hemos de valorar. El mundo es mayor de edad y autónomo, y lo es a la medida de los humanos. No somos dioses.

Una autonomía que no es absoluta, sino relativa, pero relativa a la dignidad humana que entre todos vamos desvelando en su significado, y así la vamos haciendo ley común. Es el marco de los derechos humanos, cuya interpretación es discutida en no pocos casos, pero de esa discusión sólo se sale por la argumentación filosófica, experiencial y religiosa, por la democracia y, a veces, la objeción de conciencia. Evidentemente, una religión puede pedir de los suyos esta o aquella exigencia más precisa sobre el pensar, el votar o el obrar moral, pero eso, para los suyos, por causa de su fe. A los demás, se lo propone. Alguna vez, la contradicción reclamará la objeción de conciencia, pero nunca el terror y la violencia para imponer el bien según una concepción religiosa o nacional. Ni en la propia cultura ni en la ajena, la religión puede ignorar este proceder. Y si desde dentro de ella, esta idea es inaceptable, el problema es de la religión no de la cultura democrática. (Ahora no hablo de los lastres de ésta).

Y lo mismo viene avalado por el otro gran concepto ético en política, la laicidad. La laicidad de la política como condición formal del procedimiento democrático. Por esta condición, el Estado no tiene una religión propia, ni una cosmovisión no religiosa y alternativa a las religiones. No, el Estado tiene una ley común que se atiene a los derechos humanos y que respeta el libre juego de las concepciones culturales de sus ciudadanos, ¡religiosas o no!, exigiendo de todas argumentos, tolerancia y cumplimiento de la ley democrática.

No hace falta que las religiones o las cosmovisiones no religiosas se escondan, para evitar el conflicto. No sería justo con la libertad. Lo que se requiere es gente –religiosa o no, cristiana o musulmana, agnóstica o atea–, que respeta al mundo en su autonomía o mayoría de edad, ¡el mundo de los iguales en derechos y deberes!, convive y debate en el campo de juego de las leyes comunes, y, si es preciso oponerse al fondo moral de alguna de ellas, lo hace en cauces democráticos y con razones éticas que los demás pueden entender.

No se trata, en suma, de arrinconar las religiones en la conciencia de las personas, o en el pueblo de origen de los refugiados y migrantes, sino de reconocer lo dicho: vienes a un mundo donde la religión es particular y, su traducción a la vida pública, un derecho democrático ejercido en igualdad a los demás ciudadanos; y traducido de un modo que respete la mayoría de edad del mundo, la laicidad del Estado y los derechos humanos fundamentales de todos (y todas). La religión, la nación, la cultura propia y cualquier concepción del mundo, ¡ajena o del lugar!, no conservan derechos que puedan quebrar este doble principió que he querido presentar. Con esto, la religión, cualquier religión y concepción de la vida, está pertrechada para caminar en el laos, el pueblo de los iguales en derechos y deberes, y evitar toda tentación de terror y violencia.

José Ignacio Calleja

Fuente El Correo, vía Fe Adulta

Budismo, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General, Islam, Judaísmo , , , , ,

Un turista británico podría ir a la cárcel en Dubai por tocar la cadera a un hombre

Miércoles, 11 de octubre de 2017

jamie-herron-650447Un turista de 27 años ha sido detenido en Dubai por apoyar su mano en la cadera de otro hombre en un bar lleno de gente.

En Dubai la sodomía está castigada con hasta 10 años de cárcel y es ilegal tener alcohol en sangre, aunque lo consumas en locales con licencia. 

Según informa la ONG Detained in Dubai, Jamie Harron, de 27 años de edad, ha sido detenido en Dubai por tocar la cadera de otro hombre en un bar abarrotado de gente. Según Harron, simplemente puso su mano delante para evitar derramar su copa sobre los demás.

El hombre al que tocó se mostró bastante enfadado y llamó a la policía que le imputó cargo por beber alcohol y escándalo público. Tras pasar cinco días en la cárcel de Al Barsha, se le ha confiscado el pasaporte y ha sido puesto en libertad bajo fianza tras pagar 30.000 libras en concepto de tasas y manutención. Ahora se enfrenta a una pena de hasta tres años de cárcel por lo sucedido.

Radha Stirling, responsable de Detained in Dubai ha declarado que “Es indignatnte que haya estado detenido tanto tiempo. Es otro ejemplo de lo vulnerables que son los turistas en Dubai y del desastre de procedimientos que tienen”. Además, denuncia que el juzgado ha cambiado la fecha del juicio sin notificárselo a Jamie, lo que podría suponerle treinta días de cárcel por no comparecer en el juicio.

En Dubai la sodomía está castigada con hasta 10 años de cárcel y se considera ilegal tener alcohol en sangre aunque se consuma en un local con licencia. En los Emiratos Árabes Unidos, los actos sexuales fuera del matrimonio heterosexual están prohibidos.

Fuente | The Guardian, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

La Administración Trump limita el acceso a anticonceptivos y amplía la discriminación por libertad religiosa

Martes, 10 de octubre de 2017

trumpEn un nuevo intento por mermar las prestaciones del Obamacare, la Administración de Donald Trump aprueba una normativa que autoriza la restricción del acceso a los anticonceptivos en los seguros médicos por motivos religiosos, así como abre a la discriminación laboral al permitir a las empresas rechazar candidatos o despedir trabajadores por motivos, no sólo religiosos, sino meramente morales.

Sigue adelante el plan de Donald Trump para «hacer grande América de nuevo», para lo que su única estrategia parece no ser otra cosa que deshacer todas y cada una de las medidas aprobadas por Barack Obama. Después de que en marzo le fuera imposible revocar el Obamacare al votar en su contra los «halcones» republicanos, este viernes, 6 de octubre, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos aprueba una nueva normativa dirigida al personal sanitario a quienes amplia el margen para la discriminación por motivos morales y religiosos, que afectaría principalmente a las mujeres y al colectivo LGBT.

Una de las prestaciones del Obamacare era cubrir los métodos anticonceptivos de la mujer, pero con esta nueva normativa, las asociaciones sin ánimo de lucro, grandes compañías y empresas privadas tienen autorización para dejar de ofrecer anticonceptivos a través de sus planes de seguro de salud si tienen una «objeción religiosa o moral sinceramente sostenida». Pero además, esta misma disposición se extiende a pequeñas empresas y organizaciones que tengan objeciones «sobre la base de la convicción moral que no sea base en ninguna creencia religiosa particular».

Según Helth and Human Services, el impacto de esta medida afectaría solamente a un «99,9 % de las mujeres», basándose en que la mayoría de las 165 millones de mujeres que viven en los Estados Unidos no están en edad de procrear y teniendo en cuenta que sólo alrededor de 120.000 podrían ser afectadas al trabajar en alguna de las 200 entidades que han estado relacionadas con alguna demanda sobre el control de la natalidad. Sin embargo, expertos legales como Tim Jost, profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Washington y Lee, argumentan que esta medida podría abrir la puerta a que cientos de empresas abandonen esta cobertura basándose en la libertad religiosa, como podrían ser los cientos de hospitales católicos, hogares de ancianos y organizaciones vinculadas con la iglesia, que simplemente podrían dejar de proporcionar preservativos de manera gratuita.

«La protección constitucional de las creencias religiosas y el derecho a ejercer esas creencias han servido bien a este país, nos han hecho uno de los países más tolerantes del mundo y también han ayudado a convertirnos en los más libres y generosos (…). El presidente Trump prometió que esta administración predicaría con el ejemplo en lo relativo a la libertad religiosa, y está cumpliendo esa promesa», declara Jeff Sessions, el ultraconservador fiscal general de la administración Trump, aludiendo a aquella afirmación de su presidente cuando aseguraba en marzo que «jamás, nunca defenderemos la discriminación religiosa, nunca, nunca». De acuerdo a la directiva del gobierno estadounidense, esta medida tiene efecto inmediato, algo que ha sido aplaudido por los sectores más conservadores, aunque organizaciones como la Unión americana de Libertades Civiles, el Centro Nacional de la Mujer, el Centro de Derechos Reproductivos y hasta la oficina del Fiscal General de California, Xavier Becerrase han apresurado a interponer diferentes demandas con el objetivo de impedir su aplicación inmediata. 

Pero esta normativa va mucho más allá, dado que en favor de la libertad religiosa, entre los 20 «principios» que señala se encuentra la posibilidad de permitir a estas organizaciones, empresas y compañías la posibilidad de contratar únicamente a aquellas «personas cuyas creencias o conductas sean consistentes con los preceptos religiosos del contratante»permitiendo indirectamente que se pueda despedir a cualquier personas en base a su orientación sexual su identidad de género, o si simplemente son madres solteras, personas divorciadas o profesen otra religión. Una medida que en realidad ya había sido aprobada en marzo, aparte de que su administración ya se habría posicionado en contra del colectivo LGBT en los juicios contra empresas como Masterpiece Cakeshop y Altitude Express Inc, la primera por no querer hacer un pastel de boda a una pareja gay y la segunda por despedir a uno de sus trabajadores por ser gay. Asimismo, esta normativa permitiría que hospitales católicos podrán negar tratamientos a personas homosexuales o transexuales, como ya sucede en los servicios de salud mental en algunos estados.

Fuente Universogay

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Homofobia/ Transfobia., Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , ,

La policía de Indonesia detiene a 58 personas en una redada a una sauna gay de Yakarta

Lunes, 9 de octubre de 2017

780x580-youtube-iovq5spehky-detienen-a-58-personas-en-una-redada-de-la-policia-a-una-sauna-gay-de-yakartaSeis personas extranjeras y siete trabajadores se encuentran entre las 58 personas arrestadas por la policía en una redada a una sauna gay, de las que seis de ellas serán acusadas en función de la Ley Antipornografía. 

En una redada realizada en la madrugada de este sábado, 7 de octubre, la policía de Yakarta detiene a 58 personas en una sauna gay, entre los que se encuentran 6 turistas extranjeros de los que cuatro son de origen chino, un tailandés y un holandés. La homosexulidad no es ilegal en Indonesia, a excepción de la provincia de Aceh, en la que se aplica la ley islámica, pero las autoridades recurren a Ley Antipornografía para hacer este tipo de incursiones después de recibir información señalando que el local es un centro de prostitución.

«Detuvimos a 51 personas y siete empleados por presuntos servicios pornográficos», declara en un comunicado Argo Yuwono, portavoz de la policía de Yakarta. Seis de los detenidos, cuatro hombres y dos mujeres que trabajan en la sauna, se enfrentan a penas de 6 años de cárcel en base a esa Ley Antipornografía que prohibe las fiestas sexuales, el uso de la pornografía y los «actos sexuales desviados» entre los que no sólo se incluyen la necrofilia y la zoofilia, sino también el sexo oral, el sexo anal y las relaciones entre personas del mismo sexo. No se han precisado los cargos que podrían presentar contra las otras 52 personas arrestadas, la mayoría de las cuales ya han sido puestas en libertad.

Esta sería la quinta redada contra el colectivo LGBT en espacios privados en este año. El 28 de marzo, vigilantes no identificados entraron a la fuerza en un apartamento en la provincia de Aceh y llevaron a dos hombres de veinte años a la policía por presuntamente tener relaciones homosexuales, siendo posteriormente condenados a 85 bastonazos. El 30 de abril, la policía irrumpe en una reunión privada de hombres homosexuales y bisexuales en Surabaya, arrestando a 14 de ellos para someterlos a pruebas de VIH sin su consentimiento. El 21 de mayo, la policía realiza una redada en el Atlantis Spa de Yakarta, deteniendo a 141 personas y acusando a 10 de ellas por celebrar una supuesta fiesta sexual. El 8 de junio, la policía de Medan arresta a cinco personas «sospechosas de ser lesbianas», ordenando a sus familiares que supervisen su conducta. Y el 2 de septiembre, la policía de la provincia de Java Occidental entra en una casa privada en la que se encontraba una docena de mujeres a las que expulsan de la aldea por ser sospechosas de ser lesbianas.

