Archivo

Entradas Etiquetadas ‘LGTBfobia’

Llega a España la primera ficción de Televisa que cuenta entre sus personajes principales con una pareja gay

Jueves, 24 de mayo de 2018

atodamadre-300x254La telenovela Papá a toda madre, protagonizada por los actores Sebastián Rulli y Maite Perroni, se acaba de estrenar en la cadena de televisión española Nova. Y este estreno es noticia porque se trata de la primera ficción de este tipo producida por la compañía mexicana Televisa que cuenta entre sus personajes principales con una pareja abiertamente gay. De hecho, ellos han protagonizado el primer beso gay de la historia de la ficción televisiva mexicana emitido en prime time.

Como cabía esperar, el estreno en México de esta ficción, el pasado mes de octubre, no estuvo exento de polémica. Si bien es cierto que muchos aplaudieron la aparición de dos protagonistas gais, otros tantos criticaron la inclusión de este tipo de personajes y el reflejo de la diversidad sexual en una serie «familiar» emitida en horario de máxima audiencia. Es más, la organización ultraconservadora CitizenGo (la marca de HazteOír en América Latina) aprovechó la coyuntura para iniciar una recogida de firmas online y pedir que se dejara de emitir la telenovela por «normalizar la homosexualidad a pesar del amplio rechazo social» (antes incluso de que la trama gay apareciese en la serie).

«Me defraudaron. Pensé que Televisa aspiraba a construir una sociedad mejor, a fortalecer a la familia como célula básica de la sociedad mexicana. Pensé que era verdad eso que afirman de que sus valores son la credibilidad, la honestidad y el profesionalismo. Lamentablemente me equivoqué. Por supuesto no veré la polémica telenovela. Pero tampoco su canal. Desconfío de sus criterios éticos y existen otras alternativas de ocio», rezaba dicha petición, dirigida a Emilio Azcárraga Jean, presidente ejecutivo del Consejo de Administración de Grupo Televisa y que en cuestión de días logró recoger varias decenas de miles de firmas.

Afortunadamente, también hubo quien aplaudió la iniciativa. «Me da mucho gusto que podamos ser portavoces del respeto y apoyo a la diversidad a las familias que se forman a base de amor y compromiso, sin importar preferencias sexuales, dejando atrás los prejuicios», señalaba en su perfil de Instagram Perroni. «Dejemos vivir y ser auténticamente a cada individuo en este mundo. Lo que está basado en el amor, nunca podrá ser algo malo», añadía.

La telenovela, producida por Eduardo Meza, cuenta la historia de cinco familias, una de las cuales está capitaneada por un atractivo y mujeriego empresario (interpretado por Rulli) que tiene que lidiar con la aparición en su vida de una niña de nueve años que dice ser su hija. Por su parte, la pareja gay está encarnada por los actores Andrés Zuno y Raúl Coronado, que darán vida a un veterinario casado con un investigador policial que deben enfrentarse a la discriminación por su orientación sexual.

«Llega esta familia que rompe con el molde tradicional, real, una pareja de carne y hueso. Son una pareja de chavos enamorados que llegan a enfrentarse a la aceptación de todos estos niños que viven por ahí y de algunas mentes cerradas», comenta Zuno, que añade que con este papel espera «empezar a cambiar conciencias, a abrir la conversación, ver la convivencia real que existe en la sociedad y que nos tenemos que enfrentar a esta diversidad maravillosa».

Hace poco, Televisa ya fue objeto de críticas después de mostrar un beso entre dos hombres en la ficción Como dice el dicho. Eso sí, cabe señalar que, hasta ahora, los únicos guiños a la diversidad sexual aparecidos en las producciones de Televisa se daban siempre (de forma tibia y bastante ambigua) con personajes LGTB que vivían atormentados, que buscaban «curarse» o que no tenían claro lo que realmente sentían. Y los pocos mostraban abiertamente su condición aparecían estereotipados y sin vida sentimental o amorosa aparente.

Parece que por desgracia aún queda mucho por hacer, también en el sector cultural, en un país, México, que presenta un alto nivel de homofobia social y que, sin ir más lejos, se mantiene como el segundo país de América Latina con más crímenes de odio por homofobia.

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , , , ,

Agresión a un activista LGTB de Georgia que pronunciaba un discurso ante un pequeño grupo en la calle

Jueves, 24 de mayo de 2018

390agresion_homofoba_georgia_2018-300x150Momento de la agresión y detención agresor

Un joven radical agredía a un activista LGTB que se encontraba pronunciando un discurso para un pequeño grupo en una vía pública de Tiflis (capital de Georgia). En cuestión de segundos, tras un intento de rápida huida, el agresor era finalmente reducido por la policía. A pesar de la cancelación de la manifestación del Día Internacional contra la LGTBfobia, por las amenazas de la ultraderecha y las consignas de la iglesia ortodoxa (como recogía dosmanzanas hace solo unos días), algunos activistas realizaron acciones contra la intolerancia; sacando banderas arcoíris, improvisando pequeñas reuniones en lugares públicos, etc. Según publican distintos medios nacionales e internacionales, la citada agresión contra este activista no fue la única que se produjo, sumándose a otros incidentes violentos.

El pasado lunes nos hacíamos eco de que las amenazas de la extrema derecha de Georgia obligaban al activismo a desconvocar la manifestación por el día contra la LGTBfobia. Los activistas igualitarios no pudieron celebrar la marcha reivindicativa de Tiflis, por miedo a ser objeto, concretamente, de la violencia de los extremistas de la Georgian March, que habían anunciado que se manifestarían al mismo tiempo. Los ultranacionalistas de extrema derecha no ocultaron el hecho de que cancelaban su manifestación porque los activistas LGTB habían desconvocado la suya.

Sin embargo, tras la publicación de la anterior noticia, hemos sabido que algunos activistas (a pesar de la desmovilización oficial) sí salieron a las calles con banderas arcoíris e incluso se organizaron en pequeños grupos, exponiéndose a las agresiones de extremistas LGTBfóbicos. En este sentido, se han reportado varios episodios con violencia contra personas LGTB, en varios puntos del país, en el Día Internacional contra la LGTBfobia. El siguiente vídeo recoge uno de eses tristes sucesos, que acabó con la detención del agresor:

La extrema derecha ataca al colectivo LGTB en Georgia

Cabe recordar que, en los últimos años, tanto la iglesia como los ultraderechistas han impedido la normal celebración de actos y reivindicaciones en el Día Internacional contra la LGTBfobia (en 2013, por ejemplo, dosmanzanas recogía que contramanifestantes homófobos provocaron varios heridos en Tiflis). Los activistas LGTB, por su parte, dicen que el fortalecimiento de los grupos de derecha en Georgia es atribuible a la pasividad de las autoridades hacia las cuestiones de política social y les han pedido que asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo.

El colectivo, además, denuncia que organizaciones como la Georgian March «en lugar de trabajar para abordar los problemas más importantes de Georgia (el desempleo, la pobreza, la contaminación, un mal sistema educativo, etc.) simplemente permiten una división entre las diferentes capas de la sociedad para expandirse aún más».

Sandro Bregadze, líder de Georgian March y candidato para las presidenciales de octubre por esa formación extremista,, renunció a su alto cargo en el gobierno en 2016, entre otras cosas, por no querer apoyar ningún reconocimiento de derechos al colectivo LGTB. En el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa, que incluye la clasificación de los distintos países según el grado de adecuación de sus normativas jurídicas al reconocimiento y promoción de los derechos de las personas LGTBI, Georgia ocupa el puesto 33 de 40.

El Parlamento de Georgia aprobó en 2014 una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se levantaron algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que supuso un avance, desafortunadamente más sobre el papel que en hechos, teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Cancelado el Orgullo LGTB de Beirut tras la detención de su organizador, Hadi Damien, por «fomentar el libertinaje y ofender la decencia pública»

Martes, 22 de mayo de 2018

5afb2e32eaa4c-imageEl pasado sábado 12 de mayo daba comienzo la semana del Orgullo LGTB en Beirut, pero los diversos eventos programados pronto tuvieron que ser cancelados tras la detención de su organizador, el activista Hadi Damien, a quien la policía amenazó con presentar cargos por «fomentar el libertinaje y ofender la decencia pública», un delito castigado con hasta dos años de prisión. Se trata del segundo año consecutivo en el que se celebra el Orgullo LGTB del Líbano, pero también es el segundo año en que debe ser cancelado debido a la presión de los grupos LGTBfobos.

La semana del Orgullo LGTB de Beirut comenzó el pasado 12 de mayo con un encuentro con padres que apoyan a sus hijos LGTB. También se lanzó una campaña dirigida a empresarios para que implementen medidas contra la discriminación en el trabajo por razón de orientación sexual o identidad de género. Diversos actos de este tipo se deberían suceder a lo largo de la siguiente semana.

Como parte de esos actos, el organizador del Orgullo, el activista libanés Hadi Damien, ofrecía el pasado lunes 14 una lectura en un pequeño estudio hasta que irrumpió la policía, al parecer a instancias de grupos opuestos a los derechos LGTB. Inmediatamente, las fuerzas del orden se dispusieron a clausurar el evento alegando que no había sido aprobado por la censura oficial. También procedieron a la detención de Hadi Damien y a conducirle a la comisaría para interrogarle.

Según Layal Saqr, abogada de Damien, la policía no quiso identificar a quienes habían denunciado a Damien y actuó en todo momento con tono amenazante. Su principal interés era conocer los actos del Orgullo LGTB que aún quedaban por celebrar. Damien refirió que entre ellos se incluían una fiesta callejera, un espectáculo de drags, varios conciertos y lecturas poéticas. Tras conocer la programación pendiente, la policía amenazó a su cliente con presentar cargos por «fomentar el libertinaje y ofender la decencia pública» si no se comprometía por escrito a cancelar todos esos eventos. Esos cargos podrían acarrear penas de hasta dos años de prisión, por lo que el consejo de la abogada fue que aceptase firmar la cancelación pues «no quería verle entre barrotes». Damien accedió y firmó en consecuencia, consiguiendo así ser liberado tras pasar más de 12 horas encerrado en una celda abarrotada.

Este era el segundo año en que se llevaba a cabo una celebración del Orgullo LGTB en el Líbano, y también ha sido el segundo año consecutivo en que los distintos eventos han tenido que ser cancelados. En 2017, grupos islamistas irrumpieron en diversos actos y amenazaron con atacar con violencia si se celebraba la programada Marcha del Orgullo, que finalmente fue cancelada. Debido a ello, este año ni siquiera se había previsto celebrar la Marcha, pero la presión de los grupos LGBTfobos ha conseguido de nuevo la cancelación de los actos, además de la detención del principal organizador.

Activismo versus LGTBfobia institucionalizada

Las relaciones homosexuales en el Líbano (una república árabe multiconfesional en la que coexisten musulmanes sunitas, musulmanes chiítas, cristianos de diversas confesiones y drusos) son formalmente ilegales. El artículo 534 del Código Penal establece penas de un año de prisión para quienes realicen «actos sexuales contra natura». Sin embargo, cuatro jueces han fallado en contra de que se aplique a las relaciones homosexuales, por colisionar con los derechos fundamentales de los ciudadanos libaneses, de modo que el artículo 534 ha quedado en la práctica invalidado para ese fin. Por ello, al igual que sucede en países como Egipto, las fuerzas del orden utilizan los ambiguos artículos del Código Penal contra la decencia para reprimir de hecho tanto las relaciones homosexuales como la defensa de los derechos LGTB.

Pero el Líbano también se caracteriza por tener un valiente grupo de activistas LGTB que lucha contra la arraigada LGTBfobia de Estado. Por ejemplo, una de las manifestaciones proigualitarias más importantes de los últimos años tuvo lugar en 2012. Entonces, decenas de personas se manifestaron frente a los tribunales de justicia en Beirut (capital del país), para protestar por el uso de exámenes anales contra hombres sospechosos de ser homosexuales. La concentración tenía lugar tras la detención de 36 hombres en un cine frecuentado por gais, que fueron posteriormente sometidos a dichos exámenes. El acto fue convocado por el colectivo LGTB Helem bajo el lema «contra los exámenes de la vergüenza, vaginales o anales, en solidaridad también hacia las mujeres víctimas de exámenes vaginales para determinar su virginidad».

Como muestra de la omnipresente LGTBfobia de Estado en el Líbano, en mayo de 2013 año informábamos de las declaraciones del ministro del Interior, Marwan Charbel, que se jactó de que su país es hostil a los gais y propuso negar la entrada al mismo de las parejas del mismo sexo que se casen en Francia, precisamente durante el proceso de aprobación del matrimonio igualitario en el país galo. Estas declaraciones homófobas tenían lugar apenas dos semanas después de que se produjera una redada en la principal discoteca gay de Beirut, la capital del país. La policía arrestó, desnudó y golpeó a seis asistentes, que fueron acusados de “promover la prostitución, las drogas y la homosexualidad”. En 2014, asimismo, recogíamos que  27 hombres fueron detenidos en un hamam por sospechas de comportamiento homosexual.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

Las amenazas de la extrema derecha de Georgia obligan al activismo a desconvocar la manifestación por el día contra la LGTBfobia

Lunes, 21 de mayo de 2018

_68407012_anti-gayafpEl auge de los partidos políticos y agrupaciones xenófobas, nacionalistas y LGTBfóbicas de ultraderecha es una realidad preocupante en buena parte de Europa en los últimos años. En Georgia, sin ir más lejos, los activistas igualitarios no han podido salir a las calles de Tiblisi (capital del país) para reivindicar el cese de la discriminación en el Día Internacional contra la LGTBfobia, por miedo a ser objeto de la violencia de los extremistas de la Georgian March, que habían anunciado que se manifestarían al mismo tiempo. Los ultranacionalistas de extrema derecha no han ocultado el hecho de que cancelaban su manifestación porque los activistas LGTB habían desconvocado la suya. Su líder, Sandro Bregadze, que fue viceministro hasta que dimitió en 2016 por negarse a apoyar ningún derecho LGTB, entre otras cosas, decía hace unas semanas que el 17 de mayo solo debería ser «el día de la pureza familiar». La iglesia ortodoxa georgiana, usando términos similares, sí ha convocado y protagonizado una gran manifestación, en la que se han exhibido simbología y pancartas LGTBfóbicas.

