Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Australia’

Simon Dunn, deportista australiano abiertamente gay, pide a su Gobierno que legalice el matrimonio igualitario

Sábado, 30 de enero de 2016

12407544_1204078892953292_577009218_nI love Australia. I’m honored to represent Australia and i miss Australia every single day. But it is never far from my mind that the amazing country i call home is yet to legalize same-sex marriage. Australia it is time for equality!

El deportista australiano Simon Dunn, el primero abiertamente gay en representar a su país en la disciplina de bobsleigh, ha compartido en su cuenta de Instagram una fotografía vestido con su uniforme, en la que se muestra el siguiente texto: “Si puedo representar a mi país en el deporte, debería permitírseme casarme con la persona que amo”.

Simon Dunn, que también es jugador profesional de rugby, salió públicamente del armario en 2014. En aquella ocasión declaraba que “como practicante australiano de bobsleigh, compito en un deporte poco reconocido e hipermasculino. Como atleta abiertamente gay, me apasiona representar a mi país, y redefinir la identidad de este deporte, que no está vinculado a la orientación sexual”.

Ahora entrena duramente para poder competir defendiendo los colores de Australia en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, que tendrán lugar en Corea del Sur. Pero también ha querido lanzar su mensaje para dejar patente que, en cuanto a sus derechos civiles, el país al que representa en las distintas competiciones le discrimina y le trata como a un ciudadano de segunda clase. Por ello, a su imagen en Instagram ha añadido el siguiente texto: “Amo Australia. Me siento honrado de representar a Australia, y la echo de menos cada día. Pero no se me quita de la cabeza que este increíble país al que llamo mi hogar todavía no ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¡Australia, es la hora de la igualdad!”.

El deportista confiesa también que le ha conmovido la historia de Marco Bulmer-Rizzi, el ciudadano británico que perdió a su marido David cuando disfrutaban de su luna de miel en Australia, y que vio cómo la administración de ese país no le reconocía como viudo y le ninguneaba en todas las tomas de decisiones en un momento tan importante y delicado. “Es una historia realmente desgarradora”, comentaba Dunn, “Australia, no solo es hora ya de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino también de reconocer los matrimonios que se han llevado a cabo en el extranjero, cualquier otra cosa es una auténtica injusticia. Estas leyes obsoletas han negado a un marido cariñoso sus derechos en sus horas más difíciles. El amor entre las parejas de gais y lesbianas no es menor que el de las parejas heterosexuales”.

Una sociedad favorable con líderes contrarios la igualdad

El debate sobre la aprobación del matrimonio igualitario en Australia viene de muy lejos. Ya antes de las elecciones de 2013, que dieron la victoria a Abbott, fueron los laboristas, entonces al frente del Gobierno, los que actuaron como freno. La que hasta junio de ese año había sido primera ministra, Julia Gillard, se oponía, y  durante sus años de gobierno no dudó en maniobrar para impedir que los partidarios de la igualdad dentro del Partido Laborista trasladaran su criterio al Parlamento. Y ello pese a que ya en su congreso nacional de 2011 el partido incorporaba la defensa del matrimonio igualitario a su ideario. Ideario que Gillard se encargó de convertir en papel mojado al imponer que los legisladores laboristas –cuyos votos eran todos necesarios, debido a lo ajustado de su mayoría– tuvieran libertad de voto. Una libertad que Tony Abbott negó entonces a los suyos y que desembocó en el fracaso de la iniciativa. De la mano de Gillard, Australia perdía una primera oportunidad histórica.

La impopularidad de Gillard llevó a Kevin Rudd a arrebatarle el liderazgo del partido y el puesto de primer ministro (mediante una maniobra similar a la que ahora ha destronado a Abbott, y que a su vez antes había utilizado Gillard para sustituir a Rudd). Ya por entonces Rudd se había convertido en defensor del matrimonio igualitario, pese a que su anterior etapa como primer ministro se caracterizó también por un rechazo frontal. Pero la sustitución de Gillard no evitó la derrota laborista, y tras las elecciones Abbott  (un católico conservador fuertemente opuesto al matrimonio igualitario, pese a tener una hermana abiertamente lesbiana) se convertía en primer ministro. Su victoria alejó las expectativas de aprobación, pese a que un número no determinado de diputados de su partido son partidarios del matrimonio igualitario, y de hecho ya desde el principio el propio Abbott reconoció que en el futuro le resultaría complicado mantener la disciplina de voto en esta materia. Lo consiguió… pero el empeño contribuyó a la gran bajada de popularidad que finalmente acabó por costarle el puesto.

Sin embargo, la parálisis en la tramitación del matrimonio igualitario en Australia continúa, y la oposición pierde la paciencia. El nuevo primer ministro Malcolm Turnbull, que había despertado esperanzas por su posición favorable, no ha cambiado sin embargo los planes de su predecesor de posponer la decisión hasta la celebración de un referéndum sobre la igualdad matrimonial en 2017. Por ello, el Senado australiano le pidió a finales del pasado 2015 que no se demore más y tramite ya un proyecto de ley en el Parlamento con libertad de voto para todos los diputados.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Muere durante la luna de miel y Australia no le reconoce el matrimonio a su viudo

Sábado, 23 de enero de 2016

enhanced-mid-17122-1453232192-5-e1453318102986David y Marco el día antes del accidente

Marco y David Bulmer-Rizzi , un matrimonio británico del mismo sexo, decidieron pasar su luna de miel en la lejana Australia. Marco tuvo que enfrentarse a la horrible tragedia de la muerte de David debido a un desgraciado accidente. Pero además, para las autoridades del estado de Australia Meridional, el matrimonio de Marco y David nunca había tenido lugar, porque no reconocen los enlaces legales de parejas del mismo sexo. Marco, por tanto “no era nadie” para el Gobierno australiano, y no pudo tomar ninguna decisión sobre los servicios que debían proporcionar a su marido.

Que el matrimonio gay no esté reconocido en todas partes puede dar muchos problemas, incluso en países del primer mundo, y lo que les ha sucedido a esta pareja de británicos es un ejemplo triste y muy injusto.

Marco Rizzi, de 38 años, y David Bulmer, de 32, contrajeron matrimonio en Wandsworth, al sur de Londres, en junio de 2015, acompañados únicamente de los testigos necesarios. La gran celebración de su enlace, a la que acudieron familiares y amigos, tuvo lugar más tarde, en Santorini, Grecia. Desde entonces ambos adoptaron el apellido Bulmer-Rizzi, tal como permite la legislación del Reino Unido. Eran un matrimonio en sus corazones, pero también ante la sociedad y ante la ley de su país.

Aplazaron su luna de miel para poder disfrutar del cálido invierno del hemisferio sur, haciendo un recorrido por los exóticos territorios de Australia. Aquel viaje soñado era la expresión y el símbolo de su felicidad como pareja amorosamente unida. Pero un trágico accidente vino a troncar su dicha. Se encontraban visitando a unos amigos en Adelaide cuando David tropezó y cayó por unas escaleras, golpeándose gravemente la cabeza. Bañado en sangre, fue conducido hasta un hospital, donde le indujeron un coma e informaron a Marco de que sería apropiado que avisase a su familia en el Reino Unido. Marco se puso inmediatamente en contacto con sus suegros, que tomaron el primer vuelo disponible.

Desafortunadamente, las intervenciones a que fue sometido no obtuvieron el resultado buscado, dada la gravedad de su lesión. Los médicos informaron a Marco de que David fallecería apenas en 24 horas. Marco tuvo la fortaleza de explicar que David deseaba donar sus órganos, dado que él mismo estaba en lista de espera para un trasplante de riñón. Tres de sus órganos fueron donados a tres personas necesitadas. Finalmente falleció. Tras la obligada investigación policial cuando ocurre un fallecimiento por accidente, el cuerpo de David fue conducido a los servicios funerarios.

El matrimonio gay no está legalizado en Australia y en el estado de Sud Australia, donde se encontraban, tampoco se reconocen legalmente los matrimonios del mismo sexo de otros países, así que en el certificado de defunción de David se podía leer: “nunca se casó”. Esto significó que el suegro de Marco, que acudió a Australia para apoyar a su yerno en momentos tan duros, tuvo que aprobar todas las decisiones a tomar alrededor de la muerte de su marido. El suegro y padre del fallecido, Nigel Bulmer, también sufrió esta situación ya que argumenta que “menosprecia la memoria de su hijo y lo convierte en un ciudadano de segunda”.

Al dolor por su pérdida, Marco tuvo entonces que sumar la frialdad y la discriminación de la burocracia australiana. En el estado de Australia Meridional, donde se encontraban, no se reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en otros países, por lo que, a los ojos de la administración, Marco no era el familiar más allegado de David. En realidad, oficialmente, “no era nadie”. El director de servicios funerarios, puesto en contacto con Marco, le facilitó el certificado de defunción. En la casilla correspondiente al estado civil, aparecía como “soltero” (never married). Eso significaba que Marco no podía tomar ninguna decisión sobre su funeral, el servicio que debía ofrecérsele o incluso el ataúd donde iba a ser depositado su cuerpo. Antes las protestas de Marco, la única respuesta fue que no “había otra opción”. No podían marcar que estaba casado, ni siquiera dejar la casilla en blanco.

A la llegada de los padres de David, los responsables de los servicios funerarios se dirigieron al suegro de Marco, Nigel Bulmer. Este les aclaró desde el principio: “Marco es el marido de David. Es el único que puede tomar esas decisiones. No deben dirigirse a mí”. Sin embargo, siguieron preguntándole exclusivamente a él. “Me ningunearon completamente”, explicaba Marco, “yo no era el pariente más cercano. Cada vez que preguntaban algo —como si quería que David fuere incinerado o no, si quería que hubiera un servicio religioso, o que lo lavasen, incluso el costo del ataúd que iban a utiliza— después de contestar yo, volvían a consultar al padre de David. También le preguntaron específicamente, ‘¿quiere revisarlo antes de firmarlo?’ Fue discriminación pura y dura. Si no hubieran estado mis suegros, no hubiera tenido ningún derecho”.