«Esto es parte de la actual campaña anti-LGBT en Indonesia que ha estado ocurriendo desde enero del año pasado (…). Human Rights Watch exige que la policía los libere y no compense cargos contra ellos», declara Andreas Harsono, miembro de Human Rights Watch en Indonesia, asegurando que el aumento de la discriminación hacia las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en Indonesia está relacionado con el surgimiento de un pensamiento islamista más conservador, cuyo último logro era conseguir un proyecto de ley para prohibir la presencia del colectivo LGBT en cualquier formato destinado a la televisión, incluyendo un sencillo anuncia de publicidad en la que denomina su Ley de Radiodifusión.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

Egipto intensifica la persecución LGTBfóbica de Estado: 57 personas detenidas por su orientación sexual o identidad de género

Sábado, 7 de octubre de 2017

egipto_detenidos-300x150Hace solo unos días, nos hacíamos eco de la detención de siete personas en El Cairo por ondear banderas arcoíris durante un concierto de la banda libanesa Mashrou’ Leila. Ahora sabemos que la escalada de LGTBfobia de Estado en Egipto se extiende como una plaga entre las autoridades y las fuerzas de “seguridad” de este país transcontinental. Se está hablando de al menos 57 arrestados por su orientación sexual o su identidad de género. Pero también hay afectados heterosexuales que han visibilizado su apoyo a la igualdad de derechos del colectivo LGTB. Human Rights Watch asegura que este país debería centrarse en “mejorar su gravísimo historial de derechos humanos” y Amnistía Internacional denuncia que algunos de los detenidos han sido sometidos a exámenes anales en contra de su voluntad. Por otra parte, se acaba de prohibir la presencia LGTB y el apoyo al colectivo en los medios de comunicación.

Cada vez son más preocupantes las noticias que nos llegan desde Egipto en materia LGTB. El propio Estado está organizando una persecución planificada, cada vez más intensa, contra la diversidad de orientación sexual e identidad de género, pero también contra la visibilización de la igualdad de derechos LGTB e incluso contra personas que brindan apoyo a las reivindicaciones del colectivo. Según cifras oficiales, 57 personas habrían sido detenidas por estos motivos arbitrarios (22 de ellas solo en lo que llevamos de octubre). Sin embargo, el número de arrestados puede ser mayor, teniendo en cuenta los antecedentes, la poca transparencia y la escasa credibilidad de las autoridades en lo que se refiere al respeto de la diversidad sexual y de género.

Como venimos recogiendo en dosmanzanas en el seguimiento informativo de la realidad LGTB en Egipto, en este país las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no están formalmente penalizadas. Por ello, a los detenidos se les suele imputar acusaciones tales como incitar al libertinaje, desviación sexual y violación de la moral pública. La Autoridad de Medicina Forense de Egipto también somete a los arrestados a exámenes anales forzados, tal y como están denunciando distintas organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch. Con estas tácticas decimonónicas, sin el respaldo de la comunidad forense y científica internacional, se trata de extraer “pruebas” de una supuesta “conducta homosexual”.

La ONU considera que este tipo de exámenes son “una forma de tortura”, así como “malos tratos prohibidos por el derecho internacional”. Human Rights Watch, por su parte, apunta que el Sindicato Médico Egipcio no ha tomado ninguna medida para evitar que los profesionales de la sanidad realicen estas degradantes pruebas, no consentidas por las víctimas de la represión LGTBfóbica ejercida por el Estado.

“Egipto debe dejar de dedicar recursos estatales a cazar a la gente por lo que supuestamente hacen en sus dormitorios o por expresarse en un concierto de rock y en su lugar debe centrar su energía en la mejora de su gravísimo historial de derechos humanos”, declara Sarah Leah Whitson, directora de Oriente Medio y del Norte de África de Human Rights Watch.

El abogado egipcio Ahmed Othman, miembro de la Asociación para la Libertad de Pensamiento y Expresión, ha denunciado que a los acusados también se les pregunta sobre sus puntos de vista religiosos y políticos. Además, las contraseñas de sus cuentas de redes sociales son recopiladas y se examinan sus mensajes en busca de pistas y de mayor información sobre sus actividades.

Respondiendo a las intransigentes peticiones de lobbies políticos y sociales LGTBfóbicos, el Sindicato de Profesiones Musicales egipcio impedirá a Mashrou ‘Leila actuar en Egipto nuevamente, después de la visibilización de banderas arcoíris y mensajes inclusivos durante su último concierto, celebrado el pasado 25 de septiembre. Como publicábamos estos días atrás, la banda, cuyo vocalista Hamed Sinno es abiertamente gay, ya fue vetada en Jordania tras una campaña promovida por Dima Tahboub, portavoz de Frente de Acción Islámica (la marca de los Hermanos Musulmanes en Jordania).

Egipto excluye a las personas LGTB de los medios de comunicación

El Consejo Supremo para la Regulación de los Medios de Comunicación (SCMR) ha dado a conocer una orden para prohibir todas las formas de apoyo a la comunidad LGBT en los medios de comunicación egipcios. Desde el pasado mes de abril, por decreto del presidente Abdel Fatah al-Sisi, los medios de comunicación de este país están regulados por la referida organización, así como por la Autoridad Nacional de Prensa (NPA) y la Autoridad Nacional de Medios (NMA).

Makram Mohamed, responsable del SCMR, ha expresado a raíz del concierto de Mashrou ‘Leila que la homosexualidad es una “enfermedad vergonzosa” y que no debería promoverse en los medios de comunicación. Y no solo eso, sino que en su opinión (formada por los prejuicios y su propia ignorancia) no se debe permitir que las personas LGTB se integren a menos que reciban tratamiento para mantener la moralidad pública.

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto“desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”.

Efectivamente, aunque las relaciones homosexuales no son ilegales, sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia o libertinaje”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Además, en abril de 2015 nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el Estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Como señalábamos anteriormente, en abril de este 2016 fueron condenados once hombres egipcios a penas que oscilaban entre los 3 y los 12 años de cárcel, acusados del delito de “libertinaje e incitación al libertinaje”, que es el cargo que se utiliza habitualmente en Egipto para detener y condenar a homosexuales. Las detenciones se llevaron a cabo en septiembre de 2015, fruto de unas redadas que formaban parte de una “campaña de moralidad” con motivo de la festividad que marca el fin del Ramadán.

En junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de appsde contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo,trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Azerbaiyán comienza a liberar a las personas LGTB detenidas y torturadas

Viernes, 6 de octubre de 2017

testimonios-torturas-lgtb-azerbaiyan-696x522Comienzan a surgir testimonios del centenar de personas LGTB detenidas por la policía de Azerbaiyán, que hablan de palizas, torturas y electroshock.

La policía ha comenzado a liberar a algunos de los detenidos y el gobierno asegura que se trató de una operación de “salud pública”, acusando a los detenidos de ejercer la prostitución. 

Hace unos días te explicábamos que varios activistas y organizaciones por los derechos humanos en Azerbaiyán estaban denunciando la detención de al menos un centenar de hombres gais y personas trans por parte de la policía. El gobierno y las autoridades policiales admitieron que se habían realizado algunas detenciones por las denuncias de algunos ciudadanos que decían que había personas “de orientación sexual no tradicional” prostituyéndose regularmente en un barrio de la capital.

Los activistas en el país denunciaban que se trataba única y exclusivamente de una persecución brutal hacia el colectivo LGTB, algo que parecen confirmar algunos de los detenidos que están empezando a ser liberados. Según un informe de la Human Rights Watch, las liberaciones comenzaron el pasado lunes 2 de octubre por la noche y la mayoría de detenidos fueron liberados el martes 3 de octubre.

Desde el gobierno siguen insistiendo en que las detenciones se efectuaron siguiendo la legalidad del país con la intención de llevar ante la justicia a “aquellos que quebrantaron el orden público” y para “prevenir la propagación de enfermedades contagiosas“, asegurando además que las acusaciones de persecución a minorías sexuales carecían de fundamento. Pero Graeme Reid, el director de la sección LGTB+ de la Human Rights Watch dice no creerse esas explicaciones a las que considera “tan falsas y peligrosas como los cargos que la policía utilizó para detener a las personas” y denuncia que el deber del gobierno es proteger y empoderar a esas minorías sexuales y no humillarlas y aislarlas aún más.

 Varios abogados, contratados por la organización Nefes LGBT Azerbaijan Alliance, que asisten a los detenidos denuncian además un cúmulo de irregularidades en los arrestos. En uno de los testimonios que ha presentado la HRW, un chico explica lo siguiente: “El 19 de septiembre un amigo recibió un whatsapp de un chico gay al que no conocía de antes, que quería quedar con él para tener sexo. Cuando al final accedió a quedar en un lugar del centro de la ciudad, fue detenido inmediatamente por la policía.

Varios abogados, contratados por la organización Nefes LGBT Azerbaijan Alliance, que asisten a los detenidos denuncian además un cúmulo de irregularidades en los arrestos. En uno de los testimonios que ha presentado la HRW, un chico explica lo siguiente: “El 19 de septiembre un amigo recibió un whatsapp de un chico gay al que no conocía de antes, que quería quedar con él para tener sexo. Cuando al final accedió a quedar en un lugar del centro de la ciudad, fue detenido inmediatamente por la policía.

Una mujer trans que también fue detenida ha explicado las torturas sufridas después de su detención: “Fui brutalmente apaleada en la comisaría. Casi todo mi cuerpo está lleno de heridas. Me raparon la cabeza, me insultaron y me amenazaron. Varias organizaciones internacionales me han ofrecido ayuda para que mi novio y yo salgamos del país, pero me niego a abandonar Bakú, la ciudad en la que vivo.

Un chico gay ha explicado que estaba con un amigo cuando “un grupo de policías vino hacia nosotros, nos metieron en un coche y nos llevaron a la comisaría del distrito de Nasimi. Soy un chico de aspecto femenino, supongo que por eso se me llevaron. Estuve detenido dos días durante los cuales tres policías me pegaron tan fuerte que perdí la conciencia.” Otra víctima explica que llamaron a su puerta el 20 de septiembre: “No abrimos la puerta y después de hora y media nuestro amigo, que había estado en la cárcel, llamó por teléfono. Y entonces volvieron a llamar a la puerta. Miré por la mirilla y vi a mi amigo y a algunos policías. Se llevaron a mi amigo y a nosotros también. Me pegaron. La policía me dijo que lo que estaba haciendo era prostituirme y querían que les diera información sobre clientes.” Como han denunciado otros de los detenidos, si no ofrecían información sobre sus amigos y conocidos la policía llamaba a las familias para sacarles del armario o les pegaban.

Las organizaciones LGTB han avisado a las personas del colectivo que las autoridades han creado muchos perfiles falsos en redes sociales para detenerles. En una captura de una conversación publicada por Javid Nabiyev, activista de la Nefes LGBT, se puede leer la conversación que una chica lesbiana (B) mantuvo con una mujer trans (A) a la que no conocía de nada (y que resultó ser un perfil falso de la policía):

A: Hola ¿eres lesbiana? Soy una mujer trans, necesito tu ayuda.
B: Sí, dime.
A: ¿Eres lesbiana?
B: ¿Qué necesitas?
A: Están saliendo noticias de arrestos policiales. Es todo mentira. No han arrestado a nadie. Sólo hay algunos maricones trabajando con la policía.
B: Vale. ¿Qué tipo de ayuda necesitas?
A: Necesito la ayuda de una lesbiana. Soy estilista. Necesito una ayudante. Si tus amigas lesbianas o amigos gais necesitan trabajo, dímelo. Se paga muy bien. Si le interesa a alguien, pásales mi contacto.
B: Vale, vale, esto es mentira. Sé quién eres. Aléjate de mí.
A: ¿Qué? ¿”VALE”? ¿Sabes que podemos encontrarte?
B: ¿Quién eres? Sabes quién soy, zorra, te estaba poniendo a prueba.

