Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Uniones Civiles’

La Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas aprueba el matrimonio igualitario

Lunes, 17 de abril de 2017

Islas_Malvinas-esLas Islas Malvinas, un territorio británico de ultramar británico que acoge a una población de unas 3.000 personas mantiene su autonomía jurídica del Reino Unido en una serie de asuntos y  cuenta con reivindicaciones territoriales de Argentina. Según la Organización de las Naciones Unidas, es un territorio no autónomo administrado por el Reino Unido, cuya soberanía también es reclamada por Argentina. Es uno de los diecisiete territorios en la lista de territorios no autónomos bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, con el fin de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por lo que la situación del archipiélago es examinada anualmente por el Comité de Descolonización desde 1965. Jurídicamente, la Organización de las Naciones Unidas lo considera un territorio de soberanía aún pendiente de definición, entre el Reino Unido —que lo administra— y Argentina, que reclama su devolución.

Dicho lo anterior, vamos al asunto que anuncia el título:

Como estaba previsto, la Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas ha aprobado la apertura de la institución del matrimonio a las parejas del mismo sexo, así como la creación de la figura de las uniones civiles, a la que podrán acceder todo tipo de parejas. Se trata del sexto Territorio de Ultramar del Reino Unido en legislar el matrimonio igualitario, si bien su entrada en vigor depende de la oportuna sanción real.

Por una contundente mayoría de 7 votos a favor y 1 en contra, el pasado 30 de marzo la Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas aprobaba una proposición de ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. La iniciativa legislativa aprobada también crea la figura de las uniones civiles, hasta ahora inexistente en el archipiélago, que se abre para todo tipo de parejas. La ley garantiza a las parejas unidas civilmente los mismos derechos que el matrimonio, incluidos los parentales, especificando además que “los progenitores de un niño pueden ser dos madres o dos padres”. Tras la aprobación, solo resta la obligatoria sanción real para que el matrimonio igualitario y las uniones civiles tomen efectos.

Cabe resaltar que la presentación del proyecto de ley del matrimonio igualitario tuvo lugar después de que se realizara una amplia encuesta al respecto, entre los apenas 3.000 habitantes residentes en el archipiélago. En ella, el 90 % de los encuestados se mostró a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, y el 94 % apoyó la creación de las uniones civiles. Según declaraciones efectuadas por un portavoz, “este avance envía el nítido y poderoso mensaje de que todas las personas y todas las relaciones son iguales, no importa si se trata de una pareja del mismo sexo o no, y la ley ahora refleja la tradición de las Islas Malvinas de ser una comunidad abierta, tolerante y respetuosa” .

El matrimonio igualitario en el Reino Unido

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto.

Con las Islas Malvinas ya son 6 los territorios de ultramar británicos que han concedido los mismos derechos a las parejas del mismo sexo. Los restantes son las  Islas Pitcairn, el Territorio Antártico Británico, la base de Acrotiri y Dekhelia, Gibraltar y el Territorio Británico del Océano Índico. Aún quedan otros 8 territorios de ultramar por aprobar legislaciones semejantes, aunque el matrimonio igualitario sí existe en la isla Ascensión, que forma parte del territorio de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña.

En cuanto a las dependencias británicas,  Guernsey y la isla de Man cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. La restante, Jersey, ha iniciado la tramitación de un proyecto de ley al respecto.

En el propio Reino Unido en sí, existe el matrimonio igualitario en  Inglaterra, Gales y Escocia. Sin embargo, los conservadores protestantes de Irlanda del Norte siguen impidiendo su aprobación, utilizando torticeramente para ello el protocolo para ocasiones especiales acordado en los procesos de paz, aunque tras las últimas elecciones, los unionistas contrarios al matrimonio igualitario han perdido su capacidad de veto.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , ,

Eslovenia estrena ley de uniones civiles entre parejas del mismo sexo

Lunes, 27 de febrero de 2017

78529-slovenia-flagEste viernes ha entrado en vigor en Eslovenia la ley de uniones civiles, que concede a las parejas del mismo sexo todos los derechos asociados al matrimonio salvo los referidos a la homoparentalidad (la capacidad de adoptar hijos o de recurrir a técnicas de reproducción asistida). El primer artículo de la ley, de hecho, enuncia de forma explícita que la unión entre personas del mismo sexo “no es un matrimonio”. Con la aprobación hace varios meses de esta ley la clase política esolovena buscaba resarcir, de alguna manera, al colectivo LGTB después de que un referéndum promovido desde sectores católicos anulase la ley de matrimonio igualitario que previamente su Parlamento había aprobado. 

El peso del catolicismo en Eslovenia ha acabado obligando a este país a desandar lo andado. Ya en 2014 el Gobierno esloeno presentó un nuevo proyecto de uniones civiles abierto a las parejas del mismo sexo análogo al ahora aprobado (también otorgaba los mismos derechos que el matrimonio, exceptuando la adopción y el acceso a la reproducción asistida). La iniciativa quedó en suspenso debido a unas elecciones anticipadas. El Gobierno entrante, finalmente, decidió aparcar el proyecto de ley y apostar por la igualdad jurídica plena. La ley de matrimonio igualitario era finalmente aprobada en marzo de 2015. Sin embargo, a instancia de grupos contrarios a los derechos LGTB, el Parlamento esloveno se vio obligado a fijar para diciembre de 2015 la convocatoria de un referéndum para derogarla. A pesar de que la ley fue respaldada por una amplísima mayoría de los representantes políticos (51 votos favorables frente a 28 en contra), sus detractores lograron reunir las firmas suficientes para obligar a convocar una consulta popular con el fin de invalidarla.

Aunque inicialmente el Parlamento denegó la posibilidad del plebiscito, el Tribunal Constitucional no consideró pertinente su negativa, por lo que finalmente tuvo lugar. En el referéndum, los votos contrarios a la ley superaron la mitad de los emitidos (llegaron al 63%) y el 20% del censo electoral esloveno, por lo que se cumplieron los requisitos legales para que la normativa fuera derogada. Imposible olvidar, por cierto, el papel que desempeñó el papa Francisco, que pocos días antes del referéndum quiso dar su apoyo expreso a los partidarios de prohibir el matrimonio igualitario y contribuir de esta forma a la victoria del bando homófobo.

El referéndum tenía una validez de un año, pero el Gobierno esloveno no quiso jugar más la carta de la igualdad plena, al menos por el momento, y decidió entonces dar su apoyo una ley de uniones presentada por el diputado Jani Möderndorfer, del socioliberal Partido Moderno del Centro (SMC). En marzo de 2016 recogíamos precisamente el apoyo expreso del primer ministro, Miro Cerar, al proyecto (Cerar es el lider del SMC, antes conocido de hecho como Partido de Miro Cerar). Finalmente fue aprobado el 21 de abril de 2016 por 54 votos a favor y 15 en contra. El 24 de mayo la ley era publicada oficialmente, y diez meses después, el 24 de febrero de 2017, ha entrado en vigor. De hecho ya para este sábado se esperaba la celebración de varios enlaces.

Numerosos medios tanto generalistas como LGTB han dado por hecho que Eslovenia se incorpora de esta forma al grupo de países que gozan de matrimonio igualitario. En modo alguno, sin embargo, puede considerarse así, dado que la ley aprobada lo que hace es crear una institución jurídica distinta a la del matrimonio, aunque le conceda parte de los derechos asociados a este. Así lo enuncia, de hecho, el artículo primero de la ley (a la que puedes acceder en este enlace). Es una situación distinta, por ejemplo, a la que en 2010 se produjo en Portugal, que sí aprobó la apertura del matrimonio civil a las parejas del mismo sexo, aunque les prohibiese inicialmente la adopción. La ley actualizaba la definición de matrimonio en el Código Civil, retirando el anacrónico “de sexo diferente” y permitiendo de esa forma que la misma institución jurídica pudiese ser utilizada por parejas del mismo o de distinto sexo, pero incluía una cláusula expresamente discriminatoria que impedía a los matrimonios del mismo sexo optar a la adopción. Una discriminación a la que se puso fin en 2016.

Intento (fracasado) de un nuevo referéndum

El que la ley de uniones civiles haya entrado en vigor no significa que los contrarios a los derechos LGTB no hayan intentado también promover un referéndum para impedirlo. En este caso, tanto el Parlamento esloveno como el Tribunal Constitucional denegaron el permiso para recoger las firmas necesarias, alegando que suponía una utilización abusiva de un mecanismo al que en Eslovenia es relativamente sencillo recurrir para bloquear leyes aprobadas por el Parlamento (bastan 40.000 firmas para solicitarlo, aunque los criterios para considerarlo aprobado sean más restrictivos).

En cualquier caso, felicitamos a Eslovenia por el avance respecto a la situación anterior, que la sitúa como uno de los paises del centro y este de Europa más avanzados en materia LGTB. Confiemos en que el paso del tiempo permita además que la discriminación acabe por desaparecer (el plebiscito que derogó el matrimonio igualitario tenía una validez de un año, plazo tras el cual el legislativo podría aprobar una nueva ley de matrimonio igualitario). Veremos si es así.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

El Gobierno de Malta anuncia que trabaja en una ley de matrimonio igualitario que podría aprobarse este año

Sábado, 25 de febrero de 2017

People celebrate in Saint George's Square after the Maltese parliament approved a civil unions bill in Valletta on April 14, 2014. Malta's parliament approved the bill that grants marriage rights to homosexual couples, including the possibility to adopt children. AFP PHOTO/MATTHEW MIRABELLI == MALTA OUT ==img_2197La ministra de Libertades Civiles, Helena Dalli, aseguraba este martes que Malta se encuentra en proceso de redactar un proyecto de ley de igualdad matrimonial. El anuncio tenía lugar en un acto organizado por Drachma, una asociación maltesa LGTB. Aunque este pequeño país mediterráneo aprobó en 2014 una avanzada ley de uniones civiles (que incluye la adopción), Dalli ha asegurado que no debe haber diferencias nominativas respecto a los matrimonios heterosexuales. El presidente del Movimiento por los Derechos Gay de Malta (MGRM), Gabi Calleja, considera que el matrimonio plenamente igualitario “asegurará que las parejas del mismo sexo no solo tengan acceso a la igualdad de derechos, sino también a la igualdad de condición, de reconocimiento y de todas las implicaciones que esta palabra lleva consigo”.

La nueva legislación matrimonial que el Gobierno de Malta tiene sobre la mesa y que pretende aprobar este mismo año convertiría a este estado europeo en uno de los más avanzados de Europa en materia LGTB. Sin embargo, además de igualar definitivamente los derechos de las parejas del mismo y distinto sexo, introduciría cambios que beneficiarían a estas últimas; como la posibilidad de elegir el apellido familiar, un aspecto que hasta ahora solo recogía la ley de uniones civiles de 2014, del que no podían beneficiarse los matrimonios heterosexuales (que automáticamente vienen adoptando el linaje del hombre).

El 4 de marzo de 2016 el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ya dejó caer que “estoy a favor del matrimonio gay” y que se abría el “tiempo para debatir sobre este tema”. Entonces, el líder nacionalista de la oposición, Simon Busuttil, declaró que en tanto que la ley de uniones civiles otorgaba a las personas homosexuales los mismos derechos y obligaciones que un matrimonio civil, no veía “ninguna dificultad” en cambiar el nombre de la ley para reflejar lo que realmente es: un matrimonio. Pero este supuesto apoyo de los nacionalistas se veía salpicado por una acusación: según Busuttil, el gobernante Partido Laborista ofrecía en ese momento su respaldo al matrimonio igualitario para “desviar la atención” del escándalo de los papeles de Panamá.

Sea como fuere, cabe recordar que el Partido Nacionalista se abstuvo en 2014 en la votación de la ley de uniones civiles por no acabar de compartir la inclusión del derecho de adopción. En este sentido, el primer ministro considera que “Simon Busuttil no tiene credibilidad” ya que, además de la mencionada abstención de su grupo, “pasó días esperando hasta que dijo que estaba en contra de las terapias de conversión gay”.

Malta: un referente de políticas igualitarias

Malta es un país profundamente católico y, no obstante, en los últimos años se está convirtiendo en un referente de políticas igualitarias, a las que, como hemos explicado en líneas anteriores, podría sumarse en los próximos meses la total equiparación matrimonial de las parejas del mismo y de distinto sexo.

