Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Brexit’

Reino Unido: Theresa May nombra a un ministro de Justicia LGTBfóbico que opina que el matrimonio es “para la procreación”

Miércoles, 14 de junio de 2017

dsc_3446-1Malas y buenas noticias en relación al resultado de las elecciones del Reino Unido y el colectivo LGTB. En la parte negativa destaca el nombramiento de David Lidington como ministro de Justicia (que en este país recibe el nombre de “secretario de Justicia”), un cargo que compaginará con el de lord canciller. Lidington ha consolidado con los años un marcado perfil LGTBfóbico del que, hasta el momento, no parece querer desprenderse, como sí hiciera en su momento la primera ministra, Theresa May. Desde el punto de vista positivo cabe señalar que la representación abiertamente LGTB en la Cámara de los Comunes ha aumentado un 40%, hasta alcanzar los 45 diputados. Se trata de la composición parlamentaria con mayor diversidad sexual en la historia del Reino Unido.

Los conservadores, liderados por Theresa May, han ganado las elecciones, pero han perdido la mayoría absoluta, registrándose una fuerte subida de la izquierda. El adelanto de dos años en las urnas, planteado para reforzar la figura de May en las negociaciones sobre el llamado “brexit” del Reino Unido (su salida de la Unión Europea), se ha convertido en un pulso fallido. May ya ha dejado claro que, a pesar de todo, no entra en sus planes dimitir y todo apunta a que llegará a un acuerdo de gobernabilidad con el DUP (el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte). Gracias a este acuerdo, a los 317 parlamentarios conservadores se sumaría el voto de los 10 unionistas. Entre ambos superan los 326 necesarios para alcanzar la mayoría en la Cámara de los Comunes.

El noviembre de 2015  recogíamos cómo, por quinta vez consecutiva, el matrimonio igualitario era rechazado por la Asamblea de Irlanda del Norte, el único territorio del Reino Unido en el que todavía no es legal. Precisamente, las maniobras del DUP, el próximo socio de Theresa May, han impedido el avance de derechos del colectivo en este territorio. A finales de 2016, la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, afirmaba que seguiría bloqueando el matrimonio igualitario tantas veces como le fuera posible.

Sin embargo, el pasado mes de marzo se despertaron nuevas expectativas para el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte. En las elecciones norirlandesas, el DUP perdía su capacidad de bloquear la medida, al caer por debajo de los 30 escaños. Con este historial homófobo, que se suma a posiciones retrógradas en otras materias, no parece muy alentador que el DUP gane influencia en el ámbito global del Reino Unido, cuando ya había perdido gran peso político en la propia Irlanda del Norte.

El perfil LGTBfóbico del nuevo ministro de Justicia

Teniendo en cuenta los antecedentes recogidos en las líneas anteriores, no parece de extrañar que el nombramiento de David Lidington como ministro de Justicia (que en el Reino Unido recibe el nombre de “secretario de Justicia”) responda a un guiño hacia los unionistas norirlandeses, por su marcado perfil LGTBfóbico.

Lidington, que también desempeñará el cargo de lord canciller, tiene una visión heteronormativa del matrimonio y fue uno de los 47 diputados contrarios a la ley de uniones civiles en 2004 (una institución jurídica específica para parejas del mismo sexo, que otorgaba a estas derechos similares a los del matrimonio).

El que será el próximo ministro de Justicia del Reino Unido votó dos veces en contra del matrimonio igualitario. En su opinión, “el matrimonio no solo sirve para proporcionar amor mutuo y compromiso, sino también para la procreación y el cuidado de los niños”. Lidington, asimismo, se opuso a una enmienda a la Ley de Adopción e Infancia para permitir la adopción homoparental. Y remontándonos más en el tiempo, entre 1998 y 1999 también votaba tres veces en contra de la reducción de la edad de consentimiento para las relaciones entre personas del mismo sexo de 18 a 16 años, para equipararla con la edad legal establecida para las relaciones heterosexuales.

