Archivo

Archivo para la categoría ‘Biblioteca’

We can be heroes, una reivindicación sobre el papel del colectivo LGTB en la cultura

Viernes, 15 de junio de 2018

we-can-be-heroes-475x600We can be heroes es una enciclopedia ilustrada, creada por la artista española Roberta Marrero, sobre la gran aportación del colectivo LGTB a la cultura. A lo largo de sus páginas realiza un recorrido desde la Edad Media hasta nuestros días analizando la represión franquista, la androginia, el travestismo, la pornografía o lo Queer.

El libro, editado por Lunwerg, apela al orgullo de ser uno mismo y reivindica una sociedad diversa, plural y auténticamente igualitaria, más allá de las diferencias de género.

En el prólogo, escrito por el activista Paul B. Preciado, se indica que esta antología reivindica el papel del colectivo LGTBQ+ en la cultura de las últimas cinco décadas: un movimiento complejo y vanguardista cuya huella en nuestra historia colectiva se ha mantenido oculta durante demasiado tiempo.

We can be heroes es un homenaje a todas esas personas que durante años han enseñado a la sociedad que hay otras vidas posibles. Una colección de historias de dioses y diosas antiguos y de algunos nuevos; deidades paganas a las que encomendarse, sobre las que aprender, modelos de conducta, pioneros y pioneras que abrieron el camino a todos los que vinieron después.

we-can-be-heroes-1

En el libro, Roberta Marrero nos acerca a personajes tan dispares como Juana de Arco, Marlene Dietrich, David Bowie, Virginia Woolf, John Waters, Rocío Jurado o Andy Warhol. Todos ellos ayudan a construir un mapa del movimiento LGTBQ+ mediante su gran aportación al mundo del cine, la música, el arte o la cultura popular.

we-can-be-heroes-2-600x284

Una reflexión sobre el poder de la cultura para cambiar el mundo, de la necesidad del conocimiento para empoderar a todos aquellos colectivos que se sigan sintiendo oprimidos. Un manifiesto a la diversidad como única forma de libertad.

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

GLAAD publica un libro para niños LGTB con una historia de amor gay

Jueves, 24 de mayo de 2018

prince-knight-1La organización americana Alianza Gay y Lésbica contra la difamación, GLAADha publicado un libro para niños LGTB con una historia de amor gay, siendo este el primero de cuatro libros infantiles LGTB planificados por GLAAD.

Prince & Knight, es un libro escrito por Daniel Haack e ilustrado por Stevie Lewis, que cuenta la historia de un joven príncipe que busca una novia para casarse, pero durante su búsqueda conoce a un caballero del que se enamora y con el que finalmente se casa.

Hablando sobre el libro en una entrevista con Freedom for All Americans, Haack dijo: “Trabajo en medios de comunicación para niños, y realmente vi que había gran escasez de representación LGTBQ”.

prince-knight-19-600x254

Haack añadió, Hoy en día hay tantos niños que no ven a sus familias ni a las familias de sus amigos representadas en ninguno de los libros que leen o muestran, y quise contar una historia que mostrara a las personas LGTB como héroes y hacerlo de una manera realmente amigable para los niños”.

“Fue especialmente importante para mí mostrar un romance entre personas del mismo sexo entre dos personajes y probar que se puede explicar de una manera que sea accesible para los niños”.

prince-knight-97-600x254

El libro ilustrado, que ya está disponible para comprar, es el primero de cuatro libros planificados bajo una alianza entre GLAAD y Bonnie Publishing USA.

Según han comunicado, los libros abarcarán todos los géneros y formatos para niños de hasta 14 años.

prince-knight-9-600x254

El segundo libro de la serie, de temática trans, estará escrito por Erica Silverman e ilustrado por Holly Hatam y se lanzará en octubre.

Bajo el título de Jack (No Jackie), contará la historia de Susan que aprende a aceptar que su hermano menor se identifica como Jack, no como Jackie.

La presidenta y directora ejecutiva de GLAAD, Sarah Kate Ellis, dijo: GLAAD se compromete a promover una representación positiva de las vidas, experiencias e historias LGTB en cada etapa de nuestras vidas, y los libros son una progresión natural para fomentar la conciencia, amabilidad y aceptación a una edad temprana.

prince-knight1-600x315

Y añadió, Es importante que mis dos hijos y otros como ellos vean a sus familias reflejadas en los medios. Nuestra alianza con Bonnier Publishing USA representa un paso importante en nuestro firme compromiso por lograr que un día todas las familias diversas sean incluidas y aceptadas”.

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, General , , , , , ,

Obispos que se tientan las ropas.

Lunes, 14 de mayo de 2018

9788428555159Del blog de Jesús Bastante El barón Rampante:

Las víctimas empiezan a encontrarse… y algunos obispos se tientan las ropas

“La pederastia en la Iglesia española es un lugar oscuro”

El silencio, el oscurantismo y la doble victimización de tantos chicos (y chicas) pasará factura.

(J. Bastante).- Dentro de pocos días, saldrá a la luz una completa investigación sobre abusos en la Iglesia española, la primera en la que un periodista (no, no fui yo, fue José Ignacio Cortés) ha tenido las ganas, el tiempo y el estómago para reunir los casos más aberrantes vividos en diócesis y congregaciones de nuestro país, las distintas actitudes y algún que otro secreto guardado, durante demasiado tiempo, en los más oscuros ‘armarios’.

La pederastia en la Iglesia española es un lugar oscuro, al que nadie ha querido entrar y, si se ha hecho, ha sido siempre con miedo, e intentando que nada se supiera. Dentro de -esperamos- poco tiempo, la Iglesia de nuestro país habrá de pedir perdón por sus brutales pecados de omisión ante este fenómeno, y los errores de estrategia y de anti-Evangelio cometidos durante décadas. El silencio, el oscurantismo y la doble victimización de tantos chicos (y chicas) pasará factura.

Y no sólo eso: muchos obispos se están tentando las ropas, recordando cómo, hace muchos años (algunos no tantos), actuaron de una manera muy determinada ante un caso de abuso que se presentó en su diócesis, en su parroquia, en su congregación. Es el problema de los armarios: que sirven para esconder las miserias… pero también para que éstas salgan a la luz cuando, al fin, alguien se atreve a abrir la puerta.

protestas-en-astorga

Y, entretanto, las víctimas, al fin, están comenzando a encontrarse. De momento a nivel personal: grupos de whatsapp, alguna quedada para compartir experiencias de supervivientes… y con un proyecto a medio plazo de establecerse como grupo, asociación o lo que decidan. Estamos, y estaremos, con ellas. Siempre. Como haría Jesús. Y que otros se tienten la ropa… acabarán rasgando sus vestiduras.

Biblioteca, Iglesia Católica , , ,

¡Frente a frente! San Pablo Apóstol, el que inventó a Cristo y María Magdalena, la que conoció a Jesús.

Lunes, 23 de abril de 2018

frente-a-frente2En palabras de Ivone Gebara:

“Poner a debatir a María Magdalena con San Pablo es una idea genial. Estos debates nos muestran la distancia entre Jesús de Nazaret y el Cristo de Pablo. Nos enseñan a distinguir los derechos humanos de las mujeres de lo que nos ha dicho una Iglesia masculina. Nos enseñan a diferenciar la tradición de Pablo de la de los Evangelios”.

***

No, yo no fui prostituta. Pero si lo hubiera sido, ¿qué? (Debate 2).

¿Usted escribió que la cabeza de la mujer es el hombre? ¿y su madre no tenía cabeza? (Debate 3).

Le juro que si Jesús lee lo que usted ordenó a los esclavos manda sus carta a la basura. (Debate 6).

¿Y quién es usted, Pablo, para juzgar a los homosexuales? (Debate 9).

¿De qué Dios habla usted, un Dios tan malvado que quiere que su hijo muera? (Debate 15).

Sí, Jesús fue mi gran amor. Yo fui su compañera. (Debate 11).

maxresdefault

***

San Pablo Apóstol, el que inventó a Cristo y María Magdalena, la que conoció a Jesús.

Autores: María y José Ignacio López Vigil

Número 33 de la colección Fe Adulta

193 páginas, 15×21 cm

Edición rústica con tapa reforzada y solapa

Incluye un CD con los debates en audio

978-84-947410-4-3

Disponibilidad: Disponible

11,00 €

marialopezvigilyhermano

Fuente Fe Adulta

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), General , , , ,

‘El dios del jardín’, de Forrest Reid

Sábado, 21 de abril de 2018

dio_jardin_grandeGraham es un muchachito de quince años que ha vivido siempre sin amigos, asilado del mundo en la gran casa solariega paterna.

Su único compañero es un personaje imaginario, un chico griego, un amigo secreto con el que comparte sueños y aventuras ficticias y que lo visita mientras duerme.

Cuando está a punto de cumplir los dieciséis años ingresa en un internado para continuar su formación, y allí, en aquel nuevo ambiente, rodeado de chicos como él, su secreto e invisible compañero desaparece, deja de visitarlo durante el sueño. Pero un día se encuentra con Harold, otro alumno del colegio –que se reincorpora tras una expulsión temporal por motivos un tanto oscuros–, el cual, para su sorpresa, resulta ser la viva encarnación de su amigo imaginario, del chico griego que en su casa lo visitaba durante el sueño.

Graham se enamora profundamente de Harold, “hermoso como un ángel”, y para su dicha, descubre que el amor es correspondido. Pero el destino se interpondrá de forma trágica entre los muchachos, lo que cambiará para siempre la vida de Graham.

El dios del jardín fue publicado valientemente en 1905, cuando aún estaba en su auge la ola de represión y denuncia contra homosexuales que se propagó por toda Gran Bretaña como consecuencia del juicio por sodomía a Oscar Wilde, de virulencia tal que llevó a muchos de ellos a autoexiliarse.

El autor dedicó el libro al gran escritor Henry James –homosexual también, aunque muy oculto y homófobo– que se indignó profundamente al leer la novela, tal vez asustado ante la posibilidad de que la dedicatoria de un libro que ensalzaba el amor romántico entre muchachos, pudiese dar indicios sobre su oculta sexualidad. Ni esta ni ninguna otra obra de Forrest Reid ha sido, hasta ahora, traducida al castellano.