El próximo mes de octubre se celebrarán elecciones presidenciales en Georgia y uno de los candidatos confirmados, Sandro Bregadze, es un declarado LGTBfóbico, xenófobo e instigador de manifestaciones de ideología totalitaria y de cariz violento. El pasado mes de noviembre, sin ir más lejos, la Georgian March que lidera protagonizaba una concentración radical frente a la sede de Federación Georgiana de Fútbol para corear consignas discriminatorias y expresar su malestar por el apoyo al colectivo LGTB brindado por Guram Kashia, vicecapitán de la selección nacional, que juega en la liga neerlandesa con el club Vitesse Arnhem. Se saldó con al menos ocho detenidos.

Esos mismos sujetos habían organizado una contramanifestación para la convocatoria activista del Día Internacional contra la LGTBfobia, que se ha conmemorado este 17 de mayo. Una reivindicación que no solo no comparten, sino que rechazan de plano. Bregadze lo expresa muy claramente: esta fecha señalada solo debería ser «el día de la pureza familiar». Los antecedentes del proceder violento de la Georgian March han llevado finalmente a suspender la marcha igualitaria: «hemos decidido no utilizar nuestro derecho constitucional a la autoexpresión y no celebrar una reunión pacífica el 17 de mayo para evitar que los grupos que pretenden entrar en altercados realicen sus planes», expresan los activistas.

Tras este anuncio, los ultraderechistas, ya satisfechos, también se han desmovilizado. Aunque algunos radicales, en todo caso, se han sumado a la manifestación convocada por la iglesia ortodoxa georgiana, en la que se han podido ver consignas y pancartas LGTBfóbicas. En el siguiente vídeo se muestran algunos momentos de dicha manifestación:

El auge de la extrema derecha frena avances LGTB en Georgia

Cabe recordar que, en los últimos años, tanto la iglesia como los ultraderechistas han impedido la normal celebración de actos y reivindicaciones en el Día Internacional contra la LGTBfobia (en 2013, por ejemplo, dosmanzanas recogía que contramanifestantes homófobos provocaron varios heridos en Tiflis). Los activistas LGTB, por su parte, dicen que el fortalecimiento de los grupos de derecha en Georgia es atribuible a la pasividad de las autoridades hacia las cuestiones de política social y les han pedido que asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo.

El colectivo, además, denuncia que organizaciones como la Georgian March «en lugar de trabajar para abordar los problemas más importantes de Georgia (el desempleo, la pobreza, la contaminación, un mal sistema educativo, etc.) simplemente permiten una división entre las diferentes capas de la sociedad para expandirse aún más».

El ya mencionado Sandro Bregadze, líder de Georgian March, renunció a su alto cargo en el gobierno en 2016, entre otras cosas, por no querer apoyar ningún reconocimiento de derechos al colectivo LGTB. En el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa, que incluye la clasificación de los distintos países según el grado de adecuación de sus normativas jurídicas al reconocimiento y promoción de los derechos de las personas LGTBI, Georgia ocupa el puesto 33 de 40.

El Parlamento de Georgia aprobó en 2014 una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se levantaron algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que supuso un avance, desafortunadamente más sobre el papel que en hechos, teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , ,

Agredido en Copenhague el novio del ministro de Justicia (y líder conservador danés) en el Día Internacional contra la LGTBfobia

Lunes, 21 de mayo de 2018

k-soren-pape-viser-sin-kaereste-fremAgresión homófoba en Copenhague: Josue Medina Vásquez, novio del ministro de Justicia (y líder conservador) Søren Pape Poulsen, recibió a la salida de un bar un puñetazo de un individuo que le gritó «no me gustan los homosexuales». El agresor, de nacionalidad eslovaca, ha sido detenido por la Policía.

Josue Medina Vásquez, de nacionalidad dominicana, es el prometido del ministro danés de Justicia, Søren Pape Poulsen, que además es el líder del Partido Popular Conservador. Se conocieron en Bruselas en 2013, y desde 2014 son pareja oficial. En verano de 2017 la pareja anunció sus intenciones de contraer matrimonio este 2018 en la catedral de Viborg (la Iglesia luterana evangélica de Dinamarca celebra bodas entre personas del mismo sexo desde 2012).

La agresión se produjo en la madrugada del pasado jueves, a la salida de un bar de Copenhague, recién comenzado el Día Internacional contra la LGTBfobia. El agresor, de 34 años, es natural de Eslovaquia, y al parecer se encontraba en Dinamarca con motivo de la celebración del Campeonato Mundial de Hockey sobre Hielo, en el que ha participado su país. Según la denuncia, el individuo se encaró con Medina Vázquez, le hizo un comentario homófobo y lo golpeó en el rostro.

Aunque el ministro de Justicia no ha querido comentar públicamente el incidente, limitándose a comentar en redes sociales su deseo de «digerir lo sucedido cuánto antes», el que sí lo ha hecho es el primer ministro danés,  el liberal Lars Løkke Rasmussen. «En shock al saber que Josue Medina Vazquez, pareja de Søren Papes, ha sido víctima de un delito de odio. Uno tiene que ser libre de vivir la vida como quiera. Debería ser algo ya asumido en 2018. Mis pensamientos están con Søren y Josué», tuiteó el primer ministro danés tras conocer lo sucedido:

El agresor se encuentra detenido y permanecerá encarcelado, según la prensa danesa, hasta el 30 de mayo. Tras tomarle declaración el juez le acusa de un delito de agresión, aunque no considera probada la motivación homófoba. El agresor asegura no tener nada en contra de los homosexuales y dice no recordar apenas nada de lo sucedido por encontrarse bebido. También asegura que fue Medina el que lo golpeó primero.

Josue Medina Vásquez no ha hecho por el momento declaraciones, pero sí dejó en su perfil de Facebook un significativo mensaje en inglés apenas unas horas después de ser agredido. «No más delitos de odio», reza la imagen:

Josue Medina Vásquez
17 de mayo a las 9:45 ·

32671974_10155932884774930_5939898615991369728_n

 Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Un fanático evangélico intenta incendiar una discoteca de ambiente lésbico en Chile al grito de «si no se queman aquí, se quemarán en el infierno»

Jueves, 17 de mayo de 2018

lanzaparafina1-820x394Un miembro de la Iglesia Evangélica Vid, identificado como José Cortés Muñoz, ha sido sorprendido intentando provocar un incendio en la discoteca de ambiente lésbico Club Social Frida Kahlo de Chillán (en la región chilena del Biobío). El sujeto, que gritó: «si no se queman aquí, se quemarán en el infierno y, si eso no pasa, lo haré yo», fue sorprendido con un bidón de parafina en los alrededores, después de la pronta reacción de la propietaria para sofocar las llamas. En esta ocasión solo hay que lamentar daños materiales menores. Sin embargo, como denuncia el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH), «es una situación en extremo grave que puso en riesgo a las personas que en ese momento se encontraban en el lugar». Por esta razón, la organización igualitaria exige que el atacante «debe recibir la máxima sanción de la ley». Además, Cortés ha declarado abiertamente que va a volver a actuar. En este sentido, hay que asumir que los discursos LGTBfóbicos en Chile incitan a la violencia, coincidiendo, no por casualidad, con el incremento del apoyo social a los derechos del colectivo LGTB.

lanzaparafina2-225x300«A eso de las 3:30 de la madrugada del domingo, el sujeto, quien vive en una Iglesia que colinda con el Club Frida Kahlo, lanzó parafina desde la pandereta que separa los inmuebles para, posteriormente, encenderle fuego a algunas de sus dependencias». Así lo ha explicado Esteban Guzmán, presidente de MOVILH-Biobío. Guzmán también ha añadido que «es una situación en extremo grave, que puso en riesgo a las personas que en ese momento se encontraban en el lugar», por lo que el atacante «debe recibir la máxima sanción de la ley».

Por su parte, la propietaria del Club Social Frida Kahlo, Jacqueline Ortega, ha narrado que «escuchamos un fuerte estallido y nuestros clientes llegaron a alertarnos que nuestra terraza estaba ardiendo. Entre todos quienes estábamos en lugar apagamos las llamas para que no se propagaran. Cuando salimos a la calle a ver qué ocurría, nos dimos cuenta de que nuestro vecino de la Iglesia Evangélica estaba con un bidón de parafina. Sin ningún tipo de pudor o arrepentimiento nos afirmó que él había comenzado el fuego, peor aún nos amenazó con matarnos por depravados».

arranca3-300x165Para el MOVILH-Biobío «este acto marca un negativo y funesto precedente para la seguridad de las personas lesbianas, gais, bi, trans e intersex que debe ser combatido al instante y con el máximo rigor de la ley». El presidente regional de esta organización igualitaria anima «a las personas LGBTI de Chillán a reportar cualquier otro atropello que hubiesen visto de este sujeto, pues no sería extraño que con anterioridad protagonizara abusos similares que no fueron denunciados». La discoteca ha publicado en su cuenta de Facebook que el atacante, de hecho, ya ha avisado de que volverá a actuar.

Violencia LGTBfóbica vs. histórico apoyo social

Hace solo unos días recogíamos que la ciudadanía chilena apoya de forma mayoritaria el matrimonio igualitario y la adopción homoparental. Desde febrero de 2014 el respaldo al matrimonio entre personas del mismo sexo ha crecido 15 puntos, hasta situarse en el 65%. Así se desprende de la encuesta de mayo realizada por Cadem (una empresa privada que realiza estudios demoscópicos). Asimismo, la adopción homoparental cuenta con una adhesión ciudadana del 52%. Más modestas, aunque pujantes, son las cifras relacionadas con la opinión favorable a la legislación sobre la identidad de género.

Sin embargo, en la anterior noticia ya advertíamos del contraste entre la aceptación histórica de los derechos del colectivo LGTB por parte de la ciudadanía de Chile con los del repunte de delitos de odio LGTBfóbico. Sin duda, la visibilización de la comunidad en el debate público, estimula a los discursos de odio de grupos intolerantes y radicales (como la presencia del «autobús de odio» de HazteOír y su marca internacional, CitizenGO) y esto se puede traducir también, como vemos en el caso del ataque a la discoteca de Chillán, en acciones violentas.

Fuente MOVILH, vía Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La alcaldesa popular de Alfaro (La Rioja) coacciona al Consejo de la Juventud local para impedir la presencia de simbología arcoíris en una fiesta

Jueves, 17 de mayo de 2018

cartel-fiestas-alfaro-727x1024La alcaldesa de Alfaro (La Rioja) convocó el pasado jueves al Consejo de la Juventud de la localidad, al que instó a evitar simbología LGTB en la fiesta que organizaba al día siguiente en la Plaza de San Francisco si no quería que esta fuese suspendida. La actitud de la alcaldesa ha merecido la condena de PSOE e IU (los otros dos partidos representados en el consistorio, que gobierna el PP con mayoría absoluta) El colectivo riojano Gylda ha exigido al PP una explicación de lo sucedido, mientras que la alcaldesa Yolanda Preciado asegura que mostrar simbología arcoíris no solo «no era necesario», sino que incluso podía llegar a ser «contraproducente».

El Consejo de la Juventud de Alfaro es un órgano independiente conformado por voluntarios, si bien recibe una subvención del Gobierno de La Rioja (no del Ayuntamiento de Alfaro, que en ese caso se limitaba, según el comunicado del Consejo, a colaboración logística y cesión de espacios). El pasado viernes había organizado una fiesta, amenizada por varios DJs, con la diversidad como leitmotiv, y que tenía lugar en el contexto de las Fiestas de Primavera de la localidad. De hecho, el propio cartel de la fiesta (ver en el lateral) incluía la bandera arcoíris, así como la fotografía de una chica luciendo sus colores en las mejillas. «El motivo de la fiesta ha sido constantemente anunciado desde el 18 de abril», explica de hecho el Consejo de la Juventud en su comunicado.

El propio Consejo de la Juventud de Alfaro confirma en la nota que Yolanda Preciado les convocó expresamente el 10 de mayo, un día antes de de la fiesta, para prohibirles expresamente «mostrar cualquier bandera, pegatina o pulsera que portase los colores del Orgullo Gay». La razón que se les dio era que la bandera arcoíris no era inclusiva y que su exhibición suponía «una discriminación positiva» hacia el colectivo LGTB, algo que el Ayuntamiento consideraba incluso «perjudicial» al no darse casos de homofobia en el pueblo (afirmación curiosa desde el punto de vista estrictamente lógico si se tiene el cuenta que de lo que se trataba era de censurar la bandera arcoíris). Según el Consejo de la Juventud, se les dejó muy claro que «en caso de mostrarlos [los símbolos arcoíris] la fiesta sería suspendida».

La propia alcaldesa, de hecho, ha confirmado lo sucedido al asegurar«partiendo de la base de nuestro total y absoluto respeto y cariño hacia personas que tienen otra tendencia sexual [sic]» que en efecto convocó al Consejo «porque veía que no era necesario y podía ser contraproducente para el propio Consejo de Juventud (que representa a toda la juventud) marcar diferencias en un concierto inclusivo y organizado extraordinariamente hacia toda la juventud». La alcaldesa, además, aseguró sentirse engañada por el Consejo ya que «solicitaron a festejos (y así salió en el programa), una fiesta de DJs y la víspera del concierto anunciaron una fiesta del orgullo». Lo cierto es que, más allá de lo que reflejara el programa oficial, cualquiera puede comprobar en la página de Facebook del Consejo de la Juventud de Alfaro que desde casi un mes antes de la fiesta esta ya se anunciaba como una fiesta diversa con los colores del arcoíris bajo el hashtag #MásOrgullososqueNunca.

