Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Homosexualidad’

La representación del colectivo LGBT en el cine sigue siendo pobre y mala según informe de GLAAD

Lunes, 29 de mayo de 2017

moonlight-peliculaLa Alianza Gay y Lésbica contra la difamación afirma en su informe anual que la representación de personajes LGBTQ en las principales películas de Hollywood aumentó casi un 1% en 2016, aunque muchas de esas representaciones no fueron positivas.

La Alianza Gay y Lésbica contra la difamación (GLAAD por sus siglas en inglés: Gay and Lesbian Alliance Against Defamation) publica este jueves, 25 de mayo, su quinto informe sobre la inclusión de personajes LGBT en el cine, en el que examina hasta 125 estrenos de los siete principales estudios de Hollywood, concluyendo que de nuevo la representación del colectivo LGBT en el cine está muy por detrás de los avances realizados en la televisión y el cine independiente.

En el informe destaca el logro de una película como Moonlight (Barry Jenkins, 2016, EE.UU.), que después de conseguir el Globo de Oro a la mejor película en la categoría de drama, se alzaba con 3 premios oscar incluyendo el de mejor actor de reparto, para Mahershala Ali, el de mejor guion, para Barry Jenkins y Tarell Alvin McCraney, y el de mejor película, siendo la primera vez que un filme que gira en torno a un personaje homosexual consigue tal reconocimiento por parte de la Academia. Sin embargo, ninguno de los principales estudios de Hollywood recibe una calificación positiva, dado que aunque algunos incluyen personajes homosexuales, bisexuales o transexuales, lo hace como mero reclamo en frases claves, recibiendo incluso calificaciones negativas estudios como Lionsgate Entertainment, Sony Pictures y Walt Disney Studios.

Si bien el informe sí avanza un signo de progreso en lo que será el informe del año que viene, en el que estarán incluidas las referencias de blockbusters como La Bella y la Bestia o Power Rangers y, probablemente, Wonder Woman; desde GLAAD instan a los estudios no sólo a la inclusión de personajes del colectivo LGBT en sus películas, sino a que sean personajes importantes para el desarrollo del relato.

De entre las 125 películas que forman parte del informe, sólo 23 de ellas (el 18,4 %), incluyen personajes identificados directamente como miembros de alguna manera del colectivo LGBT, aunque la mayoría están representados en personajes secundarios, anecdóticos en muchos casos, teniendo una representación negativa en comedias como Dirty Grandpa (Dan Mazer, 2016, EE.UU.) y Un espía y medio (Central Intelligence, Rawson Marshall Thurber, 2016, EE.UU.), siendo objeto de burla en títuloso como agente contrainteligente (Grimsby, Louis Leterrier, 2016, Reino Unido, Canadá & EE.UU.) e Infiltrados en Miami (Ride Along 2, Tim Story, EE.UU.), en los que no se incluyen personajes homosexuales, pero se alude de manera negativa al colectivo al crear secuencias de humor basadas en la desagradabel idea de que se toquen dos personas del mismo sexo.

En comparación con el informe del año anterior, la representación del colectivo afroamericano o de otras razas que no sean la caucásica se ha reducido hasta en cinco puntos, confirmando una línea descendente consecutiva en los dos últimos años en lo que respecta a la diversidad racial dentro del colectivo LGBT, a pesar de títulos como Moonlight o Star Trek: más allá (Star Trek Beyond, Justin Lin, 2016, China, hong Kong & EE.UU.). La representación de la homosexualidad masculina siendo notablemente superior a la femenina, aunque las lesbianas aumentan su visibilidad desde un 23 % en 2015 al 35 %. Las personas bisexuales ocupan un reducido porcentaje del 13 %. En este sentido, el informe destaca de manera negativa casos como el de Suicide Squad (David Ayer, 2016, EE.UU.), siendo un personaje como Harley Quinn perfectamente identificado como bisexual en la novela gráfica, que se vuelve al armario en su adaptación cinematográfica

La representación de las personas transexuales en el cine estadounidense sigue siendo «abismalmente» baja, reduciéndose a un simple personaje, al igual que en 2015, teniendo simplemente una mera presencia en Zoolander 2 (Ben Stiller, 2016, EE.UU.), mientras que una película como Absolutely Fabulous: The Movie, también incluye un personaje transexual, pero nuevamente utilizado para conseguir un efecto cómico.

«Con muchos de los programas de TV más populares incluyen con orgullo personajes e historias LGBTQ, ha llegado el momento de que la industria cinematográfica de un paso al frente y muestre toda la diversidad del mundo que el público del cine vive hoy en día y acabe con el humor anticuado visto en muchos títulos (…). Películas como Moonlight demuestran que hay una gran oportunidad para no sólo contar historias LGBTQ dignas de Oscar, sino para abrir las mentes y los corazones del público aquí y en todo el mundo, en lugares donde estas historias pueden ser una salvavidas para las personas que más lo necesitan», declara Sarah Kate Ellis, presidenta y consejera delegada de GLAAD.

Fuente Universogay

Cine/TV/Videos, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Xabier Novell obispo de Solsona se pregunta si la homosexualidad se debe a la ausencia paterna

Miércoles, 24 de mayo de 2017

xavier_novell_i_goma_2014El obispo de Solsona ha publicado en la hoja parroquial de este domingo la carta dominical ‘Amor que se convierte en fecundo’.

El obispo sostiene que “todo niño tiene derecho a recibir el amor de una madre y de un padre”.

‘Amor que se convierte en fecundo’ es el título de la carta dominical del obispo de Solsona

¡Pero qué obsesión!…

El obispo de Solsona, Xavier Novell, ha cuestionado en su glosa dominical si la homosexualidad se debe “a que en la cultura occidental la figura del padre estaría simbólicamente ausente, desviada, difuminada”.

Bajo el título de ‘Amor que se convierte en fecundo’, Novell publicó este domingo pasado su carta dominical en la hoja parroquial de su diócesis, en la que invita a leer el capítulo V del ‘Amoris Laetitia‘, que habla de “la fecundidad del amor y de todo lo necesario para engendrar y la educación de los hijos, así como de algunos elementos importantes de la vida familiar”.

Así, Novell recuerda que el papa afirma que “todo niño tiene derecho a recibir el amor de una madre y de un padre, ambos necesarios para su maduración íntegra y armoniosa” y, en este sentido, advierte que “en un tiempo como el nuestro, hay que desvelar que es muy difícil el crecimiento sereno y equilibrado si faltan unos padres que ejercen su función educadora desde la identidad maternal femenina y paternal masculina”.

 También recuerda que la doctrina papal establece que “hay roles y tareas flexibles, que se adaptan a las circunstancias concretas de cada familia, pero la presencia clara y bien definida de ambas figuras, femenina y masculina, crea el ámbito más adecuado para la maduración del niño”.

Así, Novell reconoce que se pregunta “si el fenómeno creciente de la confusión en la orientación sexual de muchos chicos adolescentes no será debida a que, en la cultura occidental, la figura del padre estaría simbólicamente ausente, desviada, difuminada” e incluso si “la virilidad parecería cuestionada”.

El obispo de Solsona concluye recomendando a todos los padres y madres, “especialmente a aquellos que esperáis nuevos hijos y/o estáis educando en la infancia, leed cuidadosamente estas páginas, las conversáis y las usáis para mejorar en la tarea más importante de su vida: ser padres”.

Fuente Agencias, vía Cáscara amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Condenado el hombre que chantajeó a un cura de Gipuzkoa

Lunes, 22 de mayo de 2017

curas-gays-7Amenazó con revelar sus relaciones sexuales

No se ejecutará la pena de año y medio de cárcel al no tener antecedentes

El hombre que chantajeó a un sacerdote al que pidió dinero para no dar a conocer las relaciones sexuales consentidas que ambos hombres habían mantenido en una localidad del interior de Gipuzkoa ha reconocido este miércoles la extorsión y se ha conformado con una pena de un año y medio de cárcel.

Estaba previsto que el juicio por estos hechos tuviera lugar ayer en el Juzgado de lo Penal número 2 de San Sebastián, aunque finalmente la vista no ha llegado a celebrarse, después de que la Fiscalía, la acusación particular, que ejerce la víctima, y la defensa hayan alcanzado un acuerdo por el que el procesado ha admitido los hechos.

De esta manera, la fiscal y la acusación particular han rebajado su petición de condena desde los tres años que solicitaban inicialmente hasta los 18 meses por un delito de amenazas, tras constatar que el imputado no recibió los 14.000 euros que reclamaba al sacerdote para no hacer públicas sus relaciones.

La vistilla en la que las partes han llegado a este acuerdo, que le ha sido comunicado con posterioridad al inculpado, se ha celebrado a puerta cerrada en atención a los derechos de la víctima y la particularidad de los hechos enjuiciados, según han explicado a Efe fuentes del caso.

Además de declarar firme la condena, en este acto el titular del juzgado ha acordado la suspensión de la pena, al no contar el inculpado con antecedentes penales y con la condición de que no vuelva a delinquir durante un plazo de dos años.

Los hechos por los que ahora ha sido condenado tuvieron lugar, desde finales de 2014 hasta principios de 2015, período durante el que, según el escrito de acusación del Ministerio Público, el ciudadano rumano y su víctima mantuvieron una serie de encuentros de carácter sexual “en la más absoluta clandestinidad”, debido a la “condición” de sacerdote del perjudicado.

No obstante, el cura ignoraba que estos actos eran grabados o fotografiados por el inculpado quien, a partir de marzo de 2015, “con ánimo de atentar contra la libertad” del cura, comenzó a exigirle “en numerosas ocasiones y de forma insistente” la entrega de “diferentes cantidades de dinero” hasta que la cifra llegó a “elevarse” a 14.000 euros.

El encausado amenazaba al sacerdote diciéndole que si no le daba el dinero “difundiría las imágenes que tenía”, en las que “aparecía manteniendo relaciones sexuales”, y que “colocaría pasquines” con ellas en los alrededores de su residencia.

“Todo ello -prosigue el texto de la Fiscalía-, con la finalidad de hacer pública la relación habida entre las partes que era, hasta entonces y por razones obvias, mantenida en secreto”.

Fuente Religión Digital/Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

James Alison reclama a la Iglesia “hablar bien de la homosexualidad en primera persona”

Sábado, 20 de mayo de 2017

james-alisonJames Alison: “La proporción del clero gay es mucho mayor que la normal en la sociedad civil”

“Si sales del ‘armario eclesiástico’, no hay protección, dado que pasas a ser un traidor”

(Jesús Bastante).- ¿Pecado o bendición? La homosexualidad sigue siendo tabú en el interior de la Iglesia. El sacerdote y teólogo gay James Alison reclama la necesidad de abordar el “gran reto” de la Iglesia de hoy: hablar de la homosexualidad “en primera persona”.

Vamos a comenzar hablando de algo que en las últimas semanas ha estado en el meollo mediático. Has escrito en News Week “Las reflexiones de un sacerdote gay”. Hablar de la homosexualidad en la Iglesia es muy complicado. Y hablar desde dentro, imagino que más.

Sí, pero yo creo que el gran reto es aprender a hablar bien de esas materias en primera persona, porque hablar de “ellos” constantemente, cuando más bien debería ser “nosotros”, es medio ridículo.

En esos temas tabú uno siempre se pregunta, no solo por el tema de la sexualidad, sino por las situaciones que para la Iglesia oficial siempre han sido problemáticos y difíciles de abordar, o directamente sujetos de condenación o de apartamiento.

¿Cómo vive esto alguien que es sacerdote gay y que quiere mantenerse fiel a su conciencia y a su fe en el Evangelio, en una institución que, “per se”, rechaza ese tipo de situaciones?