A diferencia de la propia Theresa May, David Lidington no ha hecho ningún propósito de enmienda en relación a sus posturas LGTBfóbicas. En 2010 May era nombrada ministra de Interior e Igualdad del Reino Unido, despertando el enfado de organizaciones igualitarias y del activismo LGTB. Siendo diputada conservadora, May votó en 1998 en contra de igualar la edad de consentimiento para mantener relaciones homosexuales a la de las relaciones heterosexuales (al igual que Lidington). En el año 2000 se opuso a derogar la vergonzante Sección 28, heredada de la era Thatcher, que prohibía hablar de homosexualidad en las escuelas públicas. Tanto en 2001 como en 2002, May votó en contra de la adopción por parejas del mismo sexo.

En 2004, como muchos de sus compañeros conservadores, May sí que votó a favor de la ley de uniones civiles. Ese mismo año, no obstante, May ni siquiera acudió al Parlamento a votar la ley de identidad de género (similar a la española). Tampoco acudió a votar la importantísima ley de igualdad, que establece normas contra la discriminación LGTBfóbica. En 2011 sorprendía su anuncio de avanzar hacia el matrimonio igualitario, en lo que se llegó a calificar como un giro en lo referente a los derechos del colectivo LGTB.

45 diputados LGTB en el Reino Unido

La representación abiertamente LGTB en la Cámara de los Comunes ha aumentado un 40%, hasta alcanzar los 45 diputados (de un total de 650). Se trata de la composición parlamentaria con mayor diversidad sexual y de género en la historia del Reino Unido. En los comicios de 2015 la comunidad contaba con 32 representantes LGTB. Casi 100 años después de que se modificara la ley para permitir que las mujeres se convirtieran en parlamentarias, ahora representan el 32% de la Cámara Baja. También ha habido un aumento en los diputados que estudiaron en escuelas públicas, así como un impulso para la representación de personas con algún tipo de discapacidad.

diputados_lgtb_uk

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

La campaña británica pasa de girar en torno al Brexit a hacerlo sobre el sexo homosexual

Martes, 2 de mayo de 2017

1509217_692505064135790_705278787_n«¿Crees que el sexo gay es un pecado?» es la pregunta obligatoria en la campaña británica en la última semana, después de que el líder de los demócratas, Tim Farron, eludiera responderla con claridad, cosa que sí hace Theresa May, líder de los conservadores.

Cuando todo parecía que la carrera por las elecciones en el Reino Unido iba a girar en torno al Brexit, resulta que se ha convertido en si el sexo entre personas homosexuales es pecado o no. Primero le preguntan a Tim Farron, candidato de los demócratas, para preguntárselo ahora a Theresa May, actual Primera Ministra birtánica y candidata del Partido Conservador.

«No estoy en posición de hacer declaraciones teológicas. Puedo prometer una cosa, durante las próximas seis semanas no voy a pasar mi tiempo hablando de teología o haciendo declaraciones», responde Farron a Robert Peston en su programa de Channel 4, señalando además que la pregunta le parece «ridícula» y después de que el presentador le advirtiera que un cierto sector de los votantes le consideran homofóbico. Y, efectivametne, su manera de no contestar directamente la pregunta se ha vuelto en su contra, llenándose las redes sociales de comentarios que lo vuelven a calificar de homofóbico y señalan la hipocresía de una persona que dice no tener nada en contra de las personas homosexuales pero no ser capaz de negar que sea un pecado.

«Tú también eres cristiana. ¿Crees que el sexo gay es un pecado?», le pregunta Andrew Marr a Theresa May este domingo, 30 de abril, en su programa, quien ni duda ni vacila: «no». La respuesta de May no sólo es contundente, sino que va un poco más allá al añadir que el «líder de un partido político que se está presentando para la elección y está pidiendo que el público confié en ellos está obligado a estar preparado para responder una amplia variedad de preguntas sobre una amplia gama de grupos», en lo que supone una clara y directa estocada a su oponente político.

En cualquier caso, una respuesta que no deja tampoco de resaltar la hipocresía de la propia May, quien habría votado previamente contra la igualación de la edad del consentimiento en 1998, así como contra la adopción por parte de parejas del mismo sexo en 2002, estando ausente de la votación de la derogación de la sección 28 en 2003 y contra la discriminación por motivos de sexualidad en 2007. Postura que debe cambiar en el momento en que es nombrada Primera Ministra del gobierno británico, en julio del año pasado, para pasar a convertirse en adalid de la Ley Alan Turing, que aprueba finalmente su gobierno, y que mantiene en la actualidad, probablemente con el objetivo de revalidar su puesto en Downing Street con al idea de tener mayor respoaldo frente al Brexit, siendo irónicamente la homofobia otra de sus consecuencias.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Las agresiones LGTBfobas se disparan en el Reino Unido tras el triunfo del “brexit”

Jueves, 13 de octubre de 2016

Logo Delitos de OdioLos ataques homofóbicos aumentaron en un 147 % en los 3 meses siguientes a la votación Brexit, según cifras recogidas por una organización benéfica contra la violencia del colectivo LGBT.