A finales del año pasado, el Parlamento maltés prohibía las llamadas “terapias” reparadoras de la homosexualidad y ampliaba su ley de identidad de género. Con esta legislación, Malta se convertía en el primer estado de Europa en prohibir las dañinas e inútiles “terapias” reparadoras de la homosexualidad o la transexualidad. Asimismo, mejoraba su ya avanzada normativa legal para permitir a las personas transgénero solicitar el cambio en el registro del sexo legal a partir de los 16 años (hasta entonces eran 18) y a la población reclusa servir condena en una prisión acorde a su identidad de género.

Su anterior ley de identidad de género hay que decir que ya reconocía y amparaba los derechos de las personas transexuales e intersexuales, despatologizando por completo la transexualidad e incluyendo a los menores. Como ya hemos dicho desde dosmanzanas en varias ocasiones, el de Malta es todo un ejemplo para la comunidad internacional.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Marine Le Pen plantea eliminar el matrimonio igualitario en Francia

Viernes, 17 de febrero de 2017

marine-le-pen-600x300Con el Frente Nacional en plena campaña de pinkwashing conservador, Le Pen presenta un documento con propuestas de gobierno que se cargan los derechos de las parejas homosexuales así, a la francesa.

Sin decirlo abiertamente, pero sin dejar lugar a dudas: la candidata del Frente Nacional (FN) a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, quiere derogar el matrimonio igualitario. Así lo ha dejado escrito en un documento con 144 compromisos que pretende promover si gana las elecciones que se celebrarán entre abril y mayo de este año. La favorita en los sondeos para la primera ronda también mantendría la prohibición del acceso a los tratamientos de reproducción asistida a las mujeres solteras y a las parejas de lesbianas.

Que Le Pen va de la mano de los homófobos y los retrógrados de la Manif Pour Tous no es ninguna sorpresa. Pero hasta ahora ella, que presumiblemente se disputará la presidencia del país con Macron (el candidato al que la derecha acusa de tener un “affaire” gay), no había dicho nada concreto sobre si tenía pensado eliminar o no el matrimonio igualitario que se aprobó en Francia en 2013 bajo el gobierno socialista de Hollande, aunque sí lo hizo su sobrina Marion Maréchal-Le Pen.

El Frente Nacional, el partido de Le Pen, lleva un tiempo intentando hacer algo que, curiosamente, es lo mismo que lleva tiempo intentando hacer el PP en España: una campaña de pinkwashing de tomo y lomo. El partido ha rebajado sus ataques al colectivo LGTB e incluso ha utilizado el terrorismo islámico para crear miedo entre el colectivo por la homofobia de los extremistas. Por supuesto también tienen su ristra de gays conservadores (a lo Maroto) que se están encargando de decir todas esas cosas que suelen decir Maroto, Llopart y compañía.

Marine Le Pen, por ahora, no ha hablado claramente sobre el tema, pero sí ha metido en un documento de 144 páginas una referencia bastante inquietante sobre lo que pretende hacer. En el punto 87 del documento dice básicamente que quiere mantener la prohibición de la Gestación Subrogada y reservar la PMA (Procréation Médicalement Assistée, técnicas de reproducción asistidas) únicamente para problemas de esterilidad.

Coomo se ve, la extrema derecha francesa se posiciona contra el mantenimiento de la igualdad en el acceso al matrimonio de cara a las próximas elecciones. Mantiene, eso sí, un perfil bajo: en el documento con 144 “compromisos presidenciales, Le Pen no se atreve a hablar abiertamente de la derogación del matrimonio igualitario. Más claramente se expresa sobre la perpetuación de la exclusión de las mujeres solteras y las parejas de lesbianas a la reproducción asistida (PMA en sus siglas en francés). En el punto 87 de este programa resumido, la candidata escribe:

Frente a las presiones de autoridades supranacionales, mantener la prohibición de la gestación subrogada y reservar la reproducción asistida como respuesta a los problemas de esterilidad. Crear una unión civil (PACS mejorado) que reemplazará las disposiciones de la ley Taubira, sin efectos retroactivos.

marine-le-pen-520x282

Justo después la propuesta de Le Pen es la de crear una “unión civil” mejorada, que reemplazará a la ley Taubira (nombre con el que se conoce a la ley del matrimonio igualitario) y lo hará sin efectos retroactivos. Porque Le Pen tampoco quiere meterse ahora en el berenjenal de decirle a los gays y lesbianas que ya se hayan casado que ahora sus matrimonios no son válidos, pero sí que pretende impedir que las parejas homosexuales se sigan casando.

Es decir, Le Pen es partidaria de regresar a la situación previa a la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo en 2013, lo que ella llama “ley Taubira” por la entonces ministra de Justicia, Christiane Taubira. La medida regresiva no afectaría a los enlaces que hubieran tenido lugar durante el periodo de vigencia de la ley de matrimonio igualitario. La actualmente eurodiputada del FN propone una versión “mejorada” del Pacto Civil de Solidaridad, una ley limitada de parejas con derechos inferiores a los de las casadas que existe desde 1999. Para que pudiera poner en práctica este retroceso sin antecedentes en Europa, eso sí, Le Pen necesitaría reunir también una mayoría parlamentaria a su favor en las elecciones legislativas de junio.

Como en otras ocasiones hemos comentado, el Frente Nacional de Le Pen se cuidó mucho de no tener un gran protagonismo en las protestas contra el matrimonio igualitario, y nunca ha querido hacer de su oposición a los derechos LGTB un eje llamativo de su discurso. Y más que en el votante ultracatólico, Le Pen quiere cazar votos en el que tradicionalmente era el caladero de la izquierda, las clases obreras, azuzando para ello un discurso anti-Unión Europea, antiinmigración y a favor de un “proteccionismo inteligente”. Algo que explicaría su reticencia a hablar abiertamente de la derogación del matrimonio igualitario en el programa resumido que ha dado a conocer.

Esto haría que Francia diera un paso atrás en la igualdad ante la ley y se plantara justo antes de 2013, cuando las parejas del mismo sexo tenían permitido formar una unión civil, pero no un matrimonio (aquí lo importante no era sólo el nombre, eran también los derechos y obligaciones del mismo). Lo que no queda claro es exactamente qué mejoras quiere añadir a las uniones civiles, aunque huele a movimiento desesperado por equipararlas al matrimonio pero sin llamarlo matrimonio.

En cualquier caso, Le Pen es la segunda candidata que muestra su oposición a esta medida. Tras la nominación de François Fillon como candidato de la derecha de Los Republicanos, dos de los tres candidatos más probables a pasar a la segunda vuelta se han expresado contra la igualdad matrimonial. Fillon apuesta por una “reescritura de la ley Taubira” que eliminaría la posibilidad de adopción plena por parejas del mismo sexo. Al igual que Le Pen, se muestra a favor de perpetuar las actuales restricciones en el acceso a la PMA. La candidatura de Fillon, por fortuna para los derechos LGTB, ha perdido fuelle en las últimas semanas tras el estallido de varias controversias que implicarían un trato de favor a miembros de su familia.

Mientras que el candidato conservador pierde apoyos, el centrista Emmanuel Macron ha ido ganando posiciones y amenaza con desbancarlo de la segunda posición. El hasta ahora militante socialista y ministro de Economía entre 2014 y 2016 es sin duda el menos hostil a los derechos LGTB de los tres candidatos con posibilidades reales de llegar a la segunda vuelta. Como comentávbamos más arriba, su ascenso ha provocado una campaña de indisimulados tintes homófobos contra él, al que han acusado de ser el candidato del “lobby gay”.

Y así los gays y las lesbianas puedan pagar los mismos impuestos que los heterosexuales, pero no utilizar el mismo nombre para su “unión”. Cosa totalmente lógica y nada homófoba, claro.

La derecha de siempre.

Fuente: Pink News, vía EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sapporo será la primera gran ciudad de Japón con una ley de uniones de hecho específica para parejas del mismo sexo

Lunes, 6 de febrero de 2017

gay-marriage-is-openly-accepted-in-asian-societies-like-japan-1506831-20140612153652-inter1-2-500x281Ya lo habíamos anunciado en diciembre pasado… Sapporo tiene cerca de dos millones de habitantes y es la quinta ciudad más poblada del país nipón (por detrás de Tokio, Yokohama, Osaka y Nagoya). Sapporo se convierte en la primera gran urbe que reconocerá las uniones de hecho de parejas del mismo sexo en Japón, a partir del nuevo ejercicio fiscal que comienza en abril. Aunque varios distritos y pequeñas ciudades empezaron a reconocer desde 2015 las parejas de hecho, Sapporo es, hasta el momento, la administración territorial japonesa más grande en hacer lo propio. Asimismo, también será pionera en abrir estas uniones a parejas en las que alguno de sus miembros (o ambos) sea una persona trans.

A falta de una ley nacional que permita las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo en todo el territorio japonés y, por supuesto, a la espera del matrimonio plenamente igualitario, las administraciones locales son las que están dando pequeños pasos en este sentido. Aunque Sapporo no es la primera ciudad nipona en reconocer a las parejas no exclusivamente heterosexuales, como decíamos, sí es la administración más importante de las que lo ha hecho hasta el momento.

Para poder acogerse a este tipo de enlaces, “uno o ambos miembros de la pareja deben pertenecer a minorías sexuales, reconociéndose como compañeros de vida y prometen cooperar económicamente, físicamente y mentalmente en su vida cotidiana”. Además, ambos tendrán que ser mayores de 20 años y estar empadronados en Sapporo. El consistorio está trabajando para ultimar la normativa municipal para que pueda ser de aplicación a partir del próximo periodo fiscal, que se inicia en abril.

Con estas uniones de hecho, el ayuntamiento expedirá un certificado a las parejas contrayentes y les facilitará una copia de sus “votos de asociación”. Asimismo, si bien la certificación no les proporciona los mismos derechos y obligaciones legales que a las parejas heterosexuales unidas en matrimonio, con esta ley las parejas del mismo sexo, entre otras cosas, podrán convertirse en destinatarios del dinero del seguro de vida o disfrutar de varios descuentos para los miembros de la familia, como los contratos de telefonía móvil.

Por otra parte, Sapporo es el primer territorio japonés que abre la posibilidad de unirse a parejas en la que alguno o ambos de sus miembros sea una persona trans. De entrada es una buena noticia, ya que concede un derecho hasta la fecha desconocido en Japón para la comunidad trans. La mayor pega es que, al menos en lo que ha trascendido a los medios de comunicación, se habla en términos de “trastorno” o “disforia” de género, unos conceptos que chocan con las reivindicaciones actuales de libre autodeterminación de género.

Varios municipios japoneses ya reconocen las parejas de hecho

La ciudad de Iga (que ronda los 95.000 habitantes, en la prefactura de Mie) se convertía en diciembre de 2015 en el cuarto municipio japonés en abrir a las parejas del mismo sexo la posibilidad de unirse civilmente. Aunque en Japón, como decíamos, tampoco se ha aprobado todavía el matrimonio igualitario, varias ciudades han tomado la delantera, aprobando la inclusión de parejas del mismo sexo en los registros de parejas de hecho.

La primera administración japonesa que anunció la apertura de uniones civiles entre parejas de gais y lesbianas fue la de Shibuya (un distrito especial de Tokio). Por su parte, Setagaya (como Shibuya, otro de los 23 distritos que conforman la municipalidad metropolitana de Tokio) secundaba poco después la iniciativa y se convertía en el segundo territorio japonés en ponerla en marcha.

Asimismo, en la ciudad de Takarazuka, en la prefectura de Hyogo, se iniciaba el pasado mes de junio la expedición de certificados de asociación a las parejas homosexuales. A diferencia de lo que ocurre en Shibuya, los registros de parejas de hecho en Takarazuka y Setagaya no exigen a las empresas privadas que reconozcan a las parejas homosexuales.

Los resultados de una encuesta realizada en el país nipón a finales de 2015 constatan que un 51% de la ciudadanía sería partidaria de la aprobación del matrimonio igualitario. Una gran evolución, teniendo en cuenta que hasta épocas recientes la homosexualidad era un tema tabú en la sociedad japonesa. Otro importante reconocimiento llegaba en julio de 2016, cuando el Ministerio de Trabajo de Japón incluía la discriminación hacia empleados LGTB como una forma de acoso sexual.