Hace cierto tiempo llegué a ser una especie de no persona, y más que una condenación es silencio; no te contestan las cartas, no te reciben. Eso es lo normal. Uno deja de existir para el sistema. Y esto, en algunas personas es suficiente para que se vayan a hacer otra cosa. Lo difícil es aceptar el estado de “no persona” como base a partir de la cual llegar a hacer algo.

En mi caso, mi situación canónica es irregular. Y estoy esperando a que lo regularicen, pero esto significaría que alguien, de muy arriba, lo examinara muy bien.

Bueno, estamos en un pontificado de sorpresas y muchas de ellas agradables. Tengo la sensación de que en estos últimos cuatro años se puede hablar de cualquier cosa dentro de la Iglesia. Luego, evidentemente hay posturas, pero hay una ristra de temas tabúes en discusión. Algunos no lo aceptan, pero la sensación de que se pueden plantear opciones. ¿La estás sintiendo tú también?

Absolutamente, y en muchas materias. Además, mucho más rápidamente de lo que se pensaba. Tengo que decir que esto comenzó a ser verdad bajo Ratzinger. Él era más suave en dejar que las cosas fueran tratables que su predecesor.

Pero sí, se ha acelerado muchísimo con Francisco. Y ya se ve que muchos temas están siendo debatidos entre altos clérigos de una manera que antes era impensable, porque todos tenían una misma voz a pesar de no creer mucho en lo que estaban diciendo. Y esto me parece muy sano. Tenemos a Kasper diciendo esto, a Müller diciendo lo otro… Me parece bien.

El sano diálogo en una sociedad en la nos estamos acostumbrando a posturas enfrentadas y los matices parecen estar desapareciendo. Es sanísimo que en una institución tan anquilosada en el tiempo, como algunos piensan que es la Iglesia católica, esto se pueda dar.

Sí y de hecho, se está dando en todos los niveles.

¿Qué es lo que más te duele de la postura de la Iglesia ante la homosexualidad? O ante los homosexuales, que no es exactamente lo mismo.

La postura oficial se basa en una premisa que es un deducción “apriorística”, un método de pensar muy antiguo. Este pensamiento significa que existe una cosa esencial, que es el acto sexual. Este acto, sería una cosa ya hecha que tiene su propio orden interno y está movido siempre por las mismas fuerzas, que serían la necesidad de llegar a la reproducción y la necesidad de llegar a producir unidad entre los cónyuges.

Básicamente, las relaciones sexuales orientadas hacia la procreación.

A partir de esta base, que como digo es “apriorística”, se deduce que lo que para nosotros sería una orientación sexual hacia personas del mismo sexo, no es esto, sino una forma muy grave de concupiscencia. Un desorden con respecto a su objeto, por eso es un desorden objetivo.

Pero eso es una cosificación de la persona homosexual. Es plantear que su tendencia está únicamente ligada a la comisión de unos actos pecaminosos, dado que no están orientados a la vida reproductiva.

Es el resultado del pensamiento “apriorístico”. La Iglesia, ha estado más bien dispuesta a moverse en otras áreas donde antes se regía por pensamientos “apriorísticos”. Pero en esta área todavía tienen mucho miedo a soltar. Toda su mal llamada enseñanza, que no es enseñanza sino protección contra la posibilidad de enseñar en materia de sexo, está regida por esas deducciones “a priori”.

Entonces, es un problema más bien con el sexo en general.

Sí, pero las consecuencias son psicológicamente muy fuertes para la gente con una orientación homosexual. Nosotros tenemos que aprender, desde muy jóvenes, que lo que estamos sintiendo es parte de lo que somos o sería un desorden terrible, algún tipo de monstruosidad que llevamos dentro donde de ninguna manera tenemos que dejar que influya en nuestro yo. Solamente puede ser considerado como fuente gravísima de tentaciones. Entonces, mi yo tiene que separarse completamente.

Y sublimarse.

Bueno, eso es un lenguaje florido, pero de alguna manera es deshacerme de ello, sacrificarme de alguna forma. Las consecuencias psicológicas de estas dos posturas son radicalmente diferentes en la vida de cada uno.

La primera posición, a estas alturas del juego, es la sana y la que lleva a las personas a crecer en responsabilidad y capacidad de aprender lo que es el amor, lo que no es y cómo relacionarse con los demás. Mientras que la otra priva a la persona de la capacidad de relación y de aprender lo que es el amor, además de hacerle portador de valores abstractos pero sin la capacidad de relacionarse personalmente. O sea, es perfecto para vivir una caricatura clerical. Esto no solo se da en el mundo clerical, se da en otros ambientes, también. Leer más…

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Bautista , , ,

El Estado australiano de Queensland pide perdón por condenas contra el sexo gay

Sábado, 13 de mayo de 2017

alan_raabeAlan Raabe ha vivido con una condena penal desde 1988 a causa de la prohibición

La gobernadora del estado de Queensland, Annastacia Palaszczuk expresó el arrepentimiento oficial a aquellos afectados por la prohibición contra el sexo homosexual que fue derogada en 1990.

La legislatura de un estado de Australia pidió el jueves disculpas a cientos de hombres condenados hace décadas por tener relaciones homosexuales, en momentos en que el gobierno presenta una propuesta para borrar sus antecedentes penales.

Una vez que sea aprobada la legislación, Queensland se sumará a otros tres estados y a la capital del país en eliminar el prontuario policial para aquellos condenados por tener ese tipo de relaciones, que ya no son ilegales en ninguna parte de la nación. Dos estados y un territorio aún no lo han hecho.

“Ustedes han sido ofendidos y vilipendiados, y por ello les expreso nuestro profundo arrepentimiento por el dolor que han sufrido”, dijo Palaszczuk ante la Asamblea Legislativa. “Al criminalizar la actividad homosexual entre adultos responsables, la Asamblea Legislativa de este estado deshonró a sus ciudadanos e institucionalizó el prejuicio y la discriminación”, agregó.

Alan Raabe fue sentenciado de agresión sexual en 1988 por lo que él dice fue un acto homosexual entre adultos con consentimiento, y el jueves estuvo en la Legislatura para escuchar la disculpa oficial.

 Raabe, hoy de 63 años, dijo que su anhelo de ser maestro quedó frustrado por ese caso judicial, pero se expresó contento de ver que finalmente su prontuario policial ha sido borrado. “Es como si se disipara una nube que se cernía sobre mí, como que al fin alguien me prestó atención”, expresó Raabe.

Aunque la homosexualidad ya no es un delito, los convictos aún deben revelar el registro penal a cualquier empleador potencial en caso de buscar trabajo en el sector público, en el sector educativo o en el de cuidado infantil.

Bajo los cambios, que con seguridad llegarán a ser ley, un hombre podrá solicitarle al Departamento de Justicia que sea eliminada su condena por “indecencia pública”.

Queensland es ampliamente considerado el estado más conservador de Australia. Allí, los actos homosexuales conllevaban una pena de 14 años de cárcel y la policía del estado era notoria por el ahínco que le daba a arrestar y abusar de la comunidad gay.

A finales de la década de 1980, el gobierno de Australia amenazó con llevar a tribunales a la gobernación de Queensland ante versiones de prensa de que agentes encubiertos estaban entrando a baños públicos y ofreciendo tener relaciones homosexuales con hombres a fin de arrestarlos, y de presentar cargos contra parejas homosexuales por tener relaciones íntimas en su hogar.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

“Lo que nos une”, por Ramón Martínez

Jueves, 11 de mayo de 2017

yumbo_pride_2017ramon_martinez_homofobiaGala inaugural de Maspalomas GayPride 2017  y Ramon Martinez (derecha) presentando su libro en Maspalomas con Pablo Almodóvar, presidente de la asociación Gamá.

Un interesante artículo que publica en Cáscara amarga:

¿Tengo yo algo en común con toda esta gente?

Iba a titular esta columna Lo que nos separa. Porque en mi peregrinaje por tierras españolas presentando La cultura de la homofobia he llegado este fin de semana al Pride de Maspalomas y aquí, que es donde escribo, tras una presentación que, como suele suceder, se convirtió en una entretenida charla sobre activismo LGTB, me sorprendió una de las mayores fiestas para público gay que he podido observar.

Yo, que soy un hombre que ya peina algunas canas y he estado siempre más cerca de los libros que del jolgorio, me encontré súbitamente rodeado de un tumulto de bacantes con camiseta de tirantes; y así, entre travestis, lederonas y jovencísimos extranjeros tuve la necesidad de preguntarme si era aquel mi sitio, si tengo yo algo en común con toda esta gente que practica de este modo su disidencia de las normas de la sexualidad y el género.

Recuerdo haber leído esta misma semana, y así me lo contó hace poco Jordi Petit -un referente al que no agradeceremos nunca lo suficiente su trabajo por nuestros derechos- una ocurrencia de Ocaña en una asamblea del Front d’Alliberament Gai de Catalunya.

En una discusión tensa, de esas que acaloran las palabras y levantan la voces por encima de la razón, el artista catalán gritó «¡chicas, el grito unitario!», y fue esa la señal para que un ensordecedor chillido atravesara la asamblea y relajara toda tensión enquistada con una explosión de pluma.

 Anoche eran muchos los gritos. Gritos de drag queens, gritos de bailarines, de un -casi- eurovisivo cantante, de camareros por encima de las barras, de un coro de hombres gais, Isós, que canta maravillosamente. Gritos míos y de mi nuevo amigo Víctor Ramírez, un referente activista de esta isla que atesora la historia de nuestro movimiento aquí, tratando de entendernos por encima de la música, hablando de nuestras cosas de activistas con Pablo Almodóvar, de Gamá, y otros compañeros. Todos gritamos, cada cual a su manera, y en nuestros tan diversos gritos hay una constante, que por sutil puede no parecer tan importante como es: gritamos para no volver a quedarnos callados.

Un militante de la Radical Gai escribía hace veinte años que «ser maricón tiene sentido para llenar el mundo entero». Ese sentido, sea el que sea, ese grito significado de nuestros deseos, es lo que nos une. Y hemos de llenar el mundo con él, para poder seguir gritando. ¡Iiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El escritor marroquí Abdellah Taia dice inspirarse en Cervantes para defender la homosexualidad

Sábado, 6 de mayo de 2017

aswat-buenaNormalizar que se es gay en Marruecos es “una especie de donquijotismo que significa valentía extrema para enfrentar la realidad política existente”.

Taia fue la primera figura pública marroquí en declarar su homosexualidad.

Conoció al personaje a través de la serie de dibujos animados.

El escritor marroquí Abdellah Taia, primera figura pública marroquí en declarar su homosexualidad, ha afirmado que se inspiró en Don Quijote de Miguel de Cervantes para defender su orientación homosexual.

Taia, que impartió ayer una conferencia en el instituto de Cervantes de Rabat, explicó que defender su homosexualidad en Marruecos es “una especie de donquijotismo que significa valentía extrema para enfrentar la realidad política existente”.

El escritor marroquí, de 43 años, dijo que descubrió por primera vez la figura de Don Quijote cuando era pequeño en la primera cadena marroquí cuando emitían una serie de dibujos animados de Don Quijote doblados en árabe clásico.

“Don Quijote fue para nosotros un súper héroe que combate el mal pero no entendíamos entonces la complejidad artística y narrativa de la obra (cuya primera parte fue publicada en 1605)”, subrayó.

Para Taia, las batalles en las que se involucró Don Quijote constituyen un seguimiento lógico de un momento significativo que era la lectura de libros de caballería.

 “La realidad objetiva para Don Quijote perdió peso. De hecho, el escritor construyó su propia visión de esa realidad“, precisó.

Taia, que reside en París, publicó varias novelas todas escritas en francés y que tratan en su mayoría de su vida homosexual en la sociedad marroquí: “Le rouge du tarbouche” (2004), “Le jour du roi” (2010), “Infidéles” (2012) y “Un pays pour mourir” (2015).