Los ataques contra la población LGTB en el país se han multiplicado en el Reino Unido desde que el pasado mes de junio ganó en referéndum la salida del país de la Unión Europea, más conocida como brexit. Así lo revela un estudio de la organización Galop, que revela que este preocupante incremento es también superior al que se ha producido en otros delitos de odio. nmediatamente después de la celebración del referéndum para salir de la Comunidad Económica Europea, el número de crímenes de odio en el Reino Unido se incrementa hasta en un 147 % en los meses de julio, agosto y septiembre, en comparación con el mismo período del año anterior y según Galop, una organización que proporciona apoya a las víctimas de ataques homofóbicos. También se ha incrementado hasta en un 57 % los crímenes de odio denunciados a la policía, que no se limitan a la hostilidad racial y religiosa en lo que ofrece un inquietante panorama del efecto del odio provocado por el Brexit.

Al poco de conocerse el resultado, ya advertíamos de que el triunfo del brexit en la consulta sobre la permanencia del Reino Unido en la UE era una mala noticia para el activismo LGTB en el resto de Europa. Y es que el Reino Unido, no lo olvidemos, es hoy día uno de los Estados miembros de la Unión Europea más avanzados en materia de derechos LGTB. Si bien es cierto que el resultado supuso un reforzamiento de las posiciones mas conservadoras, tradicionalmente asociadas a una mayor oposición a la igualdad LGTB, la situación jurídica en Reino Unido se sitúa ya entre las más avanzadas del continente y no es previsible que haya marcha atrás a este respecto.

Sin embargo, pasados tres meses, los hechos muestran que el brexit está teniendo consecuencias preocupantes también para los ciudadanos LGTB en el país británico. Los registros de la asistencia prestada por la organización Galop revela que las agresiones de motivación homófoba o tránsfoba registradas se han más que duplicado entre julio y septiembre en comparación con el mismo periodo del año pasado. Concretamente, de 72 a 187, un incremento de un 147%.

«¡Primero iremos a por los polacos, después a por los gays!», proclamaba una turba de gente mientras caminaba por Drury Lane, en Londres, sólo dos días después del referéndum, según señalan en páginas como PostRefRacism, Worrying Signs y iStreetWatch, mientras que la actriz Juliet Stevenson hablaba de «cepas de la Alemania de los 30» al denunciar una agresión a una lesbiana rumana en Oxford. Si bien las personas procedentes del sur asiático son las que en mayor grado están siendo afectadas por esta oleada de xenofobia, Según Galop también la comunidad LGTB se ha convertido en blanco de los que han ganado el Brexit, cuyo resultado «les hace pensar que todo el mundo está de acuerdo ahora con ellos».

Según el informe Hate Crime Report de 2016, publicado por Galop, 4 de cada 5 (un 80 %), de las 467 personas pertenecientes a la comunidad LGTB encuestadas han sido víctimas de algún tipo de agresión por homofobia en su vida, y 1 de cada 5 (un 25 %), ha sufrido alguna agresión física. Al menos la mitad de quienes han denunciado alguna agresión a la policía, en los últimos tiempos, no han quedado satisfechos con el resultado. Como consecuencia, al menos un cuarto de los encuestados dijeron que probablemente no denunciarían una agresión homofóbica al considerar que no les tomarían en serio. «Imagínese si en el plazo de un año me dan una paliza de nuevo, ¿cree que me creerías si lo denuncio? No lo creo. No creo que les persiguieran (a los autores), no creo que sucediera nada», explicaba uno de los participantes en la encuesta.