El Consejo de la Juventud ha asegurado, además, estar recibiendo amenazas e insultos tras hacerse pública la polémica, que asegura van a denunciar, y en concreto se refieren al trato denigrante hacia ellos por parte de un programa radiofónico, que no citan expresamente. «Nos sentimos desamparados en este momento por parte de las instituciones públicas, tanto del Ayuntamiento como del Gobierno de La Rioja», aseguran. «No vamos a permitir que se nos trate de mentirosos ante la opinión pública», añaden.

Condenas de PSOE, IU y del colectivo Gylda

Lo sucedido en Alfaro ha sido denunciado por los otros dos partidos presentes en el consistorio riojano, PSOE e IU, que tachan la actitud de la alcaldesa de «dictatorial». La oposición alfareña critica además la hipocresía del PP local, que por primera vez en la legislatura este año daba su apoyo a una moción sobre la visibilidad lésbica «hace apenas quince días en el pleno municipal» y que ahora intenta coaccionar al Consejo de la Juventud para evitar la presencia de simbología LGTB en una fiesta.

Por su parte, desde el colectivo Gylda han querido agradecer el gesto del Consejo de la Juventud de Alfaro «al incluir la diversidad afectivo-sexual en su actos festivos de este fin de semana». Una iniciativa que consideran tiene un valor muy importante, «puesto que ha nacido desde el propio Consejo y sin contactar con las entidades LGTBI, cuestión que demuestra que la juventud alfareña es sensible con nuestra realidad y ha querido trasladar un mensaje de inclusión para las y los jóvenes de la comarca, haciéndoles partícipes de sus fiestas».

Por lo que se refiere a la actitud del Gobierno municipal, Gylda considera que lo sucedido muestra su «poca sensibilización hacia la diversidad, pluralidad y la tolerancia». «Vemos inadmisible que desde una institución pública que debe velar por incentivar el trabajo asociativo y la transmisión de valores como la igualdad, el respeto o la diversidad, se coarte la libertad de entidades asociativas», añade.

El colectivo riojano denuncia además «el postureo del Partido Popular», que por un lado aprueba mociones de cara a la galería y por otro, «coarta todo avance de visibilización y normalización de la realidad LGTBI+ en nuestra comunidad». «Desde Gylda exigimos al PP de La Rioja una explicación de lo ocurrido en Alfaro, así como el desbloqueo de la ley integral trans que mantiene en el Parlamento riojano», añade. Gylda termina su comunicado agradeciendo a todas las personas que acudieron a los actos organizados por el Consejo de la Juventud de Alfaro «con la buena intención de disfrutar de las fiestas haciendo participes a todas las personas independientemente de su orientación e identidad de género».

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Chechenia: un año después, sin justicia para las víctimas

Martes, 15 de mayo de 2018

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbHace tan solo un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año más tarde, sin embargo, las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Según ha apuntado Denis Krivosheev, director de la sección de Europa del Este y Asia Central de Amnistía Internacional, «el Gobierno ruso ridiculizó y descartó estas noticias que llegaban de Chechenia hace un año. Desde entonces, hemos presenciado con estupefacción la negación, evasión e inacción de las autoridades respecto a este tema, llegando a denegar en repetidas ocasiones el lanzamiento de una investigación oficial en relación a los crímenes reportados, ignorando las pruebas aportadas por Novaya Gazeta».

En efecto, las investigaciones llevadas a cabo por las organizaciones de derechos humanos han conseguido recabar un elevado volumen de información, pero aún así no se ha incoado ningún procedimiento penal. Pese a las denuncias interpuestas relativas a asesinatos de personas homosexuales, las autoridades siguen afirmando que no hay relación entre esos crímenes y la persecución homófoba que alegan las organizaciones. Sin embargo, activistas LGTB afirman que en diferentes países del mundo hay refugiados chechenos dispuestos a testificar.

Igor Kochetkov, activista de la Russian LGBT Network, ha señalado que «en el pasado año, la Russian LGBT Network, junto a Novaya Gazeta, han hecho el trabajo que debía realizar el Estado». La organización ha velado por la seguridad de las víctimas, y ha recopilado y publicado sus experiencias para denunciar públicamente la persecución que sufrieron. Pero lo que no han podido conseguir es que las autoridades inicien una investigación oficial, ni asegurar que los responsables sean investigados penalmente.

Según Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que reveló por primera vez la situación en Chechenia, «sería muy fácil sacar adelante una investigación si las autoridades realmente quisieran». Como ejemplo, señala que las autoridades ni tan sólo han intentado averiguar las localizaciones GPS de los teléfonos móviles de las personas que habrían sido detenidas. Milashina asegura que muchos de esos teléfonos permanecieron encendidos durante las detenciones, y una simple investigación sobre los geolocalizadores de los dispositivos permitiría verificar que dichas personas permanecieron durante varios días en centros de detención ilegal.

Una de las víctimas de la purga homófoba, Maxim Lapunov, presentó una denuncia oficial el pasado mes de septiembre. A día de hoy, las autoridades rusas no han tomado ninguna acción al respecto. Inicialmente, utilizaban la excusa de la falta de denuncias por parte de las víctimas para justificar su inacción. No obstante, después del valiente paso de Lapunov, las autoridades ya no pueden justificar la ausencia de investigaciones.

Kochektov tiene claro cuál es el problema. El activista de la Russian LGBT Network considera que el principal obstáculo para sacar adelante dichas investigaciones es el hecho de que «la homofobia es la política oficial del Estado ruso». Tal es así que las autoridades han tachado de «burda mentira» las denuncias de las organizaciones LGTB, achacándolas a una «nueva campaña informativa contra Rusia».

El único amparo al que han podido acudir las víctimas del horror checheno han sido el que les han brindado las organizaciones de derechos humanos. El trabajo incansable de organizaciones como la Russian LGBT Network ha permitido que más de 100 personas hayan podido ser reubicadas de forma segura fuera de Chechenia. Según Amnistía Internacional, al menos 98 habrían logrado salir de Rusia, mientras que los demás habrían sido reubicados en otras partes del territorio nacional. No todos ellos eran hombres: diez de las personas evacuadas eran mujeres lesbianas, y también se reubicó a dos personas trans. Asimismo, también se ha evacuado a familiares que temían ser objeto de represalias por parte de las autoridades.

Concidiendo con el aniversario de las primeras noticias que se publicaron sobre este escándalo, en diversas ciudades del mundo tuvieron lugar actos de protesta, exigiendo una investigación imparcial y el enjuiciamiento de las personas responsables, y poniendo en evidencia la falta de cobertura mediática de tal vulneración masiva de derechos humanos. También se reclamaba a gobiernos europeos y americanos que asegurasen el derecho de asilo de aquellos que han conseguido huir del infierno checheno.

Pese a la inacción de las autoridades, diversas organizaciones LGTB siguen observando la situación en Chechenia con lupa. «Os estamos observando», apuntaba Matt Beard, de la organización All Out«No descansaremos hasta que consigamos justicia para Maxim, Zelim y para las docenas de personas que fueron torturados y asesinados en Chechenia».

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La administración Trump revierte la normativa que protegía a las personas trans en las cárceles federales

Lunes, 14 de mayo de 2018

trumpNuevo recorte de derechos del colectivo trans a manos de la administración Trump. En esta ocasión le toca el turno a las normas de protección de las personas trans recluidas en las cárceles federales que en su momento instauró la administración Obama, y que ahora han sufrido una serie de modificaciones que las dejan, en la práctica, revocadas. Para empezar, la administración Trump ordena que sea el «sexo biológico», y no la identidad de género el que determine las instalaciones a las que las personas trans son asignadas. Una norma especialmente cruel hacia las mujeres trans, que pierden de esta manera la protección de la que gozaban frente a agresiones sexuales a manos de otros reclusos.

La normativa instaurada por la administración Obama no era ni mucho menos perfecta, pero suponía un avance importante respecto a la situación anterior. Sin que determinase de forma explícita que todas las personas trans debían ser asignadas a instalaciones correspondientes a su identidad de género, sí que establecía la obligatoriedad de tener esta en cuenta, así como la «vulnerabilidad a la victimización sexual» y sus necesidades médicas y psicológicas. La administración Trump ha decidido sin embargo introducir una serie de cambios. Ahora bien, en lugar de sustituir el documento por otro, lo que hace es interpolar una serie de párrafos en distintos puntos del texto (puedes verlos aquí, señalados en amarillo), de forma que en teoría la normativa sigue vigente, pero en la práctica queda convertida en papel mojado.

Así, por ejemplo, mientras que se mantiene la necesidad de tener en cuenta la identidad de género de la persona reclusa, se introduce la salvedad de que se utilizará el «sexo biológico» como criterio inicial para la asignación. De hecho, el nuevo documento refiere explícitamente que «la designación de una instalación correspondiente a la de la identidad de género del reo se considerará apropiada solo en circunstancias excepcionales» y siempre que en todo caso la persona trans ya haya experimentado una «significativa evolución de su transición» demostrada médica y psicológicamente.

Otro cambio aparentemente mínimo (consiste «solo» en la adición de una palabra) pero que puede tener gran trascendencia es el que atañe al tratamiento médico de las personas trans reclusas. De «El tratamiento hormonal y cualquier otro tratamiento médico podrá ser facilitado después de una evaluación individualizada del reo por el personal médico de la institución» se pasa a «El tratamiento hormonal y cualquier otro tratamiento médico necesario podrá ser facilitado después de una evaluación individualizada…». Un cambio que ha sido interpretado como una forma de facilitar que las cárceles puedan denegar a las personas trans tratamientos que no consideren «necesarios». Resulta obvio el peligro que ello supone: muchas personas trans podrían exponerse a quedar sin tratamientos fundamentales para acomodar sus características físicas a la identidad de género sentida.

Los colectivos de defensa de los derechos civiles de las personas LGTB consideran muy grave la decisión de la administración Trump. «La decisión de no respetar la identidad de género de las personas transgénero es dañina e irrespetuosa. Es una decisión inadmisible que ignora el conocimiento médico y desafía al sentido común. Las personas trans bajo el control de la Agencia [Federal] de Prisiones estarán sometidas a un mayor grado de violencia y discriminación», ha declarado por ejemplo David Stacy, director de Asuntos Gubernamentales de Human Rights Campaign (HRC).

El empeño en la discriminación de las personas transexuales

Conquistada la Casa Blanca en las elecciones de noviembre de 2016, Donald Trump y Mike Pence (cuya LGTBfobia era ya bien conocida antes de ser invitado por Trump a ser su candidato a vicepresidente) se lanzaron sin disimulos a implementar su agenda anti-LGTB, de la que las personas trans son en este momento su objetivo principal. Hay en marcha, por ejemplo, toda una operación para excluirlas del Ejército, que por el momento permanece en suspenso por decisión judicial pero que Trump y Pence parecen decididos a llevar hasta el final.

La administración Trump también retiró la protección al alumnado trans en las escuelas que reciben fondos federales. Y ha prohibido, por mencionar otro ejemplo más, el uso de la palabra «transgénero» en los informes de su principal agencia sanitaria, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC en sus siglas en inglés). Y todo ello por no hablar de las medidas dirigidas de forma global contra el colectivo LGTB en su conjunto, como por ejemplo su intención de que el personal sanitario pueda negarse a atender a una persona homosexual, bisexual o transexual si considera que prestarle la asistencia sanitaria que precisa vulnera sus creencias.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El Parlamento de Pakistán aprueba una ley de derechos de las personas trans

Sábado, 12 de mayo de 2018

saj-35La Asamblea Nacional de Pakistán aprobó el pasado martes la Ley de Protección de Derechos de las Personas Transgénero. Una norma que reconoce el derecho a decidir sobre la propia identidad de género y prohíbe la discriminación laboral y en otros ámbitos. Para que entre en vigor solo falta la firma del presidente Mamnoon Hussain. Se trata de un gran avance en una región dominada por la LGTBfobia social y de Estado y la discriminación de la realidad hijra y otras expresiones e identidades de género diferentes de las mayoritarias.

En agosto del año pasado recogíamos la noticia: la diputada de la Asamblea Nacional Naeema Kishwar Khan presentaba un proyecto de ley para proteger los derechos y mejorar las condiciones de vida de la población trans en Pakistán. La propuesta reconocía que este colectivo «constituye una de las comunidades más marginalizadas y desfavorecidas del país» y que sufre problemas «desde la exclusión social hasta la discriminación y la falta de protección en la familia, la comunidad y la sociedad».

Para atajar esta situación, la nueva norma consagra el derecho a ver reconocida la propia identidad de género, sin necesidad de mediar intervención médica ni judicial, y a modificar los documentos de identidad a partir de los 18 años para que se ajusten a la misma. También prohíbe la discriminación de las personas trans en el acceso a la educación, el empleo, la salud, la prestación de servicios, el transporte, la vivienda o el ejercicio de un cargo público. La violencia y el acoso de carácter tránsfobo quedan igualmente prohibidos y quien obligue a una persona trans a practicar la mendicidad se enfrentará a una pena de seis meses de prisión y una multa de 50.000 rupias (algo más de 360 euros).

En el articulado se agrupan bajo el término «persona transgénero» realidades diversas como las personas intersexuales, los eunucos (varones de nacimiento sometidos a castración), los hombres y mujeres transexuales y «cualquier persona cuya identidad o expresión de género difiera de las normas sociales y las expectativas culturales basadas en el sexo que se les asignó al nacer». El Gobierno deberá establecer centros específicos para su protección, educación y sanidad, así como instalaciones penitenciarias diferenciadas y medidas para fomentar su integración social y económica.