Dura y constante persecución de las personas LGTB en Marruecos

Dos universitarios eran detenidos y acusados de «comportamiento inmoral» en enero en Inezgane, después de que se hiciera viral un vídeo en el que aparecían besándose, aunque apenas se les podía reconocer porque tan sólo se mostraban sus siluetas.

Dos varones marroquíes fueron condenados a seis meses de prisión por mantener relaciones homosexuales. La detención se produjo tras difundirse a través de las redes sociales un vídeo de ambos. Durante el juicio, uno de los acusados declaró que había sido maltratado verbal y físicamente por los agentes de Policía durante su estancia en comisaría. Se trata de la enésima detención y condena por homosexualidad ocurrida en Marruecos en los últimos tiempos, en lo que es un claro recrudecimiento de la represión en el país norteafricano.

No podemos olvidar cómo el pasado 25 de marzo, un vídeo grabado con un teléfono móvil comenzó a circular como la pólvora por la red: en él se veía cómo un grupo de personas asaltan un domicilio particular, sacan a dos hombres de la cama, los golpean e insultan y finalmente los sacan a la calle desnudos y ensangrentados para mayor escarnio. La pareja era detenida en Beni Melal, después de haber sufrido la cruel agresión . Mientras que uno conseguía huir, el otro era condenado a 2 meses de cárcel y pagar una multa de 500 dirhams, aunque sería finalmente puesto en libertad, después de admitir su condición sexual y de que su abogado solicitara la anulación de la Ley 489.  Este episodio puso a Marruecos en el foco de organizaciones internacionales, desde Human Rights Watch (HRW) a la feminista Femen, que envió a Beni Melal a dos activistas que trataron de desnudarse ante la puerta del tribunal, aunque la policía intervino con presteza e impidió su acción.

HRW, que envió a un observador al proceso y ha publicado varios comunicados sobre el caso, se escandalizó por el hecho de que la Justicia marroquí procesara a las víctimas de una agresión antes que a los agresores. “Agredidos, ensangrentados, sacados desnudos a las calles y luego mandados a la cárcel por su vida privada (…) Este veredicto va a desanimar a las víctimas a la hora de buscar justicia y aumentará la probabilidad de delitos de homofobia” en el país, dijo la organización. Queda, no obstante, la preocupación expresada en numerosos medios por el carácter de la agresión: el allanamiento de un domicilio, la agresión colectiva y la vejación pública en plena calle contra dos seres indefensos. “El proceso de Beni Melal -decía Karim Bujari- interpela a todo el mundo porque también es el de la libertad individual opuesta a la resistencia violenta de la comunidad”.

Quienes sí cumplían condena de seis meses eran dos homosexuales sorprendidos manteniendo relaciones sexuales en el interior de un vehículo en Guelmim.

Y aún tenemos grabadas en la retina otras terribles imágenes, las de un intento de linchamiento de una mujer transgénero en Fez, ocurrido en junio pasado. Ocurrió lo mismo: solo gracias a que el vídeo se viralizó y desencadenó un escándalo que trascendió las fronteras de Marruecos, acabaron con una dos de los agresores fueron condenados a cuatro meses de prisión, y ello pese a que el propio ministro de Justicia; Mustafá Ramid, llegó a insinuar entonces que las personas LGTB son culpables de las agresiones que reciben.

Agresiones que ocurren en un contexto en el que, como hemos venido informando de un tiempo a esta parte, parece darse un recrudecimiento de la persecución contra las personas LGTB por las autoridades de Marruecos, desmintiendo el tópico preexistente de que las leyes represoras no se aplican en la práctica. El artículo 489 del Código Penal marroquí, recordemos, castiga los “actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo” con penas de hasta 3 años de prisión, además de una sanción económica. Y el artículo 483 establece penas de hasta dos años de prisión por “obscenidad pública”. Y lo cierto es que cada llegan más noticias de detenciones y condenas por violar la ley. Hace pocas semanas nos hacíamos eco de la condena a 18 meses de prisión a dos jóvenes por cometer “actos con un individuo del mismo sexo” por un tribunal de Tiznit, al sur de Marruecos. Y poco antes, en enero, dábamos cuenta de la detención de dos jóvenes marroquíes por haber difundido un vídeo en el que se besaban en un lugar público.

También en el pasado año 2015 tuvimos conocimiento de varias condenas en Marruecos, en aplicación de ese artículo. En el mes de junio se produjo la detención de Lahcen y Mohsine, otros dos hombres que se besaron, fotografiaron y dieron muestras de afecto ante la Torre Hasán, uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes. A pesar de conseguir más de 71.000 firmas de personas todo el mundo pidiendo su liberación, ambos fueron condenados finalmente a cuatro meses de cárcel y una sanción económica.

Ese mismo mes, se denunció la detención de 20 hombres homosexuales en Agadir, acusados de “difundir la corrupción”. Según el colectivo Aswat, no serían las únicas detenciones por ese motivo llevadas a cabo en ese año, que formarían parte de una campaña de arrestos dirigida por el Gobierno marroquí contra la población homosexual masculina para reafirmar su posición en el debate público sobre la despenalización de la homosexualidad.

Un mes antes, tres hombres más fueron condenados a la pena máxima, tres años de cárcel. Tras recibir una denuncia, la Policía capturó a dos de los hombres mientras mantenían relaciones sexuales en el centro de trabajo de uno de ellos. Al ser interrogados, informaron de que se habían conocido a través de un tercero, que finalmente también fue detenido y condenado.

También en años anteriores,nos hemos hecho eco de diversas detenciones a personas homosexuales. En mayo de 2013 publicábamos la condena a cuatro meses de cárcel a dos jóvenes detenidos en “delito flagrante” cuando se encontraban en el interior del coche de uno de ellos. En mayo de 2014 seis hombres fueron condenados a penas que oscilaban entre uno y tres años por cometer “actos contra natura”. En octubre de ese mismo año informábamos de que un británico de 69 años era condenado a cuatro meses de prisión por homosexualidad (aunque, finalmente, fue puesto en libertad).

Y es que, como dijera el joven marroquí Hamza (en el vídeo de la campaña que el colectivo Aswat lanzó para concienciar de la homofobia social marroquí) “ser homosexual en Marruecos es algo muy difícil, porque tienes que lidiar a diario con los estereotipos sociales preconcebidos, que no aceptan diferencias, especialmente el ser gay”.

La situación actual en Marruecos contrasta marcadamente con su posición histórica como refugio para hombres homosexuales, cuando eran perseguidos en Europa, el año pasado era España la que concedía asilo a 77 personas homosexuales. Actualmente, el problema no sólo afecta a la ley, sino a los valores sociales imperantes tan fuertemente conservadores y reaccionarios, que rechazan las relaciones homosexuales y no tienen piedad para denunciar aunque se trate de personas menores de edad y de su propia familia, como es este caso. El Gobierno marroquí, encabezado por el islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), exclulía de la actual reforma del Código Penal los artículos más polémicos que tienen que ver con las libertades individuales y sexuales, como los que castigan la homosexualidad, el adulterio y las relaciones extramaritales.

Aunque quizás el caso que más expectación ha causado es el de dos menores de Marrakech, Sanaa y Hajar, denunciadas por un familiar que decía haberlas sorprendido dándose un beso en una azotea que, tras ser encarceladas durante varios días eran puestas en libertad a la espera de juicio quedando finalmente liberadas sin cargos. También en Marrakech era detenido un ciudadano español de 70 años de edad, a quien habían sorprendido en la habitación de su hotel manteniendo relaciones sexuales con un ciudadano marroquí, si bien ponían en libertad al ciudadano español tres días después, nada se ha sabido de su compañero.

Fuente 20Minutos, vía Cáscara Amarga/Cristianos Gays

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

Loev llega a Netflix después de ser rodada en secreto

Sábado, 6 de mayo de 2017

loevillustratedposter-thumb-430xauto-66545Después de pasar por varios festivales consiguiendo grandes alabanzas tanto del público como de la crítica, la película india Loev ha sido comprada por Netflix y desde el día 1 de mayo está disponible internacionalmente.

Pero Loev tiene más mérito del que aparenta a primera vista. La película se rodó en secreto en la India puesto que las leyes antigays del país penalizan la homosexualidad con cadena perpetua. Como cuenta el propio director de la película, Sudhanshu Saria, no pensaban llegar tan lejos:

No pensé que fuera posible financiar y encontrar actores para una película como esta, así que encontrarnos en la cúspide de un lanzamiento internacional es espectacular. Dice mucho del gusto de Netflix y de cómo ayudan a los directores que se enfrentan a sociedades opresivas y sistemas de censura arcaicos como el que tenemos en india.

Loev narra la historia de dos amigos, Jai y Sahil, que empiezan un viaje juntos hacia Maharashtra mientras ambos exploran sus sentimientos.

Además, Loev fue la última película de uno de sus protagonistas Dhruv Ganesh, que interpreta a Sahil, ya que murió en 2015 con sólo 29 años.

Si tenéis Netflix os recomendamos la película, ya que es un retrato muy sensible sobre el amor y la sensualidad.

LGTBfobia de Estado en La India

El artículo 377 del Código Penal de la India castiga las relaciones sexuales “contra natura” con hasta 10 años de prisión. A finales de 2013, la Corte Suprema decidió recriminalizar la homosexualidad, dejando sin efecto la histórica sentencia sancionada por el Alto Tribunal de Delhi en 2009 (en la que declaraba “inconstitucional” la prohibición de las relaciones entre personas del mismo sexo). En los últimos años,mos hemos hecho eco del aumento exponencial de la violencia contra personas LGTB en la India, a raíz de la ilegalización de las relaciones homosexuales.

Las informaciones que nos llegan positivas en clave LGTB de la India son muy escasas. A principios de este mismo año nos hacíamos eco de la apertura del primer colegio para alumnos transexuales en riesgo de exclusión social. Solo unos días después, sin embargo, recogíamos la historia de un joven de 20 años cuyos padres trataron de organizarle una “violación correctiva después de salir del armario como gay. Los progenitores llegaron a contratar a unos matones para que le agredieran al saber que mantenía una relación con otro chico con el que convivía.

Por otra parte, hace unos meses publicábamos que las autoridades de la India impedían la entrada al país a Victoria Kolakowski, la primera jueza trans de los Estados Unidos. Semanas atrás, prohibían una película por “glorificar” las relaciones homosexuales. La Junta Central de Certificación Cinematográfica de la India (CBFC) se negaba a certificar ‘Ka Bodyscapes’ para su proyección por incluir “escenas gais sensibles”.

Como ocurre en muchos otros países en los que existe homofobia de Estado, los grupos homófobos en la India (incluidos los policiales) se creen en el derecho de realizar impunemente cualquier acción contra las personas sexualmente diversas. No es necesario que las víctimas sean realmente homosexuales (lo que en ningún caso les eximiría de su responsabilidad criminal), con que ‘lo parezcan’ es suficiente.

En 2014, un año después de la recriminalización de la homosexualidad en la India, el activismo LGTB denunciaba un repunte de la violencia homófoba. Y a principios del año pasado recogíamos que ese mismo año 2014 se realizaron un mínimo de 600 detenciones a personas que habían sido acusadas de practicar la homosexualidad. Una cifra que en 2015 se elevaba a más de 1.300 personas, incluyendo 207 adolescentes. Una cifra, no obstante, que parece poco realista si tenemos en cuenta que desconocemos el alcance de la corrupción policial y la cantidad de afectados por extorsiones económicas a cambio de evitar el arresto o el procesamiento judicial.

En octubre de 2015 dábamos cuenta de más casos de extorsión por ser o “parecer” homosexual por parte de miembros de la policía, quienes, según constatan los activistas LGTB “con frecuencia visitan los puntos donde los gais se encuentran y les extorsionan pidiéndoles dinero”. Por otra parte, la estigmatización y los prejuicios provocan todo tipo de injusticias. A principios de 2016 nos hacíamos eco del intento de suicidio de un adolescente de quince años, quemándose vivo, tras ser acosado por ser gay.