Se trata del primer estudio que analiza el impacto del brexit sobre los crímenes de odio LGTBfobo, una vez que quedó probado que el clima generado por la decisión mayoritaria de los votantes ha contribuido a un incremento significativo de la violencia racista y xenófoba. La relación del resultado del referéndum con la LGTBfobia no era tan evidente a priori, pero ha quedado ahora claramente de manifiesto y, de hecho, el aumento de los crímenes de odio homófobos y tránsfobos ha sido proporcionalmente superior al de los demás.

El director de Galop, Nik Noone, se lamenta del diferente tratamiento penal que tienen los delitos de odio según su motivación, mucho más duro en el caso del racismo y xenofobia que en el de LGTBfobia. David Isaac, jefe de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos, advierte sobre el peligro de que se genere una “jerarquía de los crímenes de odio” mediante la cual unos grupos de víctimas sean merecedoras de mayor protección que otros y llama, por tanto, a revisar la legislación para superar esta situación. «Las respuestas del Reino Unido para los delitos de odio se encuentran entre las mejores del mundo, pero nuestras leyes sobre crímenes de odio están lejos de ser perfectas. La mayor pena de prisión que un tribunal puede dar por homofobia, transfobia o asalto común por discapacidad es de seis meses. Eso es sólo una cuarta parte del máximo de dos años los asaltos comunes por fe y raza», declara Nik Noone, presidente ejecutivo de Galop.

«En una Gran Bretaña que funcione para todos, el odio contra una persona a causa de su orientación sexual no será tolerado. Aprobamos el reconocimiento de Galop de que las leyes por delitos de odio se encuentran entre las mejores del mundo, pero que hay mucho más por hacer», declaraba un portavoz del gobierno británico.

Fuente Dosmanzanas/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Ministra conservadora británica sale del armario durante el Orgullo 2016

Sábado, 2 de julio de 2016
780x580-noticias-justine-greening-twitterUna ministra del Partido Conservador británico ha aprovechado el orgullo 2016 para salir del armario en Twitter, haciendo una broma sobre el Brexit.

Una de las ministras de primera línea del Reino Unido, Justine Greening, anuncia que mantiene una relación con una persona de su mismo sexo en su cuenta de Twitter, el pasado 25 de junio, durante la celebración del Día del Orgullo en Londres, convirtiéndose en la primera mujer abiertamente homosexual del gabinete conservador británico.

“¡Hoy es un buen día para decir que estoy feliz en una relación homosexual, hice campaña para quedarnos dentro pero a veces se está mejor fuera!”, decía el tuit de Greening, secretaria para el desarrollo internacional del Reino Unido para el gabinete de Cameron. El efecto Brexit para salir de la Unión Europea le ha arrastrado a ella misma a salir del armario, a pesar de que había defendido la postura contraria.

El propio David Cameron era una de las muchas personalidades que inmediatamente le han mostrado su apoyo, felicitándole por el valiente gesto, como también lo hacían otros colegas conservadores como George Osborne, Nicky Morgan, Sajid Javid o Nicholas Soames. Las muestras de apoyo y afecto le han llegado también de personalidades como Owen Jones, columnista y escritor británico más cercano a las ideas laboristas, o la escritora J.K. Rowlings, llegando a sobrecoger a la ministra de 47 años de edad, que agradecía posteriormente el apoyo recibido en otro tuit.

Con este gesto, Greening se convierte en la trigésimo tercera persona abiertamente homosexual de la Casa de los Comunes, que ya cuenta con el mayor número de representantes abiertamente homosexuales de cualquier gobierno del mundo. Un colega de su partido, Crispin Blunt, fuera del armario desde 2010, felicitaba su gesto, aprovechando para pedir un minuto de silencio en memoria de las 49 personas asesinadas en el club Pulse de Orlando.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

El “brexit”, en clave LGTB: la salida del Reino Unido de la Unión Europea, una mala noticia para el activismo continental

Miércoles, 29 de junio de 2016

bandera-arcoíris-Parlamento-británico-290x150Interesante reflexión:

ILGA Europa, la organización “paraguas” que agrupa a los colectivos LGTB más importantes del continente europeo, ha emitido un comunicado de prensa en el que, tras la decisión de la ciudadanía británica de abandonar la Unión Europea, ha hecho un llamamiento a seguir luchando en favor de la igualdad de las personas LGTB en el Reino Unido y el resto de Europa. Y es que el Reino Unido, no lo olvidemos, es hoy día uno de los estados miembros de la Unión Europea más avanzados en materia de derechos LGTB. 

