Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Roma’

La diócesis de Dublín abre una investigación por el supuesto uso del ‘Grindr’ en un seminario

Sábado, 6 de agosto de 2016

28646382771-64df592205-b_560x280¿Los estudiantes? ¿Y por qué no los formadores?… Y lo de mandarlos a Roma… con lo que pulula por allí…

Denuncian campaña de presión conservadora en contra de la casa de formación

Solo otro obispo seguirá los pasos del arzobispo de Dublín de retirar a sus estudiantes del Seminario Nacional de Irlanda

14 de los 26 obispos irlandeses seguirán mandando sus seminaristas al Colegio San Patricio de Maynooth

El arzobispo de Dublín ha asegurado que hay “sospechas” en un seminario donde los estudiantes usan la aplicación para móviles de contactos gays, Grindr.

Diarmuid Martin, arzobispo de DublínLa diócesis de Dublín ha confirmado que suspenderá temporalmente el ingreso de nuevos estudiantes en el principal seminario de Irlanda ante las sospechas de que se ha extendido una “cultura gay” por el uso de aplicaciones móviles para concertar citas online entre hombres.

Este anuncio se produce después de que el arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, declarase el martes a la RTE, la cadena pública irlandesa, que se sentía “incómodo” por las “acusaciones anónimas” vertidas a través de cartas y blogs contra un significativo número de seminaristas en el Colegio San Patricio de Maynooth. Esas acusaciones, explicó, sostienen que existe una “cultura homosexual” en la que los estudiantes usan “una aplicación llamada Grindr” que sirve para “concertar citas gay”.

“Su uso no es solo inapropiado porque se están formando para convertirse en sacerdotes célibes, sino también porque una aplicación como esta promueve una sexualidad promiscua, que de ninguna manera sería la visión madura que se espera que tenga un sacerdote”, dijo Martin.

En consecuencia, el arzobispo indicó que los nuevos estudiantes serán enviados al Colegio Pontificio Irlandés de Roma, en Italia, mientras se aclara este asunto en el seminario de Maynooth, situado a 26 kilómetros de Dublín.

Fundado en 1795, el Colegio San Patricio llegó a ser el seminario más grande del mundo, en el que se formaba a hasta 500 estudiantes al año, si bien esa cifra ha ido cayendo en los últimos años hasta los 60 postulantes.

Martin también reconoció que existen sospechas de que las autoridades del seminario se negaron a investigar las denuncias presentadas por los delatores, motivo por el que comenzaron a “circular todo tipo de acusaciones anónimas”.

Aunque aseguró que “algunas han resultado ser ciertas”, afirmó que, hasta la fecha, ha sido imposible establecer un “proceso investigador formal” porque el “material sigue siendo anónimo“.

El arzobispo, máxima autoridad de la Iglesia católica en la República de Irlanda, reveló que ha recurrido a los servicios de un observador “independiente” para tratar de sacar de la clandestinidad a los denunciantes, pero sus esfuerzos solo han generado más acusaciones “anónimas”.

“Una cultura de cartas anónimas es venenosa y hasta que esto se aclare prefiero enviar a mis estudiantes a otro centro”, recalcó Martin.

El prelado pidió a los responsables de Maynooth que adopten medidas para que los que quieran denunciar supuestas irregularidades puedan presentar “pruebas sólidas y concluyentes”. Asimismo, denunció la excesiva “comodidad” de que disfrutan los seminaristas en este centro de formación, donde se les sirve, lamentó, “el desayuno, la comida y la cena”.

Papa-pelicula-vaticano

(Cameron Doody).- Después de que el arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, confirmara ayer su intención de retirar a los tres seminaristas de su archidiócesis del Seminario Nacional de Irlanda en Maynooth para mandarlos a Roma, la mayoría de los obispos irlandeses han expresado su confianza en esta casa de formación, dando así visibilidad a una profunda ruptura alrededor del asunto que parece estar abriéndose en la Iglesia nacional.

El periódico The Irish Times informa este jueves que de los 26 obispos diocesanos de Irlanda, 14 han señalado su intención de seguir mandando a sus estudiantes al seminario de Maynooth, a pesar de las alegaciones de acoso sexual, una cultura de encubrimiento y una “subcultura gay” en el colegio que llevó al arzobispo Martin a calificarlo como un lugar “lleno de conflictos” y como un sitio poco adecuado para futuros sacerdotes.

De los 26 ordinarios del país -aparte de los 14 que quieren que sus seminaristas sigan en Maynooth, el único que no tiene ninguna vocación al sacerdocio en su diócesis, y los 8 que no hicieron ninguna declaración a The Irish Timessolo un obispo ha decidido seguir los pasos del arzobispo Martin y transferir sus seminaristas al Colegio Irlandés en Roma. Otro prelado ha afirmado que le guiarán “las particulares necesidades de formación y la aptitud personal del individuo del que se trate”.

Los obispos que han dicho que seguirán mandando sus seminaristas a Maynooth están encabezados por el Primado de Toda Irlanda -el arzobispo de Armagh, Eamon Martin– quien ha afirmado, acordándose de un seminarista recién ordenando sacerdote, que “estamos muy agradecidos al Colegio de San Patricio, Maynooth, por la formación espiritual, humana, pastoral y académica que allí recibió”.

Mientras que las “acusaciones anónimas” que el arzobispo Diarmuid Martin denunció ayer siguen vertiéndose en internet -con un bloguero católico muy conocido e influyente del país hoy jueves acusando a los 14 obispos aún cometidos a Maynooth de no querer investigar la cultura homosexual del seminario por estar personalmente “involucrados” en ella- otra explicación de la decisión del arzobispo de Dublín de transferir sus seminaristas a Roma puede encontrarse en las declaraciones que ha hecho la Asociación de Sacerdotes Católicos (ACP) de Irlanda.

A través de un comunicado, esta Asociación ha denunciado que “la atención injusta e injustificada” sobre Maynooth la están impulsando “comentaristas conservadores … que critican constantemente [al seminario] por no facilitar las preocupaciones de candidatos muy tradicionalistas, notablemente su interés en la misa latina y el vestimento clerical tradicional”.

“Aunque es importante que los estándares más altos prevalezcan en Maynooth”, sigue esta nota, “la respuesta a la crisis, sea la que sea -real o imaginaria- requiere más que mover a unos cuantos estudiantes a Roma y ofrecer razones poco convincentes por la decisión”.

El Seminario Nacional de Irlanda sigue en funcionamiento, a día de hoy, con 55 estudiantes de las diferentes diócesis del país y de otras partes del mundo.

Fuente agencias/Cáscara Amarga/Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Las marchas del Orgullo gay europeas homenajean a las víctimas de Orlando

Jueves, 23 de junio de 2016

orgullo_gay_italiaEl mayor desfile tuvo lugar en Viena, donde la marcha del arcoiris reunió a más de 100.000 personas y contó con la participación de su canciller.

 Decenas de miles de personas celebraron este sábado la marcha del Orgullo Gay en varios países europeos, un homenaje a las 49 víctimas de la masacre del Orlando el fin de semana pasado, que se desarrolló con un ánimo festivo, pese a trauma reciente del ataque.

La comunidad LGBT congregó a miles de personas en Austria, Italia, en Portugal, Bulgaria y Lituania, tal como recoge El Telégrafo.

El mayor desfile tuvo lugar en Viena, donde la marcha del arcoiris reunió a más de 100.000 personas, dijeron los organizadores. Los participantes guardaron un minuto de silencio durante la fiesta, que se celebra todos los años y que habitualmente es un evento festivo donde todo vale.

A la cabeza de la procesión, un cortejo de personas vestidas de negro arrastraban un vehículo inexistente, la “carroza fantasma” que representó a las “lesbianas, gay, bisexuales y transgéneros y personas intersexuales que perdieron su vida en Orlando”, explicaron los organizadores.

Lui Fidelsberger, codirector de la organización Iniciativa Homosexual, la agrupación gay más antigua de Austria, dijo que salir a la calle es la mejor respuesta al miedo. “Es muy importante que no nos dejemos asustar o intimidar”, dijo Fidelsberger. “La respuesta debe ser más visibilidad y orgullo. Todo eso, a pesar de la gran tristeza (…). Cada año el desfile del arcoiris celebra en alto y de forma estridente el gran festival de la diversidad”.

Después del atentado de Orlando las medidas de seguridad se extremaron, con cientos de agentes desplegados, explicó el portavoz de la policía, Roman Hahslinger. ¡Vamos a sobrevivir!

En Italia, decenas de miles de personas participaron en el desfile del Orgullo Gay en Florencia, Génova, Treviso, Varese e incluso en Palermo, en un ambiente festivo, pese al trauma reciente de la masacre de Orlando.

Roma ya había celebrado la fiesta el 11 de junio, poco antes del tiroteo que dejó 49 muertos en un club gay de Orlando, en Florida. En tanto, se espera que la mayor manifestación sea la de Milán, el 25 de junio. En Génova, el primer camión del desfile portaba una bandera del arcoiris con un crespón negro y el mensaje “We are Orlando” (Somos Orlando).

En Palermo se guardó un minuto de silencio para recordar a las víctimas y el coordinador de la marcha, Massimo Milani, desfiló con un vestido de novia blanco manchado con sangre pero con el lema “We will survive!” (“¡Vamos a sobrevivir!”).

En la ciudad siciliana, los organizadores eligieron como lema del desfile la consigna “Migrar es humano”, para apoyar a los miles de migrantes que llegan cada mes a la isla, muchos de ellos obligados a huir de sus países por su orientación sexual. También lanzaron un mensaje sobre los múltiples incendios intencionados que golpearon la isla en los últimos días con una pancarta que rezaba “El único fuego que nos gusta es el de la pasión”.

En Lisboa, una pancarta negra con fotos de las víctimas encabezó la procesión. “Lo de Orlando prueba que la comunidad LGBT es víctima de violencia y discriminación. La primera reacción automática es el miedo, pero después viene la unidad y el deseo de combatir el odio”, dijo Ana Aresta, una de las organizadoras. “Esta masacre nos afecta a todos”, dijo el activista Paulo Corte Real. “Estamos aquí para mostrar nuestra fortaleza y para rechazar todo este odio al que seguimos confrontados”, agregó.

En Vilna, se reunieron unas 2.000 personas y en Sofía los 1.000 manifestantes congregados guardaron un minuto de silencio agitando banderines con el mensaje #weareorlando (somos Orlando).

En Zagreb, el exministro del interior Ranko Ostojic y varias figuras políticas conocidas participaron en un acto llamado “Croacia no ha acabado todavía“. Ostojic afirmó que “estoy contento de estar aquí hoy, esta es mi Croacia”. Los liberales advierten que Croacia se ha inclinado hacia la derecha con el gobierno conservador que asumió el poder en enero. De manera similar, en Polonia los grupos minoritarios han expresado preocupación sobre sus derechos debido al gobierno conservador que en noviembre tomó las riendas del país.

Fuente Cáscara Amarga

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Por primera vez, la justicia italiana reconoce los derechos de parentalidad de una pareja gay que tuvo a su hijo mediante gestación subrogada

Jueves, 24 de marzo de 2016

160510714-9e8c527f-96b9-46ce-8b09-f005beea6402Sentencia judicial histórica en Italia: un tribunal de menores de Roma ha reconocido como padre de un niño de seis años a la pareja de su padre biológico. No se trata de la primera vez que la justicia italiana reconoce la que se ha dado en llamar stepchild adoption, pero sí de la primera vez que lo hace a una pareja de hombres, y no de mujeres. También es la primera vez que ocurre con un niño nacido mediante gestación subrogada.

El niño, de seis años, nació mediante gestación subrogada en Canadá, país en el que este procedimiento es legal. Italia sí que reconocía a su padre biológico como padre del niño, pero no así al padre no biológico, que en junio del año pasado solicitó la adopción. El tribunal de menores de Roma la ha concedido, al considerar que por encima de cualquier otra consideración debe primar el bienestar del menor, que desde que nació ha sido criado y educado por sus dos papás.

La sentencia, que se emitió a finales de 2015 pero que acaba de hacerse pública, es inédita por dos razones: por un lado, se trata de la primera vez que se concede la stepchild adoption a una pareja de hombres. Por otro, no ha existido apelación por parte de la fiscalía de menores, por lo que la sentencia es definitiva y no tendrá que enfrentarse a un tribunal de rango superior.

El fallo del tribunal de menores de Roma está en línea con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que recordemos que en junio de 2014 fallaba a favor de dos matrimonios franceses que tuvieron sus tres hijas mediante gestación subrogada y a las que Francia se negó a registrar pese a que las niñas estaban reconocidas como hijas de sus padres en Estados Unidos. El tribunal europeo consideró entonces que esta negativa violaba el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que protege el derecho de los menores al respeto de su vida privada, socavando su identidad y produciéndoles un perjuicio. En definitiva, los estados pueden prohibir la gestación subrogada, pero no negar los derechos de filiación a los menores nacidos legalmente mediante este procedimiento en otro país que se los reconozca.

Sentencias anteriores, solo en parejas de mujeres

Volviendo a Italia, son ya varias las sentencias previas que reconocen la stepchild adoption, término anglosajón que los italianos ha adoptado para designar la posibilidad de que, en el seno de una pareja del mismo sexo, uno de los miembros de la pareja pueda adoptar a los hijos del otro miembro de la pareja. Pero hasta ahora siempre se había tratado de parejas de mujeres. El último caso del que nos hicimos eco, hace apenas tres semanas, fue el de una adopción “cruzada”: cada una de las dos mujeres era madre de una niña, en los dos casos recurriendo a reproducción asistida en Dinamarca. Las dos niñas tienen ya 4 y 8 años. Pero no ha sido hasta ahora cuando la justicia ha concedido la adopción de cada una de las niñas a su madre no biológica. De esta forma, ambas madres ven reconocidos legalmente sus derechos parentales sobre las dos menores.

La más destacada de las sentencias hasta ahora, no obstante, había sido la que el pasado diciembre emitía un tribunal de apelaciones de Roma, confirmando la sentencia que ya año y medio antes había emitido el tribunal de menores, y que por primera vez avalaba que una mujer pudiese adoptar a la hija biológica de su pareja del mismo sexo (ya en su momento recogimos la que entonces fue histórica sentencia. La pareja de mujeres, residente en Roma desde el año 2003, tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país extranjero que no ha trascendido, donde también contrajeron matrimonio. Con posterioridad, reclamaron ante la justicia italiana la adopción del menor por parte de la madre no biológica).