Al contrario de lo que ha ocurrido en países como Chechenia, los medios de comunicación de Azerbaiyán sí hablan de las detenciones; pero lo hacen siguiendo las indicaciones y explicaciones del gobierno. Una web de actualidad aseguraba que entre los detenidos sólo había personas “infectadas con las enfermedades más peligrosas, incluido el SIDA” y en otra web llegaron a titular: “¡Abierta la temporada de caza de gais!“.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

El activista gay bangladeshí Mahamood Rakib Hasan, está en el limbo tras huir del infierno

Jueves, 5 de octubre de 2017

rakib-nepal-refugee-kathmanduBangladesh, un país mayoritariamente musulmán, tradicionalmente moderado, pero donde la homosexualidad es penada. 

Diecisiete meses después de llegar a Nepal huyendo de una muerte casi segura por ser homosexual en Bangladesh, Mahamood Rakib Hasanconocido como Rakib, vive en la ilegalidad, pendiente de una petición de asilo a Canadá y con temor de que cualquier día sea devuelto a un país donde está marcado.

Su nombre estaba entre los objetivos de los extremistas islamistas que en 2013 comenzaron a atacar a intelectuales, miembros de minorías religiosas, homosexuales o simplemente extranjeros en Bangladesh, con más de 70 asesinatos, entre ellos los que tuvieron lugar en un restaurante de Dacca en julio de 2016.

“No paraba el asesinato de libreprensadores, escritores ateos e intelectuales por parte de grupos fundamentalistas islámicos y la autoridad estatal era meramente una espectadora. El colectivo de LGTB fue convertido en un objetivo alegando que van contra el islam”, contó Rakib.

A sus 24 años, aún recuerda cómo el 1 de abril de 2016, recibió junto a otros miembros del colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales amenazas de muerte en vísperas del día del Orgullo Gay.

El evento fue cancelado y muchas de las personas que trabajaban con él en una publicación de este colectivo tuvieron que esconderse.

 Sin apoyo del Gobierno ni de su familia, Rakib abandonó Bangladesh el 20 de abril rumbo a un país donde los derechos de las minorías sexuales están consagrados constitucionalmente.

Cinco días después Xulhaz Mannan editor de la publicación Mahbub Joney fue asesinado a machetazos. “Yo hubiera sido el siguiente”, dijo.

Hoy su situación sigue siendo apremiante. La visa de turista con la que entró ya ha caducado hace tiempo y aguarda la respuesta del Gobierno de Canadá a una solicitud de refugio que presentó a través de la organización Rainbow Railroad.

“Al Gobierno canadiense podría llevarle meses tomar una decisión. Sin una visa, tengo miedo de que las autoridades nepalíes me detengan y deporten a mi casa, donde todos desde mi familia al Estado están en contra”, dijo con frustración.

La de Rakib es la historia de tantos jóvenes homosexuales en Bangladesh, un país mayoritariamente musulmán, tradicionalmente moderado, pero donde la homosexualidad es penada.

Rakib nació en el seno de una familia del sur de Bangladesh. Hijo de un maestro con gran liderazgo en la comunidad, todo transcurrió con la normalidad de una infancia feliz hasta que empezó a actuar de forma distinta a otros niños.

Prefería jugar con muñecas a jugar al fútbol o al críquet. Cuando compartió sus sentimientos con sus padres, le dijeron que no se preocupara y le llevaron a un psiquiatra para que le atendiera como si fuera un enfermo mental.

El médico le recetó pastillas para atender lo que diagnosticó como depresión, pero Rakib también fue sometido a rituales para curarle, metiéndole en una habitación oscura llena del humo de cuerno de vaca quemado para espantar los malos espíritus.“Era tal tortura que al tercer día dije que todo estaba bien solo para salir del lugar”, dijo.

Pero la realidad se impuso y sus padres no estaban listos para aceptar un sexo que no figura en el islam.

Cuando terminó la escuela, en 2009, su familia le exigió que eligiera entre casarse con una mujer o dejar la casa, y él optó por la segunda, y con el paso del tiempo se convirtió en un líder de la comunidad LGTB.

Hoy, tras 17 meses en Nepal, Bangladesh no es el destino al que le gustaría moverse, al menos por el momento.

Tampoco en el país del Himalaya parece que pueda esperar mucho más porque sin visa y sin trabajo, su situación es complicada. “Nuestra organización no tiene fondos para ayudarle financieramente, le hemos ayudado individualmente”, indicó a Efe Prashu Ram Rai, activista gay y director de programa de Blue Diamond Society (BDS), una organización de defensa de las minorías sexuales.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) le ha dado estatus de refugiado y recomendado su acogida en un tercer país.

Rakib no sabe si Canadá le otorgará ese refugio, pero sí sabe lo que le gustaría hacer con su vida. “Tras completar mis estudios me dedicaré enteramente a abogar por los derechos de la comunidad LGTB. Si la situación en Bangladesh mejora me gustaría volver algún día a hacer el trabajo que hacía”, afirmó.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

El gobierno de Indonesia se propone eliminar al colectivo LGBT de los medios de comunicación

Miércoles, 4 de octubre de 2017

780x580-noticias-indonesiaNingún personaje LGBT en un anuncio, película documental o serie de televisión, ningún actor en actitud femenina o incluso ninguna mención a los derechos de las personas homosexuales, bisexuales o transexuales en ningún medio de comunicación son las medidas que el gobierno de Indonesia propone en su Ley de Radiodifusión.

La Cámara de Representantes de Indonesia está lista para aprobar una Ley de Radiodifusión que tiene como principal objetivo el de impedir la emisión de cualquier programa que tenga algún personaje homosexual, bisexual o transexual. De esta manera, todos los programas de televisión serán objeto de revisión por una oficina de censura, incluyendo anuncios publicitarios y películas documentales. Además, esta lee prevé evitar que los medios de comunicación informen o difundan cualquier tema relacionado sobre los derechos del colectivo LGBT. También se prohíbe a los actores comportarse de manera femenina, ni mucho menos vestirse con ropas de mujer en cualqueir formato televisivo. Funcionarios del gobierno también han solicitado que se prohíban los emojis LGBT, así como aplicaciones de citas especializadas en personas del mismo sexo como Grindr.

«No podemos permitir el comportamiento LGBT en la televisión. Va contra nuestra cultura (…).Tenemos que prohibirlo antes de que se convierta en un estilo de vida. Es peligroso y puede arruinar la moralidad de la generación más joven», asegura Supiadin Aries Saputra, miembro del Partido NasDem. «Estoy seguro de que todavía hay formas más creativas de entretener a la gente» que con personajes LGBT, añade Hanafi Rais, representante del Mandato Nacional. Por otro lado, Tunggal Pawestri, una activista a favor de los derechos de las personas LGBT ha señaldo que la televisión sólo incluye representaciones del colectivo LGBT para hacer bromas, chistes o como fuente de escarnio, aunque también lamenta que esta ley mermará al representación del colectivo hasta para señalar situaciones de discriminación y precariedad.

La homosexualidad no es ilegal en la mayor parte Indonesia, salvo en la provincia semiautónoma de Aceh, donde se aplica la ley sharia desde 2011, castigando las relaciones entre personas del mismo sexo con hasta 100 latigazos, como sucedió con una pareja en el mes de mayo, condenados a 85 bastonazos. Ante la estupefacción de la comunidad internacional ante tales medidas, el gobierno había anunciado su intención de poner fin a esta medida. Sin embargo, la única rectificación es que se haga de manera pública, realizándose ahora a puerta cerrada y sin medios de comunicación presentes, ante el miedo de que tales castigos ahuyenten a posibles inversores.

Inversores que, en cualquier caso, pueden ser perfectamente testigos de la creciente homofobia del país asiático en el que a principios de septiembre se arrestaba a una docena de mujeres por ser lesbianas, en mayo la policía hacía una redada en una sauna arrestando a 141 personas, o donde la comunidad religiosa llamaba al boicot contra Starbucks por su apoyo público al colectivo LGBT. En febrero de este año, el Parlamento Europeo ya condenaba la discriminación de personas LGBT en Indonesia.

Indonesia, un infierno para la diversidad LGTB

No se puede negar la belleza natural de Indonesia, un país de postal que oculta en su interior un infierno para la comunidad LGTB. Sin ir más lejos, el pasado mes de febrero  publicábamos un post recogiendo cómo la oleada de virulenta homofobia y transfobia se abre paso a un ritmo preocupante en Indonesia. Publicábamos entonces que políticos y líderes religiosos se turnan con declaraciones incendiarias que estigmatizan cada ver más a la población LGTB.

Recordemos que la provincia autónoma de Aceh (en la zona norte de Sumatra) aprobó en septiembre de 2014 una penosa ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015. Ese mismo mes nos hacíamos eco de la detención de dos jóvenes lesbianas (de 18 y 19 años) por abrazarse públicamente y confesar que eran pareja. Según el jefe de la policía islámica las chicas serían “sometidas a rehabilitación con la participación de psicólogos en dependencias sociales”.

Indonesia presenta una realidad muy diferente para su comunidad LGTB dependiendo de la región. Formalmente, la homosexualidad no es delito en el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción es Aceh, donde desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. Pero la influencia islamista se deja sentir también en otros lugares de Indonesia. La de Aceh es desde luego la peor situación, puesto que como decíamos arriba la homosexualidad no es formalmente delito en el resto del país. Ello no significa que en otras partes sea buena. En 2004, las autoridades municipales de Palembang, en Sumatra Meridional, dictaron por ejemplo una regulación en la que aglutinaban la actividad de las personas LGTB como “prostitución”. En virtud de ese reglamento, todas las personas acusadas de cometer cualquiera de esas actividades se enfrentan a la perspectiva de un máximo de seis meses de prisión o 5.000.000 de rupias (360 euros, 380 dólares) de multa.

En otras zonas existe una actitud algo más tolerante, especialmente en zonas urbanas como Yakarta. Con todo, la influencia de los islamistas más radicales se hace sentir cada vez más. En la propia Yakarta, la capital, las autoridades prohibieron en 2012 un concierto de Lady Gaga,  abanderada de los derechos LGTB, por considerarla un personaje diabólico y antirreligioso.

Los fundamentalistas también han obligado a cancelar una reunión de la división asiática de la ILGA (International Lesbian and Gay Association) en Surabaya y han amenazado a los organizadores del Q! Film Festival, un festival de cine LGTB, por mencionar otros dos ejemplos. En marzo de 2015, el Consejo de Ulemas de Indonesia dictó una fetua en la que se exigía que los actos homosexuales sean castigados con la pena de muerte. Aunque el Consejo de Ulemas no tiene ningún poder legislativo o ejecutivo en Indonesia, su influencia social es elevada.

En el mes de octubre de 2016, informábamos de la detención de una pareja gay por subir a su cuenta de Facebook unas fotos besándose, junto con un mensaje de amor, que fue considerada por las autoridades como “pornografía”. A estos hechos se suman el veto de aspirantes LGTB a plazas públicas, el cierre de la única escuela para personas trans de Indonesia o la persecución de webs LGTB y apps de contactos gais.

Indonesia también votó el pasado 2014 en contra de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra la homofobia y la transfobia y ha sido calificado, por su propia población, como un mal lugar para vivir si eres gay o lesbiana (solo un 2% opina lo contrario) en una encuesta de Gallup.

 Deterioro preocupante de los derechos LGTB

Como decíamos antes, Indonesia presenta una realidad muy diferente para su comunidad LGTB dependiendo de la región. Formalmente, la homosexualidad no es delito en el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción son las provincias autónomas de Aceh y Sumatra Meridional. Y así lo reconocía el presidente Joko Widodo, quien lejos de atajarla ha llegado a aprobar medidas discriminatorias, como confiscar preservativosbloquear aplicaciones de citas entre personas del mismo sexo o autorizar formas de discriminación laboral, aparte de permitir las irresponsables declaraciones homofóbicas de políticos y alcaldes demonizando al colectivo LGBTy la radicalización de líderes religiosos que han llegado a fomentar el boicot a empresas internacionales que apoyan al colectivo LGBT.

