Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Corán’

“El Infinito en el texto”, por José Arregi

Lunes, 9 de julio de 2018

libros_sagrados-300x300Leído en su blog:

Hace 5000 años, la humanidad dio un salto cultural decisivo: inventó la escritura. La palabra efímera se convirtió en texto duradero, la memoria olvidadiza dejó paso a tablillas de barro o de arcilla grabadas a estilete y secadas luego al aire libre o cocidas en un horno de fuego. Sucedió en Sumeria, actual Irak (solo con esto debiera bastar para que el llamado Occidente depusiera su arrogancia y retirara de allí sus mortíferos tanques, drones y expolios).

Entonces empezó lo que llamamos “historia”, aunque no es más que nuestra historia humana, tan breve y tan intensa, tan contradictoria, marcada como las tablillas de arcilla por lo más sublime y lo más infame. Dicen que los primeros textos cuneiformes conocidos recogen, no bellos poemas, sino prosa económica: contratos, compraventa, contabilidad, “tantas vacas engordadas” para el sacrificio y el negocio… ¿Será la escritura mero instrumento para una economía más efectiva?

Entonces empezó también la historia conocida de las religiones, y nacieron, por lo que sabemos, los dioses como seres sobrehumanos a imagen humana, presididos siempre por un dios supremo, casi siempre masculino. En su nombre, mitos, creencias, códigos de virtud e himnos litúrgicos quedaron plasmados en el barro o en la arcilla que somos. ¿Volverá a nacer la vida en el barro y en la arcilla, como nació hace cuatro mil millones de años en nuestro maravilloso planeta Tierra, tan fecundo y tan frágil?

La pregunta se concreta: ¿esos textos que llamamos “sagrados” –que solo son sagrados en la medida en que inspiran la vida y no son más sagrados que cualquier otro texto que la inspire–, esos viejos textos, por admirables que sean –la Biblia, el Corán, los Vedas, las Upanishads, el Gîta, las Analectas de Confucio, el Dao De Jing de Laozi…–, contienen aún para nosotros, en este siglo XXI del conocimiento en aumento exponencial y del cambio acelerado, en este mundo desconcertado y afligido, algún rayo de luz que ofrecernos?

Respondo categóricamente: Sí, contienen innumerables chispas de luz para vivir la comunión planetaria de la vida. Pero con una condición: la de saberlos leer hoy. La escritura supuso una enorme oportunidad para las tradiciones religiosas: la transmisión fidedigna a las generaciones venideras de todos los tiempos y culturas. Pero la fijación por escrito constituyó igualmente la peor tentación, el mayor peligro: la fijación por escrito de la sabiduría originaria, de la inspiración vital.

¿Cómo leerlos hoy? Ésa es la cuestión: cómo volver a leer esos textos religiosos milenarios, cómo recuperar el aliento vital que late en ellos, con todas sus ambigüedades, en su fondo más verdadero. Es la pregunta y el propósito que nos mueve a la Fundación EREITEN y las asociaciones AGORA y GUNE a organizar para los próximos dos cursos unos ciclos de relectura de los textos fundantes de las grandes tradiciones religiosas o sapienciales, en Oñati y en euskera (si quisieras informarte, con gusto te atenderemos en testufundatzaileak@agora21.eus).

Leer es releer, pues el texto es como una fuente que mana: la palabra del escritor, de origen remoto y oscuro, se vuelve palabra reestrenada en labios del lector, y lo dicho vuelve a sumergirse en la tierra de lo indecible.

Aferrarse al significado del pasado es desecar el curso del texto, su manar siempre nuevo, su ilimitada posibilidad de nuevos sentidos. El agua de la fuente no se repite jamás; solo en cuanto nueva es siempre la misma. El texto es la fuente, no el agua. Es la forma, no el espíritu. Tuvo un significado en su origen: lo que el escritor “quiso decir”; pero aquel primer significado fue adquiriendo nuevos matices y sentidos a lo largo de la historia de la lectura. Todo texto está abierto al Infinito indecible más allá de todo lo dicho.

Mar-Alain Ouaknin, prestigioso rabino, filósofo y teólogo, ha escrito que la Biblia es el Infinito vuelto finito en el texto como en una cárcel estrecha: toca al lector abrir sus barrotes y devolver a Dios su infinitud. “Lo escrito escrito está”, dijo Pilato, y condenó a Jesús. Jesús fue condenado por el “está escrito”, pues decía: “Está escrito, pero yo os digo…”, algo siempre nuevo. Quien se limita a repetir lo dicho, el significado, convierte el texto en ídolo. Solo quien se arriesga a reinterpretarlo confiesa la infinitud de Dios. En eso consiste leer.

Biblia, Biblioteca, Budismo, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , ,

El poder secreto de María. La Navidad Musulmana

Domingo, 7 de enero de 2018

26196468_911320762378450_4020299795589639385_nDel blog de Xabier Pikaza:

Presenté hace dos días la navidad judía“, de la mano de H. Arendt, hoy me ocupo de la navidad musulmana, con la ayuda de Y. Monturial, que viene trabajando desde hace tiempo sobre el tema de María, la Madre de Jesús, en el Corán, recuperando así su figura y mensaje para la piedad universal (y más en concreto para la cristiana y musulmana).

En ese sentido, este libro sirve para para conocer y celebrar en sentido muy profundo la Navidad Musulmana, centrada en María, la mujer creyente, que acoge la “palabra de Dios” y cree en ella, de un modo “virginal”, para así dar a luz, con la ayuda de Dios, a Jesús, profeta y mesías judío.