Esta sentencia, no obstante, está pendiente de ser revisada por la Corte Suprema de Casación, el más alto tribunal italiano. El caso, sin embargo, abrió un camino que es el que otros tribunales italianos ya están siguiendo. En enero de 2015, por ejemplo, era un tribunal de apelaciones de Turín el que reconocía los derechos de parentalidad de otra pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona, cuyo registro civil reconoce al niño como hijo de ambas. Y en diciembre otro tribunal de apelaciones, esta vez en Milán, reconocía como válida la adopción concedida en España a una mujer italiana que adoptó a la hija biológica de su pareja. La historia de esta pareja es bastante similar a la anterior: se casaron (luego se divorciaron) y tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en España, aunque en este caso ambas mujeres son italianas. Aún así, el tribunal considera que el procedimiento de adopción en España debe ser reconocido en Italia.

Sentencias, todas ellas, que sin embargo quedan “superadas” por la conocida este lunes, única en la que no se ha producido apelación… y que por tanto es ya definitiva.

Una justicia por delante de su clase política

Todas estas sentencias tienen lugar mientras la clase política italiana se muestra incapaz de aprobar una ley de uniones civiles entre parejas del mismo sexo que reconozca, aunque sea de forma limitada, a las familias homoparentales. La aprobación del proyecto en el Senado solo ha sido posible después de que el Gobierno italiano aceptase eliminar del proyecto la stepchild adoption, lo que seguirá obligando,  a las parejas del mismo sexo con hijos, incluso cuando se apruebe el proyecto que les permita unirse civilmente, a acudir a la justicia italiana caso por caso para hacer valer sus derechos de parentalidad.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Manifestación homófoba en Roma a favor de la familia tradicional y contra las uniones civiles entre personas del mismo sexo

Lunes, 1 de febrero de 2016

56ae427017f66.r_1454260907461.32-53-764-465Italia, a la cola en derechos de parejas homosexuales

Una gran manifestación en Roma a favor de la familia tradicional presiona al Gobierno de Matteo Renzi

Muchos religiosos participaron en la propuesta

La movilización social a favor y en contra del reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo continúa paralelamente a su discusión política en Italia. El debate, que podría por fin ser el definitivo, ya ha comenzado en el Senado italiano. Como estaba anunciado, apenas una semana después de las multitudinarias manifestaciones que mostraron su apoyo a la apertura de este proceso, las fuerzas reaccionarias opuestas a los derechos LGTB han organizado una gran concentración de sus adeptos en Roma.

La convocatoria ha sido la tercera de los llamados “Family Day” contra el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. El primero tuvo lugar en 2007 y contribuyó al encallamiento del proyecto de sociedades de convivencia (DICO) del Gobierno de Romano Prodi. El segundo y más reciente también congregó a una multitud el pasado mes de junio en Roma y contó, como ahora, con el apoyo de la iglesia católica y la participación de numerosos políticos. Entre los presentes el pasado sábado, el ministro del Interior y líder del Nuevo Centro Derecha Angelino Alfano, que fue recibido personalmente por el organizador de la concentración Massimo Gandolfini. También asistió, “a título personal”, el ministro de Medio Ambiente Gian Luca Galletti. Unas presencias que dan idea de la división en el seno del Gobierno de Matteo Renzi sobre el asunto y que entorpecen los avances.

Y es que hay dos Italias en la calle. Una, que se manifestó la semana pasada en 80 ciudades del país, no comulga con el matrimonio tradicional y pide una ley que permita la unión civil y la adopción a las parejas del mismo sexo. La otra, que se congregó este domingo Roma con el respaldo siempre poderoso de la Iglesia católica, sigue considerando que casamiento y mortaja del cielo bajan y pide con vehemencia a los políticos que se opongan a la iniciativa del Gobierno de Matteo Renzi de aprobar una ley que, aunque tarde, pretende homologar Italia al resto de Europa en materia de derechos civiles.

El fin de semana pasado los organizadores de las movilizaciones que tuvieron lugar en 98 ciudades italianas a favor del matrimonio homosexual calcularon haber reunido en total un millón de personas. Este sábado tuvo lugar en Roma una contra manifestación a favor de la familia tradicional y, como era de prever, los convocantes del denominado ‘Family Day‘ -así se bautizó la jornada– aseguraron que ellos superaron con creces la cifra de la semana pasada: declararon haber llegado a los “dos millones” de manifestantes. Ciertamente, una gran multitud se congregó este sábado en el Circo Máximo romano para protestar contra la regulación de las uniones civiles en Italia. Las cifras de participantes, como siempre en estos casos, son objeto de polémica: los organizadores la situaron en dos millones, pero el presidente de GayNet Italia Franco Grillini aseguró que en el Circo Máximo no caben más de 300.000 personas. En cualquier caso, no cabe duda de la capacidad de movilización de los homófobos italianos, que fletaron más de mil autobuses para acudir a Roma desde muchos puntos del país. La guerra de cifras está servida.

Sea como sea, lo que está claro es que la sociedad italiana se encuentra dividida entre los que pretenden continuar anclados en el pasado, y los que consideran que no puede ser que Italia esté a la cola de la Unión Europea en el reconocimiento de los derechos de las parejas homosexuales, debido en parte a la influencia conservadora del Vaticano.

Este martes se votará en el Senado italiano la ley de uniones civiles, también conocida como ley Cirinnà, en referencia a la senadora que la impulsó, Monica Cirinnà, del Partido Democrático del primer ministro Matteo Renzi. El artículo principal de la ley establece que dos personas del mismo sexo pueden constituir una pareja de hecho reconocida por el Estado, ante la presencia de dos testigos. También prevé que estas parejas puedan adoptar un hijo o una hija cuyo padre o madre ya sea uno de los dos componentes de la pareja.

Sin límites, nuestra sociedad se volverá loca”, declaró Massimo Gandolfini, responsable de la organización de la jornada de protesta a favor de la familia tradicional de este sábado, que tuvo lugar en la gran plaza del Circo Massimo. “La ley Cirinnà no es aceptable de la primera a la última palabra. No se trata de cambiar tres o cuatro palabritas, sino de rechazarla completamente”, añadió. Desde un escenario instalado en el Circo Máximo, Massimo Gandolfini, un neurocirujano conocido por sus ataques a los homosexuales y organizador del Día de la Familia, ya advirtió de que la oposición al proyecto de ley será frontal. “No se trata de quitar una palabrita de aquí o de allí para maquillarlo”, dijo, “porque no es válido de la primera a la última letra. Tenemos que hacer una oposición radical, porque las leyes pueden cambiar la cultura de un pueblo y tenemos que estar atentos a las leyes destructivas”. Gandolfini presumió de contar con el apoyo de la Confederación Episcopal Italiana (CEI) y de destacados miembros del Gobierno, entre ellos del ministro del Interior, Angelino Alfano, y del de Medio Ambiente, Gianluca Galletti, que incluso asistió a la concentración de Roma en un claro desafío a Renzi, quien necesita del apoyo de los partidos de centro para poder seguir al frente del Gobierno.

Mil quinientos autocares procedentes de toda Italia trasladaron manifestantes a la capital, algunos financiados por colectivos católicos. De hecho, muchos religiosos participaron en la protesta, presidida por una gran pancarta que decía “En defensa de la familia y de los niños”. Otra destacaba “prohibido desguazar la familia”. De eslóganes, había de todo tipo: Nos gusta la diversidad. Queremos una mamá y un papá“, “la naturaleza no se cambia” o “Cirinnò“, haciendo un juego de palabras con el apellido de la senadora impulsora de la ley, Cirinnà, y la palabra “no“.

En la manifestación no hubo símbolos políticos, pero sí que asistieron al menos dos centenares de parlamentarios, sobre todo del partido Nuevo Centro Derecha -aliado del Partido Democrático en el gobierno-, Forza Italia, Lega Nord, y algunos representantes del ala católica de la propia formación del primer ministro italiano. De hecho, incluso el responsable de la cartera de Interior, Angelino Alfano -perteneciente a Nuevo Centro Derecha-, recibió en el ministerio al organizador de la manifestación, antes del inicio de la protesta. Esta división política hace que sea una incertidumbres saber cuál será el resultado de la votación de la ley.

Italia es el único gran país de Europa occidental que carece de reconocimiento alguno de las parejas del mismo sexo, más allá de algunas iniciativas locales de escaso alcance práctico. Y ello pese a que tras el histórico resultado del referéndum irlandés sobre el matrimonio igualitario el primer ministro italiano Matteo Renzi declaraba que “las uniones civiles no pueden retrasarse más”. Curiosamente, el propio Renzi era el que había actuado hasta entonces como freno al proyecto (el Parlamento salido de las elecciones de 2013 no debería tener, en teoría, especiales dificultades para aprobarlo). Lo cierto es que pese a la enésima promesa de Renzi, han tenido que pasar casi cinco meses para que el proyecto simplemente se desatasque.

La propuesta que está sobre la mesa es la presentada por la senadora Monica Cirinnà en junio de 2014, que reconocería a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer una unión civil con derechos similares a los del matrimonio salvo la adopción conjunta (aunque sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja). En esencia rehúsa el término “matrimonio”, sustituido por el de “específica formación social“, si bien una vez aprobada las parejas homosexuales podrán, entre otras cosas, fijar un domicilio, elegir un apellido común e incluso concederse su nacionalidad. Un proyecto que recibió la aprobación de la Comisión de Justicia del Senado en mayo, tras lo cual tuvo lugar una gran movilización conservadora, que culminó a finales de junio, como se ha dicho, con una multitudinaria manifestación en Roma.

Desde la reactivación del proyecto en enero tras el arranque en falso del pasado octubre, el principal escollo en las negociaciones es la regulación de la adopción. La aprobación de la iniciativa, en cualquier caso, parece por fin probable: el Gobierno ha expresado hoy su respeto por los manifestantes a favor y en contra del proceso, pero ha reafirmado su compromiso con el mismo. La proposición de ley de Cirinnà podría votarse a mediados de febrero y recibir el apoyo de la mayoría del Partido Democrático, el Movimiento Cinco Estrellas, Izquierda Ecología Libertad y parte de Forza Italia.

En resumen, a pesar de la condena del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo el pasado mes de julio a Italia por no reconocer la unión legal de las parejas del mismo sexo, de la promesa de Renzi, del apoyo multitudinario en 80 ciudades de Italia y del trabajo incansable de la senadora Cirinnà, el proyecto de ley ya está sufriendo una vieja táctica parlamentaria consistente en la lluvia de alegaciones, casi nunca destinadas a mejorar el texto, sino a torpedearlo hasta hacerlo inviable o retrasarlo hasta el infinito. Ya ha sido aplazada en dos ocasiones y amenaza con romper el Gobierno de coalición e incluso la formación del centroizquierda a causa de la oposición de los parlamentarios católicos. Hasta el momento, Renzi ha optado por lavarse las manos dejando libertad de conciencia a sus ministros y senadores, pero da la impresión de que, sin su participación directa, el proyecto de ley –una de sus promesas para el año en curso— tiene todas las papeletas para naufragar o ser mutilado en uno de sus puntos más polémicos en Italia: la adopción del hijo del cónyuge, por cuanto los sectores más críticos sostienen que es una vía que podría permitir la gestación subrogada. De hecho, la Liga Norte –el partido xenófobo que suele enfrentarse con la Iglesia por la atención a los inmigrantes– camina ahora junto a los obispos y ya ha presentado más de 6.000 enmiendas. El proyecto del PD evita cualquier cercanía con la palabra matrimonio. Pero ni por esas. En materia de derechos civiles, Italia sigue anclada en el pasado.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Italia sale a la calle para reclamar el matrimonio igualitario

Lunes, 25 de enero de 2016

italia_gay_copyEl papa Francisco declaró el pasado viernes que “no puede haber confusión entre la familia querida por Dios y cualquier otro tipo de unión“.

82 ciudades se manifestaron bajo el lema ‘Es hora de ser civiles: Despierta, Italia’ los participantes hicieron sonar relojes y despertadores por las calles.

El Senado de Italia discutirá la semana que viene, tras años de espera, un proyecto de ley de uniones civiles entre personas del mismo o de distinto sexo. Decenas de miles de personas (un millón según los convocantes) se manifestaron el sábado pasado a lo largo y ancho del país para mostrar su apoyo a la igualdad LGTB.

Decenas de miles de personas se manifestaron este sábado en más de 80 ciudades de Italia para exigir el reconocimiento de las uniones homosexuales, lo que comenzará a estudiarse en el Senado esta semana y que ha suscitado un intrincado debate en el país.

La protesta se desarrolló bajo el lema ‘Es hora de ser civiles: Despierta, Italia’ y en ella participaron organizaciones en defensa de los derechos homosexuales, sindicatos, asociaciones de todo tipo y representantes políticos.

Muchos de ellos llevaron relojes y despertadores y los hicieron sonar en las calles en alusión al tema de la marcha. En las manifestaciones han participado ochenta y dos ciudades de toda Italia, desde la septentrional Bolzano hasta la sureña Reggio Calabria, pasando por importantes urbes como Milán, Turín, Bolonia, Nápoles, Florencia, Palermo, Lecce y Roma.

Los organizadores, según un comunicado, dijeron que más de un millón de personas participaron en las manifestaciones, al tiempo que calificaron esta jornada de “histórica” para “un país que no quiere permanecer atrás”.

“Una vasta porción de la sociedad civil ha salido a las calles sin miedo, conscientes de que un derecho más es una riqueza para todos y para todas”, celebró el secretario de la asociación ArciGay, Gabriele Piazzoni.

La capital italiana acogió una de las más concurridas y cientos de personas desfilaron entre el palacio Madama, sede del Senado, hasta la cercana plaza de la Rotonda, junto al Panteón.

La Cámara Alta comenzará a estudiar el próximo jueves por primera vez un proyecto de ley dirigido a introducir en el ordenamiento jurídico italiano las uniones entre homosexuales y las parejas de hecho, también abiertas a heterosexuales.