Se trata de una medida que ha tenido que superar un largo recorrido desde que fue propuesta. Un jalón fundamental fue el visto bueno del Consejo de Ideología Islámica, un órgano consultivo que dictaminó que el texto no contenía provisiones contrarias a la sharía o ley islámica. En marzo de este año, el Senado aprobaba el proyecto de ley. Posteriormente continuó su tramitación en la Asamblea Nacional, donde recibió un apoyo mayoritario el pasado martes. Ahora solo resta la firma del presidente de la república, Mamnoon Hussain. Se desconoce aún cuándo podría entrar en vigor.

La realidad LGTB en Pakistán

A pesar del gran avance que supondrá la nueva ley, las condiciones de vida de la comunidad LGTB en Pakistán son muy duras. Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo siguen siendo ilegales a día de hoy en este país. El Código Penal se remonta a 1860, cuando formaba parte de la India colonial y ambos Estados compartían la ley de sello británico. Tal y como reza el texto en su artículo 377, están perseguidos los “delitos antinaturales”, que cometerá “quien voluntariamente tenga relaciones sexuales carnales contra el orden de la naturaleza con cualquier hombre, mujer o animal”.

Los condenados por estos «delitos» «serán castigados con pena de prisión de por vida o con pena de prisión de cualquiera de las dos categorías por un término que no podrá ser inferior a dos años ni superior a diez años; también será responsable de multa». La ilegalidad de las relaciones homosexuales ha provocado, aparte de injustas persecuciones motivadas por la orientación sexual, situaciones tan ridículas como la censura de una fotografía de dos hombres besándose en la portada internacional del New York Times distribuida en Pakistán el 29 de enero de 2016.

En cambio, como publicó también dosmanzanas en su momento, ya en julio de 2009 la Corte Suprema de Pakistán daba un paso hacia un cierto reconocimiento oficial de las personas transgénero y a finales de ese mismo año ordenaba que se reconociera oficialmente la existencia de un «tercer sexo». Este mismo año, el senador Babar Awan presentaba en la cámara alta un proyecto de ley similar al aprobado ahora para proteger al colectivo trans y que también contenía disposiciones antidiscriminatorias. En marzo de 2017, una histórica sentencia condenaba a cadena perpetua a los dos asesinos de una mujer trans.

No obstante, la igualdad real de las personas trans también sigue estando muy lejana, ya que todavía son vulnerables a los abusos físicos y verbales, tienen que soportar la actitud humillante de los policías, médicos en los hospitales y funcionarios públicos y los informes de palizas y otras formas de violencia dirigidas contra estas personas son comunes. Hace solo un par de semanas recogíamos el asesinato de Sheena, una mujer trans de origen afgano, que no pudo recuperarse tras ser víctima de cinco disparos. Shena era en la quincuagésimo sexta persona trans muerta como consecuencia del odio tránsfobo en Pakistán desde 2015. Entre ese año y 2017, además, se han contabilizado un mínimo de 1.131 casos de violencia contra este colectivo (208 de los cuales corresponden al año pasado). Cualquier ley que favorezca a las personas trans y al conjunto de la población LGTB pakistaní es, por tanto, muy necesaria, igual que lo es la urgente despenalización de la homosexualidad.

Fuente Dosmanzanas

General, Islam , , , , , , , , , , ,

La TV china censura el baile gay de Irlanda y las banderas arcoíris de Eurovisión y el certamen le retira los derechos para la final

Sábado, 12 de mayo de 2018

china-censura-lgtb-eurovisionLa cadena de televisión china Mango TV pierde los derechos de emisión del Festival de Eurovisión tras censurar la actuación de Irlanda y difuminar las banderas LGTB+ entre el público.

Durante la segunda semifinal la organización prohibió que los más cercanos al escenario llevaran banderas LGTB+ para evitar las protestas de Rusia.

El canal chino Mango TV no ha podido retransmitir la segunda semifinal de Eurovisión de este jueves y tampoco podrá hacerlo el próximo sábado en la gran final. A pesar de haber adquirido los derechos para poder hacerlo, la Unión Europea de Radiodifusión (EBU) ha decidido revocar el contrato. El motivo es la censura de partes de la actuación de Albania, pero sin duda la actuación más afectada fue la de el irlandés Ryan O’Shaughnessy, que cuenta con dos bailarines masculinos interpretando la relación que se describe en la canción Together. Censura que la mencionada cadena ejerció con el baile entre dos chicos de Irlanda y por difuminar las banderas arcoíris. «Esto no está en línea con los valores de universalidad e inclusividad de la EBU y nuestra orgullosa tradición de celebrar la diversidad a través de la música», han expresado desde este organismo europeo. La guía de difusión en China prohíbe «relaciones y comportamientos sexuales anormales, como el incesto, las relaciones entre personas del mismo sexo, la perversión sexual, la agresión sexual, el abuso sexual, la violencia sexual, etc.».

La Unión Europea de Radiodifusión no va a permitir que se emita Eurovisión bajo censura. Así se lo ha hecho saber al canal chino Mango TV. La cadena, que impidió ver a los espectadores el baile entre dos chicos de Irlanda y difuminó las banderas arcoíris,  alega que se ceñía a la guía de difusión del país que, tristemente, califica las relaciones entre personas del mismo sexo de «anormales» y las equipara al incesto o a las violaciones. Los países que participan en el certamen están obligados a emitir toda la gala en su totalidad, pero como China solo retransmite el concurso en calidad de emisora internacional, a la EBU apenas le quedaba la opción de retirarle los derechos, y tendrá complicado plantear otro tipo de sanciones.

Los bailarines Kevin O’Dwyer y Alan McGrath interpretan en la actuación irlandesa una historia de amor fallida. Ryan O’Shaughnessy, el cantante de Together, que habló con la BBC, y celebró la decisión de la UER  dejando claro que “Quiero dar las gracias a la UER por esa decisión porque mi única intención era ayudar a la gente a ver que el amor es solo amor y no hay diferencia, ya sea entre un hombre y una mujer, una mujer y una mujer o un hombre y un hombre… Creo que es una decisión muy importante de la UER, que no se lo ha tomado a la ligera y es un paso en la dirección correcta así que estoy muy contento.

“Es algo importante, y estoy muy orgulloso de mi país por hacer ese cambio hace unas semanas. Sé que una gran cantidad de irlandeses se fueron a casa a votar por el referéndum sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y estamos aportando una nueva energía a ese tema”, ha explicado el intérprete irlandés censurado en China.

Además de eliminar a los bailarines, durante toda la semifinal se utilizó un filtro de difuminado para ocultar las banderas LGTB+ que había entre el público.

Os dejamos con el vídeo de Together:

Curiosamente esa actuación había hecho que Rusia amenazara con no retransmitir ese momento de la semifinal por los dos bailarines, pero finalmente no tocaron nada del festival (si lo hubieran hecho muy probablemente habrían sido descalificados y quién sabe si hubieran podido volver al Festival).

Por otra parte, una polémica se ha desatado en torno al Festival de la Canción Eurovisión 2018, ya que –al parecer- sus organizadores habrían prohibido que se entrara con la bandera del arcoíris al Altice Arena, este jueves 10 durante segunda semifinal del concurso.

Y es que, en cierta manera, Rusia sí impuso cierta censura a la UER que la aceptó tan tranquilamente. Como muchos eurofans reportaron ayer durante la segunda semifinal (en la que actuaba la rusa Yulia Samoylova), la organización prohibió que los eurofans accedieran con banderas LGTB+ a la parte más cercana al escenario. La intención de la UER era evitar que durante la actuación de Samoylova se colaran banderas en la transmisión y el movimiento ha sido duramente criticado por la tremenda hipocresía que supone: no puedes censurar a China por eliminar el contenido LGTB+ y luego prohibir banderas LGTB+ (que no son banderas políticas, son banderas en pro de los derechos humanos) para no molestar a los rusos.

Una foto difundida en las redes sociales que muestra banderas tiradas en una caja desató la discusión. Uno de los primeros en pronunciarse fue el portavoz del Observatorio madrileño contra la LGTBfobia, Rubén Lodi, quien publicó en su página de Facebook el siguiente mensaje: “Hoy en la segunda semifinal de Eurovisión se ha prohibido que entrasen banderas arcoíris en el Altice Arena por parte del equipo de seguridad. En 2016 se prohibieron banderas políticas como las del Estado Islámico o de regiones sin estado como la ikurriña (aunque luego se permitió). La bandera LGTB siempre estuvo permitida salvo que se han requisado y tirado a la basura. La gente ha encendido sus móviles con el fondo de pantalla arcoíris”.

Sin embargo, varios usuarios calificaron el comentario de Lodi de “manipulación” y aseguraron que el paso con la bandera que simboliza el Orgullo Gay estuvo permitido, en todo caso, lo prohibido fue entrar al recinto con banderas portadas en grandes mástiles. “No está prohibido entrar con esas banderas, yo estoy aquí y he visto muchas”, fue el comentario de Juan Diego Ramos, uno de los tantos usuarios que respondió el mensaje de Lodi.

Por su parte, el periodista Adolfo Rodríguez, quien se encuentra en Lisboa cubriendo el espectáculo, aseguró que sí hubo censura con respecto al uso de la bandera del arcoíris.

“Vimos cómo quitaban las banderas”, informó. Además, contó que el público decidió colocar la bandera LGBTI en la pantalla de sus teléfonos. “Se ponían la bandera LGBT en el móvil y se hacían fotos, sobre todo cuando actuó Rusia”, afirmó. Por suerte para todos los Eurofans son más listos que nadie y los que estaban mas cerca del escenario hicieron esto durante la actuación rusa:

 

Y sí, se colaron varios arcoiris durante la actuación. El problema de las banderas no ocurrirá en la gran final de este sábado, básicamente porque Rusia no se ha clasificado.

Fuente Dosmanzanas/Universogay/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un preso es torturado salvajemente en Francia por sus compañeros de celda por haber visitado una web de temática gay

Jueves, 10 de mayo de 2018

00007964_normalUn espantoso suceso ha tenido lugar en un centro de detención francés. Un joven ha sido brutalmente torturado durante toda una noche por sus tres compañeros de celda, después de que descubrieran que había visitado una página web de contenido gay a través del teléfono móvil. Fue asfixiado, golpeado brutalmente, llegaron a perforarle un tímpano, le raparon la cabeza y las cejas, le obligaron a ingerir excrementos… A la mañana siguiente, el joven fue ingresado en la enfermería donde denunció a los guardias de la prisión lo sucedido. Estos procedieron a detener a los tres compañeros de celda, que se enfrentan a cargos por tortura y barbarie.

El centro de detención de la ciudad francesa de Troyes es tristemente conocido por sus precarias condiciones y por el hacinamiento de los presos. Pero los hechos ocurridos el pasado sábado 28 de abril han conmocionado a la opinión pública.

Un joven preso de 24 años, de origen guyanés, que cumplía condena por pequeño contrabando de cocaína, compartía celda con otros tres prisioneros, dos de ellos de 19 años y el restante de 27. Al parecer, el joven guayanés tomó prestado el teléfono móvil de uno de ellos y navegó por la red durante unos instantes. Posteriormente, el propietario del teléfono descubrió que había visitado una página web de contenido gay y se lo comunicó a sus otros dos compañeros.

Los tres procedieron a atar al joven a una silla y comenzó lo que sería una larga sesión de tortura que se prolongaría desde la tarde del sábado hasta la madrugada del domingo. Simularon que le iban a matar asfixiándole, le golpearon salvajemente, le introdujeron un bolígrafo en el oído y le perforaron el tímpano, le raparon la cabeza y las cejas, le obligaron a comer excrementos, para humillarle, le obligaron a que hiciera el papel de criada… Además, grabaron con uno de los teléfonos móviles las torturas y humillaciones para luego difundir el vídeo por la red.

Una vez amaneció, el joven guyanés fue atendido por los guardias, que le condujeron a la enfermería, donde estuvo internado durante 9 días. Allí relató lo sucedido, por lo que se procedió a la detención de los tres compañeros de celda, que responden a los nombres de Camel, Imed y Ayoub. Los tres se enfrentan a cargos por tortura y actos de barbarie, y han sido internados en tres establecimientos penitenciarios diferentes.

El diputado de origen guyanés Gabriel Serville, del Grupo de la izquierda demócrata y Republicana, ha condenado enérgicamente la agresión homófoba y ha reiterado la necesidad de aumentar las campañas de sensibilización contra la homofobia, especialmente entre los jóvenes, así como de fortalecer la legislación para combatir todas las formas de discriminación.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Asesinada en Río de Janeiro la activista de género no binario Matheusa Passareli

Jueves, 10 de mayo de 2018

descargaUna vez más nos llega una noticia terrible desde Brasil. La estudiante y activista Matheus/Matheusa Passareli ha sido asesinada en Río de Janeiro. Desaparecida desde el pasado 29 de abril, su cadáver ha sido por fin encontrado e identificado, según ha informado la polícia este lunes, 7 de mayo. Passareli se identificaba como persona de género no binario y utilizaba tanto el masculino como el femenino para referirse a sí misma. Nosotros hemos optado por referirnos a ella en femenino, ya que así lo ha hecho su hermano Gabriel en un emotivo texto de despedida publicado en Facebook.

Passareli, de 21 años, estudiaba Artes Visuales en la Universidad Estatal de Rio de Janeiro. Su rastro se perdió el pasado 29 de abril, tras marcharse de una fiesta de cumpleaños en el Barrio Encantado, al norte de la ciudad. Desde entonces su familia y amigos había iniciado una búsqueda desesperada por encontrarlo con vida, tanto por las calles de la ciudad como en redes sociales. Por desgracia sus peores temores se han confirmado: Matheusa habría sido asesinada, según asegura la Policía, la misma noche de su desaparición. Tras asesinarla, a su cadáver le prendieron fuego. No han trascendido por el momento muchos más detalles.

