Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Christiane Taubira’

Marine Le Pen plantea eliminar el matrimonio igualitario en Francia

Viernes, 17 de febrero de 2017

marine-le-pen-600x300Con el Frente Nacional en plena campaña de pinkwashing conservador, Le Pen presenta un documento con propuestas de gobierno que se cargan los derechos de las parejas homosexuales así, a la francesa.

Sin decirlo abiertamente, pero sin dejar lugar a dudas: la candidata del Frente Nacional (FN) a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, quiere derogar el matrimonio igualitario. Así lo ha dejado escrito en un documento con 144 compromisos que pretende promover si gana las elecciones que se celebrarán entre abril y mayo de este año. La favorita en los sondeos para la primera ronda también mantendría la prohibición del acceso a los tratamientos de reproducción asistida a las mujeres solteras y a las parejas de lesbianas.

Que Le Pen va de la mano de los homófobos y los retrógrados de la Manif Pour Tous no es ninguna sorpresa. Pero hasta ahora ella, que presumiblemente se disputará la presidencia del país con Macron (el candidato al que la derecha acusa de tener un “affaire” gay), no había dicho nada concreto sobre si tenía pensado eliminar o no el matrimonio igualitario que se aprobó en Francia en 2013 bajo el gobierno socialista de Hollande, aunque sí lo hizo su sobrina Marion Maréchal-Le Pen.

El Frente Nacional, el partido de Le Pen, lleva un tiempo intentando hacer algo que, curiosamente, es lo mismo que lleva tiempo intentando hacer el PP en España: una campaña de pinkwashing de tomo y lomo. El partido ha rebajado sus ataques al colectivo LGTB e incluso ha utilizado el terrorismo islámico para crear miedo entre el colectivo por la homofobia de los extremistas. Por supuesto también tienen su ristra de gays conservadores (a lo Maroto) que se están encargando de decir todas esas cosas que suelen decir Maroto, Llopart y compañía.

Marine Le Pen, por ahora, no ha hablado claramente sobre el tema, pero sí ha metido en un documento de 144 páginas una referencia bastante inquietante sobre lo que pretende hacer. En el punto 87 del documento dice básicamente que quiere mantener la prohibición de la Gestación Subrogada y reservar la PMA (Procréation Médicalement Assistée, técnicas de reproducción asistidas) únicamente para problemas de esterilidad.

Coomo se ve, la extrema derecha francesa se posiciona contra el mantenimiento de la igualdad en el acceso al matrimonio de cara a las próximas elecciones. Mantiene, eso sí, un perfil bajo: en el documento con 144 “compromisos presidenciales, Le Pen no se atreve a hablar abiertamente de la derogación del matrimonio igualitario. Más claramente se expresa sobre la perpetuación de la exclusión de las mujeres solteras y las parejas de lesbianas a la reproducción asistida (PMA en sus siglas en francés). En el punto 87 de este programa resumido, la candidata escribe:

Frente a las presiones de autoridades supranacionales, mantener la prohibición de la gestación subrogada y reservar la reproducción asistida como respuesta a los problemas de esterilidad. Crear una unión civil (PACS mejorado) que reemplazará las disposiciones de la ley Taubira, sin efectos retroactivos.

marine-le-pen-520x282

Justo después la propuesta de Le Pen es la de crear una “unión civil” mejorada, que reemplazará a la ley Taubira (nombre con el que se conoce a la ley del matrimonio igualitario) y lo hará sin efectos retroactivos. Porque Le Pen tampoco quiere meterse ahora en el berenjenal de decirle a los gays y lesbianas que ya se hayan casado que ahora sus matrimonios no son válidos, pero sí que pretende impedir que las parejas homosexuales se sigan casando.