***

colage

Para ampliar la información, incluímos este interesante comentario de Guillermo Arroniz López (en la fotografía) publicado en Universogay:

La alegría me acompaña hoy pues me satisface compartir con vosotros está reseña, la segunda de un libro de esta editorial (la primera fue sobre “El amor por los muchachos” con textos de Kavafis e imágenes de von Gloeden) que parece consolidarse en su arriesgada y hermosa apuesta por publicar textos de finales del siglo XIX y de principios del XX. Esto me recuerda aquellos prometedores arranques de Odisea Editorial que llegó a ofrecer al mercado obras de Retana o el juguetón “El clavel verde” de Robert Hitchens.

El que hoy nos ocupa es un libro rico en producir recuerdos pues resulta casi imposible no traer a la mente aquel “Maurice” de Foster, quien conocía la obra de Reid, hombre de bastante éxito en su día, según parece. Y aunque por otros motivos también trae a mi mente el dulcísimo y trágico libro de Vasconcelos: “Mi planta de naranja-lima”.

Este relato largo (o novela corta… pero muy corta, de apenas sesenta páginas) viene precedido por un prólogo muy interesante y útil, con notables explicaciones que ponen al autor y a su obra en un contexto donde se comprenden mejor, lo que puede potenciar el placer de la lectura, ya de por síhermosísima. El siglo XIX y el “college” inglés explican enormemente esta inocencia, este ensalzamiento o amor por los clásicos como Platón, está sublimación del amor entre los muchachos -o por los muchachos- cuya única manifestación física puede estar únicamente en gestos tan inocentes como posar la mano en el hombro del amigo, rozarle la mejilla o coronarlo con laurel o cualquier vegetal que pueda hacer las veces del tocado victorioso. Hay una gran pasión entre los párrafos de la obra, pero una pasión que se explica en su pureza, en su admiración por la belleza del hombre joven (aún adolescente) en su identificación con la estatuaria griega (el “Spinario” o “Niño de la espina” por ejemplo). Es la espiritualización del amor por la belleza juvenil… Una espiritualización que se explica en su paganismo, aunque la cultura cristiana no deje de estar presente (ver en la página 93 las palabras extraídas del Evangelio de Juan y en la página 69 las del Evangelio de Mateo)… y la cultura poética y literaria también (fragmentos de “Romeo y Julieta”, versos de Dante Gabriel Rossetti…).

La presencia del jardín y su belleza es constante durante toda la obra, en el mundo del sueño y en el de la vigilia:

“Y en la rosaleda había una vieja fuente cubierta de musgo, una fuente que cantaba bajo el sol, lloraba en el crepúsculo y sollozaba en la noche; una fuente que a mediodía le murmuraba a un niño perezoso, susurrándole las andanzas de Ulises y Jasón y el vellocino de oro”. Página 40.

“El jardín estaba iluminado por aquella misma luz fría, clara, y la tierra y el cielo parecían mezclarse en un extraño resplandor brumoso, pálido, azulado, casi blanco. La luz de la luna, inmóvil y soñadora, lo cubría todo; más real, aunque más oscura que la luz del día. Pensó que si uno extendiese las manos, casi podría sentirla, casi podría quitarla como si se tratase de una gran telaraña blanca y sedosa tejida con llamas”. Página 52.

Y si he elegido esta segunda cita -hay muchas otras más centradas en la descripción del jardín- es para demostrar que aun cuando el tema principal del párrafos no es el jardín, éste está también presente. El espacio de plantas y flores es fundamental en esta obra, pues trata de un niño que pasa su infancia en la casa del padre -es huérfano- y, desprovisto de amigos, es visitado en sueños por un muchacho con el que juega y con el que comparte otro mundo, quizá más real que éste. Cuando llega a la adolescencia y acude por primera vez a un colegio encuentra entre sus compañeros a uno que es idéntico al muchacho de sus experiencias oníricas, un dios, un “Dioniso”. Ese espacio de naturaleza -ese edén pagano-, delimitado, es donde surge ese lugar en el que se desarrolla otro mundo, donde el protagonista encuentra a este compañero, y todo lo demás queda fuera: padre, colegio… sólo la naturaleza, el compañero-Dioniso/Spinario y él. La obra está escrita en algo que podríamos llamar “prosa poética” y que, a veces, me recordaba remotamente a aquellos textos de “Ocnos” en los que Cernuda rememoraba los patios sevillanos de su infancia. Todo es delicadeza, descripción que va más allá de lo físico para ser -a través de lo físico- descripción espiritual. Es estilo es una apuesta por la belleza de lo que se ve y se siente, por la elección de cada palabra, como si fuera una pincelada exquisita que no puede descomponer el conjunto, tan milimétricamente adornado y calculado.

El libro hará las delicias de muchos lectores: los que sienten devoción por Platón, los que adoran el mundo clásico; los que saben encontrar la pureza de los muchachos de von Gloeden, los que tienen debilidad por el estilo decimonónico de la escritura; los que idealizan las experiencias del “college” inglés; los que se enamoraron de Maurice; los que tengan una sensibilidad poética para la prosa… y algunos otros.

Fuente Editorial Amistades Particulares/ Universogay

Biblioteca, General , , , , ,

Teen Trans, un manga con superhéroes trans que luchan contra la LGTBfobia

Sábado, 21 de abril de 2018

teent-manga-1Leho De Sosa, autor del manga

Teen Trans es un manga de temática trans, creado en Uruguay, cuyo objetivo es invitar a los lectores a conocer la vida de cuatro adolescentes que deciden asumir sus verdaderas identidades de género ignorando los comentarios en su contra.

Alex, Ann, Delfi y Tino, cuatro adolescentes encargados de luchar contra un grupo conservador y fundamentalista liderado por un político homo-lesbo-transfóbico.

Teen Trans busca visibilizar la riqueza que existe en la diversidad sexual y romper con los estereotipos que siguen afectando a las personas transgénero. El creador detrás de esta idea es el artista uruguayo Leho de Sosa.

De acuerdo con Sosa, desde pequeño notó una “falta de personajes y productos identitarios para niños y adolescentes que no se identificaban con la heteronorma. A partir de entonces trabajé para conseguir que más personas LGTB se identifiquen con su realidad”.

Sosa propone hacer un cómic sobre estos personajes, pero de lectura japonesa, principalmente porque es una corriente súper actual, los adolescentes están en esta movida (…) y era una forma de llegar a ese público. Entonces surge este proyecto, el primer manga con personajes trans en Uruguay y también en Latinoamérica, (donde) no existe un referente así.

Leho de Sosa asegura que el título completo de su historieta es Teen Trans, héroes sin identidad secreta, pues su intención es jugar con el hecho de que “generalmente los superhéroes se esconden detrás de una máscara mientras que sus protagonistas adquieren poderes cuando no se esconden, porque ese también es el mensaje del manga”.

Delfi, de 15 años, pasa a absorber “la energía biodiversa del entorno” y es capaz de canalizarla en descargas sensitivas. Alex, de 18, recibe el don de poder modificar su morfología y masa corporal, así como su fuerza y su velocidad.

Mientras tanto, Ann, de 17 años, puede volar, además de tener “poderes variables basados en la historia y memoria colectiva que fluyen por el universo cuántico”.

Por último, Tino, de 14 años, logra canalizar su joven e inestable energía biodiversa “sobre su entorno y controlar la masa y el espacio-tiempo”.

Según el propio Sosa, Teen Trans es el primero de una serie de mangas sobre temas LGTB, cuyos protagonistas estarán inspirados en activistas trans reales, como la argentina Susy Shock y la uruguaya Delfina Martínez.

Ese es el mensaje final de Teen Trans, que todos juntos vamos a poder vencer la LGTBfobia, incluso de las personas no trans. Sin el compromiso de todos no va a producirse un cambio real en este tipo de situaciones.

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, General , , , , , , , ,

“Y ahora… ¿qué creo que creo? “, por Gonzalo Haya:.

Jueves, 12 de abril de 2018

lo-que-creo-que-creoHace ya ocho años publiqué un librito con el título “Lo que creo que creo (ediciones feadulta) en el que reunía mis reflexiones al jubilarme y repensar la teología que había estudiado hacía más de 20 años. Durante estos últimos años se han producido profundos cambios socioculturales – “Paradigmas emergentes” decimos en un grupo de estudio- y ya próximo a la hora de la verdad me pregunto: Y ahora… ¿qué creo?

Quiero compartir estas reflexiones resumidas para compensar mis limitaciones con otros puntos de vista.

Límites del conocimiento

Creo que tenemos tres vías de conocimiento: la experimental, la racional, y la intuición (percepción que se identifica con lo conocido). Simplificando mucho: la ciencia, la filosofía discursiva (vías aristotélicas, esprit de géométrie, que tratan de demostrar) y la sensibilidad ética, estética, o mística. (Vía platónica, esprit de finesse, que solamente pretende mostrar, desvelar aletheia la evidencia). Y sabemos que lo más importante en esta vida -dignidad humana, amor, justicia, y el mismo principio de no contradicción- no se demuestran; se perciben por vía inuitiva. Descartes primero constató que pensaba, y de ahí dedujo “luego existo”.

Las tres vías son válidas pero limitadas, y deben complementarse para rectificar sus inevitables errores y desviaciones. Incluso así, no estamos capacitados (al menos en el estadio actual de la evolución) para comprender la realidad en sí misma, porque la realidad rebasa nuestras limitaciones de espacio-tiempo; sólo podemos vislumbrarla intuitivamente y aspirar a una explicación más o menos coherente de nuestra situación en esa realidad.

La cultura occidental ha valorado el conocimiento experimental y el racional; en cambio la sensibilidad intuitiva destaca más en la cultura oriental, y creo que también es la característica tanto de las personas sencillas como de las geniales. Las personas sencillas pueden equivocarse con la letra, pero aciertan con la música; los “ilustrados” acertamos con la letra, pero desafinamos con la música. Dios se manifiesta a los sencillos (Mt 11,25).

Creer no es saber y, menos aún, demostrarlo; creer es adherirse a una explicación -o a un comportamiento- conscientes de que es una explicación inevitablemente parcial y progresiva, pero nos parece la explicación más adecuada dentro de nuestras posibilidades, y la que coordina mejor los resultados de estas tres vías del conocimiento.

La conciencia

En la portada de aquel librito plasmé su mensaje principal: un puente de tablas sobre un abismo; las débiles barandillas de cuerda eran las creencia, el suelo de tablas era la conciencia ética. La imagen me vino quizás por aquel puente de tablas en Mozambique, hacia 1994; lo atravesamos reponiendo tablas en los huecos que se habían producido.