Las sospechas policiales, según refieren medios brasileños, es que la joven pudo ser víctima de un crimen de odio a manos de narcotraficantes. Passareli, como indicamos arriba, era activista LGTBQ y se identificaba como persona de género no binario. «Por su identidad LGBTQ, una población comúnmente expuesta a la violencia, la desaparición de Matheusa, como también era conocida, nos provoca una especial preocupación», se había pronunciado la semana pasada la Rectoría de Políticas Estudiantiles de la Universidad Federal de Río de Janeiro, en la que estudia Terapia Ocupacional el hermano de Matheusa, Gabriel Passareli. Preocupación que ahora se confirma estaba plenamente justificada.

El hermano de Matheusa, por cierto, ha dejado un precioso testimonio en Facebook en recuerdo de su hermana. Entre otras referencias, y haciendo alusión a la frase «Si tiene que existir una dicotomía entre el amor y el odio, yo elijo el amor», Gabriel Passareli ha asegurado que «yo sigo escogiendo el amor, porque sé que eso que dice esa frase mi hermana lo escribe en los cuerpos de todos los que fueron y serán alcanzados por la existencia de MATHEUSA».

Brasil: 277 personas LGTB asesinadas entre enero y septiembre de 2017

Precisamente en marzo nos hacíamos eco del asesinato de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, afrodescendiente, abiertamente bisexual, feminista y activista en favor de los derechos humanos. Y aunque su condición de mujer bisexual quizá no fuese en este caso el factor determinante del asesinato, no puede dejar de tenerse en cuenta que Brasil sufre las consecuencias de una brutal LGTBfobia. Según datos del Grupo Gay de Bahía, entre enero y septiembre de 2017 un total de 277 personas LGTBQ fueron víctimas de homicidio en ese país, la cifra más alta desde que este colectivo comenzó hace ya más de tres décadas a hacer este recuento.

Un deterioro al que también nos hemos referido en fechas recientes al recoger tanto el episodio de acoso que sufrió Judith Butler en una visita al país para participar en un debate universitario como la decisión de un juez federal contra la orden del Consejo Federal de Psicología (el organismo que regula el ejercicio de esta actividad profesional en Brasil) que prohibía desde hace años las “terapias” reparadoras de la homosexualidad.

No debe perderse de vista el papel que la pujanza de los grupos evangélicos está jugando. A finales de 2016, en las mismas elecciones en las que Marielle Franco conseguía su acta de concejal de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, un obispo evangélico con historial homófobo, se hacía con la alcaldía de Río de Janeiro. Y en estos momentos Jair Bolsonaroun homófobo recalcitrante que pese a ser católico defiende sin tapujos la agenda conservadora del frente parlamentario evangélico (transversal a diversos partidos políticos) ha conseguido colocarse entre los favoritos para hacerse con la presidencia del país en las elecciones que tendrán lugar en octubre de este año. Unas elecciones que tienen lugar, recordemos, después de un periodo de profunda regresión política tras la polémica destitución de Dilma Rousseff y su sustitución por el conservador Michel Temer, vinculado a varios casos de corrupción.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Los ciudadanos estadounidenses apoyan mayoritariamente el matrimonio igualitario y las leyes contra la discriminación de las personas LGTB

Miércoles, 9 de mayo de 2018

prri-300x155Un reciente estudio llevado a cabo en los Estados Unidos revela un aumento significativo en quienes apoyan los derechos LGTB en cuestiones como el matrimonio igualitario o las leyes de protección de las minorías sexuales. Según la filiación política, solo los republicanos conservadores se oponen al matrimonio igualitario y apoyan que los proveedores de servicios discriminen a los ciudadanos LGTB. Si se tiene en cuenta la confesión religiosa, lo hacen los evangelistas y mormones, mientras que, por ejemplo, los protestantes no evangélicos, los católicos, los judíos o los musulmanes aceptan mayoritariamente tanto el matrimonio entre personas del mismo sexo como las leyes contra discriminación de las minorías sexuales.

Public Religion Research Institute es una organización estadounidense sin ánimo de lucro que se dedica a la investigación de las relaciones entre religión, cultura y política. Recientemente ha dado a conocer una encuesta, realizada a lo largo del año 2017, a la que han dado el nombre de «Atlas de los valores americanos», en la que se detallan las opiniones de la población estadounidense sobre diversos asuntos. Particularmente interesante es el resultado del sondeo sobre temas relacionados con la población LGTB, como la aceptación del matrimonio entre personas del mismo sexo, la posibilidad de que los proveedores de servicios puedan denegar su atención a los ciudadanos LGTB en razón de sus creencias religiosas, o la necesidad de que haya leyes especiales que protejan contra la discriminación en el trabajo, los servicios públicos o el acceso a la vivienda.

El matrimonio igualitario

En el conjunto de la población estadounidense, el 61 % se muestra partidaria de que las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio, mientras que el 30 % se declara contraria (el resto no expresa su opinión). Esto supone un incremento en la aceptación considerable desde la aprobación del matrimonio igualitario por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en junio de 2015. En fechas tan recientes como el año 2013, tan solo se mostraba partidaria una exigua mayoría del 52 %, mientras que se oponía el 42 % de la población. El matrimonio entre personas del mismo sexo es más aceptado por las mujeres, entre las que hay un 65 % de partidarias, que entre los hombres, cuyo apoyo es del 58 %.

Pero lo interesante es ver cuáles son las actitudes ante la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo según filiación política, confesión religiosa o grupo étnico.

En cuanto a la filiación política, los republicanos son el único grupo en el que es mayoritaria la oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque sobre todo es debido a la intransigencia de los más conservadores, quienes, lamentablemente, son quienes mayor influencia política tienen dentro del partido.

  • Ciudadanos favorables al matrimonio igualitario por filiación política:
    • Republicanos: 42 %.
      • Republicanos liberales: 58 %.
      • Republicanos moderados: 59 %.
      • Republicanos conservadores: 36 %.
    • Demócratas: 73 %.
      • Demócratas liberales: 87 %.
      • Demócratas moderados: 67 %.
      • Demócratas conservadores: 52 %.
    • Independientes: 66 %.
      • Independientes liberales: 82 %.
      • Independientes moderados: 72 %.
      • Independientes conservadores: 49 %.

Por confesión religiosa, cada vez es mayor la aceptación entre quienes profesan distintas creencias, oponiéndose mayoritariamente a los derechos LGTB los ciudadanos que pertenecen a las iglesias protestantes evangélicas, la iglesia mormona y a los testigos de Jehová. Los protestantes pertenecientes a las etnias negra o hispana se encuentran muy divididos, con una exigua mayoría también contraria a la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo. En el caso de los musulmanes, una también reducida mayoría (el 51 %) es favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo, pero quienes se oponen suman tan solo el 34 % de los entrevistados, con un 15 % que no tiene opinión al respecto.

  • Ciudadanos favorables al matrimonio igualitario por confesión religiosa:
    • Unitarios: 97 %.
    • Budistas: 80 %.
    • No afiliados: 80 %.
    • Judíos: 77 %.
    • Hindúes: 75 %.
    • Protestantes de etnia blanca no evangélicos: 67 %.
    • Católicos de etnia blanca: 66 %.
    • Ortodoxos: 66 %.
    • Católicos de etnia hispana: 65 %.
    • Musulmanes: 51 %.
    • Protestantes de etnia negra: 48 %.
    • Protestantes de etnia hispana: 43 %.
    • Mormones: 40 %.
    • Protestantes evangélicos: 34 %.
    • Testigos de Jehová: 13 %.

No hay ningún grupo étnico cuyos componentes se opongan mayoritariamente al matrimonio entre personas del mismo sexo, a diferencia de lo que ocurría en 2013, cuando la oposición entre los ciudadanos de etnia negra era mayoritaria (solo lo apoyaba el 41 %).

  • Ciudadanos favorables al matrimonio igualitario según grupo étnico:
    • Etnia blanca: 63 %.
    • Etnia negra: 52 %.
    • Etnia hispana: 61 %.
    • Etnias de origen asiático y de las islas del Pacífico: 72 %.
    • Nativos americanos: 56 %.
    • Otros grupos étnicos: 66 %.

Existe una gran brecha generacional entre los mayores de 65 años y quienes tienen entre 18 y 29 años, que se refleja en todos los grupos, tanto políticos como étnicos o religiosos. Solo el 47 % de los ciudadanos mayores de 65 años apoyan el matrimonio igualitario, mientras que entre los más jóvenes el porcentaje alcanza el 77 %.

Como dato curioso, el matrimonio entre personas del mismo sexo es apoyado mayoritariamente en todos los estados a excepción de Luisiana, Misuri, Alabama, Tennessee, Virginia Occidental y Carolina del Norte.

Oposición a la denegación de servicios a las personas LGTB por cuestiones religiosas

mapa-de-leyes-discriminatorias-en-los-estados-unidos-300x240La población estadounidense se muestra mayoritariamente contraria a que los proveedores de servicios pueden denegar sus prestaciones a las personas LGTB o a las parejas del mismo sexo arguyendo sus creencias religiosas. El 60 % de los encuestados se opone a que los dueños de los distintos negocios puedan negarse a ofrecer sus servicios a la población LGTB, mientras que un 33 % cree que debería permitirse. A pesar de ello, proliferan las leyes que lo permiten, en algunos o en todos los servicios, y cada vez son más las proposiciones de ley al respecto.

Por filiación política, solo los republicanos se muestran partidarios de la discriminación de las personas LGTB por cuestiones religiosas, aunque los republicanos liberales y moderados se declaran contrarios. Una vez más, las políticas de las corrientes más conservadoras son las que priman en la mayoría republicana.

  • Ciudadanos contrarios a la discriminación de las personas LGTB en la prestación de servicios. Por filiación política:
    • Republicanos: 40 %.
      • Republicanos liberales: 63 %.
      • Republicanos moderados: 55 %.
      • Republicanos conservadores: 41 %.
    • Demócratas: 76 %.
      • Demócratas liberales: 85 %.
      • Demócratas moderados: 72 %.
      • Demócratas conservadores: 63 %.
    • Independientes: 60 %.
      • Independientes liberales: 77 %.
      • Independientes moderados: 63 %.
      • Independientes conservadores: 44 %.

Por confesión religiosa, de nuevo son los miembros de las confesiones protestantes evangélicas y mormona quienes se declaran partidarios de la discriminación de los ciudadanos LGTB. Los estadounidenses pertenecientes al resto de confesiones religiosas se oponen a que las leyes permitan denegar servicios basándose en la orientación sexual de los clientes y con la excusa de la objeción de conciencia.

  • Ciudadanos contrarios a la discriminación de las personas LGTB en la prestación de servicios. Por confesión religiosa:
    • Unitarios: 86 %.
    • Budistas: 73 %.
    • No afiliados: 72 %.
    • Judíos: 70 %.
    • Protestantes de etnia negra: 65 %.
    • Protestantes de etnia blanca no evangélicos: 60 %.
    • Católicos de etnia hispana: 60 %.
    • Católicos de etnia blanca: 59 %.
    • Ortodoxos: 57 %.
    • Hindúes: 56 %.
    • Protestantes de etnia hispana: 55 %.
    • Musulmanes: 51 %.
    • Mormones: 40 %.
    • Protestantes evangélicos: 39 %.

Tampoco hay ningún grupo étnico cuyos componentes sean partidarios de la discriminación en el acceso a servicios de las personas LGTB, si bien son los ciudadanos de etnia negra quienes se manifiestan contrarios en mayor número.

  • Ciudadanos contrarios a la discriminación de las personas LGTB en la prestación de servicios. Por grupo étnico:
    • Etnia blanca: 58 %.
    • Etnia negra: 66 %.
    • Etnia hispana: 61 %.
    • Etnias de origen asiático y de las islas del Pacífico: 60 %.

Únicamente hay tres estados donde sus ciudadanos se muestran mayoritariamente a favor de esta discriminación: Utah, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

Apoyo a las leyes de protección contra la discriminación

El 70 % de los ciudadanos estadounidenses se declara a favor de la existencia de leyes que impidan que las personas LGTB puedan ser discriminadas por su orientación sexual o identidad de género en el trabajo, servicios públicos o el acceso a la vivienda. Tan solo un 23 % se muestra contrario a la existencia de esas leyes. Por género, el 73 % de las mujeres apoya las leyes antidiscriminatorias, mientras entre los hombres lo hace el 65 %. Los mayores de 65 años apoyan estas medidas en un 61 %, mientras que los jóvenes entre 18 y 29 años lo hace en un contundente 78 %.

Curiosamente, a pesar de este mayoritario apoyo, no existe una ley de ámbito nacional que impida ese tipo de discriminaciones. La aprobación de la ENDA (Employment Non-Discrimination Act) ha sido pospuesta reiteradamente, y su futuro es más que incierto. Por otra parte, tan solo 19 estados y el Distrito de Columbia prohíben explícitamente la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género en el empleo, los servicios públicos y el acceso a la vivienda. Dos estados más, New Hampshire y Wisconsin, tan solo penalizan la discriminación basada en la orientación sexual, pero no en la identidad de género, y el estado de Utah impide la discriminación en el empleo y la vivienda, pero no en los servicios públicos. Los otros 28 estados no tienen ninguna disposición legal que prohíba la discriminación de las personas LGTB.

Según la encuesta, el apoyo a las medidas antidiscriminatorias es mayoritario entre los ciudadanos de todas las filiaciones políticas, incluso entre quienes se declaran como republicanos conservadores. La falta de concordancia entre estas respuestas y las políticas efectivas (incluida la negativa republicana en las cámaras parlamentarias a aprobar leyes al respecto) quizás se deba a que, a pesar del apoyo, no se trata de un asunto que movilice a la población o pueda decidir su voto.