Es decir, Le Pen es partidaria de regresar a la situación previa a la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo en 2013, lo que ella llama “ley Taubira” por la entonces ministra de Justicia, Christiane Taubira. La medida regresiva no afectaría a los enlaces que hubieran tenido lugar durante el periodo de vigencia de la ley de matrimonio igualitario. La actualmente eurodiputada del FN propone una versión “mejorada” del Pacto Civil de Solidaridad, una ley limitada de parejas con derechos inferiores a los de las casadas que existe desde 1999. Para que pudiera poner en práctica este retroceso sin antecedentes en Europa, eso sí, Le Pen necesitaría reunir también una mayoría parlamentaria a su favor en las elecciones legislativas de junio.

Como en otras ocasiones hemos comentado, el Frente Nacional de Le Pen se cuidó mucho de no tener un gran protagonismo en las protestas contra el matrimonio igualitario, y nunca ha querido hacer de su oposición a los derechos LGTB un eje llamativo de su discurso. Y más que en el votante ultracatólico, Le Pen quiere cazar votos en el que tradicionalmente era el caladero de la izquierda, las clases obreras, azuzando para ello un discurso anti-Unión Europea, antiinmigración y a favor de un “proteccionismo inteligente”. Algo que explicaría su reticencia a hablar abiertamente de la derogación del matrimonio igualitario en el programa resumido que ha dado a conocer.

Esto haría que Francia diera un paso atrás en la igualdad ante la ley y se plantara justo antes de 2013, cuando las parejas del mismo sexo tenían permitido formar una unión civil, pero no un matrimonio (aquí lo importante no era sólo el nombre, eran también los derechos y obligaciones del mismo). Lo que no queda claro es exactamente qué mejoras quiere añadir a las uniones civiles, aunque huele a movimiento desesperado por equipararlas al matrimonio pero sin llamarlo matrimonio.

En cualquier caso, Le Pen es la segunda candidata que muestra su oposición a esta medida. Tras la nominación de François Fillon como candidato de la derecha de Los Republicanos, dos de los tres candidatos más probables a pasar a la segunda vuelta se han expresado contra la igualdad matrimonial. Fillon apuesta por una “reescritura de la ley Taubira” que eliminaría la posibilidad de adopción plena por parejas del mismo sexo. Al igual que Le Pen, se muestra a favor de perpetuar las actuales restricciones en el acceso a la PMA. La candidatura de Fillon, por fortuna para los derechos LGTB, ha perdido fuelle en las últimas semanas tras el estallido de varias controversias que implicarían un trato de favor a miembros de su familia.

Mientras que el candidato conservador pierde apoyos, el centrista Emmanuel Macron ha ido ganando posiciones y amenaza con desbancarlo de la segunda posición. El hasta ahora militante socialista y ministro de Economía entre 2014 y 2016 es sin duda el menos hostil a los derechos LGTB de los tres candidatos con posibilidades reales de llegar a la segunda vuelta. Como comentávbamos más arriba, su ascenso ha provocado una campaña de indisimulados tintes homófobos contra él, al que han acusado de ser el candidato del “lobby gay”.

Y así los gays y las lesbianas puedan pagar los mismos impuestos que los heterosexuales, pero no utilizar el mismo nombre para su “unión”. Cosa totalmente lógica y nada homófoba, claro.

La derecha de siempre.

Fuente: Pink News, vía EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Homofobia de la la Manif Por Tous, vuelve a pasearse por París

Martes, 18 de octubre de 2016

780x580-noticias-la-manif-pour-tous-16-octubreAfortunadamente son cuatro gatos integristas y ningún representante político de alto nivel… Tienen la batalla perdida… Acudieron al llamamiento del colectivo ultracatólico Manif Pour Tous, que aboga por la derogación de la ley del matrimonio igualitario, como medida de presión ante las próximas elecciones presidenciales.

La organización cifra los asistentes en 200.000. Según las autoridades fueron 24.000

El movimiento reaccionario, «Manif Por Tous», trata de volver a abrir el debate sobre el matrimonio igualitario y otras cuestiones respecto al colectivo LGTB de cara a las elecciones del próximo año en Francia. Varios miles de personas se han manifestado este domingo en París para exigir la derogación de la ley que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo tres años después de su aprobación en Francia, y defender la familia tradicional a seis meses de las elecciones presidenciales.

