Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Australia’

La Ley del matrimonio igualitario entra definitivamente en vigor en Australia y se registran las primeras peticiones de matrimonio de parejas homosexuales

Miércoles, 13 de diciembre de 2017

1512793892998Daniel Gray-Barnett, de 36 años, y Daniel Barnett, de 39, han sido de los primeros en acudir al registro de Sidney.

Tras ser aprobado por la gran mayuoría de los parlamentarios, el matrimonio igualitario entró este 9 de diciembre en vigor, cumpliendo el deseo del el primer ministro Malcolm Turnbull de que se formalizara este mismo año.

Desde el pasado 9 de diciembre, entró en vigor la ley del matrimonio igualitario en Australia, después de que fuera aprobado definitivamente por el parlamento australiano este jueves, 7 de diciembre, con el voto de todos los parlamentarios presentes, 120, menos 4 de ellos, lo que desata escenas de júbilo y alegría entre las personas congregadas, tanto políticos como público, quienes se ponen en pie aplaudiendo y vitoreando. La ley se aprueba sólo tres semanas después de que los ciudadanos se pronunciaran mayoritariamente a través de un plebiscito voluntario y el senado diera su visto bueno sin interponer enmienda alguna.

El primer efecto que tiene la Ley del matrimonio en Australia es la revocación de la Ley del Matrimonio de 1961, que bajo el mandato de John Howard, en 2004, sufre una modificación para definir explícitamente el matrimonio como «la unión entre un hombre y una mujer con exclusión de todos los demás». De esta manera, Australia se convierte definitivamente en el vigésimo sexto país del mundo que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo.

«Es hora de más matrimonios, más compromiso, más amor, más respeto», declara el primer ministro Malcolm Turnbull mientras los diputados se funden entre abrazos y en los palcos del público comienzan a aplaudir durante varios minutos mientras entonan una versión del tema I am, you are, we are Australian. Ya fuera del parlamento, el líder laborista, Bill Shorten, declara que «no se trata de mí ni de los 150 miembros del Parlamento. Es sobre los australianos y Australia y la gente LGTBIQ, sus familias y sus parejas. Les decimos que los amamos y somos iguales».

Desde ese día, las parejas que lo deseen ya pueden iniciar los trámites para legalizar su estado civil, que se confirmaría una vez transcurran los 28 días estipulados para formalizar el matrimonio. Entre estas parejas seguro que se encuentran Tim Wilson y Ryan Bolger, primera pareja en declararse matrimonio en el mismo parlamento. Entre los votos en contra figura la abstención del ex Primer Ministro, Tony Abbott, que había prometido acatar la decisión de los ciudadanos.

Y ciertamente, el registro civil australiano ha comenzado a recibir las primeras peticiones de parejas homosexuales para contraer matrimonio, después de que el Parlamento haya dado luz verde esta semana a una reforma que llegaba respaldada también de una masiva consulta ciudadana.

9243052-3x2-940x627

El Registro de Nacimientos, Muertes y Matrimonios de Nueva Gales del Sur ha abierto este sábado para permitir que las parejas de gays o lesbianas tuviesen la oportunidad de entregar los primeros papeles, lo que da pie a que las uniones puedan formalizarse en el plazo de un mes. La oficina incluso ha reforzado su plantilla ante la previsión de un día especialmente concurrido.

Daniel Gray-Barnett, de 36 años, y Daniel Barnett, de 39, han sido de los primeros en acudir al registro de Sidney, “felices” de poder formalizar una unión que ya quisieron celebrar hace tres años con una ceremonia simbólica, según la cadena de televisión pública ABC.

Ambos se han mostrado sorprendidos por la rapidez con la que ha terminado aprobándose en Australia el matrimonio entre parejas del mismo sexo, un sentimiento que comparten con Clare Jacobs y Valenia Ballantyne. “Nunca pensamos que habría posibilidades, ni siquiera lo habia considerado”, ha admitido una de ellas.

Fuente Universogay/Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

La pareja australiana que amenazó con divorciarse si se aprobaba el matrimonio igualitario finalmente se echa atrás

Miércoles, 13 de diciembre de 2017

7-334x500Tras la aprobación del matrimonio igualitario por parte del Parlamento de Australia, algunos han recordado que en el año 2015 hubo una pareja que comunicó su intención de divorciarse si esto ocurría, debido a sus creencias religiosas. Y parecían estar desaparecidos, por lo que hasta un abogado, gay, por cierto, se ofreció a asesorarles.. Sin embargo, preguntados al respecto, parece que aquella convicción con la que hablaron en su momento no ha superado el enfrentamiento con la realidad. No, no se van a divorciar.

Nick y Sarah Jensen son un matrimonio australiano de profundas convicciones religiosas que, hace un par de años, se comprometieron públicamente a divorciarse si se aprobaba el matrimonio igualitario en su país. Argüían que “el matrimonio de cualquier pareja es importante para Dios, independientemente de si esa pareja reconoce la participación o la autoridad de Dios en él”, y que el hecho de que las parejas del mismo sexo pudieran acceder a esa institución civil, haría que su propio enlace tuviera “un sentido y un propósito completamente diferentes”.

Todo ello lo explicaron en una carta dirigida a la revista Canberra City News, en unos momentos en que se habían difundido encuestas que reflejaban el apoyo creciente a los derechos de las parejas LGTB por parte de la población australiana. Nick Jensen, abogado de profesión, se sintió obligado a comunicar a la opinión pública su decisión de proceder a divorciarse en el caso de que el matrimonio igualitario terminase siendo aprobado. Si bien añadía posteriormente que “después de nuestro divorcio continuaremos viviendo juntos, esperemos que por otros 50 años más. Y, si Dios quiere, vamos a tener más hijos. También continuaremos refiriéndonos entre nosotros como ‘esposo’ y ‘esposa’ y nos consideraremos casados por la Iglesia y ante Dios”.

Una vez que las parejas del mismo sexo australianas gozan de igualdad de derechos, por decisión del Parlamento de su país, algunos medios se han interesado por el futuro del matrimonio Jensen, y por saber si su ferviente propósito de hace dos años seguía aún en pie. Pues bien, en unas declaraciones al Daily Mail Australia, Nick Jensen se ha echado para atrás en su decisión, aunque, eso sí, con profusas excusas. Así se explicaba:

Mis declaraciones públicas anteriores con respecto al divorcio civil nunca tuvieron que ver con la separación de mi esposa, sino más bien con nuestro matrimonio respecto al Estado. La legislación actual hace insostenible hacerlo legalmente. Nuestro propósito era, y sigue siendo, resaltar que una redefinición del matrimonio cambia el acuerdo bajo el cual estábamos originalmente casados. No haremos más comentarios.

Efectivamente, la normativa australiana sobre el divorcio es bastante restrictiva, ya que establece que las parejas que deciden concluir su vínculo matrimonial tiene que vivir separadas durante un año antes de poder solicitarlo, y además deben asegurar ante el tribunal de familia que no lo harán en el futuro. Es decir, la única manera de que los Jensen puedan divorciarse es que mientan ante un tribunal. Pero es de extrañar que un abogado como Jensen no conociese hace dos años esa normativa, tanto como que unas convicciones religiosas tan fuertes se diluyan con tanta falicidad porque las leyes terrenales sean un tanto complicadas.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El Parlamento de Australia aprueba el matrimonio igualitario

Viernes, 8 de diciembre de 2017

2672parliament-of-australiaEl Parlamento australiano acaba de votar a favor de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en el país y la Ley de Reforma del Matrimonio, Definiciones y Libertades Religiosas ha sido aprobada con una mayoría aplastante: solo cuatro parlamentarios de los 118 que forman la cámara han votado en contra.

Tras una maratoniana sesión en la que se han considerado 118 enmiendas, la Cámara de Representantes de Australia ha aprobado el matrimonio igualitario por casi unanimidad de sus miembros. Una a una, las proposiciones para enmendar el texto aprobado el pasado 30 de noviembre en el Senado australiano han sido rechazadas, por lo que la ley solamente tendrá que esperar a su promulgación por el primer ministro Malcolm Turnbull para que entre en vigor. Con Australia, ya son 26 los países que permiten el matrimonio a las parejas del mismo sexo.

El camino ha sido largo y lleno de escollos, pero, finalmente, la lucha por la igualdad para las parejas LGTB australianas se ha saldado con una victoria definitiva. Con la libertad de voto como premisa, las dos cámaras del Parlamento australiano han aprobado la reforma de la Ley de Matrimonio para abrir la institución a las parejas del mismo sexo con plena igualdad.

El pasado 15 de noviembre se presentaron los resultados de la consulta por correo postal convocada al respecto por el Gobierno australiano. Tras conocerse los datos definitivos (61,6 % de votos a favor, 38,4 % en contra con una participación del 79,5 % del censo), el primer ministro se felicitaba públicamente por un resultado “abrumador”. Superado el trámite que él mismo impuso para apaciguar a los sectores contrarios a la igualdad dentro de su partido, Malcolm Turnbull daba vía libre para la discusión legislativa de la medida y se mostraba convencido de que el proceso culminaría con una ley de matrimonio igualitario antes de Navidad.

EPA7493. CANBERRA (AUSTRALIA), 12/07/2017.- Los diputados Cathy McGowan (i), Adam Brandt (c) y Andrew Wilkie (d) celebran la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en el Parlamento en Canberra (Australia) hoy, 7 de diciembre de 2017. El Parlamento australiano aprobó hoy el proyecto de ley para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo, en el último trámite legislativo para que estas uniones puedan celebrarse en el país oceánico. EFE/ Mick Tsikas PROHIBIDO SU USO EN AUSTRALIA Y NUEVA ZELANDA Casi de manera inmediata, su compañero de filas el senador Dean Smith presentaba un proyecto para reformar la Ley de Matrimonio de 1961, que sustituía las palabras “un hombre y una mujer” por “dos personas” donde era necesario. Smith introdujo en su propuesta una cláusula para eximir a las organizaciones religiosas de la obligación de celebrar enlaces entre personas del mismo sexo. La disposición solo afectaría a los matrimonios religiosos y no a los civiles.

El proyecto de ley del senador Smith fue aprobado en el Senado con su redacción original, por un resultado contundente de 42 votos a favor, 12 en contra, 8 abstenciones y 11 ausencias. No prosperó ninguna de las enmiendas que trataban de impedir que la igualdad respecto a la institución del matrimonio fuera completa para las parejas LGTB. No se admitió, por ejemplo, que los funcionarios pudieran negarse a casar a parejas del mismo sexo aduciendo razones religiosas.

Tras su aprobación por la cámara alta, el texto pasó a consideración de la Cámara de Representantes, donde los diputados más conservadores han tratado, una vez más, de enmendar el texto para reducir los derechos de las parejas LGTB. Enmiendas que permitirían que cualquier titular de un negocio pudiera negarse a prestar sus servicios a las parejas del mismo sexo, o que las ONG no perdieran sus subvenciones por expresar su rechazo al matrimonio igualitario (algo que ya está protegido por las leyes australianas). Ninguna de ellas ha sido respaldada por la mayoría de los miembros de la cámara baja, que finalmente han dado su aprobación al texto íntegro del proyecto de ley del senador Smith por una abrumadora mayoría de 154 votos a favor y tan solo 4 en contra.