Hoy me reafirmo. Están cambiando las creencias -las explicaciones- pero mi apoyo más firme es mi conciencia; sé que tiene mucho de subjetivo, que necesita ser completada, pero es la base más sólida por la que puedo avanzar.

Puedo rebatir o dudar de muchas explicaciones filosóficas o religiosas -¿dualidad o no dualidad?- pero no puedo dudar del sufrimiento humano. No puedo dudarlo: aliviar ese sufrimiento es mejor que provocarlo, la empatía compasiva es mejor que el egoísmo. “No quieras para tu prójimo lo que no quieres para ti”, es la regla de oro tanto para laicos como para creyentes de cualquier religión. Esto es algo objetivo, no mera educación o consuelo de débiles.

Un fundamento

Entramos en el terreno de las explicaciones; necesitamos las barandillas del puente para caminar con más seguridad y no ceder al vértigo. He sentido ansiedad al atravesar un puente de cristal. El proceso evolutivo nos ha capacitado para salirnos del presente y proyectarnos hacia el pasado y hacia el futuro, para preguntarnos cómo funcionan las cosas y por qué funcionan, para ampliar nuestro horizonte más allá de las nubes y de las galaxias. Sin embargo no ha conseguido -al menos por ahora- darnos respuestas definitivas a las preguntas más radicales.

¿Por qué existe algo en vez de nada? ¿Por qué la generosidad es mejor que el egoísmo? ¿Por qué es malo abusar de los débiles? ¿En qué consiste el amor?

Cada cultura, y cada época, ha tratado de responder a estas preguntas y ha explicado el fundamento objetivo de esas cuestiones según los conceptos elaborados por su propia filosofía y sus experiencias éticas o místicas.

Creo que mayoritariamente, los que han admitido la necesidad de ese fundamento, lo han concebido como Dios, como un ser necesariamente distinto (porque si fuera igual no serviría de fundamento último) pero necesariamente semejante (porque si fuera totalmente distinto no podríamos pensarlo).

Este Ser y fundamento, visto desde lo racional, es un postulado, un misterio, que ha sido confirmado por la intuición mística y ética de muy diversas culturas. Se ha dicho, con razón, que cada uno de nosotros tiene su propia idea sobre Dios.

En qué Dios creo

El acuerdo más común sobre Dios es que es un misterio indecible. La teología oriental y los místicos tienden a la teología apofática, que se refiere a Dios por negación de los atributos humanos (derivados de nuestra limitada experiencia); la teología positiva prefiere considerar el sentido analógico de los atributos humanos, y después de afirmar algo sobre Dios tiene que reconocer que “tampoco es eso”.

El dilema principal se presenta entre una Realidad única o dual, y entre un Dios personal o impersonal. Actualmente se está extendiendo la idea de la no-dualidad, pero muchos de sus defensores explican que no se trata de un monismo sino de una única realidad fundamental que se manifiesta en diversas formas; “La ola es el mar; pero el mar es más que la ola”. La intuición mística se nos presenta como unidad, pero nuestra mente sólo puede pensar en forma dual.

Creo que Dios tiene, o supera, los atributos personales -conocimiento y amor- pero no es un individuo (una persona considerada independientemente de los demás); me gusta considerarlo como “energía lúcida”.

La imagen más entrañable, a la que no quiero renunciar, es el acercamiento a Dios como Padre, sin embargo creo que la imagen más adecuada a nuestros tiempos es la imagen bíblica de Dios como Espíritu. “Padre” acentúa la dualidad y la distancia; el Espíritu es común a todos nosotros en cualquier tiempo y espacio, pero se diferencia de nosotros.

Actualmente va difundiéndose una concepción de Dios “no teísta”. No niega su existencia, pero defiende a ultranza la auto-nomía humana y rechaza cualquier intervención de Dios en el mundo, especialmente la hetero-nomía y los milagros. Una total autonomía del hombre sería contraria al mensaje del evangelio y nos llevaría a un orgulloso pelagianismo y, lo que es socialmente peor, a las dictaduras de los más poderosos.

 Creo que algunos autores consideran que la acción de un Dios trascendente invadiría la autonomía inmanente del hombre; sin embargo la trascendencia de Dios no excluye su inmanencia en el universo y en el hombre. “Intimior intimo meo” (más íntimo que mi misma intimidad) reconocía san Agustín.

Dios es el fundamento de la existencia y de la actividad del hombre, y además lo trasciende. Creo recordar que Lenaers, autor consgarado en esta línea, rechazaba la hetero-nomía pero también la mera auto-nomía, y prefería considerarla teo-nomía, porque Dios es inmanente en el hombre.

Creo en el Dios de Jesús; él lo sintió en su experiencia del Jordán como amor de Padre que le enviaba a anunciar la Buena Noticia de la liberación a sus hijos marginados y oprimidos (Lc 4,17-21). Dios es amor; nosotros tratamos de explicarlo con nuestras categorías actuales, pero sólo comprenderemos a Dios -los cristianos o cualquier ser humano- en la vivencia del verdadero amor.

Seguiré reflexionando sobre Jesús y la Iglesia, de la que formo parte.

Gonzalo Haya

Fuente Fe Adulta

Biblioteca, Espiritualidad , ,

Juan Masiá, sj: “Si no tenemos sensibilidad para lo poético no podemos leer la Biblia”

Sábado, 7 de abril de 2018

20150319_juanmasiaEl teólogo jesuita presenta ‘El Que Vive. Relecturas de Evangelio‘ (Desclée)

“La confesión de fe nos da algo mucho más y mejor que la felicidad. Sabe a poco reducir la fe a su instrumentalización al servicio de una felicidad superficial y egocéntrica”

(José M. Vidal).- “Re-leer y re-vivir los evangelios con y desde el Espíritu“, con una lectura “comprometida, crítica, creativa y contemplativa” y “con todo el cuerpo y alma unimismados”. Eso es lo que se propone el teólogo jesuita y bloguero de RD Juan Masiá en su nuevo libro, El Que Vive. Relecturas de Evangelio (Desclée), y eso con el fin de “despertar a la vida en tres ámbitos: la gratitud, la convivencia y la liberación”.

¿Qué pretende con su nuevo libro?

Dar testimonio de que El Que Vive me hace vivir. Y, al mismo tiempo, invitar a revivir el Evangelio releyendo los evangelios desde la cuádruple perspectiva de una lectura “comprometida, crítica, creativa y contemplativa”.

Este libro es hermano gemelo del publicado en la misma editorial en 2015: Vivir. Espiritualidad en pequeñas dosis. En aquél expresé, en lenguaje poético y narrativo, con la ayuda de los pictogramas chino-japoneses, el encuentro de la espiritualidad cristiana con las tradiciones orientales, para despertar a la vida en tres ámbitos: la gratitud, la convivencia y la liberación.

La cuarta parte -Espíritu vivificante- es la clave para entender cómo está escrito, en 2017, El Que Vive. Relecturas de Evangelio. La clave es re-leer y re-vivir los evangelios con y desde el Espíritu; releerlos, como decía el jesuita y maestro del Zen, Juan K. Kadowaki -con una expresión unamuniana del ‘Cristo’ de Velázquez-, “con todo el cuerpo y alma unimismados”.

¿Releer el Evangelio desde la vida es la única forma de leer el Evangelio?

Releer los evangelios desde la vida nos lleva a redescubrir en medio de la vida el Evangelio de El Que Vive. Pero “desde la vida” es solamente una de las cuatro perspectivas mencionadas antes. Esas cuatro perspectivas no son compartimentos estancos; tampoco están alineadas a la misma altura. La perspectiva contemplativa ha de añadirse a cada una de las otras tres. La lectura solamente comprometida o solamente crítica o solamente creativa se quedaría en la superficie de la esfera. En cambio, las lecturas comprometido-contemplativa, crítico-contemplativa y creativo-contemplativa ahondan hacia el centro de la esfera desde cualquier punto de su superficie, profundizan hacia el centro de la vida y del Evangelio.

¿Cuáles son las claves hermenéuticas del libro?

Cuatro cuadernos sobre mi mesa: 1) el diario personal que registra hechos de vida que comprometen con la vida (de él están tomadas las entradillas entre corchetes al comienzo de cada capítulo); 2) los apuntes de exégesis y hermenéutica (que justifican la lectura crítica y el aparato de estudio oculto tras la apariencia desenfadada de algunas interpretaciones atrevidas como, por ejemplo, la compatibilidad de virginidad y materno-paternidad de María y José); 3) los cuadernos del blog y homilías semanales (en los que el lenguaje literario ayuda a recrear la tradición, como hicieron los evangelistas para decir mitopéticamente la verdad por medio de la ficción y el símbolo” [Paul Ricoeur]); 4) el cuaderno personal de oración y ejercicios espirituales, ayuda ignaciana de la contemplación y el discernimiento.

Por supuesto, la imagen de los cuadernos se ha quedado anticuada. Hoy son las correspondientes carpetas de archivar documentos en el PC: 1) Hermenéutica aplicada a la vida, 2) crítica histórico-textual, 3) creación literaria y… 4)?… No, el cuarto cuaderno tiene que seguir siendo cuaderno, para escribir a mano, con pluma estilográfica (o pergeñar con pincel caracteres japoneses) el recuerdo de lo que san Ignacio llamaba “mirar cómo me ha ido en la contemplación” (Ejercicios espirituales, n. 77) o “reminiscencia de las cosas contempladas” (id. n. 64).

¿Cuál es la confesión de fe del jesuita y teólogo Masiá?

Es la confesión de fe del hombre de carne y hueso que responde a esta pregunta diciendo Confiteor et credo, es decir, confieso y creo. Es la confesión que he formulado en el prólogo: “Creo en Jesús, El Que Vive. Creo que Él es El Que vive. Creo porque su Espíritu me hace creer”. Confesar significa reconocer, en el sacramento de la sanación y el perdón; cuando decimos confiteor, queremos decir: yo reconozco. Reconozco dos cosas: reconozco que necesito ser sanado, perdonado. Reconozco y agradezco que estoy siendo sanado, perdonado y que el Espíritu me hace creer.

¿Puede decir que, con esa confesión de fe, fue y es feliz?

La confesión de fe nos da algo mucho más y mejor que la felicidad. Sabe a poco reducir la fe a su instrumentalización al servicio de una felicidad superficial y egocéntrica. Lo que nos da la fe es el estar “anclados en la esperanza” tanto en medio de la felicidad como de la infelicidad (cf. Hebreos 6, 19: “áncora segura y firme”, texto elegido para el recordatorio de mi primera misa, que le sugiero para la homilía a quien celebre mi funeral).