Nigel Bulmer, el suegro de Marco, también expresaba una profunda indignación, testimonio del cariño que siente por su yerno y del profundo amor y respeto hacia su hijo fallecido, sus decisiones y su vida. “No creo que me puedan herir más profundamente de lo que han lo han hecho”, afirmaba, “volé hasta aquí para apoyar a mi yerno. Soy un hombre de 60 años de edad, he estado en el cuerpo de bomberos durante muchos años, y pensaba que estaba hecho a prueba de golpes. Pero estoy horrorizado y profundamente dolido por las palabras que tuve que escuchar allí: pusieron en el certificado de defunción que estaba soltero. Eso no es aceptable. Ni tampoco es cierto. Yo estuve ahí. Las leyes deben arreglarse. Esto debe ser puesto en conocimiento de la opinión pública”.

Evidentemente Marco pidió ayuda a la embajada Inglesa para poder gestionar el fallecimiento de su marido bajo las leyes inglesas, pero parece que Australia está excluida de los tratados habituales del Reino Unido. Una situación que magnificó el sufrimiento del marido y el padre del fallecido que tuvieron que lidiar con la discriminación legal en una situación tan dura.

Marco se dirigió al consulado británico para explicar su situación y expresar su desacuerdo con la situación que estaba sufriendo. La respuesta oficial fue que “como usted sabe, la legislación varía en cada estado y en Australia Meridional, Australia Occidental y los Territorios del Norte no se reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en el extranjero, y cuando se registra un fallecimiento, las autoridades locales no pueden declarar al fallecido como casado. Siento que este haya sido el caso”.

Tras la respuesta, Marco decidió protestar ante el propio primer ministro británico David Cameron, el Ministerio de Asuntos Exteriores y varios parlamentarios. “Comprendo que no pueden cambiar la ley australiana”, explicaba, “pero no estoy pidiendo que lo hagan. Estoy pidiendo que mi propio país defienda sus propias leyes. Si el gobierno británico es consciente de que otros países no reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, deberían tratar de defender lo que dice la ley”.

270084-jay-weatherillJay Weatherill,

De quien sí que obtuvo respuesta es del primer ministro del estado de Australia Meridional, Jay Weatherill, que se puso personalmente en contacto telefónico con él. En su conversación, además de disculparse por lo ocurrido, se comprometió con Marco a cambiar la legislación estatal en los próximos meses para que no vuelva a ocurrir algo semejante. Además, le prometió que, en cuanto eso suceda, volverá a expedir un certificado de defunción en el que conste correctamente el estado civil de David como “casado”.

Marco le hizo llegar su dolor por comportamientos como el de los policías que investigaron el trágico accidente de David, que se dirigieron a él persistentemente como su “compañero” en vez como su marido. Independientemente de la legalidad, esa falta de consideración humana era dolorosamente homófoba.

También se ha puesto en contacto con Marco el activista LGTB Rodney Croome, de la asociación Australian Marriage Equality, con quien habló durante más de una hora, y le informó de que han iniciado un petición para que cambien las leyes de los estados y territorios australianos que no reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo de otros países.

A Marco le sirve de cierto consuelo que todo lo ocurrido sirva para que haya un cambio legal positivo para el colectivo LGTB, en un país como Australia. “Probablemente él estaría orgulloso”, comentaba emocionado, “aunque no sé si David se lo creería siquiera. El hecho de que debido a él pueda que esto nunca le vaya a pasar a otras personas es algo bueno”. También le reconforta el que muchos australianos heterosexuales se hayan puesto en contacto con él, a través de las redes sociales, para manifestarle su apoyo y su indignación con lo ocurrido.

Pese a todo la situación ha tenido su parte positiva. Por un lado están todas las personas que han tenido una segunda oportunidad gracias a los órganos de David, y por otro está el anuncio de premier de Sud Austrália, Jay Weatherill, quien al enterarse de lo sucedido por la prensa, ha anunciado que presentará una ley antes de final de año para reconocer los matrimonios homosexuales extranjeros, además de pedir disculpas a la familia.

De quien no ha tenido queja Marco, tal y como le comentó al propio primer ministro de Australia Meridional, es del equipo médico que atendió a David y de los responsables de los trasplantes, que mostraron hacia él la deferencia debida. Le hicieron saber que entre los beneficiados por los órganos de David estaba un hombre de 40 años, padre de dos niños, o una persona que llevaba 1.250 días en lista de espera.

Para Marco, ese es el mayor legado de su difunto marido: “La vida de David ha servido de regalo para otras tres personas, tres familias que lo disfrutan. Hay dos niños que tienen a un padre, que no se va a despertar mañana pensando si David era o no gay. Se despertará sabiendo que tiene una oportunidad y que puede ver a sus hijos crecer”. Algo consecuente con alguien a quien describe de esta manera: “David era increíble, apasionado, honesto, cariñoso, le gustaba luchar por la justicia. Tenía un corazón de oro”.

De esta historia podemos sacar varias lecciones, probablemente la más importante es no dar nunca nada por hecho.

Fuente | Buzzfeed, vía AmbienteG y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Transexual humillado en el control de un aeropuerto al extraerle su prótesis genital

Lunes, 11 de enero de 2016

body-scan-imageSer trans es algo complicado. A la ya de por si difícil situación de nacer en un cuerpo con el que no te identificas, pertenecer a una minoría, la aceptación de tus seres queridos y el entorno, se añaden esos momentos cotidianos por el que todos pasamos, como puede ser tener que enseñar nuestra documentación en un control o un cacheo, que pueden tornarse aun más desagradables si cabe. Un pasajero trans ha demandado a una aerolínea australiana al considerar que fue humillado cuando en un control rutinario de acceso a la nave, tras pasar por el escáner, el personal de seguridad le quitó su prótesis genital.

De acuerdo con el pasajero, el escáner de cuerpo completo mostró la prótesis genital que portaba, por lo que inmediatamente procedió a explicar su condición de transexual y que por ese motivo llevaba ese pene. El integrante de seguridad aseguró que tenía que llamar a su supervisor mientras cogía un par de guantes y supuestamente comentó que no iba a tocar “eso” con sus manos desnudas. Obviamente es una cuestión de higiene mutua el portar guantes, pero si ese comentario se produjo, era totalmente gratuito y de mal gusto. Según el pasajero, parecía que estaba más interesado en montar una escena que en aligerar el incómodo proceso. Tras ser llevado a un cubículo y extraerle la prótesis, le hicieron rellenar un formulario y le observaron mientras volvía a colocársela.

El incidente, que sucedió en 2015, es objeto de una denuncia tramitada a través de la Alianza LGBTI nacional dirigida a la comisión del aeropuerto y la seguridad aérea. Aunque asegura que ya está acostumbrado a estos roces, entendemos que se te quede mal cuerpo cuando te dispones a irte de vacaciones y te toca pasar ese mal trago, haciéndole sentir ansiedad y humillación.

Pero no es la única denuncia interpuesta por el mismo motivo, a lo largo y ancho de los aeropuertos de todo el mundo se repiten con frecuencia estas situaciones, tanto es así que existe un hashtag en Twitter para estos casos llamado #travellingwhiletrans – Viajar siendo trans-. La seguridad es algo fundamental, y más en estos momentos de histeria colectiva fruto del contexto internacional, pero si que es cierto que a veces se echa en falta algo más de tacto y sensibilidad con los pasajeros.

Fuente| Gay Star News, vía AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Un Tribunal ordena a una pareja de lesbianas ‘devolver’ a su hija tres años después de la adopción

Sábado, 2 de enero de 2016

familia-lesbianasDesgarradora es la historia que nos llega desde Australia. Una pareja de lesbianas han recibido la orden de ‘devolver’ a su hija adoptiva a su madre biológica después de que la madre cambió de idea y desea criar a su hija natural. Un tribunal dictaminó que la niña estaría mejor con sus padres biológicos y sus tres hermanos, a pesar de haberse criado con la pareja desde su nacimiento hace casi tres años. Durante su embarazo, la madre de la niña, cuyo nombre no ha trascendido por razones legales, convivió con la pareja. Según los amigos de la pareja tenían deseos de formar una familia propia y habían recurrido a la la fecundación in vitro sin éxito así que se plantearon la subrogación o la adopción. Y por fin, conocieron a esta mujer que estaba embarazada y con serios problemas económicos.

Las tres mujeres establecieron un plan de crianza elaborado por un abogado. La madre biológica solicitó que ella y sus otros tres hijos tuvieran “alguna relación permanente” con la niña aunque sin especificar más detalles. Durante una audiencia en el Tribunal de Familia celebrado en el mes de octubre, la madre natural explicó que pensó que sería más fácil que la niña, sorda de nacimiento como ella, fuera aceptada en un hogar cuyas dos madres también tienen esa discapacidad y, por ello, no recurrió a una agencia de adopción.

Sin embargo, dos o tres meses después de que el bebé nació en junio de 2013, descubrió que otro hombre era en realidad el padre biológico. Después de realizarse una prueba de ADN que confirmó la paternidad, el padre dijo que se comprometía a criarla y apoyar a la madre económicamente.

Cuando la pequeña tenía nueve meses, los padres biológicos comenzaron una batalla legal para recuperar la custodia de la pequeña pero una sentencia del Tribunal Federal le dio la razón a la pareja de lesbianas ordenando que la niña continuara viviendo en su hogar. Ambas cuestionaban las habilidades y las motivaciones de la pareja de padres biológicos para recuperar a su hija e incluso la madre natural recurrió a la comunidad sorda para presionar a la corte, algo que fue muy criticado en los medios de comunicación.