“¡Qué día para el amor, la calidad y el respeto! Australia lo ha logrado“, ha dicho el primer ministro Malcolm Turnbull ante los diputados. Tras la votación, tanto los miembros de la cámara como los invitados se han puesto en pie con una encendida ovación y han entonado con emoción el himno We are australians.

Por norma general para que una ley australiana entre en vigor ha de ser firmada por el Gobernador General de Australia,  Peter Cosgrove, el representante en Australia de la reina Isabel de Inglaterra, firmar esta ley, algo que suele tardar unos 7 o 10 días. Pero esta ley en concreto (seguramente por su importancia y por haber sido aprobada in extremis antes de que acabe el año) lleva consigo una provisión especial que estipula que la ley comenzará a aplicarse o en la fecha en que determine el gobierno o de forma automática 28 días después de que sea firmada por el Gobernador General.

En ese momento las parejas homosexuales podrán empezar a solicitar fecha para casarse con un mes de antelación, así que se espera que las primeras bodas homosexuales en Australia se celebren a mediados de febrero. Sin embargo ahora mismo ya hay parejas homosexuales casadas de forma legal en australia. Al aprobarse esta ley Australia pasa a reconocer automáticamente todos los matrimonios gais celebrados en el exterior.

En Twitter la alegría ha sido total y absoluta. Kylie Minogue, Courtney Act, Dustin Lance Black, Ian Thorpe… hasta Los Sims se han sumado a la celebración por este momento histórico.

 

¡Felicidades Australia!

Un largo camino hacia la igualdad

La contienda política sobre el matrimonio igualitario en Australia se ha prolongado durante años, a pesar de existir una mayoría tanto social como parlamentaria favorable a la medida. Antes de las elecciones de 2013, que dieron la victoria al liberal-conservador Tony Abbott, fueron los laboristas los que actuaron como freno. La que hasta junio de ese año había sido primera ministra, Julia Gillard, se oponía, y durante sus años de gobierno no dudó en maniobrar para impedir que los partidarios de la igualdad dentro del Partido Laborista trasladaran su criterio al Parlamento. Y ello pese a que ya en su congreso nacional de 2011 los laboristas incorporaban la defensa del matrimonio igualitario a su ideario. Ideario que Gillard se encargó de convertir en papel mojado al imponer que sus diputados –cuyos votos eran todos necesarios, debido a lo ajustado de su mayoría– tuvieran libertad de voto. Una libertad que Tony Abbott negó entonces a los suyos y que desembocó en el fracaso de la iniciativa. De la mano de Gillard, Australia perdía una primera oportunidad histórica.

matrimonio_gay_australia_copyLa impopularidad de Gillard llevó a Kevin Rudd a arrebatarle el liderazgo del partido y el puesto de primer ministro. Ya por entonces Rudd se había convertido en defensor del matrimonio igualitario, pese a que su anterior etapa como primer ministro se caracterizó también por un rechazo frontal. Pero la sustitución de Gillard no evitó la derrota laborista, y, tras las elecciones de septiembre de 2013, Abbott (un católico fuertemente opuesto al matrimonio igualitario, pese a tener una hermana abiertamente lesbiana) se convertía en primer ministro. Su victoria alejó las expectativas de aprobación, pese a que un número no determinado de diputados de su partido eran partidarios del matrimonio igualitario, y de hecho ya desde el principio el propio Abbott reconoció que le iba a resultar complicado mantener la disciplina de voto en esta materia. Lo consiguió… pero el empeño contribuyó a la gran bajada de popularidad que finalmente acabó por costarle el puesto y ser sustituido por Malcolm Turnbull en septiembre de 2015.

Malcolm Turnbull y la obsesión por el referéndum

El liderazgo de Turnbull parecía que por fin abriría la puerta a que los diputados liberal-conservadores tuvieran libertad de voto y que el matrimonio igualitario resultase aprobado. No fue así. Pese a declararse partidario de su aprobación, el nuevo primer ministro (que renovó su cargo tras las elecciones de julio de 2016, que la coalición liberal-conservadora ganó por estrecho margen) se decantó por la organización de un referéndum sobre la materia. Comenzaba una nueva (y exasperante) batalla política. Durante este periodo, la oposición, contraria a cualquier referéndum sobre la materia, ha contado con mayoría en el Senado, por lo que las iniciativas gubernamentales fueron rechazadas en dos ocasiones: la primera vez en noviembre de 2016 y la segunda vez el pasado agosto. Adelantándose a esta situación, el ministro de Inmigración planteó ya en marzo la posibilidad de una consulta postal voluntaria y no vinculante, que no necesitaba la aprobación de una ley para su puesta en marcha. Una iniciativa que fue la que acabó por materializarse.

A partir de ahí, comenzó una demencial campaña en la que los grupos homófobos no han dudado en utilizar todo tipo de malas artes. En estas últimas semanas hemos recogido algunos ejemplos, como la campaña promovida por una web de carácter neonazi que desplegó pósteres en el centro de Melbourne con el titular “Parad a los maricones” acusando a las familias homoparentales de abusar masivamente de sus hijos. O lo que sucedió en Sídney, donde se repartieron panfletos en inglés y chino en los que tachaba a la homosexualidad de “maldición mortal” y se advertía sobre “falsas mujeres transexuales” en los baños públicos. Homofobia y transfobia de trazo grueso que se ha beneficiado de la impunidad derivada del hecho de que la consulta no haya estado sometida a las reglas de un referéndum normal. Aunque también ha tenido derivadas positivas, como el inesperado debate interno que ha tenido lugar en el seno de la Iglesia católica australiana.

Finalmente, el resultado del plebiscito fue abrumadoramente favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo. Participó un 79,5 % del censo, que apoyó la igualdad con un 61, % de votos a favor y 38,4 % votos en contra. A partir de ahí, comenzó el trámite parlamentario que ha culminado con éxito.

El matrimonio igualitario en Europa y el mundo

Con la incorporación de Australia, son 26 los países donde existe el matrimonio igualitario (entre paréntesis, la entrada en vigor de la ley):

Holanda (2001), Bélgica (2003), España (2005), Canadá (2005), Sudáfrica (2006), Noruega (2009), Suecia (2009), Portugal (2010), Islandia (2010), México (en vigor en algunos estados, aunque desde 2010 deben ser reconocidos a nivel nacional), Argentina (2010), Dinamarca (2012), Nueva Zelanda (2013), Brasil (2013), Uruguay (2013), Francia (2013), Reino Unido (2014 en Inglaterra, Gales y Escocia, sin que exista legislación igualitaria en Irlanda del Norte), Luxemburgo (2015), Irlanda (2015), Estados Unidos (2015), Colombia (2016), Finlandia (2017) y Alemania (2017), Malta (2017), Australia (207) y Austria (2019).

 (Podéis pinchar en el mapa para verlo a mayor tamaño).

paises-con-matrimonio-igualitario-05-12-2017-768x377

En Taiwán existe un mandato de su Corte Constitucional para que se legisle al respecto antes de mayo de 2019, si bien la isla no está reconocida como país por las Naciones Unidas.

Fuente Gay Star News, vía Dosmanzanas/EstoyBailando, Cáscara Amarga, AmbienteG

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Parlamentario australiano pide matrimonio a su novio durante un debate sobre el matrimonio igualitario

Miércoles, 6 de diciembre de 2017

diputado-australiano-matrimonio-peticion-696x522Representante del Partido Liberal, Tim Wilson le pide matrimonio a su pareja de siete años tras debatir la ley del matrimonio igualitario en Australia, que todavía tienen que superar una enmiendo sobra la libertad religiosa antes de ser definitivamente aprobada.

El proyecto de ley de matrimonio igualitario en Australia se encuentra en trámite parlamentario. Después de que el referéndum postal convocado al respecto diera un resultado favorable, el primer ministro Malcolm Turnbull aseguró que el matrimonio entre personas del mismo sexo sería aprobado antes de Navidad. El senador liberal Dean Smith presentó inmediatamente un proyecto de ley que, tras ser respaldado por el Senado, actualmente se está debatiendo en la Cámara de Representantes.

Después de que el pueblo australiano diera su consentimiento de manera abrumadora al matrimonio igualitario a través de plebiscito no vinculante, queda pendiente que el gobierno asuma este resultado dando paso a su legalización. Mientras que la Cámara Alta reitera la mayoría partidaria de su legalización con 43 votos a favor y 12 en contra, la pelota está ahora en la Cámara Baja, donde el debate ha trascendido del plano político al personal en el momento en que un diputado pide matrimonio a su pareja tras su intervención este lunes, 4 de diciembre.

Y esque una de las intervenciones que tuvieron lugar el pasado 4 de diciembre estuvo a cargo del también liberal Tim Wilson, quien defendió el proyecto de ley con gran elocuencia. En un momento de su discurso, se refirió a su larga relación con su pareja Ryan Bolger, presente en ese momento en el sitio reservado a los invitados, sin apenas poder contener la emoción. Pero, además, aprovechó la ocasión para pedirle en matrimonio, a lo que Ryan Bolger contestó con un rotundo sí.

tim-wilson-y-ryan-bolger

«Has tenido que tolerar más que la mayoría porque has tenido que aguantarme. Este debate ha sido la banda sonora de nuestra relación. Ambos sabemos que este tema no es el motivo por la que nos involucramos en política, el día que queráis hablamos de impuestos. Pero en mi primer discurso definí nuestra unión por el anillo que llevamos en nuestras manos. Y dije que eran la respuesta a la pregunta que no podíamos preguntar. Así que solo queda una cosa por hacer», declara Tim Wilson, de 37 años de edad y representante del Partido Liberal haciendo referencia a la primera vez que habló sobre el matrimonio igualitario en el parlamento australiano, hace ahora un año, para continuar afirmando que «queda solamente una cosa por hacer. Ryan Patrick Bolger, ¿quieres casarte conmigo?», le pregunta visiblemente emocionado a su pareja de siete años, quien se encuentra entre el público que asiste al debate. «Sí», le responde de forma escueta pero contundente Bolger, profesor de primaria de 33 años de edad. La sala irrumpió en un caluroso aplauso, y el presidente de la cámara ordenó que la respuesta favorable a la petición de matrimonio constara en el acta de la sesión. Lo podéis comprobar en el siguiente vídeo:

De esta manera cierra el parlamento su última sesión de dos semanas de este año, dando prioridad a la legalización del matrimonio igualitario, que podría ser aprobado definitivamente esta misma semana, tal y como había adelantado su Primer Ministro, Malcolm Turnbull, tras el abrumador resultado del plebiscito. El senado daba luz verde al proyecto la semana pasada, rechazando todas las enmiendas propuestas que habrían aumentado las protecciones legales para quienes pretendían ampararse en la libertad religiosa para discriminar a las parejas del mismo sexo que pretendieran hacer uso de su derecho a contraer matrimonio.

«No debemos dejar de reconocer que existe una sincera y dolorosa ansiedad sobre el impacto de este proyecto de ley sobre la libertad religiosa (…). Es por eso que apoyaré varias enmiendas al proyecto de ley que brindarán esa tranquilidad adicional con respecto a sus derechos y libertades fundamentales», declara contradictoriamente Turnbull, quien se ha manifestado en todo momento partidario de la ley, pero que pretende permitir el derecho a oficiar bodas gays a aquellos funcionarios que por su puesto estuvieran destinados a hacerlo.