Cuando Y. Monturiol me pidió el prólogo, como experto en mariología cristiana, el libro se titulaba como en el título de esta postal: El poder secreto de María, y así escribí mi texto (que ofreceré a continuación a mis lectores). Después, como sucede en estos casos, y dado que algunas editoriales cristianas y musulmanas ponían dificultad para editar el libro, pareció conveniente cambiar él título, que es más apropiado para una editorial como Mandala.

Por eso, el libro se ha títulado al fin: Fuentes heterodoxas sobre la madre de Jesús. Es un título resoetable, que puede servir para algunos lectores, y así lo recibo con gozo, pero indicando que la palabra fuentes heterodoxas no responde en realidad al contenido del libro:

Ni el proto-evangelio de Santiago es heterodoxo para los cristianos, sino un apócrifo muy bien conocido y utilizado por la iglesia en su piedad y en su liturgia desde el siglo III al XX.

Ni es heterodoxo el Corán en sus suras marianas, estudiadas por Y. Monturiol . El Corán no es heterodoxia critiana, sino una inmensa y benemérita tradición religión, con elementos muy cercanos al cristianismo, sobre todo en referencia a María.

Ni son finalmente heterodoxas las fuentes y textos de V. Haya, T. Forcades y D. Pacheco, de los que hablará a continuación…ni las reflexiones y comentarios de Y. Munturiol, que recuperan y presentan con fidelidad las mejores tradiciones marianas del Corán, que no son “cristianas” en sentido estricto, pero mucho menos heterodoxas.

En esa línea, Yaratullah/María Monturiol y sus colaboradores han (hemos) asumido el reto de desvelar aspectos esenciales del “secreto” de María, la Madre de Jesús, desde una perspectiva universal y musulmana.

El cuerpo del libro, con la conclusión (págs. 17-84, 143-158) ha sido escrito por Y. Monturiel, ofreciendo la visión espiritual y teológica más precisa de la Madre de Jesús en los apócrifos marianos (en especial del proto-evangelio de Santiago) y en el Corán. En esa línea, la autora elabora una tesis que armoniza episodios coránicos con las mencionadas fuentes apócrifas. así, por ejemplo, destaca su ubicación desde niña en el Templo de Jerusalem, su honda formación en la sabiduría judaica, y el pacto de alianza que se establece entre cuatro figuras clave: Zakarías, Juan Bautista, María y Jesús.

— Siguen cinco apéndices (págs 85-142).

(1) D. Pacheco SJ (misionero critiano en Japón), María la Sabia en las fuentes japonesas, traduce por primera vez al castellano y sitúa uno de los textos marianos más significativos de la piedad y recreación mariana de los cristianos ocultos del Japón (del siglo XVII al XIX).

(2) Tres apéndices de V. Haya (columnista de RD), traduciendo y comentando en arameo y desde el arameo el Magníficat y el texto de la Anunciación en Lc 1, para ofrecer así una lectura antes inédita de la tradición y piedad mariana en la lengua de Jesús y de María (con los primeros cristianos palestinos y sirios).

(3) Revisión de los dogmas marianos, por Teresa Forcades, teóloga y pensadora política catalana, del Monasterio de San Benet de Montserrat. Su visión ofrece la mejor relectura antropológica (más que feminista) del dogma y de la tradición mariana de la Iglesia.

(4) Finalmente, he tenido el honor de escribir el prólogo del libro, que a continuación presento a los lectores de este blog.

Quiero felicitar a Y. Monturial por haber escrito el grueso de este libro, y por habernos invitado a los colaboradores a ofrecer nuestra visión del tema. Felicito también a (Mandala Ediciones (c/ Treviño, 28003.Madrid) por haberlo publicado de forma tan bella.

Desvelar a María, velarla de nuevo
Islam y Cristianismo (Xabier Pikaza)

Yaratullah (=María) Monturiol ha escrito un libro precioso sobre María, la Madre de Jesús, conforme a la tradición del Corán. Con esta ocasión, respondiendo a su invitación, he querido escribir un prólogo en el que expongo cuatro retos de la mariología (estudio del sentido de la Madre de Jesús) y ofrezco una comparación entre María y Muhammad.

Cuatro retos

Ciertamente, debemos desvelar el rostro de María, para verla en su interior, en su verdad, como mujer y madre privilegiada del profeta mesiánico. Pero, al mismo tiempo, cuanto más la desvelamos más debemos velarla para descubrir su misterio de mujer y de creyente, en la línea que ha puesto de relieve Muhammad. Él no repite lo que dice la Biblia, sino que acentúa rasgos que la tradición cristiana ha dejado después en un segundo plano. Pero su aportación es muy significativa para la historia de la teología y de la vida cristiana, en la línea de los cuatro retos que empezaré señalando.

1. El reto de la Biblia.

Ciertamente, María, la Madre de Jesús, no forma parte del argumento central del Nuevo Testamento, como bien saben las iglesias, pero ella es un tema importante, que ha de ser estudiado con rigor y asumido con honestidad, si queremos conocer la raíz del cristianismo, pues forma parte de la revelación de la Iglesia primitiva, desde Pablo (que la mantiene en gran parte velada, desde Gal 4, 4) y Marcos (que la sitúa en un plano discutid, desde Mc 3, 31-35), hasta Lucas y Juan que recuperan su figura para el conjunto de la vida cristiana.