Fuente AmbienteG/Cristianos Gays

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB , , , , ,

Hacia la construcción de puentes entre la Iglesia y la comunidad LGTB

Jueves, 4 de mayo de 2017

homo-768x662Agradecemos al autor y a Cristianismo y Justicia el conocer este artículo al habernos mencionado en su twitter

Juanjo Peris. “Nací en la última generación de homosexuales que creció preguntándose si era el único en todo el planeta que sentía como yo”.  La frase es de  Cleve Jones en sus memorias  sobre los años de militancia en el movimiento “que salvo mi vida” en el San Francisco de Harvey Milk, pero me la podría haber atribuido a mí mismo ya que, una generación más tarde, sigue existiendo contextos de exclusión.

Crecer en un contexto de ausencia de referentes y rechazo no es fácil. Es conocido que las tasas de depresión y suicidio son más alta en la población homosexual que en el resto de población. Alan Downs, en base a las entrevistas con sus clientes, defiende, que muchos de los varones homosexuales pasan por tres etapas: una primera de estar invadidos por la vergüenza, donde aprenden a cortarse en pedazos, mostrando a los demás aquello que sería aceptable, y autocensurándose ocultando aquello que no se considera aceptable en el entorno social (algunos de sus clientes llegaron incluso a tener puestos destacados en organizaciones e iglesias homófobas durante esta etapa). Una segunda, de compensación, soledad y adicción. Y una tercera de aceptación completa, de desaprender lo erróneamente aprendido y de aprender a cultivar autenticidad. 

En un reciente estudio con profesores LGTB (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) en USA, al ser estos preguntados sobre si sus alumnos y compañeros conocían su identidad, mayoritariamente admitían que tenían muy clara la separación entre vida pública y vida privada. No obstante, al preguntarles qué pensaban sobre que sus compañeros heterosexuales tuvieran fotos de sus parejas en el despacho, y acudieran con ellas a las recepciones y fiestas del colegio, se daban cuenta que cuando decían “tener clara la separación entre vida pública y vida privada” se refería exclusivamente a la población LGTB.

No se trata solamente de un tema de autoaceptación personal, se trata de vivir en autenticidad, y más allá de escapar a la tentación permanente de obtener validación de los demás, vivir en espacios de libertad. De ahí el error de los aparentemente tolerantes con las personas LGTB que piden que vivan “con discreción” fomentando “doble vida” y falta de utenticidad.

Cuando comencé a relacionarme con grupos LGTB, me llamó bastante la atención que muchos de sus líderes provenían de ámbitos cristianos. Muchos de ellos habían sido personas muy activas en sus comunidades, con algún tipo de responsabilidad hasta que algún día, al ser descubierta o revelar su homosexualidad, fueron expulsados o relevados de sus cargos. Algunos decidieron iniciar andadura de militancia en otros ámbitos de defensa de derechos humanos. Al no tener cabida en las estructuras eclesiales, algunos decidieron iniciar grupos de oración o de reflexión sobre el Evangelio en locales de colectivos LGTB, lo cual no siempre era comprendido por el resto de miembros que lo veían como una especie de autoexclusión interiorizada.

En este tiempo en Londres, con mayor pluralidad de iglesias cristianas, me he podido encontrar con personas LGTB que “por coherencia” abandonaron la iglesia católica para abrazar otras tradiciones cristianas “inclusivas”. Personalmente entendía que participaran en comunidades donde se sienten acogidos, pero ¿cambiar por algo que puede cambiar en el futuro?

En una clasificación, que leí hace bastante tiempo, sobre de la postura de distintos grupos cristianos ante  la “homosexualidad” encontramos una primera que niega la existencia misma de la homosexualidad: la “atracción hacia personas del mismo sexo” es una patología y en consecuencia los “actos homosexuales” son malos. Una segunda postura, sí que admite la existencia de personas LGTB, pero no acepta la relación sexual entre dos personas del mismo sexo (las personas LGTB estarían, por tanto, llamadas a la vida en celibato). Y una tercera, admitiría tanto la existencia de personas LGTB, como aceptaría las relaciones, bendiciendo uniones entre personas del mismo sexo.

Iglesias “cristianas” patrocinadoras de campañas como “God hates fags”, o de clínicas de curación a personas homosexuales pertenecerían a la primera postura. Exodus Internacional era una de esas clínicas que tras 37 años ofreciendo programas de “curación y reconversión” cerró sus puertas, no sin antes reconocer el nulo efecto de sus terapias y pedir perdón a las víctimas por el “daño y sufrimiento provocado”.

La postura de la iglesia Católica no es uniforme, se ha movido con cierta ambigüedad entre el primer y el segundo grupo. La conocida frase del Papa Francisco, “Quién soy yo para juzgar a un gay”, me alegró de manera muy especial porque personalmente lo consideraba un reconocimiento de la existencia de las personas LGTB y por lo tanto un distanciamiento de la postura más excluyente.

La brecha entre la comunidad LGTB y la comunidad cristiana se ha fraguado durante mucho tiempo sin que hubiera voces en el interior de la iglesia que promovieran un acercamiento. No faltaba quienes reconocían en privado, pero no defendían en público. El reconocimiento y la visibilidad es el primer paso. La construcción de puentes entre las personas LGTB y la comunidad cristiana es urgente. Es necesario caminar hacia una iglesia absolutamente no excluyente que entienda que hay diversas formas de amar. Debemos desterrar fantasmas y propiciar el encuentro. Lo contrario priva a las personas LGTB de la comunidad cristiana y a la comunidad cristiana de los dones y regalos de la comunidad LGTB. Se trata al fin, para las personas LGTB, de vivir, de reconocerse y abrazarse como su creador les soñó, a su imagen y semejanza, viviendo en autenticidad y en verdad. Se trata, para el resto de comunidad cristiana, de abrirse a la diversidad, haciendo que la iglesia sea un verdadero recinto de verdad y de amor.

Imagen extraída de: Si las tortugas hablaran…

Fuente Cristianismo y Justicia

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica , , , ,

Un juez de Kentucky rechaza todos los casos de adopción de parejas del mismo sexo

Miércoles, 3 de mayo de 2017

mitchell-nance-judge-kentucky-05012017_1493674198646_9340504_ver1-0Un juez de familia de Kentucky descara los casos de adopción relacionados con parejas del mismo sexo al condierar que el «mejor interés» de un menor nunca podrá estar cubierto por «un homosexual practicante».

«Como cuestión de conciencia», explica el juez W. Mitchell Nance, «bajo ninguna circunstancia» podría promoverse el «interés superior de un menor por la adopción por un homosexual practicante». Es la contundente circular que este juez de Kentucky ha enviado este jueves, 28 de abril, a todos los abogados que practican en los dos condados en lso que ejerce, los de Barren y Metcalfe, advirtiéndoles de que su decisión de descartar los casos de adopción relacionados con parejas del mismo sexo. Una conducta que va en contra de las leyes estatales de adopción.

«Sostengo la ley que he citado, la cuestión de conciencia que he indicado y la decisión que he tomado», confirma el juez Nance en una entrevista, manteniendo su rechazo a casos de adopción que estén relacionados con parejas del mismo sexo a pesar de admitir que no tiene conocimiento, favorable o desfavorable, de ningún padre o madre adoptivo homosexual, pero tampoco ninguna investigación que contradiga su punto de vista, basado únicamente en sus creencias religiosas y que justifica en base a una regla ética que permite a los jueces rechazar los casos que les afectan de una manera personal. Una postura que no parece tener ningún interés en cambiar cuando la propia Universidad de Kentucky publicaba en octubre del año pasado un estudio inidicando que los hijos adoptivos de las familias homoparentales les va fenomenal.

«Si este juez no puede cumplir sus obligaciones debido a prejuicios personales, debe renunciar», afirma Chris Hartman, director Fairness Campaign, como también afirman otros expertos sobre el tema consultados quienes señalan que teniendo unas convicciones religiosas tan radciales, ni siquiera debería litigar ningún caso que afecte a alguna persona homosexual. Sin embargo, el Juez Nance no sólo no se cuestiona la dimisión, sino que fue reelegido sin oposición en 2014 por un mandato de ocho años que concluye en 2023.

La declaración del juez Nance está en consonancia con una situación similar producida en Kentucky hace dos años, cuando Kim Davis, Secretaria del Condado de Rowan, se negara a emitir licencias de matrimonios igualitarios incluso después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos los legalizara en todo el país. En su caso, aseguraba que actuaba «bajo la autoridad de Dios», por lo que es la justicia terrenal la que le lleva a ser encarcelada por cinco días. Actualmente permanece en su puesto y tiene previsto presentarse para la reelección en 2018. Con el objetivo de que no volviera a producirse este conflicto, Matt Bevin, gobernador de Kentucky, aprobaba una ordenanza mediante la que excluía que fuera necesaria la aparición de los nombres de los empleados del registro en las licencias matrimoniales, pero este mismo gobernador también firmaba el mes de marzo una ley que legalizaba la discriminación a cualquier miembro del colectivo LGBT en el ámbito escolar, abonando de alguna manera comportamientos como los de Davis y Nance.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La campaña británica pasa de girar en torno al Brexit a hacerlo sobre el sexo homosexual

Martes, 2 de mayo de 2017

1509217_692505064135790_705278787_n«¿Crees que el sexo gay es un pecado?» es la pregunta obligatoria en la campaña británica en la última semana, después de que el líder de los demócratas, Tim Farron, eludiera responderla con claridad, cosa que sí hace Theresa May, líder de los conservadores.

Cuando todo parecía que la carrera por las elecciones en el Reino Unido iba a girar en torno al Brexit, resulta que se ha convertido en si el sexo entre personas homosexuales es pecado o no. Primero le preguntan a Tim Farron, candidato de los demócratas, para preguntárselo ahora a Theresa May, actual Primera Ministra birtánica y candidata del Partido Conservador.

«No estoy en posición de hacer declaraciones teológicas. Puedo prometer una cosa, durante las próximas seis semanas no voy a pasar mi tiempo hablando de teología o haciendo declaraciones», responde Farron a Robert Peston en su programa de Channel 4, señalando además que la pregunta le parece «ridícula» y después de que el presentador le advirtiera que un cierto sector de los votantes le consideran homofóbico. Y, efectivametne, su manera de no contestar directamente la pregunta se ha vuelto en su contra, llenándose las redes sociales de comentarios que lo vuelven a calificar de homofóbico y señalan la hipocresía de una persona que dice no tener nada en contra de las personas homosexuales pero no ser capaz de negar que sea un pecado.

«Tú también eres cristiana. ¿Crees que el sexo gay es un pecado?», le pregunta Andrew Marr a Theresa May este domingo, 30 de abril, en su programa, quien ni duda ni vacila: «no». La respuesta de May no sólo es contundente, sino que va un poco más allá al añadir que el «líder de un partido político que se está presentando para la elección y está pidiendo que el público confié en ellos está obligado a estar preparado para responder una amplia variedad de preguntas sobre una amplia gama de grupos», en lo que supone una clara y directa estocada a su oponente político.