Por lo tanto, si la cámara baja aprobase enmiendas a la propuesta inicial, esta debería regresar al Senado, que tendría que volver a pronunciarse sobre el texto modificado para su ratificación, retrasando su aprobación definitiva. Sin embargo, no parece probable esta posibilidad y todo indica que se cumplirán las previsiones del primer ministro: tras años de lucha social y política, la igualdad en el acceso al matrimonio será una realidad próximamente en Australia.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB , , , , ,

El Senado australiano aprueba un proyecto de ley de matrimonio igualitario

Lunes, 4 de diciembre de 2017

Australia-arcoiris-grande-2-300x267La apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo suma su primera victoria legislativa en Australia. El Senado aprobó el miércoles el proyecto de ley que presentó el liberal Dean Smith poco después de conocerse los resultados de la consulta postal en la que una mayoría de ciudadanos respaldó la medida. Por 43 votos a favor frente a 12 en contra y ocho abstenciones, los senadores han mostrado un apoyo transversal, liberados por fin de disciplinas de partido. Ahora la propuesta pasará a la Cámara de Representantes, donde se votará previsiblemente la próxima semana. Si todo sucede según lo previsto, el matrimonio igualitario será una realidad antes de Navidad.

La carrera de fondo hacia la igualdad matrimonial en Australia entra en su esprint final. El pasado 15 de noviembre se presentaron los resultados de la consulta por correo postal impuesta por el Gobierno australiano. Al poco de conocerse los datos (61,6 % de votos a favor, 38,4 % en contra con una participación del 79,5 % del censo), el primer ministro se felicitaba públicamente por un resultado “abrumador”. Superado el trámite que él mismo impuso para apaciguar a los sectores contrarios a la igualdad dentro de su partido, Turnbull daba vía libre para la discusión legislativa de la medida y se mostraba convencido de que el proceso culminará con una ley de matrimonio igualitario antes de Navidad.

Casi de manera inmediata, su compañero de filas el senador Dean Smith presentaba un proyecto para reformar la ley de matrimonio de 1961 sustituyendo las palabras “un hombre y una mujer” por “dos personas” donde sea necesario. Smith introdujo en su propuesta una cláusula para eximir a las organizaciones religiosas de la obligación de celebrar enlaces entre personas del mismo sexo. La disposición solo afectaría a los matrimonios religiosos y no a los civiles.

Por el contrario, el fiscal general George Brandis, perteneciente también a la formación conservadora, pretendía ampliar el concepto de “objeción de conciencia” con dos enmiendas al proyecto de Smith: la primera permitiría a los funcionarios negarse a casar a parejas del mismo sexo por motivos de conciencia, también en el caso de enlaces civiles. Una restricción que podría causar muchas dificultades a las personas LGTB para ejercer sus derechos. La otra enmienda perseguía blindar la libertad de expresión de las opiniones contrarias a la igualdad matrimonial, un derecho en cualquier caso ya reconocido por la ley australiana.

Finalmente, ninguna de las enmiendas ha sido aceptada y el Senado ha aprobado la propuesta de Smith en su redacción original. Libres de disciplinas de partido, el apoyo de los senadores ha sido transversal. Han votado a favor 43 (14 liberales, 15 laboristas, nueve verdes y cuatro de otras formaciones), en contra 12 (seis liberales, dos laboristas y cuatro del resto de partidos) y se han producido ocho abstenciones y 11 ausencias. Una imagen simbólica del acuerdo entre diferentes grupos ha sido el abrazo entre la portavoz laborista Penny Wong, abiertamente lesbiana, y Dean Smith, redactor liberal de la propuesta (y abiertamente gay).

Tras el visto bueno del Senado, el proyecto de ley se encamina ahora a la Cámara de Representantes, donde será discutido la semana que viene. Eso sí, la cámara baja podría en teoría aprobar enmiendas a la propuesta, en cuyo caso el Senado tendría que volver a pronunciarse sobre el texto modificado. Sin embargo, no parece probable esta posibilidad y todo indica que se cumplirán las previsiones del primer ministro: tras años de lucha social y política, la igualdad en el acceso al matrimonio será una realidad próximamente en Australia.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

La sanidad portuguesa comienza a implantar la profilaxis preexposición del VIH

Sábado, 2 de diciembre de 2017

profilaxis-preexposicion-vih-300x158bandera-portugalEl Gobierno portugués ha incluido la cobertura de la profilaxis preexposición del VIH en su Sistema Nacional de Salud. Este pasado martes, 28 de noviembre, la Dirección General de Salud de Portugal ha emitido las directrices que los especialistas deben seguir a la hora de prescribir este tratamiento preventivo, así como de hacer el control de las personas que lo siguen. Portugal se une de este modo a otros países como Francia, Noruega o Escocia, que ya han adoptado esa medida, y adelanta a España, cuyas autoridades sanitarias todavía no se han decidido a poner en marcha su dispensación.

Ya en junio informábamos que el Gobierno portugués había emitido una orden ministerial por la que se iniciaban los trámites para incluir en su Sistema Nacional de Salud la cobertura de la profilaxis preexposición. Y no solo por razones estrictamente médicas. Los argumentos económicos, que sobre el papel jugarían en contra, también han pesado a la hora de adoptar la decisión: las autoridades sanitarias portuguesas estiman en unos 205.000 euros el ahorro que a largo plazo supondrá cada infección evitada.

Unos trámites que han culminado esta semana con la emisión de las directrices que los especialistas portugueses deben seguir a la hora de prescribir la profilaxis preexposición (puedes descargar aquí la norma, en portugués) y que marcan unas limitaciones muy precisas y definidas. Solo se prescribirá el tratamiento a las personas con elevado riesgo de transmisión, con criterios muy similares a los ya propuestos en España por Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica): básicamente, personas con un elevado riesgo de infección que en los seis meses previos tengan una historia sostenida de relaciones no protegidas o que tengan una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo. También aquellas que utilizan sustancias psicoactivas durante sus relaciones sexuales.

Para iniciar la profilaxis preexposicion bajo la cobertura del Sistema Nacional de Salud, por otra parte, se debe tener seguridad de que la persona es seronegativa y debe existir un compromiso de seguimiento de los controles médicos sucesivos. Los médicos portugueses deberán remitir a las personas que consideren idóneas para seguir este tratamiento a consultas hospitalarias especializadas en un plazo máximo de 30 días.

Una estrategia de prevención muy dirigida

La profilaxis preexposición (también conocida por los acrónimos PPrE y PrEP) consiste en que una persona que no está infectada por el VIH tome tratamiento antirretroviral de forma preventiva, y está llamada a convertirse en una de principales estrategias de prevención de la infección por VIH en grupos especialmente vulnerables en los que las estrategias clásicas no han dado el resultado deseado.

Como cualquier otro tratamiento farmacológico, la PrEP presenta contraindicaciones y potenciales efectos adversos, y no asegura en el 100% de los casos que uno no se pueda infectar. Sin embargo, a la luz de la evidencia científica acumulada su eficacia es muy elevada. Hasta la fecha solo han sido comunicados tres casos de infección en personas que estaban tomando el tratamiento de forma adecuada, dos de ellos por una cepa de VIH resistente y un tercero por una cepa no resistente.

Es por esa elevada eficacia que los especialistas recomiendan claramente su administración en aquellas personas con un elevado riesgo de infección. En España, Gesida (el Grupo de Estudio de Sida de SEIMC, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) estas personas son básicamente hombres que tiene relaciones sexuales con otros hombres y mujeres transexuales que en los seis meses previos:

A. Hayan tenido relaciones que incluyan prácticas de riesgo sin preservativo.

B. Hayan presentado además una de las siguientes características:

  • Relaciones con más de dos parejas.
  • Les ha sido diagnosticada alguna infección de transmisión sexual (ITS).
  • Han necesitado profilaxis postexposición.
  • Han usado sustancias psicoactivas durante las relaciones sexuales.

Gesida también recomienda considerar la profilaxis preexposición en personas con una pareja infectada por VIH sin control clínico o virológico y con la que no se utilice preservativo; en personas con relaciones sexuales no protegidas e “intención transaccional” (sea por dinero, drogas u otra razón); en usuarios de drogas por vía parenteral que compartan jeringuillas y en general en personas en situación de vulnerabilidad social expuestas a contactos sexuales no protegidos con alto riesgo de infección por VIH.

Aunque la promoción de la profilaxis preexposición como estrategia de prevención del VIH ha sido discutida en el pasado, la evidencia acumulada señala que es hora de apostar por ella ante el fracaso parcial de las estrategias clásicas (básicamente las campañas de promoción centradas en el uso del preservativo) en determinados grupos. Buena muestra de ello son las estadísticas de nuevas infecciones del Ministerio de Sanidad español. Durante el año 2016, se notificaron 3.353 nuevos diagnósticos de infección por VIH en España, de los cuales el 83,9% eran varones. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres continuó siendo, un año más, la más frecuente (53,1%), seguida de la heterosexual (26,5%) y de la que se produce entre usuarios de drogas inyectadas (3,6%). Y lo que es especialmente grave: en el 46% de los casos el diagnóstico se consideró tardío.

Varios países ya se han puesto manos a la obra

Son ya numerosos los países que han aprobado el uso de profilaxis preexposición bajo prescripción médica, como Canadá, Estados Unidos o Australia. En Europa, ya hay un medicamento autorizado con tal fin: Truvada, una combinación de emtricitabina y tenofovir comercializada por el laboratorio farmacéutico Gilead, y que recientemente la Organización Mundial de la salud ha incluido en su lista de medicamentos esenciales con mención expresa a su posible uso en profilaxis preexposición.

De hecho, los Sistemas Nacionales de Salud de Francia, Noruega y Escocia ya han acordado su financiación (en el resto del Reino Unido se puede adquirir, pero no la dispensa por el sistema público). Otros países, en cambio, van más retrasados, y están todavía evaluando o a la espera de evaluar esta estrategia de tratamiento. Es el caso, como comentamos hace ahora un año, de España, donde Truvada solo se administra en dispensación hospitalaria como tratamiento de la infección por VIH, y que ahora ha sido adelantada por Portugal.

Una opción que no debe banalizarse

No conviene, en cualquier caso, banalizar lo que supone la profilaxis preexposición: hablamos de que una persona sana tome una medicación que no necesitaría tomar si adoptase otras medidas de prevención. Sin olvidar un elemento clave: la importancia de la adherencia al tratamiento, es decir, de que las personas respeten escrupulosamente la pauta establecida y se acuerden de tomar correctamente la medicación (lo que por ejemplo no es del todo fácil si se opta por una pauta intermitente en lugar de una diaria). Y una buena adherencia al tratamiento no siempre es sencilla cuando una persona no presenta síntomas de enfermedad (como es en este caso).

Otra preocupación de los expertos es la posible repercusión que la profilaxis preexposición puede tener sobre la expansión de otras ITS, que obviamente no previene. Es por ello que los especialistas recomiendan que la profilaxis preexposición sea prescrita y supervisada por un facultativo con experiencia en VIH e ITS en centros con capacidad de desarrollar un seguimiento adecuado.

De hecho, los especialistas que apuestan ya por la profilaxis preexposición recuerdan que esta debe ser complementaria a otras estrategias que a su vez se deben potenciar, como la prueba del VIH y el inicio precoz del tratamiento en personas infectadas. También recuerdan la importancia del preservativo como la más sencilla de las herramientas generales de prevención, poniendo el acento en que no estamos hablando un tratamiento dirigido a toda la población, sino a aquellos colectivos en los que otras estrategias fallan.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Prometieron divorciarse si se aprobaba el matrimonio igualitario en Australia…

Miércoles, 22 de noviembre de 2017

7-334x500Una pareja hetero australiana que en 2015 prometió divorciarse si se aprobaba el matrimonio igualitario en el país está desaparecida en combate.