Italia es el único gran país de Europa occidental que carece de reconocimiento alguno de las parejas del mismo sexo, más allá de algunas iniciativas locales de escaso alcance práctico. Y ello pese a que tras el histórico resultado del referéndum irlandés sobre el matrimonio igualitario el primer ministro italiano Matteo Renzi declaraba que “las uniones civiles no pueden retrasarse más”. Curiosamente, el propio Renzi era el que había actuado hasta entonces como freno al proyecto (el Parlamento salido de las elecciones de 2013 no debería tener, en teoría, especiales dificultades para aprobarlo). Lo cierto es que pese a la enésima promesa de Renzi, han tenido que pasar casi cinco meses para que el proyecto simplemente se desatasque.

La propuesta que está sobre la mesa es la presentada por la senadora Monica Cirinnà en junio de 2014, que reconocería a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer una unión civil con derechos similares a los del matrimonio salvo la adopción conjunta (aunque sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja). En esencia rehúsa el término “matrimonio”, sustituido por el de “específica formación social“, si bien una vez aprobada las parejas homosexuales podrán, entre otras cosas, fijar un domicilio, elegir un apellido común e incluso concederse su nacionalidad.

Una vez aprobada esta ley las parejas homosexuales podrán fijar un domicilio, elegir un apellido común e incluso concederse su nacionalidad Lo que ha exasperado los ánimos y ha complicado el debate es el punto que concierne a la adopción de hijos, a pesar de que el proyecto de ley no contempla la posibilidad de que una “unión civil” homosexual adopte un hijo ajeno a la pareja. A cambio se decanta por permitir la adopción del hijastro, del hijo de la otra parte de la pareja, sin asumir eso sí derechos sucesorios sobre el mismo.

En el preámbulo del texto se destaca “la necesidad” de poner fin a este vacío legislativo que ha hecho de Italia uno de los pocos países europeos que carecen de una normativa al respecto. El texto ha sido impulsado por el Partido Demócrata (PD, en el Gobierno) y consiste en unas de las prioridades del primer ministro Matteo Renzi para 2016. Su llegada al Senado supone el inicio de su tramitación parlamentaria y se produce después de haber permanecido durante meses bloqueado en la comisión Justicia de la Cámara Alta debido a las múltiples oposiciones con las que se ha topado.

Un proyecto que como dijimos arriba recibió la aprobación de la Comisión de Justicia del Senado en mayo, tras lo cual tuvo lugar una gran movilización conservadora, que culminó a finales de junio con una multitudinaria manifestación en Roma. Pocas semanas después el Tribunal Europeo de Derechos Humanos el que condenaba a Italia por no reconocer las parejas del mismo sexo, en una sentencia referida a tres parejas de hombres a las que el Estado italiano ni ha permitido contraer matrimonio ni les ha ofertado una regulación alternativa (y ello pese a que la propia justicia italiana ha demandado en repetidas veces a su Parlamento que lo haga).

Desde la reactivación del proyecto en octubre del año pasado, se han preparado unas seis mil enmiendas. La gran mayoría proceden de la Liga Norte, el partido de derecha populista que pretende únicamente obstruir la tramitación de la propuesta. La adopción es el blanco de muchas de las objeciones: con el objetivo de incorporar a algunos miembros de Forza Italia favorables al proyecto y compensar así la negativa de parte del Partido Democrático (PD), se ha propuesto que la adopción de los hijos que tuviera la pareja no sea automática, sino que la decisión la tome un tribunal.

La llegada al Senado de este proyecto de ley supondrá el comienzo de un trámite a buen seguro tempestuoso, habida cuenta de que su redacción ha provocado grandes divisiones entre las diferentes fuerzas políticas, incluso en el seno del Gobierno de Renzi. El primer ministro ha hallado oposición en todos los frentes: en la oposición, en el sector conservador del PD e incluso en su gobierno de coalición, en el que su principal aliado, el Nuevo Centroderecha, ya se ha opuesto a la adopción.

De hecho, es la división existente dentro del PD, un partido que es en realidad una amalgama de democristianos, centristas, socialdemócratas y socialistas, la que ha empujado a Renzi a buscar apoyos externos al proyecto tras garantizar el voto en conciencia de su grupo parlamentario. El compromiso forjado en torno a la adopción debería facilitar la aprobación de la ley, aunque nada es seguro aún. Estaremos pendientes.

El debate continuará agitando la vida política italiana durante los próximos meses y, entretanto, diversos sectores sociales darán la batalla para tratar de frenar este texto, alentados por la poderosa Conferencia Episcopal e incluso por el propio Papa.

El papa interviene en el debate

El pasado viernes Francisco sorprendió al indicar que para la iglesia Católica “no puede haber confusión entre la familia querida por Dios y cualquier otro tipo de unión”, unas palabras interpretadas como una intervención del Pontífice en el debate.

El sábado de la próxima semana el Circo Máximo de Roma acogerá una nueva edición del Día de la Familia que este año usará toda su artillería para arremeter contra el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo.

Muestra de la división que ha suscitado este asunto en el Gobierno es que el ministro de Medio Ambiente, Gian Luca Poletti, participará en el Día de la Familia mientras que el titular de Agricultura, Maurizio Martina, lo hizo en Milán.

Por otro lado, cincuenta ciudades de Italia albergaron la manifestación de los Centinelas en pie, que protestaron contra las parejas gais del modo en el que habitualmente lo hacen: de pie, en fila, silenciosamente y leyendo un libro.

 

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tribunal reconoce en Italia el derecho a adoptar de una mujer lesbiana

Martes, 29 de diciembre de 2015

maternidad-en-parejas-lesbianasEsta pareja de mujeres se casó fuera de Italia y viven en Roma desde 2003. Una de ellas concibió al niño mediante inseminación artificial, también fuera del país.

Esta decisión fue recurrida por la Fiscalía

Otra vez ha tenido que ser la justicia italiana la que se pronuncie. Un tribunal de apelaciones de Roma ha confirmado la sentencia que hace ahora año y medio emitió un tribunal de menores de la capital italiana, y que por primera vez en ese país avalaba que una mujer pudiese adoptar a la hija biológica de su pareja del mismo sexo. 

Un tribunal de apelación italiano reconoció el derecho de una mujer lesbiana a adoptar a la hija biológica de su pareja, informó este miércoles un grupo que defiende los derechos civiles, que considera que es un hecho histórico que otorga garantías a las parejas del mismo sexo.

Ya en su momento recogimos la histórica sentencia. La pareja de mujeres, residente en Roma desde el año 2003, tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país extranjero que no ha trascendido, donde también contrajeron matrimonio (no reconocido en Italia). Con posterioridad, reclamaron ante la justicia italiana la adopción del menor por parte de la madre no biológica. Para ello contaron con el apoyo de la Asociación Italiana de Abogados de Familia y de Menores (AIAF), cuya miembro Maria Antonia Pili presentó la demanda correspondiente. Se trataba de la primera sentencia que reconocía el derecho de la madre no biológica a adoptar el hijo de su pareja del mismo sexo en Italia.

Año y medio después aquella sentencia, que entonces levantó ampollas el el país transalpino, la Corte de Apelaciones de Roma la ha confirmado, según ha dado a conocer la propia Maria Antonia Pili. “La sentencia confirma que en Italia es posible que el compañero de una pareja homosexual adopte [a los hijos de su pareja].

Esta decisión representa “el reconocimiento del derecho primario de nuestros hijos a que se reconozca legalmente a las dos madres o los dos padres que los han criado”, dijo Marinella Grassadonia, presidenta de la asociación Famiglie arcobaleno (Familia del arcoíris), que lucha por los derechos de los homosexuales en Italia.

Los jueces invocaron “el interés superior y preeminente de que el niño mantenga la cohabitación y el lazo afectivo ya consolidado por el tiempo”, dijo el abogado de la familia, citado por los medios italianos.

Desde la decisión de la corte de menores en 2014, varios tribunales italianos han autorizado adopciones para familias homosexuales, o reconocido vínculos legales adquiridos en otros países.

La confirmación de la sentencia de Roma es una gran noticia, sobre todo teniendo en cuenta que el caso abrió en su momento un camino que otros tribunales ya están siguiendo. En enero de 2015 era un tribunal de apelaciones de Turín el que reconocía los derechos de parentalidad de otra pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona, cuyo registro civil reconoce al niño como hijo de ambas.

Y hace solo unas semanas otro tribunal de apelaciones, esta vez en Milán, reconocía como válida la adopción concedida en España a una mujer italiana que adoptó a la hija biológica de su pareja. La historia de esta pareja es bastante similar a la anterior: se casaron (luego se divorciaron) y tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en España, aunque en este caso ambas mujeres son italianas. Aún así, el tribunal considera que el procedimiento de adopción en España debe ser reconocido en Italia.

Todas estas sentencias tienen lugar mientras el Parlamento italiano sigue acumulando demoras en el prometido proceso de aprobación de una ley de uniones civiles. Una ley que excluiría la adopción conjunta pero que sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja. Era en octubre cuando por última vez hacíamos mención a este proceso, y por entonces conjeturábamos que quizá se retomase en noviembre. No ha sido así. En estos momentos la discusión está prevista para la última semana de enero. Mientras tanto, hasta la muy ortodoxa Grecia ha adelantado ya a la católica Italia…

El matrimonio homosexual, legal en países como Argentina o Uruguay, está reconocido en Reino Unido, Francia y España, pero otros países europeos como Grecia solo admiten uniones civiles.

Fuente Cáscara amarga/Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Como una conspiración… Los cuarenta del Pacto de 1965 (2)

Martes, 17 de noviembre de 2015

basilica_martires_nereo_y_aquileoDel blog de Xabier Pikaza:

Se reunieron unos cuarenta obispos del Concilio, el 16, 11. 1965, casi en secreto, para celebrar una misa en la Catacumba de Domitila (imagen 1) y firmar un Pacto de Pobreza episcopal. No se conoce su número exacto: No tomaron, que se sepa, una “foto de familia”, ni conservamos el documento original…

Sólo se conservan algunas transcripciones, en varias lenguas (publiqué ayer la española), y la memoria de aquella “pequeña” asamblea silenciosa, de la que sólo se ocuparon algunos medios muy especializados, en notas de prensa tardía. Porque la gran Noticia era el Concilio Universal que se estaba celebrando en la Basílica Inmensa de San Pedro, con miles de corresponsales de prensa, con radios y televisiones.

Allí arriba, en San Pedro, los obispos habían hablado, y mucho, de pobreza, diciendo y publicando cosas memorables, que ha estudiado con toda precisión Joan Planellas en el trabajo central del libro que le dedicamos (El Pacto de las Catacumbas, Verbo Divino, Estella 2015, 81-110 imagen 2, portada del libro. con una pintura de la misma catacumba).

— Pero los 2500 Padres conciliares, en conjunto, no pudieron firmar un compromiso personal y colectivo de pobreza como el de este pacto (como si la pobreza fuera esencial para ellos, como si la iglesia tuviera que ser Una, Santa, Católica y Apostólica, pero no Pobre).el-pacto-de-las-catacumbas-y-la-mision-de-los-pobres-en-la-iglesia

Por eso, estos Cuarenta, en nombre de otros muchos, quizá hasta setecientos dejando por un día la altura de la Basílica de Pedro, bajaron a la Catacumba de Domitila, casi en secreto, sin llamar a la prensa, y rezaron y firmaron este documento admirable, sin obligar a nadie, comprometiéndose ellos mismos.
Se reunieron pues con toda discreción, en un catacumba, para retomar el pulso e impulso de la primera iglesia romana. Faltan muchos que quizá hubieran ido, pero no lo hicieron por “prudencia”. Pero estos cuarenta, muchos de América Latina, estuvieron, rezaron y firmaron.

Querían tener una celebración discreta lejos de la prensa,, para evitar que su gesto de sencillez y compromiso fuera interpretado como una “lección” a los otros obispos.

La primera referencia de la celebración apareció en una nota de Henri Fesquet casi un mes más tarde en Le Monde, el 8.12.1965: “Un groupe d‘ évêques anonymes s’engage à donner le témoignage extérieur d’une vie de stricte pauvreté” (Un grupo de obispos de grupo anónimos se comprometen a dar testimonio exterior de una vida de pobreza estricta (cf. Fesquet, Journal du Concile, Forcalquier, Paris, 1966, 1110-1113).

La misa la celebró Charles M.Himmer, obispo de Tournai, pero el máximo impulsor del documento fue Helder Camara de Recife, Brasil, aunque no se sabe quién lo redactó. Mas tarde se unieron muchos, entre ellos Roger Etchegaray, Presidente del Pontificio Consejo por la Justicia y la Paz. El Papa Francisco lo habría firmado, puede hacerlo el próximo día 16.

Los firmantes del pacto

Referencias en:

http://www.sedosmission.org/web/attachments/article/137/Catacomb%20Pact%20-%20Spanish.pdf
Beozzo, José Oscar (17 de noviembrede 2012). «Nota sobre los participantes en la celebración del Pacto de las Catacumbas, las Catacumbas de Santa Domitila, Roma, 16 de noviembre 1965». Evangelizadoras de los Apóstoles.

Brasil:

Dom Antônio Fragoso (Crateús-CE),
Don Francisco Mesquita Filho Austregésilo (Afogados da Ingazeira – PE),
Dom João Batista da Mota e Albuquerque, arzobispo de Vitória, ES,
P. Luiz Gonzaga Fernandes, que había de ser consagrado obispo auxiliar de Vitória
Dom Jorge Marcos de Oliveira (Santo André-SP),
Dom Helder Camara, obispo de Recife
Dom Henrique Golland Trindade, OFM, arzobispo de Botucatu, SP,
Dom José Maria Pires, arzobispo de Paraíba, PB.

Colombia:

Mons. Tulio Botero Salazar, arzobispo de Medellín
Mons. Antonio Medina Medina, obispo auxiliar de Medellín
Mons. Anibal Muñoz Duque, Obispo de Nueva Pamplona,
Mons. Raúl Zambrano de Facatativá
Mons. Angelo Cuniberti, vicario apostólico de Florencia.