En cualquier caso, una respuesta que no deja tampoco de resaltar la hipocresía de la propia May, quien habría votado previamente contra la igualación de la edad del consentimiento en 1998, así como contra la adopción por parte de parejas del mismo sexo en 2002, estando ausente de la votación de la derogación de la sección 28 en 2003 y contra la discriminación por motivos de sexualidad en 2007. Postura que debe cambiar en el momento en que es nombrada Primera Ministra del gobierno británico, en julio del año pasado, para pasar a convertirse en adalid de la Ley Alan Turing, que aprueba finalmente su gobierno, y que mantiene en la actualidad, probablemente con el objetivo de revalidar su puesto en Downing Street con al idea de tener mayor respoaldo frente al Brexit, siendo irónicamente la homofobia otra de sus consecuencias.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Madrid acoge esta semana un torneo europeo de rugby gay inclusivo

Sábado, 29 de abril de 2017

rugby_gayLos clubes participantes provienen de países como Gran Bretaña, Francia, Alemania, Bélgica, Italia, Irlanda, Países Bajos, Portugal o Suecia.

Esta semana se está disputando en Madrid, de viernes a domingo, y como prolegómeno del World Pride, la séptima edición de la Union Cup, un torneo de rugby con gran número de participantes homosexuales en el que se espera la participación de 32 equipos europeos, que disputarán casi 70 partidos.

El torneo tendrá lugar en los campos de rugby de Orcasitas en Madrid y El Bercial en Getafe y lo organiza Madrid Titanes, el primer club gay inclusivo de rubgy de España. El Ayuntamiento de Madrid ha manifestado su apoyo porque el torneo “se adapta al modelo de ciudad diversa, abierta y tolerante por la que se apuesta desde el Consistorio”, y fomenta la diversidad en el deporte.

Los equipos que competirán pertenecen a la International Gay Rubgy (IGR), asociación miembro de la Federación de Gay Games y reconocidos por el World Rugby como la organización representativa del colectivo LGTB+ en este deporte.

Los clubes participantes provienen de países como Gran Bretaña, Francia, Alemania, Bélgica, Italia, Irlanda, Países Bajos, Portugal o Suecia.

Fuente Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , ,

El policía asesinado en París era gay y activista LGBT

Martes, 25 de abril de 2017

201704221190-fullDe 37 años, este funcionario estaba comprometido en una asociación de defensa de los derechos del policía LGBT.

Conmoción en el seno de la comunidad LGTB francesa. El policía Xavier Jugelé, de 37 años, murió asesinado a tiros en el atentado perpetrado el jueves pasado por Karim Cheurfi en los Campos Elíseos de París. Otras tres personas resultaron heridas. Jugelé, abiertamente gay, era miembro de la asociación LGTB de policías y gendarmes Flag ! y participó en la operación policial de la sala Bataclan durante la toma de rehenes en noviembre de 2015.

El terrorismo ha vuelto a golpear la capital de Francia. En la tarde del pasado jueves, un individuo atacaba a tiros un coche de policía estacionado en los Campos Elíseos de París. En su interior se encontraban tres agentes, uno de los cuales murió al instante por los impactos de bala recibidos en la cabeza. Los otros dos, junto con una turista que se encontraba en la zona, resultaron heridos, uno de ellos de forma crítica. Las fuerzas de seguridad abatieron al asaltante mientras intentaba huir, que fue identificado como Karim Cheurfi y tenía antecedentes criminales. El Estado Islámico reivindicó el atentado poco después.

Aunque inicialmente se informó de dos muertos, la única víctima del atentado fue Xavier Jugelé, de 37 años que era, además de un gran policía antiterrorista, un miembro activo de la comunidad LGBT, gay y casado con su marido. El agente había desarrollado su carrera en París en tareas de mantenimiento del orden, pero estos eran sus últimos días a pie de calle, ya que estaba destinado a un puesto de oficina en labores de policía internacional. En noviembre de 2015 participó en la operación policial de la sala Bataclan, en la que terroristas tomaron rehenes y asesinaron a 89 personas. En un concierto de Sting con motivo de la reapertura de la sala, declaraba estar “feliz” de poder “defender nuestros valores” y “decirle no a los terroristas”.

Es el sexto policía que perece en un atentado desde enero de 2015. Después de Franck Brinsolaro, Ahmed Merabet, Clarissa Jean-Philippe, Jean-Baptiste Salvaing y Jessica Schneider, Xavier Jugelé fue asesinado el jueves por la tarde sobre los Campos-elíseos,  por Karim Cheurfi, un hombre ya condenado en 2005 a quince años de prisión por tentativas de homicidios voluntarios contra un policía, un alumno guardia urbano municipal, y el hermano de éste.

Xavier Jugelé, agente de 37 años, originario del Loir-et-Cher, estaba afectado a la 32 compañía de la Dirección del orden público y de la circulación (DOPC) de la prefectura de policía de París desde el 2014. Dentro de algunas semanas, debía ser trasladado a otro servicio en la región parisina. Antes, Xavier Jugelé había sido gendarme adjunto voluntario durante cinco años, antes de entrar en la escuela de policía en 2010. Un año más tarde, se hacía guardia urbano municipal.

Jugelé era abiertamente gay y miembro de Flag !, asociación LGTB de policías y gendarmes. Su cofundador Mickaël Bucheron lamentaba la pérdida de un compañero “íntegro, amable, profesional y comprometido”, mientras que el también miembro Alain Parmentier lo recuerda como un hombre “sensible, agradable y apasionado por su trabajo”. Jugelé estaba unido civilmente a otro miembro de Flag !. La organización ha recibido numerosos mensajes de condolencia, de los sindicatos policiales, de otras asociaciones LGTB y de la European Gay Police Association entre otros. Muchos de ellos han anunciado su intención de participar en el homenaje, anunciado por el presidente François Hollande, que tendrá lugar el próximo martes a las once de la mañana en la jefatura de policía de París.

“Tenía un perfil de policía a quien le gustaba su oficio, demuestra Yves Lefebvre, del sindicato Unité-SGP. Había diversificado sus misiones, particularmente yendo dos veces a Grecia para Frontex (las agencias de guardia-frontera europeas). ” Desde su afectación en el DOPC parisino, Xavier Jugelé se había encontrado repetidas veces en Bataclan. El 13 de noviembre de 2015, había sido enviado allí para tranquilizar los alrededores de la sala de conciertos parisina después del ataque terrorista. “Una persona sencilla, dulce y gentil”.

Un año más tarde, el funcionario se encontraba de nuevo en la sala para su reapertura con un concierto de Sting. Interrogando por el sitio americano People, Xavier Jugelé decía: “Estoy feliz de estar aquí. Es simbólico. Estamos aquí esta tarde como testigos, para defender nuestros valores. Este concierto debe permitir celebrar la vida y decir no a los terroristas. “

Xavier era muy conocido por sus colegas por su compromiso en el seno de la asociación Flag! que defiende a los policías y gendarmes LGBT.  Alain Parmentier, vicepresidente de Flag! le recuerda como una “persona sencilla, dulce y gentil “. “Sus colegas sabían que era gay y no importaba, cuenta. Xavier participaba en todas las acciones deportivas o de manejabilidad de nuestra asociación. También tenía empeño de formar parte de los agentes en uniforme movilizados para la seguridad de las actividades LGBT. Quería acercar a este público a la policía, procurar que cada uno marche mano a mano.”

Está claro que el tipo de terrorismo que quieren practicar los extremistas es mucho más barato y directo: aunque no generó 300 ni 3.000 muertes, sigue creando el miedo a salir a la calle y disfrutar de la vida, pero lo mejor que podemos hacer en esta situación es justamente eso: salir, disfrutar y vivir al máximo todo lo que tengamos por delante.

Mandamos nuestro apoyo a la familia y al colectivo LGBT en Francia, que se ha visto golpeado, de nuevo, por el terrorismo más cobarde.

Fuente Liberation,

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

El cardenal Tobin transmite sus “bendiciones y mejores deseos” para una misa pro-LGBT en la catedral de Newark

Lunes, 24 de abril de 2017

cardtobincssrEl evento busca recordar que “todos tienen sitio en la mesa del Señor”

“Los gays son parte de nuestra Iglesia tanto como cualquier otro católico”

“El amor de Dios se ofrece siempre y donde quiera que sea a todos los que estén abiertos a recibirlo “

(Cameron Doody).- El cardenal Joseph Tobin quiere que las personas gay se sientan en casa en la Iglesia. Lo dice con palabras, y también con gestos. El arzobispo de Newark ha transmitido sus “bendiciones y mejores deseos” a los organizadores de un peregrinaje y misa para las personas LGBT en la catedral de la archidiócesis. Un evento que busca concienciar sobre cómo “todos son miembros de la familia de Dios y todos tienen sitio en la mesa del Señor”.

El próximo 21 de mayo la catedral de la Basílica del Sagrado Corazón de Newark acogerá dicho peregrinaje y misa, y también una visita guiada de esta catedral y una cena compartida. Lo organizan dos parroquias locales conocidas por su ministerio con las personas gay, y también los colectivos católicos pro-LGBT In God’s Image (“A imagen de Dios“) y Owning Our Faith (“Reclamando nuestra fe“). Los convocantes se alegran del respaldo del cardenal Tobin, reflejando en el folleto para el evento que  tiene lugar “con las bendiciones y mejores deseos” del purpurado.

archbishop-tobin-father-meyer-10112016In God’s Image se define, en su web, como grupo que sirve “las necesidades espirituales de los miembros de la comunidad LGBT de Nueva Jersey central, sus familias y sus amigos”. “Enraizados en la paz y la justicia”, prosiguen en su página, “somos un grupo parroquial que comparte fe y apoyo con adultos gay, lesbiana, bisexual y transgénero”. Aunque son un grupo católico, precisan, “que reconoce y respeta la doctrina de la Iglesia”, buscan crear un ambiente -también abierto a personas de otras tradiciones religiosas- donde “todos puedan compartir sus historias de forma honesta y fiel”.

El colectivo asimismo comparte en su web algunos detalles de su propia historia, que ya cuenta con diez años de recorrido. “Es esencial recordar una verdad básica. Dios ama a cada uno como un individuo único”, afirman en la página, citando a una carta pastoral de la Conferencia Episcopal de los EEUU sobre las personas gay de 1997 que abogaba por que la comunidad católica ofreciera “a sus hermanas y hermanos homosexuales entendimiento y cuidado pastoral”.

“Dios no ama menos a alguien simplemente porque él o ella es homosexual”, continúa la cita. “El amor de Dios se ofrece siempre y donde quiera que sea a todos los que estén abiertos a recibirlo”.

 

catolicos-gaysPor su parte, Owning our Faith se retrata como proyecto que busca fomentar un diálogo entre la Iglesia y la gente de minoridades sexuales y de género, y trabajar para que dichas personas encuentren en la Iglesia mayores espacios de inclusión y acogida. “Más que nada, queremos que todos sepan que son amados y que no están solos”, afirman, a la vez que tratan de “abrir corazones y recordar a todos que Dios trabaja a través del amor”.

A principios de este mes el cardenal Tobin salió en defensa una vez más de los católicos LGBT, sosteniendo en una glosa al nuevo libro de James Martin, sj, que “en demasiadas partes de nuestra Iglesia, las personas LGBT han sido forzadas a sentirse mal recibidas, excluidas e incluso avergonzadas”. Situación que debe cambiarse ya, añadió, mediante un ministerio más compasivo con este colectivo “que les recuerde que son una parte de nuestra Iglesia tanto como cualquier otro católico”.

tobin-respalda-un-peregrinaje-lgbt-en-newark(pincha en la imagen para agrandarla)

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , ,

Una iglesia mormona lanza una campaña para que los padres mormones acepten a sus hijos gays

Viernes, 21 de abril de 2017

1816363Xian Mackintosh con su madre

Una organización religiosa perteneciente a la Iglesia Mormona se ha mostrado a favor del respeto de los jóvenes abiertamente homosexuales mediante la publicación de una campaña a favor de que las familias mormonas que tengan hijos o hijas homosexuales acepten la orientación sexual de los mismos en lugar de presionar y discriminarles en base a su identidad sexual.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha publicado en sus redes sociales un vídeo producido por ella misma en la que muestra a una pareja heterosexual con creencias religiosas mormonas que acepta la homosexualidad visibilizada por su hijo gay. La organización alega que aunque no apoya el reconocimiento del matrimonio igualitario, entre otras cosas, sí considera necesario que no se discrimine a los jóvenes homosexuales.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha usado para la difusión de la campaña contra la discriminación la historia del joven Xian Mackintosh, el cual salió como gay ante sus padres y fue objeto de repudio y discriminación por parte de los mismos debido a su orientación sexual.