En esa línea podríamos afirmar que Nuevo Testamento ofrece un testimonio de recuperación de María entendida en sentido personal (ella ha debido descubrir y aceptar el mensaje de su hijo) y eclesial (la iglesia ha debido comprender lo que ella significa en el plano de Dios). En sentido estricto, la forma de entender a María define de algún modo nuestro acceso histórico y teológico al Nuevo Testamento (partiendo, por ejemplo, de Lc 1-2).

2. El reto de la iglesia.

Las diversas iglesias, y en especial la católica, están corriendo el riesgo de perder su herencia mariana y/o de encerrarse en una restauración arqueológica de su origen histórico, sin tener en cuenta su hondura evangélica. No todo se resuelve en la Iglesia con María, pero muchas cosas se pueden plantear mejor si se sitúan rectamente, a la luz de lo que ella significa, volviendo al evangelio, en una labor de conjunto en la que son importantes las diversas perspectivas (voces tradicionales y renovadores, de protestantes y católicos…).

María fue un reto para la primera Iglesia (como he destacado al hablar de la Biblia), y ella sigue siendo un reto para nuestras iglesias en este momento en que es necesario un ecumenismo humano, social y religioso. En esa línea resulta necesaria una recuperación (=recreación) de las figuras femeninas del entorno del Jesús y del principio del cristianismo, entre las que destaca, sin duda, María de Magdala, como muchos están destacando en nuestro tiempo. Pero, a su lado, resulta absolutamente necesaria la recuperación de María de Nazaret, la Madre de Jesús, por lo que ha significado y significa en la tradición cristiana.

3. Reto social.

Muchos hombres y mujeres de nuestro tiempo están poniendo de relieve la importancia del Magníficat o Canto de María (Lc 1, 51-53), por lo que significa e implica de conversión y transformación social, en una línea que viene de los grandes profetas antiguos de Israel (desde Amós e Isaías), hasta el mismo Muhammad, defensor de los pobres. Resulta sorprendente el hecho de que Lucas haya situado en boca de María el canto más intenso de liberación (de inversión) del Nuevo Testamento, vinculando en ella la herencia profética de Israel y la experiencia pascual de los cristianos. Leer más…

General, Islam , , , , ,

El Estado Islámico clama contra los cristianos y los homosexuales en su revista digital

Miércoles, 10 de agosto de 2016

Screen-Shot-2014-09-23-at-10.26.50-AMLos terroristas equiparan la condición homosexual con las drogas, el alcohol y el juego y cargan además contra aquellos que propagan los “pervertidos” valores liberales.

El último número de la revista Dabiq, que la organización terrorista Estado Islámico distribuye a través de Internet, insta a declarar la guerra no sólo a la religión cristiana –como viene siendo habitual- sino también a los homosexuales….

A través de sus 82 páginas, el Estado Islámico incita al odio contra todo lo que tenga que ver con Occidente y declara abiertamente su desprecio hacia pensadores occidentales de siglos XIX y XX como Marx, Freud, Darwin o Nietzsche.

En sus artículos de este número, titulado ‘Rompe la Cruz’, la organización alaba los actos terroristas cometidos por soldados tanto en Francia como en Estados Unidos y Alemania. La decapitación del sacerdote, el ataque de Niza o el tiroteo de Orlando son algunos de los más recientes. La revista se refiere a los lobos solitarios como “los soldados escondidos del Califato” que actúan sin el apoyo logístico de la organización- y afirma que estos han recibido órdenes de atacar “sin demora”.

El número quince de la revista está plagado de ataques contra los principios católicos e incluye entrevistas a cristianos convertidos al Islam, que se unieron posteriormente a las filas del ISIS en Siria. En los textos aseguran que Jesús no habría sido crucificado y tachan a San Pablo de ser Satanás.

Aunque anteriormente los integrantes del EI habían intentado mostrarse más permisivos con los cristianos que vivían en las zonas ocupadas –si estos respetaban las normas del Islam- ahora el mensaje se ha radicalizado y califican como “una tregua” a la jizah (el impuesto que el Corán permite cobrar a otras religiones para convivir en territorios musulmanes).

Contra los homosexuales

A parte de los cristianos, el otro gran colectivo contra el que los terroristas del EI dirigen sus ataques son los homosexuales a los que se refiere en un tono muy violento. Además, se muestran imágenes de decapitaciones. En un artículo titulado ‘Por qué te odiamos’, alega que los homosexuales demuestran “su rechazo a Alá y su blasfemia contra él”.

Equiparan la condición homosexual con las drogas, el alcohol y el juego y cargan además contra aquellos que propagan los “pervertidos” valores liberales. En un alarde totalitario advierten de que no se cansarán de luchar contra occidente hasta que éste abrace el Islam.

Decálogo para los ‘soldados’

“Así como ellos aterrorizan a los musulmanes en la tierra del islam, así debéis aterrorizar a los infieles en sus tierras. Pero a diferencia de ellos, vuestro terror debe ser justo, una respuesta equitativa a sus crímenes contra el islam y la nación musulmana”. De esta forma incita la publicación a sus seguidores.

“Así como ellos matan a los musulmanes por error en su guerra contra los muyahidin (guerreros santos), es cada vez más obligatorio para vosotros atacar las naciones cruzadas y sus ciudadanos en sus patrias, como lo han hecho los soldados del Califato“, explica un artículo, citando los nombres de algunos de los atacantes.

“Independientemente de donde estés/estéis, jurar lealtad es una obligación, así como escuchar a tu líder, el califa, y obedecer sus órdenes”, asegura la publicación, que ofrece “consejos” a los nuevos conversos al islam y recomienda a los cristianos y judíos seguir el mismo camino.