Un abogado de familia se ha ofrecido a escapar de esa institución que quieren prohibir a los gais, avisándoles de que lo van a tener tan difícil como las parejas gais cuyos matrimonios no se reconocían en Australia. 

A pesar de las buenas noticias que trae consigo el hecho de que más del 60% de los habitantes de un país voten a favor del avance social y el respeto hacia todos, siempre surgen personas a las que hasta lo que comen les hace daño y este es justo el caso de una pareja australiana, Nick y Sarah Jensen, una pareja muy heterosexual y muy cristiana que en 2015 prometieron que si aprobaba el matrimonio igualitario en Australia se divorciaría como forma de protesta. La pareja se encuentra ahora en el centro de todas las miradas…

Aunque la decisión por parte de los australianos ha sido tomada, ahora sólo hace falta formalizarlo legalmente, por lo que el Primer Ministro de Australia, Malcolm Turnbull, dijo durante una declaración oficial de los resultados, que el matrimonio igualitario podría ser legalmente posible a partir de diciembre.

La pareja Nick y Sarah llevaban diez años de feliz, casto y puro matrimonio cuando él escribió un artículo para el periódico Canberra City News en el que anunciaba que si el gobierno australiano legalizaba que los homosexuales tuvieran sus mismos derechos ellos se separaban.  :

La decisión de divorciarnos no la hemos tomado a la ligera“, aseguraba Nick.  “Como Cristianos creemos que el matrimonio no es una invención humana“, dijo y continuó explicando que su mujer y él, por un tema de conciencia, se negaban “a reconocer la regulación del matrimonio si su definición incluye la solemnización de las parejas del mismo sexo.

“El matrimonio es la unión de un hombre y una mujer ante una comunidad a la vista de Dios. Y el matrimonio de cualquier pareja es importante para Dios, independientemente de si esa pareja reconoce la participación o autoridad de Dios en ella. Mi esposa y yo, como cuestión de conciencia, nos negamos a reconocer la regulación gubernamental del matrimonio si su definición incluye la solemnización de las parejas del mismo sexo. Cuando hacemos la declaración de que obtendríamos un” divorcio “, en realidad se trata más de una anulación de nuestro ‘matrimonio estatal’. Nuestro matrimonio bajo nuestra iglesia y Dios seguiría existiendo, y de esta manera no habríamos roto ninguna de nuestros votos matrimoniales o definiciones bíblicas”.

Lo que sí pensaban hacer era seguir viviendo juntos, tener más hijos y seguir llamándose marido y mujer el uno a la otra y la otra al uno. ¿Y qué pasó? Pues primero que Nick y Sarah tuvieron que explicar por qué no aceptaban que los homosexuales pudieran casarse pero sí les parecía bien divorciarse, siendo como es el divorcio un pecado a ojos del cristianismo. Dijeron que no se iban a divorciar, que iban a buscar la anulación de su “matrimonio civil” pero que su matrimonio “ante los ojos de Dios y la Iglesia” seguiría tal cual.

giphyNi siquiera sus familias les entendían y el hermano de Nick escribió una carta en su Facebook dejando claro que por mucho que le quiera y le respete… su hermano está como una cabra. Ahora, tras el rotundo SÍ de aquellos autralianos que son capaces de avanzar hacia una sociedad respetuosa e incluyente, la pareja ha guardado silencio y no han confirmado si cumplirán con su palabra,

Pero ahora, en pleno 2017, las vidas de Nick y Sarah pueden dar un vuelco, y es que en su país nadie ha olvidado lo que prometieron y están deseando ver cómo lo hacen. Con la victoria del SÍ en la encuesta postal de hace unos días y con la ley para legalizar el matrimonio igualitario presentada ya en el parlamento (y con la más que alta probabilidad de que se apruebe antes de Navidades) medio mundo está pendiente del divorcio. De hecho se llegó a organizar un evento en Facebook con más de 140.000 asistentes confirmados para “Celebrar el divorcio de Nick y Sarah Jensen“.

El hecho de que Australia esté a un paso de aprobar el matrimonio igualitario ha puesto a Nick y Sarah en un brete. Pero es que encima la ley no les pone fácil divorciarse si es que finalmente no se echan para atrás. Según la ley australiana una pareja que quiera divorciarse ha de demostrar que el matrimonio está roto de manera irreparable y, además, han de estar al menos un año viviendo separados.

michael-tiyce-1Michael Tiyce, abogado

Por el momento Nick y Sarah están callados. Pero, por si lo hacen, ha aparecido un abogado dispuesto a ayudarles desinteresadamente en todo el proceso legal que se abre irremediablemente frente a ellos, Michael Tiyce quien ya ha explicado a la prensa que es importante recordar que “Jesús odiaba el divorcio” pero está claro que la pareja necesita que alguien les eche una mano desesperadamente. “Mi bufete hace bastante trabajo pro bono en temas de ley familiar para la comunidad gay, lésbica y transgénero. Pensé que ofrecer mi asistencia a Nick y Sarah sería una forma excelente de ir más allá de esas comunidades y aportar mi experiencia en materia de ley familiar porque, francamente, van a necesitarla“, ha explicado Michael, que ya ha avisado a la pareja de que su intención de seguir viviendo juntos va a ser problemática.

Tiyce ha puesto como ejemplo del problema de Nick y Sarah lo que le pasa a las parejas gais que se casan fuera de Australia y luego, cuando viven en el país, no pueden divorciarse porque su matrimonio no es/era reconocido por el gobierno australiano: “Entiendo que eso puede ser aún más incómodo para Nick y Sarah, por eso me ofrezco para ayudarles a salir de la institución que quieren que siga estando prohibida para los gais. La solicitud de divorcio puede estar condenada al fracaso, pero vale la pena intentarlo.

Dos detalles qirónicos: En el distrito en el que viven Nick y Sarah no sólo ganó el SÍ, si no que el resultado a favor fue un 10% superior a la media nacional y… el abogado, Michael Tiyce, es gay.

Fuentes | Pink NewsGay Star News, vía estoyBailando/Chueca.com

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

“Sí” rotundo de los australianos al matrimonio igualitario. El primer ministro Turnbull prevé que el matrimonio igualitario sea realidad en Australia “antes de Navidad” 

Viernes, 17 de noviembre de 2017

australiaEl contundente “sí” que han pronunciado los australianos en la consulta por correo postal sobre el matrimonio igualitario ha generado una cascada de reacciones. En el ámbito político, el liberal Dean Smith ya ha presentado un proyecto de ley en el Senado para que se materialice la decisión de la ciudadanía. Su compañero de filas, el primer ministro Malcolm Turnbull se ha felicitado por la victoria del “sí” y asegura que la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo será una realidad antes de Navidad. Ahora, la comunidad LGTB estará muy pendiente del debate parlamentario para evitar que se cuelen enmiendas discriminatorias en nombre de la libertad de conciencia.

Tras la presentación de los resultados de la consulta por correo postal impuesta por el Gobierno australiano, comienzan los movimientos para trasladar el mandato a una votación parlamentaria, libre por fin de disciplinas de partido. Al poco de conocerse los datos (61,6 % de votos a favor, 38,4 % en contra con una participación del 79,5 % del censo), el primer ministro se felicitaba públicamente por un resultado “abrumador”. Superado el trámite que él mismo impuso para apaciguar a los sectores contrarios a la igualdad dentro de su partido, Turnbull daba vía libre para la discusión legislativa de la medida y se mostraba convencido de que el proceso culminará con una ley de matrimonio igualitario antes de Navidad.

En este sentido, y como ya había adelantado hace unos días, el senador Dean Smith ha presentado un proyecto para reformar la ley de matrimonio de 1961 sustituyendo las palabras “un hombre y una mujer” por “dos personas” donde sea necesario. Smith, que pertenece a la misma formación liberal-conservadora del primer ministro, ha introducido una cláusula para eximir a las organizaciones religiosas de la obligación de celebrar enlaces entre personas del mismo sexo. La disposición solo afectaría a los matrimonios religiosos y no a los civiles.

Por el contrario, su compañero de filas el fiscal general George Brandis pretende ampliar el concepto de “objeción de conciencia”. Ha anunciado que presentará dos enmiendas al proyecto de Smith: la primera permitiría a toda persona responsable de la celebración de matrimonios negarse a casar a parejas del mismo sexo por motivos de conciencia, también en el caso de enlaces civiles. Una restricción que podría causar muchas dificultades a las personas LGTB para ejercer sus derechos. La otra enmienda pretende blindar la libertad de expresión de las opiniones contrarias a la igualdad matrimonial, aunque no esté claro por qué sería necesario explicitar esta medida.

Habrá que estar muy pendientes, por tanto, a la tramitación legislativa. Pero hasta entonces, en las primeras horas tras la presentación de los resultados de la consulta, las celebraciones han llenado las calles de las principales ciudades australianas. Líderes políticos como la primera ministra británica Theresa May o su predecesor David Camerontambién han saludado el triunfo del “sí”. Cameron ha recordado su apuesta personal por el matrimonio igualitario en contra de la opinión de gran parte de su propia formación conservadora: una situación que guarda un importante paralelismo con la de Turnbull.

“Sí” rotundo. Los resultados de la consulta por correo postal sobre el matrimonio igualitario impuesta por el Gobierno australiano acaban de ser dados a conocer: 61,6% de votos a favor, 38,4% en contra. La participación, histórica: 12,7 millones de ciudadanos australianos se han pronunciado (un 79,5% del censo).

Años de disputa política han quedado zanjados. Según acaba de hacer público la Oficina Australiana de Estadística (ABS), y a pesar de la fortísima campaña en contra de los grupos homófobos, el “sí” ha obtenido una indiscutible victoria en la consulta postal sobre el matrimonio igualitario en Australia, con más de 23 puntos porcentuales de ventaja: 7.817.247 votos favorables, frente a 4.873.987 en contra:

referendum-australiaConsulta postal, no referéndum

A principios de septiembre se confirmaba definitivamente: el Tribunal Supremo de Australia daba vía libre a la consulta postal mediante la cual el primer ministro liberal-conservador, Malcolm Turnbull, sometía a la opinión de los australianos el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. Una consulta voluntaria y no vinculante que ha tenido lugar entre el 12 de septiembre y el 7 de noviembre. Era la respuesta de Turnbull al segundo fracaso parlamentario de la propuesta de referéndum que pretendía organizar el Gobierno.

Tras desestimar el Supremo los recursos, la documentación se empezó a enviar a los hogares australianos a partir del 12 de septiembre. “¿Debería cambiarse la ley para permitir casarse a las parejas del mismo sexo?”, fue la pregunta elegida finalmente.

Una de las incógnitas del proceso era el nivel de participación. De hecho, los activistas LGTB temían al principio que una escasa participación, especialmente entre la población joven y más favorable al “sí”, llegase a decantar la balanza a favor de los homófobos, más movilizados en contra de la igualdad. SIn embargo, las cifras han superado todas las expectativas: 12.727.920 australianos (un 79,5% del censo) han participado en la consulta. Una participación especialmente significativa si se tiene en cuenta que el voto en esta consulta, a diferencia de otros procesos electorales en Australia, no es obligatorio. Según los datos de la ABS, ha sido mayor entre las mujeres (han votado el 81,6% de las que tenían derecho a voto) que entre los hombres (77,3%).