Pero también en el resto del país la situación se está deteriorando. Ya lo recogíamos en febrero de 2016, cuando hacíamos alusión a la ola de LGTBfobia protagonizada por políticos y líderes religiosos. Hace pocas semanas, por ejemplo, la policía detenía en Yakarta, la capital, a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades calificaron como “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es allí ilegal. El portavoz de la policía aseveraba que los detenidos podrían ser acusados bajo las duras leyes contra la pornografía. Semanas antes, otros ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una “fiesta gay” en Surabaya, la segunda ciudad del país. Y en Java Occidental, la provincia más poblada del país, el jefe de policía ha hecho público el plan de constituir un grupo de trabajo policial para investigar la actividad de personas LGTB.

Y a finales de mayo se ejecutaba la condena a 85 bastonazos a una pareja descubierta manteniendo relaciones sexuales consentidas en la provincia de Aceh, donde sí se aplica la ley Sharia desde 2005. El Parlamento Europeo condenaba en febrero la discriminación de personas homosexuales, bisexuales y transexuales en Indonesia, cuya situación era comparada con Chechenia por Kimahli Powell, director ejecutivo de Rainbow Railroad, que ha contribuido, en colaboración del gobierno de Canadá, a la evacuación de muchos perseguidos por la purga de homosexuales liderada por Razam Kadyrov.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Detienen a 7 personas en Egipto por ondear la bandera LGBT en un concierto de Mashrou’ Leila

Viernes, 29 de septiembre de 2017

concierto-egipto-mashrou-leila-bandera-lgtb-detenidos-696x522Durante un concierto del grupo Mashrou’ Leila (cuyo cantante es abiertamente gay) el pasado sábado en El Cairo varias personas ondearon banderas LGTB.

La policía ha detenido a siete personas que se enfrentan a dos años de cárcel por “promover la inmoralidad”

Las autoridades egipcias vuelven a hacer uso de la LGTBfobia de Estado. Este lunes, la policía detuvo a siete personas por mostrar banderas arcoíris durante un concierto de la banda libanesa Mashrou’ Leila que tuvo lugar el viernes pasado en El Cairo. Las imágenes de los hechos salieron a la luz por las redes sociales y provocaron una oleada de rechazo, azuzado por las declaraciones de políticos en los medios de comunicación. Los arrestados se enfrentan a posibles cargos por “indecencia” o “promoción de desviaciones sexuales”, a pesar de que la legislación no castiga específicamente las relaciones homosexuales.

Detienen a 7 personas que acusan de «promover el libertinaje y la homosexualidad» en un concierto de la banda libanesa Mashrou’ Leila, a la que han responsabilizado de estos delitos puesto que uno de sus miembros es abiertamente homosexual. El pasado sábado la banda libanesa de rock alternativo Mashrou’ Leila (cuyo cantante, Hamed Sinno, es abiertamente gay y activista por los derechos LGTB) ofrecía un concierto en El Cairo, Egipto. Durante el mismo, entre la multitud, varios fans elevaron al cielo al menos cinco banderas del arcoiris LGTB.

concierto-mashrou-leila-bandera-lgtb

Si Egipto es uno de esos países que tiene tolerancia cero contra la homosexualidad, que se castiga con cárcel, tampoco se permite la exhibición de cualquier símbolo del colectivo LGBT. Se trata de un país en el que la policía utiliza aplicaciones de citas para arrestar a gays y lesbianas, en el que una periodista es condenada y luego absuelta por difundir imágenes de una redada a una sauna gay o los extranjeros homosexuales pueden llegar a ser deportados, y en el que este lunes, 25 de septiembre, siete personas eran detenidas en El Cairo por el grave delito de ondear una bandera arco iris en el concierto de la banda libanesa Mashrou’ Leila, de la que uno de sus miembros es abiertamente homosexual.

«Si hubiéramos sabido la homosexualidad de este miembro, habríamos prohibido el concierto antes de su celebración», declara Ahmad Ramadan, secretario general del Colegio de Músicos egipcios, que ya ha enviado la solicitud la prohibición de los conciertos de Mashrou’ Leila en Egipto al consejo directivo del órgano. Según Ramadan no sólo se trata de una banda que está «en contra de las tradiciones y costumbres del pueblo egipcio», sino que les acusa de propagar «las ideas homosexuales» en un país árabe, musulmán y tan conservador como Egipto, responsabilizando al miembro de la banda que ha hablado públicamente de su homosexualidad de la presencia de otras personas con la misma orientación sexual en un concierto que no es el primero que ofrecen en la capital egipcia.

Al percatarse de la aparición de las banderas, un equipo de investigadores de la policía analiza las cámaras de seguridad del concierto para identificar a los portadores de los símbolos LGBT que rara vez se ven en Egipto. Los siete detenidos están acusados de «promover el libertinaje y la homosexualidad», y han pasado a manos de la Fiscalía General para que puedan ser interrogados.

mashrou-leila-hamed-sinno-gay-lgbt-flag-1

Lo curioso del caso es que no es la primera vez, a pesar de lo que creen los activistas egipcios, que una bandera LGTB aparece entre el público en un concierto de los Mashrou’ Leila en El Cairo. En marzo de 2016 el cantante del grupo vio un arcoriris ondeando en el público y declaró lo siguiente: “Había una bandera arcoiris esta noche entre el público. En El Cairo. Una bandera arcoiris, en público, en El Cairo. Decid lo que queráis sobre el homonacionalismo, la globalización y las identidades hegemónicas y post-coloniales; estoy jodidamente orgulloso. Fueras quien fueras, tu valor es la hostia de inspirador.

Formado por siete miembros que se conocen en un taller de música en la Universidad Americana de Beirut, Mashrou’ Leila es una banda a mitad de camino entre el indie pop y el rock alternativo que ha despertado la polémica debido a las letras satíricas de sus canciones, lo que les ha llevado a estar prohibidos en lugares como Jordania. Inicialmente, hasta su nombre es objeto de controversia al responder en una primera entrevista que hace referencia al nombre de una niña llamada Layla, para la que están recaudando dinero, pudiendo interpretarse su nombre en español como ‘el proyecto de Layla’, aunque según su página oficial significa ‘proyecto nocturno’, debido a que las jam sessions que le se reunieron en un principio duraban toda la noche.
mashrou-leila-feature-image

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto“desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”.

Efectivamente, aunque las relaciones homosexuales no son ilegales, sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia o libertinaje”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Además, en abril de 2015 nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el Estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Como señalábamos anteriormente, en abril de este 2016 fueron condenados once hombres egipcios a penas que oscilaban entre los 3 y los 12 años de cárcel, acusados del delito de “libertinaje e incitación al libertinaje”, que es el cargo que se utiliza habitualmente en Egipto para detener y condenar a homosexuales. Las detenciones se llevaron a cabo en septiembre de 2015, fruto de unas redadas que formaban parte de una “campaña de moralidad” con motivo de la festividad que marca el fin del Ramadán.

En junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de appsde contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo,trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente | Gay Star News , vía Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

El vicepresidente de Malasia prohíbe un festival gay por “Antinatural”

Jueves, 28 de septiembre de 2017

ahmad-zahid-hamidi-696x522Ahmad Zahid Hamidi ha prohibido el evento que se iba a celebrar en Kuala Lumpur. 

El próximo 30 de septiembre se había anunciado la celebración de una fiesta gay como prolongación del festival White Party que se celebra todos los años en la ciudad de Bangkok. Pero al vicepresidente malasio, Ahmad Zahid Hamidi no le parece buena idea y ha dado órdenes a la policía para que impida la fiesta y además, aprovechando que también es ministro del Interior, ha denegado cualquier permiso de entrada a las personas que vayan a acudir al festival… como si fueran a contarlo en la aduana, claro.

Por si esto fuera poco, asegura que están investigando a los organizadores que serán expulsados del país. Y es que para este señor, “el comportamiento homosexual no es normal”.

En Malasia la homosexualidad no es legal y está castigada con hasta 20 años de cárcel, multas y hasta flagelaciones. En mayo te contábamos como el Orgullo de Kuala Lumpur se había cancelado por las presiones religiosas y hace solo unos días hablábamos del concurso de vídeos para prevenir la homosexualidad que había convocado el gobierno.

En el 2012 las autoridades del país publicaron una serie de directrices para “detectar homosexuales” que incluían preferencia por la ropa ajustada o saludarse de la misma forma que las mujeres.

Malasia: economía emergente… y LGTBfobia política y social

Malasia, una de las economías emergentes del sudeste asiático, es un país de variada composición étnico-religiosa, aunque de mayoría musulmana, en el que conviven leyes civiles, de obligado cumplimiento para todos, y leyes islámicas, de aplicación a los ciudadanos musulmanes. Las relaciones homosexuales, en cualquier caso, son ilegales y se castigan con penas de hasta 20 años de cárcel. De hecho, allá por 2011 nos hacíamos eco de las intenciones de varios líderes musulmanes malasios de endurecer las medidas contra la homosexualidad y en 2015 el primer ministro, Najib Razak, comparaba a las personas LGTB con el Estado Islámico, alegando que carecen de derechos humanos.

La LGTBfobia social y política imperante en Malasia ha llevado, de hecho, a situaciones que rozan el absurdo, y que hemos recogido en esta misma página. El pasado mes de febrero, en un vídeo promovido por el Departamento de Desarrollo Islámico de Malasia, se sugería a los homosexuales que “aprender” a ser hetero es igual que iniciarse en la equitación. Otros ejemplos son el anuncio de censura de programas con personajes homosexuales; la censura de una escena de La Bella y la Bestia y de una canción de Lady Gaga o la cancelación de un Festival que se celebraba desde 2008 para promover el respeto a la diversidad sexual. Especialmente preocupante fue lo sucedido en 2012, cuando un joven gay musulmán recibió amenazas de muerte por difundir un vídeo en el que animaba a otros homosexuales a salir del armario.

En junio de este año, conocíamos la muerte de un adolescente, T. Nhaveen, después de cinco días en coma y sufrir una dura agresión de carácter homofóbica que le había dejado con varias heridas y quemaduras en la espalda, además de ser sodomizado con una barra. T. Nhaveen, de dieciocho años de edad, había quedado con su mejor amigo, T. Previin, de 19 años de edad, el sábado, 10 de junio, alrededor de las 11 de la mañana en una hamburguesería de Gelugor, un zona residencial de George Town, en Penang, para celebrar que iba a comenzar su vida como estudiante de música en Kuala Lumpur, pero falleció el jueves, 15 de junio, tras ser víctima de una dura agresión homofóbica que le deja en coma durante cinco días. Un episodio más de bullying homofóbico que en esta ocasión había consternado a la sociedad de Malasia por su dureza y violencia. Ante este escenario, podría pensarse que un suceso tan terrible como este debería servir de acicate para que el respeto a la diversidad gane posiciones en Malasia. Mucho nos temíamos que no iba a ser así, a la vista del hecho de que los mismos medios locales y autoridades que han reaccionado con horror ni siquiera precisan que el acoso que el joven sufría era de naturaleza homofóbica. Esperemos, al menos, que se haga justicia con los asesinos de  T. Nhaveen.

Y para corroborarlo, en julio radicales religiosos de Malasia e Indonesia se rebelaban contra Starbucks por su apoyo al colectivo LGBT… Y hoy, nos enteramos de esto…

Fuente | PinkNews, vía EstoyBailando/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , ,

Azerbaiyán estaría deteniendo y torturando a centenares de hombres gays y personas trans

Lunes, 25 de septiembre de 2017

azerbaiyan-detenciones-gais-trans-torturas-696x522Detención de un opositor político en Bakú en Octubre de 2016 (Foto: REUTERS) 

Varios activistas LGTB en Azerbaiyán acusan a la policía de estar realizando detenciones en masa de hombres gais y personas trans.