Asimismo, la revista ofrece instrucciones sencillas y claras para llevar a cabo “operaciones” en cualquier parte del mundo. “No hagas planes complicados, en su lugar, mantén tu plan simple y efectivo. Si puedes obtener un arma, hazlo y úsala lo antes posible, y en un lugar donde cause el mayor daño y pánico posible, provocando muerte y heridas a los enemigos de Alá”, indica.

Por otra parte, el EI se dirige a los “enemigos” y amenaza de la siguiente manera: “Los caballeros sangrientos del Califato van a seguir haciendo su guerra de terror justo contra vosotros. No dudéis de que la guerra solo va a terminar con la bandera negra (que emplea el EI como su estandarte) ondeando sobre Constantinopla y Roma“.

Fuente: Vozpópuli

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Una mezquita en territorio gay

Domingo, 19 de junio de 2016

thumbEl Yumbo de Maspalomas es un ejemplo de convivencia entre la comunidad musulmana y los homosexuales

La bandera arco iris y el minarete de la mezquita están a la misma altura en el Yumbo de Maspalomas, el centro comercial del sur de Gran Canaria que se ha convertido en emblema de la comunidad homosexual.

En pocos lugares conviven tan estrechamente los cultos religiosos de los musulmanes y las desinhibidas fiestas del colectivo LGTB. La masacre de Orlando ha creado inquietud en unos y otros, reconocen el imán Habib Aoukan o los propietarios del Edén, Gilles y Younick. Aunque el Yumbo es ejemplo de tolerancia, creen que nadie está ya a salvo del fanatismo islámico o el terrorismo homófobo.

“Tener una mezquita junto a los locales de diversión de la comunidad gay es lo que nos quita el miedo, aquí convivimos a diario y nunca hemos tenido problemas porque los musulmanes son muy respetuosos, tal vez más tolerantes que muchos europeos”, asegura Eva López, relaciones públicas de varios bares y restaurantes del Yumbo. Cierto. A escasos metros de la puerta de la mezquita se encuentran clubes de nombres tan sugerentes como Macho Macho, Chez Fanny Boy’s, Ricky’s Cabaret, Zaza o Spartacus.

Una veintena de hombres oraban a mediodía de ayer lunes en el haram de la mezquita de Maspalomas, mientras en los alrededores se iniciaba la preparación de los locales para celebrar otra noche de fiesta. “Solo cerramos la mezquita un par de veces al año, en la cabalgata del carnaval y en el desfile de la Gay Pride, pero no porque estemos en contra de esos actos, sino porque hay tanta gente y música tan alta que no podríamos concentrarnos en nuestras oraciones”, comenta Abdelkader Mohamed, presidente de la Asociación Islámica de Maspalomas, quien rechaza de forma tajante la matanza perpetrada en la madrugada del domingo en Orlando.

“Nadie puede justificar una muerte en nombre del Islam, las personas que cometen esos atentados, ya sea en Estados Unidos, en Bruselas o en París hacen daño a nuestra comunidad y a nuestra religión, pues nos expone a los prejuicios de los ciudadanos que no conocen bien nuestras creencias“, añade Mohamed, quien descarta que un atentado como el que Florida pueda repetirse en Canarias. “Eso es obra de un loco o de un extremista contra los homosexuales, nunca de un musulmán”, apunta.

Habib Aoukan es el actual imán de la mezquita de Maspalomas y suscribe esas afirmaciones: “Esos atentados no solo nos hacen daño a nosotros, sino a toda la humanidad, porque ninguna religión permite matar a un semejante”.

El imán explica que el Corán prohibe la homosexualidad a las personas que profesan el islamismo, como también lo hace el cristianismo, pero puntualiza que “fuera de la religión, cada uno puede hacer lo que quiera con su sexualidad”. Aoukan resalta que las puertas de la mezquita también están abiertas a los turistas gais y muchos la han visitado a lo largo de sus treinta años de existencia.

¿Y a quién se le ocurrió instalar una mezquita en el epicentro de una de las comunidades gais más famosas del planeta? “Fue por casualidad”, señala Abdelkader Mohamed. En 1985, ante el aumento de la comunidad musulmana en el sur de Gran Canaria y las estrecheces de su anterior centro de oraciones, un miembro de la asociación compró uno de los terrenos del centro comercial.

“El Yumbo se construyó a principios de la década de 1980, pero al principio era una ruina porque nadie quería instalarse aquí; había una parcela a precio de ganga y construimos la mezquita, que con el tiempo se ha convertido en la puerta de entrada a los locales de ocio para los homosexuales“, rememora el presidente de la asociación musulmana.

Marco Aurelio Pérez, alcalde de San Bartolomé de Tirajana, sostiene que la matanza de Orlando “es una lección de lo que la humanidad no puede permitir” y frente a ello pone el ejemplo del Yumbo y de su municipio, donde conviven personas de 117 nacionalidades. “Aquí hemos conseguido que las razas, las religiones y las distintas tendencias sexuales vivan en armonía, solo nos queda confiar en que estas cosas no vuelvan a ocurrir nunca más”, subraya.

Religión y negocios

Cuando se abrió la mezquita de Tawban, que en el Corán significa “dejad el pecado y volved al camino correcto”, solo había unas pocas tiendas alrededor. Según Mohamed, “realmente fueron los bares gais los que dieron vida al Yumbo y levantaron los demás negocios”.