Por edades, los mayores de 65 años se han movilizado más (en la franja de 70 a 74 años ha votado el 89,8% de las mujeres y el 89,3% de los hombres), pero la movilización también ha sido intensa entre los jóvenes, que según las encuestas son los más favorables al matrimonio igualitario. La cifra más baja de participación, de hecho, se ha producido en la franja de varones entre 25 y 29 años años, y aún así ha sido considerable (un 68,3%).

Años de discusiones: la época Gillard-Abbott

La contienda política sobre el matrimonio igualitario en Australia se ha prolongado durante años, a pesar de existir una mayoría tanto social como parlamentaria (al menos sobre el papel) favorable a la medida. Antes de las elecciones de 2013, que dieron la victoria al liberal-conservador Tony Abbott, fueron los laboristas los que actuaron como freno. La que hasta junio de ese año había sido primera ministra, Julia Gillard, se oponía, y  durante sus años de gobierno no dudó en maniobrar para impedir que los partidarios de la igualdad dentro del Partido Laborista trasladaran su criterio al Parlamento. Y ello pese a que ya en su congreso nacional de 2011 los laboristas incorporaban la defensa del matrimonio igualitario a su ideario. Ideario que Gillard se encargó de convertir en papel mojado al imponer que sus diputados –cuyos votos eran todos necesarios, debido a lo ajustado de su mayoría– tuvieran libertad de voto. Una libertad que Tony Abbott negó entonces a los suyos y que desembocó en el fracaso de la iniciativa. De la mano de Gillard, Australia perdía una primera oportunidad histórica.

La impopularidad de Gillard llevó a Kevin Rudd a arrebatarle el liderazgo del partido y el puesto de primer ministro. Ya por entonces Rudd se había convertido en defensor del matrimonio igualitario, pese a que su anterior etapa como primer ministro se caracterizó también por un rechazo frontal. Pero la sustitución de Gillard no evitó la derrota laborista, y, tras las elecciones de septiembre de 2013, Abbott (un católico fuertemente opuesto al matrimonio igualitario, pese a tener una hermana abiertamente lesbiana) se convertía en primer ministro. Su victoria alejó las expectativas de aprobación, pese a que un número no determinado de diputados de su partido eran partidarios del matrimonio igualitario, y de hecho ya desde el principio el propio Abbott reconoció que le iba a resultar complicado mantener la disciplina de voto en esta materia. Lo consiguió… pero el empeño contribuyó a la gran bajada de popularidad que finalmente acabó por costarle el puesto y ser sustituido por Malcolm Turnbull en septiembre de 2015.

turnbull Malcolm Turnbull y la obsesión por el referéndum

El liderazgo de Turnbull parecía que por fin abriría la puerta a que los diputados liberal-conservadores tuvieran libertad de voto y que el matrimonio igualitario resultase aprobado. No fue así. Pese a declararse partidario de su aprobación, el nuevo primer ministro (que renovó su cargo tras las elecciones de julio de 2016, que la coalición liberal-conservadora ganó por estrecho margen) se decantó por la organización de un referéndum sobre la materia. Comenzaba una nueva (y exasperante) batalla política. Durante este periodo, la oposición, contraria a cualquier referéndum sobre la materia, ha contado con mayoría en el Senado, por lo que las iniciativas gubernamentales fueron rechazadas en dos ocasiones: la primera vez en noviembre de 2016 y la segunda vez el pasado agosto. Adelantándose a esta situación, el ministro de Inmigración planteó ya en marzo la posibilidad de una consulta postal voluntaria y no vinculante, que no necesitaba la aprobación de una ley para su puesta en marcha. Una iniciativa que fue la que acabó por materializarse.

A partir de ahí, comenzó una demencial campaña en la que los grupos homófobos no han dudado en utilizar todo tipo de malas artes. En estas últimas semanas hemos recogido algunos ejemplos, como la campaña promovida por una web de carácter neonazi que desplegó pósteres en el centro de Melbourne con el titular “Parad a los maricones” acusando a las familias homoparentales de abusar masivamente de sus hijos. O lo que sucedió en Sídney, donde se repartieron panfletos en inglés y chino en los que tachaba a la homosexualidad de “maldición mortal” y se advertía sobre “falsas mujeres transexuales” en los baños públicos. Homofobia y transfobia de trazo grueso que se ha beneficiado de la impunidad derivada del hecho de que la consulta no haya estado sometida a las reglas de un referéndum normal. Aunque también ha tenido derivadas positivas, como el inesperado debate interno que ha tenido lugar en el seno de la Iglesia católica australiana.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Australia: la consulta postal sobre el matrimonio igualitario se cierra con una participación cercana al 80 % y una amplia ventaja del “sí” en las encuestas

Viernes, 10 de noviembre de 2017

matrimonio-igualitario-australia-voto-correo-turnbull-696x522La consulta por correo postal sobre matrimonio igualitario impuesta por el Gobierno australiano acaba de concluir. Este martes 7 de noviembre era la fecha límite para la recepción de las respuestas en la Oficina Australiana de Estadística (ABS). El último avance de participación, que contabiliza las papeletas recibidas hasta el pasado viernes, la sitúa en un 78,5 % y las encuestas le dan una ventaja en torno a los 30 puntos al “sí”. Los resultados definitivos se darán a conocer el próximo 15 de noviembre. El primer ministro Malcolm Turnbull ha prometido que permitirá una votación libre en el Parlamento si finalmente gana la igualdad matrimonial en la consulta.

Como recordábamos hace unas semanas, a principios de septiembre se confirmó que Turnbull se cobraba una victoria parcial en su empeño de someter a votación popular los derechos de la población LGTB: entre el 12 de septiembre y el 7 de noviembre tendría lugar en Australia una consulta postal voluntaria y no vinculante sobre el matrimonio igualitario. Era la respuesta del primer ministro al segundo fracaso parlamentario de la propuesta de referéndum que pretendía organizar el Gobierno. Poco después del anuncio del voto postal, se presentaron dos recursos ante el Tribunal Supremo para paralizar un trámite innecesario y divisivo para la sociedad, convocado además al margen del Parlamento. Finalmente, el Supremo desestimó los recursos, otorgando vía libre a la consulta. La documentación se empezó a enviar a los hogares australianos a partir del 12 de septiembre y la formulación de la pregunta que se decidió fue:

¿Debería cambiarse la ley para permitir casarse a las parejas del mismo sexo?

Una de las incógnitas del proceso era el nivel de participación. Las cifras provisionales superan ampliamente las expectativas. Hasta el pasado viernes 3, la ABS había recibido unos 12,6 millones de respuestas, correspondientes a un 78,5 % del censo. La amplia participación es especialmente significativa si se tiene en cuenta que el voto en esta consulta, a diferencia de otros procesos electorales en Australia, no es obligatorio. El pentacampeón olímpico Ian Thorpe, que hace tres años salía del armariose felicitaba por el dato.

Con respecto a los resultados, tres de las encuestas más recientes le otorgan una clara victoria a la campaña del “sí” a la igualdad. La de Newspoll revela un 62 % de respuestas afirmativas y un 35 % de negativas entre los que ya han participado en el proceso. La proporción es similar en el conjunto de la muestra (59 % frente a 35 %). Otros dos sondeos realizados entre los votantes otorgan alrededor del 65 % al “sí” y algo más del 30 % al “no”.

Tras la presentación de los resultados el próximo 15 de noviembre, estará en manos del primer ministro Turnbull permitir la tramitación de un proyecto de ley que, esperemos, acabe de una vez con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio. La decisión podría retrasarse a causa de una crisis que ha obligado a dimitir a siete cargos de diferentes partidos por poseer otra nacionalidad aparte de la australiana, algo prohibido para los parlamentarios El Gobierno conservador podría quedar en minoría en la Cámara de Representantes si pierde las elecciones parciales que se celebrarán el 2 de diciembre para cubrir el escaño del dimitido vice primer ministro Barnaby Joyce.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Australia: la participación en la consulta postal sobre el matrimonio igualitario supera los dos tercios, con una clara ventaja del “sí” según las encuestas

Jueves, 26 de octubre de 2017

matrimonio-igualitario-australia-voto-correo-turnbull-696x522La consulta por correo postal sobre matrimonio igualitario impuesta por el Gobierno australiano entre en su fase final. La fecha límite para la recepción de las respuestas en la Oficina Australiana de Estadística (ABS) es el próximo 7 de noviembre. El último avance de participación, a fecha del 13 de octubre, la sitúa en un 67,5 % y las encuestas le dan una ventaja de entre 21 y 26 puntos al “sí”. Los resultados definitivos se conocerán el 15 de noviembre. La principal incógnita es, todavía, cuándo accederá el primer ministro Malcolm Turnbull a permitir una votación libre en el Parlamento si finalmente gana la igualdad matrimonial en la consulta.

A principios de septiembre se confirmó que Turnbull se cobraba una victoria parcial en su empeño de someter a votación popular los derechos de la población LGTB: entre el 12 de septiembre y el 7 de noviembre tendría lugar en Australia una consulta postal voluntaria y no vinculante sobre el matrimonio igualitario. Era la respuesta del primer ministro al segundo fracaso parlamentario de la propuesta de referéndum que pretendía organizar el Gobierno. Poco después del anuncio del voto postal, se presentaron dos recursos ante el Tribunal Supremo para paralizar un trámite innecesario y divisivo para la sociedad, convocado además al margen del Parlamento. Finalmente, el Supremo desestimó los recursos, otorgando vía libre a la consulta. La documentación se empezó a enviar a los hogares australianos a partir del 12 de septiembre y la formulación de la pregunta que se decidió fue:

¿Debería cambiarse la ley para permitir casarse a las parejas del mismo sexo?

Una de las incógnitas del proceso era el nivel de participación. Por ahora las cifras superan las expectativas, aunque estén aún muy lejos del que se alcanzó en las últimas elecciones federales (91 %). Hasta el pasado viernes 13, la ABS había recibido unos 10,8 millones de respuestas, correspondientes a un 67,5 % del censo. Los activistas LGTB se han felicitado por una participación mayor de la esperada en una consulta en la que el voto, a diferencia de otros procesos electorales en Australia, no es obligatorio.

Con respecto a los resultados, las dos encuestas más recientes le otorgan una clara victoria a la campaña del “sí” a la igualdad. La de Newspoll revela un 59 % de respuestas afirmativas y un 38 % de negativas entre los que ya han participado en el proceso. La proporción es similar entre los que no han votado aún (56 % frente a 37 %). Según el sondeo de YouGov, los favorables a la igualdad sumarían el 61 % de los que ya han votado frente al 35 % de contrarios. Entre los que no han participado, las cifras son el 54 % y el 28 %, respectivamente, con un 18 % de indecisos.

La campaña del “no” empieza a aceptar su probable derrota, a tenor de las declaraciones de algunos de sus representantes. El ministro de Inmigración, Peter Dutton, por ejemplo, afirmó que espera una victoria del “sí”. No hay que olvidar que, pesar de la participación considerable, los ciudadanos siguen rechazando mayoritariamente que se vote sobre los derechos de una minoría, como también refleja la encuesta de Newspoll. Un 50 % se manifiesta en este sentido frente a un 43 % que apoya al Gobierno en esa decisión. Tras la presentación de los resultados el próximo 15 de noviembre, estarán en manos del primer ministro Turnbull los próximos movimientos que, esperemos, acaben de una vez con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio.