Argentina:

Mons. Alberto Devoto de la diócesis de Goya
Mons. Vicente Faustino Zazpe de la diócesis de Rafaela
Mons. Juan José Iriarte de Reconquista

Otros países de América Latina

Mons. Alfredo Viola, obispo de Salto (Uruguay) y su auxiliar,
Mons. Marcelo Mendiharat, obispo auxiliar de Salto (Uruguay)
Mons. Manuel Larraín de Talca en Chile,
Mons. Gregorio McGrath Marco de Panamá (Diócesis de Santiago de Veraguas),
Mons. Leonidas Proaño en Riobamba, Ecuador

Francia

Mons Guy Marie Riobé, obispo de Orleans,
Mons Gérard Huyghe, obispo de Arras,
Mons. Adrien Gand, obispo auxiliar de Lille

Otros países de Europa

Mons. Charles Marie Himmer, obispo de Tournai, Bélgica,
Mons. Rafael González Moralejo, obispo auxiliar de Valencia, España,
Mons. Julius Angerhausen, obispo auxiliar de Essen, Alemania…
Mons. Luigi Betazzi, obispo auxiliar de Bolonia

África

Dom Bernard Yago, arzobispo de Abidjan, Costa de Marfil
Mons. José Blomjous, obispo de Mwanza, en Tanzania
Mons. Georges Mercier, obispo de Laghouat en el Sahara, África

Asia y América del Norte

Mons. Hakim, obispo melquita de Nazaret,
Mons. Haddad, obispo melquita, auxiliar de Beirut, Líbano
Mons. Gérard Marie Coderre, obispo de Saint Jean de Quebec, Canadá,
Mons. Charles Joseph de Melckebeke, de origen un belga, obispo de Ningxia, China.

(Reflexión posterior:
¿Quién no descubre inmediatamente el peso inmenso de algunos de esos cuarenta, verdaderos Padre de la Iglesia del siglo XX, obispos cuyo nombre y memoria nos sigue manteniendo en la línea de la fe y vida cristiana? A modo de ejemplo recordaré sólo a unos pocos:

Mons. Helder Camara, obispo de Recife
Mons. Tulio Botero Salazar, arzobispo de Medellín
Mons. Juan José Iriarte de Reconquista
Mons. Manuel Larraín de Talca en Chile
Mons. Gregorio McGrath Marco de Panamá (Diócesis de Santiago de Veraguas),
Mons. Leonidas Proaño en Riobamba, Ecuador
Mons. Guy Marie Riobé, obispo de Orleans
Mons. Charles Marie Himmer, obispo de Tournai, Bélgica
Mons. Rafael González Moralejo, obispo auxiliar de Valencia
Mons. Luigi Betazzi, obispo auxiliar de Bolonia
Mons. Georges Mercier, obispo de Laghouat en el Sahara
Mons. Hakim, obispo melquita de Nazaret,
Mons. Haddad, obispo melquita, auxiliar de Beirut, Líbano
Mons. Gérard Marie Coderre, obispo de Saint Jean de Quebec

Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

El Pacto de las Catacumbas (16. 11. 1965)

Lunes, 16 de noviembre de 2015

el-pacto-de-las-catacumbas-y-la-mision-de-los-pobres-en-la-iglesiaTerminando el Concilio Vaticano II, inspirados por el movimiento que se estaba gestando en la Iglesia, unos 40 obispos de todo el mundo se reunieron en las Catacumbas de Domitila para firmar lo que hoy en día se conoce como el Pacto de las Catacumbas.

Eran pocos los que “celebraron” y firmaron aquel día el Manifiesto, de un modo casi secreto, a modo de conspiración cristiana, pero ellos aparecen como representantes de otros muchos obispos del Concilio, que eran en conjunto unos 700, inspirados especialmente por Cardenal G. Lercaro de Bolonia y H. Cámara de Brasil.

Con este Pacto, aquellos obispos se comprometieron a caminar con los pobres y a ser una Iglesia pobre al servicio de los pobres, con ellos y entre ellos. Para lograr eso, se comprometieron a llevar un estilo de vida simple, renunciando no sólo a los símbolos de poder, sino al mismo poder externo, volviendo de esa forma a la raíz del evangelio.

El espíritu de ese Pacto ha guiado desde entonces algunas de las mejores iniciativas de la Iglesia, el Oriente y Occidente, de manera que su texto ha venido a convertirse en una de las páginas mas influyentes y significativas de la historia cristiana de la actualidad, aunque aún no se hayan cumplido todos sus objetivos, como quiere el Papa Francisco, que es “hijo espiritual” de aquel pacto (aunque no pudo firmarlo, no era entonces obispo)

Por eso, al cumplirse los cincuenta años de aquel acontecimiento, hemos querido recoger en este libro no sólo el texto del Pacto y los nombres de aquellos que lo firmaron, sino algunos trabajos más significativos que ayuden a entenderlo y situarlo en su historia pasada, en su actualidad y en su necesaria proyección hacia el futuro. Así nos hemos propuesto estudiarlo y promoverlo en el conjunto de la iglesia y de la sociedad.

Con este motivo, a petición de la Congregación y de la Editorial de los Misioneros del Verbo Divino, custodios de la catacumba de Domitila, J. Antunes de Silva y un servidor, con la colaboración de más de veinte especialistas, hemos preparado este libro, publicado a la vez en cuatro lenguas (castellano, portugués, inglés e italiano), que recoge el origen, impacto y actualidad de aquel manifiesto, como iré indicando en los días que siguen.

Hoy presento el texto del pacto. En días sucesivos presentaré a los firmantes y estudiaré el contenido de su mensaje, presentando también a los más de veinte colaboradores actuales que han estudiado el Pacto, desde una perspectiva actual, con J. A. Da Silva y conmigo. Simplemente acabo dando gracias a la Editorial Verbo Divino por habernos permitido presentar en este libro aquel gran Documento de Pacto, quizá el más importante de la Iglesia Católica del siglo XX.

Pacto de las Catacumbas
(Catacumba de Domitila, 16 noviembre 1965)

(Contexto) El 16 de noviembre de 1965, pocos días antes de la clausura del Concilio, cerca de 40 padres conciliares celebraron una eucaristía en las catacumbas de santa Domitila. Pidieron “ser fieles al espíritu de Jesús”, y al terminar la celebración firmaron lo que llamaron “el pacto de las catacumbas”. El “pacto” es una invitación a los “hermanos en el episcopado” a llevar una “vida de pobreza” y a ser una Iglesia “servidora y pobre” como lo quería Juan XXIII. Los firmantes -entre ellos muchos latinoamericanos y brasileños, a los que después se unieron otros- se comprometían a vivir en pobreza, a rechazar todos los símbolos o privilegios de poder y a colocar a los pobres en el centro de su ministerio pastoral.

(Texto)

“Nosotros, obispos, reunidos en el Concilio Vaticano II, conscientes de las deficiencias de nuestra vida de pobreza según el evangelio; motivados los unos por los otros en una iniciativa en la que cada uno de nosotros ha evitado el sobresalir y la presunción; unidos a todos nuestros hermanos en el episcopado; contando, sobre todo, con la gracia y la fuerza de nuestro Señor Jesucristo, con la oración de los fieles y de los sacerdotes de nuestras respectivas diócesis; poniéndonos con el pensamiento y con la oración ante la Trinidad, ante la Iglesia de Cristo y ante los sacerdotes y los fieles de nuestras diócesis, con humildad y con conciencia de nuestra flaqueza, pero también con toda la determinación y toda la fuerza que Dios nos quiere dar como gracia suya, nos comprometemos a lo que sigue:

1. Procuraremos vivir según el modo ordinario de nuestra población en lo que toca a casa, comida, medios de locomoción, y a todo lo que de ahí se desprende. Mt 5, 3; 6, 33s; 8-20.

2. Renunciamos para siempre a la apariencia y la realidad de la riqueza, especialmente en el vestir (ricas vestimentas, colores llamativos) y en símbolos de metales preciosos (esos signos deben ser, ciertamente, evangélicos). Mc 6, 9; Mt 10, 9s; Hech 3, 6. Ni oro ni plata.

3. No poseeremos bienes muebles ni inmuebles, ni tendremos cuentas en el banco, etc, a nombre propio; y, si es necesario poseer algo, pondremos todo a nombre de la diócesis, o de las obras sociales o caritativas. Mt 6, 19-21; Lc 12, 33s.

4. En cuanto sea posible confiaremos la gestión financiera y material de nuestra diócesis a una comisión de laicos competentes y conscientes de su papel apostólico, para ser menos administradores y más pastores y apóstoles. Mt 10, 8; Hech 6, 1-7.

5. Rechazamos que verbalmente o por escrito nos llamen con nombres y títulos que expresen grandeza y poder (Eminencia, Excelencia, Monseñor…). Preferimos que nos llamen con el nombre evangélico de Padre. Mt 20, 25-28; 23, 6-11; Jn 13, 12-15.

6. En nuestro comportamiento y relaciones sociales evitaremos todo lo que pueda parecer concesión de privilegios, primacía o incluso preferencia a los ricos y a los poderosos (por ejemplo en banquetes ofrecidos o aceptados, en servicios religiosos). Lc 13, 12-14; 1 Cor 9, 14-19.

7. Igualmente evitaremos propiciar o adular la vanidad de quien quiera que sea, al recompensar o solicitar ayudas, o por cualquier otra razón. Invitaremos a nuestros fieles a que consideren sus dádivas como una participación normal en el culto, en el apostolado y en la acción social. Mt 6, 2-4; Lc 15, 9-13; 2 Cor 12, 4.

8. Daremos todo lo que sea necesario de nuestro tiempo, reflexión, corazón, medios, etc. al servicio apostólico y pastoral de las personas y de los grupos trabajadores y económicamente débiles y subdesarrollados, sin que eso perjudique a otras personas y grupos de la diócesis. Apoyaremos a los laicos, religiosos, diáconos o sacerdotes que el Señor llama a evangelizar a los pobres y trabajadores, compartiendo su vida y el trabajo. Lc 4, 18s; Mc 6, 4; Mt 11, 4s; Hech 18, 3s; 20, 33-35; 1 Cor 4, 12 y 9, 1-27.

9. Conscientes de las exigencias de la justicia y de la caridad, y de sus mutuas relaciones, procuraremos transformar las obras de beneficencia en obras sociales basadas en la caridad y en la justicia, que tengan en cuenta a todos y a todas, como un humilde servicio a los organismos públicos competentes. Mt 25, 31-46; Lc 13, 12-14 y 33s.

10. Haremos todo lo posible para que los responsables de nuestro gobierno y de nuestros servicios públicos decidan y pongan en práctica las leyes, estructuras e instituciones sociales que son necesarias para la justicia, la igualdad y el desarrollo armónico y total de todo el hombre y de todos los hombres, y, así, para el advenimiento de un orden social, nuevo, digno de hijos de hombres y de hijos de Dios. Cfr. Hech 2, 44s; 4, 32-35; 5, 4; 2 Cor 8 y 9; 1 Tim 5, 16.

11. Porque la colegialidad de los obispos encuentra su más plena realización evangélica en el servicio en común a las mayorías en miseria física cultural y moral -dos tercios de la humanidad- nos comprometemos:

* a compartir, según nuestras posibilidades, en los proyectos urgentes de los episcopados de las naciones pobres;
* a pedir juntos, al nivel de organismos internacionales, dando siempre testimonio del evangelio, como lo hizo el papa Pablo VI en las Naciones Unidas, la adopción de estructuras económicas y culturales que no fabriquen naciones pobres en un mundo cada vez más rico, sino que permitan que las mayorías pobres salgan de su miseria.
12. Nos comprometemos a compartir nuestra vida, en caridad pastoral, con nuestros hermanos en Cristo, sacerdotes, religiosos y laicos, para que nuestro ministerio constituya un verdadero servicio. Así,
* nos esforzaremos para “revisar nuestra vida” con ellos;
* buscaremos colaboradores para poder ser más animadores según el Espíritu que jefes según el mundo;
* procuraremos hacernos lo más humanamente posible presentes, ser acogedores;
* nos mostraremos abiertos a todos, sea cual fuere su religión. Mc 8, 34s; Hech 6, 1-7; 1 Tim 3, 8-10.

13. Cuando regresemos a nuestras diócesis daremos a conocer estas resoluciones a nuestros diocesanos, pidiéndoles que nos ayuden con su comprensión, su colaboración y sus oraciones.
Que Dios nos ayude a ser fieles.

(Para una presentación más amplia del libro:
http://www.verbodivino.es/libro/4209/el-pacto-de-las-catacumbas-y-la-mision-de-los-pobres-en-la-iglesia )

Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

50 años del Pacto de las Catacumbas

Domingo, 15 de noviembre de 2015

catacumbas-de-la-domitila_560x280(Víctor Codina sj, teólogo).- ¿Qué es el Pacto de las Catacumbas? Durante el concilio Vaticano II (1962-1965) un grupo de obispos, principalmente de América Latina, liderados por Helder Cámara, se reunían periódicamente para reflexionar sobre el lema de la Iglesia de los pobres que Juan XXIII había propuesto para el concilio. Les motivaba a ello un deseo de fidelidad al Jesús pobre de Nazaret y también el testimonio del sacerdote Paul Gauthier y de la carmelita Marie Thérèse Lescase que trabajaban como obreros en Nazaret.

Tras un largo tiempo de diálogo y discusiones, pocos días antes de la clausura del Vaticano II, el 16 de noviembre de 1965, 40 obispos se reunieron en las Catacumbas de Sta Domitila de Roma para celebrar la eucaristía y firmar un compromiso, el llamado Pacto de las Catacumbas, al que se adhirieron otros 500 obispos del concilio.

En este Pacto, los obispos, conscientes de sus deficiencias en su vida de pobreza, con humildad pero también con toda determinación y toda la fuerza que Dios les quiere dar, se comprometen a 13 decisiones. Resumimos brevemente sus principales contenidos.

Procurar vivir al modo ordinario de la población en lo que toca a casa, comida y medios de locomoción; renunciar a signos de riqueza en vestimentas y metales preciosos, ni oro ni plata; no poseer bienes muebles ni inmuebles ni cuentas en el banco a nombre propio, sino, si es necesario, todo a nombre de la diócesis y obras sociales; confiar la gestión financiera a laicos competentes y conscientes de su misión apostólica; rechazar ser llamados con títulos como Eminencia, Excelencia, Monseñor…preferir ser llamados Padres; evitar todo tipo de concesiones de privilegios y preferencias.