La policía asegura que las detenciones se llevan a cabo para luchar contra la prostitución, pero varias informaciones señalan que durante las redadas afirman hacerlas “en nombre de los valores morales nacionales”

Con el horror de Chechenia aún muy vivo en nuestra memoria (y con la nula reacción internacional que eso supuso, que no hubo nadie que tuviera valor de plantarle cara al gobierno de Kadirov) parece que hay otro país que ha decidido seguir los pasos de la república controlada por el Kremlin.

Varios activistas de Azerbaiyán han denunciado que, en una serie de redadas llevadas a cabo en la capital (Baku), la policía ha detenido a un centenar de hombres gais y personas trans, que están siendo torturados y apaleados. Según denuncian esos activistas la policía está obligando a los detenidos a desvelar las direcciones de sus amigos y a algunos de ellos se les está rapando la cabeza.

La policía, en declaraciones a Eurasianet, ha reconocido que se han efectuado varios arrestos en Bakú pero aseguran que no han tenido nada que ver con la orientación sexual de nadie sino que los detenidos estaban participando en actividades relacionadas con la prostitución. Pero varias informaciones de personas que están en el país aseguran que la policía detuvo a ese centenar de personas exclamando que lo hacían en nombre de la protección de los valores morales nacionales.

Esa explicación cobra fuerza tras una declaración del líder del Partido de la Justicia, que ha condenado a los que defienden “a estas criaturas que son fuente de la inmoralidad, de peligrosas enfermedades, quienes han sido condenados por Dios. Los círculos occidentales están tratando de destruir nuestras tradiciones nacionales en nombre de los ‘derechos humanos’“.

La homosexualidad no es delito en Azerbaiyán desde el año 2000, pero los activistas LGTB denuncian que la persecución y la discriminación a la que se enfrenta el colectivo es insoportable. Javid Nabiyev, presidente de la Alianza LGTB Azerbayaní Nefe ha hablado con Pink News y ha confirmado que “de repente, sin ningún motivo claro para nosotros, los oficiales de policía han comenzado a organizar redadas contra los hombres gais y las personas trans. No está claro qué ha provocado estos arrestos ni a cuánta gente han afectado. Los abogados que están trabajando en los casos dicen que al menos se han detenido a 100 personas en varios días.

Nabiyev confirma que en los informes policiales sobre los arrestos se explica que “la policía detuvo a estas personas tras recibir quejas por prostitución. Los informes dicen que las medidas se han tomado con total respeto a la ley azerbayaní.” El activista explica que un portavoz de la policía ha declarado que “personas de orientaciones sexuales no tradicionales se reunían en el centro de Bakú para participar en actos de prostitución. Los ciudadanos llamaron repetidamente a la policía pidiendo que se detuvieran esas acciones ilegales. La policía dice que ha tomado esas medidas en relación a las quejas, y eso es una PUTA MENTIRA.

Nabiyev, que ha publicado un vídeo en Facebook explicando la situación (y está demostrando tener una valentía espectacular al hacerlo), ha explicado que conoce el caso de un chico gay que fue detenido en su lugar de trabajo. “La policía está promoviendo una narrativa en los medios, diciendo que todos los detenidos tienen SIDA o alguna otra ITS. La gente está asustada… La policía tiene una idea sobre qué es ser gay, y están deteniendo a la gente sin ninguna razón, preguntando por direcciones y pidiendo dinero para que sean liberados.

Estamos utilizando todas las herramientas y recursos para informar a las personas LGTB y que tengan cuidado. Que no tengan citas nuevas, que no le digan su orientación sexual o identidad de género a personas que no conocen bien, que no respondan a llamadas de números que no conocen, que se queden en las sombras por un tiempo. Todo el mundo tiene miedo a ser detenido en cualquier momento.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

El Gobierno de España vuelve a abrir la puerta a la reforma de la Ley de Libertad Religiosa

Sábado, 16 de septiembre de 2017

funeral-catolico-por-las-victimas-del-17a(Jesús Bastante/Agencias).- El Gobierno está dispuesto a trabajar sobre “cualquier reforma” de la Ley de Libertad Religiosa, vigente en España desde 1980. En su respuesta a una pregunta de Unidos Podemos en el Senado, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, calificó la norma de “modelo” para muchos países de Europa y Latinoamérica.

En el trasfondo del debate, la necesidad de acabar con la “confesionalidad encubierta” del Estado, tal y como han denunciado en infinidad de ocasiones parlamentarios de todos signo. Sin embargo, dicha reforma, que en varias ocasiones estuvo a punto de consensuarse, sigue encerrada en un cajón. Y es que el fenómeno religioso en España continúa siendo centro de conflicto.

Funerales de Estado, presencia de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o corporaciones municipales en procesiones, condecoraciones a Vírgenes o patronos… son algunos de los temas a tratar, aunque el fondo de la cuestión estaría en la progresiva laicización del Estado, y en la igualdad de trato entre la confesión principal (la católica) y las minoritarias.

Así, Catalá resaltó que “cualquier reforma que ustedes consideren que es necesario llevar a cabo en nuestra Ley de Libertad Religiosa, que insisto es modelo para muchos países de nuestro entorno, nosotros estaremos encantados de trabajarla siempre desde esos principios: el articulo 16.3 y 9.2 de la Constitución, y del desarrollo de una Ley que ha dado un extraordinario aval a la puesta en marcha de una realidad sociológica de enorme riqueza cultural y religiosa en España como es la que tenemos en este momento”.

Catalá respondía de este modo al senador de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Joan Comorera, quien preguntó si el Gobierno garantiza adecuadamente la aconfesionalidad del Estado prevista en el artículo 16.3 de la Constitución, que establece que ninguna confesión tendrá carácter estatal.

El parlamentario morado ha denunciado casos como el hecho de que en la sede central del Ministerio de Defensa la bandera ondeara a media asta durante la Semana Santa, o que se haya condecorado a una cofradía “que poco aporta a la seguridad del Estado”.

Del mismo modo Comorera ha indicado que el presidente del Gobierno y varios de los ministros juraron el cargo “ante un crucifijo”, o que “en las prisiones también priman las religiones” cuando a la sociedad civil y a las ONG se les están “cerrando las puertas”. “Es llamativo que el número de programas religiosos sea mucho más elevado que el resto de programas”, apuntó.

El senador de Unidos Podemos, además, considera que los funerales de Estado “católicos” son otra de las “asignaturas pendientes”. En su opinión, estos hechos “ponen en entre dicho la aconfesionalidad del Estado”, que “a muchos les retrotrae a la etapa franquista”.

Por su parte, el ministro de Justicia considera que el Gobierno garantiza “adecuada y plenamente” la aconfesionalidad del Estado prevista en la Constitución, y ha señalado que, desde la llegada de la democracia, España ha ratificado “todos los convenios internacionales” que garantizan el derecho fundamental de conciencia, pensamiento y religión.

En este sentido, Catalá ha defendido que “nada” dice el ordenamiento jurídico respecto a qué elementos religiosos deben estar presentes en la toma de posesión de un alto cargo. “Es la decisión individual de la persona la que hace que pueda haber un crucifijo o no”, ha explicado, para agregar que se está ejerciendo el derecho de libertad religiosa. De esta forma, el ministro ha apuntado que prohibirlo sería violentando la neutralidad. “Hay que respetar la opción individual y personal de cada ciudadano”, ha enfatizado.

Además, ha puesto de relieve que otras confesiones religiosas han firmado acuerdos y convenios con el Estado y se benefician “por tanto de algún tipo de reconocimiento”. También ha destacado que existe una Comisión asesora de libertad religiosa que permite un “sincero” diálogo interconfesional que sirve para mantener la estabilidad y resolver controversias.

En concreto, Catalá se ha referido al caso de las cofradías y ha dicho que tienen una “labor social, de beneficencia y de atención a los más necesitados” por lo que, desde su punto de vista, merecen el reconocimiento público.

Del mismo modo, el ministro señaló que la libertad religiosa está “íntimamente” relacionada con los principios de la aconfesionalidad del Estado y ha asegurado que “ninguna confesión tiene carácter Estatal”, y que la aconfesionalidad está garantizada “al máximo nivel” por el ordenamiento jurídico.

No obstante, el ministro ha defendido que el hecho religioso está presente en la sociedad española.Hay un porcentaje muy alto de ciudadanos que sí quieren ese sentimiento y es una obligación, un mandato a los poderes públicos crear y desarrollar políticas que permitan reconocer esas creencias y esos sentimientos en un contexto de aconfesionalidad, por su puesto”, ha zanjado.

Finalmente, Rafael Catalá ha abogado por “mejorar en la medida de lo posible” el marco jurídico, seguir trabajando con todas las confesiones religiosas y “hacer efectivo el respeto a la libertad religiosa que la Constitución consagra“.

Fuente Religión Digital

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , , , ,

Un Zara de Ámsterdam expulsa del local a las víctimas de una agresión LGTBfóbica

Sábado, 16 de septiembre de 2017

zara-amsterdam-agresion-homofoba-696x522Un grupo de refugiados LGTB sirios denuncia el maltrato que han recibido por parte del personal de seguridad de una tienda Zara situada en el centro de Ámsterdam mientras eran víctimas una agresión homo y transfóbica.  

Tarek Almoki es un refugiado sirio que lleva algo más de un año viviendo en Ámsterdam y que, como hombre homosexual, piensa que esta ciudad es un paraíso tanto para él como para otras personas LGTB. Sin embargo, esta semana ha denunciado al diario holandés Het Parool cómo él y sus amigos fueron víctimas de una agresión LGTBfóbica mientras nadie hacía nada para ayudarles y que finalmente han recibido una sanción por parte del establecimiento en el que estaban haciendo sus compras.

Según explica, Tarik fue acompañado de otros cuatro amigos al Zara de Nieuwendijk, en el centro de la ciudad,  una de las tiendas favoritas del grupo y de la que eran clientes habituales. Allí se les acercó un hombre al que describe como de unos veinte años y con un acento turco o marroquí que empezó a perseguirles y a insultarles cuando escuchó su conversación en árabe y se dio cuenta de que usaban palabras cariñosas entre ellos. De un modo amenazante, les dijo que merecían la muerte por ser gais y transgénero y que eran malos musulmanes. También escupió e intentó atacar al grupo varias veces, mientras el personal de seguridad observaba la escena sin hacer nada.

La situación se fue volviendo mucho más tensa, con el agresor diciendo que era miembro de los Hermanos Musulmanes y que podían encontrar y matar a los cinco amigos. En ese momento se dio cuenta de que E, una de las amigas de Tarik cuyo nombre completo no ha facilitado, era una mujer trans, y entonces le golpeó en la cara y le rompió la parte trasera de su vestido para humillarla mientras gritaba que era una infiel que merecía la muerte. E ha denunciado la agresión a la policía, y también ha declarado a Het Parool que ésta ha sido una de las peores experiencias de su vida, después de vivir en Siria y en los países del Golfo Pérsico durante 13 años.

La decisión del personal de la tienda, que fue testigo de la agresión entre risas y no hizo nada para proteger al grupo, fue expulsar a los cinco e informarles de que tenían prohibida la entrada en la tienda durante un año. También les dieron un papel (que se negaron a firmar) en el que decía que si volvían antes de que pasara ese tiempo serían denunciados ante la Policía por quebrantar la paz interna del establecimiento. Es decir, se lavan las manos como testigos de una agresión y además les acusan de participar en una pelea.

Annemie Menge, una portavoz de Inditex, ha dicho que tienen constancia de que hubo una pelea en el local pero que no piensan comentar nada más. Afirma que desconoce lo que sucedió exactamente y la decisión de impedir la entrada en la tienda es algo que se toma localmente y en la que la empresa no puede intervenir.

Desde Secret Garden, una ONG que da apoyo a los refugiados LGTB, denuncian que la violencia hacia este colectivo cada vez es mayor, y piden una mejor investigación de este incidente.

Fuente | Dutch News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

“Las religiones monoteístas ¿azote de la humanidad? “, por Jesús Gil García.