Como comentan en EstoyBailando, Europa, esa tierra de libertad… y la Francia de liberté, egalité, fraternité…. y de la homofobia. Y es que los pesados de la Manif Pour Tous salieron de nuevo a las calles de París el día de ayer para quejarse de que los homosexuales podemos casarnos en el país galo dede 2013. Porque esa es su gran preocupación: que otros puedan hacer uso de los mismos derechos que ellos tienen, no sea que alguien se equivoque y vaya a pensar que todo el mundo es igual. Tiene que haber clases: los heteros en la parte superior de la pirámide con todos sus derechos bien reconocidos, y las personas LGTBI en la parte baja, dejándonos pisar por los primeros. Y así estamos desde el 2012, fecha en la que esta gente comenzó a manifestarse para no perder su puesto en la escala social. Y aprovechando la ocasión, de paso se han manifestado contra la gestación subrogada y la reproducción asistida. Por supuesto, ellos dicen que no son homófobos ni nada que se les parezca, que son muy católicos y sólo quieren preservar la familia natural. Como si la familia se diera sola en la naturaleza y no fuera una construcción social.

manif-pour-tous-936x520

De cara a las próximas elecciones presidenciales de 2017 y después de tres años de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario y dos de religioso silencio, el movimiento reaccionario liderado por Ludovine de la Rochere, La manif por tous, vuelve a las calles de París para protestar por la legalización del matrimonio igualitario. 200.000 personas según los organizadores, 24.000 según la policía, se congregaron en la explanada de Trocadero, cerca de la Torre Eiffel este domingo, 16 de octubre. No faltaban las banderas tricolores, pero tampoco las rosas y azules, los colores del movimiento, con la silueta de una pareja heterosexual cogida de la mano con un niño y una niña.

Una banderola con la proclama “en 2017 voto a la familia” abría la marcha, compuesta tanto por padres en compañía de sus hijos, como de personas de avanzada edad, que respondían al espíritu del movimiento. El movimiento Manif Pour Tous, de inspiración católica, logró movilizar en 2012 y 2013 a decenas, o incluso centenares de miles de manifestantes en toda Francia contra la ley del “matrimonio para todos”, de la que fue abanderada la ministra de Justicia Christiane Taubira, y que el Parlamento galo adoptó el 17 de mayo de 2013. «Habían dicho que La manif pour tous era cosa del pasado pero resistiremos hasta la derogación de la ley Taubira», declaran desde este movimiento «que lucha por el bien de los niños y de la familia», motivo por el que consideran tan perjudicial la ley aprobada por la ministra de justicia, Christiane Taubira, en 2013, con la que Francia legalizaba el matrimonio igualitario y la adopción de parejas del mismo sexo.

La Administración de François Hollande aprueba esta ley (que, cómo en el resto de países, no obliga a nadie a nada) a pesar de las casi medio millón de personas que La manif pour tous había conseguido arrastrar a las calles, según su propio cómputo. «Estoy en contra del matrimonio igualitario y contra los líderes de mierda que se oponen al poder de la gente», declara el domingo Michel Delaune, un ingeniero retirado de 72 años de edad.

Movilizados por última vez en octubre de 2014, la Manif Pour Tous también está en contra de la maternidad subrogada, la tecnología de reproducción asistida y la adopción por parte de parejas del mismo sexo, lo que no deja de ser contradictorio para un grupo que se considera pro-vida, y cunato menos confuso si tenemos en cuenta que actualmente en Francia sólo se permite la reproducción asistida para parejas heterosexuales, mientras que los vientres de alquiler están prohibidos.

« En 2017, voto por la familia » o «Un padre y una madre: es hereditario», son algunas de las pancartas que portaban los asistentes a la manifestación con el único objetivo de llamar la atención de los políticos contra esa «desestabilización familiar» a la que les ha llevado François Hollande. Su gozo en un pozo, si consideramos que ninguno de los principales representantes de los principales grupos políticos han participado en la manifestación, más allá de la inefable Marion Maréchal-Le Pen en representación del Frente Nacional.