A estas decisiones, más de tipo personal, se añaden una serie de opciones apostólicas: dar todo su tiempo, reflexión, corazón y medios al servicio de las personas, de los grupos trabajadores y económicamente débiles, apoyando a todos aquellos que se sienten llamados a evangelizar a los pobres; transformar las obras de beneficencia en obras sociales basadas en la caridad y la justicia; hacer lo posible para que los gobiernos decidan y pongan en práctica las leyes y estructuras necesarias para la justicia, igualdad y desarrollo armónico del hombre y de todos los hombres.

Como obispos comprometerse a ayudar los proyectos de episcopados pobres y pedir a organismos internacionales estructuras que permitan a las mayorías pobres salir de su miseria; compartir la vida en caridad pastoral con sacerdotes, religiosos y laicos para que el ministerio sea un verdadero servicio, revisando la vida con ellos, procurando ser más animadores de la fe que jefes según el mundo.

Al regresar a sus diócesis se comprometen a dar a conocer estas decisiones a sus diocesanos, pidiendo les ayuden con su colaboración y oraciones.

Han pasado 50 años del Pacto de las Catacumbas, muchas de estas semillas evangélicas han florecido, pero todavía muchos de estos compromisos son tareas pendientes.

Este Pacto de las Catacumbas ahora se actualiza con el Papa Francisco, quien con sus gestos simbólicos y sus exhortaciones nos invita a todos a vivir una vida sencilla y solidaria, donde los ministros no sean faraones, ni príncipes, ni capataces…sino servidores que huelan a oveja, para que toda la Iglesia sea pobre y para los pobres.

Los 50 años del Pacto de las Catacumbas puede ser para todos una ocasión de examen y conversión a una Iglesia más evangélica, a la Iglesia de Jesús, el carpintero de Nazaret.

Para ello podemos repetir la plegaria con la que concluye el Pacto: “Que Dios nos ayude a ser fieles”

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Heliogábalo, emperador y homosexual.

Miércoles, 11 de noviembre de 2015

HeliogábaloJosé Luis Villalobos. 20 Abril 2014

Nombrado César con tan sólo 14 años, su reinado estuvo marcado por una revolución que acabó con los tabúes sexuales y por cambiar las costumbres religiosas. La oposición de sus enemigos y su carácter liberal urdió una leyenda que aún hoy crea debate.

Hablar de la homosexualidad en la Edad Antigua no es algo nuevo; ni siquiera entre los césares romanos. De hecho, es conocida la relación del famoso emperador Adriano con su esclavo Antinoo en Egipto, al que se divinizó tras su temprana muerte. Está claro que la sexualidad en el mundo antiguo, y más concretamente en Grecia y Roma, era considerada de una manera muy distinta a como la ve hoy en día por parte de la sociedad. Aquí, los términos homosexualidad o heterosexualidad no existían.

No obstante, se consideraba legalmente a la homosexualidad un comportamiento, como mínimo, inadecuado. Aunque en la práctica estas leyes no eran aplicadas y probablemente ni siquiera eran tomadas en serio. Se consideraba mucho más grave y trasgresor que una mujer fuera infiel a su marido (no hay que olvidar que la cultura romana era manifiestamente machista). Así pues no debe sorprendernos que los emperadores romanos mantuvieran relaciones homosexuales. Esto ocurre con Adriano, Calígula o Julio César, por poner unos ejemplos.

Uno de los emperadores más abiertamente homosexuales fue Heliogábalo. Se trata de un César que pertenece a la dinastía de los Severos. Tuvo un reinado bastante corto, cuatro años, entre el 218 y 222 d.C. hasta que fue asesinado por su guardia pretoriana tras una intriga palaciega.

Su reinado estuvo marcado por el aperturismo cultural y la renovación de las tradiciones romanas, en particular las religiosas. Esto le acarreó numerosos enemigos. Entre las medidas que tomó estuvo reemplazar al Dios Júpiter, cabeza del panteón romano, por un nuevo dios llamado Deus Sol Invictus, quien introducía nuevas costumbres procedentes del Mediterráneo Oriental. Se obligó a las élites romanas a participar en los ritos en honor a esta nueva deidad, lo que provocó un escándalo en la sociedad romana más conservadora.

En medio de esta oposición tradicionalista, la guardia pretoriana fue comprada por los senadores más influyentes. Su misma abuela urdió la trama. Así pues, con tan sólo 18 años, los legionarios le asesinaron. A partir de entonces la leyenda de Heliogábalo creció vilipendiada y exagerada por sus sucesores y opositores políticos, acusándole de excéntrico, decadente y fanático religioso.

Esta historiografía; mitad leyenda, mitad verdad; nos muestra al César Heliogábalo como un lascivo homosexual cuyo mayor placer era ser penetrado por hombres bien dotados. De hecho, esta obsesión sexual por el tamaño hizo que él mismo ordenara poner una terma (baño público) en el palacio para poder ver los atributos de los romanos que pasaran por allí. Lo mismo ocurría en otros baños públicos y eventos atléticos, donde sus agentes imperiales observaban y luego mandaban a palacio jóvenes que reunían los requisitos de tamaño exigidos por el emperador.

Todo ello se realizaba, evidentemente, con dinero público, siendo utilizado por muchos para ascender de manera rápida, consiguiendo así los honores del emperador en virtud a sus “favores” sexuales.

2uptrg8-e1283372511196

Otra de las críticas que se le hizo, haciendo alarde de su “depravación”, era la de aparecer en público vestido de mujer. Lo que, como hemos dicho antes, en una sociedad tan machista como la romana resultaba tremendamente ofensivo. Se afirma que llegaba a exigir que se dirigiesen a él como “señora”, e incluso convocó a los médicos más destacados del imperio para que le practicaran una operación de cambio de sexo. Aunque los resultados con esclavos y condenados no fueron nada halagüeños. Sin embargo, la realidad es que se casó cinco veces durante su reinado (con mujeres, claro) y se acostó con un gran número de prostitutas.

Entre los amantes masculinos más conocidos destaca Hierocles, el más famoso de sus aurigas (hombre que gobernaba a los caballos en las carreras de carros). La historia cuenta que le ofreció nombrarle emperador, pasando a ser él mismo “la emperatriz”.

Todas estas fábulas, sean verdad o ficción, terminaron con el complot hacia su persona y su posterior asesinato. Su cuerpo inerte, así como el de su madre, fueron arrastrados por las calles de Roma y luego arrojados al río Tíber. Otros estrechos colaboradoras fueron asesinados en los días siguientes, como su amante Hierocles.

Tras morir, su primo, Alejandro Severo, le reemplazó como Emperador. Éste es conocido por ser un gobernante que retomó las tradiciones anteriores al reinado de Heliogábalo, decretando sobre él una damnatio memoriae, es decir, que su memoria pública fuese borrada de la historia de Roma por ser considerada ultrajante y vergonzosa.

Fuente Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , ,

Charamsa, suspendido del ejercicio del sacerdocio por su obispo “por defender postulados contrarios a la fe”

Sábado, 24 de octubre de 2015

1443906876059El enfoque correcto de todo este caso es, en palabras del propio Krzysztof Charamsa,“En la Iglesia es evidente que un sacerdote no puede salir del armario y declarar públicamente que es gay. No importa si tiene pareja o no. Para la Iglesia declarar la propia homosexualidad significa promocionar la homosexualidad”. Este es el auténtico problema de una Iglesia que se resiste a rechazar, como gato panza arriba,  sus actitudes homófobas…

El decreto impide al teólogo polaco vestir hábito religioso o indumentaria eclesial

“En Polonia, los obispos promueven el lenguaje de odio contra las minorías sexuales”, contesta

El obispo de Pelplin (Polonia), Ryszard Kasyna, suspendió del ejercicio del sacerdocio al cura y teólogo Krzysztof Charamsa, tras hacer pública su homosexualidad y confesar que tenía una pareja. Charamsa pertenecía canónicamente a esta diócesis.

El obispo de Pelplin envió por correo electrónico una carta a Charamsa, quien también era profesor de Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en la que le comunica su suspensión por defender postulados contrarios a la doctrina de la Iglesia.

El teólogo había sido expulsado de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano en donde trabajaba. Charamsa ha declarado que en la práctica de la Iglesia no hay ninguna esperanza real de poder presentar recurso ni pedir explicaciones sobre una pena considerada injusta, especialmente cuando no se especifican las razones concretas ni se precisan las causas de dicha pena“.

Charamsa había sido expulsado de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano donde trabajaba y también era profesor de Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

El prelado ha prohibido igualmente al sacerdote poder vestir hábito religioso o indumentaria eclesial.

 El sacerdote, que se ha trasladado a vivir a Barcelona, la localidad donde reside su pareja, señaló que “en Polonia los obispos desde hace mucho tiempo promueven, o simplemente no reaccionan, ante el lenguaje católico de odio contra las minorías sexuales“.

El obispo de Polonia ya había anunciado a Charamsa el pasado día 10 que estaba “cometiendo errores doctrinales contrarios a la Sagrada Escritura y a la enseñanza de la Iglesia” y le pidió al sacerdote que recuperara “la correcta enseñanza de la Iglesia”.

Charamsa, al considerar que era una acusación muy genérica, pidió a su obispo que especificara qué verdades de la Escritura y de la enseñanza de la Iglesia no estaba respetando para poder preparar sus alegaciones, al tiempo que solicitaba a los prelados polacos que “dejaran la promoción del lenguaje del odio y violencia propio de la homofobia, que es contrario a la Sagrada Escritura”.

El sacerdote recibió el pasado lunes la respuesta en forma de un decreto de suspensión del ejercicio de sus funciones sacerdotales, lo que, según Charamsa, “confirma la falta de discusión en la Iglesia sobre la natural y sana orientación sexual, la cuestión de las minorías sexuales y sus derechos, tanto en la sociedad como en la Iglesia, y el respeto de la dignidad de las personas que no son heterosexuales”.

En la Iglesia es evidente que un sacerdote no puede salir del armario y declarar públicamente que es gay. No importa si tiene pareja o no. Para la Iglesia declarar la propia homosexualidad significa promocionar la homosexualidad”, dijo Charamsa, que ha recordado que la Congregación de la Doctrina de la Fe ya redactó en 2005 una instrucción que prohíbe a las personas homosexuales acceder al sacerdocio católico.

“En la situación actual no importa si presenté a mi pareja o no. Yo no podía salir del armario de ningún modo sin ser castigado”, afirmó el cura, que, sin embargo, no entiende “cuál es la acusación” por la que ha sido suspendido como sacerdote.

En los diversos escritos que Charamsa ha cruzado con su obispo desde que el pasado 3 de octubre revelara su homosexualidad, monseñor Kasyna pidió al cura el pasado día 12 que se presentara en Polonia, a lo que el sacerdote respondió que no podía hacerlo por falta de recursos económicos.

Imagen de previsualización de YouTube

(RD/Agencias)

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

13 propuestas para el Sínodo sobre la Familia 2015

Miércoles, 21 de octubre de 2015
imagesDel blog de Xabier Pikaza:
Hoy se votan en el Sínodo de Roma las propuestas sobre la familia cristiana, y así conoceremos pronto su contenido, más allá de las filtraciones más o menos secretas e interesadas que se han venido publicando estos días.

Evidentemente, no puedo publicar en mi blog todavía esas propuestas, pero puedo y quiero ofrecer las mías, pues he venido siguiendo con interés de cristiano y “complicidad” de teólogo los avatares del sínodo desde el comienzo de su preparación, el 2013, hasta ahora. En ese contexto de avance y reflexión sobre el sínodo publiqué además un libro (La Familia en la Biblia, 2014), que ofrece una base de conocimiento sobre el tema.

Mientras aparecen, pues, las propuesta oficiales, presento yo las mías, elaboradas en un contexto de estudio de la Biblia, escucha de la voz de muchísimos cristianos (¡sensus fidei!), reflexión y valoración de algunas aportaciones del Sínodo, tomando como base las últimas páginas de mi libro sobre La familia en la Biblia. Buen día a todos.

13 propuestas para el Sínodo sobre la Familia 2015

1. La familia es un institución histórica, que se va expresando y realizando a través del tiempo. Ciertamente, tiene un elemento natural, vinculado a la historia de la naturaleza y de la vida, como muestra la dualidad sexual (varón y mujer) y el hecho de que el hombre es un ser natal que proviene de otros hombres, no sólo en un plano biológico, sino (y sobre todo) cultural, a través de la palabra que le ofrecen y en la que le inician otros seres humanos.

Lógicamente, a partir de esa esa “base natural”, las formas de la vida familia han cambiado, como sabemos por la historia, y conocemos por la misma Biblia, desde el Génesis hasta el Apocalipsis. En ese sentido, podemos afirmar que la Biblia es un libro sobre las “transformaciones” de la familia, pues su sentido y valor no está dado de antemano, sino que se va configurando a lo largo de la historia. En esa misma línea podemos decir que, sobre la base de los principios de Jesús, las formas de familia han cambiado también a lo largo de la vida de la Iglesia.
12106948_507131079464089_1214481299743905142_n
2. Tendencia al matrimonio monogámico. A pesar del predominio del patriarcalismo y de la existencia de la poligamia, la Biblia ha dado primacía al matrimonio monogámico, igualitario y duradero (para toda la vida) entre dos personas (normalmente un hombre y una mujer), como muestra el camino que va de Gen 1-2 hasta Mc 10, 1-9 (mensaje de Jesús) y el gran signo de Ap 21-22 (las Bodas del Cordero). En ese contexto resulta fundamental la vinculación entre monoteísmo profético (Dios ama a su pueblo como esposo fiel) y la monogamia (el amor y la fidelidad entre un hombre y una mujer es signo y presencia divina en la historia).

Pero la monogamia no se ha impuesto por ley, ni en la Biblia ni en la Iglesia, pues, más que una norma que obliga desde fuera, ha sido y es una experiencia de maduración humana, en línea de unión personal, para el amor de dos y para el engendramiento de la vida. La realidad modélica de la familia, vinculada al despliegue de la vida, está básicamente vinculada al matrimonio monogámico entre un hombre y una mujer.