En una sentencia publicada este mes, el juez Michael Kent dictaminó que, por el interés de la pequeña, era conveniente que mantuviera relaciones afectivas con ambas parejas pero otorgaba la custodia a los padres biológicos estableciendo un calendario de transición para que la niña se adaptara a su nuevo hogar.

En particular, se basó en la prueba pericial sobre la importancia de la relación de la niña con su familia biológica y las cuestiones que, a menudo, experimentan los niños adoptados, como la identidad y el rechazo. Aceptó la prueba pericial basada en que “los niños que gravitan en torno a su familia biológica, tienden a crecer resentidos con sus cuidadores adoptivos”. También ordenó que los apellidos de la niña sean cambiados por los de sus padres biológicos, aunque su nombre de pila seguirá siendo el mismo.

Como parte del proceso de transición, la niña pasará un fin de semana al mes con sus madres adoptivas. Sin embargo, no tendrá responsabilidades parentales legales con la pequeña.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

El estado australiano de Tasmania se disculpará formalmente por su antigua legislación homófoba

Martes, 22 de diciembre de 2015

gay-tassie-featureEl estado de Tasmania (formado por la isla homónima y otras islas adyacentes, todas ellas al sureste del país) es el primer territorio australiano que se disculpa formalmente por la legislación que penalizó las relaciones homosexuales hasta 1997. El gobierno estatal ha anunciado que introducirá una nueva ley en 2016 para restaurar la imagen de todas las personas afectadas por la vieja ley discriminatoria. En este sentido, además de las disculpas, a las víctimas de la injusta homofobia institucional y legal se les retirarán los antecedentes existentes por esta circunstancia. Por el momento no se conocen muchos más detalles sobre la futura ley y tampoco se ha especificado si habrá indemnización económica para los afectados (lo que parece poco probable).

Durante años, la legislación homófoba de Tasmania fue la más dura de entre las llamadas “democracias occidentales”. Nada menos que hasta 21 años de prisión por mantener relaciones gais. También se persiguió lo que la ley llamaba “travestismo”. La ley de reparación de las víctimas prevé contemplar, igualmente, a estas víctimas. Asimismo, este estado fue el último de toda Australia en descriminalizar las relaciones consentidas entre dos hombres (lo hizo en el año 1997; hace menos de dos décadas).

La Fiscal General del Estado, Vanessa Goodwin, ha manifestado que “la legislación asegurará que cualquier individuo procesado en virtud de estos delitos ya no sufrirá angustia ni estará en desventaja, por antecedentes penales, en relación con los viajes, el empleo y el voluntariado”.

Por su parte, uno de los líderes históricos LGTB de Tasmania, Roodney Croome, ha mostrado su satisfacción a través de su cuenta de Twitter: “es una gran noticia que [el Gobierno de Tasmania] permita que los expedientes de sexo gay sean borrados y se disculpe con las víctimas de las leyes anti-gay”. Hasta el momento, otros cuatro estados ya han aprobado leyes eliminación de antecedentes penales, pero ninguno ha ofrecido disculpas a las víctimas injustamente detenidas.

La “nueva” política LGTB de Tasmania

Paradójicamente, con el paso de los años, Tasmania ha pasado de ser un territorio retrógrado a uno de los más progresistas en materia LGTB. En agosto de 2012, tal y como publicaba dosmanzanas, el Gobierno estatal anunció si Australia no daba luz verde el matrimonio igualitario a nivel federal, lo haría por su cuenta. Solo un mes después, la cámara baja del Parlamento de Tasmania aprobaba un proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque luego la cámara alta lo rechazó por un estrecho margen.

En el ámbito federal australiano, la aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda, gracias a la victoria en referéndum, abría nuevas perspectivas para las parejas del mismo sexo en Australia el pasado mes de mayo. En julio nos hacíamos eco de la iniciativa parlamentaria para aprobar el matrimonio igualitario y en agosto recogíamos las distintas movilizaciones que se produjeron en distintos puntos de Australia en favor de la equiparación de derechos. A pesar de todo, acabó imponiéndose la opinión del primer ministro Tony Abbott, una voz tenaz contra al matrimonio civil entre parejas del mismo sexo.

En estos momentos, con un nuevo primer ministro (Malcolm Turnbull) la cuestión sigue paralizada y la oposición está empezando a perder la paciencia (lo contábamos hace solo unas semanas). El Senado, de hecho, le pedía a Turnbull que no pospusiera la decisión hasta la celebración de un referéndum en 2017.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El estado australiano de Victoria aprueba la adopción conjunta homoparental

Viernes, 11 de diciembre de 2015

300px-Mapa_Australia.es.V3Una pequeña batalla ganada en Australia. El Parlamento del estado sudoriental de Victoria ha dado el visto bueno definitivo a un proyecto de ley para permitir la adopción conjunta de niños por parte de las parejas del mismo sexo. La mayoría de las jurisdicciones del país ya reconocen esta posibilidad.

Paralelamente a la larga ofensiva por el matrimonio igualitario que se libra a nivel federal, los estados y territorios australianos todavía conservan competencias en muchas áreas que afectan a la igualdad LGTB. Entre ellas la adopción homoparental, permitida hasta ahora en Australia Occidental, Nueva Gales del Sur, Tasmania y el ACT (Territorio de la Capital Australiana).

Próximamente se unirá a ellos Victoria. La Asamblea Legislativa (la cámara baja) del estado con capital en Melbourne ha aprobado, sin ningún voto en contra, un proyecto de ley para abrir a las parejas del mismo sexo la adopción conjunta. Hasta ahora, esta posibilidad solo estaba abierta a las parejas de distinto sexo o a las personas solteras. Sí que se permitía la adopción de los hijos del compañero civil.

El proceso no ha estado carente de complicaciones. La cámara alta o Consejo Legislativo exigió la introducción de una enmienda para admitir la objeción de conciencia de las organizaciones religiosas que no estuvieran dispuestas a facilitar la adopción de niños por parte de familias homoparentales. El Gobierno regional consideró entonces la retirada del proyecto, por su oposición a esta exención: el ministro de Igualdad Martin Foley llegó a tacharla de “basura”. Pero finalmente, el Ejecutivo decidió aceptarla para que la ley saliera adelante en su trámite parlamentario. Ahora ya solo queda esperar a su entrada en vigor.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Mordaz respuesta del dueño de una hamburguesería australiana a unos blogueros lesbófobos

Jueves, 3 de diciembre de 2015

Burger-Bun-Days-Blogueros-lesbofobos-australianosEl dueño de la hamburguesería australiana The Beaufort and Ike’s contestó de manera contundente a unos blogueros gastronómicos, que habían ofendido en su crítica al local a dos de sus clientes por considerarlas lesbianas. Los insultos lesbófobos le parecieron impropios de ciudadanos del siglo XXI que residen en una ciudad moderna y cosmopolita como Melbourne. Tras la polémica, los blogueros han decidido cancelar su cuenta en Instagram.

Dave Kerr, dueño de The Beaufort and Ike’s, se sorprendió al encontrar en la red social Instagram una crítica a su establecimiento por parte de un grupo de blogueros autodenominado Burger Bun Day’s (abreviado como BBD), cuyos rostros podéis contemplar en la fotografía de cabecera. Se trata de cuatro amigos que hasta entonces se dedicaban a compartir sus impresiones sobre restaurantes y casas de comidas de la localidad australiana de Melbourne.

Su crítica a The Beaufort and Ike’s era inicialmente positiva, pues alababan sus “sabrosas hamburguesas con panecillos enharinados, suaves como el culito de un bebé”, y calificaban el ambiente del local como de “atmósfera de salón tejano tenuemente iluminado”. Sin embargo, dejaron a un lado la crítica estrictamente gastronómica para comentar lo siguiente:

Mientras esperábamos a que dos chicas dejaran libre la mesa de billar, uno de los miembros de BBD señaló que probablemente eran dos ‘bolleras comecoños’, a lo que otro de los miembros contestó sorprendido ‘sinceramente, creía que eran tíos’.

El comentario lesbófobo fue capturado por el blog Brow Cardigan, desde donde se difundió ampliamente hasta llegar a conocimiento de Dave Kerr. Este no dudó en contestar a la crítica, con indignación no exenta de mordacidad:

Vaya, los viejos Burger Bun Day’s. Un poco de racismo informal y una pizca de homofobia. Pocas veces contestamos así, pero en serio, tíos, coged vuestras mamarrachadas políticamente incorrectas y metéoslas por donde os quepan.

Dicho educadamente, os podéis ir a la mierda. Y tener un poco de respeto. Os habéis criado y vivís en una ciudad cosmopolita… Así que cerrad el pico, imbéciles.

Esperamos que volváis por aquí para serviros una bolsa de gilipollas fritos, con un poco de mayonesa racista y un poco de sal kosher lesbófoba.

La entrada de la crítica en Instagram se llenó de comentarios de protesta hacia los blogueros por su manifiesta lesbofobia, hasta el punto de que intentaron disculparse con estas palabras:

Hola, chicos. Solo queremos decir que lo sentimos de verdad si os hemos ofendido. Lo que dijimos no significa que seamos racistas u homófobos y nos disculpamos sinceramente. Solo queremos dejar claro que no tenemos nada en contra de las lesbianas ni de nadie, pero entendemos que los comentarios se hayan podido tomar como ofensivos…

Sin embargo, poco después, la cuenta en Instagram de Burger Bun Day’s fue borrada por ellos mismos, aunque las capturas que se habían hecho seguían siendo difundidas por la red.