Por lo demás, tan sólo podrían contar con el apoyo del cristianodemócrata Jean-Frédéric Poisson, el que menos intención de voto tiene actualmente según las encuestas, quien sí estaría dispuesto a derogar la ley. Por su parte, la intención del ex primer ministro, François Fillon, no es la derogación de la ley, pero sí su modificación para limitar el acceso de las parejas homosexuales a los hijos adoptivos.

Quienes no quisieron faltar al encuentro fueron media docena de integrantes de Femen, que se presentaron para denunciar la homofobia, encargándose la policía de separarlas después de ser rodeadas por los propios manifestantes y que han recibido los insultos del grupo cuando aparecían, con el pecho descubierto, en un lateral de la manifestación, según informan fuentes policiales. Sin duda, las únicas que deben estar al tanto de la creciente homofobia en México, ante manifestaciones con reivindicaciones similares, organizadas por grupos de idéntica ideología que están causando estragos, particularmente entre la comunidad transexual.

 Por otro lado, las fuerzas de seguridad han intervenido igualmente para frenar un tenso enfrentamiento entre una veintena de jóvenes “antifascistas” y los manifestantes.

Manif Pour Tous es parte activa de una petición lanzada a principios de abril en siete países de la Unión Europea, que solicita que la legislación europea recoja una definición heterosexual del matrimonio. Esta iniciativa, bautizada como Mum, dad and kids (Mamá, papá y los niños), define el matrimonio como “la unión estable de un hombre y una mujer”, y a la familia como una unión “fundamentada en el matrimonio y/o la descendencia”.

Fuente Fuente: eldiario.es /Universogay/Estoy Bailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Francia autoriza la boda entre un francés y un marroquí

Sábado, 31 de enero de 2015

matrimonio_gay_franceDominique y Mohamed a las puertas del ayuntamiento

El Tribunal de Casación de Francia, la instancia judicial más alta del país, ha autorizado la celebración de la boda, anulada a finales de 2013 en virtud de una convención entre París y Rabat firmada en 1981.

La convención estipulaba que un marroquí no podía casarse con un francés o francesa del mismo sexo, pero el Tribunal de Casación le negó sentido jurídico al considerar que la libertad fundamental de casarse se sitúa por encima de esa pacto bilateral, relativo al “estatuto de las personas, de la familia y de la cooperación judicial”.

Inicialmente, el Tribunal de Gran Instancia de Chambéry autorizó el enlace entre Dominique y Mohamed, decisión que recurrió la Fiscalía en virtud del citado convenio.

El dictamen fue confirmado en apelación y la Fiscalía elevó el caso al Tribunal de Casación, que emitió su veredicto en la víspera de que el ministro marroquí de Justicia, Mustapha Ramid, se reúna mañana en París con su homóloga francesa, Christiane Taubira.

La legislación marroquí prohíbe las uniones entre personas del mismo sexo, pero la francesa las autoriza desde el 17 de mayo de 2013, meses antes de que la pareja en cuestión intentara oficializar su relación sentimental.

Sin embargo, tras la adopción de esa ley en Francia, el Ministerio de Justicia publicó una circular en la que aseguraba que la norma no podía aplicarse si uno de los contrayentes era de Marruecos, Túnez, Argelia, Lagos, Camboya, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Serbia, Kosovo, Eslovenia y Polonia.