Viernes, 15 de septiembre de 2017

coex_work_f21(Algunas anotaciones con ocasión de los atentados yihadistas en Cataluña y su vinculación religiosa)

Actualmente es común el sentir de los estudiosos de las religiones a la hora de señalar su origen. Las religiones no son de procedencia divina, por más que se reivindique su carácter divino. Ninguna religión ha sido creada por Dios. Tampoco el cristianismo. Jesús de Nazaret no es el fundador de la religión cristiana. Él inicia un movimiento de seguidores, que posteriormente lo convierten en religión algunos de ellos.

Las religiones monoteístas se fundamentan en un libro que se considera sagrado, por proceder de la inspiración divina (Tora, Biblia y Corán). Los tres son considerados en las respectivas religiones como palabra de Dios. Hay una característica común a las religiones del libro. Todas ellas hablan de culpa y pecado. Desobedecer las órdenes de la religión constituye un pecado contra Dios, merecedor de castigo, que impide la consecución de la gloria divina. La insistencia en el pecado provoca el miedo ante la posibilidad de la condenación eterna. El miedo sustenta la obediencia a las normas y mandamientos de la religión. Y crea los llamados “escrúpulos” que han maniatado a tantas personas religiosas en su proceso durante el periodo del nacional-catolicismo en que la religión ha estado presente en todos los estamentos sociales y en las conciencias de las personas creyentes.

Acudiendo a la memoria histórica constatamos que en todas las religiones de libro se han dado actitudes fundamentalistas, que radicalizan a sus seguidores hasta extremos realmente preocupantes. Su inmediata consecuencia es la lectura literal del libro que sustenta a estas religiones monoteístas. Lo que dice el libro sagrado ha de entenderse al pie de la letra, porque su procedencia divina avala la verdad absoluta del texto. Al mismo tiempo la postura fundamentalista conduce a la exclusividad de la religión- Los seguidores de cada religión no sólo consideran la verdad de su religión, sino también que es la única verdadera. Las demás son falsas religiones. Esta actitud ha llevado a la intolerancia en unos casos, e incluso a la persecución en otros momentos. Recordemos la Inquisición en la religión cristiana y el Santo Oficio, defensor de la ortodoxia doctrinal. Pensemos en la persecución entre judíos y palestinos en el momento actual en el Oriente Medio proclamando la exclusiva pertenencia de Palestina y la ciudad de Jerusalén. Y finalmente desde hace unos años estamos asistiendo al terrorismo islámico sobre todo en los países de Occidente y de la Unión Europea, por considerar infieles a los que no practican la religión del Islam. Todos estos atentados tienen un componente religioso y son llevados a cabo bajo el grito de “Alá es grande”.

Pensamos además que las religiones han sido utilizadas a través de la historia de la humanidad para fines no precisamente humanitarios por los poderes imperantes en ese momento. En vez de servir a una mayor humanización de la sociedad, han introducido el odio, la destrucción y la muerte. Este es el caso de los recientes atentados de Cataluña. En nombre de Alá se matan a personas inocentes, sembrando la destrucción y la barbarie. Opinamos que éste no puede ser el fin de ninguna religión, sino la promoción de la paz, el diálogo y el bienestar de los pueblos. Las religiones nunca han de ser el azote de la humanidad, como lo ha sido el yihadismo islámico en la ocasión  que nos ocupa.

La aceptación el pluralismo religioso es una opinión que creemos  imprescindible en nuestras sociedades para superar el fundamentalismo de las religiones judaica, islámica y cristiana. Nos parece que todas estas religiones son verdaderas, porque conducen a la persona humana a relacionarse con el Dios único. Proceden de culturas diferentes y circunstancias distintas. Por ello la tolerancia entre ellas es esencial. Ninguna es la única religión verdadera. Todas ellas son creaciones  e intentos humanos de acercar a la persona a lo trascendente. Tampoco el cristianismo es la única religión verdadera, por más de que así lo reivindiquen algunos sectores de la Iglesia católica. También queremos afirmar que las religiones han sido y son positivas en la construcción de sociedades realmente humanas, promoviendo valores de paz y concordia entre los pueblos.

En estos últimos años se habla de un nuevo paradigma cristiano, que es pluralista, porque afirma que todas las religiones son verdaderas. promoviendo la tolerancia y el diálogo entre ellas. Es también posreligional, porque va más allá de la religión, alimentando una espiritualidad laica y humanista, basada en los derechos humanos y los derechos de la Naturaleza. Esta ética se presenta como válida para todos los pueblos, culturas y religiones, y fundamentada en el amor como único mandamiento, promoviendo el bien común entre los pueblos.

La experiencia histórica de las religiones opinamos que ha sido en muchas ocasiones muy negativa e inspiradora de enfrentamientos entre los pueblos y las culturas. No podemos continuar por este camino de intransigencia religiosa. Ni el cristianismo se puede considerar la única religión varadera, ni Israel es el pueblo elegido por Dios para conseguir la Tierra Prometida, ni el Islam tiene que considerar infieles a los que no practican su religión.

Con la tolerancia entre las religiones se superará el odio entre los pueblos y las culturas. La intransigencia  conduce a la persecución, e incluso hasta la muerte de los que no piensan como ellos,  ni practican la misma religión, ni nombran a Dios de la misma manera. Nos parece que las religiones no pueden seguir siendo una de las causas importantes del enfrentamiento en nuestra sociedad. Que la experiencia de lo ocurrido en Cataluña nos haga reflexionar a todas las personas y nos conduzca hacia la tolerancia y la fraternidad/sororidad en la convivencia.

Jesús Gil García

Comunidad Cristiana Popular de Balsas

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Islam, Judaísmo ,

Kuwait deporta a 76 hombres que considera sospechosos de mantener relaciones homosexuales

Jueves, 14 de septiembre de 2017

Tareq Sayed Rajab (28)El gobierno de Kuwait culmina una serie redadas para descubrir a personas homosexuales con el cierre de 22 salones de masajes y la deportación de hasta 76 personas sospechosas de mantener relaciones homosexuales.

Mantener relaciones homosexuales, ser transexual o simplemente vestir de manera ambigua son conductas que están penadas por la ley de Kuwait y otros países del Consejo de Cooperación del Golfo, que incluyen a Bahrein, Omán, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Con el motivo de erradicar este tipo de conductas y expulsar a las personas que puedan llegar cometer este tipo de delitos, un comité de moralidad autoriza en agosto una serie de redadas que se saldan con el cierre de hasta 22 salones de masajes, sospechosos de ser lugares habituales de reunión para personas gays, deportando a 76 personas sospechosas de mantener relaciones homosexuales.

Maquillaje, ropa interior femenina, dildos y otros juguetes eróticos son los objetos confiscados por este comité de moralidad, formado por representantes del Ministerio de Asuntos Sociales y Trabajo, del Ministerio de Comercio, el Ministerio de Interior y del Municipio de Kuwait, que han prometido continuar con esta forma represión y persecución. Las penas por mantener relaciones entre personas del mismo sexo pueden llegar hasta 6 y 10 años para los mayores y menores de edad, respectivamente.

«Tenemos una política de tolerancia cero hacia cualquier conducta moralmente de mal gusto y rechazamos mostrar ninguna indulgencia con cualquier persona que rompa las reglas o ponga la salud de los ciudadanos y residentes de Kuwait en situación de riesgo», declara Mohammad Al Dhufairi, autoridad al mando de las redadas. «Vivimos en un país conservador y, por lo tanto, debemos mantener morales específicas», declara Rashid Al Azimi, funcionario universitario, mostrando de forma pública su apoyo a estas redadas y deportaciones.

Un funcionario del Ministerio de Salud de Kuwait demandaba a través de un artículo publicado en 2013 que su país tuviera un sistema de detección de personas homosexuales para mantenerlas fuera del país. Las autoridades mantienen que las conductas homosexuales son importadas por personas extranjeras, lo que lleva a Yousuf Mindkar, director de salud pública, a poner en funcionamiento ese mismo año un sistema de chequeos médicos a todas las personas expatriadas que intentaban acceder a los países del Consejo de Cooperación del Golfo con el objetivo de detectar a homosexuales y negarles la entrada en el país. Un método de control que es cada vez más sencillo con las posibilidades que ofrecen actualmente las nuevas tecnologías, lo que convierte el día a día en una realidad terrorífica para la comunidad LGBT de Kuwait.

Un clérigo del Ministerio de Awqaf y Asuntos Islámicos, el Dr. Rashed Al-Elami, señala que el masaje puede ser curativo cuando se hace por especialistas bajo la supervisión de médicos especialistas, haciendo hincapié en que la mera contemplación de un cuerpo desnudo está férreamente prohibido siempre que no se produzca en relación a un caso médico grave que podría salvar la vida de la persona. El Dr. Mohammed Al-Najdi, jefe del Comité Científico de la Sociedad Islámica de Reavivamiento del Patrimonio (Rama Sabah Al-Nasser), considera que sólo deben permitirse los masajes con fines terapéuticos y atendiendo a unas condiciones pertinentes para realizarlos: cubriendo el cuerpo, y con segregación por géneros, justificando que las autoridades vigilen de cerca los salones de masajes para prevenir que se abra una peligrosa puerta al vicio.

Un año después de que el gobierno de Kuwait pusiera en práctica esta medida, los soldados del primer batallón del 44º regimiento de artillería de Defensa Aérea y voluntarios del campamento Arifjan celebraban con una cierta discreción el día del orgullo, un mes después de la detención de hasta 32 personas en una fiesta privada en la que todos los asistentes masculinos vestían ropa de mujer, mientras que las mujeres llevaban ropas masculinas. En abril del año pasado ya se realizaban redadas en salones de masajes, llegando a arrestar en aquel momento a 41 sospechosos de practicar servicios de prostitución con personas del mismo sexo. Sólo un mes después las autoridades arrestan en el Aeropuerto Internacional de Kuwait a tres personas de nacionalidad extranjera antes de que pudieran «escapar» del país tan sólo por ser sospechosos de ser portadores del VIH.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

Un joven homosexual tunecino es asesinado con ensañamiento tras recibir 37 cuchilladas

Martes, 12 de septiembre de 2017

bn37699meurtreEl Ministerio de Interior de Túnez ha informado del asesinato de un varón, tras sufrir 37 cuchilladas, por un joven con quien había pactado mantener relaciones sexuales. Tras el mortal ataque, lleno de brutalidad, el asesino se puso en contacto con un cómplice para robar los bienes de la víctima. Ambos han sido detenidos y están a la espera de juicio. Según denuncian las asociaciones LGTB, la violencia contra los hombres homosexuales y bisexuales se ha incrementado en los últimos años, ante la aveniencia social y la impasividad de las autoridades.

En países como Túnez, donde la homosexualidad no es solo sancionada por las leyes, sino que sufre un fuerte rechazo social, los varones gais y bisexuales se enfrentan tanto al castigo legal, como a la más completa indefensión ante el odio de algunos de sus conciudadanos. A la persecución policial de quienes mantienen relaciones con personas de su mismo sexo y los que defienden sus derechos desde el más valiente activismo, se une la vulnerabilidad de quien debe permanecer en amenazadora clandestinidad.

Eso explica el infortunado destino de un joven tunecino en la región de El Omrane, que fue mendazmente engañado por un congénere, bajo la promesa de mantener relaciones sexuales, algo que debería ser totalmente lícito y no representar ningún peligro. Sin embargo, tras llegar al domicilio de la víctima, el joven le agredió con una botella de cerveza rota, para posteriormente asestarle nada menos que 37 cuchilladas, un ensañamiento que solo se puede explicar desde el odio más feroz. Según su confesión, tras salir de la vivienda fue en busca de otro cómplice, con quien horas después regresó para robar un televisor y otros objetos de valor. Ambos se encuentran detenidos y a la espera de ser juzgados.