Los franceses Gilles y Younick regentan El Edén desde hace 14 años y confirman que tener una mezquita junto a su local “no supone ningún problema”. Ambos reconocen que la matanza de Orlando les genera “miedo” porque aún tienen en la memoria los atentados de París. “Aquí nunca ha pasado nada, pero siempre puede venir algún loco a hacernos daño; ningún lugar del mundo está seguro del terrorismo y del fanatismo“, declara Gilles.

El Famous es uno de los pocos locales gais que tiene actividad durante todo el día y sus mesas disponen de narguiles para fumar al estilo oriental. “Miedo no tenemos, pero está comprobado que el fanatismo religioso puede golpear en cualquier lugar, a los gais y a los heterosexuales ; al menos aquí sabemos que ningún loco tiene la posibilidad de comprar una metralleta capaz de matar a cincuenta personas en unos pocos minutos“, señala Federico Tiati, un italiano de Cerdeña que trabaja en el Famous desde hace unos meses. “Todos podemos ser víctimas de las personas que llevan la religión o la homofobia a esos extremos, pero no creo que aquí pueda ocurrir algo similar a lo de Orlando, agrega.

Tal es el grado de convivencia que varios musulmanes trabajan en los locales gais, sin que ello suponga una afrenta o un incumplimiento del Islam, por mucho que esa religión condene la homosexualidad. De hecho, algunos bares y restaurantes que lucen con orgullo la bandera arco iris son propiedad de musulmanes, apunta Eva López, una portuguesa criada en Alemania que no se siente atemorizada por lo ocurrido en Estados Unidos: “Estamos impactados, pero también tranquilos porque nadie va a atacar en un sitio donde hay una mezquita“.

Fuente La Provincia

General, Islam , , , , , , , , , , , , , ,

El enigma del fundamentalismo religioso

Miércoles, 6 de abril de 2016

monoteistass“Hay que volver a los fundamentos pero sin rigidez”

“Los credos monoteístas se deslizan hacia convicciones absolutas”

“No hay que negar la historia sino aproximarse a ella de forma abierta”

(Manuel Fraijó, El País).- El fundamentalismo petrifica la Biblia y la convierte en autoridad absoluta”. Así se expresa, pensando en el cristianismo, el teólogo J. Moltmann. Identifica de esta forma una de las tentaciones de las religiones monoteístas: su fe puede, con relativa facilidad, deslizarse hacia convicciones absolutas. Intentemos una mínima clarificación.

Desde luego, nadie reprochará a las religiones que retornen una y otra vez a sus fundamentos. Sus fundadores y el credo al que ellos dieron lugar no puede ser un me- ro punto de partida que caiga en el olvido. Los orígenes no se marginan impunemen- te. Las religiones, como las personas y los pueblos, tienen grandes obligaciones con- traídas con el recuerdo; sin él se perece. “Qué sea el hombre”, escribió el filósofo W. Dilthey, “solo se lo dice su historia“.

Es necesario, pues, que las religiones siempre vuelvan -sobre todo en tiempos convulsos- a su primera hora, a sus fundadores, a sus libros sagrados en busca de la anhelada identidad. Pero la identidad no es algo cerrado ni enlatado que se acumule solo en los inicios y condene a los nacidos después a ser meros repetidores. El momento fundacional no agota las posibilidades de configuración de los proyectos religiosos. El tiempo añadido, la tradición, los siglos transcurridos ayudan a perfilar la intuición originaria.

Esos pasos intermedios reclaman también vigencia y cierta normatividad. Es más: se impone incluso una consideración amable del momento presente. Las religiones son comunidades narrativas de acogida que ayudan a vivir y morir digna y esperanzadamente. Cuando una religión margina alguno de estos tres estadios -los orígenes, la tradición y el momento presente- y se aferra a que el velo se rasgó por completo en los mitificados momentos iniciales surge el fundamentalismo. Su pecado no se localiza, pues, en la búsqueda de fundamento; es humana y necesaria, sin ella se camina a la deriva. El fundamentalismo se hace fuerte cuando las religiones, además de afirmar legítimamente su trascendencia, niegan, ya sin legitimidad para ello, su contingencia histórica y las heridas que el paso del tiempo ocasiona. La negación de la historia es una invitación solemne al fundamentalismo.

El peligro fundamentalista afecta a múltiples ámbitos de nuestras sociedades. Sin embargo, resulta extraño que esté tan presente en las religiones, sobre todo en las monoteístas. Y es que, en palabras del teólogo W. Pannenberg, “el fundamentalista es el hombre de la cosa segura”. Pero ¿qué es lo seguro en las religiones? ¿No es la fe confiada, sin certezas ni evidencias, su seña de identidad? El mundo al que se aso- man los creyentes es tan misterioso, tan tremendo y fascinante, que debería resistirse a la chata objetivación fundamentalista. La experiencia religiosa se forja en contac- to con símbolos, mitos, ritos y leyendas.

Se podría afirmar, con P. Ricoeur, que es “el reino de lo inexacto”. ¿Cómo se puede ser fundamentalista en un escenario tan resbaladizo, en un universo tan cargado de misterio e incertidumbre? Más bien parece que la persona religiosa debería estar familiarizada con el espesor de lo inefable, con los muchos nombres y rostros de lo divino. Todas las religiones saldrían ganan- do si incluyesen en su biblia pequeña el verso de José Ángel Valente: “Murió, es decir, supo la verdad”. Pero hasta entonces, hasta que no doblemos la última curva del camino, la verdad será una criatura huidi- za, especialmente para el fundamentalista.