General, Historia LGTB , , , ,

El odio homófobo de la ‘Manif pour tous’ contra los derechos de las personas LGTB vuelve a tomar las calles de Francia

Martes, 7 de octubre de 2014

4500847_7_2d56_dans-la-manif-pour-tous-dimanche-apres-midi_73135289f573e2c265069faf797e0e4bLa Manif pour tous, el gran movimiento homófobo surgido al calor del proceso de aprobación del matrimonio igualitario en Francia, vuelve a las calles. Entre 70.000 (según la policía) y 500.000 personas (según los organizadores) han desfilado en París para expresar su oposición a la reproducción asistida para las mujeres lesbianas o al reconocimiento de los hijos nacidos por gestación subrogada en el extranjero. Bastantes menos (7.500 según la policía, 30.000 según los organizadores) lo han hecho en Burdeos, la otra ciudad en la que tenían lugar movilizaciones. Los moviemientos LGBT han respondido con una concentración “por la legalidad de todas las parejas y familias”, convocada por la ONG All Out para el mismo día en la Plaza de la República de París. Presentan más de 250.000 firmas recogidas a través de Internet “que debe ser contemplada por todos los políticos franceses”.

Fue en febrero pasado cuando los homófobos franceses celebraron su última gran movilización callejera contra el reconocimiento de derechos a las familias homoparentales (en aquella ocasión centraron su protesta contra el conocido como “informe Lunacek”, una propuesta de hoja de ruta contra la homofobia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género aprobada por el Parlamento Europeo pocos días después). Sin embargo la Manif pour tous no ha permanecido inactiva durante este tiempo. De hecho, el movimiento homófobo se ha consolidado como un poderoso lobby que de hecho ha conseguido la marcha atrás sobre la modificación de las leyes de reproducción asistida.

 Los manifestantes han arremetido contra la eventual legalización de las madres portadoras y contra el recurso de las lesbianas a la gestación artificial, aunque ninguno de esos puntos están en el orden del día del Ejecutivo. La última manifestación de este tipo se remonta a febrero, cuando mostraron su oposición más de 500.000 personas en París, y otras 40.000 en Lyon, según los organizadores, frente a las 80.000 y 40.000, respectivamente, de los cálculos de la policía. “Las parejas homosexuales ya existían. No hacía falta consagrar su matrimonio y menos que accedan a técnicas de fecundación”, decía un manifestante, dentista de París. Una madre de Versalles caminaba a su lado rodeada de sus cinco hijos. No le gusta el programa de igualdad en la escuela. “Niños y niñas no son iguales”. “Se trata solo de meter más socialismo en la escuela”, dice un jubilado de Lyon.

Para la presidenta de la “Manif pour tous”, Ludovine de La Rochère, que se ha mostrado confiada en superar esas cifras, la ley impulsada por la ministra de Justicia, Christiane Taubira, es “el árbol que impide ver el bosque”, porque conduce en su opinión a esas “prácticas oscurantistas e inaceptables en el país de los derechos humanos”.

noticias_file_foto_870497_1412525102Si son dos padres, ¿quién friega los platos?”: Sarcasmo contra  el machismo y homofobia en la Manif Pour Tous

La agrupación ha desplegado su habitual marea de banderolas azules y rosas con lemas como “Protejamos la familia”, “No a las madres portadoras” y otros en contra de la “mercantilización” de los cuerpos de quienes se prestan a ese servicio. “Los niños no son mercancía”, rezaban los eslóganes más habituales de la manifestación. “Hollande, enemigo de la familia”, decía otro. Los recortes en prestaciones familiares y leyes que han ampliado la igualdad y el derecho al aborto, además de la legalización del matrimonio homosexual, son las decisiones que este colectivo rechaza de plano. Un nuevo sondeo de opinión, esta vez de IFOP (Instituto Francés de Opinión Pública), demuestra que el 61% de los franceses, sin embargo, es favorable a equiparar en derechos a los matrimonios homosexuales. El 55% está a favor del sistema del vientre de alquiler. El Gobierno, no obstante, ha advertido que no legalizará este recurso. No ha apelado, sin embargo, el fallo del Supremo, lo que el movimiento conservador deplora. Este colectivo, según sus portavoces, acusa al Gobierno de Hollande de demoler la familia tradicional. En cuanto a la enseñanza de igualdad en la escuela, el movimiento conservador está contra los que llama “la ideología de género” por considerar que es “malsana”. A todo ello se unió la semana pasada la decisión gubernamental de recortar las ayudas familiares. Se ha reducido a un tercio las ayudas por hijo a partir del segundo y se ha recortado el permiso parental, que ya no se podrá ampliar hasta los 36 meses (a partir del segundo hijo), salvo que se lo repartan padre y madre. Es una decisión, enmarcada en la política de contención de gastos para reducir el déficit público, que ha alentado al movimiento a redoblar su acusación de que el Ejecutivo socialista sufre “familiafobia”.