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Australia se prepara para legalizar el matrimonio igualitario

Jueves, 19 de octubre de 2017

juventud-lgtb-voto-postal-australia-ayuda-696x522La Oficina de Estadística Australiana confirma que ya han recibido casi un 70% de los votos de la encuesta postal que se está celebrando en el país respecto al matrimonio igualitario.

Gobierno y oposición ya trabajan en la redacción de la ley y la forma de implementarla para que, en caso de que el SÍ gane la votación, poder aprobarla antes de que acabe el año.

Aunque el resultado del voto postal que ahora mismo están celebrando en Australia no se conocerá hasta el próximo 15 de noviembre, las encuestas y los datos de participación están haciendo que el optimismo se apodere de todos los que están a favor de que el matrimonio igualitario se legalice de una vez por todas.

La Oficina Australia de Estadísticas ha hecho públicas las cifras del conteo de votos, que se pueden enviar hasta el próximo 7 de noviembre, y ha confirmado que el 67,5 por cierto de los australianos (10.800.000) ya ha votado. Sólo hay un 32,5 por cierto de votantes que aún no han devuelto su voto.

Evidentemente no se sabe aún si en esos casi once millones de votos había un sí o un no, pero en casos como éste la alta participación suele ser siempre favorable a los derechos de la minoría. El motivo por el que siempre decimos que la mayoría nunca ha de votar sobre los derechos de la minoría es que en esa mayoría puede haber gente a favor o en contra de esos derechos: los que están a favor no suelen ir a votar porque no les afecta y los que están en contra sí porque son así de tocapelotas.

Así que si más de la mitad de los australianos ya ha votado implica que la minoría no está sola, y teniendo en cuenta que todas las encuestas realizadas en los últimos años en el país dejaban claro que la mayoría de australianos estaban a favor de legalizar el matrimonio está claro que hay motivo para ser optimista. Tiernan Brady, de la Equality Campaign, ha declarado a los medios que está convencido de que, a pesar de la intensa campaña de los homófobos en el país, han ganado el debate: “Creo que los australianos han visto a través de esas campañas. Creo que el público ha tomado una decisión.

Aunque el voto postal no es vinculante y su función es meramente informativa, en el parlamento ya están empezando los movimientos para comenzar el proceso de legalización del matrimonio en cuanto se anuncien los resultados. Fuentes del gobierno aseguran estar convencidas de que el SÍ ganará la encuesta con un 60% de los votos, así que ya se están celebrando reuniones para definir cómo será la ley y cómo se implementará. El diputado Trevor Evans ha concedido una entrevista en la que ha asegurado que la intención del gobierno es solucionar el tema antes de que acabe 2017: “Siempre hemos esperado solucionar la cuestión del matrimonio homosexual antes de que acabe este año. Si la mayoría de los australianos vota SÍ, el Parlamento podrá legislarlo antes de que lleguen las Navidades. La inmensa mayoría de los parlamentarios, tanto en el Senado como en la Casa de Representantes, ha prometido apoyar la ley si la mayoría vota SÍ.

Uno de los miembros del gobierno liderado por Malcolm Turnbull, Christopher Pyne, ha confirmado a Sky News que “con buena fue por todas las partes de este debate, no me cabe duda de que podemos aprobar esta ley en el congreso y luego aprobarla en el senado antes de que acabe este período de sesiones.

Fuente | Gay Star News, vía EstoyBailando

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Prohíben a una transexual jugar en la liga femenina de fútbol australiano

Jueves, 19 de octubre de 2017

afl-transLa joven mide 1,90 y pesa 100 kilos , por lo que había despertado el interés de varios equipos para contratarla. 

La Federación de Fútbol Australiano (AFL) anunció este martes que Hannah Mouncey, una jugadora transexual, no podrá participar en la liga femenina debido a que su físico supondría una ventaja con respecto a sus rivales.

Mouncey, que en el pasado llegó a jugar en el equipo nacional masculino de balonmano, no podrá entrar en el draft de la Liga Femenina Élite de Fútbol Australiano (AFLW).

La joven es particularmente atlética (1,90 m de altura y 100 kilos de peso), por lo que había despertado el interés de varios equipos para contratarla.

La AFL precisó que su decisión se basa en la legislación del Estado de Victoria y se tomó tras consultar a grupos de apoyo al colectivo LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexo) , así como al agente de Hannah Mouncey.

 La AFL agradeció a Hannah “su cooperación” y destacó que su contribución servirá para “desarrollar políticas y procedimientos de la AFL con respecto a los transexuales para los futuros jugadores de la élite”.

La AFL entró en la historia este año al organizar pro primera vez una liga semiprofesional femenina.

La decisión sobre Mouncey solo es para la próxima temporada, por lo que podría volver a presentarse al draft del próximo año.

Todos los casos de peticiones de transexuales serán deliberados caso por caso, en función de las circunstancias de cada demandante, precisó la AFL.

En un comunicado, Mouncey se mostró “decepcionada” por la decisión de la AFL, pero le agradeció “su manera sincera de tratar mi situación“.

El sindicato de jugadores de la AFL había apoyado a la joven durante todo el proceso y ha exigido a la federación que ponga en práctica líneas directivas claras para ayudar a los transexuales que quieran jugar en la élite en el futuro.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Grecia mejora los derechos trans aprobando una ley de identidad de género que despatologiza la transexualidad pero no reconoce la autodeterminación del género

Viernes, 13 de octubre de 2017

ley-trans-greciaGrecia aprueba una Ley Trans que mejora sustancialmente el proceso legal para cambiar el nombre y el género en documentos oficiales pero no se rige por el principio de auto-determinación.

A pesar de no ser una ley perfecta los colectivos trans celebran su aprobación y lo consideran un paso adelante en una lucha que aún no ha terminado.

El Parlamento griego aprobó el martes una avanzada ley de identidad de género, la primera del país que despatologiza la realidad trans. El texto elimina la necesidad de tutela médica y de cualquier intervención quirúrgica, incluida la esterilización, para que los mayores de 17 años puedan obtener el reconocimiento legal de su identidad. Los jóvenes de entre 15 y 17 años sí necesitarán un informe psiquiátrico además del consentimiento paterno. Aunque no satisface la totalidad de sus reivindicaciones, los colectivos trans han saludado la nueva norma como un gran avance.

Durante décadas, numerosos países han obligado a las personas transexuales a someterse a procedimientos que conllevan directa o indirectamente la pérdida de la capacidad reproductiva como requisito previo a ver reconocida legalmente su identidad de género. De hecho, según un informe de Transgender Europe de noviembre de 2016, 21 estados europeos seguían haciéndolo a fecha de noviembre de 2016. La mayoría, del Este de Europa, pero también había algunos occidentales. Otros han eliminado ese requisito hace poco (Suecia, por ejemplo, no lo hizo hasta 2013, Noruega actualizó su ley en 2016 y Bélgica, en mayo de este año). Y no fue hasta 2014 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) condenó esta práctica y pidió que todas aquellas legislaciones que obligan a este tipo de procedimientos sean revisadas. En la misma línea, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenaba hace unos meses a Francia por haber obligado a hacerlo (el país vecino, de hecho, modificó su legislación en 2016, eliminando dicho requisito, aunque sigue manteniendo el proceso en manos de los jueces).

Grecia se suma ahora a la lista de países que no solo eliminan ese requisito, sino que tampoco exigen ya la necesidad de un diagnóstico médico o psicológico de “disforia de género” o similar. La ley integra, en este sentido, el principio de autodeterminación de género, aunque solo para los mayores de 17 años. Para los jóvenes entre 15 y 17 años será necesario un informe psiquiátrico, además del consentimiento paterno. El texto ha recibido el apoyo de 171 diputados del Parlamento griego: de Syriza (impulsora del proyecto), sus socios de Anel y los centristas de To Potami. En contra han votado 128: la derecha de Nueva Democracia, los neonazis de Amanecer Dorado, los comunistas de KKE y la Unión de Centristas.

Pese a reconocer el indudable avance sobre la situación anterior, los colectivos LGTB consideran mejorable la nueva ley. Por ejemplo, en lo referente a la tutela médica y paterna en menores de edad. El asunto, de hecho, fue uno de los motivos esgrimidos por Nueva Democracia para oponerse en lugar de abstenerse, como habían anunciado en primer lugar. El principal partido de la oposición pretendía que el cambio del sexo legal no fuera posible bajo ninguna circunstancia antes de los 18 años.

Evelyne Paradis, directora ejecutiva de la ILGA afirma que : “Es progreso, pero no es perfecta. Hoy se ha dado un gran paso adelante, pero es una pena que ese paso no fuera uno hacia la total auto-determinación de todas las personas trans en Grecia.”  Y es que la nueva ley griega para las personas trans ha mejorado sustancialmente la realidad del colectivo, pero se ha quedado corta en varios aspectos (y en otros ha pasado a ser bastante estrambótica). Hasta la aprobación de esta nueva ley las personas trans que querían cambiar su género en los documentos oficiales tenían que pasar una evaluación psiquiátrica para acreditar un diagnóstico de disforia de género, tenían que someterse a una operación de reasignacion de sexo y se les exigía la esterilización.

Con esta nueva ley esas tres necesidades para que se reconozca su género percibido en los documentos oficiales de todos aquellos mayores de 17 años. Las personas trans entre los 17 y los 17 podrán acceder al proceso para cambiar el género en su documentación pero en esos casos sí hará falta la decisión de un grupo de doctores.

Pero hay dos cosas bastante absurdas en esta ley. Por un lado una persona trans que quiera cambiar su género oficialmente tendrá que estar soltera, lo que puede hacer que las personas trans que estén casadas tengan que divorciarse. Además la última palabra en el proceso la tendrá un juez, que decidirá si la expresión o presentación de género de la persona coincide con lo que quieren que ponga en sus documentos.

Esta reforma es una victoria duramente conseguida por los y las activistas por los derechos trans en Grecia que han luchado por la igualdad de las personas trans durante años. Envía un mensaje claro de que nadie ha de verse obligado a pasar por procedimientos médicos para que se reconozca oficialmente quiénes son. Pero aunque se trata de una reforma histórica en la dirección correcta, la lucha aún no está del todo ganada“, han declarado desde Amnistía Internacional.

Otra de las insuficiencias es la exclusión de las personas migrantes en situación irregular y de los refugiados en la nueva ley. La nueva ley no reconoce el acceso al proceso de reconocimiento de género para personas trans refugiadas o inmigrantes y además deja muchas mejoras pendientes con respecto a los menores trans.

Por último, una enmienda para introducir una tercera opción de género junto a la de “masculino” y “femenino” en los documentos oficiales fue rechazada. Se trata de una medida que han adoptado países como Australia en 2011 o Canadá hace solo unas semanas. La posibilidad de registrarse bajo un tercer género o de no definir el género también ha sido regulada de diferentes formas en países como Alemania, la India o Nepal.

La comunidad trans del país ha celebrado la aprobación de la ley, aunque no ocultan su decepción pues se esperaba que se aprobara una primera versión del texto que reconocía el derecho de cualquier persona trans mayor de 15 años a cambiar su nombre y su género en los documentos oficiales con sólo una declaración y un proceso administrativo; pero finalmente se ha optado por un enfoque mucho más conservador y que sigue estigmatizando a las personas trans.