3. Otras formas experiencias, la poligamia. El matrimonio monogámico y heterosexual ha de entenderse como punto de referencia, pero se han dado y pueden darse otras formas de matrimonio, entre las que empiezo indicando, desde la Biblia, el modelo de unión poligámica, que se ha dado en ciertos momentos de la Biblia y sigue dándose en algunas culturas religiosas y sociales, de manera que la iglesia, en principio, debe respetarlo e incluso admitirlo de hecho en algunas situaciones quizá marginales, pero significativas de África y Asía.

Pero ese tipo de matrimonio parece ir en contra de la igualdad y exclusividad en el amor de la pareja, tal como aparece no sólo en el camino del Antiguo Testamento, sino en la experiencia de Jesús. De todas formas, a fin de que el matrimonio monogámico sea efectivo, en contra de una poligamia conteporánea o sucesiva (con cambio frecuente de mujeres o maridos), tiene que cambiar la visión de la libertad personal (de la estructura social y de la economía) de cada uno de los casados, para un compromiso unitario y duradero, partiendo del valor y autonomía de cada una de las personas (en especial de las mujeres).

4. Otras formas de matrimonio. Parejas homosexuales. La realidad humana es compleja, y no responde a un único modelo de relación personal. Por eso, junto a un centro más extenso, formados por las parejas heterosexuales (con posibilidad de engendrar hijos propios) pueden darse y se dan, dentro del gran arco-iris de colores de la vida, otros tipos de afecto y vinculación personal, que se expresan sobre todo en las relaciones gays, y en las parejas homosexuales.

La Iglesia, por ahora, no se atreve a llamar matrimonio a las parejas estables de homosexuales, pero la reconoce y bendice, como expresión de la riqueza y variedad de la vida humana, deseando que ellas puedan ser relaciones duraderas y fieles, no sólo para bien de los que así se vinculan en amor, sino para enriquecimiento de la misma sociedad, y de un modo especial de la Iglesia. Los homosexuales, célibes o casados, que quieran ser fieles al evangelio (a los principios del Sermón de la Montaña) pueden y deber ser admitidos en la comunidad cristiana, participando no sólo de la comunión eucarística, sino de todos los derechos y deberes de los demás cristianos en un plano de confesión de la fe y de recepción y ejercicio de los diversos ministerios eclesiales.

5. Familia e hijos. El matrimonio no es sólo unión para engendrar, sino para vivir en comunión y fidelidad personal. Por eso, no es necesario que todas las parejas matrimoniales tengan como finalidad el surgimiento de nuevas vidas. Pero, dicho eso, debemos añadir que el hombre es un ser natal: Un ser engendrado a partir de la comunión de otras personas (un hombre, una mujer), no fabricado, de manera que en ese contexto es básica la institución del matrimonio. Las cosas se producen y fabrican, pero los hijos no son “obra” fabricada, sino que nacen por generación creadora de los padres, en la que interviene de un modo especial el mismo Dios.

Por eso, cada nacimiento es un signo de Dios, una expresión de su Palabra. Este carácter “natal” y comunitario del ser humano, que existe por obra/amor otros seres humanos (al menos dos), constituye un elemento clave de la experiencia cristiana. Así dice la Biblia que el hombre nace de Dios (de su Palabra: cf. Jn 1, 11-12) a través de la palabra que le ofrecen otros seres humanos, especialmente los padres. Por eso, el ser humano no es alguien que se limita a compartir la esencia humana (como han pensado falsamente algunos pensadores helenistas y después cristianos), sino que un individuo concreto que “nace” de individuos hombres concretos, en un contexto de genealogía/familiar.

6. Experiencia “sexual”, recuperación del placer. Quedando claro lo anterior (el hombre es ser natural, su esencia es la familia) puede darse un paso más, afirmando el valor prioritario de la experiencia sexual, como aparece no sólo el Cantar de los Cantares, sino en la primera palabra del hombre cuando despierta a la vida (Gen 2, 23-24). Una larga tradición helenista, defensora de la oposición entre materia y espíritu, que se ha introducido sobre todo en la gnosis y en algunos eclesiásticos antiguos (como San Agustín), ha minusvalorado (y casi demonizado) el placer, afirmando que el sexo sólo puede expresarse de un modo legítimo al servicio de la generación.

Pero esa oposición al sexo es no sólo antibíblica (contraria al Antiguo Testamento), sino también anticristiana, como muestra el mismo San Pablo cuando pide a los esposos que expresen su amor y cohabiten todos los días, privándose sólo durante algunos tiempos limitados, para orar en común, por decisión compartida (cf. 1 Cor 7, 3-5). Ciertamente, una parte de la Iglesia Católica ha sentido prevención ante el sexo, y de esa forma ha corrido el riesgo de entender mal el sentido de las relaciones humanas y de la familia, como fuente y espacio de encuentro creador entre personas

7. Libertad personal, una posible opción por el celibato. En esa línea, la familia cristiana es una experiencia concreta y muy fuerte de libertad, aunque en muchos momentos la Biblia y la misma Iglesia ha tendido a entender el matrimonio como algo que ha de hacerse por necesidad, no sólo al servicio de la procreación, sino también de la casa-hacienda. En esa línea, en muchos casos, no existía verdadera libertad para casarse o para quedar solteros, y eso se aplicaba en especial a las mujeres, que debían someterse al dictado de sus familiares, casándose por conveniencia económica y social, con un hombre buscado por otros.

Pero esa “imposición” matrimonial ha sido superada en la misma Biblia, y de un modo especial por Jesús, no sólo al recibir en su seguimiento a varones y mujeres que podían estar casados o solteros, sino también al valorar y acoger a personas que no podían o solían casarse (eunucos, prostitutas…). Por lo que sabemos, quien más ha desarrollado las implicaciones de esta novedad de Jesús ha sido Pablo, que ha puesto de relieve el valor de la Iglesia (comunidad cristiana), dejando a los hombres y mujeres concretos en libertad para el matrimonio o celibato, que no son, por tanto, imposición ni obligación, sino vocación. Hombres y mujeres tienen valor en sí mismos, dentro de una Iglesia que les acepta y aprecia como tales, de tal forma que no están obligados a casarse, sino que pueden vivir en celibato (virginidad), al servicio de los demás (es decir, del evangelio), con las dificultades que ello implica y los valores que ofrece.

En esa línea, conforme a la enseñanza de Pablo en 1 Cor 7, puede haber personas célibes (eunucos…: Mt 19, 12) por el Reino de los Cielos, tanto por condición antropológica, como por opción personal. El célibe o eunuco, así entendido, no es un hombre o mujer carente de amor, sino al contrario, un hombre o mujer que convive desde el mensaje del Reino con otros eunucos, expulsados sociales o necesitados y con el conjunto de la sociedad, pudiendo ofrecer un testimonio familiar distinto, no para oponerse a la familia matrimonial con hijos, sino para ofrecerle un complemente muy valioso. Pero puede y debe haber también matrimonios en perspectiva del Reino de los Cielos, como amor de pareja (comunión personal) que se expande no sólo al servicio de los hijos propios, sino también de otros excluidos y necesitados. Entendido así, ni el matrimonio es una ley, ni es una ley el celibato, sino que ambos aparecen como expresión de un amor abierto, de modos distintos, a la familia.

8. Un camino a favor de la igualdad real de la mujer. La Biblia es una “historia de la familia”, no un tratado teórico, y de esa forma va narrando acontecimientos y trazando caminos, sin imponer una determinada perspectiva. Por eso, en un nivel, ella acoge desde el principio a la mujer como persona (Gen 1-2), pero, en otro, tiende a convertirla en sierva del varón patriarca, destacando su función materna. Sólo en algunos momentos especiales, el Antiguo Testamento ha valorado a la mujer, en distinción e igualdad radical con el varón (así en el Cantar de los Cantares), sin necesidad de que ella sea madre en una familia al servicio del varón y de la casa (hacienda).

Esa nueva valoración aparece en el Nuevo Testamento, pero cierta tradición cristiana posterior ha tenido dificultad en aceptarla, volviendo a ratificar una visión patriarcalista de la vida y de los ministerios eclesiales (Cartas Pastorales). Volviendo a la raíz de Gen 1-2, con el Cantar de los Cantares y el mensaje de Jesús y Pablo, debemos reforzar la igualdad radical del varón y mujer, no en forma de identificación, sino de complementariedad, pues cuanto más se diferencia más iguales son, valorándolos como personas.

Así pasamos del plano de la naturaleza al de la dignidad personal, descubriendo que la diferencia sexual está al servicio de la mayor igualdad, y la igualdad al servicio de la diferencia, personal de manera que, siendo iguales y distintos, en comunión personal (pudiendo ser célibes), hombres y mujeres pueden crear parejas de relaciones estables (de diverso tipo), destacando entre ellas las parejas heterosexuales, capaces de engendrar nuevas vidas.

9. Amor es palabra, la esencia dialogal de toda familia. Crear familia es en el fondo dar y compartir palabra, abriendo así un espacio de comunión entre personas. La misma diferencia de sexo, al servicio del encuentro personal, se desarrolla en forma de trasmisión de conocimiento de vida. Ciertamente, los hijos nacen del semen masculino/femenino, en un plano biológico, y cada nuevo ser humano tiene un genoma distinto. Pero el verdadero nacimiento personal humano acontece en el nivel de la palabra que le ofrecen los padres (biológicos y/o personales) al acogerle y educarle. El germen humano sólo se personaliza a través de la palabra engendradora, de forma que sin ella no hay nacimiento personal, pues un hijo simplemente “biológico”, sin educación cultural (amor, palabra, comunidad) es inviable como persona.

La familia nace y se expande de esa forma en un espacio de palabra compartida que los padres y/o los educadores ofrecen al niño que así nace de un modo personal. Se podría pensar que en los primeros años el niño recibe sólo la palabra de los padres y/o de algunos pocos familiares y educadores, pero a través de ella le llega la voz y la cultura de todo un pueblo, que se expresa en el idioma. Por eso, lo que suscita y define a la familia es la hondura de palabra que cada uno de sus miembros ofrece, recibe y comparte. De un modo consiguiente, el matrimonio (y el engendramiento de hijos) constituye un compromiso de vida compartida que se establece y expresa en el nivel de la palabra. Sólo en la medida en que un hombre y una mujer se “conocen” en sentido bíblico, siendo sujetos de palabra, y la comparten en libertad, puede haber matrimonio (con hijos “humanos”).

10. Indisolubilidad, una más alta experiencia de comunión. El matrimonio sólo tiene sentido allí donde abre un espacio en el que cada esposo madure en humanidad, de forma que su amor mutuo (común), expresado en forma de palabra dialogada, sea forma de vida permanente, que nada ni nadie puede romper. En esa línea, el matrimonio es una promesa de vida compartida y regalada: Varones y mujeres son los únicos seres que pueden prometerse vida (com-prometerse) desde Dios, es decir, uno con el otro, creando una realidad más alta, algo que antes no había, y que no es la mera suma de dos, pues los casados no son ya lo que antes eran, sino que tienen una nueva realidad de tipo dual, una vida más alta, siendo principio común de vida.

Sin duda, puede haber otras uniones temporales o definitivas muy dignas, y también otras formas de vida, como sabe Jesús al hablar de los eunucos (Mt 19, 12): uniones de amigos o amigas, del mismo o diverso sexo, comunidades religiosa, parejas homo- y/o hétero-sexuales, y su valor dependerá de la “palabra” de comunión que susciten y desarrollen, y también de la vida que desplieguen en compromiso de amor (aunque no tengan hijos). La dignidad de esas uniones no dependerá de leyes estatales (aunque cierta regulación social puede ser importante), sino de la humanidad que ellas logren compartir y expresar.

11. Divorcio, nueva comunión. En principio, como digo, el matrimonio es indisoluble: compromiso de unión definitiva y creadora de dos personas, y en esa línea Jesús ha criticado y condena (Mt 10, Mt 19 etc.) el poder que en su tiempo tenían los varones de “expulsar” a sus mujeres, rompiendo así el compromiso matrimonial. El ideal y camino del matrimonio es por tanto la unidad indisoluble de dos personas. Pero, firme eso, el mismo, el NT y la Iglesia saben (como dicen Mt 19 y Pablo en 1 Cor 7) que hay casos en los que el matrimonio se rompe por dentro, volviéndose inválido o nulo, de manera que los antiguos esposos quedan en libertad de casarse de nuevo.

En los casos en que los esposos declaren su matrimonio inválido o roto (nulo), la Iglesia puede ratificar su ruptura, con el consenso de la comunidad que respeta y acoge su proceso de separación, como una forma de recuperación de auténtica libertad para vivir como célibes o para establecer un nuevo matrimonio, con la prudencia que exigen cada caso, buscando siempre el bien de los esposos, de sus posibles hijos y de la comunidad creyentes.

12. El valor de los niños. En este contexto sigue siendo fundamental la experiencia y tarea de engendramiento de la vida, pues cada familia empieza siendo “una” realidad de “dos” que se unen (se transfiguran), engendrando vida en común, de manera que ya no se aman solamente uno al otro, en línea horizontal, sino abriéndose juntos a un tercero. Su amor mutuo viene a presentarse así como principio de vida, y así cuanto más fuerte sea la intimidad de la unión de pareja o familia, más grande será (ha de ser) su apertura creadora (la de cada uno de sus miembros) hacia los hombres y mujeres de su entorno.

Mirado desde nuestra perspectiva, el Antiguo Testamento en su conjunto apenas ha logrado establecer uniones igualitarias de familias. Sólo el descubrimiento del valor radical de la mujer, y la experiencia más honda de fidelidad personal de ambos (varón y mujer), puede hacer que nazca la paternidad/maternidad compartida. Esta visión latía ya en el mismo libro del Génesis, donde Adán y Eva aparecen como iguales en humanidad, pero ella sólo ha logrado desarrollarse lentamente, sin haber culminado aún hasta el día de hoy, a pesar de la experiencia radical de comunión que implica el evangelio cristiano.

El matrimonio aparece así como proyecto de comunicación definitiva entre dos personas, como relación de crecimiento y generación de nuevos seres humanos, a quienes madre y padre ofrecen no sólo su ADN (herencia genética), sino algo mucho más importante, que podemos llamar ADN personal, en palabra y amor.