Aunque ningún país asiático ha aprobado por el momento el matrimonio igualitario, la situación del colectivo es diametralmente opuesta en los distintos países del continente. Como viene recogiendo dosmanzanas, Japón y Taiwán están experimentando avances locales en el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. Sin embargo, en algunos como MalasiaBrunéi o la India, , entre otros, las personas LGTB son víctimas de la homofobia de estado y la intransigencia social. Por el contrario, además de Taiwán y Japón, otros países como Vietnam van posicionándose en líneas más aperturistas e igualitarias (si bien no al ritmo que cabría desear).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En una histórica ceremonia en La Moneda, Bachelet reitera el compromiso de Chile con el matrimonio igualitario y otros derechos LGTB

Lunes, 23 de enero de 2017

bachelet-acuerdo-movilh-matrimonio-igualitarioBachelet se compromete a aprobar el matrimonio homosexual en Chile en el primer semestre de 2017

A la ceremonia asistieron representantes de los tres poderes del Estado, así como del Tribunal Constitucional, del mundo diplomático y de la sociedad civil. El acto se enmarcó el “Acuerdo por la Igualdad” que el Estado firmó con el Movilh, gracias a la mediación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Nos comprometemos como Estado a impulsar una discusión pública, participativa y abierta que permita al país generar un proyecto satisfactorio de matrimonio igualitario, reconociendo a todas las personas los mismos derechos”, ha anunciado la mandataria.

Histórica ceremonia la que tuvo lugar este viernes en Santiago de Chile para dar un impulso al acuerdo sobre el matrimonio igualitario logrado entre el Estado de Chile y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH) con la medicación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ante la que el MOVILH había denunciado la prohibición a las parejas del mismo sexo de contraer matrimonio. El acto tuvo lugar en el Palacio de La Moneda con la presencia de todos los poderes del Estado chileno, entre ellos la presidenta Michelle Bachelet.

Como en su momento recogimos, el Estado chileno y el MOVILH alcanzaron hace meses una solución amistosa a la demanda que este colectivo había interpuesto ante la CIDH por la prohibición a las parejas del mismo sexo de contraer matrimonio una vez que había agotado la vía judicial dentro del país (puedes descargar el histórico acuerdo aquí). De desarrollarse todos los puntos contemplados en dicho acuerdo, Chile, que ya ha dado algunos pasos importantes (como la aprobación de las uniones civiles) pasaría a situarse en primera línea del reconocimiento jurídico de los derechos LGTB. Implicaría aceptar el matrimonio igualitario, la adopción homoparental y los derechos plenos de parentalidad (que a día de hoy tienen que ser reclamados ante los tribunales), pero también la aprobación de una ley de identidad de género (que permita a las personas trans modificar su sexo legal mediante un simple trámite administrativo), un refuerzo de la legislación antidiscriminatoria ya vigente en Chile (la conocida como “ley Zamudio) y medidas en el ámbito educativo.

En aquel momento se desató el optimismo entre el colectivo LGTB, pero a lo largo de los últimos meses lo cierto es que las dificultades han aflorado y el proceso se ha ralentizado. Una importante dificultad la constituye la necesaria complicidad del Congreso, cuya composición permite tener esperanzas pero no asegura la aprobación de estas reformas sin dificultades. En este sentido, la inclusión de la adopción homoparental se prevé uno de los puntos calientes de la discusión. La principal oposición, previsiblemente, vendrá de la UDI (Unión Demócrata Independiente), principal partido de la derecha chilena, algunos de cuyos diputados ya anunciaron la posible presentación de una propuesta de reforma la Constitución de Chile para prohibir expresamente el matrimonio igualitario. También es previsible una fuerte oposición desde ámbitos religiosos, tanto la Iglesia católica como desde las pujantes iglesias evangélicas.

31581344854_5a778b8a50_bDe ahí la importancia de un acto como el celebrado este viernes, que supone sin duda un importante impulso político a la implementación del acuerdo. La ceremonia, que tuvo lugar en el Palacio de La Moneda, se abrió con un discurso de Heraldo Muñoz, ministro chileno de Relaciones Exteriores, que hizo un resumen de los variados puntos del acuerdo, los cuales incorporan variadas medidas, no sólo el matrimonio igualitario. Así, el canciller relató que la iniciativa contempla reformas a la Ley Antidiscriminatoria, a la Unión Civil para reconocer derechos de paternidad y maternidad a las parejas del mismo sexo, a la Ley de Adopciones (para posibilitar la adopción a los convivientes civiles), así como la aprobación de la Ley de Identidad de Género, la derogación de normas homofóbicas del Código Penal y la eliminación de las facultades que se entrega a las iglesias para decidir quienes pueden impartir clases de religión en establecimientos laicos.

También contempla la inclusión de la temática de la diversidad sexual y de género en todo el sistema educacional, partiendo desde la etapa preescolar, así como la incorporación de los derechos de las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales en todas las políticas del Ministerio de la Salud y del Ministerio de la Mujer y de Género, entre otros puntos.

Muñoz dio luego paso a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet. “Nos reunimos para dar cumplimiento al acuerdo de solución amistosa que suscribimos con el MOVILH, pero al mismo tiempo para dar inicio como establecimos al proceso de difusión pública sobre matrimonio igualitario. Proceso al que está llamado a sumarse la sociedad civil, así como todos los poderes del Estado”, explicó Bachelet. Añadió que “Chile reconoce formalmente la necesidad que tenemos como país de seguir perfeccionando las bases institucionales y nuestras normativas para evitar todo tipo de discriminación de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales”. En ese sentido, añadió, “Nos comprometemos como Estado a impulsar una discusión pública, participativa y abierta que permita al país generar un proyecto satisfactorio de matrimonio igualitario, reconociendo a todas las personas los mismos derechos”, añadió. “Estamos avanzando paso a paso, a veces más lento de lo que nos gustaría, pero el destino es claro y nuestras convicciones firmes”, finalizó la presidenta chilena en medio de contundentes aplausos y muestras de agradecimiento de todos los presentes. Conviene recordar, en este punto, que al margen de la vía judicial Bachelet ya prometió en marzo de 2013 que en caso de ser elegida presidenta abriría el proceso de discusión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

31581346034_e7ac667cfd_bA la ceremonia asistieron, ente otras personalidades, el relator de la CIDH, Enrique Gil Botero, así como los ministros de Educación, de la Mujer y la Equidad de Género, de Justicia o de la Secretaria General del Gobierno. También estuvieron presentes los presidentes de la Cámara de Diputados y del Tribunal Constitucional, además de representantes diplomáticos de diversos países europeos, como Holanda, Noruega o la propia España. También hubo presencia de otros colectivos LGTB distintos al MOVILH y de la Comunidad Judía de Chile, con la que el colectivo LGTB lleva tiempo trabajando codo con codo para mejorar la legislación antidiscriminatoria y contra los delitos de odio. Una presencia especialmente destacada fue la de Stephane Abran y Jorge Monardes, una de las tres parejas a las cuales la negativa a reconocer su matrimonio (celebrado en su caso en Canadá) dio origen a la demanda del MOVILH ante la CIDH.

Para Rolando Jiménez, representante del MOVILH, “Este acto sin precedentes para promover el matrimonio igualitario marca una nueva etapa en la lucha por esta ley, pero sobre todo, para avanzar hacia la implementación de todas las políticas públicas y leyes demandadas por la diversidad sexual y de género y que son parte del Acuerdo por la Igualdad. Valoramos profundamente esta señal de la presidente Bachelet”. El Acuerdo por la Igualdad, que así lo hemos llamado en tanto el matrimonio es solo uno de sus puntos, no deja dudas además respecto a que Chile debe avanzar en la adopción, crianza y adopción por parte de parejas del mismo sexo, aspectos que están señalados expresamente en el texto, y que esperamos se traduzcan lo antes posible en leyes”. “Este día es solo al comparable a cuando legalizamos la homosexualidad o aprobamos la unión civil, pues todas las deudas con la diversidad sexual y de género se asumen como un compromiso de Estado, sea quien sea quien gobierne”,  indicó el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

“Al fundarnos en 1991, nunca pensamos que llegaríamos a este momento que marca un antes y un después para los derechos de la diversidad sexual en Chile y en el sistema interamericano. Estamos felices, porque se mejorará la calidad de vida de las personas LGBTI”, dijo el Movilh. “Nuestros agradecimientos para todas y cada una de las personas e instituciones que colaboraron e hicieron posible esta travesía, antes llamada locura, hoy convertida en realidad”, finalizó la organización.

Os dejamos con los discursos de Heraldo Muñoz y de la presidenta Bachelet:

Fuente MOVILH, vía Dosmanzanas/Universogay

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

El Parlamento Europeo elige presidente al conservador Antonio Tajani, enemigo declarado de la igualdad LGTB

Lunes, 23 de enero de 2017

16-01-26-interreligious-dialogue-10Los miembros del Parlamento Europeo escogieron el martes pasado, gracias al acuerdo entre conservadores y liberales, al italiano Antonio Tajani como presidente de la cámara. Este exportavoz del primer Gobierno de Berlusconi tiene un historial contrario a los derechos LGTB, como ha recordado ILGA-Europa.

La batalla entre populares y socialistas por el control de la presidencia de la Eurocámara se ha saldado con la victoria de los primeros. Los dos grupos mayoritarios habían pactado, tras las elecciones de 2014, repartirse este cargo durante la legislatura actual. Pero los socialdemócratas de S&D rompieron este acuerdo al constatar que, si cedían la presidencia del Parlamento, las tres instituciones principales de la Unión (Comisión, Consejo y Parlamento) quedarían en manos de los conservadores. A pesar de esta ruptura, el PPE conseguía su objetivo este martes gracias al apoyo de los liberales de ALDE.

El elegido, tras cuatro rondas de voto, ha sido el italiano Antonio Tajani. Miembro fundador de Forza Italia y exportavoz del primer Gobierno de Silvio Berlusconi, Tajani arrastra un historial hostil hacia la igualdad LGTB, tal y como recuerda ILGA-Europa en un comunicado. Por ejemplo en 1996, el eurodiputado denigraba a las familias homoparentales al calificarlas de “pseudofamilias” y afirmar que un niño criado por una pareja del mismo sexo padecerá de “serios problemas psicológicos”.

De cara a las elecciones europeas de 2014, el entonces candidato del EPP firmó un compromiso de varios puntos redactado por la fundación Novae Terrae, con el que se comprometía a defender una visión excluyente de la familia y a oponerse a la educación en la diversidad. Tajani también participó en la multitudinaria manifestación en Roma contra el proyecto de ley de uniones civiles en enero del año pasado.

ILGA-Europa ha analizado a los candidatos a presidir la Eurocámara por sus votos parlamentarios en materia LGTB y ha situado al popular en la última posición junto al rumano Laurențiu Rebega. Tajani ha votado en contra del reconocimiento mutuo de los matrimonios y las uniones civiles entre personas del mismo sexo entre los Estados miembros, así como de incluir la orientación sexual y la identidad de género en la normativa europea antidiscriminación y de prestar apoyo específico a los refugiados LGTB. La organización ha lamentado el apoyo prestado a Tajani por los liberales, un grupo generalmente favorable a la equiparación de derechos.

El perfil del nuevo presidente del Parlamento Europeo, por tanto, hace presagiar que no promoverá desde su posición gestos hacia el reconocimiento y la promoción de la igualdad LGTB. En este sentido, su elección es un retroceso con respecto al mandato de su predecesor, el alemán Martin Schulz. El posible rival socialdemócrata de Angela Merkel en las elecciones del próximo septiembre se mostraba partidario en 2014 de restringir la ayuda al desarrollo a los países que aprobaran leyes homófobas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Montenegro Pride se enfrenta al odio marchando por Podgorica

Miércoles, 21 de diciembre de 2016

34916_montenegro-pride-cartelCelebrado el Orgullo de Montenegro con el apoyo de miembros del Gobierno

La cuarta edición del evento ha reclamado el matrimonio igualitario

Este 17 de diciembre se celebró el Orgullo de Montenegro, en el que docenas de personas, arropadas por un fuerte dispositivo policial, exhibieron pancartas que reclamaban la igualdad. A diferencia de otros años, en los que se tuvieron que lamentar incidentes violentos, en este Orgullo se unieron a la manifestación los ministros de Cultura y de Derechos Humanos. El Gobierno montenegrino, alentado por el deseo de integrarse en la Unión Europea, ha prometido avances en los derechos LGTB, como la regulación de las uniones civiles.