Por su parte, Dave Kerr, el dueño de la hamburguesería, explicaba el motivo por el que había reaccionado de manera tan vehemente:

Fue una respuesta apasionada, sin pararme a pensar, de ahí el lenguaje tan colorido. Me tocaron la moral y les pagué con la misma moneda. Yo no estaba allí en ese momento, pero sabía que estaba defendido a gente a la que conocía personalmente, y que no podía permitir que esos tíos hablasen así de nuestros clientes. Todo el mundo se pasa un poco y dice estupideces, pero estamos en 2015, y esos términos no deberían estar en el vocabulario de nadie que quiera vivir en una ciudad avanzada y cosmopolita como Melbourne.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Aerolínea australiana discrimina a una pareja de lesbianas

Lunes, 30 de noviembre de 2015

coupleUna conocida aerolínea con sede en Australia ha protagonizado un acto de discriminación hacia una pareja de lesbianas cuando dijo a éstas que los asientos que tenían asignados estaban reservados para heterosexuales.

Tenemos un nuevo caso de discriminación que se ha dado por parte de una aerolínea con sede en Australia. Qantas es el nombre en cuestión de esta compañía a partir de la que una pareja de chicas se ha visto fuertemente discriminada en un caso de completa homofobia después de que los responsables, les dijesen que el espacio que estaban ocupando, estaba reservado de manera casi exclusiva para personas heterosexuales.

Kristina Antoniades, de 35 años de edad, su pareja Merrin y su hija Lily, ha sido la familia protagonista de este momento incómodo de dónde sacaron que el asiento en el que se iban a sentar, estaba reservado para parejas heterosexuales. Como era de esperar, las mujeres se quedaron asombradas ante la reacción que tuvo la compañía y para nada se ha sentido bien con lo ocurrido.

La afectada escribió una queja en su muro de Facebook dónde aseguraba que la compañía en ningún momento quiso comprender que ellas también eran una familia y que esto no estaba reservado únicamente a personas heterosexuales sino que las mujeres gay también existían.

Por el momento no se saben muchos más detalles acerca de si se ha denunciado por la humillación recibida aunque sí que hemos podido leer que en algunos foros, los usuarios están de acuerdo con que se reserve el uso exclusivo para personas heterosexuales así como también, se defiendan los valores de la familia tradicional.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Australia: el Senado pide al nuevo primer ministro que no posponga más la aprobación del matrimonio igualitario

Viernes, 20 de noviembre de 2015

turnbullSigue la parálisis en la tramitación del matrimonio igualitario en Australia, y la oposición pierde la paciencia. El nuevo primer ministro Malcolm Turnbull, que había despertado esperanzas por su posición favorable, no ha cambiado sin embargo los planes de su predecesor de posponer la decisión hasta la celebración de un referéndum sobre la igualdad matrimonial en 2017. El Senado australiano le ha pedido que no se demore más y tramite ya un proyecto de ley en el Parlamento con libertad de voto para todos los diputados.

Ni la aprobación del matrimonio igualitario en la vecina Nueva Zelanda, con el consiguiente éxodo de parejas del mismo sexo australianas a ese país para casarse; ni su aprobación en tres de la naciones que componen el Reino Unido, con el que Australia comparte monarquía y sigue conservando fuertes lazos emocionales; ni el resultado del referéndum irlandés (Australia también cuenta con una importante población con ancestros de ese país) ni la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos considerando inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario habían conseguido ablandar el corazón de Abbott. Pese a las repetidas insinuaciones de que finalmente permitiría a los suyos votar en conciencia, el pasado agosto el primer ministro liberal-conservador conseguía que los diputados y senadores de su coalición avalasen, por 66 votos contra 33, su decisión de oponerse en bloque a la aprobación del matrimonio igualitario en el Parlamento, pese a la existencia de un sector partidario del mismo entre sus filas.
Dado el juego de mayorías existente hoy en Australia, ello ponía fin a la esperanza de ver aprobado el matrimonio igualitario durante la presente legislatura. El anuncio de un proyecto de ley presentado por diputados de varios partidos, incluyendo por primera vez a la coalición liberal-conservadora, quedaba así en agua de borrajas. Abbott imponía además la tesis (contraria a la opinión que el mismo defendía meses atrás) de que todo cambio en la materia debería producirse mediante un referéndum, convocado en una fecha por definir pero en cualquier caso posterior a las próximas elecciones generales de 2017.

Apenas un mes después de aquello, el liderazgo de Abbott se desplomaba. En pocas horas, y prácticamente por sorpresa, Abbott se veía obligado a convocar una votación entre sus parlamentarios para decidir sobre su liderazgo. Malcolm Turnbull daba un paso adelante, dimitía como ministro y retaba a Abbott, con éxito: 54 parlamentarios le apoyaron, frente a 44 que permanecieron fieles a Abbott. El nuevo primer ministro, favorable a que los liberales tengan libertad de voto para apoyar el matrimonio igualitario, ha decidido sin embargo adherirse a la hoja de ruta de Abbott y mantener el referéndum como paso previo para aprobar la medida.

Mientras tanto, el Senado (controlado por la oposición) ha aprobado una moción para pedir a Turnbull que no posponga el proceso hasta 2017 e inicie ya la tramitación parlamentaria, toda vez que las encuestas dejan claro que una amplia mayoría de australianos es favorable al matrimonio igualitario. Los senadores de la oposición argumentan que no está justificado mantener a miles de parejas y familias en la incertidumbre legal, cuando la solución está en manos del primer ministro y prácticamente se reduce a que este otorgue libertad de voto a sus correligionarios.

Los australianos no quieren otra encuesta de opinión sobre este asunto, quieren que el Parlamento legisle”, afirmaba el senador de Los Verdes Robert Simms, que calificaba la opción del referéndum de “divisiva y costosa”. El activista Erin McCallum, de Australian Marriage Equality, aseguraba por su parte que si se permitiera un voto libre de disciplina partidista en la Cámara de Representantes, solo haría falta convencer a seis diputados para conseguir la mayoría necesaria. “Sabemos que es una meta alcanzable si nos unimos y alzamos nuestras voces”, aseguró.

Una sociedad favorable con líderes contrarios la igualdad

El debate sobre la aprobación del matrimonio igualitario en Australia viene de muy lejos. Ya antes de las elecciones de 2013, que dieron la victoria a Abbott, fueron los laboristas, entonces al frente del Gobierno, los que actuaron como freno. La que hasta junio de ese año había sido primera ministra, Julia Gillard, se oponía, y  durante sus años de gobierno no dudó en maniobrar para impedir que los partidarios de la igualdad dentro del Partido Laborista trasladaran su criterio al Parlamento. Y ello pese a que ya en su congreso nacional de 2011 el partido incorporaba la defensa del matrimonio igualitario a su ideario. Ideario que Gillard se encargó de convertir en papel mojado al imponer que los legisladores laboristas –cuyos votos eran todos necesarios, debido a lo ajustado de su mayoría– tuvieran libertad de voto. Una libertad que Tony Abbott negó entonces a los suyos y que desembocó en el fracaso de la iniciativa. De la mano de Gillard, Australia perdía una primera oportunidad histórica.

La impopularidad de Gillard llevó a Kevin Rudd a arrebatarle el liderazgo del partido y el puesto de primer ministro (mediante una maniobra similar a la que ahora ha destronado a Abbott, y que a su vez antes había utilizado Gillard para sustituir a Rudd). Ya por entonces Rudd se había convertido en defensor del matrimonio igualitario, pese a que su anterior etapa como primer ministro se caracterizó también por un rechazo frontal. Pero la sustitución de Gillard no evitó la derrota laborista, y tras las elecciones Abbott  (un católico conservador fuertemente opuesto al matrimonio igualitario, pese a tener una hermana abiertamente lesbiana) se convertía en primer ministro. Su victoria alejó las expectativas de aprobación, pese a que un número no determinado de diputados de su partido son partidarios del matrimonio igualitario, y de hecho ya desde el principio el propio Abbott reconoció que en el futuro le resultaría complicado mantener la disciplina de voto en esta materia. Lo consiguió… pero el empeño contribuyó a la gran bajada de popularidad que finalmente acabó por costarle el puesto.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , ,

La UE invierte 23 millones de euros para dar con la vacuna del VIH en 5 años

Viernes, 6 de noviembre de 2015

vacuna-sidaEl proyecto, denominado Iniciativa Europea para la Vacuna contra el Sida, tendrá una duración de 5 años y en él participarán 22 instituciones de Europa, Australia, Canadá y Estados Unidos.

La Comisión Europea ha decidido invertir 23 millones de euros para acelerar el desarrollo de una vacuna contra el VIH, un proyecto en el que participarán el Instituto de Investigación del Sida (IrsiCaixa), el Idibaps del Hospital Clínic de Barcelona y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

El Idibaps e IrsiCaixa ya están investigando el desarrollo de una vacuna dentro del marco del programa HIVACAT, gracias al impulso de la Obra Social “la Caixa” y el Departamento de Salud de la Generalitat.

Dentro de este nuevo proyecto europeo, el doctor Joan Joseph, investigador del equipo de Enfermedades infecciosas y Sida del Idibaps dirigido por Josep María Gatell, coordinará la parte del proyecto que se desarrollará en el Idibaps a lo largo de 5 años.

En IrsiCaixa, instituto dirigido por Bonaventura Clotet, este proyecto estará coordinado por el investigador Christian Brander, jefe del grupo de Inmunidad Celular y Genética.

Según la Organización Mundial de la Salud, 37 millones de personas viven con el VIH en el mundo, más de dos millones se infectan cada año, y se estima que el tratamiento y la atención del VIH supone un gasto de 22 millones de euros anuales.

Según los investigadores, una vacuna eficaz sigue siendo la mejor esperanza de poner fin a esta epidemia y, aunque durante 30 años investigadores de todo el mundo han estado trabajando en el desarrollo de una vacuna, no ha sido hasta ahora que descubrimientos recientes están ayudando a acelerar su búsqueda.