El filósofo H. Bergson abordó estos interrogantes distinguiendo dos clases de religión: la estática y la dinámica. La primera se agota en la búsqueda de seguridades. Su problema es el miedo, que intenta esquivar acumulando certezas doctrinales y pautas inmutables de conducta que defiende con ira, intransigencia y fanatismo. En definiti- va, la religión estática rechaza las fatigas de la duda y el ejercicio de la razón crítica.

En cambio, la religión dinámica está fa-miliarizada con las preguntas que “el terror de la historia” (M. Eliade) suscita. Sabe que preguntar es ser piadoso. De ahí que, según Bergson, la religión dinámica culmine en la mística. “Superhombres sin orgullo” llama a los místicos, cuya cima son para él san Juan de la Cruz y santa Teresa de Jesús. No puede extrañar que este gran europeo muriera (1941) pidiendo “un suplemento de alma” para un mundo en el que ya se vislumbraba que la mecánica estaba ganando la partida a la mística.

Destacados conocedores de la historia de las religiones monoteístas señalan dos ámbitos especialmente sensibles al fundamentalismo. En primer lugar, la comprensión e interpretación de sus textos sagrados. Casi tres siglos lleva el cristianismo a vueltas con la exégesis de su Biblia. La aplicación del método histórico-crítico a los textos bíblicos no ha supuesto su debilitamiento, sino una mayor fortaleza. Algo parecido se espera de la incipiente exégesis crítica del Corán. El libro sagrado de los musulmanes determina rígidamente todos los aspectos de su vida religiosa y social. Según el islam, el Corán fue dictado íntegramente al Profeta Mahoma por un ángel en el cielo. Tal vez esta procedencia divina tan directa esté en el origen del temor a someter el Corán a los rigores de la exégesis histórico-crítica. Un temor que no es unánime: existe un islam fundamental que empieza a asomarse a la exégesis crítica del Corán; menos propenso a esta tarea es el islam fundamentalista, siempre volcado en la interpretación literal del texto sagrado; y ajeno a las fatigas de la interpretación histórico-crítica es el fundamentalismo islámico, de triste actualidad por los fines bastardos con los que lee y aplica determinados pasajes del Corán. No existe, pues, un único islam, como tampoco existe un solo cristianismo o un único judaísmo. Sería injusto no diferenciar cuidadosamente.

En segundo y último lugar: a todas las religiones les cuesta separar lo sagrado de lo profano. Muchos musulmanes defienden que, por el honor de Alá, no debería haber zonas francas seculares. Sin embargo, los estudiosos del islam están convencidos de que en algunos países musulmanes el islam está evolucionando y terminará percatándose, como le ocurrió al cristianismo, de que en la vida no todo es religión.

Al comienzo de este siglo, profetas de mal agüero aseguraron que el siglo XXI sería “el siglo de Jesús contra Mahoma”. Es de esperar que aún estemos a tiempo de evitarlo. Y el mejor camino es el de la aproximación mutua, serena y reflexiva, más atenta a lo que une que a lo que separa. En su viaje a Centroáfrica el papa Francisco acudió a una gran mezquita musulmana a orar. En realidad, así fue al principio.

Las crónicas narran que, tras cuatro meses de asedio, el califa Omar (632) conquistó Jerusalén sin ningún género de violencia. Entró como un peregrino, a lomos de un camello y vistiendo un manto usado. A la hora de la oración, el patriarca de Jeru- salén, Sofronio, le ofreció su iglesia para que rezase en ella; pero Omar declinó la invitación con estas o parecidas palabras: mejor no, no sea que el día de mañana, después de mi muerte, algún musulmán te la arrebate diciendo: “Aquí oró Omar”. Un comienzo de diálogo prometedor.

Manuel Fraijó es catedrático emérito de la Facultad de Filosofía de la UNED.

Budismo, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , ,

Detenidos en Marruecos tres sospechosos de apalear y grabar en video a una transexual adolescente

Miércoles, 30 de septiembre de 2015

noticias_file_foto_1025225_1443522479Pocas veces nos llegan de Marruecos noticias positivas que tengan que ver con el colectivo LGBT, sobre todo, porque la transexualidad en el país magrebí está constreñida por la visión que el islam impone. La policía marroquí ha detenido a tres personas en Casablanca por su presunta implicación en la agresión de una joven transexual, según la Prefectura de Policía Local. El aspecto negativo es que parece que se ha impuesto la salvaje moda en el país magrebí de propinar palizas a transexuales y grabarlo en video.

Las investigaciones han demostrado que el incidente, que saltó a la luz pública el pasado viernes al difundirse en las redes un vídeo de la agresión, había ocurrido dos días antes en Ain Sebaa, en Casablanca, y la víctima era una joven de 17 años.

Como os contamos en Ragap, este caso es el segundo registrado en menos de tres meses de una agresión callejera contra una transexual en Marruecos, y en ambos casos la agresión fue grabada con teléfonos móviles y luego subida a la red.

La última grabación, de 55 segundos, mostraba a varios desconocidos en un lugar oscuro mientras golpeaban, insultaban y obligaban a desnudarse a una joven que llevaba ropa interior femenina y que iba maquillada.

La Policía, en un comunicado, explicó que uno de los arrestados, de 23 años, está acusado de “agredir a una persona por su presunta orientación transexual”, dice la denuncia de la policía, mientras que los otros dos, de 19 y 20 años, intentaron chantajear a la familia de la víctima con el vídeo.

Las investigaciones siguen para detener al resto de implicados, pues según testigos fueron cuatro las personas que participaron directamente en la agresión de la joven.