Ha sido la justicia la que se ha visto obligada a reconocer a los nuevos modelos de familia algunos de los derechos que el gobierno se niega a promover por vía legislativa. Por un lado, hace solo dos semanas la Corte francesa de Casación confirmaba el derecho a que, en el seno de los matrimonios de mujeres lesbianas que se ven obligadas a acudir a otros paises (como Bélgica o España) para concebir a sus hijos, la madre no gestante adopte al hijo de la madre gestante. Y a finales de junio era el Tribunal Europeo de Derechos Humanos el que fallaba a favor de dos matrimonios heterosexuales franceses que tuvieron tres hijas mediante gestación subrogada en Estados Unidos y a las que Francia se negó a registrar por estar dicho procedimiento prohibido en su suelo. Sentencia que por cierto obligó al gobierno español a claudicar y anunciar que cursaría a todos los consulados de España la orden inmediata de volver a inscribir en el Registro Civil a estos menores.

repositorio_obj_5719_1412526802Caras tapadas en la performance en la que MPT compara subrogación y fecundación asistida con comprar en el Carrefour

Es en este contexto en el que los homófobos franceses se han vuelto a movilizar en favor de la familia tradicional como único modelo de familia posible y en contra del matrimonio igualitario, del acceso de las lesbianas a la reproducción asistida, de la gestación subrogada o de la educación en la diversidad en las escuelas. Lo han hecho, además, con asistencia de destacados miembros tanto de la UMP, el principal partido de la derecha francesa, como del Frente Nacional, la más que pujante formación de extrema derecha.

Según un sondeo realizado entre los pasados 29 de septiembre y 1 de octubre, el 57 % de los franceses se opone a la abolición de la “ley Taubira”, y el 53% se dice favorable a ampliar la procreación médicamente asistida a las parejas de lesbianas. Otro 55%, según esa encuesta, efectuada por el instituto demoscópico Ifop, es partidario de autorizar “en un marco reglamentado” la gestacion subrogada en Francia, actualmente prohibidos sea cual sea la orientación sexual de la pareja. El Gobierno, no obstante, se muestra particularmente inflexible en ese último punto: Una de las primeras acciones de Manuel Valls tras ser designado primer ministro fue de hecho viajar al Vaticano y declarar que su gobierno no promovería dicha modificación, pese a formar parte del programa electoral con el que los socialistas ganaron las elecciones legislativas. La secretaria de estado de Familia, Laurence Rossignol, llegaba a recibir a los representantes de la Manif por tous y confirmarles la renuncia de su gobierno a modificar la normativa de reproducción asistida. “Estamos felices de que el gobierno reconozca el peso de nuestro movimiento. Esperamos ahora que detrás de las palabras lleguen los hechos”, declaraba entonces el coordinador general de la plataforma homófoba, Albéric Dumont. Además, el primer ministro, Manuel Valls, anunció el viernes que se va a promover una “iniciativa internacional” para que los países donde la gestación subrogada es legal no los permitan para los nacionales de Estados donde están prohibidos. Para Valls, se trata de “una práctica intolerable de comercialización de los seres humanos y de mercantilización del cuerpo de las mujeres“, razón por la que afirmó que la postura francesa no va a cambiar pese a la condena de Francia por el Tribunal de Estrasburgo en junio.

BzMblUACYAANXH2Risas contra la igualdad, manipulación infantil, homofobia en grado superlativo…

Habrá que ver hasta qué punto, la Manif pour tous –que en buena parte debió su pujanza inicial al afán de la derecha de desgastar al presidente Hollande- sobrevive como agente político.

Fuente El País

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.