Los científicos han aislado anticuerpos que son capaces de bloquear la infección por el VIH en modelos preclínicos, y se han producido nuevos avances en el uso de la biología sintética para diseñar mejores vacunas.

El profesor de Medicina del Imperial College de Londres Robin Shattock es el coordinador de EAVI2020, que reunirá un equipo multidisciplinar de biólogos moleculares, inmunólogos, virólogos, biotecnólogos y médicos para trasladar los conocimientos necesarios de los últimos descubrimientos en el laboratorio a los primeros ensayos clínicos.

Según ha informado el Idibaps, la investigación que llevará a cabo su equipo de investigadores se centrará en el desarrollo preclínico de una potencial vacuna preventiva contra el VIH y la tuberculosis utilizando BCG (Bacillus de Calmette-Guérin), que es la propia vacuna de la tuberculosis, como vehículo vacunal.

Según ha explicado el doctor Joseph, “desde el Idibaps también nos encargaremos de coordinar toda la docencia y el programa de educación continuada que se imparta a los investigadores predoctorales que participen en este consorcio internacional”.

Por parte del IrsiCaixa, el equipo de Christian Brander participará activamente en los ensayos pre-clínicos y clínicos que deben probar la secuencia de inmunógeno para células T HIVACAT, desarrollada por su grupo en el marco del proyecto HIVACAT.

El proyecto prevé la realización de ensayos clínicos de una vacuna terapéutica en personas con infección por el VIH empleando diversos vectores, incluyendo DNA, MVA y Chimpanzee Adenovirus.

“Estamos muy ilusionados con la posibilidad de probar el inserto desarrollado en IrsiCaixa en combinación con estos nuevos vehículos, que han demostrado su capacidad de generar una amplia y potente respuesta inmunitaria en personas sin infección”, ha destacado Brander.

Fuente Cáscara Amarga

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un francés logra que un tribunal reconozca su “sexo neutro”

Martes, 20 de octubre de 2015

franciaDe 64 años, hasta ahora era reconocido oficialmente como hombre y asegura que no se siente cómodo ni como hombre ni como mujer.

Un tribunal francés ha reconocido, en primera instancia y por primera vez, el sexo neutro de una persona. Quien ha conseguido esto tiene 64 años y hasta ahora su identificación oficial le reconocía como hombre. Para la Para la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de Francia (LGTB) es una victoria importante y la federación ha brindado su apoyo a ese individuo en caso de que tenga que llevar su asunto a un tribunal de casación.

Según la presidenta de la Federación, Stéphanie Nicot, no hay en Europa todavía ningún caso similar. “Solo en Alemania hubo una victoria parcial al condenar a un médico por mutilar a un niño transgénero”, dijo. “Esta es una decisión judicial en primera instancia y habrá apelación, pero creo que afortunadamente el reconocimiento del sexo neutro, el fin del sexo binario, va a llegar y eso acabará con el sufrimiento de mucha gente”, celebraba Nicot. Para ella, lo importante es que Francia reconozca la identidad de las personas tal como ellas se identifican a sí mismas.

El gratuito 20 Minutes ha dado este lunes la noticia en exclusiva. El tribunal de gran instancia de Tours dictaminó el pasado 20 de agosto el reconocimiento del sexo neutro a esta persona que desea mantener el anonimato, y que nació según los datos médicos con “una vagina rudimentaria”, un “micro pene” y sin testículos. El protagonista de esta demanda ha contado que los médicos le recetaron testosterona cuando tenía 35 años. “Mi apariencia se masculinizó. Fue un shock. No me reconocía. Eso me hizo tomar conciencia de que no era ni un hombre ni una mujer”, relata esta persona, que prefiere mantenerse en el anonimato.

El fiscal Joël Patard ha declarado a la agencia France Presse que ha apelado la sentencia no por oponerse a la misma, sino para obtener la posición de un nivel de la jurisdicción distinto. “Al fin y al cabo afecta a todo el corpus legislativo y reglamentario del que disponemos”, ha dicho Patard.

Ya durante la adolescencia, también según su testimonio, comprendió que no era un chico como los demás. “No tenía barba y mis músculos no se desarrollaban. Veía cómo mis compañeros se transformaban mientras yo no lo hacía… Al mismo tiempo, me era imposible convertirme en una mujer. Tampoco tenía pecho”, cuenta. Para Stéphanie Nicot, lo importante es que el Estado reconozca la identidad de las personas tal como ellas se identifican a sí mismas.

Solo se tienen noticias de un caso similar en Australia, donde en 2010 el Gobierno de Nueva Gales del Sur reconoció en un documento a un británico como persona residente en ese país de “sexo no especificado”. Cuatro años más tarde, el Tribunal Superior de ese país consagró ese derecho.

Fuente 20 Minutes

General, Historia LGTB , , , , ,

El jugador de rugby australiano David Pocock se posiciona a favor de los derechos LGTB

Sábado, 10 de octubre de 2015

Australian+Wallabies+Portrait+Session+Uxgh7B4BycqlEl australiano David Pocock ha hecho unas recientes declaraciones en las que muestra su indignación porque la política de Australia no permita aún que las parejas homosexuales puedan casarse de la misma forma que lo hacen las heterosexuales.

El australiano David Pocock no es solo uno de los mejores terceras líneas del mundo, sino que es también un gran defensor de los derechos de los homosexuales y del medioambiente, como contó este martes en una entrevista al diario británico Daily Mail.

“La gente me dice que deporte y política no deben mezclarse, pero pienso que es importante que los deportistas se interesen también en otras cosas y hablen de ello”, afirma Pocock, de 27 años, que se enfrenta a Inglaterra en el Mundial, el sábado en Twickenham. “Acertada o equivocadamente, los jóvenes admiran a los deportistas y si puedo hacer que se pregunten sobre este tipo de cosas, es bueno“, añadió el jugador, que afirma que “no solo quiero ser conocido por el rugby”.

En su país de origen, Zimbabue, el flanker abrió una fundación con la que intenta ayudar a las comunidades agrícolas en dificultades.

En su país de adopción, fue detenido en noviembre por haberse encadenado a una excavadora a la entrada de una mina de carbón, en una manifestación de apoyo a un agricultor.

Y en marzo protestó en varias ocasiones al árbitro del partido entre su equipo, los Brumbies, y los Waratahs, en el Super 15, acusando a sus rivales de proferir palabras homófobas.

“Las estadísticas lo muestran: un gran número de jóvenes homosexuales no se sienten cómodos con el deporte que hacen por temor a discriminaciones”, afirma el Wallaby. “Para mí, el deporte debería derribar estas barreras”, añade.

Su compromiso militante nació cuando tenía “12 o 13 años”, en los años 2000, en Zimbabue. Su familia, confrontada a los intentos del presidente Robert Mugabe de expropiar a los granjeros blancos, se vio obligada a dejar sus tierras y huir del país para refugiarse en Australia. “Mi familia no habría pensado nunca en dejar Zimbabue y fue solo cuando la violencia comenzó y que algunos de nuestro conocidos fueron asesinados, que pensamos que era la hora de partir”, cuenta Pocock.

Su último combate, además del Mundial-2015, es el matrimonio homosexual. No se casará con su novia hasta que los gays no puedan hacer lo mismo en Australia.

Y aplaudió la valentía del galés Gareth Thomas, primer rugbyman de alto nivel, que revelar públicamente su homosexualidad en 2009. “Alguien como Gareth Thomas hizo derribar la imagen del rugbyman heterosexual, macho, que nadie había cuestionado”, estima Pocock.

Fuente Agencias

General, Historia LGTB , , , , , ,

Los liberales australianos se deshacen por sorpresa del homófobo Tony Abbott y colocan a un primer ministro favorable al matrimonio igualitario

Martes, 15 de septiembre de 2015

turnbullInesperada pero excelente noticia la que se acaba de producir en Australia, donde por tercera vez consecutiva el partido gobernante se desembaraza de un primer ministro debido a su baja popularidad. La víctima es en esta ocasión Tony Abbott, que había hecho de su oposición al matrimonio igualitario una de sus señas de identidad. Le sustituye en el cargo Malcolm Turnbull, hasta ahora ministro de Comunicaciones, en lo personal favorable al matrimonio igualitario y que en el pasado se ha mostrado partidario de que diputados y senadores voten libremente sobre la medida. Los colectivos LGTB australianos, sabedores de que su oposición frontal al matrimonio igualitario ha sido una de las razones –no la única– del descrédito de Abbott, vuelven a tener esperanza.

Ni la aprobación del matrimonio igualitario en la vecina Nueva Zelanda, con el consiguiente éxodo de parejas del mismo sexo australianas a ese país para casarse; ni su aprobación en tres de la naciones que componen el Reino Unido, con el que Australia comparte monarquía y sigue conservando fuertes lazos emocionales; ni el resultado del referéndum irlandés (Australia también cuenta con una importante población con ancestros de ese país) ni la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos considerando inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario habían conseguido ablandar el corazón de Abbott. Pese a las repetidas insinuaciones de que finalmente permitiría a los suyos votar en conciencia, el pasado agosto el primer ministro liberal-conservador conseguía que los diputados y senadores de su coalición avalasen, por 66 votos contra 33, su decisión de oponerse en bloque a la aprobación del matrimonio igualitario en el Parlamento, pese a la existencia de un sector partidario del mismo entre sus filas. Dado el juego de mayorías existente hoy en Australia, ello ponía fin a la esperanza de ver aprobado el matrimonio igualitario durante la presente legislatura. El anuncio de un proyecto de ley presentado por diputados de varios partidos, incluyendo por primera vez a la coalición liberal-conservadora, quedaba así en agua de borrajas.