La asociación Queer Montenegro ha sido la principal organizadora de la cuarta edición del Montenegro Pride. Una edición que se ha celebrado sin disturbios y en la que la marcha principal del sábado 17 de diciembre reunió a cientos de personas por las calles de Podgorica reclamando una mayor cuota de derechos para el colectivo LGTB. Lxs montenegrinxs que participaron en la cuarta edición del Montenegro Pride salieron a las calles de Podgorica armados con un escudo indestructible: el que está construido a base de valentía.

Por las calles de Podgorica, la capital de Montenegro, desfilaron el pasado sábado 17 decenas de personas para celebrar el Orgullo LGTB. En previsión de posibles ataques de sectores LGTBfobos, la manifestación se acompañó de un fuerte dispositivo policial, compuesto por centenares de agentes. A la marcha se unieron representantes del Gobierno montenegrino, como el ministro de Cultura, Janko Ljumović, y el ministro de Derechos Humanos, Mehmet Zenka. También se recibió el apoyo del representante de la Unión Europea en Montenegro, Aivo Orav, o de la embajada británica.

Los manifestantes portaban pancartas con lemas como “Born this way” o “Igualdad para todos”. Una de las reclamaciones de los convocantes, Queer Montenegro, era la legislación del matrimonio igualitario por parte del Gobierno —algo que necesitaría una reforma constitucional—, así como buscar el apoyo de las familias de las personas LGTB. En palabras de Danijel Kalezić, miembro del comité organizador, “con este Orgullo, buscamos el apoyo de aquellos que más nos importan, nuestros padres, madres, hermanos, hermanas y demás parientes. Su apoyo se echa en falta cuando descubren que eres gay”.

Efectivamente, la sociedad montenegrina es fuertemente LGTBfoba, como señalaba una encuesta en la que el 71 % de los participantes creía que la homosexualidad es una enfermedad, y el 58 % consideraba que es “muy peligrosa” para la sociedad.

Indudablemente, la promoción de iniciativas legislativas favorables a los derechos LGTB puede servir para combatir tantos prejuicios. Alentado por su deseo de integrarse en la Unión Europea, el Gobierno de Montenegro ha prometido algunos avances más de los ya realizados, entre ellos el reconocimiento de las parejas del mismo sexo, con un proyecto de ley de uniones civiles.

Es de esperar que el desarrollo pacífico de este Orgullo de 2016 sea señal de una definitiva normalización. La celebración del primer Orgullo terminó como una película de Tarantino. Más de 500 manifestantes, en su mayor parte hooligangs de fútbol, lanzaron piedras y botellas contra los manifestantes y más de 60 personas resultaron detenidas. Desde entonces, cada Orgullo se ha celebrado bajo un ambiente enrarecido, con fuertes medidas policiales y con el activismo LGTB realizando un encomiable ejercicio de coraje, solidaridad y arrojo.

Lamentablemente, en el primer Orgullo de Podgorica, que se celebró en 2013, los manifestantes tuvieron que sufrir los ataques de los miembros de una contramanifestación LGTBfoba, que se enfrentaron directamente a las fuerzas del orden que protegían la marcha haciendo uso de piedras y artefactos incendiarios y cometiendo actos vandálicos en el centro de la ciudad. En 2014, finalmente pudo celebrarse sin incidentes, aunque tuvo que ser aplazado durante meses por motivos de seguridad y el dispositivo policial que se dispuso fue extraordinario.

Este año no ha sido una excepción y las cientos de personas que han marchado sobre la capital montenegrina han enarbolado la bandera de todxs aquellxs que no tienen voz en un país que prohibió cualquier posibilidad de legalizar el matrimonio igualitario en el año 2007.

La población que se reunió en las calles de de Podgorica, ha exigido que las autoridades montenegrinas apliquen los derechos de las minorías sexuales, como los reglamentos contra la discriminación, y otros derechos para el colectivo LGTB que aún no se han consagrados en la ley.

Los activistas que lucieron pancartas reivindicativas durante la marcha han reclamado la legalización del matrimonio igualitario, la erradicación de la homofobia y la transfobia y la creación de las condiciones necesarias para desarrollar la comunidad LGBTIQ en Montenegro.

Daniel Kalezic, uno de los portavoces de Queer Montenegro, ha indicado que:

“Con este Orgullo, buscamos el apoyo de aquellos que más nos importan, de padres, madres, hermanos, hermanas, parientes. El apoyo falta cuando descubren que eres gay”.

Por su parte, el ministro de Derechos Humanos, Mehmet Zenka, también asistió a la marcha y dijo que se necesitaba apoyo, pero sobre todo de familias: “La sociedad en Montenegro se ha desarrollado y ahora las personas son más conscientes, tenemos un buen marco estratégico y políticas en esta área”.

Bajo la lupa de la Unión Europea en materia de discriminación

Montenegro cuenta con una población que no alcanza los 700.000 habitantes. Alrededor del 43 % son montenegrinos, mientras que un 32% son serbios. Hay además diversas minorías, sobre todo bosnios y albaneses. Tras la traumática desmembración de Yugoslavia, la República de Montenegro permaneció unos años federada con Serbia, hasta que en 2006 un referéndum decidió su independencia total, de forma pacífica.

Las relaciones homosexuales en Montenegro fueron despenalizadas en 1977, siendo la edad de consentimiento la misma que la de las relaciones heterosexuales. No hay reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, y de hecho su Constitución restringe el derecho a contraer matrimonio a las parejas heterosexuales. En julio de 2010, por exigencia de la Unión Europea (a la que Montenegro aspira a unirse) la Cámara del país aprobó una normativa antidiscriminatoria que incluye la orientación sexual y la identidad de género como condiciones cuya discriminación queda prohibida, pero en abril de 2012 el Parlamento Europeo reclamaba más esfuerzos a Montenegro en materia de derechos LGTB.

Fuernte Redacción Chueca/Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Rumanía: el Senado pospone la convocatoria del referéndum para prohibir el matrimonio igualitario hasta después de las próximas elecciones

Lunes, 14 de noviembre de 2016

200-bandera-RumaniaAlivio momentáneo para los activistas LGTB en Rumanía. El Senado del país decidió el pasado lunes posponer la decisión sobre la convocatoria de un referéndum para prohibir constitucionalmente el matrimonio igualitario. El debate se traslada a las cámaras que salgan de las elecciones legislativas del próximo mes de diciembre.

El Tribunal Constitucional de Rumanía dio el pasado mes de julio su visto bueno a la iniciativa popular de referéndum promovida por la Coalición por la Familia —un grupo de asociaciones respaldado por la Iglesia ortodoxa— que había reunido más de 3 millones de firmas. Las dos cámaras del Parlamento deberán aprobarla con una mayoría de dos tercios para luego ser sometida a consulta popular. En un principio se planteó la posibilidad de que el referéndum se celebrara conjuntamente con las próximas elecciones generales.

Dos senadores del Partido Social Demócrata (PSD) presentaron el viernes pasado un proyecto de ley para autorizar la consulta. Pero el líder de la formación Liviu Dragnea les pidió que lo retiraran para no mezclar la campaña electoral con la del referéndum. Aunque decidieran ignorar esta petición, el Parlamento solo dispondría de dos semanas, hasta su disolución, para tramitar la propuesta. Por lo que parece altamente probable que el asunto se traslade finalmente a la próxima legislature y la comunidad LGTB gana, al menos, tiempo para organizar su estrategia.

El posicionamiento de Dragnea no implica que esté en contra de la discriminación a las personas LGTB. El líder del primer partido del Parlamento se mostró partidario de separar las elecciones generales de la consulta, pero manifestó su apoyo al fondo de la cuestión: “soy un hombre tradicional y conservador”. El expresidente Traian Băsescu también ha expresado su postura favorable al veto constitucional al matrimonio igualitario. Băsescu sí apoya una regulación en forma de uniones civiles, eso sí, siempre que se reserve la adopción a las “familias normales, formadas por un padre y una madre”.

Una posición diferente a la del actual presidente Klaus Iohannis. En unas declaraciones de hace unas semanas, Iohannis abogaba por el respeto a los derechos de las minorías y condenaba el extremismo religioso. A pesar de no mencionar expresamente al colectivo LGTB, sus palabras fueron recibidas con esperanza por parte de los activistas, que ven al menos un cambio de actitud con respecto a sus antecesores.

Dos procesos paralelos sobre el matrimonio igualitario

Los derechos LGTB en Rumanía están pendientes en la actualidad de dos procesos, que deben ser resueltos próximamente. Por un lado, la pareja formada por Adrian Coman, un ciudadano rumano, y Adrian Coman, estadounidense, contrajo matrimonio en Bélgica y presentó un recurso de inconstitucionalidad contra el Código Civil rumano por violar la libertad de circulación de personas dentro de la Unión Europea al impedir el reconocimiento de su matrimonio. Al no estar legalmente casados en Rumanía, Hamilton no puede permanecer más de tres meses seguidos en el país. Tras un largo proceso judicial, en julio de este año el Tribunal Constitucional anunció que retrasaba la resolución de la demanda hasta el 20 de septiembre. Pero en esa fecha, su presidente Valer Dordeanu anunciaba que la decisión aún no estaba tomada y volvía a posponer el fallo, esta vez hasta octubre. Ahora se espera para el 29 de noviembre. Para Dordeanu, la extensión y la complejidad del asunto hacían necesaria una deliberación más profunda.

El otro proceso que se está llevando a cabo en Rumanía tiene que ver con la prohibición a nivel constitucional del matrimonio igualitario. El Tribunal Constitucional de Rumanía dio el pasado mes de julio su visto bueno a la iniciativa popular de referéndum promovida por la Coalición por la Familia —un grupo de asociaciones respaldado por la Iglesia ortodoxa— que ha reunido más de 3 millones de firmas. De esta manera, la propuesta puede empezar su tramitación en el Parlamento.

Actualmente, el artículo 48.1 de la Constitución rumana establece que “La familia se funda por el matrimonio libremente consentido entre los esposos, en base a la igualdad de estos y al derecho y deber de los padres de asegurar el crecimiento, la educación y formación de los hijos”. Es decir, no hay referencia alguna al sexo que deben tener ambos esposos. Por ello, la Coalición por la Familia de Rumanía ha logrado reunir tres millones de firmas para obligar al Gobierno rumano a convocar un referéndum, cuyo propósito es reformar ese artículo para que defina el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, y  que además prohíba expresamente cualquier reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo.

Si sus ciudadanos respaldan finalmente la propuesta, Rumanía engrosaría la lista de países europeos que prohíben constitucionalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo, en la que se encuentran Armenia, Bielorrusia, Bulgaria, Croacia, Eslovaquia, Hungría, Letonia, Lituania, Moldavia, Montenegro, Polonia, Serbia y Ucrania.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Gibraltar aprueba el matrimonio igualitario

Sábado, 29 de octubre de 2016

25218Gibraltar aprobó el pasado miércoles día 26 el matrimonio igualitario por unanimidad de su gobierno, cuyos 15 representantes votaron con un “sí” rotundo a la proposición de ley que reconoce legalmente a las parejas del mismo sexo, equiparándolas con las heterosexuales. De esta manera, Gibraltar se ha convertido en el cuarto territorio de ultramar británico en aprobar el matrimonio igualitario. La enmienda a la Ley de Matrimonio Civil que lo permite fue votada por unanimidad de los 15 miembros de su Parlamento, a propuesta de la ministra de Igualdad. La reforma, sin embargo, permite a los funcionarios del registro civil objetar en conciencia la celebración de matrimonios de parejas del mismo sexo.