A pesar de eso el Primer Ministro griego, Alexis Tsipras, ha celebrado que la ley reconoce los derechos humanos básicos de “un segmento de la sociedad que ha sido marginado durante demasiado tiempo. Estamos con aquellos que no tienen voz o cuya voz está siendo acallada. Con los estigmatizados, con las minorías oprimidas, con las personas que viven cualquier tipo de desigualdad o aislamiento. Es a esas personas a las que queremos defender.

Por delante de España

La nueva normativa coloca a Grecia por delante de España, cuya ley 3/2007 ha envejecido de forma prematura. De hecho, cada vez es más numeroso el grupo de países que ya han incorporado el principio de autodeterminación de género a su legislación. Es el caso, además de los ya mencionados, de Irlanda y Dinamarca, en Europa. Y tanto Escocia como Portugal tienen previsto sumarse al grupo próximamente.

En el continente americano destaca el antecedente de Argentina, cuya ley fue de hecho una de las pioneras en el proceso de desmedicalización del reconocimiento legal de la identidad de género. Nepal, por su parte, ha introducido en su nueva Constitución el derecho a decidir libremente el sexo que figura en los documentos oficiales, aunque desconocemos cómo se está implementando.

En España seguimos a la espera de que el Parlamento decida dar el paso (el grupo socialista del Congreso registró en febrero una propuesta de actualización de la ley). Mientras tanto, sigue vigente la necesidad de un diagnóstico de “disforia de género” y la exigencia (con algunas excepciones) de dos años de tratamiento hormonal. Y aunque leyes posteriores de ámbito autonómico hayan incorporado ya el principio de la despatologización, no dejan de ser normas de alcance limitado por lo que a este aspecto se refiere, que no permiten modificar algunos de los documentos oficiales más importantes. Y en el caso de los menores, todo queda por el momento a criterio del juez de turno.

 Fuente | Gay Star News, vía Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las primeras encuestas dan la victoria al Sí en el voto postalaustraliano

Sábado, 7 de octubre de 2017

matrimonio-igualitario-australia-voto-correo-turnbull-696x522Según la Oficina de Estadística de Australia, los electores ya han devuelto un 57,5% de las papeletas del voto postal sobre el matrimonio igualitario en el país.

Las encuestas señalan que el SÍ a la legalización ganaría al NO con un espectacular 79% de los votos. 

Como ya sabrás en  Australia sus 16 millones de votantes están llamados a participar en un voto postal para que digan si quieren o no que el gobierno legalice el matrimonio igualitario. Puede que estés escandalizado por el hecho de que una mayoría decida sobre los derechos de la minoría, pero es lo que tiene un Primer Ministro cobarde que si lleva el tema directamente al parlamento podría ver cómo los conservadores le retiran el apoyo.

Según la Oficina Australiana de Estadística, ya se han recibido el 57,5% de los votos, y eso que los australianos pueden seguir enviando hasta el próximo 7 de noviembre. “La reacción es una señal muy poderosa de cómo los millones de conversaciones respetuosas que han tenido lugar en las mesas de las cocinas, los lugares de trabajo y a través de todas las comunidades han motivado a la gente y les han permitido ver que la igualdad del matrimonio no es un qué, sino un quién” ha dicho Anna Brown, co directora de la organización Equality Campaign.

survey-postal-yes-australiaEl hecho de que haya una alta participación en los votos es de por si un signo de optimismo para la campaña del SÍ. El motivo por el que no se deben someter los derechos de la minoría a un referéndum de la mayoría es que la participación suele ser baja puesto que sólo acaban yendo a votar los de la minoría y los de la mayoría que se oponen; así que ver que hay ya unos 8.000.000 de votos significa que dentro de la mayoría cuyos derechos no están en juego hay muchísima gente implicada en el voto.

Pero desde los favorables al SÍ avisan de que no es el momento de dormirse en los laureles y hay que seguir haciendo campaña: “La gente joven tiene que asegurarse de que sus amigos y familiares devuelven sus papeletas. No has votado sí hasta que has enviado el sí.” ha dicho Angie Greene, protavoz de la Equality Campaign.

voto-postal-australia-1392x902Otra buena noticia para los derechos de los homosexuales en Australia es que una encuesta realizada por la cadena Sky News entre 5.000 personas ha revelado que un 64% ya habría votado y su voto ha sido un SÍ. Además una encuesta realizada en todo el país señalaba que el SÍ arrasaría con un espectacular 79% del total de votos. Hace unas semanas las encuestas empezaban a mostrar un descenso en el apoyo generalizado a la legalización del matrimonio igualitario por las tácticas de los grupos LGTBfóbicos que, inspirados por los evangélicos estadounidenses, comenzaron a mezclar el matrimonio igualitario con temas como la educación LGTB+ en las escuelas o los derechos trans.

Aún así parece que la campaña del SÍ ha conseguido mantener el debate centrado en el derecho sobre el que se está votando, en parte por tácticas como la de señalar agresiones LGTBfóbicas e identificar a esas personas con el conjunto de los votantes del NO.

Habrá que esperar a los resultados finales, pero parece que el matrimonio igualitario acabará siendo una realidad en Australia.

Fuente | Gay Star News – Pink News, vía EstoyBailando

General, Historia LGTB , ,

Macklemore cantó el Same Love en la final de la NRL

Miércoles, 4 de octubre de 2017

macklemore-same-love-final-nrl-696x522A pesar de la polémica suscitada por los homófobos australianos, Macklemore actuó en la final de la NRL, cantó Same Love y fue maravilloso.

La semana pasada te contábamos que los homófobos australianos, inmersos en mitad de su campaña en contra del matrimonio igualitario, estaban muy cabreados con la Liga Nacional de Rugby por programar un show de Macklemore en el medio tiempo de la gran final que se celebró el domingo pasado.

Básicamente, estaban enfadados porque Macklemore iba a cantar Same Love (que se convirtió en un himno no oficial a favor del matrimonio igualitario en Estados Unidos) y decían que eso era politizar el fútbol. El rapero ya había dicho que cuanto más se quejaran con más ganas iba a ir a cantarla y además les agradeció que la canción hubiera subido al número 1 de iTunes gracias a la polémica: “Ayer alguien empezó una petición en Australia para prohibirme cantar Same Love en la final de NRL. Hoy es número 1 en iTunes. El amor está ganando.

Finalmente Macklemore actuó, cantó la canción y, además, se despidió del público con un “Igualdad para todos

Por cierto, que el cantante ha asegurado que donará el dinero que gane con ese número 1 en iTunes Australia a las campañas a favor de la igualdad: “No lo he resuelto aún pero quiero donar mi parte de los beneficios de Same Love que consiga aquí en Australia a votar por el sí. Tengo que mirar bien cómo resulta todo y cómo hacerlo, pero es algo que voy a hacer.

Fuente | Gay Star News, vía EstoyBailando

General, Música , , , , , , , , , ,

Los homófobos llevan (sin querer) al Same Love de Macklemore al nº1 de iTunes de Australia

Lunes, 2 de octubre de 2017

macklemore-haircut-6-300x300El anuncio de que el rapero Macklemore cantará su canción Same Love durante la final de la NRL australiana ha hecho que los homófobos empiecen a protestar por el “mensaje político” y la canción acabe siendo Nº1 en iTunes.

El Ministro de Inmigración del país ha pedido que, en pro de la libertad de expresión, en la final se interprete también una canción en contra del matrimonio homosexual.

Hace unos días el I Got The Power de Snap! era número 1 en iTunes España ya que es la canción de la nueva campaña de El Corte Inglés. Hace unas semanas el Total Eclipse of the Heart de Bonnie Tyler llegaba al número 1 en iTunes EE.UU., y fue por el eclipse del verano.

Pues ahora el Same Love de Macklemore & Ryan Lewis está número 1 en iTunes Australia. Y es gracias a los homófobos.

En Australia están ahora en plena discusión sobre el matrimonio igualitario. Los australianos están llamados a participar en un voto postal no vinculante para decidir si quieren que el gobierno legisle el matrimonio entre dos personas del mismo sexo o no. Y en mitad de todo este enfrentamiento el domingo 1 de octubre se juega la Gran Final de la Liga de Rugby Nacional.

Para amenizar el evento durante esa final hay prevista una actuación de Macklemore, que ya han aclarado que cantaran varios de sus grandes éxitos… incluido el Same Love; una canción que de forma muy poco sutil apoya el matrimonio igualitario y a la igualdad del colectivo LGTB así en general.

Eso no ha sentado nada bien a los homófobos del país: si algunos quieren darle una patada a un perro porque su dueña le ha puesto un pañuelo de apoyo al matrimonio igualitario imagínate sentarse a ver el rugby y encontrarse esa canción. Así que un grupo de gente ha creado una petición online para que la NRL cancele la actuación de Macklemore.

El resultado ha sido que la NRL no piensa cancelar nada y además se está hablando tanto de la canción que han conseguido que sea Nº1 en iTunes, tanto en canciones como en vídeos (destronando a Taylor Swift)


Ayer alguien comenzó una petición en Australia para prohibirme cantar Same Love en la #NRLGF. Hoy es Nº1 en iTunes. El amor está ganando.

macklemore-itunes

Las quejas han venido sólo en forma de petición online. Todo empezó por un antiguo jugador de la NRL, Tony Wall, que explicó que para él y para su familia iba a resultar difícil ver la final: “Será muy difícil ver la final de la NRL con mi mujer y mis cinco hijos pequeños porque el evento estará fuertemente politizado con un himno LGTBIQ tomando el escenario central. Mi familia y otros muchos seguidores de la NRL, que votaremos NO, no nos sentiremos cómodos viendo cómo la NRL impone un movimiento político tan atrevido a sus fans mientras el tema está siendo votado por el pueblo australiano.

El antiguo primer ministro del país, el conservador Tony Abbott, lleva meses haciendo campaña contra el matrimonio igualitario; oponiéndose incluso a Malcolm Turnbull -actual Primer Ministro y el que le quitó el puesto como jefe de la derecha-. Abbott dijo en Twitter que le parecía muy mal que Macklemore cantara esa canción porque “Los fans del fútbol no tienen por qué soportar una gran final politizada. ¡El deporte es el deporte!

A Abbott se sumaron Eric Abetz (el mismo que dijo que no hace falta que tengamos derecho a casarnos porque si queremos hacer eso podemos volvernos heteros) y Pauline Hanson, de la extrema derecha. Ambos elementos, por cierto, dijeron en su momento que los que quieren aprobar el matrimonio igualitario también quieren eliminar las palabras “mamá” y “papá” del idioma inglés.

Por cierto que Turnbull ha dicho no sólo que votará a favor de que se legalice el matrimonio igualitario (el mismo que él se niega a llevar al parlamento para que se legalice directamente) sino que le parece fenomenal que Macklemore actúe, que su papel no es el de censurar canciones y que está un poco cansado de que Abbott esté siempre metiéndose por medio; y recordó que en 1991 “la gran final de la NRL tuvo a los Village People cantando el YMCA“.

Dentro de su partido empiezan a salir voces contrarias a esa aparente modernidad de Turnbull, y el ministro de inmigración, Peter Dutton (que suena como posible sucesor de Turnbull) ha dicho que le parece mal que Macklemore cante Same Love porque “no creo que los padres australianos que lleven a sus hijos a ver el partido quieran que les bombardeen con mensajes políticos. Creo que los eventos deportivos y los lugares de trabajo son el lugar equivocado para este tipo de mensajes políticos.” y añadió que, puestos a defender la libertad de expresión “deberían sonar dos canciones diferentes: una a favor del matrimonio gay y otra en contra del matrimonio gay.