El pasado 30 de junio, otra transgénero estuvo a punto de ser linchada por una turba en una calle muy transitada de la ciudad de Fez, que lo pateó y golpeó en el suelo, hasta que pudo zafarse y buscó refugio en un centro comercial. También en aquella ocasión alguien grabó la escena y la subió a Internet.

Tras este incidente, el Gobierno marroquí advirtió con perseguir judicialmente a quienes pretendieran tomarse la justicia por su mano (“sustituir a la justicia o las fuerzas del orden”, dijeron entonces). La homosexualidad y la transexualidad es castigable en el país magrebí con hasta tres años de cárcel. En concreto, el artículo 489 del código penal de Marruecos, introducido el 26 de noviembre de 1962, criminaliza «actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo». Las penas pueden ir de 3 meses a 6 años de prisión y multas de 120 a 1200 dirhams. En general, la policía suele hacer la vista gorda, mientras los homosexuales y transexuales sean discretos. Tampoco suele haber juicios por el artículo 489, posiblemente debido a las presiones internacionales que provoca. En cambio, se prefieren las acusaciones de «escándalo público».

Según la ONG Kifkif, desde la independencia de Marruecos en 1956, más de 5000 homosexuales han pasado por los tribunales por delitos relacionados con el artículo 489, siendo en su mayoría hombres. Aunque la misma ONG señala que solo una minoría ha cumplido las penas.

Como consecuencia, no existe ningún tipo de protección contra discriminación o abusos para los homosexuales, lesbianas y transexuales, ni reconocimiento de ningún tipo ni individual, ni para parejas, ni para asociaciones. La ley también ha sido empleada contra turistas y residentes extranjeros.

Los gays y los/las transexuales se ven marcados por la hshuma (‘vergüenza’) y el haram (‘pecado’), en una sociedad en la que la distinción entre gays y transexuales activos y pasivos sigue siendo muy grande. Y el lesbianismo, el sihaq, no se menciona en el Corán, pero se mantiene oculta de igual manera, y apenas ha sido tratada o estudiada.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Arabia Saudí reta a la ONU: ‘Apoyamos los Derechos Humanos siempre y cuando podamos matar a los gays’

Lunes, 29 de junio de 2015

noticias_file_foto_1014383_1435412493En el mes de marzo, en RAGAP concedía a Arabia Saudí su ‘Bandera Negra’ por violar los derechos LGBT. Por desgracia, aún en uno de cada cuatro países a nivel mundial la homosexualidad es perseguida. En julio del año pasado y, aunque la información llega con cuentagotas desde Arabia Saudí, nos enterábamos de que un joven gay de 24 años fue condenado a prisión y a 450 latigazos tras intentar quedar con otros hombres vía Twitter. Arrestado después de haber publicado diferentes mensajes en su cuenta de la red social. Este reino es uno de los destinos del mundo menos recomendados para los viajeros LGBT. Violencia, tortura, cárcel y muerte es lo que les espera al colectivo gay en esta nación de Medio Oriente.

A principios de esta semana, el país fue duramente criticado durante una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra por su atropello al colectivo y la contestación ha sido de una total falta de humanidad: ‘Arabia Saudita apoyará los derechos humanos siempre y cuando todavía podamos matar a las personas LGBTI’. Según las autoridades del país, castigar la homosexualidad con la cadena perpetua, la tortura, la castración química, los azotes y la pena de muerte no encaja con los derechos humanos internacionalmente reconocidos que protegen a las personas en base de la orientación sexual o identidad de género.

Faisal bin Hasan Trad, el representante de Arabia Saudí en la ONU, dijo que el país no tolerará las críticas a su historial de derechos humanos y que ‘obligarles’ a respetar los derechos LGBTI es “inaceptable” y una “flagrante interferencia en sus asuntos internos”. Según el diario Arab News, Trad dijo que ‘algunos intentaban retratar el país dándole una mala imagen‘.

Mientras, desde el Ministerio del Interior del país confirmaban en su cuenta en Twitter: “Arabia Saudita se opone a cualquier resolución de los derechos de los homosexuales. Arabia Saudita reafirma su apoyo a los derechos humanos y el respeto hacia todas las convenciones internacionales, siempre y cuando estén de acuerdo con la Ley Islámica”.

La comunidad LGBTI en este país vive en la clandestinidad, en su mayoría, en la capital, Riad. Pero la policía religiosa no deja de atacar siempre que tiene una oportunidad: Varios hombres fueron arrestados en una redada en dos fiestas gays a principios de este mes. Claro está, la información llega con cuentagotas en un país en el que no existe la libertad de información y todo está controlado por la religión y un estado totalitario bajo el puño de hierro del monarca Salmán bin Abdulaziz.

El rey concentra toda la autoridad, teniendo bajo su control el poder legislativo, ejecutivo y judicial. Además, el poder del gobernador está limitado por la ley islámica (más conocida como la Sharia) y el Corán. Este último junto con la Sunnah, forman la constitución nacional. Además, Arabia Saudita sigue siendo el único país musulmán que jamás ha celebrado unas elecciones. No existen los partidos políticos y según el diario The Economist, se afirmó en 2010 que Arabia Saudita era el séptimo mayor gobierno autoritario de los 167 países estudiados.