Como sabéis, Gibraltar es un territorio un tanto especial ubicado en el corazón de la costa andaluza pero perteneciente al Reino Unido (en realidad es una colonia británica). Dada su ubicación, esta localización de apenas 30.000 habitantes cuenta con singularidades tales como una mayoría católica, la convivencia de la libra con el euro y ese acento british andaluz.

Con esta nueva ley, Gibraltar da un paso más en la igualdad para todos los ciudadanos LGBT tras despenalizar las relaciones gais en el año 93, permitir la adopción por parte de parejas homosexuales desde Abril de 2012. En 2014, el Parlamento de Gibraltar ya había aprobado una ley de uniones civiles abierta a las parejas del mismo sexo, que incluía el derecho a la adopción homoparental, pero, tras las últimas elecciones de 2015, el matrimonio igualitario se convirtió en un tema a debate. La coalición de laboristas y liberales que fue reelegida instó la celebración de una encuesta, que concluyó con un 63 % de opiniones favorables a los derechos LGTB. El Gobierno, sin embargo, rehusó la convocatoria de un referéndum al respecto. A principios de año, la oposición socialdemócrata también se declaró partidaria de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, con lo que quedaba allanado el camino para su aprobación.

El pasado mes de agosto, el gobierno introdujo la proposición de enmienda a la Ley de Matrimonio Civil para incluir a las parejas del mismo sexo, que finalmente ha sido votada este 26 de octubre por el Parlamento, obteniendo el voto unánime de sus 15 miembros. Sin embargo, por una mayoría de 11 votos contra 4, ha sido rechazada una propuesta para eliminar un artículo que ha causado controversia, ya que la reforma permite a los funcionarios del registro objetar en conciencia la celebración de matrimonios de parejas del mismo sexo. El texto finalmente aprobado también exime a las organizaciones religiosas de celebrar este tipo de enlaces. La reforma entrará en vigor una vez que obtenga la oportuna sanción real.

Su primer ministro Fabian Picardo, describió el día de ayer como histórico para Gibraltar y su parlamento, insistiendo en que la definición de sagrado en referencia al matrimonio cristiano seguirá siendo inalterable, ya que según Ricardo “nada de lo aprobado en esta ley tiene que ver con la religión”. Brillante el primer ministro separando religión de política.

Felix Alvarez, presidente de Equality Rights Group, ha expresado su satisfacción por la aprobación de la enmienda, calificando el 26 de octubre como “un día muy feliz y largamente esperado por muchos en Gibraltar”.  Sin embargo, se ha comprometido también a vigilar por su cumplimiento, y a exigir que la cláusula de conciencia de los funcionarios del registro no se ejecute sin que se garantice la celebración final del matrimonio.

Gibraltar se ha unido así a las Islas Pitcairn, el Territorio Antártico Británico y la base de Acrotiri y Dekhelia, que completan el grupo de los cuatro territorios de ultramar británicos en permitir el matrimonio igualitario. Otros ocho de estos territorios no lo permiten, o lo hacen solo parcialmente (como la Isla Ascensión, que forma parte del territorio de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña), mientras que dos de ellos, Montserrat y las Islas Turcas y Caicos, lo prohíben taxativamente en sus constituciones, pero las islas Malvinas han expresado su intención de aprobarlo.

En cuanto a las tres dependencias británicas, la Isla de Man aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo el pasado mes de abril, el Bailinazgo de Guernsey lo hizo en el mes de septiembre, y el Bailinazgo de Jersey lo aprobará previsiblemente el próximo mes de enero.

En el Reino Unido estrictamente hablando, las legislaciones sobre el matrimonio igualitario están vigentes en Inglaterra, Gales y Escocia, quedando tan solo Irlanda del Norte como el único reducto que se resiste a la igualdad en el acceso al matrimonio para las parejas del mismo sexo.

Fuente GayStarNews, vía AmbienteG/ Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Se celebra la primera unión civil entre personas de distinto sexo en las islas británicas

Sábado, 22 de octubre de 2016

cosson_hodgsonUn interesante debate se ha reabierto en el Reino Unido a raíz de la celebración, el pasado viernes, de la primera unión civil entre personas de distinto sexo en las islas británicas. Ceremonia que ha tenido lugar en la isla de Man, ya que la legislación de Gran Bretaña solo permite dichas uniones a las parejas del mismo sexo.

Hace cerca de dos años, Charles Keidan y Rebecca Steinfeld acudieron a la justicia cuando la administración les denegó la posibilidad de contraer una unión civil. La pareja aducía motivos feministas y de rechazo a las connotaciones patriarcales del matrimonio, la única opción que se les ofrecía. En enero de este año, su demanda fue rechazada en primera instancia, pero la pareja recurrirá ante el Tribunal de Apelaciones dentro de un mes para intentar que se les reconozca el derecho a formalizar su relación sin necesidad de casarse. Las legislaciones de Inglaterra y Gales, por un lado, y de Escocia, por otro, solo permiten las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

La situación es distinta en la isla de Man. Esta dependencia, que no forma parte integrante del Reino Unido, aprobó su propia ley de matrimonio igualitario con posterioridad a las de la metrópoli. Al mismo tiempo, su Parlamento amplió la  legislación sobre uniones civiles que ya existía, para incluir a las parejas de distinto sexo.

Adeline Cosson y Kieran Hodgson han aprovechado esta posibilidad para formalizar su unión en Douglas, la capital de la isla. La pareja, a diferencia de la formada por Keidan y Steinfeld, no descarta contraer matrimonio más adelante y ha preferido contraer una unión civil por “simplicidad”. Esta opción les permite disfrutar de ciertos derechos sin necesidad de “tener que casarse inmediatamente”. Cosson, que es francesa, se mostró sorprendida de que el Reino Unido solo permita estos enlaces entre personas del mismo sexo, a diferencia de lo que ocurre en su país natal.

La ceremonia ha reabierto el debate sobre la apertura de las uniones civiles a las parejas de distinto sexo. Tan pronto como esta semana podría celebrarse la segunda de estas uniones en la isla de Man, en este caso de una pareja londinense. El activista por la igualdad en el acceso a las uniones civiles Matt Hawkins expresó su deseo de que el Reino Unido adopte una legislación similar a la manesa. La medida, que ya se discutió durante la tramitación de la ley de matrimonio igualitario de Inglaterra y Gales, fue rechazada entonces por considerarla una maniobra dilatoria para retrasar la aprobación de norma principal. Las principales organizaciones LGTB se muestran favorables a la misma.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , ,

El Parlamento de Aruba, en el Caribe, aprueba una ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo

Martes, 13 de septiembre de 2016

554455_10150679916129504_1185889537_nEl Parlamento de Aruba, país caribeño que forma parte del Reino de los Países Bajos, ha aprobado por 11 votos a favor, 5 en contra y 4 abstenciones modificar su código civil para permitir las uniones entre personas del mismo sexo. La impulsora de la reforma ha sido la senadora Desiree de Sousa Croes, abiertamente lesbiana. 

Al hablar de lo que antiguamente se conocía como “Antillas Holandesas” hay que diferenciar dos situaciones, ya que esta entidad desapareció formalmente en 2010. Bonaire, San Eustaquio y Saba se convirtieron en municipios holandeses especiales del Caribe. Aruba, Curaçao y San Martín (Sint Maarten, en neerlandés), sin embargo, optaron por mantenerse como países constituyentes del Reino de los Países Bajos, pero con un grado de autonomía mucho mayor. Los tres primeros, por tanto, pasaron a asumir como propia la legislación holandesa en materia de matrimonio (en 2012 recogimos la celebración del primer matrimonio entre personas del mismo sexo en estas islas, celebrado en concreto en Saba), pero no fue así en el caso de Aruba, Curaçao y San Martín.

Estos tres países, socialmente muy conservadores y de mayoría católica, se han negado durante todos estos años a reconocer las uniones entre personas del mismo sexo. Es cierto que la Corte Suprema de Holanda, en una decisión que se remonta a 2007, obligó a Aruba a reconocer el matrimonio de una pareja de mujeres celebrado en suelo holandés, pero aún así las autoridades locales se han negado a equiparar en la práctica los derechos de las pocas parejas del mismo sexo casadas cuyo matrimonio ha sido reconocido a los de los matrimonios heterosexuales. “Ya tenemos parejas del mismo sexo casadas en Aruba. Hoy día basta con ir a Bonaire, en un vuelo de 20 minutos, y luego registrarse en Aruba. Pero no tenemos los mismo derechos, porque nuestras leyes locales no otorgan los mismos derechos a nuestros matrimonios”, declaraba la senadora de Sousa Croes a Open Democracy en agosto. Y ella sabe bien de lo que habla: precisamente conforma junto a su esposa (con la que se casó en Ámsterdam en 2012) uno de esos matrimonios “reconocidos” pero sin derechos.

Una situación a la que pondrá fin la nueva legislación de uniones civiles, que permitirá por fin a las parejas del mismo sexo acceder a la mayoría de los derechos de los que disfrutan los matrimonios heterosexuales de la isla en materia patrimonial, de pensiones, de seguridad social o de decisiones médicas en situaciones de urgencia. La ley también supone un indudable paso adelante en una región, el Caribe, especialmente dura para las personas LGTB. Ojalá ejerza un cierto “efecto contagio”

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Una pareja gay octogenaria protagoniza la primera unión civil homosexual de Turín, Italia

Lunes, 22 de agosto de 2016

boda_gay“En mis tiempos si te declarabas homosexual corrías el riesgo de acabar en el manicomio”, recuerda Franco.

La alcaldesa, emocionada, ha sido la encargada de oficiar la ceremonia.

Franco y Gianni por fin han podido darse el ‘sí quiero’ tras 52 años de relación. Lo hicieron el pasado sábado 6 de agosto delante de 16 invitados y cámaras de televisión. Con 83 y 79 años respectivamente, este matrimonio de ancianos ha protagonizado la primera unión civil de la ciudad italiana de Turín, después de que hace tres meses el parlamento italiano aprobara la ley que legalizaba las uniones civiles homosexuales.

Ahora Franco y Gianni ya son un matrimonio reconocido ante el estado italiano, algo impensable cuando ellos eran jóvenes. “En mis tiempos si te declarabas homosexual corrías el riesgo de acabar en el manicomio”, recuerda Franco. Una emocionada alcaldesa, Chiara Appendino, ha sido la encargada de oficiar la ceremonia.

La feliz pareja estaba acompañada también por el calor de ciudadanos que no quisieron perderse la ceremonia y por una delegación de Torino Pride, una agrupación de asociaciónes LGTB que opera en la región italiana de Piamonte.

Tras el acto civil quisieron compartir su felicidad con los más allegados con una comida íntima. Ahora les espera la luna de miel. Franco y Gianni son una pareja religiosa y han elegido Lourdes como destino porque tienen mucho que agradecerle a la vírgen de la que son devotos.

La suya ha sido también una boda con celeridad. A pesar de que la ley de las uniones civiles entró en vigor el pasado 29 de julio, su aplicación no ha sido inmediata en todo el territorio italiano por temas burocráticos. Monica Cirinnà, la senadora italiana autora de la ley, autorizó la unión mediante un procedimiento urgente con un telegrama que llegó momentos antes del ‘sí quiero’.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Celebrada la primera unión civil de una pareja del mismo sexo en Italia

Sábado, 30 de julio de 2016

Deborah-Piccinini-y-Elena-Vanni-primera-pareja-unida-civilmente-en-Italia-2-300x200El pasado domingo 24 de julio tuvo lugar la primera unión civil de una pareja del mismo sexo en Italia. El alcalde de Castel San Pietro, Fausto Tinti, celebró la ceremonia de unión de la pareja formada por Deborah Piccinini y Elena Vanni, tan solo un día después de que entrara en vigor la ley aprobada el pasado mes de mayo. Ambas han expresado su felicidad y, tras la ceremonia, han afirmado: “Desde el punto de vista del derecho, todos somos iguales, estamos muy emocionadas y esperamos haber abierto un camino”.

El sábado 23 de julio entraba completamente en vigor la ley de uniones civiles que aprobó el Parlamento italiano el pasado 11 de mayo, tras un largo y accidentado proceso. Tan solo un día después, Deborah Piccinini y Elena Vanni, de 46 y 45 años respectivamente, se unían civilmente en el municipio de Castel San Pietro, con el alcalde, Fausto Tinti como celebrante. Lo hicieron acompañadas de un restringido número de allegados y amigos, entre los que se encontraban los padres e hijos de ambas, que eran superados ampliamente en número por los representantes de los medios de comunicación, dada la expectación despertada.