El referéndum convocado por David Cameron se saldó con una victoria de los partidarios de abandonar la Unión Europea por cuatro puntos de diferencia (un 52% frente al 48%). Lo hizo, además, con una participación más elevada de lo previsto. La decisión parece haber pillado con el pie cambiado a la clase política de medio mundo, además de a buena parte de analistas y opinadores, desatando además una reacción que en ocasiones ha bordeado la histeria. Y ello a pesar de que el referéndum para decidir sobre la permanencia en la Unión Europea era una de las promesas electorales de Cameron y de que días antes las encuestas ya señalaban la tendencia favorable al brexit, que solo amortiguó el terrible asesinato de la diputada laborista Jo Cox.

Dejando aparte otras importantes consecuencias políticas, económicas y sociales en las que no entraremos, ¿qué supondrá la salida de la Unión Europea para los derechos LGTB en Reino Unido? Es difícil decirlo, pero posiblemente no demasiado, al menos a corto o medio plazo. Si bien es cierto que el resultado supone un reforzamiento de las posiciones mas conservadoras, tradicionalmente asociadas a una mayor oposición a los derechos LGTB, la situación jurídica en Reino Unido se sitúa ya entre las más avanzadas del continente (así lo atestigua el propio barómetro anual de ILGA Europa) y no es previsible que haya marcha atrás a este respecto. De hecho, el mayor impulsor del Brexit, el conservador Boris Johnson (a quienes muchos consideran probable primer ministro en unos meses, tras el anuncio de retirada de Cameron) siempre ha presumido de ser un claro partidario de los derechos LGTB, y de hecho durante su etapa como alcalde de Londres se preocupó muy especialmente de consolidar una buena relación con la comunidad LGTB. Él fue, por ejemplo, uno de los políticos conservadores que más se significó por su apoyo al matrimonio igualitario, un tema en el que hizo causa común con Cameron pese a adivinarse ya como su principal rival en el seno de su partido.

Muy comentada (y ridiculizada por sus adversarios, por cierto) fue la llamada de Boris Johnson al colectivo LGTB para que se unieran a la corriente anti Unión Europea, con el argumento de que un Reino Unido no sometido a las directrices de Bruselas era una mejor garantía para sus derechos. Incluso se llegó a constituir un grupo de apoyo al Brexit formado por seguidores LGTB de Johnson, denominado Out & Proud. “Hicimos campaña asegurando que los derechos LGTB estarían mejor aquí y en el exterior fuera de la Unión Europea. Demostraremos que teníamos razón”, tuiteaba el grupo, tras conocerse el resultado del referéndum:

Sin embargo, sí creemos que la salida del Reino Unido de la Unión Europea es una muy mala noticia para los derechos LGTB en el resto del continente. Una Europa que queda en buena parte huérfana del componente anglosajón, en la que el peso de Alemania -un país cuya clase política se resiste como gato panza arriba a aprobar el matrimonio igualitario-  será aún mayor y en la que la homofobia institucional de los estados de Europa del Este tendra menos contrapesos no ofrece, desde luego, un horizonte especialmente halagüeño. Esperamos equivocarnos.

Quizá por eso ILGA Europa ha querido hacer un llamamiento a que la salida de la Unión Europea del Reino Unido no suponga freno al avance de los derechos LGTB en el continente. “En nuestros 20 años de historia, hemos apoyado el esforzado trabajo de nuestros miembros del Reino Unido, y aprendido mucho de ellos a cambio. Por eso, como la red europea de activistas de derechos humanos que somos, lamentamos naturalmente el hecho de que el Reino Unido ya no será una voz para el progreso de la Unión Europea”, se lamenta ILGA Europa en su comunicado, en el que muestra además su preocupación por el debilitamiento del activismo compartido que puede suponer. ILGA Europa pide de hecho que del resultado del referéndum británico se derive “mayor solidaridad, no menos”, y no solo por lo que respecta a los derechos LGTB, sino a otros derechos humanos y a otras organizaciones que lucan por la igualdad.

Veremos si Europa reacciona en la dirección adecuada tras el varapalo británico. Porque mucho se habla de los perjuicios para Reino Unido del brexit, pero poco de la delicada situación en la que esta Europa se encuentra… con y sin brexit.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.