Según Badr Baabou, presidente de la asociación de derechos LGTB tunecina Damj, las agresiones de carácter homófobo son habituales en Túnez, con una sociedad que no solo las ignora, sino que incluso las justifica. Muestra de ello son los abominables mensajes en las redes sociales sobre el asesinato del joven de El Omrane, que no solo es disculpado, sino que incluso es aplaudido.

El temor al rechazo social e incluso a inculparse si se formula una denuncia, ya que la homosexualidad está castigada penalmente en Túnez, hace muy difícil contabilizar los hechos violentos. Sin embargo, Baabou constata que el pasado año se conocieron 180 ataques homófobos que entrañaron heridas graves para las víctimas. Una violencia que parece acrecentarse en los últimos años, debido a la fuerte LGTBfobia social y la inoperancia policial ante las denuncias.

La hostilidad contra los ciudadanos LGTB tunecinos

Y es que la persecución social y de Estado hacia los hombres homosexuales y bisexuales tunecinos es incesante. Las detenciones por mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo, son constantes y las condenas a prisión habituales, lo que ha sido calificado por la asociación Shams como una auténtica “cacería”.

Además, los defensores de los derechos LGTB —que luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal, que castiga las relaciones homosexuales con penas de hasta 3 años de prisión, — sufren constantes agresiones, hasta el punto de que algunos de ellos han tenido que exiliarse ante las repetidas amenazas de muerte. Una legislación que se ha aplicado también a mujeres transexuales.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

El actor Haaz Sleiman sale del armario: “Soy gay”

Miércoles, 6 de septiembre de 2017

Actor Haaz Sleiman attends a screening of "The Visitor" at Eccles Theatre during the 2008 Sundance Film Festival on January 23, 2008 in Park City, Utah. 2008 Sundance Film Festival - "The Visitor" Premiere Eccles Theatre Park City, UT United States January 23, 2008 Photo by George Pimentel/WireImage.com To license this image (15338783), contact WireImage.com Probablemente no hubiéramos publicado esta noticia, pero el hecho de que un actor árabe, musulmán, salga del armario, nos parece un paso significativo en estos momentos…

El actor Haaz Sleiman (Nurse Jackie) sale del armario y habla sobre su homosexualidad y la homofobia en Hollywood.

Muchos no conocerán quién es Haaz Sleiman, pero probablemente también le hayas visto en alguna serie americana, por ejemplo, salió en un capítulo de The Good Wife; aunque su papel más conocido es el de Mohammed De La Cruz en Nurse Jackie.

En un vídeo subido a su Instagram Sleiman ha dicho lo siguiente: “Soy un hombre gay, musulmán y árabe-americano; y voy a llevarlo un poco más allá. No sólo soy gay, también soy pasivo. No sólo soy pasivo, soy totalmente pasivo; lo que significa que me gusta por dónde ya sabes.” Y en el vídeo aprovechó también para mandar un mensaje a cualquiera que tenga un problema con el tema: “A todos los homófobos que viven en los Estados Unidos de América y por todo el mundo. ¿Por qué no? Si alguna vez vienes a matarme porque soy gay, te destrozaré. Puedo ser gay, y puede que sea un buen tío, pero no te confundas porque te joderé vivo.

Ya hacía tiempo que estaba más o menos claro que Sleiman era gay, digamos que en su Instagram no era precisamente discreto respecto al tema.

Pero en una entrevista a la revista The Advocate hace unos años Sleiman dijo que era heterosexual. Ahora ha explicado que mintió porque el periodista que le entrevistaba le hizo una encerrona y eso hizo que se cabreara: “The Advocate quería entrevistarme. Le dije a Showtime que sólo con una condición: sin preguntas personales. The Advocate accedió. Al final de la entrevista de media hora por teléfono, el idiota del entrevistador (que creo que era gay) me preguntó si era gay o hetero. Me quedé en shock. Me paralicé. Mi cuerpo empezó a temblar. Y entonces mentí y dije que era hetero. Vergüenza debería darle a los tíos gais que no son amables con otras personas gais. Lo hizo a propósito.

A raíz de su salida del armario Sleiman ha hablado más sobre sus experiencias como hombre gay. Por un lado ha contado aquella vez que se lió con Anderson Cooper y la cosa no llegó a ninguna parte porque “digámoslo así: yo no era para él y él no era para mí.

Además ha explicado que se dio cuenta de que era gay a los siete años, cuando aún vivía en el Líbano: “Tuve una infancia muy dura. Digamos que el tono de mi vida era muy oscuro y muy gris. Me costó muchísimo espabilarme y querer salir del armario. Al final me di cuenta de que o bien vivía y disfrutaba o desaparecía y moría.” Y no te creas que lo de ser pasivo lo dijo porque quería ligar, Haaz ha aprovechado que alguien le está escuchando para hablar de cómo la comunidad gay ridiculiza a los tíos pasivos: “En la comunidad gay a los pasivos se les mira por encima del hombro. Se les considera menos. Hay muchos pasivos y se les trata de forma muy poco respetuosa… El ‘bottom shaming’ no es diferente al sexismo. No nos tomamos a los pasivos en serio. Decimos ‘los activos son mejores’. Y hacemos un eye-roll cuando oímos que alguien es pasivo. Oímos que los hombres valen más que las mujeres, y los hombres son el centro del mundo. Es lo mismo en la dinámica entre un activo y un pasivo. Está guay que se folle a otro tío pero no lo está que otro tío le folle. No acepto eso. Éste no es el mundo en el que quiero vivir.

Probablemente no sepamos quién es por algo de lo que muchos actores y actrices LGBTQ han hablado anteriormente: la homofobia en Hollywood. Y para Sleiman el problema no son solo los directivos, también algunas estrellas LGBTQ: “Hay dos personas con poder que fueron horribles conmigo. Uno de ellos, un productor, me dijo que no contrataría a un actor gay en el armario. ‘Nunca contrato a tíos que están en el armario, pero si sales no podré contratarte para muchos papeles’. Otra figura icónica gay me vio en una fiesta y se acercó a mí. Me siguió porque era fan de mi trabajo. Me emocioné y compartí con él que era gay y se puso en plan: ‘Oh. Gracias por decírmelo.’ Pero su tono cambió. Pensó que era hetero y cuando se enteró de que era gay y estaba en el armario ya no estaba interesado en mí. Mucha gente en la comunidad gay aún tiene problemas cuando otra persona está en el armario. Si eres hetero y juegas a ser gay ¡es genial! Si eres muy gay, no puedes interpretar un papel heterosexual.

 

 

Fuente | Queerty, vía EstoyBailando

Cine/TV/Videos, General, Islam , , , , , , ,

Los cristianos de Australia se rebelan contra la Iglesia y dicen SÍ al matrimonio igualitario

Lunes, 4 de septiembre de 2017

cristianos-a-favor-matrimonio-igualitario-australia-696x522Con el referéndum postal sobre el matrimonio igualitario a punto de celebrarse, el colectivo LGBT encuentra aliados entre las congregaciones religiosas.

Aunque la Iglesia Católica se mostró contraria, grupos católicos y de otras religiones cristianas, judías y musulmanas se unen para pedir que se vote SÍ a la igualdad. 

Ahora mismo en Australia están discutiendo por el tema del matrimonio igualitario. Después de un referéndum fallido y muchas presiones de la extrema derecha, el gobierno (de derechas) ha decidido convocar un voto postal por correo para que los australianos digan si quieren legalizar el matrimonio igualitario o no. Algo totalmente innecesario porque todas las encuestas dicen que la mayoría está a favor (y que quieren que se apruebe en el parlamento de una vez), pero es la única manera que tiene la derecha de jugar con los derechos de una minoría y justificar lo injustificable (la otra opción es hacer su trabajo y aprobarlo en el parlamento, pero entonces al primer ministro Turnbull se le van los conservadores y pierde el poder).

turnbullMalcolm Turnbull es un señor que aún no ha entendido que los derechos de una minoría no los puede votar una mayoría

Hace unos días te explicábamos algunos de los ejemplos de la guerra sucia desatada por los homófobos que están utilizando toda su ignorancia y odio en una campaña absolutamente lamentable que, al no regirse por las normas electorales, supone carta blanca a los argumentos más inverosímilies y ofensivos. Entre todos los grupos que están pidiendo el NO en esa votación postal está, cómo no, la Iglesia Católica; que además de decir lo de que el matrimonio es sólo entre un hombre y una mujer ha amenazado a todos sus empleados (en colegios, diócesis, etc…) con ser despedidos si votan a favor o promueven el voto a favor.

Pero no todos los cristianos están por la labor de seguir discriminando al colectivo LGTB; porque aunque el matrimonio es algo que afectará a los homosexuales, los derechos de toda la comunidad están en juego. Es el momento de demostrar la fuerza de todo el colectivo y sus aliados.

australia-xavier-school-matrimonio-igualitario Dos de las escuelas católicas más prestigiosas del país, la Xavier College y la Saint Ignatius College, han enviado una carta conjunta a los padres de sus alumnos pidiéndoles que voten y lo hagan consultando a sus conciencias cuando lo hagan. En la carta ni el padre Chris Middleton de la Xavier College ni el padre Ross Jones de la Saint Ignatius piden que se vote a favor, pero recuerdan que el Papa ha hablado sobre este tema y predica el amor y el no juzgar a los demás. (Algo que, por desgracia, el propio Papa ha contradicho hace unos días con una entrevista en la que dice que lo de los homosexuales debería llamarse “unión civil” y no “matrimonio”.)

Pero dejando a un lado que el Papa no sabe ni lo que dice, en la carta el Padre Middleton recuerda a los padres que están votando por el futuro del país y señala que “en mi experiencia, hay casi una total unanimidad entre los jóvenes a favor del matrimonio homosexual, y los argumentos en contra no tienen casi ningún impacto en ellos. Están guiados por un compromiso emocional muy fuerte por la igualdad, y sólo eso ya es algo que respetar y admirar. Son idealistas en lo que respecta al amor, el principal valor del evangelio.

En otra escuela católica, esta vez un centro en Lismore, la dirección ha permitido a dos alumnos trans que se vistan con el uniforme de chico y que cambien su nombre en el registro escolar. En mitad de un ambiente viciado en el que las campañas por el NO avisan a los padres de que tras el matrimonio igualitario lo siguiente será “cambiar” el sexo de los niños en las escuelas, es de admirar que el director del centro (al que los alumnos pidieron utilizar el uniforme masculino) accediera a la petición. Como explica uno de los Hermanos del Trinity Catholic College: “Vi a uno de los estudiantes durante el día y me enseñó los pulgares hacia arriba, así que parece que todo va bien. Luego hablé con el segundo estudiante antes de acabar las clases y me dijo que estaba muy feliz por cómo estaba yendo todo.

trinity-catholic-australia-transAlumnos del Trinity Catholic College de Lismore

Lo curioso es que el director consultó con uno obispo de la Comisión Educativa Católica, que creyó que era adecuado permitir que los alumnos vistieran con el uniforme masculino “por su bienestar“. Ahora el centro está buscando la forma de implantar uniformes de género neutro y de convertir los baños en lavabos unisex.

Así que a pesar de lo que diga la jerarquía católica en Australia, está claro que las bases de la Iglesia están mucho más comprometidas por la igualdad de lo que a más de uno le gustaría.

Un grupo de cristianos ha formado la organización Australian Christians for Marriage Equality, que ha emitido un comunicado explicando que el grupo pide que se diga “sí al amor” para que “todas las personas sean tratadas con justicia y dignidad“. Una reverenda anglicana ha dicho que apoya el matrimonio igualitario “porque Dios desea que todo el mundo sea tratado con dignidad y respeto” y porque “el matrimonio refuerza las relaciones y da estabilidad a las familias“. Además ha recordado que “esto es un tema que incumbe a las leyes del matrimonio civil. Las Iglesias y otras comunidades de fe continuaremos practicando nuestras propias tradiciones.