¿La cultura japonesa, que asumió en su vida, le facilitó el acceso a Jesús?

La cultura japonesa como la murciana tiene luces y sombras, lo mismo que las personas que viven en esa cultura. No son ellas y ellos orientales y nosotros o nosotras occidentales. Todos y todas tenemos que redescubrir otro Oriente profundo en el fondo del Oriente y Occidente geográficos o históricos; la tradición eterna, que decía Unmuno, conecta con el presente eterno de Nishida; la presencia de Dios en medio de los pucheros, de Teresa de Jesús, conecta, como explica el Maestro Kadowaki, con el “sentado así, sin más, tal cual” de la mística de Dogen; la noche oscura y noche sosegada de Juan de la Cruz o de Unamuno en el ‘Cristo’ de Velázquez, puden conectar con el arte del pintor y escultor Toshima, que vivió enamorado del Albaicín y mezcló en sus pinturas la puesta del sol en la Vega con el recuerdo de la luz que se filtra por la espesura del bosque sintoista (Toshima leía a Unamuno y San Juan dela Cruz y vibraba participando en la Semana Santa andaluza, a la vez que revivía el Bushido caballeresco del japonés, lector del Hagakure cuando gozaba con el Quijote…).

Pero volviendo a la pregunta, lo principal del acceso a Jesús, dicho en una palabra, es lo siguiente. Tú creías que ibas a llevar allí a Jesús, pero descubres que Él Que Vive ya estaba allí antes de tú lo llevaras y, por otra parte, tú no lo tenías tanto o tan bien como creías. Entonces su Espiritu te hace despojarte de las falsas imágenes de Él que te habías hecho o te habían imbuido, a la vez que lo redescubres…

el-que-vive-nuevo-libro-de-masia-en-desclee

¿Tiene futuro lo religioso/espiritual en una sociedad supervanzada y supertecnológica como la japonesa?

Lo tendrá si Japón recupera lo mejor de sí mismo, que lo tiene tan olvidado como también tenemos olvidado en nuestro país lo mejor de la tradición eterna de los hombres y mujeres de nuestros pueblos…

¿Y el catolicismo?

Eso ya es más difícil. Tendría que despojarse mucho el catolicismo del peso de exclusivismos, así como del lastre racionalista y legalista que arrastra durante siglos. Por otra parte Japón tendría que despojarse de la obsesión típica de los nacionalismos estrechos seducidos por el mito de la diferencia y unicidad.

Volvamos a los relatos evangélicos de su libro. ¿Por qué en Caná faltó agua y sobró vino?

Si no tenemos sensibilidad para lo simbólico y poético no podemos leer la Biblia. De eso es, en una palabra, de lo que va el 50% de mi libro. Sin ese sentido de lo mitopoético, quedarán desconcertados los lectores y lectoras que juzguen inconcebibible que Lázaro y el joven de Naím no revivan, o que en Caná no haya magia, o que el Espíritu Santo entre en María por la misma puerta de la vida por donde entra su esposo…

Dice usted que creer en Jesús es buscarlo. ¿Basta sólo con eso?

Pablo lo captó muy bien. Iba corriendo detrás de Jesús para alcanzarle. Descubre que Jesús no iba delante, sino detrás de él. empujándole para que le buscara. Juan de la Cruz, en la noche oscura, va buscando alcanzar amor. En la noche sosegada descubre que ha sido él alcanzado por el amor.

¿Cuál es la cuarta vía que usted dice que propone y practica el Papa Francisco?

Ni la primera vía fundamentalista, inmovilista y de marcha atrás; ni la segunda vía desarraigada (que tira al bebé junto con el agua de la bañera); ni la tercer vía (que no es vía, sino punto quieto), del punto medio de medas tintas de diplomacia vaticana, sino la cuarta vía, la auténtica vía media, no mero punto medio estático, sino en camino de discernimiento dinámico, junto con todos hacia el futuro, escuchando hacia donde sopla el viento del Espíritu, el “tiempo más que el espacio”…(cf. Introduccion de Amoris laetitia y cap 52 de El Que Vive).

¿En qué vía se situaron los predecesores de Bergoglio?

Juan XXIII fue clarísimamente cuarta vía y primavera eclesial, que Francisco retomará medio siglo después.

El Pablo VI angustiado de la Humanae vitae se quedaba en la tercera, el punto medio diplomático. Pero en la Evangelii nuntiandi sugería aperturas de puertas que retomará Francisco (que lo citó mucho desde el comienzo).

El Ratzinger del Informe sobre la fe marcaba la vuelta atrás a la primera vía, mezclada luego en su pontificado con prudentes y tímidas recomendaciones de tipo tercera vía.

Juan Pablo II, a menudo contradictorio con una mezcla de audaces propuestas de principios y marcha atrás en las conclusiones, a comienzo del n. 84 de Familiaris consortio empieza a abrir la puerta que Francisco pondrá de par en par, porque dice que no todos los casos son iguales y que la clave es el discernimiento. Pero no llega a la cuarta vía. Al final de ese número tiene el desliz de la tristemente célebre recomendación al divorciado y casado de nuevo para que viva como “hermano y hermana“, con lo cual ha vuelto a la tercera vía de la diplomacia vaticana…

¿La primavera de Francisco es irreversible?

Ojalá lo sea, pero… vivimos inolvidablemente la primavera de Juan XXIII y el Vaticano II, vivimos después largos años de vuelta atrás y otoño eclesial, pero cuando parecía que la partida de ajedrez estaba perdida (y no valía decir “me enroco” o “me en-Rouco”…), pues el Espíritu que nunca se queda en el paro nos dio la sorpresa de Francisco. Pues sigamos confiando en el Dios de las sorpresas…

Para saber más acerca del nuevo libro de Masiá, pincha aquí:

Fuente Religión Digital

Biblia, Biblioteca, Espiritualidad , , ,

“Espiritualidad del desierto”, de Gisbert Greshake

Viernes, 6 de abril de 2018

499cb0c495d0363083eaad4ffd790ee5Una verdadera historia de la espiritualidad desde la clave del desierto

«El desierto es una tierra fría con un sol ardiente», dicen los tuaregs.

La particularidad del desierto consiste precisamente en que reúne y mantiene juntos elementos extremos.

El desierto significa indisolublemente calor y frío, esterilidad y vida, inmensas zonas sin agua y fértiles oasis, arena y piedra, llanura y altas montañas.

La relación entre todo ello es la de un equilibrio inestable.

Con su tensión entre polos tan opuestos, el desierto es una de las más elocuentes imágenes de nuestra vida, marcada asimismo por tensiones y rupturas.

Justamente con su doble polaridad de «lugar de muerte» y «lugar de vida», el desierto, cual persuasivo «icono», invita a ver en su imagen de un modo nuevo la propia vida.

*

Ficha técnica:

Autor : Gisbert Greshake

ISBN:9788428832298

Fecha publicación:22/02/2018

Encuadernación: Semiflexible

Núm. páginas: 304

Código interno: 178489

***

Fuente Editorial PPC

Biblioteca, Espiritualidad , ,

“Pasión y muerte del cura Deusto”, de Augusto D’Halmar

Miércoles, 4 de abril de 2018

cura_deusto-grandePublicada en 1924, esta novela, ambientada en Sevilla, relata el amor trágico entre un sacerdote vasco, Íñigo Deusto –un hombre joven que busca en el sur la cura de un desengaño vivido en la persona de su más íntimo amigo–, y un hermoso gitanillo, Pedro Miguel, el Aceitunita. En la figura de este muchacho, expresión de un amor imposible, se concentran inicialmente todos los sentimientos de belleza, pureza y amor del sacerdote. Pero este, influido por la  sensualidad sevillana, va transformándose, perdiendo su inocencia inicial y descubriendo un perturbador fondo oscuro, ambiguo, en sus sentimientos hacia el adolescente.

El conflicto se irá acentuando con la transformación emocional del cura y los cambios naturales, físicos, que sufre el adolescente con el paso del tiempo, quien se va alejando del ideal de amor perfecto y platónico con el que el cura quiere engañarse, para transformase en una perturbadora atracción física que a este le resulta inaceptable. El tema central, pues, es el amor, como fuente de vida, pasión y muerte y, también, la falta de aceptación de los propios sentimientos, de la propia naturaleza.

Sevilla es el escenario en el que trascurre la acción. La ciudad exótica, exuberante y sensual –una sensualidad malsana, equívoca– llena toda la novela y se convierte en una de las principales protagonistas de la misma, impregnándola de un ambiente barroco, abigarrado, ejerciendo un influjo sobre los personajes que resulta perturbador y extraño.

Obra cumbre de su autor (Premio Nacional de Literatura en Chile), de una densidad literaria y una calidad notable en su construcción, esta novela valiente, bajo una perspectiva homosexual, fue mucho más allá que cualquier relato escrito hasta entonces en España. Se trata de una magnífica muestra de narrativa homoerótica, que, audazmente, se situó al margen de la ideología represiva que imperaba en el momento. Desde su publicación hace más de 90 años, nunca había vuelto a ser editada en nuestro país. Creemos, pues, que ha llegado la hora en que esta joya de la cultura homosexual en español –y de la Literatura– vuelva a estar disponible para los lectores actuales.

Leer reseña sobre este libro publicada por Luis Antonio de Villena

Fuente Editorial Amistades Particulares

Biblioteca, General, Iglesia Católica , , , , ,

“Trapicheos en la segunda avenida”: La novela gráfica que rinde tributo a la primera generación que luchó contra el sida

Martes, 3 de abril de 2018

trapicheos_vihTrapicheos en la Segunda Avenida‘ plasma la primera época de esta batalla emprendida por los «marginados sociales».

Trapicheos en la Segunda Avenida plasma la primera época de esta batalla emprendida por  los “marginados sociales”; una “pandilla de inadaptados” que no dudaron en cuidarse entre ellos mientras parte de la comunidad médica, la Iglesia y el gobierno les daba la espalda.

Premiada en los Lambda Literary Awards 2015, cuenta la historia real de un grupo de artistas y activistas que vivieron en Nueva York a principios de los años ochenta y que se colocaron en primera línea de la lucha contra el sida al partir hacia la frontera mexicana decididos a salvar a sus amigos mediante el contrabando de un medicamento experimental ilegal en Estados Unidos.