Abbott imponía además la tesis (contraria a la opinión que el mismo defendía meses atrás) de que todo cambio en la materia debería producirse mediante un referéndum, convocado en una fecha por definir pero en cualquier caso posterior a las próximas elecciones generales.

Apenas un mes después de aquello, el liderazgo de Abbott ha acabado por desplomarse. Los motivos son variados. Sin duda uno de los principales es la pobre percepción de la marcha de la economía, pero no hay duda ninguna de que el desgaste que a los liberales les está suponiendo el apoyar la posición ultramontana de Abbott sobre el matrimonio ha contribuido también. En pocas horas, y prácticamente por sorpresa, Abbott se veía obligado a convocar una votación entre sus parlamentarios para decidir sobre su liderazgo. Malcolm Turnbull daba un paso adelante, dimitía como ministro y retaba a Abbott, con éxito: 54 parlamentarios le apoyaban, frente a 44 que permanecían fieles a Abbott.

Una sociedad favorable con líderes contrarios la igualdad

El debate sobre la aprobación del matrimonio igualitario en Australia viene de muy lejos. Ya antes de las elecciones de 2013, que dieron la victoria a Abbott, fueron los laboristas, entonces al frente del Gobierno, los que actuaron como freno. La que hasta junio de ese año había sido primera ministra, Julia Gillard, se oponía, y  durante sus años de gobierno no dudó en maniobrar para impedir que los partidarios de la igualdad dentro del Partido Laborista trasladaran su criterio al Parlamento. Y ello pese a que ya en su congreso nacional de 2011 el partido incorporaba la defensa del matrimonio igualitario a su ideario. Ideario que Gillard se encargó de convertir en papel mojado al imponer que los legisladores laboristas –cuyos votos eran todos necesarios, debido a lo ajustado de su mayoría– tuvieran libertad de voto. Una libertad que Tony Abbott negó entonces a los suyos y que desembocó en el fracaso de la iniciativa. De la mano de Gillard, Australia perdía una primera oportunidad histórica.

La impopularidad de Gillard llevó a Kevin Rudd a arrebatarle el liderazgo del partido y el puesto de primer ministro (mediante una maniobra similar a la que ahora ha destronado a Abbott, y que a su vez antes había utilizado Gillard para sustituir a Rudd) . Ya por entonces Rudd se había convertido en defensor del matrimonio igualitario, pese a que su anterior etapa como primer ministro se caracterizó también por un rechazo frontal. Pero la sustitución de Gillard no evitó la derrota laborista, y tras las elecciones Abbott  (un católico conservador fuertemente opuesto al matrimonio igualitario, pese a tener una hermana abiertamente lesbiana) se convertía en primer ministro. Su victoria alejó las expectativas de aprobación, pese a que un número no determinado de diputados de su partido son partidarios del matrimonio igualitario, y de hecho ya desde el principio el propio Abbott reconoció que en el futuro le resultaría complicado mantener la disciplina de voto en esta materia. Lo consiguió… pero su empeño le ha costado el puesto.

Expectación ante el próximo futuro

El cambio acaba de producirse, y aún es pronto para calibrar su alcance en materia LGTB. Malcolm Turnbull aún no se ha pronunciado sobre cuáles son sus intenciones sobre el matrimonio igualitario, y si respetará lo decidido en agosto. Lo que sí es seguro es que entonces ministro de Comunicaciones fue uno de los que con más ahínco defendió que los liberales tuvieran libertad de voto, asegurando que si así fuera él votaría a favor. Nosotros mismos recogíamos en abril una declaraciones suyas en ese sentido, cuando aún nada de lo que ha sucedido ahora era previsible.

Parecería poco congruente que siguiera adelante con las intenciones de Abbott de resolver el tema con un referéndum de fecha incierta, sobre todo cuando parece claro que esa ha sido una de las cusas de su desgaste. Todo es posible, no obstante, en un país cuya clase política –a izquierda y a derecha– ha demostrado durante años ser mucho más homófoba que sus propios votantes.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

La pareja gay australiana de más de 80 años que quiere casarse

Lunes, 24 de agosto de 2015

pareja-gay-80-años-australiaTodo un EJEMPLO: Esta pareja gay de 83 y 87 años LUCHA por el matrimonio gay en Australia.

Hoy te traemos una de esas historias que despiertan ternura y emoción, a la vez que envidia sana y esperanza. John y Arthur son una pareja de 87 y 83 años que edad que viven en Australia. Viven juntos y se quieren desde hace 50 años, y aunque tengan edades tan avanzadas tienen algo clarísimo: quieren casarse legalmente antes de morir.

Lo cuenta John con toda la naturalidad del mundo: “Arthur y yo hemos vivido juntos casi 50 años, somos una pareja muy normal de los suburbios. Éramos muy compatibles y crecimos juntos año tras año y aquí estamos, cuidándonos el uno al otro en nuestra vejez”. ¿No es adorable?

Ahora luchan porque todas las parejas homosexuales puedan casarse en Australia, uno de los pocos países del primer mundo en el cuál aún no es legal el matrimonio gay. Tienen muy claro que la culpa de todo es de Tony Abbott, un primer ministro homófobo, cuyo fanatismo religioso le ciega a la hora de tratar por igual a todos sus ciudadanos.

Esperamos que realmente puedan cumplir su sueño y veamos la boda de John y Arthur en Australia muy pronto.

Imagen de previsualización de YouTube

Fuente Cromosomax

General, Historia LGTB , , ,

Un conservador desafía al gobierno de Australia al proponer el matrimonio homosexual

Sábado, 22 de agosto de 2015

823652-1e79c8e2-3ed5-11e3-8139-2fc28a7acf56“Seremos una nación dividida si continuamos permitiendo la discriminación en los matrimonios basada en la sexualidad de las personas”, añadió.

Pese a la disciplina de voto impuesta la pasada semana por el primer ministro ultraderechista Tony Abbott, considerado el dirigente más conservador que ha gobernado Australia en las últimas décadas , finalmente ha sido uno de sus diputados, Warren Entsch -más conocido como el Cocodrilo Dundee del Parlamento australiano- quien, a título personal y con amplio apoyo de la oposición , ha optado por romper la directriz presentando un controvertido proyecto de ley que mina un poco más la popularidad del jefe de Gobierno: un texto que promueve el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Entsch ha presentado este lunes ante la Cámara Baja, a título personal, un borrador de ley que permite los matrimonios entre parejas “sea cual sea su sexo, orientación sexual, identidad de género o condición intersexual”, y que de ser aprobado acabaría con la actual Ley de Matrimonio australiana, que sólo contempla uniones entre hombre y mujer.

Durante su discurso, Entsch aseguró que su proyecto de ley está diseñado para promover una Australia más inclusiva. ” Ser gay no es una opción vital “, dijo en el Parlamento. “Seremos una nación dividida si continuamos permitiendo la discriminación en los matrimonios basada en la sexualidad de las personas”, añadió.

Aunque él mismo reconoce las escasas posibilidades de éxito de su propuesta a causa de la disciplina de voto impuesta por Abbott sobre los diputados de la Coalición Nacional Liberal, en el poder, no se puede descartar que algunos legisladores se salten la prohibición para votar en conciencia. Desde la oposición, liderada por el Partido Laborista, la postura oficial es favorable al proyecto de ley pero sus diputados gozarán de libertad de voto, como ocurre con otras facciones minoritarias como Los Verdes.

La opinión pública va en la dirección marcada por el antiguo criador de cocodrilos y actual diputado conservador Entsch. Una encuesta elaborada por la agencia Ipsos y publicada por medios australianos revela que el 69% de la población apoya las uniones homosexuales, lo cual implica un incremento de 12 puntos respecto al apoyo social existente en 2011. Entre los votantes de la Coalición encuestados, el 53% es favorable a modificar la legislación actual. El 25% de los encuestados se opone a las uniones entre personas del mismo sexo.

Las cifras revelan cómo tras el debate se esconde otro muy diferente: el apoyo a Tony Abbott, un ex seminarista que hasta ahora se expresaba en t érminos categóricos contra el matrimonio gay. Como se leía en el editorial de The Australian, “el voto sobre el matrimonio no va sobre los gays australianos, sino sobre nuestros nerviosos diputados luchando con sus conciencias anquilosadas”.

La misma encuesta de Ipsos arrojaba datos negativos para el Gobierno de Abbott: el 54% de los encuestados mostraban su apoyo al Partido Laborista, frente al 46% que se declara partidario de la coalición derechista en el poder . El 41% de los encuestados manifestaba preferir al veterano ministro Malcolm Turnbull, partidario de las uniones entre personas del mismo sexo, sobre Tony Abbott. Turnbull fue reemplazado por Abbott como líder del Partido Liberal en 2009.

Promete un referéndum post-electoral El líder del opositor Partido Laborista, Bill Shorten, se ha comprometido a legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo si se alza con la victoria electoral en los comicios previstos para el próximo año; Abbott, por su parte, ha asegurado que facilitará un referéndum después de los próximos comicios para permitir que la sociedad se exprese sobre las uniones gays. Por su parte, Turnbull estimó que dicha consulta debería celebrarse antes de los comicios, previstos para septiembre de 2016. “Sería mejor si el matrimonio entre personas del mismo sexo no fuera un asunto polémico en las próximas elecciones”, escribió en su cuenta de Twitter. “Hay diferencias de opinión y de conciencia sinceras en toda la comunidad y a ambos lados del espectro político, y es mejor tratar con asuntos como éste al margen del jaleo de una campaña electoral “.