  • Ciudadanos favorables a las leyes contra la discriminación de las personas LGTB. Por filiación política:
    • Republicanos: 58 %.
      • Republicanos liberales: 65 %.
      • Republicanos moderados: 68 %.
      • Republicanos conservadores: 56 %.
    • Demócratas: 79 %.
      • Demócratas liberales: 87 %.
      • Demócratas moderados: 76 %.
      • Demócratas conservadores: 63 %.
    • Independientes: 72 %.
      • Independientes liberales: 82 %.
      • Independientes moderados: 77 %.
      • Independientes conservadores: 60 %.

Sorprendentemente, los ciudadanos de todas las confesiones religiosas se declaran partidarios de que las leyes impidan la discriminación de las personas LGTB en el trabajo, los servicios públicos y el acceso a la vivienda. Incluso los mormones, protestantes evangélicos y testigos de Jehová son mayoritariamente favorables a la existencia de estas leyes.

  • Ciudadanos favorables a las leyes contra la discriminación de las personas LGTB. Por confesión religiosa:
    • Unitarios: 95 %.
    • Judíos: 80 %.
    • No afiliados: 79 %.
    • Budistas: 78 %.
    • Hindúes: 75 %.
    • Católicos de etnia blanca: 74 %.
    • Protestantes de etnia blanca no evangélicos: 71 %.
    • Católicos de etnia hispana: 70 %.
    • Ortodoxos: 69 %.
    • Mormones: 69 %.
    • Musulmanes: 65 %.
    • Protestantes de etnia negra: 65 %.
    • Protestantes de etnia hispana: 59 %.
    • Protestantes evangélicos: 54 %.
    • Testigos de Jehová: 50 %.

Aunque los ciudadanos de todos los grupos étnicos se declaran a favor de las leyes antidiscriminatorias, son los de etnia blanca los que muestran un mayor apoyo a su existencia.

  • Ciudadanos favorables a las leyes contra la discriminación de las personas LGTB. Por grupo étnico:
    • Etnia blanca: 71 %.
    • Etnia negra: 66 %.
    • Etnia hispana: 69 %.
    • Etnias de origen asiático y de las islas del Pacífico: 75 %.

Ese apoyo es mayoritario en todos los estados que componen los Estados Unidos, aunque, como señalábamos, en la mayoría de ellos no existen legislaciones al respecto.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , ,

Nuevo suicidio de una adolescente trans, ahora en Móstoles (Madrid)

Martes, 8 de mayo de 2018

TransfobiaaOtra vez una adolescente trans se ha quitado la vida en España. En esta ocasión ha ocurrido en Móstoles (Madrid). A pesar de que se desconocen públicamente muchas de las circunstancias que rodearon su suicidio, las reacciones no se han hecho esperar. No es de extrañar. Las recientes campañas tránsfobas de HazteOír, la desesperante lentitud con la que se están acometiendo los cambios legislativos necesarios para abordar de una vez la realidad de los menores trans y el recuerdo de Alan y de Ekai, otros dos adolescentes trans que también se quitaron la vida, pesan demasiado.

La noticia la difundía este viernes el colectivo Móstoles feminista en su página de Facebook«Hoy tenemos también una lamentable noticia, ayer una mujer trans de 17 años se suicidó, aquí en nuestra ciudad, vecina y alumna de una compañera. Thalía acababa de comenzar su tratamiento hormonal. Algo, ese algo que a menudo se llama presión social, maltrato institucional o acoso, llevo a Thalía a quitarse la vida. Sentimos y nos indignamos con casos como el suyo. Nunca, nadie, debería decirnos como tenemos que ser», contaba Móstoles Feminista.

Carla Antonelli se hacía eco poco después en su cuenta de Twitter, denunciando la «insoportable presión social» que sufren las personas trans menores de edad y los discursos de odio a los que se tienen que enfrenta :

La Plataforma por los Derechos Trans, por su arte, ha expresado su gran dolor por la «reiterada y lamentable forma con que los jóvenes trans ‘gritan’ al mundo, que esta sociedad está enferma si no es capaz de crear condiciones culturales, sociales y participativas, donde todas y todos quepamos y donde el derecho a ser sea un derecho que vertebre la convivencia social». «Hay que dar urgentemente una respuesta transversal e integral a todas las situaciones y ámbitos donde las personas trans son objeto de discriminación; la educación, atención sanitaria, inclusión laboral, el deporte y la identidad legal, han de proteger el derecho a la identidad sexual y expresión de género”, ha declarado su presidenta, Mar Cambrollé.

Los detalles sobre el suicidio de Thalía se desconocen públicamente. Según ha podido saber dosmanzanas de fuentes que la conocen, su historia es compleja y en ella entran también en juego otras circunstancias personales ajenas a la condición trans de la chica. Pero no nos cabe la menor duda de que la realidad social a la que hoy día siguen teniendo que enfrentarse las personas trans menores de edad ha contribuido.

Es urgente actualizar el marco legislativo de los menores trans

En febrero de este año otro adolescente trans, Ekai, se suicidó en Ondarroa (Vizcaya). Y en las navidades de 2015 era Alan el que se quitaba la vida en Rubí (Barcelona). De otros muchos seguramente ni trascienda su nombre. Quizá no sea suficiente para acabar totalmente con la sangría, pero a la vista de lo que está sucediendo resulta ya urgente actualizar el marco legislativo español en materia de transexualidad para ofrecer una mayor protección a los más vulnerables, los menores trans.

Por un lado, deben desarrollarse e implementarse en la práctica las diferentes leyes que sobre esta materia están aprobando las comunidades autónomas, de forma que estas no se conviertan en papel mojado. Por otro, sigue pendiente la actualización de la ley española de identidad de género, que sigue excluyendo a los menores de la posibilidad de modificar sus datos registrales sin la intervención de un juez (el propio Tribunal Supremo ha cuestionado su constitucionalidad por ese motivo) y que incluso para los mayores de edad sigue contemplando como requisito un diagnóstico de «disforia de género» y exigiendo, con algunas excepciones, dos años de tratamiento hormonal. Una ley que en 2007 significó un avance sobre la situación anterior, pero a día de hoy es un texto ya desfasado.

A este respecto, el Congreso tramita en estos momentos una proposición socialista que elimina la necesidad del diagnóstico para proceder a la rectificación registral y facilita el acceso a esta de las personas extranjeras y de los menores. La iniciativa fue registrada en febrero de 2017, si bien no fue hasta noviembre cuando el pleno del Congreso aprobó iniciar la reforma, con la oposición del PP, y no ha sido hasta febrero cuando la Mesa del Congreso, controlada por PP y Ciudadanos, desbloqueó su avance.

Por último, el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado recientemente en el Congreso una proposición de ley «sobre la protección jurídica de las personas trans y el derecho a la libre determinación de la identidad sexual y expresión de género». Se trata de una propuesta legislativa que va más allá de la proposición socialista, referida al proceso de rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas. La propuesta contempla además medidas en los ámbitos sanitario, social y laboral, educativo, del deporte o de los medios de comunicación, entre otros.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ninguno de los candidatos a la presidencia de México tiene un compromiso firme con la comunidad LGTB

Lunes, 7 de mayo de 2018

Pr‰sidentenpalast am Zocalo mit mexikanischer Flagge, Mexico City, MexikoNinguno de los cinco candidatos a la presidencia en las próximas elecciones federales de México, que tendrán lugar el 1 de julio, se ha mojado hasta la fecha con un compromiso firme y amplio a favor de los derechos del colectivo LGTB. El supuestamente «progresista» Andrés Manuel López Obrador (de Juntos Haremos Historia), líder en intención de voto, ha hecho guiños de media tinta a la diversidad. El resto de candidatos se sitúan entre los forzados apoyos puntuales y los manifiestamente LGTBfóbicos: Ricardo Anaya (de Por México al Frente) evita el tema y es poco creíble, José Antonio Meade (de Todos por México) es recordado por su negativa a fotografiarse con una bandera arcoíris a finales del año pasado, la independiente Margarita Zavala condiciona la igualdad de derechos a la doctrina católica y el también independiente Jaime Rodríguez Calderón (alias «el bronco») es el más beligerante con la diversidad.

Restan apenas dos meses para las elecciones federales mexicanas, en las que, además de la presidencia del ejecutivo y la jefatura de Estado, se escogen los 500 diputados y 128 senadores de las respectivas cámaras baja y alta del Congreso de la Unión. Hasta la fecha, el debate sobre los derechos de la comunidad LGTB está en muy discretas posiciones en la agenda de los cinco candidatos a la presidencia (algunos porque prefieren no tomar muchos compromisos y otros porque tratan de esconder su LGTBfobia indisimulada).

Todo ello, a pesar de que México se mantiene como el segundo país de América Latina con más asesinatos por odio, solo por detrás de Brasil. Este jueves tenía lugar en Tijuana, precisamente, el foro «Vulnerabilidad de población LGBT y frontera», en el que la activista e investigadora Sara Espinoza denunciaba que «problemas como los crímenes de odio que en México se cometen de manera muy frecuente y también tenemos mucho la cuestión de la discriminación en varios ámbitos de la vida de la comunidad».

Rcogíamos el pasado mes de marzo los asesinatos de un estudiante gay y de una activista lesbiana. Isaac Luna García, un universitario de 19 años, fue asesinado el mes de febrero en ciudad de México, en lo que amigos y familiares están convencidos se trata de un crimen homófobo. Por otra parte, el cuerpo semienterrado y en avanzado estado de descomposición en Arroyo del Durazno (en el estado de Guanajuato), era identificado como el de María Guadalupe Hernández Flores, de 37 años, activista feminista y lesbiana que se encontraba desaparecida desde el pasado 11 de marzo. También nos hacíamos eco de los comentarios de odio contra otro estudiante homosexual fallecido y la agresión a una pareja estadounidense de hombres por ir cogidos de la mano.

Pues frente a este panorama de violencia y discriminación, al que hay que sumar la problemática y los derechos de las personas trans o la lucha contra el VIH/Sida y contra el estigma serofóbico, entre otros, las pocas referencias al colectivo LGTB de los aspirantes a la presidencia de México se dirigen hacia la cuestión del matrimonio igualitario (muy importante, pero no la única). La noche del domingo 22 de abril arrancó el primero de los debates oficiales de los candidatos y la comunidad LGTB pasó por el debate de puntillas. Los dos independientes acapararon la atención sobre el matrimonio. Margarita Zavala dijo que «creo en el matrimonio entre hombre y mujer, pero respeto». Por su parte, «el Bronco» se tomó el tema a broma, asegurando que «tan creo en el matrimonio, que me he casado tres veces».

El matrimonio igualitario en México

Ciudad de México fue el primer territorio de América Latina en aprobar el matrimonio igualitario en el año 2009 (meses antes de que lo hiciera Argentina). Posteriormente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló que tanto los matrimonios entre parejas del mismo sexo como las adopciones por padres del mismo sexo fruto de aquella ley eran válidos en todo el territorio mexicano.

La capital mexicana abría así un camino que luego han seguido otros estados de México, un país federal en el que cada estado goza de amplia autonomía legislativa y cuenta con códigos civiles propios. Además, la prohibición del matrimonio igualitario por los estados que aún no permiten su celebración acabó siendo considerada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia y, de hecho, en prácticamente todos los estados de México se han celebrado ya bodas por orden judicial.

Pese a todo, el Congreso de México decidía a finales de 2016 bloquear el compromiso del presidente del país, Enrique Peña Nieto, de promover la reforma tanto de la Constitución mexicana como del Código Civil federal para asegurar sin género de duda la plena vigencia del matrimonio igualitario en todo el país. Todo ello fruto de una intensa campaña de agitación homófoba promovida, entre otras, por la Iglesia católica mexicana. En enero de 2017 publicábamos la noticia de la nueva constitución de Ciudad de México y el reconocimiento expreso al matrimonio igualitario y a las familias LGTB.

López Obrador: decepcionante medio gas, condicionado por sus socios

Como decíamos, en este momento Andrés Manuel López Obrador lidera las encuestas como favorito a ocupar la presidencia. Se presenta por la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por los partidos Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT). En clave LGTB no ha asumido un compromiso firme y decidido. López Obrador ha hecho algunos guiños al colectivo LGTB, como la mención en uno de sus spots de campaña: «vamos a respetar las libertades: Habrá una auténtico estado de derecho… vamos a garantizar las libertades: la libertad de prensa, el derecho a disentir, el derecho a la diversidad sexual, el respeto a los derechos humanos».

Muy criticada fue la inclusión en la coalición, supuestamente de izquierdas, del Partido Encuentro Social, conservador y cristiano, contrario al matrimonio igualitario. «Somos muchos, no soy yo sola, muchísima gente está indignada y dispuesta a que esto [la alianza] no ocurra, porque lo único que no se puede tolerar es la intolerancia. Morena es respeto y el PES es intolerancia», declaraba la actriz Jesusa Rodríguez tras la presentación del gabinete realizada por López Obrador para el caso que alcance la presidencia.

Quizá esta amalgama de partidos que defienden posturas radicalmente opuestas es la que conduce a López Obrador a sugerir un referéndum como método de reconocimiento de derechos. «Mi postura es que estos casos se consulten porque yo no puedo ofender a quienes. Yo soy dirigente de un movimiento amplio, plural, incluyente, donde hay católicos, hay evangélicos, hay no creyentes, yo tengo que consultar la opinión de todos, yo soy respetuoso de las libertades y creo en el estado laico», aseguraba recientemente el candidato de Juntos Haremos Historia.

El actor Diego Luna, protagonista de una de las películas de la saga Star Wars, se lamentaba de que «el candidato de ‘izquierda’ proponga poner a consulta ciudadana los derechos de la comunidad LGBTQ. Ayer habló de primero atender prioridades, los derechos de todos son prioridad, por lo menos en el país donde yo quiero vivir».

También conviene echar la vista atrás para recordar que López Obrador bloqueó la Ley de Sociedades de Convivencia durante su entrada al gobierno de la capital mexicana en 2001 y que no pudo ser aprobada hasta su pérdida de las elecciones de 2006.