No hace tanto de esto. Por entonces corrían rumores sobre erróneas formas de contagio y todos miraban hacia los homosexuales; los diagnósticos resultaban dudosos y los primeros fármacos inservibles. Muchos veían morir a sus amigos a causa de «la plaga», que se transformó en una segunda condena social sumada a la orientación sexual de la mayor parte de los primeros infectados.

Esta es la historia que precede a los lazos rojos y las numerosas manifestaciones; un testimonio relatado desde la intimidad de un grupo de amigos que, en su afán de dar con la cura de la enfermedad, no vacilaron en llegar a un trato con la mafia, en disfrazarse para maquillar su identidad, en subirse a una furgoneta digna de El Equipo A y partir así hacia la frontera mexicana. Se sucederían varias excursiones hasta que, por fin, en 1987 la investigación médica comenzó a dar un giro, ya que, según una de las protagonistas de la novela, empezaron a darse cuenta de que no se trataba “solo de una enfermedad de maricas”.

Joyce Brabner es una reconocida autora de cómics de no ficción sobre temas sociales. Entre sus títulos destacan la serie real War Stories, Activists!, Brought to Light (con Alan Moore), numerosos relatos breves y Our Cancer Year, en colaboración con su marido, el fallecido Harvey Pekar, con el que también trabajó en su serie American Splendor.

Mark Zingarelli es un autor e ilustrador de cómics estadounidense que lleva trabajando por cuenta propia 36 años. Sus primeros cómics se publicaron en la revista antológica Weirdo, de Robert Crumb, a mediados de los años ochenta. Trabajó con Harvey Pekar y Joyce Brabner en American Splendor y contribuyó a la película biográfica del mismo título.

Compra tu ejemplar aquí.

Fuente Nota de Prensa Editorial DosBigotes

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , ,

La historia de dos sacerdotes que se amaban en secreto

Martes, 20 de marzo de 2018

img_3563

El no menos que impactante auto sicariato de dos curas que se amaban en secreto es uno de los eslabones de la historia de amor que construyó Jaime Manrique en su nueva novela. 

El 27 de enero del 2011, Colombia se estremeció con la noticia de que dos sacerdotes habían sido asesinados en el suroccidente de la capital. El crimen de Rafael Reátiga (con dos balazos de revólver calibre 38 en el cráneo) y Richard Píffano (con tres impactos de munición 7.65 en la cabeza y en el cuello), que en un comienzo parecía un atraco a dos queridos líderes católicos del sur de la ciudad, fue en realidad el resultado de un plan fraguado por ellos mismos en un pacto de amor que duró casi 20 años.

portadaEl detonante de la decisión de acabar con sus vidas, según la investigación de la Fiscalía, habría sido el diagnóstico de VIH + que recibió el padre Rafael en octubre del 2010. Después de un fallido intento de suicidio en enero del nuevo año, los sacerdotes pagaron cerca de 5,300 dólares (casi 98 mil pesos mexicanos) a unos sicarios con los que, horas más tarde, condujeron a un potrero oscuro y solitario, para perpetuar el que algunos llamarían “suicidio asistido”.

Después del estallido de la noticia en 2012 y de que los medios se regodearan con la ´conmovedora historia´ para sus titulares, quedaba en el aire la pregunta de qué fue realmente lo que llevó a Rafael y Richard a no separarse incluso en la muerte. Una pregunta que, sin querer responderla, el escritor colombiano Jaime Marique plasma en su nueva novela Como esta tarde para siempre (Seix Barral) como una incesante lección sobre el amor, sobre la vida vivida siempre a contracorriente y también sobre la muerte.

Una catarsis de la ausencia

Las largas relaciones entre hombres son muy poco narradas en la literatura en español, y entonces eso fue una motivación muy grande, retratar la intimidad de una relación de muchos años, sin querer inventarles una vida a estos sacerdotes que murieron puesto que la mía es una obra de ficción, no es periodismo” dice Jaime, que nos recibió en Bogotá para hablar sobre la novela, e insiste en que fue no sólo la reconstrucción literaria de una historia específica sino también los dilemas que puede representar para él la muerte y la ausencia.

Mi compañero de vida murió en octubre del 2010, y leí esta noticia un par de meses después. Todo comenzó por ahí, pensando cómo había sido mi relación con él, porque cuando murió la verdad es que yo dejé de escribir por casi tres años. Él siempre leía todo lo que yo escribía: 50 veces escribía la página, 50 veces quería leerla, entonces no sabía escribir sin la presencia de él, ya no podía escribir una frase porque decía: ¿dónde está él para mostrársela? Esta [la novela] fue una forma de recuperar el lenguaje para mí, una forma de volver a escribir “.

jaime-manrique-foto-colprensaJaime Manrique / Foto Colprensa.

¿Cómo fue la construcción de la vida de estos personajes desde un relato que se identifica como homosexual?

Hay partes de esas experiencias que narro que son de mi vida, son cosas autobiográficas. Pero también entrevisté a una serie de jóvenes colombianos, y algunos mexicanos, en los Estados Unidos que habían sido sacerdotes o que habían estado en el seminario o habían renunciado a la iglesia, y fueron historias que me contaron acerca de sus frustraciones, de su despertar sexual”.

Una reflexión permanente sobre ‘el closet’

“No podemos hablar con la gente a cerca de sus almas y olvidar que viven dentro de sus cuerpos” es uno de los fragmentos que determinan un carácter protestante de la novela: expresa una necesidad física más fuerte que los temores infundidos por esa institución caduca y recalcitrante como la iglesia, que niega el cuerpo e intenta alivianar las penas del deseo arguyendo que todas las recompensas estarán en el cielo.

Y si bien esos dolores son redimidos a través de una sexualidad y sensualidad entre Ignacio y Lucas resguardada por la selva, secretas, y por eso mismo más felices, vista desde una teología de la liberación que abre los ojos de Ignacio y asume su clandestinidad y se libera al mismo tiempo, ¿contribuiría esta novela a perder esa clandestinidad; a ´salir del closet?

Para mí sería peligroso estar escribiendo para otra persona que no sea yo. La única persona con la cual puedo ser sincero y honesto es conmigo mismo. Esa es la verdad como yo la percibo,  y si me pongo a pensar en cómo va a afectar a los demás entonces estaría traicionando a algo que yo pienso”.

Retrato de un país en guerra

Me di cuenta de que la novela comencé a concebirla tal vez 20 años antes de la tragedia de los dos sacerdotes” dice el escritor y se refiere a una noticia que leyó en un periódico colombiano con una foto sangrienta e impactante de una masacre cometida por las FARC, que recortó y guardó esperando escribir algún día sobre ella: “Creo que finalmente, cuando empecé a escribir el libro de pronto recordé la foto y eso me ayudó a sembrar la historia y a enfocarla no sólo en la historia de amor de los dos hombres, que es lo más importante para mí como autor”.

curasRafael Reátiga y Richard Armando Píffano. / Foto: Revista Semana (Colombia).

Los dos personajes de la novela, Ignacio y Lucas, basados en Rafael y Richard, dan pie a narrar la tragedia del país de esos años que se va revelando a través del servicio que ejercen este par de sacerdotes en las comunidades asoladas por la guerra y la desesperación, casi palpables, con la descripción (clásica de los escritores colombianos) del paisaje: “Un personaje muy importante, pero que no habla,  actúa como una especie de coro griego que está allí comentando sobre todo lo que está sucediendo”.

¿Siente que algo faltó por ser retratado, no sólo en la novela, sino algo más sobre los sentimientos y las ausencias de la comunidad LGBTI?

. No sé cuántos libros más hay en mí, quizá escriba uno o dos más. Pero sí me gustaría relatar algo que me preocupa mucho y es mantener viva la memoria histórica de miles de personas que murieron, amigos que murieron como perros, rechazados por sus familias, ni siquiera los enterraban, los médicos no querían darles medicinas o tratamiento en los hospitales. Todos ellos han sido olvidados y yo quiero mantener viva esa memoria, es importante“.

Fuente Homosensual

Biblioteca, General, Iglesia Católica , , , , , , ,

“Lo que le debemos al Feminismo”, por Ramón Martínez

Martes, 13 de marzo de 2018

we-can-do-it-rosie-the-riveter-poster-carsten-reisingerLeído en Cáscara Amarga:

Suele ser habitual que el discurso político que persigue erradicar las violencias motivadas por la orientación sexual, y la expresión e identidad de género de sus víctimas -lo que vulgarmente se conoce hoy como «Movimiento LGTB»– insista en que comparte orígenes y metodología con el Feminismo, e incluso que afirme que gran parte de sus éxitos se deben, precisamente, a los logros alcanzados por el movimiento feminista.

Pero me preocupa observar que rara vez se llega a explicar a qué orígenes, métodos y logros se refiere este movimiento reivindicativo que llamamos nuestro cuando se vincula con el Feminismo. Creo que hoy, 8 de marzo, es el momento adecuado para escribir algunas líneas sobre esta vinculación que, siendo cierta, nunca está suficientemente explicada, reivindicada y, faltaría más, agradecida.

Cualquier persona interesada por la historia debería poder apreciar que las «olas» que nos sirven para diferenciar distintas características y demandas principales dentro del Feminismo suelen coincidir con otras «olas» reconocibles dentro de este llamado «Movimiento LGTB».

Ambas formas de reivindicación política tienen su origen último en la Ilustración, a partir de la cual las mujeres alzan definitivamente la voz exigiendo el derecho al voto, mientras se defienden, por su parte, postulados que reclaman la despenalización de las prácticas sexuales heterodoxas.

Tampoco es casual que, muchas décadas más tarde, una nueva oleada reivindicativa haga coincidir el nacimiento del Feminismo Radical con el nuevo discurso político «LGTB» nacido a partir de las revueltas de Stonewall en 1969.

Desde entonces ha sido habitual que el activismo en defensa de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales mirara hacia el Feminismo -e incluso se involucrara activamente en él, en el caso de las mujeres lesbianas- para enriquecer sus propios análisis de la realidad y tomar ideas para resolver sus problemáticas particulares.

historia Porque sucede que ambas metodologías son, en el fondo, la misma: reflexionar sobre las discriminaciones que se derivan de los mandatos del género, que no solo conlleva una serie de actividades adscritas a cada uno de los sexos sino que también, entre ellas, incorpora órdenes específicas sobre hacia quién debe -y no debe- dirigirse nuestro deseo.