13. Fidelidad matrimonial y servicio a los pobres, es decir, al Reino de Dios. El amor matrimonial cristiano sólo es completo allí donde dos personas se vinculan (se entregan/conocen) mutuamente para amar juntos a un “tercero”, es decir, a los hijos o al conjunto de la sociedad, al servicio de la vida, y de un modo especial de aquellos que no tienen familia… En ese contexto se sitúa el proyecto de Jesús, que ha sido célibe, pero no por falta de amor, sino al contrario, por apertura de amor concreto hacia los marginados y expulsados familiares y sociales.

Biblia, Espiritualidad, General , , , , , ,

Multitudinaria manifestación contra un proyecto de ley de uniones entre personas del mismo sexo en Italia

Jueves, 25 de junio de 2015

8f97e3a0505e9907d580cdc102cfb904-kn9-U106036648206aPG-700x394@LaStampa.itAnte la perspectiva de un posible reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo, los sectores sociales más conservadores muestran la intensidad de su odio homófobo en Italia manifestándose de forma multitudinaria en las calles, como antes lo hicieran en España o en Francia. La diferencia es que mientras en estos dos últimos países la intensa reacción homófoba se producía frente al matrimonio igualitario, en Italia lo hace contra una propuesta de ley de uniones civiles que ni siquiera contempla la adopción conjunta. 

La fortaleza de los homófobos es indudable en Italia. Según sus promotores, más de un millón de personas salieron a las calles de Roma este sábado para protestar contra un proyecto que en las últimas semanas parece haber salido de su letargo. Según el Ministerio del Interior, fueron 400.000 personas. Muy posiblemente ambas cifras son exageradas (el Ministerio del Interior italiano está en las manos de Angelino Alfano, político derechista contrario al proyecto de uniones civiles y que hizo público en redes sociales su apoyo a la manifestación, aunque no acudió en persona), pero en cualquier caso fueron decenas de miles de personas las que acudieron al centro de la capital italiana para hacer una gran demostración de fuerza.

Para comprender lo que está sucediendo en Italia hay que retrotraerse unas semanas atrás, cuando el pueblo de Irlanda dio un ejemplo al mundo incorporando a su Constitución el matrimonio igualitario por amplia mayoría en un histórico referéndum. Un resultado que dejaba a Italia, que comparte con Irlanda su tradición católica, como prácticamente el único país de la Europa occidental que no reconoce los derechos de las parejas LGTB, ni mediante el matrimonio igualitario ni con la fórmula de la unión civil. El primer ministro Matteo Renzi declaraba tras conocer el resultado irlandés que “las uniones civiles no pueden retrasarse más”. Y ello pese a que el propio Renzi ha actuado en el pasado como freno al proyecto, y ello pese a el Parlamento salido de las elecciones de 2013 no debería tener, en teoría, especiales dificultades para aprobar un proyecto así. La misma Corte Constitucional dictaminaba en 2010 que los derechos de las parejas del mismo sexo deben ser reconocidos bajo una forma u otra, aunque la fórmula no sea el matrimonio (si bien tampoco hay nada que consitucionalmente impida esta posibilidad), línea argumentativa que han seguido después los tribunales italianos sin que al legislativo le haya parecido urgente hacerles caso.

Por el momento, existe un proyecto presentado por la senadora Monica Cirinnà en junio de 2014, que reconocería a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer una unión civil con derechos similares a los del matrimonio salvo la adopción conjunta (sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja) que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión de Justicia del Senado, aunque en principio le quedaría una larga rodadura. Pero tras el referéndum irlandés Cirinnà se mostraba esperanzada y declaraba que “finalmente ha llegado el momento de que se apruebe antes del verano”.

Unas previsiones que aunque no se han cumplido (el verano ya está aquí…) parecen haber despertado las alarmas de los homófobos y han desembocado en la gran manifestación de este sábado a favor de la familia tradicional y en contra de la “ideología de género” que se acompañará sin duda de más protestas. Protestas que por mucho que quieran difuminar (la Conferencia Episcopal Italiana se ha desmarcado de la convocatoria, aunque asegura compartir sus reivindicaciones, y se ha invitado a participar, por ejemplo, a Ben Mohamed, imán de la barriada romana de Centocelli) están promovidas y lideradas por el catolicismo más tradicionalista, que tiene gran fuerza en Italia. No faltó, por cierto, representación española: otro de los intervinientes fue Kiko Arguello, uno de los fundadores del Camino Neocatecumenal, los conocidos “kikos”.

También participaron políticos italianos de gran tradición homófoba, como Carlo Giovanardi, Paola Binetti, Maurizio Gasparri, Roberto Formigoni o Mario Adinolfi. Este último, que intervino como orador en el acto, es de hecho uno de los líderes del movimiento homófobo italiano, pese a ser diputado del Partido Democrático, el mismo al que pertenecen el primer ministro Renzi y la senadora Cirinnà. Adinolfi ha sido, de hecho, uno de los apoyos internos de Renzi (un político que, no olvidemos, proviene de la democracia cristiana). Una muestra más de lo complicado de la escena política en materia LGTB en Italia, un país en el que la Iglesia católica cuenta con terminales en prácticamente todos los partidos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Desarticulada una red que traficaba con mujeres transexuales argentinas en Italia

Martes, 24 de marzo de 2015

0000998907Han sido detenidas cinco personas, cuatro de nacionalidad argentina y una de Rumanía.

Las autoridades italianas desarticularon este jueves una red compuesta por al menos once personas acusadas de conformar una “organización criminal” que captaba a transexuales en Argentina para posteriormente prostituirles en Italia.

El Tribunal de Roma, previa petición de la Dirección Antimafia, ha emitido una orden de arresto para once integrantes de dicha organización y por el momento han sido detenidas cinco personas, cuatro de nacionalidad argentina y una de Rumanía.

El coronel Luciano Magrini, del grupo de Carabineros (policía militar) que ha ejecutado la acción, explicó que otras tres se encuentran en libertad provisional con obligación de comparecencia diaria y otras tres son buscadas por los agentes.

Estos once sujetos han sido considerados responsables de conformar “una organización criminal internacional dedicada a la trata de personas, a favorecer la inmigración clandestina y a lucrarse de la prostitución y del narcotráfico”, según un comunicado de los Carabineros.

La investigación comenzó tras la denuncia presentada por un joven argentino, integrado en el ambiente de la prostitución en el litoral romano. Esto permitió descubrir “la existencia de una organización criminal dedicada desde hace al menos un decenio a hacer entrar en Italia transexuales argentinas para ejercer la prostitución sometiéndolas a una situación de total dependencia al capo, conocido como ‘mamá'”.

En concreto, las autoridades italianas han descubierto que los capos de la organización reclutaban en Argentina a muchachos a los que después llevaban a Buenos Aires para ingresarles en un albergue del barrio de Palermo.

Gracias a la colaboración de médicos cómplices, la organización sometía a “pesados procesos hormonales e intervenciones de cirugía plástica” a las muchachas quienes, después, eran iniciadas en los ambientes de la prostitución argentina.

Algunas de ellas eran seleccionadas y enviadas a Italia dotadas de pasaportes falsos, un único billete de ida y una anticipo económico para los primeros gastos.

La ruta para estas personas transexuales preveía “casi siempre” una escala en París y cuando llegaban a Italia eran trasladadas al litoral de Roma, a Ostia, para ejercer la prostitución.

Los Carabineros informaron en la nota de que durante la investigación se notificó “la existencia de un vínculo indisoluble entre los miembros de la red y las víctimas que carecían de libertad y que eran prostituidas” con un método preestablecido.

Los presuntos criminales celebraban reuniones donde indicaban a las transexuales sus horarios de trabajo y sus tarifas.

La desobediencia era pagada con dura violencia física y psicológica y durante la investigación se ha descubierto el suicidio de una joven transexual el cual, en plena depresión, se arrojó por la ventana de su apartamento en Pomezia.

A este trágico escenario se añade el consumo de estupefacientes y que las personas transexuales contaban con cocaína para consumir con sus clientes, agregó la nota.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

El Papa Francisco almuerza con 10 transexuales de una cárcel italiana

Viernes, 20 de marzo de 2015

papa-francisco-800x523Compartirá mesa y mantel con otros 80 presos, que también los cocineros en la prisión de Poggioreale

Tiene una buena ocasión para aclarar sus palabras acerca de la transexualidad y las armas nucleares… De decir alto y claro que una persona transexual es alguien querido por Dios sencillamente porque así lo ha decidido, que tiene su lugar en la Iglesia y que jamás, jamás, debiera haber una palabra ni gesto de rechazo…

Después de su primera reunión con una persona transexual el pasado mes de enero, y de desatar una enorme controversia al comparar a la transexualidad con armas nucleares, ahora el Papa Francisco ha anunciado que se va a reunir con 10 transexuales de una cárcel italiana.

El Papa comerá con 90 presos en la cárcel de Nápoles de Poggioreale, de los cuáles 10 son transexuales, y serán los propios detenidos los cocineros, como parte del programa de la visita del Pontífice a esta ciudad italiana el próximo sábado, según ha informado la televisión de la Conferencia Episcopal de Italia.

El Pontífice saldrá del Vaticano a las 7,00 horas en helicóptero y aterrizará en el Santuario de Pompeya donde dedicará unos minutos a la oración. Desde allí, se trasladará también en helicóptero a Nápoles donde se encontrará a las 9,30 horas con grupos de personas vulnerables en la Plaza Juan Pablo II.

Durante su viaje también se reunirá con religiosos y con los diáconos que se encargan del mantenimiento de la Basílica de Nápoles. Está previsto que el pontífice argentino visite el barrio Sciampia de la periferia de Nápoles, donde se reunirá con jóvenes empresarios y representantes del mundo de la cultura, una zona conocida por ser uno de los lugares controlados por la mafia de la Camorra.

General, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , ,

El Gobierno de Italia no puede impedir la inscripción de matrimonios entre homosexuales en los registros civiles

Jueves, 12 de marzo de 2015

alcalde_roma_matrimonios_gaysEl alcalde de Roma, Ignazio Marino, inscribió en octubre de 2014 a 16 matrimonios igualitarios celebrados en el extranjero en el registro civil de la capital

Varios Ayuntamientos de Italia, como el de Nápoles, Roma y Milán, han procedido a incorporar en sus registros matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en el extranjero debido al vacío legislativo existente en el país transalpino.

La incorporación en el Registro Civil italiano de parejas homosexuales casadas en el extranjero solo podrá ser anulado por un tribunal y no por los delegados del Gobierno, tal y como había solicitado el ministro del Interior, Angelino Alfano.

Este fue el fallo del Tribunal Administrativo Local del Lazio (centro), que de este modo resolvió hoy la polémica levantada hace unos meses, cuando Alfano pidió a los delegados del Gobierno que recurrieran este tipo de prácticas en los municipios en los que se llevaran a cabo.

El pasado 18 de octubre, dieciséis parejas homosexuales registraron su unión en el ayuntamiento romano y ante el propio alcalde, Ignazio Marino. Ante este hecho, el titular de Interior, líder del partido conservador Nuevo Centroderecha, que forma parte de la coalición gubernamental, invitó a todos sus delegados a proceder y anular las transcripciones en sus ciudades.

El prefecto de Roma, Giuseppe Pecoraro, después de pedir a Marino que anulara los actos, emitió una ordenanza a tal fin y algunas parejas presentaron un recurso al Tribunal Administrativo Local, que falló hoy a su favor.

Marino celebró la sentencia y señaló que “todo esto debe ser ahora interpretado como un estímulo al Parlamento y al primer ministro Renzi para que inicie un recorrido legislativo que colme un vacío que en Europa solo existe en Grecia y en Italia”.

Flavio Romani, presidente de la asociación LGBT Arcigay, se congratuló del veredicto y solicitó la dimisión del ministro, a quien acusó de promover una persecución hacia el colectivo homosexual.

Este tipo de registros constituyen un gesto burocrático y únicamente local con el que se pretende solventar el vacío legal en el país, que carece de una legislación específica en este sentido.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

La Justicia italiana se pronuncia en contra de la legalización del matrimonio igualitario

Viernes, 13 de febrero de 2015

matrimonio_gay_italiaEl alcalde de Roma, Ignazio Marino.

La Corte Suprema de Casación -el más alto tribunal de justicia de Italia- ha dictaminado que la negativa a permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo no viola la Constitución italiana. La noticia no supone en realidad una novedad, ya que la Corte Constitucional italiana ya dictaminó en 2010 que la Constitución de ese país no obliga a reconocer el matrimonio igualitario, aunque tampoco impide que pueda ser aprobado por el Parlamento. La sentencia, no obstante, supone un jarro de agua fría a los diversos procesos en curso de reconocimiento de matrimonios de ciudadanos italianos celebrados en el extranjero. La Corte Suprema de Casación, eso sí, vuelve a insistir una vez más en que bajo una forma u otra los derechos de las parejas del mismo sexo deben ser reconocidos. Algo que Italia sigue sin hacer.

Según Tribunal de Casación de Italia, el principal órgano judicial del país, las leyes europeas y la Constitución no exigen a los legisladores la necesidad de extender el vínculo del matrimonio a las personas homosexuales.

El tribunal se pronunció en contra de la celebración del matrimonio entre personas del mismo sexo. Sin embargo, reconoce que estas personas tienen derecho a un “estatus de protección” con los mismos beneficios y obligaciones que las “parejas de hecho“, algo que ya es “accesible”.

Italia es, de hecho, el único gran estado de Europa occidental que sigue sin reconocer bajo ninguna forma las uniones entre personas del mismo sexo, más allá de algunas regulaciones municipales como la aprobada en Roma hace unos días.