Ricardo Anaya: un respaldo discreto y poco creíble

La coalición Por México al Frente, encabezada por Ricardo Anaya, responde al acuerdo entre el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Ciudadano (MC). En un acto el pasado mes de enero, activistas de la organización Fuera del Clóset le abordaron para forzar una declaración sobre el avance de derechos del colectivo LGTB. En respuesta, Anaya les sonrió y se limitó a asegurar que «lo haremos con mucho gusto. Dame la mano».

No obstante, uno de los activistas dijo: «de verdad, nos están matando. El Estado de México es el segundo estado a nivel nacional donde hay más crímenes de odio», mientras que el candidato panista le replicó condescendientemente: «te entiendo perfecto, amigo». Incluso sin obtener una declaración de intenciones clara sobre la comunidad LGTB, el activista le recordó que el PAN se ha opuesto al matrimonio igualitario en el Estado. Fue entonces cuando Anaya se montó en su coche y cerró la puerta al diálogo.

Apenas unos minutos atrás, durante un acto electoral, algunos asistentes alzaron la voz al grito de «no más homofobia». El líder del Por México al Frente respondió: «viva la tolerancia en el país, sin mencionar ninguna propuesta sobre la agenda LGBTTTI», denunciaba Fuera del Clóset.

Meade no quiso fotografiarse con la bandera arcoíris

José Antonio Meade Kuribreña abandera la candidatura de la coalición Todos por México, formada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el partido Nueva Alianza (PANAL) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). A finales del pasado mes de diciembre activistas del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León (MOVINL) acusaron al candidato priista de eludir compromisos en materia LGTB al visitar dicha organización. «Danos un mensaje claro a la diversidad, Pepe», le requería una activista. una activista. Asimismo, al final del encuentro se negó a realizarse una foto con la bandera arcoíris, símbolo de la diversidad sexual y de la identidad de género. «No tanto así», replicaba Meade cuando miembros de PVEM le pidieron la foto. Ante tal afirmación, los defensores de la igualdad le cuestionaron: «¿Por qué no tanto así, Pepe? Somos ciudadanas».

«Absoluto respeto a la diversidad» se limitaba a aseverar Meade. «El artículo primero de la Constitución, es un artículo que centra, que obliga, y que hace que todo gire en torno a los derechos humanos, y el principal derecho humano, el más cercano y el más importante es el respeto y el respeto tiene que ser el centro de la acción de este partido y de todos. El que no respete, queda fuera», explicó el candidato.

La activista Jennifer Aguayo, en cambio, argumentó que «nos contesta con el artículo 1 constitucional, que protege los derechos humanos, una respuesta muy ambigua, que no nos dejó satisfechos. Hicimos otro intento para poder dialogar con él, y le regalamos una bandera de la diversidad, una bandera del arcoíris que nos representa, le pedimos que se tomara una foto con ella, a lo que nos respondió ‘no tanto así’… la bandera se la regaló a uno de sus custodios».

La ambigüedad de Meade hace pensar que no se pueden esperar grandes avances en caso de que su candidatura llegara a ser la ganadora (algo que, por otra parte, parece por el momento poco probable). Además, cabe recordar las declaraciones de su homólogo de la coalición para el gobierno de Ciudad de México, Mikel Arriola, del pasado mes de febrero. Arriola dejó claro que «la familia será mi prioridad, la Ciudad de México será la Ciudad de los valores, de la familia. Claramente les digo: Mikel Arriola está en contra de la adopción entre parejas del mismo sexo».

Margarita Zavala condiciona la igualdad de derechos a su doctrina católica

Margarita Ester Zavala Gómez del Campo encabeza una de las dos candidaturas independientes a la presidencia. Zavala ha expresado en relación a la igualdad de derechos del colectivo LGTB que «tengo que hablarlo con honestidad, pero también soy abogada y respeto las instituciones». Durante un acto en la Universidad de las Américas Puebla el pasado 11 de abril dijo estar solo a favor del matrimonio entre hombre y mujer, recordando que es católica y que tiene «valores cristianos», aunque se comprometió a que buscaría una figura jurídica (que ya está vigente, por ejemplo, en Ciudad de México) para garantizar la convivencia de «todas» las parejas.

Aunque apoyó las movilizaciones «por la familia» en septiembre de 2017 que contrariaban la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto de extender el matrimonio del mismo sexo a todo el país, en distintas entrevistas, al ser preguntada sobre la cuestión, se ha limitado a referirse a las resoluciones judiciales y a asegurar que «no tengo ningún problema».

Rodríguez Calderón: «el bronco» y el más beligerante con la igualdad

La otra candidatura independiente la lidera Jaime Rodríguez Calderón (alias «el bronco»). El que fuera gobernador de Nuevo León es un conocido de dosmanzanas por sus declaraciones LGTBfóbicas. En mayo del año pasado nos hacíamos eco de sus descalificaciones del matrimonio igualitario y su evocación del «principio fundamental de la familia».

jaime-rodriguez-calderonDurante la celebración del Real Estate Summit Monterrey (un conocido encuentro anual con docenas de empresarios) el gobernador de Nuevo León confesó que «creo en el matrimonio. No en las otras zonceras. No creo en las otras cosas. El matrimonio es hombre y mujer, punto». Al mismo tiempo, Rodríguez Calderón invitaba a los presentes que disientan de su discurso homófobo a que «convenzan a la sociedad». En este sentido, siempre en su opinión, «estamos perdiendo el principio fundamental de la familia, es lo que yo creo y es lo que estoy tratando de transmitir y para eso no se necesita presupuesto».

Tras descartar que sus palabras se motivaran por ser un representante «moralista» o «religioso», el gobernador de Nuevo León dejaba claro que «yo creo en Dios, voy a las iglesias cada que hay boda o quinceañera». Sin importarle demasiado la diversidad de opiniones que pudiera despertar en su audiencia, Rodríguez Calderón añadía que «yo no sé si a ustedes les caiga bien esto que les estoy diciendo, lo tengo que decir, lo debo decir, porque todos los días veo padres angustiados, madres arrepentidas».

En 2016, siendo gobernador de Nuevo León, «el bronco» recordaba que la ley del estado no permitá los matrimonios de parejas del mismo sexo y manifestó abiertamente su rechazo a la adopción homoparental, además de su postura sobre las reclamaciones del colectivo LGTB, a cuyos integrantes como «exagerados» para, supuestamente, despertar «simpatía» y provocar «lástima».

«Tenemos que dar buenos ejemplos a nuestros hijos. Yo puedo tener un hijo gay, puede salirme alguien, hermano, hermana, primo, pero como gobernador debo poner un buen ejemplo. Yo tengo muchos amigos gais y yo les he dicho que no tienen necesidad de hacer la exageración que hacen a veces para generar una simpatía», espetó Rodríguez Calderón.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A los cinco años de la aprobación del matrimonio igualitario en Francia, más de 40.000 parejas del mismo sexo se han dado el «sí, quiero»

Sábado, 5 de mayo de 2018

kiss-in-parisEl 23 de abril de 2013, Francia se convertía en el 14º país del mundo, y el 9º de Europa, en abrir la  institución del matrimonio a las parejas del mismo sexo. Lo hacía tras la que posiblemente ha sido la pugna política y social más dura hasta el momento en los países en los que se ha producido este avance, y en la que los sectores más conservadores y la derecha política protagonizaron una movilización homófoba sin precedentes. Cinco años después, más de 40.000 parejas del mismo sexo ha contraído matrimonio en suelo francés.

En 2013, 7.367 parejas del mismo sexo contrajeron matrimonio tras la aprobación de la ley (4.307 bodas fueron entre hombres, 3060 entre mujeres). Pero fue 2014 el año que batió récords: 10.522 parejas del mismo sexo se dieron el «sí» ese año (se celebraron 5.666 bodas entre hombres y 4856 entre mujeres). Un fenómeno por cierto similar al que se produjo en España, cuando en 2006, justo el año siguiente a la aprobación del matrimonio igualitario, se produjo el récord de bodas. En ambos casos, recordemos, el matrimonio igualitario se encontraba amenazado por la actitud de la oposición política en ambos países, por lo que posiblemente se produjo un efecto «acumulativo» de bodas entre parejas que llevaban ya juntas muchos tiempo y que querían asegurar jurídicamente su estatus. En 2015 las bodas del mismo sexo cayeron a 7.751 (4.085 entre hombres, 3.666 entre mujeres), y a partir de entonces se produce la estabilización en torno a las 7000 bodas anuales. En 2016, último año del que se dispone de cifras detalladas, fueron 7.113 bodas (3.672 entre hombres, 3.441 entre mujeres).

En 2017, según cifras adelantadas por el INSEE (Institut National de la statistique et des études économiques) el número ronda también las 7.000 bodas. En total, entre 2013 y 2017, unas 39.700 bodas. Teniendo en cuenta que en los primeros meses de 2018 se habrán celebrado ya otras pocas miles de bodas, se puede afirmar con total seguridad que el número de bodas celebradas desde la entrada en vigor de la ley supera con creces las 40.000.

En cifras porcentuales, las bodas entre personas del mismo sexo suponen alrededor del 3% de las bodas totales celebradas en Francia (en 2016, último año del que se tienen cifras detalladas, se celebraron un total de 232.725 bodas. De ellas, 7.113 fueron entre personas del mismo sexo). Por lo que se refiere a la distribución regional, es el departamento de París el que registra el mayor porcentaje de bodas entre personas del mismo sexo: el 9,7%, seguido de Calvados, en Normandía (5,62%). En general, por lo que se refiere a la Francia continental, se aprecia un mayor porcentaje de bodas entre personas del mismo sexo en los departamentos del Oeste del país, el Mediterráneo (con la excepción de Córcega) y en Provenza, mientras que el porcentaje tiende a disminuir conforme avanzamos hacia el nordeste. En cualquier caso, son los departamentos de Ultramar los que registran un menor porcentaje.

La campaña de odio contra el matrimonio igualitario: una historia para no olvidar

La apertura del matrimonio y la adopción a parejas del mismo sexo en 2013 se consiguió, recordemos, a pesar de una intensa campaña de odio desplegada entonces por los sectores más conservadores de la sociedad francesa y por la derecha política de ese país. Cientos de miles de manifestantes se movilizaron con un discurso muy agresivo mientras florecía un ambiente de crispación y violencia. Las agresiones homófobas se incrementaron en un 78% durante ese periodo, según datos de SOS-Homophobie. Locales de ambiente violentados, enfrentamientos con la policía, la jerarquía católica culpando a las víctimas de ser los causantes de la violencia, la agresividad en los discursos de los políticos opuestos al proyecto de ley sobrepasando todas las barreras… La amenaza de la que entonces era la portavoz de la Manif pour tous, la cómica Frigide Barjot, de que correría la sangre, se convirtió en realidad. Tuvimos que informar de agresiones como la sufrida por una pareja gay en Parísla muerte por una paliza de un joven antifascista y participante en manifestaciones contra la discriminación o ataques a militantes LGTB por parte de fanáticos.

Incluso hoy día, mientras que el matrimonio igualitario parece ampliamente aceptado, la LGTBfobia sigue siendo una lacra en la sociedad francesa. En 2016, primer año en el que Francia ha realizado un registro específico de delitos motivados por el odio LGTBfóbico, se contabilizaron 1.020 agresiones por la orientación sexual o la identidad de género de la víctima, siendo objeto de las mismas en un 70% de los casos hombres gais o bisexuales (a las cifras oficiales habría que sumar la cantidad indeterminada de los ataques que no fueron denunciados). Y a nivel jurídico Francia continúa todavía rezagada en materia LGTB. En su última reforma legal, aprobada en 2016, el país mantuvo bajo tutela judicial el reconocimiento legal de la identidad de las personas trans, y a estas alturas las parejas del mujeres (así como las mujeres sin pareja) siguen sin poder acceder a las técnicas de reproducción asistida. Una promesa del expresidente François Hollande que su entonces primer ministro Manuel Valls no quiso cumplir y que Emmanuel Macron, que también lo ha prometido, tampoco parece tener excesiva prisa por cumplir.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Pintadas homófobas y xenófobas contra el colectivo Kifkif en el exterior de su sede de Alcalá de Henares

Sábado, 5 de mayo de 2018

pintadas-sede-kifkif-alcala-300x214El exterior de la sede del colectivo Kifkif en Alcalá de Henarés apareció ayer lunes cubierta de pintadas xenófobas y homófobas, según ha denunciado el propio colectivo en redes sociales. Kifkif, nacido hace años como un colectivo que desde España buscaba dar voz a personas LGTB de Marruecos, es hoy una asociación que atiende a personas migrantes y refugiadas LGTB llegadas a la Comunidad de Madrid. 

“La asociación nació de la mano de un grupo de personas ambiciosas, jóvenes, llenas de iniciativa, vinculadas al campo de lo social y lo cultural. Queriendo disponer de un espacio con el fin de trabajar por una causa específica, común: contribuir en la acogida y atención a las personas migrantes y refugiadas LGTB recién llegadas a la Comunidad de Madrid, ayudando a disminuir el choque cultural, contribuyendo con ello a la formación de una sociedad que aspira al diálogo intercultural hacia los que provenimos de otros países, al margen de nuestra orientación sexual, expresión y/o identidad de género“, explica Kifkif en su página web. Cuenta con locales en Madrid capital y en Getafe, y el pasado mes de febrero abrió una tercera sede en Alcalá de Henares.

Esta última es la que ayer lunes por la manaña apareció cubierta de pintadas con mensajes como «fuera refugiados y maricones del barrio»«refugiados no»«barrio fascista» o «viva España», acompañados además de la cruz céltica, símbolo habitual de los grupos de extrema derecha, fascistas y/o neonazis:

Kifkif ya ha anunciado su intención de formalizar la correspondiente denuncia policial.