Fuente Agencias

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Jarro de agua fría: la opinión del primer ministro se impone y Australia no aprobará el matrimonio igualitario

Sábado, 15 de agosto de 2015

35000_537831El primer ministro Abbot con miembros de la coalición gobernante

Australia seguirá negando a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer matrimonio, tal y como le primer ministro Tony Abbott lleva años defendiendo. Sorprende especialmente que un país en el que las encuestas arrojan un apoyo muy mayoritario al matrimonio igualitario, su clase política esté demostrando ser tan hostil a la igualdad, a izquierda y a derecha del espectro político. Y es que las dos personas que en los últimos años han regido de forma preferente los destinos del país, la laborista Julia Gillard y el liberal Abbott, se han mostrado especialmente batalladores contra el matrimonio igualitario. 

Ni la aprobación del matrimonio igualitario en la vecina Nueva Zelanda, con el consiguiente éxodo de parejas del mismo sexo australianas a ese país para casarse; ni su aprobación en tres de la naciones que componen el Reino Unido, con el que Australia comparte monarquía y sigue conservando fuertes lazos emocionales; ni el resultado del referéndum irlandés (Australia también cuenta con una importante población con ancestros de ese país) ni la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos considerando inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario han ablandado el corazón de Tony Abbott. Pese a las repetidas insinuaciones de que finalmente permitiría a los suyos votar en conciencia, el primer ministro liberal-conservador ha conseguido que los diputados y senadores de su coalición avalen su política y decidan, por 66 votos contra 33, oponerse en bloque a la aprobación del matrimonio igualitario pese a la existencia de un sector partidario del mismo entre sus propias filas.

Dado el juego de mayorías existente actualmente en Australia, en la práctica ello impide la aprobación de cualquier iniciativa en ese sentido. El reciente anuncio de un proyecto de ley presentado por diputados de varios de los partidos representados en la Cámara de Representantes, incluyendo por primera vez a la coalición liberal-conservadora, queda así en agua de borrajas. Tony Abbott ha cerrado la puerta a cualquier avance sobre la materia en lo que resta de legislatura, y de hecho ha declarado que un cambio en la definición del matrimonio en la próxima legislatura deberá producirse mediante referéndum, y no mediante una discusión en el Parlamento (contradiciendo, por cierto, la opinión que el mismo defendía unos meses atrás).

Una sociedad favorable… con líderes contrarios la igualdad

El debate sobre la aprobación del matrimonio igualitario en Australia viene de muy lejos. Ya antes de las elecciones de septiembre de 2013, que dieron la victoria a Abbott, fueron los laboristas, entonces al frente del Gobierno, los que actuaron como freno. La que hasta junio de ese año había sido primera ministra, Julia Gillard, se oponía firmemente, y  durante sus años de gobierno no dudó en maniobrar para impedir que los partidarios de la igualdad dentro del Partido Laborista trasladaran su criterio al Parlamento. Y ello pese a que ya en su congreso nacional de 2011 el partido incorporaba la defensa del matrimonio igualitario a su ideario. Ideario que Gillard se encargó de convertir en papel mojado al imponer que los legisladores laboristas tuvieran libertad de voto (curioso criterio el de los políticos homófobos, partidarios o contrarios a la libertad de voto según les convenga…). Una libertad que Tony Abbott negó entonces a los suyos, obligándolos a acatar la disciplina de partido contraria a la igualdad, y que desembocó en el fracaso de la iniciativa. De la mano de Gillard, Australia perdía una primera oportunidad histórica.

La impopularidad de Gillard llevó a Kevin Rudd a arrebatarle el liderazgo del partido y el puesto de primer ministro. Ya por entonces Rudd se había convertido en defensor del matrimonio igualitario, pese a que su anterior etapa como primer ministro se caracterizó también -otro más- por un rechazo frontal al mismo. Pero la sustitución de Gillard no fue suficiente para evitar la derrota laborista, y tras las elecciones Tony Abbott se convertía en primer ministro. Abbott es un católico conservador fuertemente opuesto al matrimonio igualitario, pese a tener una hermana abiertamente lesbiana. Su victoria alejó las expectativas de aprobación a corto plazo, pese a que un número no determinado de diputados de su partido son partidarios del matrimonio igualitario, y de hecho ya desde el principio el propio Abbott reconoció que en el futuro le resultaría complicado mantener la disciplina de voto en esta materia. Por el momento, sin embargo, lo ha conseguido.

De poco han valido las iniciativas del senador liberal demócrata David Leyonhjelm, que quiso presentar un proyecto de ley de matrimonio igualitario, al considerar que los “verdaderos liberales” debían dar su apoyo al proyecto. Acabó por rendirse a la evidencia. Tampoco el pronunciamiento del Senado de Australia, que hace unos meses hizo un llamamiento a Abbott para que permitiera el voto en conciencia. Ni los múltiples apoyos al matrimonio igualitario surgidos de la sociedad civil australiana, incluyendo al primer representante de confesión musulmana en el Parlamento australiano o al director ejecutivo de Qantas, la compañía aérea más importante del país. Ni las recientes movilizaciones en las principales ciudades australianas, de las que dábamos cuenta esta misma semana.

Por el momento, Australia se configura como el gran borrón de este año 2015 en la lucha a favor de la igualdad de las personas LGTB y en la primera gran victoria de las fuerzas homófobas en un país de tradición occidental en tiempos recientes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Australia se moviliza por el matrimonio igualitario ante su posible tramitación parlamentaria en las próximas semanas

Miércoles, 12 de agosto de 2015

b7339_536816El pasado mes de julio,  avanzábamos la iniciativa parlamentaria para la aprobación del matrimonio igualitario en Australia. En las próximas semanas, se prevé que el Parlamento someta a debate y a votación el proyecto de ley, en el que han participado representantes liberales, laboristas, verdes e independientes. Un proyecto que, sin embargo, cuenta con la oposición del primer ministro, el liberal Tony Abbott. Ante este panorama político, miles de activistas y ciudadanos de todo el país han participado en distintas manifestaciones, a lo largo del fin de semana, para visibilizar el apoyo a la igualdad. El aeropuerto de Canberra, de capital privado, se ha iluminado con los colores del arcoíris y luce el lema de la campaña nacional de Australian Marriage Equality: #WeCanDoThis. El recinto aeroportuario recibe así a los diputados federales que llegan a la capital para debatir sobre el matrimonio entre personas homosexuales.

Las calles de Sídney, Hobart, Brisbane, Melbourne o Perth han acogido, entre otras ciudades, distintas marchas y acciones en favor del matrimonio igualitario. El activismo LGTB de Australia, consciente de lo mucho que se juega en estos momentos, se está movilizando para visibilizar sus reivindicaciones y concienciar a los parlamentarios de cara al debate y a la votación de la ley que permitiría las uniones entre personas del mismo sexo. En los últimos años, la sociedad australiana ha evolucionado, mayoritariamente, hacia posturas inclusivas e igualitarias. Si en 2004 solo un 33 % de la población era partidaria de las bodas entre personas homosexuales, en la actualidad el apoyo ha ascendido hasta el 72 %.

En declaraciones a ‘Same Same’, un medio LGTB australiano, los organizadores de la marcha de Sídney aseguraban que si “ganamos la igualdad de matrimonio en Irlanda y en los Estados Unidos, también podemos ganar aquí”. Por su parte, los activistas de Brisbane advierten de que “si todos los años de campaña nos han enseñado algo es que no hay garantías cuando se trata de los grandes partidos y tenemos que mantener la presión”. Precisamente, por este último motivo (ejercer presión) se han sucedido este fin de semana las marchas igualitarias en distintas ciudades del país. En todas ellas, se ha leído un manifiesto y los participantes han recorrido los centros de los cascos urbanos, elevando sus mensajes por la inclusión legislativa.

Antes de que finalice agosto, está previsto que la Cámara de Representantes de Australia (el equivalente al Congreso de los Diputados) aborde el proyecto de ley sobre el matrimonio igualitario, en el que han participado representantes de las distintas fuerzas políticas australianas (liberales, laboristas, verdes e independientes). Cabe recordar que el primer ministro, Tony Abbott, perteneciente a la Coalición Liberal-Nacional, no ha escondido su oposición a la ley igualitaria. Todavía está en el aire si su postura contraria condicionará el voto de los ministros del Gobierno o, si por el contrario, estos votarán en libertad de conciencia. Para que el texto legislativo obtenga la luz verde es necesario que sea aprobado por la Cámara de Representantes y ratificado, posteriormente, por el Senado. Si la propuesta de ley consigue llegar a la Cámara Alta (Senado), según los últimos cálculos de The Guardian, el resultado podría llegar a depender de tan solo dos votos.

Guiño del aeropuerto de Canberra

aeropuerto-de-Canberra-por-la-igualdadAl activismo LGTB de Australia también se ha sumado el respaldo de otros sectores sociales como el empresarial. Uno de los apoyos más sonados ha sido el del aeropuerto de la capital política del país. El recinto aeroportuario se ha engalanado con los colores de la bandera del arcoíris (emblema LGTB), en forma de luces nocturnas, y ha instalado, con grandes letras, el lema de la campaña nacional de Australian Marriage Equality: #WeCanDoThis. Es su forma de dar la bienvenida a los diputados que, en las próximas semanas, tendrán la posibilidad de conseguir una sociedad más justa e igualitaria.

El aeropuerto es una institución de capital privado, controlado por la familia Snow. Uno de los hermanos, Tom Snow, contrajo matrimonio el año pasado con su marido Brooke Horne en Nueva Zelanda. En la actualidad, la pareja tiene tres hijos. Stephen Byron, director gerente del aeropuerto, defiende que con estas acciones pretenden mostrar su rechazo a la discriminación “ridícula” en contra de las parejas del mismo sexo. Byron ha instado al parlamento a actuar y a que sea “cuanto antes, mejor”, ya que se trata de “un problema que trasciende a la política”.