El alcalde citó la Constitución italiana y leyó el texto de la nueva ley de uniones civiles, concluyendo con las siguientes palabras: “Gracias Deborah y Elena por habernos ayudado a ser mejores personas. Os declaro unidas civilmente”. El público presente estalló en aplausos, mientras las dos contrayentes sellaban su unión con un beso. Luego, dirigieron a invitados y espectadores sus primeras palabras: “Estamos emocionadas, gracias por estar aquí, es hermoso compartir con todos vosotros estos momentos”. A todos ellos les regalaron una tarjeta en la que se leía: “Nuestras vidas son verdaderamente nuestras”.

Deborah y Elena se conocen desde hace quince años, y son pareja desde hace cinco. Viven y trabajan en Castel San Pietro, una pequeña ciudad medieval cercana a Bolonia. Tras pasar unos diez días en la playa de Puglia, tienen en proyecto celebrar la auténtica luna de miel en el mes de septiembre, haciendo un viaje a París.

Una unión civil muy lejos del matrimonio

La pareja constituida por Deborah y Elena, sin embargo, no disfrutará de los mismos derechos que un matrimonio. La fuerte oposición de los sectores más conservadores, alentados por la iglesia Católica, hizo que el proyecto de ley inicial se fuera degradando, para concluir siendo un texto legal bastante “descafeinado”.

La ley finalmente aprobada no contempla ni siquiera la stepchild adoption (la adopción de los hijos del otro miembro de la unión). Las parejas del mismo sexo con hijos, por tanto, seguirán estando obligadas a acudir a la justicia italiana caso por caso para hacer valer sus derechos. Y es que los jueces italianos, salvo excepciones, se están mostrando más sensibles que la clase política de ese país hacia la realidad familiar de las personas LGTB. La propia stepchild adoption, por ejemplo, ha sido ya reconocida por varios tribunales.

Un detalle menor para algunos pero especialmente simbólico, y que deja bien claro el afán de los legisladores homófobos por dejar su impronta en el proyecto, ha sido la supresión de la “obligación de fidelidad” que, del mismo modo que la ley italiana exige a las parejas casadas, el proyecto inicial exigía a las parejas del mismo sexo unidas civilmente. Por curioso que parezca, se trataba de un aspecto que había sido especialmente criticado por los contrarios al proyecto porque en su opinión hacía prácticamente indistinguible a esta institución de la del matrimonio. Eliminarlo ha traído como consecuancia, en cierto modo, oficializar que la relación afectiva que se le supone a dos personas del mismo sexo unidas civilmente es de peor calidad que la que se le supone a una pareja de distinto sexo casada.

De hecho, las uniones civiles italianas entre personas del mismo sexo son consideradas jurídicamente una “formación social específica”, término que nadie sabe muy bien qué significa, pero que fue introducido con objeto de configurarlas como una rareza que las diferencie, por ejemplo, del matrimonio.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , ,

El Ministerio de Trabajo de Japón incluye la discriminación hacia empleados LGTB como una forma de acoso sexual

Miércoles, 6 de julio de 2016

gay-marriage-is-openly-accepted-in-asian-societies-like-japan-1506831-20140612153652-inter1-2-500x281Japón sigue dando pequeños pasos a favor de la igualdad de la comunidad LGTB. El último lo ha protagonizado el Ministerio de Trabajo: los autores de actos de discriminación a personas LGTB en el ámbito laboral se enfrentarán a una acusación de “acoso sexual”. Ahora debe desarrollarse una normativa específica, que comenzará a ser de aplicación a principios de 2017. Por otra parte, 30 grandes empresas con sede en el país nipón (como IBM, Sony o Panasonic) trabajan en la elaboración de unas directrices igualitarias para los trabajadores LGTB.

Un comité del Consejo de Política Laboral del Ministerio de Trabajo de Japón ha llegado a un acuerdo para incluir a los empleados LGTB en las directrices contra la discriminación. Las nuevas reglas deberán ponerse en práctica a partir de enero. La regulación vigente, de conformidad con la Ley de Igualdad de Oportunidades, ya estipula que cualquier lenguaje o acciones de naturaleza sexual hacia empleados debe considerarse como “acoso sexual”. La novedad es que ahora se recogerá de forma específica la casuistica de la orientación homosexual y de la identidad de género.

Yasuhisa Shiozaki, ministro de Trabajo de Japón, ha puesto la primera piedra para atajar situaciones discriminatorias hacia los empleados LGTB en el ámbito laboral. Pero al mismo tiempo, 30 grandes corporaciones con sede en el país también trabajan en la elaboración de una guía que permita dotar de una serie de derechos igualitarios a sus trabajadores LGTB. Algunas de esas empresas son Sony, Panasonic o IBM.

Estas directrices de recursos humanos pretenden dotar de un reconocimiento inclusivo a los empleados LGTB, extender los beneficios conyugales a los trabajadores homosexuales y especificar las políticas apropiadas de utilización de los cuartos de baños por parte de los empleados trans.

Varios municipios japoneses reconocen las parejas de hecho

Como recogiendo, Japón y Taiwán están experimentando avances locales en el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. Aunque ningún país asiático ha aprobado por el momento el matrimonio igualitario, la situación del colectivo es diametralmente opuesta en los distintos países del continente. En algunos como Malasia, Brunéi o la India, entre otros, las personas LGTB son víctimas de la homofobia de estado y la intransigencia social. Por el contrario, Taiwán, Japón o Vietnam van posicionándose en líneas más aperturistas e igualitarias (si bien no al ritmo que cabría desear).

La ciudad de Iga (que ronda los 95.000 habitantes, en la prefactura de Mie) se convertía en diciembre de 2015 en el cuarto municipio japonés en abrir a las parejas del mismo sexo la posibilidad de unirse civilmente. Aunque en Japón, como decíamos, tampoco se ha aprobado todavía el matrimonio igualitario, varias ciudades han tomado la delantera, aprobando la inclusión de parejas del mismo sexo en los registros de parejas de hecho.

La primera administración japonesa que anunció la apertura de uniones civiles entre parejas de gais y lesbianas fue la de Shibuya (un distrito especial de Tokio). Por su parte, Setagaya (como Shibuya, otro de los 23 distritos que conforman la municipalidad metropolitana de Tokio) secundaba poco después la iniciativa y se convertía en el segundo territorio japonés en ponerla en marcha.

Asimismo, en la ciudad de Takarazuka, en la prefectura de Hyogo, se iniciaba el pasado mes de junio la expedición de certificados de asociación a las parejas homosexuales. A diferencia de lo que ocurre en Shibuya, los registros de parejas de hecho en Takarazuka y Setagaya no exigen a las empresas privadas que reconozcan a las parejas homosexuales.

Los resultados de una encuesta realizada en el país nipón a finales de 2015 constatan que un 51 % de la ciudadanía sería partidaria de la aprobación del matrimonio igualitario. Una gran evolución, teniendo en cuenta que hasta épocas recientes la homosexualidad era un tema tabú en la sociedad japonesa.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Constitucional checo levanta la prohibición de adoptar niños, a título individual, a los miembros de parejas del mismo sexo

Lunes, 4 de julio de 2016

Familia-002-660x400Importante aunque insuficiente avance en derechos LGTB en la República Checa. El Tribunal Constitucional del país centroeuropeo ha levantado la prohibición de adoptar niños, de forma individual, para las personas que conviven en una unión civil. Si bien el fallo no abre la adopción conjunta a las parejas del mismo sexo, el Gobierno checo ya estudia una ley para permitir la adopción de los hijos del compañero o compañera del mismo sexo (la conocida en inglés como step-child adoption).

El Constitucional checo dictaminó el martes pasado que el veto para adoptar niños a las personas que viven en una unión civil es discriminatorio. El motivo es que cualquier ciudadano, sea LGTB o no, puede adoptar de forma individual si está soltero. De forma que muchas parejas del mismo sexo no se atrevían a regularizar su unión por miedo a perder la custodia de los hijos adoptados por uno de sus miembros.

El fallo supone una importante mejora en la seguridad jurídica de las familias homoparentales, aunque obviamente no todo lo amplia que sería necesario. En las próximas semanas puede producirse otro importante avance si se aprueba el proyecto de ley que está estudiando el Gobierno checo para permitir la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja de los hijos que ya tenga el otro miembro de la pareja (la conocida por el anglicismo step-child adoption). Se trata de una solución similar a la existente en Alemania, y que se discutió en Italia pero no se llegó a aprobar.

La abogada de la asociación LGTB PROUD Adéla Horáková se felicitó por la sentencia, pero recordó las discriminaciones a las que todavía se enfrentan las parejas del mismo sexo. Horáková expresó su deseo de que poco a poco se vean “más progenitores del mismo sexo adoptando niños” para mostrarle a la sociedad “que están igual de preparados y son igual de capaces de dar amor que cualquiera”. La activista, sin embargo, se mostró cauta sobre una posible apertura de la adopción homoparental, en igualdad con las parejas de distinto sexo, en el futuro.

República Checa y derechos LGTB

Ya el año pasado se intentó sacar adelante una propuesta de enmienda a la actual ley checa de parejas (registrované partnerství) pero el proyecto quedó estancado debido a la oposición de los democristianos, una de las las tres fuerzas que componen la coalición de gobierno. Sin embargo, el ministro de Derechos Humanos, Jiří Dienstbier (socialdemócrata) y el de Justicia Robert Pelikán (de un partido de corte liberal fundado por un multimillonario), han señalado que si el Parlamento no la aprueba, tratarán de promover otra enmienda a la ley de parejas para permitir la adopción, como la que ahora se ha comenzado a debatir. En diciembre del año pasado, fue otra decisión judicial la que reconoció como tales a los hijos de una pareja del mismo sexo adoptados en California.

Por lo demás, estos desarrollos son coherentes con el contexto checo, una de las pocas excepciones a la potente homofobia que impera en lo que antaño fue el otro lado del telón de acero. Si atendemos a los datos del Pew Research Center en 2013, un 80% de los checos considera que la sociedad debería aceptar la homosexualidad (por comparación, España tiene un 88% y Alemania un 87%; Italia, en cambio, se queda en el 74%. La República Checa fue además el primer país del antiguo bloque comunista con una ley de parejas, aprobada en 2006, adelantándose en varios años a Hungría (donde la situación sociopolítica actual es sin embargo mucho más hostil a los derechos LGTB), EstoniaCroacia y Eslovenia (único país de la región que ha aprobado el matrimonio igualitario, pero que al haber pertenecido a la antigua Yugoslavia no fue parte del bloque “soviético” aunque sí comunista). Por otro lado, los checos se han sentido históricamente como un puente entre la Europa occidental y la centro-oriental. Sentencias como la que hoy recogemos apuntan a la veracidad de este sentimiento.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

Bermudas rechaza en un referéndum, no vinculante y de baja participación, el matrimonio igualitario y las uniones civiles

Viernes, 1 de julio de 2016

bm!mottoLa población de Bermudas, territorio británico de ultramar situado frente a la costa este de los Estados Unidos, ha rechazado en referéndum la posibilidad de reconocer las uniones entre personas del mismo sexo, ya sea en forma de matrimonio o de unión civil. La buena noticia es que el reférendum, consultivo y no vinculante, no ha alcanzado el quórum necesario para ser considerado válido.

Bermudas es una sociedad especialmente conservadora. No despenalizó la homosexualidad hasta 1994, y por ejemplo la edad de consentimiento para las relaciones homosexuales masculinas sigue siendo dos años superior que para las relaciones heterosexuales o lésbicas (18 años frente a 16). Ello no ha evitado que se produzcan avances significativos. En 2013, por ejemplo, el Parlamento aprobó una ley que prohíbe discriminar por razones de orientación sexual (a finales de 2012 nos hicimos eco de la misma). Y a principios de 2015 la Corte Suprema de Bermudas falló a favor de la adopción homoparental, lo que permite a las parejas del mismo sexo adoptar en igualdad de condiciones a las parejas de distinto sexo.