Pero lo que esta reivindicación «LGTB» le debe al Feminismo va más allá de su evidente vinculación histórica y el uso de sus mismos métodos. Es preciso recordar que sin muchos de los logros alcanzados por la vindicación feminista no habría sido posible comenzar siquiera la defensa de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales.

Un tema de tanta relevancia para las mujeres como es el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, si bien puede parecernos alejada de nuestro discurso habitual -por desgracia-, resulta absolutamente fundamental para «nuestro» movimiento.

El derecho al aborto y su reivindicación sitúan sobre el tablero de lo político una cuestión crucial para quienes defendemos el derecho a sentirse atraído sexualmente por cualquier persona independientemente de su sexo y género, porque el derecho al aborto y su reivindicación rompen la vinculación tradicional entre práctica de la sexualidad y la reproducción, reconociendo que esta no es la única consecuencia posible de aquella y que su fin último es el placer.

De este modo, el derecho al aborto y su reivindicación hacen posible que otras personas podamos defender que la práctica de nuestra sexualidad, aun no encaminada a la reproducción, es totalmente legítima, porque la sexualidad humana no se centra en la reproducción sino en el placer.

De un modo similar también las reivindicaciones de las personas que viven expresando un género diferente al que les fue asignado en el momento de su nacimiento deben el reconocimiento de esta libertad, en última instancia, a un postulado feminista nacido de la pluma de la mismísima Simone de Beauvoir: su ya clásico «no se nace mujer, se llega a serlo», que cuestionaba la vinculación entre una determinada corporalidad y la obligatoriedad de cumplir con todos los mandatos de género adscritos a la categoría «mujer».

Beauvoir criticaba que su corporalidad supusiera, para las mujeres, un destino del que era imposible escapar; un destino prediseñado a través del género y sus mandatos. Con esto abría la posibilidad no solo de la liberación de todas las mujeres, que podrían evitar el cumplimiento de los roles de género desligando de ellos su corporalidad, sino también de todas esas personas que, aun siendo adscritas al nacer a un género determinado, viven o desean vivir libres de sus imposiciones.

feminismo-kysb-u501199639104eob-624x385la-verdadSe abría así, gracias al Feminismo, la posibilidad de iniciar en clave política el reconocimiento de las realidades trans. E incluso añadiría yo que las realidades de género no binario que hoy empiezan a ser cada vez más visibles deben también parte del fundamento de su reivindicación al trabajo que el Feminismo viene haciendo para diluir la frontera inquebrantable entre los dos estereotipos de género hegemónicos: cuando la teoría feminista cuestiona el comportamiento humano prediseñado en blanco y negro hace posible la aparición de infinitos tonos de gris.

Hace unos meses tras una conferencia un oyente se me acercó para preguntarme qué nombre darle a este movimiento «nuestro» que trabaja para erradicar la homofobia, la transfobia y la bifobia.

Me decía que si ese movimiento con el que tanto tenemos en común se llama Feminismo debe haber algún otro -ismo que podamos emplear. Se lo dije entonces, y hoy vuelvo a decirlo: este movimiento que se ha desarrollado históricamente junto al Feminismo, que aprende de sus análisis, bebe de sus discursos, y se fundamenta en sus éxitos no puede, evidentemente y por razones obvias, llamarse «Feminismo», aunque quizá fuera este su nombre más preciso, pues es el movimiento social al que más se parece y del que en buena parte depende y ha de depender.

Hoy, que es 8 de marzo, Día de la Mujer, apoyemos las reivindicaciones del Feminismo, la lucha por los derechos de las mujeres, porque son derechos humanos y porque, jamás se nos olvide, de los derechos de las mujeres dependen los derechos de toda la humanidad.

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , ,

Distribuyen en colegios de todo Chile el más amplio dossier con textos a favor de estudiantes LGBTI

Lunes, 12 de marzo de 2018

lgbti-escuela-768x408Los 5 documentos fueron trabajados por el Mineduc y el Movilh en el marco del cumplimiento del Acuerdo de Solución Amistosa firmado ante la CIDH

Los textos escolares que se distribuyen cada año a los colegios van acompañados este 2018 de un inédito dosier sobre educación en sexualidad, afectividad y de género que aborda los derechos de los estudiantes lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) que fueron trabajados por el Mineduc y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Se trata de tres libros y dos cartillas, la más amplia documentación sobre la materia distribuida hasta ahora en los colegios, que incluyen de manera oficial a la realidad LGBTI en el Plan de Formación Ciudadana y el Programa de Sexualidad, Afectividad y Género con el objetivo de que sean trabajados en las aulas, desde la etapa parvularia.

Los textos se denominan “Orientaciones para la partipación de las comunidades educativas” (pronto online), “Orientaciones para promover espacios de participación y sana convivencia escolar”, más una versión actualizada del libro Orientaciones para la inclusión de las personas LGBTI en el sistema educativo chileno”. A estos se añaden dos polípticos sobre sobre salud sexual y reprodutiva  y otro sobre prevención de la violencia, los cuales pueden además usarse como póster.

Con tales textos, se cumple una parte del Acuerdo de Solución Amistosa  el Estado de Chile firmó con el Movilh ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y se implementa la política educación pro derechos LGBTI más integral conocida hasta ahora en Chile”

“Valoramos profundamente estos avances liderados por la ministra de Educación, Adriana Delpiano, y por el equipo de la Unidad de Transversalidad Educativa de la División de Educación General, con la cual trabajamos codo a codo estos valiosos documentos”, apuntó el Movilh

Contenidos de textos escolares

Junto a una versión más actualizada y precisa del texto las Orientaciones para la inclusión de las personas LGBTI en el sistema educativo”, los nuevos libros permiten hablar de una política integral a favor de los derechos de la diversidad sexual y de género.

En efecto, el libro “Orientaciones para la participación de las comunidades educativas”, enmarcada en el Plan de Formación Ciudadana del Mineduc, tiene por fines “significar las formas de participación ya conocidas” e invita a “crear otras nuevas; a revisar los espacios, estructuras y condiciones que se presentan para la participación”, dando para ello información normativa, conceptual y guía de trabajos prácticos.

Entre otros, se incorpora a la Ley Zamudio 20.609 y a la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña como contexto normativo. En este punto, conviene recordar que la Observación General Número 15 del Comité de los Derechos del Niño de la ONU reinterpretó el artículo 2 de la Convención, extendiendo el principio de no discriminación a las personas.

El libro “Orientaciones para la participación…” establece además la necesidad de generar espacios garantizados de no discriminación a la diversidad sexual y de género y, muy especialmente, sugiere actividades para tratar la temática en reuniones con apoderados de enseñanza básica o media y en la sala de clases.

En tanto, el documento “Orientaciones para promover espacios de participación y sana convivencia escolar”, analiza y define la inclusión, los derechos humanos y la no discriminación y enfatiza las razones de abordar las exclusiones arbitrarias en las aulas.

En este plano se aborda de manera específica la discriminación por orientación sexual y la identidad de género, dándose especial relevancia a la doble vulnerabilidad.

“Si bien existen vivencias comunes de exclusión en todas las mujeres, a causa de su sexo, aquellas cuya orientación sexual no es la heterosexual vivirán estas exclusiones en formas particulares. Desde esta perspectiva, lo central es comprender que las lógicas discriminatorias funcionan en distintos niveles para actuar contra ellas y lograr su superación”, indica el texto.

“Es necesario no hacer generalizaciones en nombre las personas LGBTI y dar cuenta de las formas particulares de discriminación que pueden experimentar sus miembros. Así, mientras gays y lesbianas pueden sufrir de malos tratos y/o no poder expresarse cabalmente dentro del espacio escolar, sobre ellas, pesa también la cultura patriarcal, que reproduce la idea de que las mujeres tienen menos derechos para ejercer la sexualidad (sea ésta dirigida a igual o distinto sexo). Estudiantes transexuales por otro lado, se desenvuelven habitualmente en establecimientos educacionales donde no se respeta su identidad de género, es decir, su nombre y sexo social”, añade el documento.

“Los y las adolescentes lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) son víctimas habituales de la discriminación arbitraria, no sólo en el espacio escolar, sino muchas veces también en sus familias”, puntualiza el texto, junto con proponer actividades para enfrenar estas y otras formas de exclusión arbitraria.

Los polípticos, por tanto, abordan mecanismos para la salud sexual y para enfrentar y erradicar la violencia en las escuelas, haciendo mención a la situación particular de personas LGBTI.

Fuente MOVILH

Biblioteca, General , , , , , , , ,

Tiberiu Căpudean: fotos contra la homofobia y el body shaming

Jueves, 8 de marzo de 2018

tiberiu-capudean-fotografoEl fotógrafo rumano prepara N•A•K•E•D una serie de fotografías para luchar contra la homofobia y el body shaming (sentir vergüenza del propio cuerpo).

Tiberiu Căpudean es un fotógrafo rumano que se ha propuesto una tarea titánica: denunciar la homofobia a través de la fotografía y la diversidad de los cuerpos.

En una entrevista publicada en Medium, el artista asegura que “somos criaturas visuales y que hay una gran necesidad de visibilidad del colectivo LGTBQ. N•A•K•E•D nace de esa necesidad, y de mi deseo de ayudar a aquellos no son parte de la minoría sexual que nos acepta […] En mi país, seis de cada diez habitantes no quieren tener un vecino ni un compañero de trabajo homosexual, la Iglesia Ortodoxa quiere que nos vayamos y los políticos se comportan como si no existiéramos”. Y recuerda que en Rumanía se han recogido tres millones de firmas para realizar un referéndum para que la Constitución recoja que la familia está formada únicamente por un hombre y una mujer.

Así, en una serie de unas 200 fotografías, Căpudean ha intentado captar la realidad de todo tipo de personas y cuerpos para luchar también contra el body-shaming y el racismo. Actualmente se encuentra preparando exposiciones de cara al próximo verano en Bucarest, Bruselas y Madrid. Mientras tanto podemos difrutar de algunas de ellas.

tiberiu-capudean-6tiberiu-capudean-4

tiberiu-capudean-2tiberiu-capudean-1

tiberiu-capudean-7tiberiu-capudean-5

tiberiu-capudean-3

Fuente | Medium, vía EstoyBailando

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , ,

El tiempo, tribunal de la Historia

Sábado, 3 de marzo de 2018

9788498797299Del blog de José Mª Castillo Teología sin censura:

El libro más reciente de Reyes Mate
José M. Castillo

Editado con el garantizado nivel y distinción, que le caracteriza, Edit. Trotta ha publicado el excelente estudio del profesor de investigación emérito del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Manuel Reyes Mate, El Tiempo, Tribunal de la Historia.