Los padres del joven condenaron la homosexualidad de su hijo y lo apartaron de sus vidas, negándose a aceptar la identidad sexual reivindicada por el joven. Los padres defendían que el joven había “elegido un estilo de vida homosexual”, así como que necesitaba dosis de testosterona para “hacerse un hombre”.

Los padres del joven le discriminaron durante años en base a su homosexualidad, aceptando finalmente su orientación sexual y mostrándose muy arrepentidos por la discriminación y el repudio que mostraron hacia su propio vástago.

“En mi mente creía que los homosexuales habían elegido serlo. Creía que si alguien decide ser homosexual merece toda el rechazo que soy capaz de dar. Una vez comencé a pensar de dicha manera, me dolieron todos los chistes que le había dicho, todos los malos comentarios, todas la veces que le grité e insulté, ha expresado el padre del joven en el vídeo publicado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días con el objetivo de promover entre los padres con creencias mormonas el respeto y aceptación de sus hijos abiertamente homosexuales.

Fuente LGBTQ Nation, vía Universogay

General, Historia LGTB, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , ,

Ben-Hur y la homoerotización encubierta en las películas de romanos

Miércoles, 19 de abril de 2017

annex-heston-charlton-ben-hur_07Para evitar el rechazo de su protagonista, Charlton Heston, el director del conocido film decidió ocultarle que estaba interpretando a un personaje que vivía una historia de amor gay. 

“El único modo de justificar varias horas de odio entre dos muchachos era establecer, sin decirlo con palabras, una relación íntima entre ellos cuando eran niños”.

Judá Ben-Hur y Messala, los dos protagonistas de la más grande película de romanos de la historia, habían sido amantes. Así lo ha confirmado el guionista de Ben-Hur, William Wyler.

Algunas de las escenas que se viven entre los dos personajes –sobre todo las del reencuentro- podrían interpretarse como escenas de amor, aunque con esto siempre se ha jugado a la ambigüedad.

Fue esta ambigüedad y el miedo –al final la previsión se cumplió- al rechazo por parte de Charlton Heston, quien interpretó a Judá Ben-Hur, por lo que el director del film decidió ocultarle que realmente estaba interpretando a un personaje gay, o al menos escenas de amor homosexual. Durante el rodaje, Heston fue el único que desconocía esto.

De hecho, cuando en un documental emitido en 1995 se habló de las connotaciones homoeróticas de la película, Heston entró en cólera.

Al parecer no le sentó nada bien que el escritor y guionista Gore Vidal contara que escribió la película con la deliberada intención de dar a entender, eso sí, para quien quisiera entenderlo, que la rivalidad entre los dos protagonistas nacía en realidad de una pasión de juventud.

 El protagonista de Ben-Hur, llegó al punto de iniciar una campaña para desacreditar las declaraciones de Gore Vidal, tachándolas de “ridículas” e incluso llamó a los productores para desmentir la homosexualidad de su personaje.

“El único modo de justificar varias horas de odio entre dos muchachos era establecer, sin decirlo con palabras, una relación íntima entre ellos cuando eran niños. Y luego cuando Messala quiere continuar donde lo habían dejado, Ben-Hur le rechaza”.

El hecho de que, al contrario que Heston, Stephen Boyd, que interpretó a Messala sí supiera que estaba encarnando a un homosexual hizo, según Vidal, que exprimiera su interpretación al máximo. “Tiene miradas que resultan evidentes”, explicaba el escritor. Parece ser que a Boyd le hacía mucha gracia formar parte de ese secreto, y al resto del equipo también.

El historiador cinematográfico Michael G. Cornelius, editor de un estudio sobre el peplum (cine de romanos), describe este tipo de subtextos como un código que solo aparece en las obras de arte más elevadas. “Lo que convierte a Ben-Hur en una propuesta única es que su subtexto aparece presentado en el diálogo, lo cual permite una consideración sincera por parte del espectador. En la mayoría de peplums, el subtexto homoerótico es visual, lo cual es un recurso más obvio, pero también más fácilmente desechable”, explica Cornelius.

Al final de la película, el fervor y la pasión con la que Messala y Ben-Hur compiten durante la carrera de cuadrigas (con Messala dando latigazos a diestro y siniestro) adquieren connotaciones mucho más físicas si observamos esos embistes desde el otro lado de la acera.

“Lo que distingue realmente al peplum es que el tema central de estas películas es la forma masculina”, continúa Cornelius. Y añade que “es el cuerpo masculino lo que aparece en el escaparate. Otros géneros están interesados en la exploración de la masculinidad (artes marciales, acción), pero el cine de romanos se ha elevado como un estudio de lo masculino y, en particular, de la forma masculina.

Pocas películas presentan el cuerpo del hombre de este modo. Los peplums contemplan su función, su propósito, su estética. No fue hasta la era moderna de los peplums (de los años 80 en adelante) que los cineastas empezaron a cubrir el cuerpo masculino. Este es un movimiento, en mi opinión, que deriva directamente de la homoerotización del género en el pasado”, cuenta.

“Aparte de representar el cénit de la masculinidad, estos héroes también reflejan nociones de justicia, comunidad e inclusión. Representan una sociedad progresista e inclusiva. Crean comunidades a las que los homosexuales sienten que podrían pertenecer. Y esto genera una impresión positiva y poderosa”.

Ben-Hur, la película más cara de la historia en su momento, acabó ganando la cifra récord de once Oscar, incluido el de mejor actor para Charlton Heston. Se convirtió en la segunda película más exitosa de la historia, solo por detrás de Lo que el viento se llevó. Hoy sigue siendo un clásico del cine de Semana Santa.

Fuente Cáscara amarga

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

James Alison: “Dios tiene como costumbre escoger lo inadecuado para darle chispa a sus obras”

Martes, 18 de abril de 2017

james-alisonReflexiones de un sacerdote y teólogo gay en primera persona

“El amor es el amor, independiente de la orientación sexual” 

(James Alison, Newsweek).- Mis papás ayudaron a organizar una marcha en Londres a favor de la familia en 1971. Fue parecida a aquellas que tuvieron lugar en México y en Colombia el año pasado. Eran manifestaciones masivas de repudio al movimiento hacia la normalización de la vida de las personas LGBT, sea por la descriminalización de la homosexualidad, sea, más recientemente, por la llegada del matrimonio civil igualitario.

Ahora me ha tocado ir en el sentido contrario de mis papás: hablar en primera persona como teólogo y sacerdote católico, que también se da el caso de que es un hombre gay sin armario, o fuera del “closet” al respecto de las marchas y sus efectos. Me ha tocado dar este testimonio ante varios públicos, católicos y ecuménicos, en Colombia el año pasado, y en México en esta cuaresma.

¿Por qué levantar la voz? Pues, en primer lugar, porque ni mi papá, un diputado evangélico de la línea dura del partido Conservador, ni mi mamá, que participó en la organización de la marcha británica, sabía que el niño que tenían en casa era gay. Yo, sí, acababa de aprender en el colegio, a los nueve años, que era un “queer” – joto o puto. Pero de haber sabido ellos, es de dudarse que hubieran cambiado de parecer.

Durante muchos años, y en el caso de mi papá hasta poco antes de su muerte, seguían pensando que ser gay era una elección libre que la hace cierta gente perversa y contraria a la fe cristiana. Mi papá hasta llegó a sospechar que me había hecho gay como acto personal de hostilidad o venganza hacia él. En todo caso, el modelo que seguían en aquella época personas de convicciones evangélicas fuertes, era el de Abrahán. Este manifestó su obediencia a Dios al mostrarse dispuesto a sacrificar a su hijo Isaac. ¿Cómo no imitarle, entonces, con todo el dolor de alma que provocara, al sacrificar psicológicamente al hijo gay?

Ciertamente no fui el único niño de la época en haber crecido bajo esta sombra. Aunque muchísimos de mis contemporáneos no están aquí para dar su propio testimonio, pues la cosecha del sida entre los que llegamos a la adultez sexual entre 1980 y 1985 fue devastadora. Pero no cabe duda de que entre las familias que organizaron las marchas recientes, habrá más de un corderito rosa que corre el riesgo de llegar con terror a la adolescencia y a la adultez como oveja o carnero rosa. Irá descubriendo que la tan alabada vida familiar de su hogar se verá sometida a fuerzas estresantes inmensamente destructoras para todos sus miembros.

Pero no las habrá causado él o ella, y sí la falta de veracidad de gente religiosa que poco pretexto tiene, pues ya sabemos mucho más de lo que se sabía hacía medio siglo.

alison

Por esto me parece ineludible hablar de estas realidades en primera persona, como una tentativa, sin duda inadecuada, de dar testimonio del proceso de los últimos lustros que ha permitido que personas LGBT, católicas y evangélicas, entre otras, comencemos a vivir de manera armoniosa tanto la fe como la realidad de la orientación sexual o la verdad sobre el género.

Dirán algunos que hablar de lo gay en primera persona, me hace indigno de ser un sacerdote. Mi respuesta: Dios tiene como costumbre escoger lo inadecuado para darle chispa a sus obras; aun así, sobre mi indignidad para el sacerdocio, estamos de acuerdo. Sin embargo, dudo que sea mucho mayor que la de muchísimos hermanos sacerdotes. A fin de cuentas, no es exactamente un secreto el que la proporción de hombres gay en el sacerdocio supera en mucho aquella de la población en general.

La cuestión es si sí o si no la indignidad se rescata un poquito al arriesgar vivirla con algo de transparencia. Y mi experiencia es que al tener que escoger entre la indignidad transparente y la indignidad tapada, el pueblo fiel prefiere la primera en su cura. A fin de cuentas, la vulnerabilidad es siempre más atractiva que una rigidez mantenida por el miedo. Muchos clérigos se refieren a “ellos” al hablar de la gente gay, cuando, visto quien habla, la palabra “nosotros” sería más adecuada. Y esto ya está pasando de ser mentirita blanca a algo bien más grave. Sobre todo, cuando el tono es acusador ¡como tantas veces lo es!

Entonces ¿qué es lo que ha pasado en las últimas décadas para que nos demos cuenta de que, en verdad, la defensa de la familia pasa más bien por la aceptación serena de sus miembros LGBT y la convivencia con ellos, y no por su rechazo, con la consiguiente destrucción de la familia?

Quiero hablar aquí primero con lenguaje católico y luego con lenguaje evangélico. Conozco bien a los dos, pues me convertí de la religión evangélica de mis papás al catolicismo a los 18 años. En parte por haberme enamorado de un compañero católico de colegio, y en parte por haber apreciado que la comprensión católica de la naturaleza humana, más abierta al aprendizaje sobre lo que verdaderamente existe, desembocará en el reconocimiento de que el amor es el amor, independiente de la orientación sexual.

Pero, mi historia personal aparte, la verdad es que, en los dos campos, a esta altura del campeonato, existen recursos más que suficientes para que toda persona de buena voluntad pueda reconocer aquello que es verdadero sin colocar en riesgo la integridad de su fe.