Es por eso que la sentencia emitida ahora por la Corte de Casación (que puedes descargar aquí) supone un jarro de agua fría. El fallo recuerda el ya mencionado dictamen de la Corte Constitucional italiana, que en 2010 rechazó dos recursos procedentes de sendos tribunales de Venecia y Trento en los que se cuestionaban varios artículos del Código Civil y se solicitaban aclaraciones sobre su posible incompatibilidad con algunos artículos de la Constitución. Los recursos tenían su origen en una acción conjunta de Rete Lenford y Certi Diritti, dos organizaciones que en 2007 lanzaron la campaña “Afirmación Civil”, que llevó a multitud de parejas a solicitar sus licencias de matrimonio y recurrir sistemáticamente las negativas. La Corte Constitucional consideró infundados los recursos, considerando que el matrimonio igualitario no es un derecho reconocido constitucionalmente y que es el Parlamento italiano el que tiene la facultad para aprobarlo.

La sentencia de la Corte de Casación también hace alusión al marco jurídico europeo y recuerda el fallo de 2010 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en respuesta a la demanda de una pareja austriaca consideró que, pese a que diversos estados europeos han actualizado el concepto de matrimonio para hacerlo extensivo a las parejas del mismo sexo, la Convención Europea de Derechos Humanos de 1950 solo garantizaba como derecho fundamental el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Lo que estaba en juego entonces era si, sesenta años después, el artículo 12 de la Convención (que establece el derecho de hombre y mujer a contraer matrimonio, pero no define a éste como la unión “exclusiva” entre un hombre y una mujer) debía ser interpretado no solo a la luz del concepto de matrimonio vigente en 1950, sino también del principio de no discriminación reconocido por el artículo 14 o del principio de respeto a la vida privada y familiar reconocido por el artículo 8. Ante esta disyuntiva, el Tribunal Europeo optó por la alternativa más restrictiva, insistiendo en que este asunto pertenece al ámbito de la soberanía de cada estado.

Claro que el propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos reconocía también que “las parejas del mismo sexo son tan capaces como las de diferente sexo de establecer relaciones estables de compromiso mutuo”, lo que las coloca en una “situación similar a las de las parejas de distinto sexo por lo que se refiere a su reconocimiento legal y a la protección de su relación”. Algo en lo que está de acuerdo la Corte de Casación italiana, que como ya dijimos más arriba sí que reconoció en 2012 el derecho de las parejas del mismo sexo a “una vida familiar”, a “vivir libremente una condición de pareja” y a beneficiarse de un “trato homogéneo al que la ley asegura a la pareja casada”.

Y en junio de 2014 era la Corte Constitucional italiana la que, en respuesta al recurso de una mujer transexual, declaraba inconstitucional la normativa que obliga a disolver un matrimonio cuando uno de los cónyuges es reconocido como de sexo contrario al que tenía legalmente cuando contrajo dicho matrimonio, argumentando como causa de inconstitucionalidad que la norma no prevé una regulación jurídica de la convivencia entre las dos personas “que tutele adecuadamente sus derechos y obligaciones” con la modalidad que el legislador decida. Una sentencia que, más allá de su interpretación jurídica, invitaba de forma bastante explícita al Parlamento italiano a que regulase la situación de las parejas del mismo sexo.

También ahora la Corte de Casación insiste en ese mismo concepto: al mismo tiempo que rechaza que exista una obligación constitucional de permitir el matrimonio igualitario, considera expresamente que es necesaria la intervención del legislador para dar reconocimiento jurídico a las parejas del mismo sexo en base al artículo 2 de la Constitución italiana, que tutela los derechos humanos de todos los ciudadanos y su vida social y afectiva. La Corte de Casación pide que se reconozca a estas parejas “un núcleo común de derechos y obligaciones de asistencia y solidaridad propio de las relaciones afectivas de pareja”.

En los últimos meses, el tema generó una gran polémica en Italia, el alcalde de Roma, Ignazio Marino, se rebeló contra la orden de no registrar matrimonios entre personas del mismo sexo y con algunos alcaldes empezando a inscribir en sus ciudades los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en el extranjero, como es el caso de la capital, Roma. Ante las actuaciones de estos alcaldes, los jefes de provincias, dependientes del Ministerio del Interior –dirigido por el partido conservador Nueva centro-derecha (NCD)– comenzaron a presionar para que estos municipios cancelaran estos registros, comenzando así una batalla legal sobre el tema.

Actualmente, varios proyectos de ley que pretenden legalizar el matrimonio igualitario en Italia todavía están en el Parlamento. Algo a lo que el Parlamento italiano lleva años resistiéndose, incluso ahora que existe una mayoría teóricamente suficiente salida de las elecciones de 2013. Significativa es la posición del primer ministro italiano, Matteo Renzi (Partido Democrático), que el pasado verano arrojaba un nuevo jarro de agua fría a la prometida ley de uniones civiles y la supeditaba al éxito del paquete de reformas políticas que está llevando a cabo. Está por ver si aún así sale adelante. Por el momento, el proyecto de ley presentado por la senadora Monica Cirinnà en junio de 2014, que reconocería a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer una unión civil con derechos similares a los del matrimonio salvo la adopción conjunta (sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja) permanece en la Comisión de Justicia del Senado.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Ante la parálisis a nivel nacional, la ciudad de Roma aprueba una normativa de uniones civiles para las parejas del mismo sexo

Miércoles, 4 de febrero de 2015

131757144-03c89edc-0d90-4484-9576-417a8e0000c2El ayuntamiento de Roma aprobó el pasado miércoles, por 32 votos a favor frente a 10 en contra, una ordenanza municipal de uniones civiles que otorga a todas las parejas inscritas, sin distinción de sexo, derechos y obligaciones hasta ahora reservadas a los matrimonios. Se trata de una iniciativa pionera en Italia, donde solo algunas regiones habían emprendido iniciativas parecidas.

El proyecto del Partido Democrático (PD), Izquierda Ecología Libertad (SEL) y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) establece un registro de uniones civiles para las parejas “mayores de edad y convivientes de cualquier sexo”, tanto italianas como extrajeras, que puedan acreditar su convivencia durante al menos un año. Los contrayentes podrán celebrar una ceremonia similar a las que están disponibles para los matrimonios y disfrutarán de derechos como las visitas hospitalarias y ser informados sobre el estado de salud del cónyuge. Además, las parejas del mismo sexo casadas en el extranjero serán reconocidas en Roma como uniones civiles.

Al acto de aprobación de la normativa asistieron dos políticos y activistas LGTB muy conocidos, invitados por el alcalde Ignazio Marino: el presidente de la región de Apulia, Nichi Vendola y la exdiputada Vladimir Luxuria. Ambos celebraron “momento histórico” para el movimiento LGTB en Italia y una “victoria civil de una capital de un Estado laico”. También la concejala romana Imma Battaglia, abiertamente lesbiana, ha afirmado que la ciudad está “haciendo historia” con una política “que respeta los derechos de los ciudadanos”.

Menos entusiasmo ha mostrado la derecha del ayuntamiento romano. El exalcalde Gianni Alemanno, de Forza Italia, opinó en Facebook que solo “una ley hecha en el Parlamento” puede reconocer derechos a las parejas del mismo sexo y afirmó que la ordenanza pretende “engañar a la gente” y “abolir la familia”. Los grupos de la oposición han anunciado recursos judiciales para intentar paralizar la aplicación de la normativa. A pesar de ello, un grupo de jóvenes celebró el avance con un flashmob en las escaleras del Capitolio, la sede del gobierno local.

Derechos LGTB en Italia: una excepción en Europa occidental

Italia se encuentra en una posición muy retrasada con respecto a sus vecinos de Europa occidental en lo que se refiere a igualdad LGTB. Sin ningún reconocimiento a nivel nacional, hace unos meses informábamos de la iniciativa de varios alcaldes, entre ellos los de Bolonia y Nápoles, de inscribir en sus registros civiles los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados fuera de Italia. Tan solo unas semanas después, el ministro del Interior ordenaba detener estas inscripciones y avisaba de su nulidad por no ajustarse a la ley italiana. Una polémica jurídica y política que de hecho ha continuado viva hasta este momento.

En cualquier caso, aunque estas inscripciones queden finalmente sin valor legal, de lo que no cabe duda es de que suponen (junto con la norma ahora aprobada por Roma) una llamada de atención al Parlamento italiano. Una cámara que se ha mostrado incapaz de aprobar ni siquiera una ley de uniones civiles largamente prometida por el primer ministro Renzi pero que este, ante la indignación de los colectivos LGTB italianos, supeditó al principio del verano a la aprobación de una serie de reformas políticas y que tras la vuelta de las vacaciones excluyó de sus prioridades al considerarlo en todo caso una promesa a cumplir a lo largo de sus próximos “1000 días” de gobierno.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

‘Tirar la toalla’ tenía recompensa sexual en las termas romanas

Viernes, 16 de enero de 2015

tirar-la-toallaLos jóvenes más bellos acudían a las termas romanas en busca de mecenas, de fama y riquezas, a cambio de favores sexuales ofrecidos a los hombres más influyentes del momento.

Cuando escuchamos la expresión “tirar la toalla” automáticamente nos imaginamos un ring de boxeo, un chico en calzoncillos levantando los brazos en señal de victoria, otro sentado en un rincón con un ojo a la virulé y su entrenador lanzando la toalla a la lona para que el árbitro dé por finalizado el combate. Pero esta es sólo una de las acepciones que tiene esta expresión popular. Su simbolismo es el de la rendición, pero no sólo a nivel de solucionar un conflicto, sino también a nivel sexual.

Al parecer, hay quien apunta a que la expresión “tirar la toalla” tiene su origen mucho más atrás, en las termas de la antigua Roma. Ese era un sitio de reunión y asueto, de debate, de relax y también de encuentros sexuales. Los jóvenes más bellos acudían a las termas romanas en busca de mecenas, de fama y riquezas, a cambio de favores sexuales ofrecidos a los hombres más influyentes del momento. Según los expertos, en el siglo I d.C. existía un ritual para elegir compañero sexual en las termas romanas que tenía la toalla como principal protagonista.

Cuando cualquiera de los presentes se decidía por uno de los efebos que mostraban sus encantos impúdicamente en los baños, el elegido se colocaba delante de su pretendiente y efectuaba una de las siguientes acciones: si hacía un nuevo nudo a la toalla le indicaba que no estaba por la labor de compartir con él ningún momento íntimo. Pero si por el contrario el efebo tiraba la toalla, indicaba claramente que la petición sexual era aceptada ante el regocijo de todos que aplaudían enfervorizados por el nacimiento de una nueva relación.

Existen restos arqueológicos romanos que confirman esta teoría en la actual Turquía. Allí apareció una piedra donde se podía leer: “Hic Antinous Hadriano linteum suum”. Traducido: “Aquí fue donde Antinoo tiró su toalla a Adriano”. Sin duda, un gesto que tenía mucha importancia en la época, de ahí que apareciera en una placa conmemorativa. Además se cree que dejaron esas letras para la posteridad por el posible inicio en ese lugar de la famosa relación entre el emperador Adriano y el joven Antinoo.

Por tanto es más que comprensible que la expresión “tirar la toalla” provenga de la antigua Roma y no del mundo del boxeo, aunque el mundo pugilístico la adoptó porque en realidad ese gesto suponía rendición hacia el conquistador, que encaja perfectamente con el entorno del cuadrilátero.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTB , , , , , ,

La justicia italiana reconoce los derechos parentales de dos mujeres que tuvieron un hijo por reproducción asistida en España

Miércoles, 14 de enero de 2015

lesbianas madresNuevamente ha tenido que ser un tribunal el que reconozca sus derechos a una pareja del mismo sexo en Italia, cuya clase política se resiste como gato panza arriba a promover avances por la vía legislativa. En este caso, además, la legislación española ha jugado un papel fundamental: un tribunal de apelaciones de Turín ha reconocido los derechos de parentalidad de una pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona, cuyo registro civil reconoce al niño como hijo de ambas.

La pareja ejerció en su momento la que podemos denominar “doble maternidad biológica”: una de las madres aportó el óvulo que fue fecundado con el esperma de un donante e implantado luego en el útero de la otra, que fue la que llevó a término la gestación. Posteriormente, como sucede con tantas familias, homoparentales o no, la pareja decidió separarse, pero de forma amistosa y manteniendo la custodia compartida de su hijo. Por parte de la jurisdicción española no había problema, pero sí por parte de la italiana, lo que obligó a la pareja a acudir a los tribunales (una situación que nos trae por cierto a la memoria la denunciada en mayo por el colectivo valenciano Lambda, referente a una pareja de mujeres italianas casadas en Valencia, también con un hijo reconocido en España como hijo de ambas pero que en Italia solo pudo ser inscrito como hijo de madre soltera).

Volviendo al caso que nos ocupa, el tribunal de Turín que lo vio en primera instancia rechazó reconocer el derecho del niño a ser inscrito legalmente en Italia como hijo de sus dos madres por considerarlo “contrario al orden público”. El tribunal de apelaciones, sin embargo, ha considerado que en este caso debe prevalecer el bien del menor. “No se trata de introducir ex novo una situación jurídica inexistente, sino de garantizar la cobertura jurídica de una situación de hecho desde hace años, en el interés exclusivo de un niño criado por dos mujeres a las que la ley española reconoce al mismo tiempo como madres”, expresa el fallo, que se apoya además en otra sentencia de gran importancia que ya recogimos en su momento: la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en junio pasado obligó a Francia a registrar a tres hijas de dos matrimonios franceses (heterosexuales) nacidas en Estados Unidos por gestación subrogada. El tribunal europeo consideró entonces que cuando de establecer la parentalidad de menores se trata, debe prevalecer el interés del menor y su derecho a la identidad sobre el hecho de que los estados reconozcan o no ciertas realidades en su territorio.

Se trata de la segunda sentencia a favor de la homoparentalidad conocida en Italia en los últimos meses. A finales de agosto, recordemos, era un tribunal de menores de Roma el que avalaba que una mujer pudiera adoptar la hija biológica de su pareja del mismo sexo. Se trataba también de una pareja de mujeres que tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país extranjero, donde también había contraído matrimonio.

En definitiva, pequeños pasos -protagonizados siempre por la justicia- a favor de los derechos de las parejas del mismo sexo en país cuyo parlamento se muestra por desgracia incapaz de aprobar ni siquiera la tímida ley de uniones civiles que en su momento fue prometida por el primer ministro Matteo Renzi, y que este, ante la desesperación de los colectivos LGTB italianos, ha acabado dejando en el congelador y subordinando en todo caso a la aprobación de su programa de reformas políticas.

Fuete Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.