Un libro que da que pensar. Y que obliga a pensar. Cuando la Informática nos está maleducando a casi todos, a “copiar” y “pegar”, liberándonos así de la incómoda tarea de “pensar” y “producir”, desde la propia originalidad y creatividad, Reyes Mate nos enfrenta, una vez más, al problema de la víctimas, al que no podemos ni mirar desde lejos, si es que nos empeñamos en mantenernos impasibles, firmes siempre en la más segura ortodoxia dogmática, que lleva derechamente a “la teología fascinada por la intemporalidad” (Johann B. Metz). Sin darnos cuenta nunca que así podemos quedar anclados en la verdad más incuestionable. Pero una verdad que, a fin de cuentas, no cambia nada, ni a nadie, en este mundo tan desbocado como canalla.

Tan no ha cambiado nada y tan intocable verdad dogmática se mantiene tan inamovible, que una clase magistral de teología o un sencillo sermón de aldea pueden ser, en su contenido, exactamente iguales si se enseñaron o predicaron en el siglo XIX que si se enseñan o predican en el siglo XXI. La ortodoxia se mantiene tan intacta, como ausente se mantiene el interés de los oyentes por poner en práctica lo que pacientemente están escuchando. Lo que importa es la verdad, el dogma, la norma. Lo que le haya pasado a la gente o lo estén soportando los más desgraciados de este mundo, eso no afecta a la ortodoxia o al dogma. Lo que fue verdad en el concilio de Nicea, sigue siendo verdad (la misma verdad) en este momento. Lo demás, pasa a un segundo plano. El “Tribunal de la Historia” no tiene nada que decir. Podemos estar tranquilos.

Con razón, Reyes Mate nos hace caer en la cuenta de que hemos conseguido institucionalizar la memoria del Holocausto, hay museos que lo conservan, monumentos que lo eternizan, películas y obras de teatro que lo tematizan. Y hasta la Asamblea General de las Naciones Unidas tiene fijado un día, el 27 de enero de cada año, para conmemorar a las víctimas del Holocausto. Está en el calendario y en los libros de historia, pero no ha conformado nuestro tiempo. Seguimos viviendo como si nada hubiera ocurrido porque no se nos pasa por la imaginación que aquello sea una línea divisoria, ni que haya un antes y un después. A nadie se le ocurre decir que habría que leer hoy a Aristóteles o Kant de una manera diferente a como se les leía antes. Es verdad que algo de eso dijeron en el campo de muerte algunos, como Tadeusz Borowski o Etty Hillesum, pero eran exageraciones debido a lo excepcional de su experiencia. Para que eso hubiera sido posible, tendríamos que haber tomado en serio el nuevo imperativo categórico, a saber, pensar de otra forma todo lo que nos constituye como sujetos y como comunidad; pensar de otra manera la política, la ética, el derecho, la religión, el arte… ¿Es eso posible? Siendo los mismos ¿podemos pensar diferente?”

El tiempo que ha ido transcurriendo, desde los primeros escritos del apóstol Pablo, en los años 40 del siglo primero, hasta los documentos y predicaciones del actual papa Francisco, ya en pleno siglo XXI, han transcurrido casi dos mil años. Demasiados años, marcados por demasiadas crueldades inhumanas. Después de tantos sufrimientos y de tantas víctimas, en gran medida y efectivamente seguimos “siendo los mismos”. Pero, siendo los mismos, “¿podemos pensar diferente?”. Que es tanto como preguntarse ¿podemos ser distintos?

Si realmente “el tiempo” es el “tribunal de la historia”, no cabe duda que los pensadores más cualificados de casi dos mil años han sido componentes determinantes de esta larga historia. Tiene razón Reyes Mate cuando nos informa de la importante aportación de pensadores decisivos, como han sido los testigos cualificados del más primitivo “tiempo apocalíptico”, pasando por las marcas, que dejaron en la historia de Occidente, quienes contagiaron nuestra cultura con las inconfundibles señales del “tiempo gnóstico”, esté o no esté presente en las cartas de Pablo (o quizá desde Marción). Con la marca decisiva que dejó san Agustín, en el libro de Reyes Mate llamada queda destacada la aportación que dejó a la modernidad, más que la Ilustración como tal, el pensamiento fuerte de algunos de los representantes más cualificados de la llamada escuela de Frankfurt, desde Walter Benjamin hasta Habermas.

Esto supuesto, cabe preguntarse ¿tenemos con lo dicho el veredicto del “tribunal de la historia” que el tiempo pasado nos ha dejado, para hacernos una idea de lo que está ocurriendo ahora mismo en el mundo? El libro que estoy presentando nos recuerda, al final, lo que el viejo revolucionario, Herbert Marcuse, en el lecho de muerte, le susurró al joven Habermas: “¿Sabes? Ya sé dónde se originan nuestros juicios de valor más básicos: en la compasión, en nuestro sentido del sufrimiento de los demás”. No le faltaba razón a Bonhoeffer “para quien solo viviendo a fondo esta vida, podemos asomarnos al más allá de la muerte”. El “tiempo”, el “tribunal de la historia”, “dixit”.

Biblioteca, Espiritualidad , , , , , , , , ,

“Decir haciendo, Crónicas de la periferia” por Pepa Torres

Sábado, 10 de febrero de 2018

9788428554176Miguel Ángel Mesa
Madrid.

ECLESALIA, 29/01/18.- Decir haciendo es una recopilación de artículos y posts que su autora, Pepa Torres, ha seleccionado entre los publicados en la revista Alandar y en los blogs de EntreParéntesis y Cristianisme y Justícia, en torno a sus varios compromisos.

Pepa Torres Pérez es religiosa apostólica del Corazón de Jesús y vive en el barrio de Lavapiés. Es teóloga feminista, educadora social, pero sobre todo se siente militante de muchas de las causas vinculadas a las luchas por la dignidad y la igualdad de las mujeres, las personas migrantes y los movimientos sociales, entre los que se mueve como pez en el agua.

La dedicatoria ya nos muestra de dónde proviene su compromiso vital y cuál es el espíritu que la mantiene y la mueve: “A mis abuelas Araminta y Saturnina, mujeres de periferia y resistencia, y por cuyos sueños de libertad y emancipación hoy soy, en parte, lo que soy”.

Sí, porque todo lo que ha dejado tan bien escrito en este libro, no solo tiene el sustrato de una historia que la ha vivificado y concedido unas profundas raíces vitales, y de una formación teológica, social, política y humana profunda y sólida, sino que todo lo expuesto ha pasado por el crisol de la experiencia, del día a día, de las luchas, las alegrías, las lágrimas, las derrotas, las luchas y las esperanzas de todas las mujeres y los hombres con quienes convive y a quienes acompaña.

Son muchas las asociaciones que aparecen en estas páginas, a las que Pepa apoya. Pero sobre todo presenta personas, muchas de ellas de religión musulmana y que viven en Lavapiés.

Sí, en especial musulmanes, con quienes reza semanalmente en su casa. Una casa abierta a quien la necesite y que comparte con dos mujeres más, Mayte y Carre, con quienes ha formado una comunidad intercongregacional que provoca la admiración de toda la gente que pasa por su hogar, abierto a quien desee compartir con ellas sus vidas.

La oración que empezó un día de forma aislada, se ha convertido desde hace años en un encuentro que convoca a personas cristianas, musulmanas, de otras religiones o sin adscripción religiosa alguna. Y lo que se celebra en ella es la vida concreta, con sus problemas, su sufrimiento, sus gozos, la amistad y el anhelo por una sociedad más justa y fraterna. El agradecimiento al Dios de Jesús y a Alá, por todo lo que se vive en el día a día. Y lo cierto es que quien asiste, repite. Por algo será… Lo dice el autor de esta presentación por experiencia personal.

Decía que en el texto se hacen presentes, con la mayor naturalidad del mundo, las luchas de las trabajadoras del hogar de Territorio doméstico, la librería y el Centro social Traficantes de sueños, los inmigrantes que acaban de saltar la valla de Melilla, la vecina musulmana que les trae un plato cocinado por ella, los militantes que apoyan a los refugiados o por una Sanidad universal, los grupos de mujeres feministas… Porque Pepa sabe que no puede hablar de un Dios bueno, Padre y Madre, misericordioso, sin nombrar a las víctimas del sistema que sufren y que, sin embargo no deben ser objeto de asistencia, sino sujetos dignos de su propia vida e historia, junto a quienes se comprometen de igual a igual con su suerte y su liberación. Nos dice:

“Desde mi doble condición de teóloga y activista reclamo la teología del grito. Porque los excluidos y excluidas no son mudos. Tienen voz. Gritan con sus bocas, en diversidad de acentos y lenguas, y cuando estas son acalladas siguen haciéndolo con la palabra de sus cuerpos”.

Resuenan en estas palabras las de Monseñor Romero, a quien admira profundamente, y de quien ha aprendido que nadie se puede comprometer a fondo, con los marginados de nuestra sociedad y del mundo, sin una espiritualidad y una mística de vida que te sostenga, anime y vivifique. Y este es otro de sus rasgos más característicos: en todo lo que vive, en lo que se compromete, en lo que comparte, se aprecia una profunda mística, que transparenta y atrae. Sus palabras, sus abrazos, su compromiso, su fuerza vital nacen de algo que la nutre interiormente, desde el seguimiento de Jesús por la plena humanización de las mujeres y los hombres, con quienes comparte su existencia.

No oculta nada, denuncia las injusticias con pelos y señales, nombra a los culpables del daño que provocan a los más débiles, tanto en la sociedad como en la Iglesia, pero detrás de todo ello hay un proyecto de amor, de esperanza, de gozo fraterno, de utopía y esperanza labradas en los acontecimientos diarios. Y los grandes proyectos no difuminan las pequeñas alegrías, los mínimos detalles que dan otro sabor a la cotidianidad: la flor del balcón, las confidencia de la amiga, el diálogo sereno tomando un café, el abrazo matutino al árbol en el parque…

Todo la nutre, en todo contempla ese algo más que queda balbuciendo, desde la más absoluta normalidad. Y todo condimentado con el sabor inconfundible de su atención, su ternura y su amistad.