Sin embargo, pese a que la adopción homoparental es posible, no existe reconocimiento jurídico de las relaciones entre personas del mismo sexo (puede sonar extraño, pero en territorios cuyo derecho es de tradición anglosajona esta situación no es tan inusual). Un reconocimiento que está ya sobre la mesa, de ahí la convocatoria de un referéndum sobre la materia, que tuvo lugar el pasado jueves, y en el que se preguntaba tanto por el matrimonio igualitario como por las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Una consulta de carácter no vinculante, pero orientativa sobre los “deseos” de la población de Bermudas.

El resultado no es especialmente sorprendente: el 69% de los votantes (14.192 frente a 6.514) se opone al matrimonio igualitario. El 63% se opone también a las uniones civiles. La buena noticia, sin embargo, es que solo han votado 20.804 personas, cuando el número oficial de votantes registrados es de 44.367. Menos del 50%, por lo cual el referéndum, según la legislación de Bermudas, carece de validez.

Un resultado malo, pero posiblemente no desastroso. El referéndum era consultivo, pero debido a la baja participación ni siquiera es válido. Ello permitiría al Parlamento aprobar a medio plazo una norma (posiblemente de uniones civiles) sin sombra de ilegalidad. Ese es el deseo, por ejemplo, del ex primer ministro sir John Swan, que en su momento llegó a votar en contra de despenalizar las relaciones homosexuales y que ahora se muestra convencido de las bondades del matrimonio igualitario. El actual primer ministro, Michael Dunkley, había comentado por su parte antes del referéndum que había que seguir la “la voluntad del pueblo”. Veremos qué sucede finalmente.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Un tribunal chileno rechaza el recurso de una pareja gay por no poder contraer matrimonio, pero sugiere a España como ejemplo a seguir

Lunes, 13 de junio de 2016

corteSignificativa sentencia la de la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, que por un lado ha rechazado el recurso de de Ramón Gómez y Gonzalo Velásquez por la negativa del Registro Civil a celebrar su matrimonio, argumentando que la decisión sobre el matrimonio igualitario es responsabilidad de otros órganos del Estado, pero que por otro admite que la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo sería perfectamente admisible en el marco jurídico chileno, poniendo como ejemplo relevante el caso español.

Como adelantamos en febrero, por primera vez en la historia de Chile la Corte de Apelaciones de Santiago (en concreto, su Sala Primera) admitía un recurso por esta causa, planteado por Ramón Gómez (presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, MOVILH) y su pareja Gonzalo Velásquez, a los que el Registro Civil no permitió celebrar su matrimonio. La mera admisión del recurso, elaborado bajo la batuta del abogado y activista del MOVILH Jaime Silva, fue considerada por el activismo chileno como un importante avance, en un contexto en el que la discusión sobre el matrimonio igualitario está sobre la mesa de la agenda política chilena.

El fallo de la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones, aun ajustándose a una previsible negativa, permite sin embargo hacer un análisis relativamente optimista. Por un lado, el tribunal señala que a día de hoy el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Chile. “Nuestra legislación vigente establece que el contrato de matrimonio sólo puede celebrarse entre un hombre y una mujer y el Servicio de Registro Civil se encuentra obligado a respetar la legislación aplicable a las materias respecto de las que se le ha otorgado competencia”, expresa. La Corte de Apelaciones añade que toda iniciativa para extender el matrimonio a personas del mismo sexo “está entregada a otros Poderes del Estado, no siendo esta Corte, ni la presente acción cautelar la vía idónea para pronunciarse sobre la materia” y recuerda que ni siquiera le compete “pronunciarse sobre la inaplicabilidad de una norma legal, estando entregada dicha tarea al Tribunal Constitucional”.

La Corte de Apelaciones de Santiago podría haberse quedado ahí, pero resulta significativo que sí elabore un cierto análisis jurídico de fondo, al expresar que “la cuestión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo” ha sido un asunto “que ha motivado diversas discusiones sobre su legitimación y nuestro país no se encuentra ajeno a ello”. En este sentido, el tribunal recuerda que ya en 2014 ingresó a tramitación parlamentaria un proyecto de ley de matrimonio igualitario, nombra a 24 países que ya lo han aprobado, y muy especialmente destaca el fallo del Tribunal Constitucional español. “Estos sentenciadores estiman oportuno destacar la experiencia del Derecho español sobre la materia”, indica la Corte, haciendo mención a la obra Podemos hacer más. Otra forma de pensar el Derecho, del catedrático de la Universidad de Alicante Manuel Atienza.

Un texto que analiza la sentencia del Constitucional español sobre el matrimonio igualitario, concluyendo que “la nueva regulación no desfigura la institución matrimonial, por estas dos razones: 1) la esencia de la institución radica en el afecto mutuo entre los contrayentes, junto con las notas de libertad e igualdad, y no en la característica –tradicional, pero no esencial- de que los contrayentes sean personas de distinto sexo; y 2) debe interpretarse según un canon de ‘interpretación evolutiva’ que tenga en cuenta lo que la sentencia llama la ‘cultura jurídica’; y esa cultura jurídica mostraría una tendencia en diversos países de nuestro entorno a admitir esa modalidad de matrimonio, al tiempo que, en el caso español, diversas encuestas de opinión ponen de manifiesto la existencia de una mayoría de la población que aprueba la nueva modalidad de matrimonio, mayoría que es todavía más amplia si lo que se considera es el segmento de población más joven”. Un texto referenciado por el propio fallo de la Corte de Santiago.

Los demandantes apelarán

Desde el MOVILH ya se ha señalado que los demandantes apelarán la sentencia ante la Corte Suprema y valorarán recurrir de nuevo al Tribunal Constitucional. “A nuestro entender, es responsabilidad también del Poder Judicial posibilitar el avance del matrimonio igualitario, como ha ocurrido en muchos países”, señalan desde este colectivo, que considera “de la máxima relevancia” y “un punto positivo para el avance del matrimonio igualitario” que la Corte de Apelaciones haya destacado en extenso el fallo del Constitucional español favorable a este derecho.

“La Corte de Apelaciones de Santiago dijo lo que piensa debería ocurrir: que otros órganos del Estado no solo se pronuncien sobre el matrimonio igualitario, sino que posibiliten su avance, pues al hacerlo, no se dañan derechos a nadie, y, por el contrario, se igualan derechos. Este sin duda es un aporte de la Corte, pero no el suficiente y por ello llegaremos hasta la Suprema, esta vez con más argumentos a favor”, ha añadido el MOVILH.

De las uniones civiles al matrimonio igualitario

Tras la aprobación de las uniones civiles, en octubre del año pasado recogíamos la celebración de las primeros enlaces entre parejas del mismo sexo en Chile. Algunos con una gran repercusión mediática, como la del carabinero gay que se convirtió en el primer miembro de las fuerzas de seguridad en unirse con su pareja en este país. El activismo LGTBI de ese país, mientras tanto, sigue luchando para conseguir la aprobación del matrimonio igualitario, aún una asignatura pendiente.

La vía judicial, en este sentido, es solo una de las que se están trabajando. De hecho, la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago admitía en febrero un recurso de protección presentado por el MOVILH contra la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en Chile. El proceso judicial emprendido por la organización LGTB chilena, bajo la batuta del abogado y activista Jaime Silva, se motivó en la negativa de conceder hora a Ramón Gómez Roa y Gonzalo Velásquez para celebrar su matrimonio. Recordemos, en este punto, que la actual presidenta de Chile, Michelle Bachelet, prometía en marzo de 2013 que en caso de ser elegida abriría el proceso de discusión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. Algo que por el momento continúa sin materializarse, pese a que ya a finales de 2014 se presentaba una primera iniciativa parlamentaria en ese sentido y recientemente ha vuelto a prometerlo.

En paralelo a este proceso, hace poco más de un año nos hacíamos eco de que el Gobierno de Chile y el MOVILH acercaban posturas para llegar a una solución amistosa a la demanda interpuesta por este colectivo en 2012 contra el estado chileno ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIHD) por prohibir precisamente el matrimonio igualitario, ante la perspectiva de que un proyecto de ley sobre la materia se discutiese en el Congreso.

En paralelo a este proceso, sigue adelante la demanda interpuesta en 2012 por el MOVILH contra el Estado chileno ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIHD) por prohibir el matrimonio igualitario ante la perspectiva de que un proyecto de ley sobre la materia se discutiese en el Congreso. Hace poco más de un año nos hacíamos eco de que el Gobierno de Chile y el MOVILH acercaban posturas para llegar a una solución amistosa a la demanda. Precisamente la CIDH, ante la posibilidad de que el asunto pueda resolverse por la vía parlamentaria, estaría intentando forzar estos días una solución amistosa por la cual el MOVILH retiraría la demanda a cambio de que el Gobierno chileno impulse definitivamente un proyecto de ley de matrimonio.

Desde el MOVILH han señalado que “estamos haciendo todas las gestiones jurídicas, legislativas y políticas, tanto en Chile como en el extranjero, para que nuestro país avance a la aprobación del matrimonio igualitario, una promesa presidencial que debe cumplirse en honor a la palabra empeñada y para garantizar un real respeto a los derechos humanos de todas las familias”.

Fuente MOVILH, Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Italia aprueba una descafeinada ley de uniones entre personas del mismo sexo sin derecho a la adopción

Viernes, 13 de mayo de 2016

29190_beso-pareja-hombres-roma-coliseoTras años de espera, Italia ha aprobado por fin una ley de uniones civiles entre  personas del mismo sexo. Es una buena noticia, sin duda. No obstante, la aprobaciòn ha sido posible solo después de que el Gobierno de Matteo Renzi (Partido Democrático, PD) aceptase descafeinar el proyecto inicial, retirando la posibilidad de que en el seno de una pareja del mismo sexo uno de los miembros de la pareja pudiese adoptar a los hijos del otro miembro y modificando aspectos simbólicos para acentuar las diferencias entre uniones civiles y matrimonio.

El proyecto, tal y como informamos en su momento, fue aprobado en febrero por el Senado, cámara en la que el Gobierno italiano tiene un respaldo menor y en la que los contrarios a los derechos LGTB presionaron para reformar a la baja el proyecto inicialmente presentado por la senadora Monica Cirinnà. Renzi acabó por ceder a las presiones, y el proyecto fue aprobado por 173 votos a favor y 71 en contra. Pasó entonces a la Cámara de Diputados, donde en teoría no debía tener dificultades para ser aprobado. Pero no ha resultado tan sencillo: más de dos meses después el proyecto seguía enquistado. Finalmente Renzi se ha visto obligado a forzar un órdago: a primera hora de la tarde de este miércoles se sometía a una moción de confianza vinculada a que el proyecto no sufriese más dilaciones. La moción fue aprobada por 369 votos a favor, 193 en contra y 2 abstenciones. Despejada la duda, poco después se sometía a votación el texto, aprobado finalmente por 372 votos a favor, 51 votos en contra y 99 abstenciones.

La propuesta original presentada por la senadora Cirinnà en junio de 2014 reconocía a las parejas del mismo sexo derechos civiles, patrimoniales y sociales similares a los del matrimonio, aunque no la adopción conjunta. Como gran paso adelante, sin embargo, sí que permitía, bajo ciertas circunstancias, la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja de los hijos que ya tenga el otro miembro de la pareja (bautizada en Italia con el anglicismo stepchild adoption). La tramitación del proyecto, sin embargo, no se aceleró hasta después del histórico referéndum irlandés sobre el matrimonio igualitario, cuando el primer ministro Renzi (Partido Democrático, PD) declaró que “las uniones civiles no pueden retrasarse más”. Curiosamente, el propio Renzi era el que había actuado hasta entonces como freno al proyecto, pese a que el Parlamento salido de las elecciones de 2013 no debería haber tenido, de acuerdo a las posiciones defendidas por los partidos en ese momento, especiales dificultades para aprobarlo.