Lo primero que me ha tocado vivir es el cambio de percepción de las ciencias humanas con respecto a lo gay. Aquello que antiguamente se consideraba o bien un vicio o una patología ya se ha comprobado, vez tras vez, que es una variante minoritaria y no patológica dentro de la condición humana, y una que ocurre regularmente. Se ha hecho evidente en la medida en que los estudiosos fueron descubriendo que no existe patología alguna intrínseca al hecho de tener una orientación sexual gay. O sea, que todos, gente hetero y gente gay tenemos tendencia a toda clase de problemas psicológicos, pero nuestra respectiva orientación sexual no es de por sí uno de ellos.

lgtbEsto ya se había demostrado en los años ‘50 del siglo pasado, y poco a poco fue comprobándose a nivel mundial hasta llegar a ser ciencia pacíficamente aceptada. A esta altura del campeonato, sólo no la aceptan los teóricos de conspiración que dicen que la ciencia ha sido adulterada por un poderoso “lobby gay” internacional, y algunos entre el alto clero para quienes la versión pre-científica es conveniente.

Antiguamente se comparaba el ser gay con una patología: por ejemplo, la anorexia, la cual es, objetivamente hablando, un desorden muy serio. Ahora más justamente puede parangonarse con la zurdera, que nadie duda que sea una variante minoritaria y no patológica.

Esto significa, sobre todo en la Iglesia Católica, donde la llamada “ley natural” nos enseña a discernir como actuar a partir de lo que realmente somos, que el hecho de esta u otra orientación sexual es de mínima importancia moral. Es el uso de la vivencia relacional y erótica de la persona según su orientación sexual que sería bueno o malo según el caso. Hasta uno de los obispos que estuvo presente en el sínodo de la familia de 2015 reconoció esto al constatar que “el reconocimiento de la existencia de la orientación estable lo cambia todo”.

Todo esto se hace más patente aún si tomamos en cuenta los avances de los últimos veinte años, donde ha quedado claro que la configuración biológica, con componentes genético, hormonal y otros, que se manifestará en una persona adulta gay o lésbica ya está presente antes de nacer. O sea, el que los adultos busquen ejercer una presión hacia la heterosexualidad sobre un niño que va a ser gay, solo resultará ineficaz. Como también toda “cura” que se pueda intentar. Y toda tentativa en este sentido tenderá a lastimar al niño.

Por otro lado, tampoco a un joven o una joven hetero se le puede “reclutar” para el otro equipo: hasta los que durante la adolescencia fueron más curiosos, o los que pasan meses o años encerrados con el mismo sexo, en la cárcel o la marina, por ejemplo, típicamente terminan por ser lo que siempre fueron una vez abierta la posibilidad de una vivencia según su naturaleza.

Sin siquiera que tengan muchos de los elementos científicos a su disposición, los pueblos de mayoría católica parecen haberse dado cuenta de lo real sin demasiado problema: si alguien es así, entonces lo importante es que sea así de la mejor manera posible. Y como se ama la familia, entonces es evidente que la pareja de “mi tío Roberto” no es un tal Eduardo, sino “mi tío Eduardo”. O sea, distinguir entre algo violento, abusivo y pecaminoso, y algo tierno, amoroso y enriquecedora de la vida de la familia no es tan difícil. Y los Obispos que truenan, sólo pierden credibilidad.

Igualmente, en el mundo evangélico, para los que quieren, sobran recursos para mostrar la inexistencia de pasaje alguno en la Biblia, tanto hebrea como cristiana, que denuncia aquello que tan sólo desde 1868 venimos llamando “la homosexualidad”.

Cualquier traducción de la Biblia que utilice esta palabra para actualizar las realidades muy antiguas allí descritas es hija de una moda interpretativa moderna, politizada y poco caritativa. Por ejemplo, es perfectamente evidente que el pecado de Sodoma fue de soberbia, engreimiento e inhospitalidad: así lo describe el profeta Ezequiel.

El abuso sexual que se practicó sobre los visitantes nada tenía que ver con una orientación sexual, y todo que ver con la práctica de humillar a un anfitrión degradando a sus invitados. Los abusos de la cárcel de Abu Ghraib tienen todo que ver con Sodoma. La vivencia del matrimonio igualitario, absolutamente nada.

ley-naturalHasta la famosa frase del Levítico 18, cuya traducción exacta es “no yacerás con un varón los yacimientos de los varones (plural) con una mujer (singular)” es, con su sintaxis misteriosa, con toda probabilidad una referencia a la prostitución sagrada de los cultos de fertilidad del pueblo Cananeo. Forma, además, parte del código de santidad del pueblo de Israel que fue derogado para todo cristiano proveniente de la gentilidad por San Pedro en Hechos 10.

O sea, para los cristianos, en materia de pureza, nada está prohibido y la cuestión de la bondad de algo depende de si o no es apropiado, conveniente. Para esto, se necesita una práctica habitual de discernimiento para determinar el bien a seguir y el mal a evitar, y cualesquiera reglas son guías que nunca pueden reemplazar la conciencia.

Entendida la diferencia entre una orientación sexual estable vivida de manera amorosa y las prácticas de humillación sexual y de prostitución sagrada que proliferaban en el mundo antiguo, resulta fácil entender que es a la idolatría subyacente a estas últimas realidades, que se refieren los trechos del nuevo Testamento.

Sobre la primera realidad, el Nuevo Testamento, a ejemplo de Jesús, mantiene un silencio total. Y ¡no es que faltaban en la cultura griega palabras que avistaban una realidad más cercana a la moderna si era esta la que San Pablo buscaba condenar! Sin embargo ¡cuántas traducciones tergiversan estos matices de la palabra de Dios y se prestan para ensombrecer cruelmente la conciencia de jóvenes LGBT y sus familiares!

Poco después de las marchas de la familia en México, llegó al país un nuevo Nuncio Apostólico. Aparentemente pidió a los obispos que bajaran de tono. Y hasta se disculpó el Cardenal (Norberto) Rivera, pidiendo ayuda. Afirmó que el clero sabe poco sobre lo LGBT, y necesita quienes le eduque.

Pregunto a quienes de veras tengan en su corazón los intereses de las familias, actuales y venideras, ¿por qué no tomar en serio aquella invitación? Hay que insistir en que se prepare a gente que no tema hablar de estos asuntos en primera persona. Así una verdadera información tanto científica como bíblica podrá ser repasada para el bien de la familia, por medio de testimonios sanos que saben de qué hablan: información no contaminada ni por las prácticas esquivas del mundo eclesiástico en esta materia, ni por el oportunismo político partidista.

James Alison es un teólogo y sacerdote católico nacido en Inglaterra que vive actualmente en Madrid. Se puede leer sus textos y saber más sobre él y sus libros en su página

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General, Historia LGTB, Iglesia Católica , ,

Los homófobos no se creen que la pareja abrazada de Pompeya sean dos hombres

Miércoles, 12 de abril de 2017

header-pompeya-amantes-696x402Los restos son conocidos como “Los amantes” y las técnicas más modernas de análisis han revelado que la pareja estaba formada por dos hombres.

En un reciente congreso científico sobre el trabajo de los arqueólogos en las ruinas de Pompeya, el director general del recinto, Massimo Ossana, declaró que el molde conocido como Los amantes (formado por los restos de  una pareja de personas abrazada) está formado por dos hombres y no por dos mujeres, tal  como se creía hasta el momento.

La noticia puede ser importante pero nos ha llamado la atención el ver cómo se la han tomado muchos.

Los restos fueron hallados en 1922 por el arqueólogo Vittorio Spinazzola y pronto fueron bautizados con el sobrenombre de Los amantes, como siguen siendo conocidos todavía hoy en día. En aquel entonces dieron por supuesto que eran un hombre y una mujer y con el lenguaje propio de la época los describieron como “juntos, abrazados, en el último instante de vida. Este es un amor grande, inmenso, que hace afrontar juntos incluso la más terrible de las muertes“.

Más tarde esta teoría se puso en duda y se pensó que se trataba de dos mujeres, y más concretamente  una madre intentando proteger a su hija en el último momento. Nuevamente a todo el mundo le pareció una historia de lo más conmovedora y, sobre todo, plausible.

Sin embargo, hace poco se ha sometido a Los amantes a nuevos análisis de ADN y exploraciones por TAC que han demostrado que se trata de dos hombres, de unos 18 y 20 años respectivamente, y que no tienen además relación de parentesco entre ellos.

Aquí, es el momento en el que de repente todo el mundo ha decidido ser súper científico, súper profesional y dejar la imaginación a un lado. Hasta ahora a nadie le importó fantasear sobre quiénes eran estas personas, cosa que probablemente no sabremos nunca. Sin embargo, si se trata de aclarar el por qué se abrazaban dos hombres, de repente es muy importante para algunos aclarar que no necesariamente eran pareja.

Según Osanna, “Pompeya nunca deja de sorprender” y aunque quiso ser preciso comunicando estos resultados en el congreso también insistió en que no se puede decir si es plausible o no que los personajes del molde sean amantes, algo que admite que se puede hipotetizar dada la postura en la que fueron encontrados, pero sobre lo que es muy difícil tener certezas. 

Lo que demuestra queno es verdad eso de que está todo tan normalizado que no hace falta preguntar a nadie con quién se acuesta o que todos somos personas y que para qué queremos etiquetas. Podemos entender, hasta cierto punto, la prudencia al hablar del descubrimiento en un contexto científico; pero es muy gracioso ver cómo en todas partes donde se habla de esta noticia aparecen en los comentarios muchos, y a menudo muchos homosexuales, que se apresuran a dejar claro que no significa nada, que podrían ser dos amigos o incluso dos desconocidos que se abrazaron cuando vieron que estaban a punto de morir de una forma tan espantosa.

Y tampoco faltan los que siguen afirmando que podrían ser padre e hijo (alucinante, teniedo una diferencia de edad de dos años) o hermanos, a pesar de que ha quedado bien claro que no tenían relación de parentesco.

Volvemos a decir que todo lo que se ha dicho sobre esta pareja no son más que especulaciones. En realidad lo que no acabamos de entender es si lo que molesta es que esas escenas tan románticas y conmovedoras que muchos tenían y que han pasado ya al imaginario colectivo estén protagonizadas por dos señores, o la obviedad de que homoseuales los ha habido siempre, y que por supuesto también los había en Pompeya como en cualquier otro sitio.

Fuente: Corriere del Mezzogiorno, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El jesuita James Martin pide a la iglesia en su libro “Construyendo un puente” la inclusión de la comunidad LGBT

Martes, 11 de abril de 2017

james-martin-sj-y-la-portada-de-su-nuevo-libroJames Martin es un sacerdote jesuita que ha publicado “Construyendo un puente: cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad”, un libro que anima a la iglesia católica a abrir sus brazos a la comunidad LGBT.

El cardenal de Newark y el cardenal Farrell prologan un nuevo libro de James Martin

Tobin: “En la Iglesia, las personas LGBT han sido forzadas a sentirse excluidas e incluso avergonzadas”

“El Evangelio exige que los católicos LGBT sean genuinamente amados”, añade McElroy

(C. Doody/Agencias).- Ni “homosexuales” ni gente “atraída por el mismo sexo”, sino personas LGBT. Llamemos a los católicos gays de una forma que afirme su orientación, y mostrémosles más respeto y compasión. Estos son los cambios que propone para la Iglesia el influyente jesuita James Martin,  colaborador habitual de la revista América, publicada semanalmente por los jesuitas estadounidenses en la que abordan temas sobre el catolicismo y la relación de la iglesia con la vida cultural y política y que son recogidos en un nuevo libro que cuenta con la bendición de los cardenales Kevin Farrell y Joseph Tobin y que anima a la Iglesia Católica a ser más compasiva y respetuosa con la comunidad LGBTQ. Construyendo un puente: cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad es el título del libro, que han asegurado es “Necesario”, “valiente” e “inspirador”.

Tal y como informa Religion News Service, con esas palabras recibieron los dos purpurados el tomo de Martin, Construyendo Puentes: cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad. A pesar de lo alentador del título del libro, lo cierto es que no apoya ningún cambio de doctrina ni cuestiones tan candentes como el matrimonio igualitario, pero emplea cuatro letras que resultan controvertidas dentro de la religión: no dice “homosexuales” ni gente “atraída por el mismo sexo”, sino personas “LGBT”.