El colectivo ha recibido en redes sociales numerosas muestras de solidaridad tanto de partidos políticos de Alcalá de Henares como de otros colectivos LGTB y del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, que les ha ofrecido toda su colaboración. Desde  Cristianos gays trasladamos también a KifKif todo nuestro apoyo.

Fuente KifKif, vía Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El Observatorio Valenciano contra la LGTBIfobia presenta su primer informe, que recoge 79 incidentes de odio por orientación sexual e identidad de género

Sábado, 5 de mayo de 2018

observatorio-valenciano-contra-lgtbifobia-300x161El Observatorio Valenciano contra la LGTBIfobia ha publicado su primer informe sobre delitos e incidentes de odio por motivos de orientación sexual e identidad de género de la Comunidad Valenciana, referido al año 2017. Según recoge el documento, elaborado a partir de las denuncias y consultas recibidas por parte del colectivo Diversitat y de varias entidades colaboradoras, en el territorio valenciano se contabilizaron durante el año pasado 79 delitos e incidentes motivados en el odio y la discriminación.

El informe, según apuntan sus responsables, «es el resultado del trabajo solidario y desinteresado de voluntarios y voluntarias del Observatorio y de otras entidades que, durante su tiempo libre han acudido, de forma altruista, a cada una de las personas que han sufrido una agresión y que han necesitado la mano de una persona amiga para reponerse, denunciar y exigir justicia, respeto y dignidad». Su interés ha ayudado a articular un registro y seguimiento de la violencia, que ha dado como resultado un «verdadero mapa de la discriminación», añaden. El Observatorio Valenciano contra la LGTBIfobia, recordemos, nació impulsado por el colectivo alicantino Diversitat y es el tercero, tras los de Madrid y Cataluña, en publicar completos informes con los datos que han podido recabar sobre la situación en sus respectivas comunidades, y que van más allá de lo que lo hacen los datos oficiales del Ministerio del Interior.

Las personas son atendidas por el Observatorio a través de diferentes vías (bien por su oficina técnica, por el teléfono de atención continuada, por vía telemática o derivados por las entidades integrantes). En todos los casos se rellena una ficha con fines estadísticos y una autorización para el tratamiento de datos personales. Es el paso previo a una atención personalizada que incluye acompañamiento, asesoramiento jurídico y asesoramiento psicosocial. Paralelamente, se rastrean prensa y redes sociales y se consulta con Fiscalía y los Cuerpos de Seguridad para registrar agresiones que no hayan sido comunicadas al Observatorio.

De los 79 incidentes registrados por el Observatorio Valenciano contra la LGTBIfobia, se ha prestado asesoramiento e información en 39 ocasiones. Esto quiere decir que en el 49,4% de los casos se informó a la víctima de sus derechos y de los servicios disponibles. Del total de consultas, 14 derivaron en actuaciones del servicio jurídico del Observatorio, entre los que se incluyen asesoramiento para interponer la denuncia penal o la demanda judicial, personación en la causa como acusación particular o asesoramiento letrado. En 32 ocasiones se prestó atención psicosocial.

Agresiones verbales y amenazas, las mása frecuentes

De los 79 incidentes registrados por el Observatorio, la mayor parte (21, un 39,3%) corresponden a agresiones verbales, seguidos de amenazas (18) y agresiones físicas (15). 11 han sido catalogadas como discurso de odio, 8 como episodios de discriminación laboral y otros 8 como episodios de violencia en la escuela:

tipos-agresiones-2017-lgtbifobia-comunidad-valenciana

El mayor número de incidentes (32, un 40,5%) se produjeron contra hombres gais. 21 fueron contra mujeres lesbianas, 11 contra personas trans, 7 contra hombres bisexuales, 4 contra mujeres bisexuales, 3 contra personas intersexuales y 1 contra una persona heterosexual:

agresiones-2017-lgtbifobia-comunidad-valenciana

Por lo que se refiere a la edad de las víctimas, el mayor número (21) corresponde a la franja de edad de 18 a 25 años. Le sigue la franja de edad de 26 a 35 años (17). Uno de los casos registrados corresponde a una menor trans de solo cuatro años, cuyo padre niega su identidad de género. En el otro extremo, un hombre gay de 79 años denunció pintadas obscenas en su propiedad:

agresiones-2017-lgtbifobia-comunidad-valenciana-por-edad

Por provincias, es Alicante en la que el Observatorio ha recogido un mayor número de incidencias (42), seguida de Valencia (29) y Castellón (8). Hay que recordar, no obstante, que el colectivo promotor del Observatorio, Diversitat, tiene su sede precisamente en Alicante. Habrá que dar un mayor margen de tiempo al registro para discernir si este mayor número de incidentes registrados en Alicante es el resultado de un sesgo o responde a una tendencia real.

Un recuerdo a Javer Abil y Lyssa da Silva

Puedes descargar el informe en su integridad en este enlace. Es, sin duda, un comienzo prometedor para una entidad que sin duda tiene mucho recorrido por delante.

Un documento que por cierto se abre con el más que merecido recuerdo a dos víctimas de la LGTBIfobia en la Comunidad Valenciana: Javier Abil, un chico gay brutalmente asesinado en Gandía en 2014, y Lyssa da Silva, una chica trans que murió en 2015 a consecuencia de una brutal paliza y a la que sus asesinos abandonaron moribunda en un ascensor. En ambos casos, además, la justicia se mostró complaciente con sus verdugos (al asesino de Abil se le retiró la agravante de homofobia, mientras que los de Lyssa llegaron a un acuerdo con la Fiscalía por el que vieron reducidas sus penas). Que su recuerdo sirva para darnos fuerzas y continuar la lucha.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La Corte Suprema de la India obliga al Gobierno a pronunciarse sobre la criminalización de las relaciones homosexuales

Viernes, 4 de mayo de 2018

29421_manifestante-lgtb-la-indiaLa Corte Suprema de la India ha enviado un requerimiento al Gobierno federal en el marco de las deliberaciones sobre la constitucionalidad de la ley que criminaliza las relaciones homosexuales. El alto tribunal exige al Ejecutivo que clarifique su postura sobre este asunto, que hasta ahora había intentado sortear. Cuando conozca la opinión del Gobierno, la Corte Suprema emitirá un fallo definitivo, que revertirá o confirmará su propia sentencia de 2013. Fue en aquel año cuando anuló la declaración de inconstitucionalidad que había emitido antes otro tribunal, reinstaurando así la persecución legal de las personas LGTB que dura hasta ahora.

El 11 de diciembre de 2013 la Corte Suprema de la India dictaminaba en contra de la despenalización de las relaciones homosexuales que en julio de 2009 había decidido el Alto Tribunal de Delhi como consecuencia de una demanda planteada por Naz Foundation India. Aquella decisión de 2009, que había sido considerada en su momento histórica, anulaba la vigencia de la sección 377, heredada de la época colonial, y que declaraba ilegal cualquier acto considerado «contra natura». La Corte Suprema, sin embargo, consideró que el Alto Tribunal de Delhi se había extralimitado en sus funciones, al decidir sobre una cuestión que correspondía al poder legislativo.

La decisión de la Corte Suprema causó, de hecho, una profunda sorpresa. El fallo de 2009 del Alto Tribunal de Delhi, que consideraba que penalizar actos sexuales consentidos entre adultos viola derechos fundamentales reconocidos por la Constitución india, se creía difícilmente reversible, pese a haber sido recurrido y contar con la firme oposición de sectores tradicionales y religiosos, tanto del ámbito hindú como del musulmán o del católico. El propio Gobierno indio de aquel momento pidió días después a la Corte Suprema que reconsiderara su sorprendente decisión. No lo hizo.

Las relaciones homosexuales volvieron así a estar castigadas con penas de hasta diez años de prisión. Y aunque es cierto que las penas más duras apenas se aplicaban ya y que la aceptación social de la homosexualidad ha ganado posiciones en los últimos años (de hecho se celebran orgullos reivindicativos en diversas ciudades), la ley india sigue pesando sobre una losa sobre la población LGTB de ese país. No está de más recordar, por ejemplo, que en 2014 hubo más de 600 detenidos, cifra que como mínimo se duplicó al año siguiente.

Durante todo este tiempo, no han dejado de sucederse las peticiones a la Corte Suprema para que reconsiderase la decisión, pero no fue hasta enero de este año cuando por fin el más alto tribunal del país accedió a revisarla, en respuesta a una petición de amparo formulada por cinco destacados miembros de la comunidad LGTB india. Los peticionarios argumentaron que la vigencia de la sección 377 les hace vivir en un estado de temor continuo. Un primer panel de tres jueces de la Corte Suprema les dio la razón, admitiendo la primacía del carácter consensual de las relaciones entre personas del mismo sexo sobre su supuesta naturaleza «contra natura».

Pero antes de emitir una sentencia definitiva, el alto tribunal quiere recabar también la posición del Gobierno, que hasta ahora ha intentado esquivar la cuestión. Después de que este martes se registraran seis nuevas peticiones por la derogación de la sección 377, los jueces han decidido darle de plazo a la Administración federal hasta el mes de julio para que clarifique su postura. Los activistas creen que, en la práctica, la Corte Suprema le traslada la decisión al poder ejecutivo y califican el movimiento de «punto de inflexión». «El Gobierno tendrá que decidir si esta ley colonial debería seguir en pie en un país que tiene su propia Constitución que protege los derechos fundamentales de sus ciudadanos», ha declarado Ashok Row Kavi, de la organización LGTB The Humsafar Trust y uno de los peticionarios.

Conviene precisar que por el momento la sección 377 sigue vigente: la Corte Suprema se ha limitado a aceptar una reconsideración de la decisión que tomó hace cuatro años. Es cierto que la argumentación de los tres jueces que inicialmente han valorado la cuestión resulta favorable a los peticionarios, pero habrá que esperar a conocer la posición del Gobierno y su influencia en la decisión final ampliada. Los activistas LGTB prefieren mantener la cautela.

El respeto a la intimidad, un aspecto que también juega a favor de los activistas

Se da la circunstancia de que en agosto del año pasado la Corte Suprema de la India emitió una resolución sobre el derecho a la intimidad que también favorecería la legalización de las relaciones homosexuales. El alto tribunal determinó entonces que la intimidad es un derecho fundamental de los ciudadanos y la orientación sexual es uno de sus «componentes esenciales». En el texto del dictamen se explicitaba que «la invasión de un derecho fundamental no se hace tolerable cuando unos pocos, a diferencia de un gran número de personas, son sometidos a un tratamiento hostil» y se reconocía «la dignidad de la vida privada de las personas LGTB».

Aquel dictamen fue elaborado por un panel de nueve jueces y claramente comprometía la continuidad de la sección 377 tal y como se conoce hasta el momento. Si la Corte Suprema mantiene ahora el mismo criterio, por fin podremos decir que las relaciones entre personas del mismo sexo son legales en el segundo país más poblado de la Tierra.

LGTBfobia de Estado en La India

El artículo 377 del Código Penal de la India castiga las relaciones sexuales “contra natura” con hasta 10 años de prisión. A finales de 2013, la Corte Suprema decidió recriminalizar la homosexualidad, dejando sin efecto la histórica sentencia sancionada por el Alto Tribunal de Delhi en 2009 (en la que declaraba “inconstitucional” la prohibición de las relaciones entre personas del mismo sexo). En los últimos años,mos hemos hecho eco del aumento exponencial de la violencia contra personas LGTB en la India, a raíz de la ilegalización de las relaciones homosexuales.

Las informaciones que nos llegan positivas en clave LGTB de la India son muy escasas. A principios de este mismo año nos hacíamos eco de la apertura del primer colegio para alumnos transexuales en riesgo de exclusión social. Solo unos días después, sin embargo, recogíamos la historia de un joven de 20 años cuyos padres trataron de organizarle una “violación correctiva después de salir del armario como gay. Los progenitores llegaron a contratar a unos matones para que le agredieran al saber que mantenía una relación con otro chico con el que convivía.

Por otra parte, hace unos meses publicábamos que las autoridades de la India impedían la entrada al país a Victoria Kolakowski, la primera jueza trans de los Estados Unidos. Semanas atrás, prohibían una película por “glorificar” las relaciones homosexuales. La Junta Central de Certificación Cinematográfica de la India (CBFC) se negaba a certificar ‘Ka Bodyscapes’ para su proyección por incluir “escenas gais sensibles”.

Como ocurre en muchos otros países en los que existe homofobia de Estado, los grupos homófobos en la India (incluidos los policiales) se creen en el derecho de realizar impunemente cualquier acción contra las personas sexualmente diversas. No es necesario que las víctimas sean realmente homosexuales (lo que en ningún caso les eximiría de su responsabilidad criminal), con que ‘lo parezcan’ es suficiente.

En 2014, un año después de la recriminalización de la homosexualidad en la India, el activismo LGTB denunciaba un repunte de la violencia homófoba. Y a principios del año pasado recogíamos que ese mismo año 2014 se realizaron un mínimo de 600 detenciones a personas que habían sido acusadas de practicar la homosexualidad. Una cifra que en 2015 se elevaba a más de 1.300 personas, incluyendo 207 adolescentes. Una cifra, no obstante, que parece poco realista si tenemos en cuenta que desconocemos el alcance de la corrupción policial y la cantidad de afectados por extorsiones económicas a cambio de evitar el arresto o el procesamiento judicial.

En octubre de 2015 dábamos cuenta de más casos de extorsión por ser o “parecer” homosexual por parte de miembros de la policía, quienes, según constatan los activistas LGTB “con frecuencia visitan los puntos donde los gais se encuentran y les extorsionan pidiéndoles dinero”. Por otra parte, la estigmatización y los prejuicios provocan todo tipo de injusticias. A principios de 2016 nos hacíamos eco del intento de suicidio de un adolescente de quince años, quemándose vivo, tras ser acosado por ser gay.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.