Para más informaciónwww.sanpablo.es

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), General ,

‘Mejor será que hilen’

Martes, 30 de enero de 2018

9788428553957-1Ecos bíblicos en el Camino de Perfección de Santa Teresa
Mª del Pilar Huerta, Carmelita Descalza,
Toro (Zamora)

ECLESALIA. 15/01/18.- Si recordáis en el año del V Centenario de Santa Teresa os presenté mi primer  libro: “El Telar de la Palabra. Ecos bíblicos en la autobiografía teresiana” (ECLESALIA, 21/10/13). Ahora en el Año Jubilar Teresiano (2017-2018), tengo la alegría de presentaros mi nuevo libro: Mejor será que hilen. Ecos bíblicos en el Camino de perfección de Santa Teresa. Publicado por la editorial San Pablo.

Y comienzo tomando algunas de las palabras que la escritora Espido Freire pone en el prólogo: “¿Qué puede decirse nuevo, a estas alturas de Teresa de Jesús, esa misteriosa monja abulense, esa mujer molesta en su época (y en muchas otras), esa escritora apasionada, esa enferma crónica, esa mística entre dogmáticos, esa religiosa reformista, ese símbolo de una época y una forma de vida? ¿Ha quedado algo aún por analizar tras el V Centenario?”

La misma Espido Freire responde: “Pilar Huerta Román demuestra que sí. Pilar, nos acerca más allá del envejecimiento del lenguaje, de la distancia histórica y de una experiencia intimísima, qué hay en sus palabras y en sus enseñanzas”.

Mejor será que hilen, hilvana las Sagradas Escrituras y El Camino de perfección de Santa Teresa. No olvidemos que esta obra fue escrita en un momento en el que no era bien visto que las mujeres se dedicaran a la oración mental, de hecho el Camino recoge en sus páginas algunas frases que decían quienes se oponían a que las mujeres hicieran oración, entre ellas la que he elegido para título de este libro: “Mejor será que hilen”.

Y lo he hecho así porque considero que con mi trabajo estoy dando respuesta al deseo de tantas mujeres que aún en nuestros días siguen siendo marginadas fuera y dentro de la Iglesia. En mi caso, la acción literaria de hilar y posteriormente la de tejer, con los hilos de oro de la Sagrada Escritura y de Teresa de Jesús, me ha llevado a descubrir (a propósito de la intuición de la Santa sobre el Padrenuestro), que nada ni nadie puede quitar o añadir un ápice a la dignidad femenina. Esta oración es la verdadera “carta de los derechos humanos” presentada al Padre, que por serlo, nos hace a todos iguales, hijos en el Hijo, herederos por igual de este fantástico título”.

Por otra parte, el título de este nuevo libro, guarda cierta relación con mi primer libro, El telar de la Palabra, al que ya me he referido. En ambos nos movemos con las metáforas o imágenes de las telas y los hilos, y se mantiene una cierta continuidad al utilizar el mismo género y los mismos materiales. Ya pueden estar contentos aquellosteólogos letrados del tiempo de Teresa; su deseo, al cabo del tiempo, se ha visto cumplido… ¡aunque en un sentido muy diferente al que ellos pedían!

Me produce una gran satisfacción esta delicada labor de ir cosiendo, hilando, tejiendo la Sagrada Escritura con los escritos de Teresa, puesto que desde hace tiempo vengo comprobando el parecido o sintonía que se da entre ambos. Pero además, en esta ocasión he tenido la oportunidad de ver cómo esto mismo le ocurrió a Teresa. Tenemos la suerte de saber lo infinitamente feliz que le hizo escuchar un halago de algunos hombres importantes o significativos de su tiempo, porque ella misma muy contenta se lo comunica a su amigo Diego de Yepes: “Algunos hombres graves dicen que parece Sagrada Escritura”. Solamente cabe añadir que yo extiendo la afirmación de estos hombres graves como referida no solo al Camino de Perfección, sino al conjunto de los escritos de Teresa.

He dividido mi obra en 4 grandes partes con los siguientes títulos:

1. PASION POR LA IGLESIA (1-3).
2. LO QUE EL SEÑOR DESEA DE TI: AMOR, DESASIMIENTO Y HUMILDAD (4-16).
3. LA ORACIÓN FILIAL (17-26).
4. Al HILO DEL PADRENUESTRO (27-42).

Cada uno de estos capítulos va dividido a su vez en subtítulos, la mayoría de ellos bíblicos, que responden al contenido enunciado.

Solo me queda animaros a leer el libro en este Año Jubilar Teresiano, y si es posible pediros que animéis a otros a que lo hagan.

Termino con unas palabras de Espido Freire y un deseo mío:

“Un camino tiene sentido si se abre para muchos, si desbroza una senda para quienes vendrán después. El camino de Teresa continúa abierto, pero necesita, de vez en cuando, que alguien pode algunas zarzas: ningún camino que merezca la pena se completa sin esfuerzo. Para quienes se aproximen por primera vez a las palabras teresianas, el libro de Pilar será un bastón en el que pueden apoyarse, una guía para principiantes. Pondrá en relación textos muchas veces leídos, y otros que han quedado olvidados en oficios, pero que laten bajo las frases de Teresa.

Para quienes nos hemos adentrado ya en las palabras de Teresa, encontramos matices que no hubiéramos visto ni se nos hubieran ocurrido, y una mirada docta y cómplice, dulce y rigurosa, a la que se escapa poco. Una visión que no deja fuera la complicidad femenina, que muchas veces se añora en los estudios teresianos”.

Y yo añado: «Si en mi primer libro, mostré mi deseo de que llegarais cuanto antes a entrar en una tierra que mana leche y miel, ahora mi deseo es que caminéis sin desanimaros hasta llegar a esta fuente de agua viva que desde el principio nos está esperando, para engolfaros y daros abundosamente de beber: Oíd, sedientos todos, acudid por agua (Is 55, 1)»

Para más informaciónwww.sanpablo.es

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Biblioteca, General , ,

Los Museos Vaticanos explorarán el “lado espiritual” de Andy Warhol

Lunes, 29 de enero de 2018

warholultimacena_560x280

Acogerán una exposición de obras religiosas del artista ‘pop’

Vivimos en un mundo de imágenes y la Iglesia debe ser parte de esta conversación”, argumenta su directora

(C.D./Efe).- 39 años después de que viajara a Roma para conocer al Papa Juan Pablo II, el artista y cineasta “pop” estadounidense Andy Warhol volverá al Vaticano. Esta vez, en forma de una exposición que mostrará el lado más espiritual de uno de los más devotos artistas del siglo XX, quien, pese a su deseo de mostrarle al mundo su obsesión con el dinero, la fama y el glamur, nunca dejó de ser creyente.

Según informa The Art Newspaper, los Museos del Vaticano se encuentran en conversaciones con el Museo de Andy Warhol en Pittsburgh para exponer las obras de arte religioso del artista en el año 2019.

La muestra incluirá pinturas de la serie ‘La última cena’ de Warhol (1986), inspiradas en el fresco de la escena bíblica de Leonardo da Vinci, y lienzos como serigrafías de calaveras, así como películas y materiales de archivo.

el-artista-andy-warhol-con-el-papa-juan-pablo-iiEn Roma, la exposición estará ubicada en el Brazo de Carlo Magno, en un espacio de 1.000 metros cuadrados en la Plaza de San Pedro diseñada por Gian Lorenzo Bernini.

“Estamos muy interesados en explorar el lado espiritual del artista”, ha señalado la directora de los Museos del Vaticano, Barbara Jatta.

Según añade, es “muy importante” para ellos “mantener un diálogo con el arte contemporáneo”. “Vivimos en un mundo de imágenes y la Iglesia debe ser parte de esta conversación”, ha subrayado.

Andy Warhol era hijo de migrantes eslovacos, miembros de la Iglesia católica bizantina, y él fue creyente practicante durante toda su vida.

Acudía a menudo a la Iglesia de San Vicente Ferrer de Nueva York y colaboró como voluntario en algunos albergues para personas sin hogar.

Fuente Agencias/Religión Digital

Biblioteca, General, Iglesia Católica , ,

LO(r)CA, más vigente que nunca en esta Tragedia Homosexual

Viernes, 19 de enero de 2018

lorca-tragedia-homosexual-barak-ben-david Barak Ben David actualiza (y homosexualiza) la obra del poeta y dramaturgo granadino Federico García Lorca .

Puedes ver LO(r)CA en la Nave 73 de Madrid. 

Lorca fue un genio reflejando la mujer de la España profunda que le tocó vivir. Sumisión, violencia, luto y represión son palabras que siempre irán asociadas al autor de Granada y a sus personajes femeninos. Pero ¿y si en vez de mujeres heterosexuales Lorca hubiera escrito sobre hombres homosexuales?

Mejor aún, ¿y si fueran hombres homosexuales explicando su realidad con las mismas palabras que esas mujeres heterosexuales?

Tomando como base este planteamiento el director Barak Ben-David emplea los textos de Bodas de Sangre, La Casa de Bernarda Alba, Yerma y Doña Rosita para crear LO(r)CA; un juicio sumarísimo que repiensa y recontextualiza los dramas lorquianos (nunca mejor dicho) para mostrar que, a pesar de lo que creemos, no hemos avanzado tanto.

 ¿Quién no ha visto a ese chico con novio tonteando con otro? Pues ese drama tan marica ya lo sufría la pobre Angustias en La Casa de Bernarda Alba. ¿Y quién de nosotras no ha tenido que luchar contra la imposición de la sociedad que le obliga a ser algo que no quiere? Pues de eso también escribió Lorca en Yerma.

lorca03

(Foto: María D. Alba – Instagram: @la_pucelle)

Aunque nunca hayas leído su obra, LO(r)CA hará que te sorprendas cuando compruebes lo vigentes que siguen sus argumentos, cómo seguimos luchando por las mismas cosas casi un siglo después y cómo se superponen la visión del género a comienzos del siglo pasado y la que tenemos ahora mismo. Porque tal y cómo se muestra en LO(r)CA, aunque cambien las formas el fondo sigue siendo el mismo.

Ben-David ha subtitulado la obra de forma muy certera: “Tragedia homosexual“.

FICHA:
ADAPTACIÓN Y DIRECCIÓN: Barak Ben-David
REPARTO: Juan Caballero, Jorge Gonzalo, Javier Prieto y Raúl Pulido
VIDEOARTE: Nitay Shalem

Fuente Estoybailando

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.