El cardenal Farrell, recientemente elegido por el Papa Francisco para dirigir la oficina del Vaticano en asuntos de familia y vida, elogió la escritura de Martin: “Es un libro bienvenido y muy necesario, que ayudará a los obispos, sacerdotes y líderes de la iglesia a acompañar más compasivamente a la comunidad LGBT. También ayudará a que los católicos LGBT se sientan más a gusto en lo que es, después de todo, su Iglesia. En demasiadas partes de nuestra Iglesia, las personas LGBT han sido forzadas a sentirse mal recibidas, excluidas e incluso avergonzadas”, agregó el cardenal de Newark, Joseph Tobin. El religioso aseguró que “el valiente, profético e inspirador libro del padre Martin marca un paso esencial para invitar a los líderes de la iglesia a ejercer el ministerio con más compasión y a recordar a los católicos LGBT que forman parte de nuestra iglesia como cualquier otro católico”.

El obispo Robert McElory de San Diego, una figura en ascenso en la jerarquía eclesiástica estadounidense, va todavía un poco más lejos al afirmar que los católicos homosexuales también deben ser amados de manera genuina: “El Evangelio exige que los católicos LGBT sean genuinamente amados y atesorados en la vida de la iglesia. Pero no lo son”. McElroy dijo que Martin “nos proporciona el lenguaje, la perspectiva y el sentido de urgencia para reemplazar una cultura de alienación con una cultura de inclusión misericordiosa”.

El propio Francisco provocó una polémica cuando utilizó el término “gay” el año pasado al decir que la Iglesia Católica debería pedir disculpas a las personas LGBT, entre otras, por haberlas “ofendido”. Unas declaraciones que parecían adelantar cambios de actitud en la iglesia, pero que finalmente no se han llegado a materializar realmente.

Los comentarios del Papa se produjeron después de la masacre en un club nocturno gay en Orlando, Florida, el pasado junio, donde resultaron 49 personas muertas. También el libro de Martin surgió de esa tragedia. A James Martin le sorprende la falta de compasión de los obispos estadounidenses con las personas homosexuales, lo que le lleva a profundizar sobre el tema que desarrolla en el libro.

Martin, cuyos libros sobre Jesús, la espiritualidad católica y temas relacionados han estado en las listas de best-seller, ha escrito a menudo sobre el papel de gays y lesbianas en la iglesia, y sobre la necesidad de darles la bienvenida, por lo que no sorprende que el libro de Martin se haya convertido en un best-seller, puesto que no es la primera vez que logra buenas ventas con libros sobre Jesús, la espiritualidad católica y otros temas relacionados con la religión, como ya sucediera con The Jesus guide to (almost) everything. A menudo escribe también sobre el papel de los homosexuales en la iglesia y la necesidad de que la iglesia les abra sus brazos definitiva y sinceramente.

“Estaba encantado de que el cardenal Farrell y el cardenal Tobin encontraran el libro útil”, dijo Martin. “Para mí es un recordatorio de que muchos en la jerarquía apoyan un acercamiento más compasivo a los católicos LGBT”.

El autor de Construyendo puentes apoyó que los líderes de la iglesia se dirijan a las personas LGBT por el término que ellos prefieren, y pidió el fin de los despidos indiscriminados de los empleados de la iglesia que son descubiertos como homosexuales o que hacen pública su orientación sexual, y al mismo tiempo pidió a gays y lesbianas que sean considerados y respetuosos con la jerarquía de la Iglesia: ambas partes pueden escuchar y aprender unos de otros.

Fuente Agencias, vía Religión Digital

Biblioteca, General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , , , , , ,

“La vida y Dios me premiaron con un hijo gay”

Lunes, 10 de abril de 2017

sergio-4“A los heterosexuales no nos están cuestionando quién nos atrae o de quién nos enamoramos, entonces por qué nos vamos a sentir con el derecho de hacerlo. Amor es amor”,
Adriana Iannini.

Aprendan, señores obispos y gentes varias de HazteOir y similares… Al contrario que muchos padres que sienten desilusión o rabia cuando se enteran de que tienen un hijo LGBT, para Adriana Iannini esto es un don. No duda de que la relación entre padres e hijos está fundamentada en el amor, un sentimiento que no discrimina.

El domingo 3 de julio de 2016 Adriana Iannini, de 57 años, participó por primera vez en la marcha LGBT de Bogotá. Ella no es lesbiana, gay, bisexual ni trans, pero su único hijo, Sergio Camacho, es homosexual. Y Adriana siempre había querido ir a este evento que para ella es sinónimo de libertad, solidaridad y de “la unión hace la fuerza”.

No había asistido porque su hijo no participaba y a ella le aburría ir sola. Pero este año Sergio celebró su cumpleaños número 30 en esta fiesta de la diversidad. Así que el sábado anterior le preguntó a su mamá “¿te gustaría ir?”. “Que él me dijera que quería ir conmigo fue lo máximo”, recuerda Adriana.

La marcha le gustó más de lo que imaginaba. “Me encantaron las arengas, admiré los cuerpos de muchas mujeres trans y los tambores que invitaban a moverse. Fue un ambiente de fiesta que me gocé al máximo”.

Adriana, psicopedagoga y diseñadora, siempre supo que Sergio era homosexual. “En la adolescencia mucha gente le preguntaba ‘¿y tú novia?’. Y yo decía qué jartera la presión de por qué no tienes novia”, señala Adriana.

Un día Sergio le dijo que quería hablar con ella. “Yo pensaba: no puede ser que perdió el año porque acababa de graduarse. Así que sí alcancé a preguntarme ‘¿será que me va a decir que es gay?’”. El momento llegó y, en medio de un almuerzo, Sergio le dijo lo que ella sospechó. Su respuesta fue un abrazo y las palabras “hoy te amo más que nunca”. “Para mí es un premio ser su mamá”. Así que le dio las gracias no por contarle sino por ser quien es. “Uno de mamá siempre lo sabe. Solo le confirman una información”.

La única preocupación que le surgió era que alguien le fuera a hacer daño a Checho, como le dice a Sergio, miedo que ya superó. “Me acuerdo que alguna vez, antes de eso, él me contó que en el colegio le habían dicho ‘marica’ porque no jugaba fútbol. Yo le respondí que la orientación sexual no depende de si a una persona le gusta o no un deporte. A mí no me gusta y soy heterosexual”, le explicó Adriana.

Después de enterarse de que Sergio era gay, la relación entre ellos se fortaleció aún más. Finalmente Adriana se separó de Eduardo, el papá de Sergio, cuando él tenía 12 años y desde entonces viven juntos con Lorenzo (el gato). Adriana dice que Sergio vive muy ocupado con su trabajo como periodista en Presidencia de la República y con el diplomado que cursa, pero que siempre saca el espacio para decirle que vayan a tomarse algo, a almorzar o a cine.

Para ella, tener un hijo gay es un don. “Yo veo su forma de ser y de trabajar y pienso que si hubiera sido heterosexual no tendría esa sensibilidad tan bonita que lo caracteriza. Habla de las mujeres con un profundo respeto y se siente muy mal cuando escucha casos de violencia contra ellas. La vida y Dios me premiaron con un hijo gay ¿por qué? No sé”.

sergio-2Adriana nunca pasó por los sentimientos de culpa por los que suelen atravesar algunos papás cuando se enteran de que uno de sus hijos es LGBT. Jamás pasaron por su mente frases como “qué habré hecho mal” o “en qué fallé para que mi hijo fuera homosexual”. Adriana no tiene la menor duda de que mucha gente quiere a Sergio porque es un ser de luz. “De qué iba a sentir culpa si ser homosexual no es un defecto ni una enfermedad. Ningún papá se cuestiona por qué su hijo es heterosexual, entonces por qué habría de cuestionarme si es homosexual”. Tampoco pasó por la fase de “es una etapa que se le pasará” o “eso se debe a ser una mamá sobreprotectora”.

De hecho, al poco tiempo de enterarse, le dijo feliz a una amiga “¡Sergio es gay!”. “A mí me pasa algo: si una pareja heterosexual está enamorada, me parece bien, pero si es una pareja del mismo sexo me inspira una ternura infinita”.

Poco después de esa conversación, Sergio empezó a presentarle a sus amigos a quienes ahora ella considera sus hijos. “Ellos saben que pueden ir a la casa cuando quieran. Acá se pueden dar besos, a mí no me importa lo que hagan”. Hace unos días Sergio le mostró que un amigo suyo que vive en Francia se casó con su pareja. “Me parecieron divinos y pensé que el día que Sergio se case, moriré de la emoción y de la ternura”. Aunque hasta ahora, agrega, su hijo solamente ha tenido dos novios. “Él busca una persona con muy buena conversación, un hombre profundo, para él la parte intelectual es muy importante. Yo le digo que cuando tenga novio, no olvide presentarme a mi ‘nuero’”, con quienes siempre se ha llevado muy bien.

Una de las cosas que Adriana más admira de su hijo, es el respeto que siente por las mujeres. Según Sergio, él es así por su mamá, pero ella dice que Sergio llegó así a este mundo.

Adriana se sorprende cuando escucha casos de papás que rechazan a sus hijos por ser quienes son. Por ejemplo, un buen amigo de Sergio del colegio salió del clóset con su mamá y ella lo echó de la casa. “¿Cómo puede hacer eso?”, se pregunta. También sabe de casos de papás que sienten desilusión, tristeza o rabia cuando se enteran de que uno de sus hijos es LGBT. Aquellos que dicen: “esto es terrible”, “su vida va a ser un fracaso” o “va a sufrir”. “No juzgo a esos papás ni me siento lo máximo porque no diferencio entre tener un hijo homosexual, heterosexual o bisexual, pero sí siento que esta es una relación fundamentada en el amor y este es un sentimiento que no discrimina”.

Sabe que detrás de esas ideas de rechazo se oculta una educación tradicional, conservadora y fundamentada en principios religiosos. Justo como la que Adriana recibió, pero que no logró influenciarla.

sergio-5“Yo formo parte de una familia católica, donde me obligaban a ir a misa. Recuerdo que a los 9 años, cuando iba a hacer la primera comunión, me dijeron que fuera a confesar mis pecados. Como yo ni siquiera entendía qué era un pecado, me inventé cualquier cosa”, recuerda Adriana.

En su casa, como en muchas otras, jamás se habló de sexo y mucho menos de homosexualidad. “Eran temas prohibidos. Y en el colegio la educación sexual se limitaba a explicar cuáles eran los órganos genitales masculinos, cuáles los femeninos, cómo se hace un bebé y cómo nace”. Aunque su mamá era una mujer que se fijaba en los apellidos de la gente para ubicar su clase social, Adriana nunca ha sido así. “Por el contrario, mi base es el amor en todos los aspectos de la vida”. Por tanto, nunca le aterró ni se sorprendió cuando sabía que alguien era gay. Siempre ha tenido muy claro que todas las personas son iguales, sin importar la clase social u orientación sexual. “Nunca me pregunto si una persona es o no homosexual”.

Adriana tampoco siguió la tradición católica que le enseñaron en su casa. No cree en los sacerdotes, no va a misa y no tiene una religión. De cada una toma lo que le gusta. “Soy más de filosofías de vida como el budismo y de servir a los demás”. Desde hace varios años, Adriana está dedicada a elaborar mandalas en técnica de vitral, así como móviles y pulseras inspiradas en rosarios budistas hechas con material reciclado (o recuperado, como prefiere llamarlo). “Los elaboro con la intención de tener paz interna y con esta misma intención los entrego”. Y paz interior tiene de sobra.

Fuente Sentiido

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTB , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.