El activismo LGTB, por su parte, ha alabado esta iniciativa. En palabras de Rodney Croome, uno de los integrantes de Australian Marriage Equality , “el respaldo de las empresas, que normalmente no se involucran en temas sociales, muestra la fuerza de la sensibilidad en la comunidad australiana en el apoyo de la igualdad de matrimonio”. Además, Croome ha añadido que empresas como esta “saben que el matrimonio igualitario no es solo lo que hay que hacer, sino que también es popular entre su personal y clientes”.

Batalla entre partidarios y detractores en TV

Como suele pasar en casi todas las sociedades que plantean avanzar en los derechos de las personas LGTB, en Australia no han faltado las voces representativas de los grupos más reaccionarios. En junio publicábamos la hilarante noticia de una pareja australiana que amenazaba con divorciarse en caso de aprobarse el matrimonio igualitario. Una historia que se convirtió en viral y que fue respondida con toca clase de memes y respuestas humorísticas. Incluso se creó un grupo de Facebook para celebrar su divorcio. No obstante, es digno de mención el hecho de que muchas parejas australianas se niegan a oír textos LGTBfobos en sus bodas, como recogimos hace una semana en dosmanzanas.

La última acción de los sectores conservadores ha sido la puesta en marcha de una campaña de televisión homófoba. Marriage Alliance asevera que “la aprobación no es tan simple como piensa”. Asimismo, plantean preguntas de la siguiente calaña: “¿cómo va a afectar a los niños?”, “¿cómo va a afectar a la educación sexual en las escuelas?” o “¿qué derechos puede perder usted?”. Dos canales, Chanel 7 y Chanel 10, se han negado a emitir el spot de Marriage Alliance, mientras que Foxtel y Chanel 9 la han aceptado en espacios muy selectivos. A continuación, podéis ver el vídeo del citado anuncio homófobo:

Imagen de previsualización de YouTube

En el extremo contrario, Australian Marriage Equality también ha desarrollado una campaña de televisión, que no ha contado hasta el momento con el impedimento de ningún canal. Para mantener su continuidad, la organización LGTB ha abierto, en una página de financiación colectiva, una llamada a las donaciones ciudadanas. El objetivo es recaudar 20.000 dólares australianos (en el momento de publicar esta noticia se habían obtenido 9.575). En el spot en favor de la igualdad aparecen rostros populares en Australia tales como los de Hugo Weaving, Julia Morris, Julie Goodwin, o de jugadores del St Kilda y el Hawthorn, entre otros. Os dejamos con los spots de Australian Marriage Equality:

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El ex futbolista australiano Lachlan Beaton ha salido del armario

Miércoles, 5 de agosto de 2015

f2C17b-_Foto Twitter de Lachlan Beaton

Lachlan Beaton es un ex futbolista australiano que ha querido compartir un vídeo de Youtube con todos sus seguidores para afirmar que es homosexual y que lo ha pasado bastante mal para dar el paso de salir del armario.

Estos años en los que me escondí destruyeron mi vida completamente. Fui un autodestructor de mi mismo. Me sentía mal por el simple hecho de ser quien era. Pensaba que iba a ser odiado por todo el mundo por el hecho de ser homosexual” han sido las palabras que ha citado el joven a través de las cuales relata su angustia de manera detallada.

Lachlan también ha hablado de su hermano gemelo, un chico que ha estado siempre a su lado pero con quien no había tenido la valentía aún de comentar que era homosexual y que llevaba mucho tiempo escondido en el armario.

Además de todo esto el jugador también ha hecho apología de la necesidad que hay de que todos los países aprueben el matrimonio igualitario para que ser gay deje de ser noticia aunque sabe perfectamente las complicaciones que existen muchos territorios. Teniendo en cuenta además que él es australiano suponemos que está muy solidarizado con la causa en su país en el que recientemente se presentó una nueva iniciativa parlamentaria para aprobar el matrimonio igualitario. Y es que la larga batalla por la igualdad LGTB en Australia toma de nuevo impulso al calor de los últimos y cruciales avances en Irlanda y Estados Unidos. Diputados de casi todos los grupos presentes en la Cámara de Representantes, incluyendo por primera vez a la coalición liberal-conservadora de Gobierno, presentarán el próximo mes de agosto un proyecto de ley de matrimonio igualitario. Ahora está en manos del primer ministro la decisión de permitir su tramitación.

Imagen de previsualización de YouTube

Fuente Universogay

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB , , , , , , ,

Defienden las pruebas de autodiagnóstico del VIH para combatir el sida en jóvenes

Lunes, 27 de julio de 2015

grupoJovemActualmente ya son varios los países que han introducido programas de autodiagnóstico en sus políticas nacionales, entre ellos Australia, Francia, Kenya, Reino Unido o Estados Unidos, y otros como Brasil, Malawi, Tailandia y Zimbabwe tienen pensado implantarlo próximamente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el uso de test de autodiagnóstico del VIH podría ayudar a combatir la infección entre la población adolescente y evitar nuevas infecciones, ya que actualmente se estima que sólo la mitad de afectados saben que tienen el virus

Las preocupaciones por la confidencialidad y la privacidad de los datos son una de las principales barreras de acceso de la población adolescente a los programas de detección precoz del VIH, según reconoce este organismo de Naciones Unidas, a pesar de que la prueba es gratuita y los resultados se obtienen de forma rápida.

La OMS lleva tiempo buscando fórmulas para combatir la infección en este colectivo al que consideran “extremadamente vulnerable” ante el virus. No en vano, el sida es la principal causa de muerte entre los adolescentes en África y la segunda a nivel mundial.

Actualmente los adolescentes son menos propensos a hacerse la prueba de VIH que los adultos, pero los expertos aseguran que cada vez hay más evidencia científica de que el uso de pruebas de autodiagnóstico podrían ayudar a conseguir los objetivos 90-90-90 de la ONU, que busca que el 90 por ciento de los afectados sepan que tienen el virus.

Para ello, la OMS recomienda a los países a llevar a cabo programas piloto para promover esta forma de diagnóstico, para lo que está trabajando en una serie de directrices normativas que podrían estar listas en 2016.

En el primer proyecto piloto de autodiagnóstico puesto en marcha en África, en Malawi, se ha visto como después de un año casi todas las jóvenes de 16 a 19 años y el 80 por ciento de los varones de la misma edad se habían sometido a este diagnóstico.

La coordinadora de la Unidad de Prevención y Poblaciones Clave dentro del Departamento de VIH de la OMS, Rachel Baggaley, reconoce que los resultados son convincentes ya que prueban como los test de autodiagnóstico podrían “revolucionar” la detección de nuevos casos entre la población joven.

Los primeros intentos de introducir este método de cribado fueron prohibidos en varios países ante la preocupación por que se usaran mal y el usuario pudiera hacerse daño (se realiza a través de un sencillo pinchazo en el dedo o con saliva), y sobre todo por el temor a que hubiera problemas de abastecimiento con los tratamientos.

Fuente Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

Las parejas australianas se niegan a oír textos LGTBfobos en sus bodas

Miércoles, 8 de julio de 2015

1435716944459Las parejas australianas que deciden casarse están obligadas a oír en su ceremonia de boda la definición de matrimonio que recoge la ley actualmente en vigor, que lo describe como “la unión de un hombre y una mujer”. Pero muchas de ellas no están dispuestas a escuchar un texto que simboliza la discriminación de parte de la ciudadanía australiana, para lo que deben echar mano de algún que otro subterfugio. Uno de ellos: taparse los oídos.

En 2004 entró en vigor la reformada Ley de Matrimonio australiana, concebida a propósito para prohibir los enlaces entre personas del mismo sexo. La Ley además incluía la exigencia de que en todas las ceremonias de boda el oficiante tuviera que leer un texto en el que se explica a contrayentes e invitados la “naturaleza” del matrimonio:

El matrimonio, según la ley de Australia, es la unión de por vida entre un hombre y una mujer, excluidas las demás parejas.

Pero cada vez son más quienes no desean que en su ceremonia de boda se tengan que escuchar unas palabras tan cargadas de discriminación e intolerancia. Entre ellos se cuentan Abbey y Mitchell Johnston, quienes declaraban que se trataba de “una cuestión de igualdad. No podemos entender que vivamos en un país en el que esté bien que no haya los mismos derechos para todos”. Para la novia, “el hecho de que nuestra ceremonia personal tenga que  incluir un comentario tan intolerante… No podía creer que eso tuviera que ser parte de nuestra ceremonia, que estaba tan llena de amor.” Por ello decidieron pedir a sus invitados que, al igual que harían ellos, se taparan los oídos cuando el oficiante estuviera obligado a recitar el texto discriminatorio.

1435718396188La protesta de los Johnston por la discriminación recogida en la Ley de Matrimonio quedó clara, de una manera divertida, pero contundente. Otras parejas han optado por soluciones como toser mientras se lee el texto, o pedir al oficiante que apague el micrófono en esos instantes. También hay quienes han decidido añadir un texto propio al obligado por ley, con palabras a favor de la igualdad  como estas: “esperamos que llegue el día en el que todas las parejas de enamorados puedan casarse y celebrar su amor de la manera que lo hacemos hoy”. Algunos incluso han llegado más lejos, como el jugador de rugby David Pocock y su novia Emma Palandri, que declararon en su día, y lo han mantenido hasta la fecha, que no se casarán hasta que puedan hacerlo también las parejas del mismo sexo.

Abbey y Mitchell Johnston, y las demás parejas que protestan contra la desigualdad, representan a la perfección la actitud de los jóvenes australianos. Según las encuestas, el 68 % de los australianos aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo, cifra que asciende al 86 % entre los menores de 25 años. Abbey Johnston reflejaba ese talante con las siguientes palabras: “Estoy entusiasmada con el matrimonio igualitario y quiero vivir en un país donde todo el mundo sea igual”.

Esperemos que ese día llegue pronto, y que prospere la iniciativa parlamentaria para aprobar el matrimonio igualitario en Australia, que se presentará el próximo mes de agosto.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.