Pues Macklemore tiene estopa para todos. En una entrevista a la emisora americana POWER 106 dijo que no piensa dejarse amedrentar por el odio. El rapero confesó que no paran de llegarle tweets con insultos de “señores blancos viejos en Australia. Y ha sido muy claro con lo que piensa hacer ante tanta amenaza y tanto cabreo: Iré más fuerte todavía

giphy

Fuente | Pink News – Gay Star News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Una comadrona australiana insulta a una madre lesbiana tras 17 horas de parto

Viernes, 29 de septiembre de 2017

comadrona-homofoba-parto-australiaKirsty y Roslyn

Una madre lesbiana en Australia denuncia que después de 17 horas de parto la comadrona empezó a insultarla por su orientación sexual.

La campaña #TheyGetToVote pretende señalar la ignorancia y homofobia de los partidarios del NO en el voto postal para llamar la atención sobre esas actitudes.

Los ánimos en Australia están muy caldeados con el tema del matrimonio igualitario y el voto postal del que ya hemos hablado .

La peor parte de este voto postal es que la ignorancia, el odio y la homofobia están campando a sus anchas por todo el país. Eso ha llevado a los partidarios del SÍ al matrimonio igualitario a crear el hashtag #TheyGetToVote (Ellos también votan) para señalar justamente a los más homófobos, ignorantes y despreciables y recordar que ésa es la gente que vota NO, y así animar a que voten SÍ.

Dentro de ese hashtag apareció en Facebook la historia de Kirsty, una madre lesbiana que después de 17 horas de parto tuvo que aguantar los insultos homófobos de la comadrona que le había ayudado a dar a luz.

Explica Kirsty que, a pesar de las 17 horas de parto, todo fue bien. Al dar a luz Kirsty dejó al bebé junto a su pareja, Roslyn, con la que lleva 17 años y fue a relajarse y darse una ducha. Fue entonces cuando, según explica la madre, “me afeó que dejara a mi bebé con una amiga mientras me iba a dar una ducha. Pero cuando le expliqué que la amiga era en realidad mi pareja, Roz, y que así tenía contacto piel con piel, dijo: ‘Sois asquerosas por querer montar esta farsa de dos madres‘.

Kirsty continúa explicando que en ese momento se quedó en shock y no dijo nada. “Hizo comentarios homófobos en el momento en que yo era, literalmente, más vulnerable.

Tras la experiencia Kirsty presentó una queja en el hospital, pero desde el centro evitaron mojarse y dijeron que llevarían a cabo algunas sesiones de formación ética.

Kirsty, además, aprovechó el post de Facebook para recordar que como mujer y como lesbiana no era la primera vez que se enfrentaba a un abuso de ese tipo: “Me acosaron sexual y físicamente en un trabajo porque soy lesbiana. Muy respetuoso. Un médico se negó a atender a mi bebé porque sus madres son lesbianas. ¿Qué pasa con los niños? Hemos sufrido vandalismo en casa porque somos lesbianas. Ya somos iguales. La homofobia no existe.

La madre además ha explicado hasta qué punto toda esta tontería del voto postal está afectándole a ella, a su familia y a toda la comunidad LGTB australiana:

Cualquiera que me conozca bien sabe lo mucho que estoy sufriendo en este momento. Mentalmente. Emocionalmente. Esto. Sufriendo. De verdad. Ni siquiera puedo describir lo humillante y poco humano que resulta el hecho de que mis relaciones íntimas y personales estén sujetas al juicio de cualquier adulto con el que me cruzo. Me cuesta aceptar el hecho de que haya gente que de verdad votaría para evitar que Roz y yo seamos el familiar más cercano de la otra, para hacer que no podamos acceder a nuestras propiedades conjuntas en caso de que una de las dos muera. Esa gente me prohibiría asistir al funeral de mi mujer o nos pondrían en la situación de tener que luchar para mantener a nuestros hijos juntos en el único hogar que han conocido si una de las dos muere.

No quiero compasión. No quiero lugares comunes.

Quiero que la gente piense friamente sobre lo que le están haciendo a otras personas reales cuando participan en esto.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Liam Hemsworth, activista del matrimonio iualitario

Miércoles, 27 de septiembre de 2017

liam-hemsworth-658x430La situación en Australia acerca de la votación a favor del matrimonio igualitario sigue dando de qué hablar y mientras muchos salen a las calles a dar mensajes de homofobia, existen otros que están a favor como el guapo actor Liam Hemsworth.

Liam Hemsworth, el famoso actor de Los Juegos del Hambre y novio actual de Miley Cyrus, ha utilizado su perfil de Instagram para pedirle a todos sus fans australianos que voten a favor de esta medida de amor.

“Personalmente, creo que el matrimonio entre personas del mismo sexo no debería depender siquiera de una votación. Estoy convencido de que poder elegir libremente a la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida, independientemente de su sexo, es un derecho humano. A todos aquellos australianos que defienden la igualdad y los derechos civiles les pido que voten sí a la propuesta del matrimonio igualitario. ¡Votemos sí!”,escribió.

Mientras las opiniones están dividas, lo cierto es que será el Parlamento Australiano el que decida si esta ley se aprueba o no. Las últimas encuestas arrojan resultados preocupantes pues en un principio la mayoría estaba a favor pero ha ido perdiendo fuerza, pasando de un 59% al 55% en cuestión de días.

Chueca.com

General , ,

La genial respuesta de una pizzería a un cartel homófobo

Miércoles, 27 de septiembre de 2017

pineapple-pizzaEn Australia hay mucha tensión en el ambiente a costa del voto postal que el primer ministro, Malcolm Turnbull, ha decidido convocar para que todo el país vote para ver si el parlamento tiene que hacer lo que debería haber hecho hace años: legislar el matrimonio igualitario.

El movimiento de Turnbull con este voto postal (después de que el Senado le tumbara un referéndum carísimo) sólo ha servido para retrasar lo inevitable y para que los homófobos de todo el país hagan campaña a lo loco soltando todo tipo de ataques hacia el colectivo. Y es legal. Porque Australia no tiene una ley que proteja al colectivo LGTBI del ataque del odio y porque la campaña en el voto postal no está sujeta a la misma regulación que las campañas políticas.

Eso ha hecho que, entre los cientos de carteles y pósters homófobos aparecidos por el país, los de la Coalition For Marriage colgaran esta enorme lona en mitad de la ciudad de Launceston, en Tasmania: “ESTÁ BIEN DECIR QUE NO”

Con lo que no contaban era con que a la pizzería que está justo al lado, la Wiseguise Pizza, no le sentara nada bien tener semejante mamotreto homófobo al lado. Así que varios empleados solicitaron permiso al dueño para arreglar la situación, el dueño dijo que sí, cogieron unos cubos de pintura y… “ESTÁ BIEN DECIR QUE NO A LA PIÑA EN LA PIZZA!”

Uno de los empleados de la pizzería ha dicho a la prensa que “es un debate enorme ahora mismo, obviamente, todo el mundo está hablando sobre si la pizza debería llevar piña o no.

Pero el director de la pizzería, Alex Jones, ha sido un poco más serio y ha dicho que ellos están ahí para hacer pizza, no para entrar en temas políticos. Jones reconoce que le preocupaba que los clientes pensaran que, al tener el cartel justo al lado, la pizzería apoyara el voto por el NO: “Intentamos, como negocio, no tener una visión política. Así que creo que nos hemos distanciado. Creo que es mejor solución que dejar ahí únicamente el cartel. Así somos los australianos, cogemos un problema gordo que tiene a mucha gente dividida y lo convertimos en algo más ligero. Obviamente defendemos la libertad de expresión, y tenemos suerte de vivir en un país que nos permite ser así.

Habría que recordarle al dueño que Votar NO al matrimonio igualitario ES HOMOFOBIA. Y la homofobia NO ES UNA OPINIÓN.

Fuente | Queerty, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El obispo australiano Bill Wright califica de “anomalía” que no se reconozca legalmente a las parejas homosexuales

Viernes, 22 de septiembre de 2017

4541880-3x2-940x627Bill Wright, obispo de Maitland-Newcastle (Australia)

Se puede admitir que son “un matrimonio de acuerdo con la Ley” del país

Bill Wright apela al “bien común” para justificar que se las incluya en las “estructuras reconocidas”

(Cameron Doody).- Vincent Long, el obispo de Parramatta, no es el único de los prelados australianos que piensa que un católico puede votar en conciencia por el matrimonio gay. El obispo de Maitland-Newscastle, Bill Wright, también sostiene que “hace más para la paz y armonía comunales que las parejas gay tengan un lugar en las estructuras reconocidas que lo hace que se las excluye”.

Wright arranca su tribuna en el portal mnnews.today reconociendo que el impulso para el reconocimiento del matrimonio homosexual “parece surgir del deseo de parejas gay de tener una ceremonia reconocida de forma oficial que formalice su compromiso, y luego de otorgársela a su relación un reconocimiento legal y social”Deseos que al obispo le parecen legítimos, dado que “en una sociedad donde las relaciones gay son legales y las parejas gay pueden adoptar y criar a niños, es una anomalía legal que su relación en sí misma no tenga un estatus legal claro”.

Si bien es cierto que, actualmente, la Iglesia no puede reconocer como un “matrimonio” sin más a una unión entre personas del mismo sexo, sí la puede reconocer como un “matrimonio de acuerdo con la ley australiana”, afirma Wright. De la misma forma y en las mismas condiciones en las que ya reconoce, de hecho, a todo un abanico de matrimonios de iure, como las segundas nupcias de personas divorciadas o los casamientos de personas sin intención de tener hijos. Matrimonios todos que la Iglesia sí reconoce como válidos, según el obispo de Maitland-Newcastle, “no porque cuadren con la doctrina de la Iglesia o un ideal moral“, sino en función de la ley del país, en cuanto “buena norma práctica para las personas viviendo en esta sociedad en este momento”.

Así es como llega el obispo Wright a la conclusión de que “semejante argumento del ‘bien comun’ puede hacerse que, en nuestra sociedad plural, hace más para la paz y armonía comunales que las parejas gay tengan un lugar en las estructuras reconocidas que lo hace que se las excluye”. Pero eso solo en términos de “la reconocimiento estatal del matrimonio gay como cuestión de ley”, ya que el prelado admite que “muchos de mis hermanos obispos, y mucha otra buena gente, están haciendo una pregunta diferente sobre las uniones de personas del mismo sexo.

Quedan dudas por resolver, concluye el obispo de Maitland-Newcastle, sobre las “consecuencias sociales” de legalizar las nupcias homosexuales. Sus repercusiones en la cohesión social, por ejemplo, en la libertad religiosa de aquellos que no pueden en buena conciencia oficiar o participar de ninguna otra forma en una boda gay, o en el derecho de las iglesias y escuela de seguir enseñando “la visión cristiana tradicional del matrimonio“. Pero lo importante, urge Wright, es que los fieles “piensen y hablen mucho sobre ello” y que “recen”. “Miren más allá de los eslóganes y anécdotas”, implora el prelado, “y voten por lo que crean será mejor para nuestra comunidad australiana, ahora y para las generaciones futuras”.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.