Más de 1.400 organizaciones religiosas (incluyendo a grupos como Judaísmo Progresista o Musulmanes por los Valores Progresistas) se han unido para pedir al país que vote SÍ en el referéndum postal y forzar al gobierno a aprobar el matrimonio igualitario (aunque el propio gobierno ha dicho que el resultado no será vinculante porque es todo un paripé.)

richard-pengelleyComo ejemplo de esta unión a favor del matrimonio igualitario, en la ciudad de Perth las congregaciones anglicana, católica, unificadoras, cuáqueras y de la Iglesia de Cristo se han reunido en la ciudad y han acordado apoyar el Sí. El reverendo anglicano Richard Pengelley ha explicado que es importante respetar la libertad religiosa: “En mi equipo tengo un número de párrocos, algunos están a favor de realizar matrimonios entre personas homosexuales y otros tienen objeciones. Está bien, a eso se le llama libertad religiosa.

Como padre de un joven adulto homosexual y como capellán de escuelas y universidades, he vivido los problemas de identidad y desigualdad, especialmente en la gente joven. Yo lo veo como una expresión válida de la sexualidad humana dentro de todo el espectro. Jesús no dijo ni una palabra sobre las relaciones homosexuales o el matrimonio, pero sí dijo mucho sobre el divorcio y sobre volverse a casar… La moralidad de ambas cosas ha cambiado y los Cristianos contemporáneos lo aceptan sin problema”, ha explicado Pengelley en una entrevista en televisión.

Fuente EstoyBailando

Cuáqueros, General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana, Iglesia Católica, Islam, Judaísmo , , , , , , , , ,

Un joven gay, muy conocido en redes sociales de Marruecos, es agredido después de que un director de cine incitase a “violarlo”

Jueves, 31 de agosto de 2017

pic-phpEl miserable incitador…

Y luego habrá quien banalice esta situación o quien defienda a la banalizadora… esperemos que no sea invitado a ningún Festival Internacional de Cine…

Despreciable incitación a la violencia contra los homosexuales por parte del realizador y guionista marroquí Mahmoud Frites, que el día 22 de agosto hacía público en su perfil de Facebook un mensaje en el que animaba a violar a aquellos “que desean ser violados”. El texto iba acompañado de una fotografía de Adam Lahlou, también conocido como Adouma o Adoma, un joven abiertamente gay y muy conocido en redes sociales como Facebook o Instagram. Días después, Adouma denunciaba una agresión y acusaba a Frites de ser el responsable.

“No puedo entender a aquellos que violan a burros, a personas discapacitadas, a mujeres mayores, a niños, a sus hijos, y que sin embargo son incapaces de hacerlo con los que desean ser violados e incluso estarían dispuestos a pagar por que les violasen”, era el texto que Mahmoud Frites colgó en árabe en su perfil de Facebook, acompañado de una fotografía de Adam Lahlou en la que este viste un caftán y se adorna la cabeza con un pañuelo (una imagen que él mismo colgó en Facebook y que ha utilizado como foto del perfil):

captura-de-post-homofobo-mahmoud-frites

En definitiva, una poco disimulada incitación a la violencia contra los homosexuales, que rápidamente se viralizaba y recibía fuertes críticas en redes sociales, hasta el punto de unas horas después el propio Frites eliminaba. El realizador marroquí dejaba además un texto en el que se disculpaba por haberlo publicado.

También ha trascendido una conversación mantenida en Facebook entre Frites y otro usuario de la red social en la que el realizador marroquí aseguraba (en esta ocasión en francés) que su texto había sido “malinterpretado” y que respeta y aprecia a los homosexuales, con los que de hecho ha trabajado en sus películas… a la vez que criticaba a Adouma asegurando que se trata de un homosexual que “no para de compartir vídeos y de usar un lenguaje vulgar para excitar a los chicos jóvenes”:

dialogo-justificando-homofobia-contra-adam-lahlou

Desgraciadamente, el daño estaba hecho, y tres días después el propio Adouma denunciaba públicamente haber sufrido una agresión en Tánger, donde reside, a manos de varios jóvenes. El joven colgaba en su perfil de Facebook varias fotos en las que se aprecian lesiones cutáneas y hematomas en el cuerpo y en la cara y acusaba directamente a Frites de ser, en último término, culpable de lo sucedido:

“Felicidades, señor Frites, ha conseguido tu objetivo”, expresa el texto que acompaña a las fotografías. “Dice usted que es un director, un luchador, un artista. Pero está desprovisto de humanidad, es un terorista disfrazado”, continúa. “Soy una persona y tengo sentimientos, como todo el mundo. Nadie merece ser violado. Si estuviésemos en Europa, se le condenaría por incitar a otras personas a violarme. Es usted el que es moralmente anormal”, añade.

En definitiva, por si la situación jurídica y social de las personas homosexuales en Marruecos no fuese suficientemente dura (como ya en anteriores entradas hemos recogido), opiniones como las expresadas por Mahmoud Frites, persona vinculada al mundo de la cultura, arrojan más gasolina al fuego. Absolutamente miserable.

Dura y constante persecución de las personas LGTB en Marruecos

Dos universitarios eran detenidos y acusados de «comportamiento inmoral» en enero en Inezgane, después de que se hiciera viral un vídeo en el que aparecían besándose, aunque apenas se les podía reconocer porque tan sólo se mostraban sus siluetas.

No podemos olvidar cómo el pasado 25 de marzo, un vídeo grabado con un teléfono móvil comenzó a circular como la pólvora por la red: en él se veía cómo un grupo de personas asaltan un domicilio particular, sacan a dos hombres de la cama, los golpean e insultan y finalmente los sacan a la calle desnudos y ensangrentados para mayor escarnio. La pareja era detenida en Beni Melal, después de haber sufrido la cruel agresión . Mientras que uno conseguía huir, el otro era condenado a 2 meses de cárcel y pagar una multa de 500 dirhams, aunque sería finalmente puesto en libertad, después de admitir su condición sexual y de que su abogado solicitara la anulación de la Ley 489.  Este episodio puso a Marruecos en el foco de organizaciones internacionales, desde Human Rights Watch (HRW) a la feminista Femen, que envió a Beni Melal a dos activistas que trataron de desnudarse ante la puerta del tribunal, aunque la policía intervino con presteza e impidió su acción.

HRW, que envió a un observador al proceso y ha publicado varios comunicados sobre el caso, se escandalizó por el hecho de que la Justicia marroquí procesara a las víctimas de una agresión antes que a los agresores. “Agredidos, ensangrentados, sacados desnudos a las calles y luego mandados a la cárcel por su vida privada (…) Este veredicto va a desanimar a las víctimas a la hora de buscar justicia y aumentará la probabilidad de delitos de homofobia” en el país, dijo la organización. Queda, no obstante, la preocupación expresada en numerosos medios por el carácter de la agresión: el allanamiento de un domicilio, la agresión colectiva y la vejación pública en plena calle contra dos seres indefensos. “El proceso de Beni Melal -decía Karim Bujari- interpela a todo el mundo porque también es el de la libertad individual opuesta a la resistencia violenta de la comunidad”.

Quienes sí cumplían condena de seis meses eran dos homosexuales sorprendidos manteniendo relaciones sexuales en el interior de un vehículo en Guelmim.

Y aún tenemos grabadas en la retina otras terribles imágenes, las de un intento de linchamiento de una mujer transgénero en Fez, ocurrido en junio pasado. Ocurrió lo mismo: solo gracias a que el vídeo se viralizó y desencadenó un escándalo que trascendió las fronteras de Marruecos, acabaron con una dos de los agresores fueron condenados a cuatro meses de prisión, y ello pese a que el propio ministro de Justicia; Mustafá Ramid, llegó a insinuar entonces que las personas LGTB son culpables de las agresiones que reciben.

Agresiones que ocurren en un contexto en el que, como hemos venido informando de un tiempo a esta parte, parece darse un recrudecimiento de la persecución contra las personas LGTB por las autoridades de Marruecos, desmintiendo el tópico preexistente de que las leyes represoras no se aplican en la práctica. El artículo 489 del Código Penal marroquí, recordemos, castiga los “actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo” con penas de hasta 3 años de prisión, además de una sanción económica. Y el artículo 483 establece penas de hasta dos años de prisión por “obscenidad pública”. Y lo cierto es que cada llegan más noticias de detenciones y condenas por violar la ley. Hace pocas semanas nos hacíamos eco de la condena a 18 meses de prisión a dos jóvenes por cometer “actos con un individuo del mismo sexo” por un tribunal de Tiznit, al sur de Marruecos. Y poco antes, en enero, dábamos cuenta de la detención de dos jóvenes marroquíes por haber difundido un vídeo en el que se besaban en un lugar público.

También en el pasado año 2015 tuvimos conocimiento de varias condenas en Marruecos, en aplicación de ese artículo. En el mes de junio se produjo la detención de Lahcen y Mohsine, otros dos hombres que se besaron, fotografiaron y dieron muestras de afecto ante la Torre Hasán, uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes. A pesar de conseguir más de 71.000 firmas de personas todo el mundo pidiendo su liberación, ambos fueron condenados finalmente a cuatro meses de cárcel y una sanción económica.

Ese mismo mes, se denunció la detención de 20 hombres homosexuales en Agadir, acusados de “difundir la corrupción”. Según el colectivo Aswat, no serían las únicas detenciones por ese motivo llevadas a cabo en ese año, que formarían parte de una campaña de arrestos dirigida por el Gobierno marroquí contra la población homosexual masculina para reafirmar su posición en el debate público sobre la despenalización de la homosexualidad.

Un mes antes, tres hombres más fueron condenados a la pena máxima, tres años de cárcel. Tras recibir una denuncia, la Policía capturó a dos de los hombres mientras mantenían relaciones sexuales en el centro de trabajo de uno de ellos. Al ser interrogados, informaron de que se habían conocido a través de un tercero, que finalmente también fue detenido y condenado.

También en años anteriores,nos hemos hecho eco de diversas detenciones a personas homosexuales. En mayo de 2013 publicábamos la condena a cuatro meses de cárcel a dos jóvenes detenidos en “delito flagrante” cuando se encontraban en el interior del coche de uno de ellos. En mayo de 2014 seis hombres fueron condenados a penas que oscilaban entre uno y tres años por cometer “actos contra natura”. En octubre de ese mismo año informábamos de que un británico de 69 años era condenado a cuatro meses de prisión por homosexualidad (aunque, finalmente, fue puesto en libertad).

Y es que, como dijera el joven marroquí Hamza (en el vídeo de la campaña que el colectivo Aswat lanzó para concienciar de la homofobia social marroquí) “ser homosexual en Marruecos es algo muy difícil, porque tienes que lidiar a diario con los estereotipos sociales preconcebidos, que no aceptan diferencias, especialmente el ser gay”.

La situación actual en Marruecos contrasta marcadamente con su posición histórica como refugio para hombres homosexuales, cuando eran perseguidos en Europa, el año pasado era España la que concedía asilo a 77 personas homosexuales. Actualmente, el problema no sólo afecta a la ley, sino a los valores sociales imperantes tan fuertemente conservadores y reaccionarios, que rechazan las relaciones homosexuales y no tienen piedad para denunciar aunque se trate de personas menores de edad y de su propia familia, como es este caso. El Gobierno marroquí, encabezado por el islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), exclulía de la actual reforma del Código Penal los artículos más polémicos que tienen que ver con las libertades individuales y sexuales, como los que castigan la homosexualidad, el adulterio y las relaciones extramaritales.

Aunque quizás el caso que más expectación ha causado es el de dos menores de Marrakech, Sanaa y Hajar, denunciadas por un familiar que decía haberlas sorprendido dándose un beso en una azotea que, tras ser encarceladas durante varios días eran puestas en libertad a la espera de juicio quedando finalmente liberadas sin cargos. También en Marrakech era detenido un ciudadano español de 70 años de edad, a quien habían sorprendido en la habitación de su hotel manteniendo relaciones sexuales con un ciudadano marroquí, si bien ponían en libertad al ciudadano español tres días después, nada se ha sabido de su compañero.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays,

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.