Hasta su aprobación por el Senado Renzi intentó, sin éxito, llegar a un acuerdo con su socio principal de gobierno, el Nuevo Centro Derecha de Angelino Alfano (actual ministro del Interior), que prefería una regulación de menor nivel que no contemplase la stepchild adoption. Renzi, cuya primera y más importante dificultad era la división interna en su propio partido (una amalgama de democristianos, centristas, socialdemócratas y socialistas, y cuyo sector católico sigue siendo especialmente influyente), se vio finalmente abocado a dejar de lado a Alfano y confiar en que a una supuesta mayoría de parlamentarios del PD se sumasen diversas fuerzas menores de izquierda y sobre todo el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo (M5S), que se había mostrado a favor del proyecto. No fue suficiente. El M5S se negó a validar la denominada “enmienda supercanguro”, un procedimiento parlamentario abreviado que tiene como objeto rechazar de un plumazo y sin discusión numerosas enmiendas menores, al que ese partido se opone por principio. Ello abocaba a un proceso de discusión más prolijo, y lo que en último término era lo que buscaba Grillo, acentuaba la división interna entre los senadores del PD, a los que Renzi pensaba dejar libertad de voto por lo que a la stepchild adoption se refiere. El propio M5S había decidido también, después de las recientes y masivas movilizaciones populares tanto a favor como en contra del proyecto, dar libertad de voto a sus senadores en lo referente a este punto.

La discusión quedó así suspendida mientras partidarios y detractores reagrupaban sus fuerzas. Matteo Renzi, sin embargo, no quiso dejar pasar más tiempo y finalmente aceptó descaifenar el proyecto en el sentido en el que le reclamaban tanto el sector católico de su partido como la derecha. El resto, ya lo hemos contado arriba.

¿Por qué es un proyecto descafeinado?

La ley finalmente aprobada no contempla ni siquiera la stepchild adoption. Las parejas del mismo sexo con hijos, por tanto, seguirán estando obligadas a acudir a la justicia italiana caso por caso para hacer valer sus derechos. Y es que los jueces italianos, salvo excepciones, se están mostrando más sensibles que la clase política de ese país hacia la realidad familiar de las personas LGTB. La propia stepchild adoption, por ejemplo, ha sido ya reconocida por varios tribunales.

Un detalle menor para algunos pero especialmente simbólico, y que deja bien claro el afán de los legisladores homófobos por dejar su impronta en el proyecto, ha sido la supresión de la “obligación de fidelidad” que, del mismo modo que la ley italiana exige a las parejas casadas, el proyecto inicial de Cirinnà exigía a las parejas del mismo sexo unidas civilmente. Por curioso que parezca, se trataba de un aspecto que había sido especialmente criticado por los contrarios al proyecto porque en su opinión hacía prácticamente indistinguible a esta institución de la del matrimonio. Eliminarlo supone, en cierto modo, oficializar que la relación afectiva que se le supone a dos personas del mismo sexo unidas civilmente es de peor calidad que la que se le supone a una pareja de distinto sexo casada.

De hecho, las uniones civiles italianas entre personas del mismo sexo son consideradas jurídicamente una “formación social específica”, término que nadie sabe muy bien qué significa, pero que fue introducido con objeto de configurarlas como una rareza que las diferencie, por ejemplo, de matrimonio.

Buena noticia, al fin y al cabo

La aprobación de la ley, en cualquier caso, supone que por fin Italia, el último gran país de Europa occidental en hacerlo, reconoce las parejas del mismo sexo (hasta Chipre o Grecia, dos países de tradición ortodoxa, la habían adelantado ya). De “paso histórico” la ha calificado el colectivo italiano Arcigay. También ILGA Europe se ha congratulado, reconociendo el 11 de mayo como un “día importante para el movimiento LGTBI italiano”, aunque la organización europea insiste en que no puede ser el último paso al haber quedado fuera las familias homoparentales.

El Partido Demócrata ha celebrado al decisión con un aplauso y el propio Matteo Renzi, para quien esta medida era uno de sus compromisos con sus votantes, ha señalado que era un «día de fiesta. Italia ha dado un paso hacia adelante». Así lo resume el propio Renzi en su muro de Facebook:

Hoy es un día de fiesta para muchos. En estas horas decisivas tengo junto a mi corazón el pensamiento y el recuerdo de Alessia [Ballini, alcaldesa de San Piero a Sieve, luchadora por los derechos de los homosexuales, fallecida en 2011]. Y esto me basta. Porque las leyes son hechas para las personas, no para las ideologías. Para quien ama, no para quien proclama. Lo hacemos poniendo la moción de confianza porque ya no se podía retrasar más después de años de intentos fallidos. Lo hacemos con humildad y valentía”.

Las celebraciones han llegado tanto por parte de colectivos LGTB, como por parte de otros miembros del gobierno, como María Elena Boschi, ministra para las Reformas Constitucionales, quien reiteraba que se trata de «un día de fiesta para todos los italianos (P). Hemos dado una respuesta después de años, no sólo en relación a los derechos, sino a los sueños y expectativas de tantas personas». En la misma línea, Roberta Pinotti, ministra de Defensa, publicaba en Twitter que «finalmente Italia podrá tener una ley sobre las uniones civiles. Más derechos y más serenidad para quienes se aman. Ahora estamos al mismo nivel que Europa».

Renzi no ha dejado de advertir que «nadie tiene derecho a no aplicar la ley», adelantándose a quienes se negaran a confirmar una unión civil entre homosexuales, dado que « los municipios tienen la obligación de ponerla en práctica». De la misma manera, tampoco le preocupa perder el respaldo de los votantes católicos, respondiendo que cuando hay cosas que hacer, se hacen. La ley aprobada no sólo reconoce las uniones de parejas del mismo sexo, sino que garantiza a ambos cónyuges derechos similares a las parejas heterosexuales en lo que respecta a pensiones, vivienda y herencias, así como visitas hospitalarias y hasta a llevar el mismo apellido.

Tampoco han faltado las voces críticas con la aprobación de esta ley, como los ultraderechistas de Liga Norte, Matteo Salvini y Massimiliano Defriga, mientras el primero hace un claro llamamiento a la desobediencia por parte de los alcaldes de su formación, el segundo sostiene que esta ley representa un ataque directo contra la familia. Más moderada se posiciona Giorgia Salvini, de la formación conservadora Hermanos de Italia, que ha declarado que respetará la ley, pero no celebrará personalmente ninguna unión homosexual.

No deja de ser triste, en cualquier caso, el espectáculo ofrecido por la clase política italiana a lo largo de los últimos meses, y que demuestra hasta qué punto los derechos de una minoría se han convertido en moneda de cambio, con un Renzi más preocupado de mantener unido a su partido o un M5S más preocupado de dejar en evidencia dicha división interna que de los derechos de las familias homoparentales, que siguen estando desprotegidos.

Enhorabuena en cualquier caso al colectivo LGTB italiano por lo conseguido, que no es poco. A celebrarlo hoy y a luchar por nuevos avances mañana.

Fuente Dosmanzanas/UniversoGay, Chueca/Agencias

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Barack Obama explica cómo pasó de apoyar las uniones civiles a defender el matrimonio igualitario y anima al activismo LGTB a seguir presionando

Jueves, 28 de abril de 2016

barack-obamaMás que interesante intervención del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ante 500 líderes juveniles del Reino Unido, durante su visita a este país. Obama respondió de forma abierta a sus preguntas, que él previamente desconocía. Dos momentos tuvieron un especial interés por lo que a la realidad LGTB se refiere: cuando el presidente explicó su cambio de postura ante el matrimonio igualitario y cuando una joven de origen paquistaní salió públicamente del armario como persona que no se acomoda a los roles tradicionales de género (y aprovechó para preguntarle por la ley antiLGTB de Carolina del Norte).

La explicación sobre el matrimonio igualitario tuvo lugar en respuesta a la pregunta de una joven activista que le preguntó qué movimientos sociales habían sido los que más le habían influido a la hora de cambiar sus propias opiniones, y cómo creía que él que estos movimientos debía ejercer presión sobre los líderes políticos para conseguir cambios. El primero de los ejemplos que dio fue precisamente su cambio de posición ante el matrimonio igualitario, del que admitió habían tenido mucho que ver sus hijas pero también la forma elegida por el movimiento LGTB para reivindicarlo:

En los Estados Unidos, lo que ha sido realmente notable es la rapidez con la que el movimiento en favor del matrimonio igualitario cambió el panorama político, los corazones y las mentes y dio lugar finalmente a cambios reales en las leyes. Se trata, probablemente, del conjunto más rápido de cambios que, en términos de movimiento social, yo he vivido. En temas relacionados con los derechos LGTB yo no he necesitado mucha presión. Desde el principio me puse a trabajar para poner fin a la política de Don’t Ask, Don’t Tell, que impedía a los ciudadanos LGTB servir abiertamente en el Ejército. Lo hicimos de una forma muy sistemática. Las políticas relacionadas con el trato a las personas con VIH y sida que podían emigrar a nuestro país, las visitas hospitalarias… Había toda una serie de cosas que estábamos haciendo. Pero sobre el matrimonio igualitario, yo estaba a favor de lo que se denominan uniones civiles. Mi idea era, inicialmente, que denominar matrimonio a esas uniones no era necesario, siempre que las personas tuvieran los mismos derechos, y así se desvinculaban de algunas de las connotaciones religiosas que el matrimonio tenía en la mente de muchos estadounidenses.

Y es ahí es donde creo… Tengo que confesar que mis hijas me influyeron. Y personas a las que yo quería que mantenían relaciones del mismo sexo monógamas me explicaron lo que yo debería haber entendido antes. Que no se trataba simplemente de derechos legales, sino de un sentimiento de estigma; que si lo llamas de forma diferente lo estás haciendo menos valioso a los ojos de la sociedad. Creo que la manera en que la comunidad LGTB describía el matrimonio igualitario no como algo radical, sino acercándose a las personas y diciéndoles que se preocupan por los valores familiares, diciéndoles que ‘si os preocupa lo que la familia significa -estabilidad, compromiso y comunidad-, en realidad esto es una posición bastante conservadora, deberíais estar a favor’. Creo que fue muy inteligente abordar, construir y definir el problema de una forma que atrajera a personas que al principio no estaban de acuerdo.

Pocos minutos después, era la activista Maria Munir la que emocionada se presentaba ante Obama saliendo del armario como persona “no binaria”, que no se acomoda a los roles tradicionales de género. Munir, además, se identificó como de origen paquistaní, con las inevitables “implicaciones culturales” que ello tiene. La joven, en este caso, se interesó por la ley anti-LGTB de Carolina del Norte, y en concreto por la polémica sobre el uso de los baños por personas trans. La activista también denunció que en el propio Reino Unido la ley de Igualdad no reconozca expresamente a las personas no binarias y pedir a al presidente de Estados Unidos y a David Cameron, primer ministro británico, que vayan más allá en lo que se refiere a la aceptación de las personas que no se identifican con los roles tradicionales de género.

“Estoy increíblemente orgulloso de los pasos que has dado al hablar abiertamente sobre tu experiencia e iniciar un movimiento social para cambiar las leyes. Creo que estás siguiendo el camino correcto”, le contestó Obama. Sobre Carolina del Norte, el presidente estadounidense explicó que al tratarse de una ley aprobada por un estado desde el Gobierno federal no es posible derogarla tal cual, y que aunque se pueden aprobar leyes federales que la contrarresten para ello es necesario el apoyo del Congreso. “Y con el Congreso que tengo ahora, es poco probable que suceda”, ironizó el presidente, en alusión al control republicano de Cámara de Representantes y Senado.

Obama, no obstante, insistió en que la administración federal seguirá haciendo todo lo que esté en su mano, y volvió a repetir que que en este tema “las actitudes sociales” habían cambiado a una velocidad inédita. “No parece lo suficientemente rápido para tí, o para las personas que están directamente afectadas, y eso es bueno: no deberías sentirte satisfecha. Hay que mantener la presión. Pero creo que las tendencias, en esta materia, son positivas. Nos movemos en la dirección correcta. En parte debido a jóvenes valientes y activas como tú misma”, concluyó.

Insertamos a continuación el acto entero de Barack Obama. Si deseas ver el momento en el que Obama habla del matrimonio igualitario, ve directamente al minuto 38:00, cuando la joven activista le hace su pregunta. Si lo que deseas ver es el intercambio entre la joven paquistaní y el presidente, ve directamente al minuto 50:45:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.