Otro aspecto del gobierno por el que el país es famoso y ha levantado muchas reclamaciones por las organizaciones internacionales es el trato a las mujeres, ya que no tienen permiso de salir de sus casas, utilizar el transporte público o viajar sin la autorización de su marido o familiar. Tienen terminantemente prohibido conducir, aunque muchas lo hacen para desafiar a la ley y así intentar conseguir más libertades. También es uno de los países que más aplica la pena de muerte en el mundo, incluyendo a los menores de edad. Principalmente, se aplican por violación, tráfico de drogas, la posesión de animales en su domicilio o la homosexualidad. Todas estas restricciones políticas, hacen que el país sea considerado como un Estado ‘no libre‘.

Tanto el gobierno como la familia real han sido acusados de corrupción durante muchos años. En un país del que se dice que pertenece a la familia real y que recibe su nombre de ella, se desdibuja la línea entre los bienes del Estado y la fortuna personal de los príncipes dominantes.

El problema es que el país goza de importantes yacimientos de petróleo y, por ello, son demasiados los países del primer mundo, como EE.UU, los que miran para otro lado y no toman medidas para sancionar estos comportamientos que pisotean la declaración de los Derechos Humanos.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

“Allahu Akbar”, por José Arregi

Jueves, 15 de enero de 2015

MR__allahu_akbar_800x598Leído en su blog:

Hay que estar muy loco o desesperado para matar periodistas al grito de “Allahu Akbar. ¿Quién les va a creer que “Dios es grande” si necesita de armas y bombas? ¿Quién se dejará atraer por esa fe articulada de gritos fanáticos, de odio y de sangre?

Pero no es fe lo que les mueve, por fervorosos que sean. No es Allah en quien creen, por convencidos que estén. Su fervor se llama fanatismo. Son los peores enemigos del Islam, pues pervierten su religión y ofrecen el argumento deseado por patriotas neonazis que aborrecen a los musulmanes, atacan mezquitas y organizan manifestaciones contra la supuesta islamización del Occidente. Los unos y los otros se dan la mano y la razón, mejor: comparten el miedo y la sinrazón. Entre los unos y los otros aumentan y agravan los peligros de la humanidad. ¿Cómo nos salvaremos?

Sabemos cómo. Lo sabe Malen, una mocita adorable, algo tímida, alegre, llena de imaginación y ocurrente, a punto de cumplir 12 años. El día de la masacre contra ‘Charlie Hebdo’, ella no lo entendía. ‘Hace unos años –le dije – el hebdomadario publicó unas caricaturas de Mahoma –la paz sea con él–, y se han vengado por ello. ¿A ti qué te parece?’. ‘Pues me parece que la revista hizo mal, pero los asesinos han hecho peor’, respondió Malen. No hay más que decir.

No debieron publicar unas viñetas satíricas, a sabiendas de que iban a ofender tanto a cientos de millones de musulmanes en el mundo. Pero no debieran ofenderse tanto los musulmanes por unas simples viñetas. ¿Acaso se ofende Mahoma, que vive en ‘la morada de la paz’? ¿Acaso puede ofenderse Allah, a quien los piadosos musulmanes invocan como al-Bari (Origen de todo), al-Khabir (Comprensivo), al-Mujyi (El que da la vida), al-Salam (la Paz?). Quienes ahogan la libertad de expresión en nombre de Dios o de la verdad están lejos de Dios o de la verdad. Quienes se ofenden por unos dibujos o unas palabras –sobre Jesús, el Corán, el rey o la bandera– tienen la mente o el corazón estrecho. Y quienes matan por tales motivos… no tienen ni corazón ni mente. Que no se llamen creyentes, por favor.

De ningún modo representan el Islam, religión de la justicia y de la paz. Quede muy claro. Pero debo decirlo también: haría mal el Islam en no dejarse interpelar por la existencia en su seno de tanto fanático. Haría mal en prohibir una lectura crítica del Corán, coartar la libertad, aferrarse a estructuras religiosas del pasado.

je_suis_charlie_fist_and_pencil2También nosotros, el llamado Occidente, haríamos muy mal en cerrar los ojos y negarnos a entender por qué hay tantos yihadistas, tanto Al Qaeda y estado islámico. Entender no es excusar. Son muchos menos de lo que poderosos medios de comunicación nos quieren hacer creer, pero son peligrosos por ser desesperados, por sentirse excluidos del mundo. Son una ínfima minoría de los musulmanes, pero forman parte de una inmensa mayoría que se siente humillada por las potencias occidentales (“cristianas”) durante los últimos 100 años, y aun más en las últimas décadas. No habría yihadistas, o no serían tantos, sin los crímenes contra Palestina y las campañas de Afganistán y las guerras del Golfo y los negocios del petróleo y la barbarie americana en Irak y en Guantánamo. Y las medidas antiterroristas nunca bastarán para salvarnos.

Solo nos salvarán la justicia y la cordura, la amplitud de mente y corazón. Como la de Ziad Medoukh, un amigo palestino poeta que vive en Gaza, y que el miércoles escribía: “En Gaza condenamos con toda firmeza el ataque asesino contra Charlie Hebdo. Palestina, que sufre el terrorismo del estado de Israel, denuncia este acto criminal contra los periodistas franceses. Un gran homenaje de parte de Gaza la destruida a las víctimas de este acto bárbaro. Nuestras condolencias a las familias en luto. Por la libertad, contra el odio, en solidaridad ante esta tragedia con todos los franceses”.

¡Gracias, Ziad! Yo también soy palestino. Yo también soy Charlie Hebdo. Y porque “Dios es más grande”, porque quiero creer que el Bien es más fuerte, he de decir: también soy el yihadista asesino.

José Arregi

Espiritualidad , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.