Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Alemania’

La asamblea del Consejo de Europa pide poner fin a los tratamientos de asignación a menores intersexuales hasta que decidan por sí mismos

Lunes, 23 de octubre de 2017

logocoeImportante resolución de la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, aprobada el pasado 12 de octubre, en materia de derechos de las personas intersexuales. En su resolución, se hace un llamamiento a los estados miembros del Consejo de Europa a que garanticen su integridad física, prohibiendo cualquier intervención de “normalización” o asignación hasta que la persona tenga capacidad de decidir por sí misma. 

Las personas intersexuales son aquellas que, por razones diversas, nacen con caracteres sexuales ambiguos o que no encajan con la noción binaria tradicional. Tradicionalmente han sido sometidas a operaciones quirúrgicas y tratamientos médicos desde su más tierna infancia para “eliminar la ambigüedad” y atribuirles un sexo u otro sin tener en cuenta su voluntad, pudiendo darse el caso de que cuando la persona crecía no había correspondencia entre su identidad de género y el sexo que se les había asignado por decisión médica. Son personas, de hecho, que pueden tener diferentes identidades y expresiones de género (masculina, femenina, persona no binaria, etc.) al margen de su genitalidad.

La intersexualidad y la irracionalidad de los procedimientos de asignación es cada vez más conocida, y poco a poco las personas intersexuales empiezan a ver reconocido su derecho a ser ellas las que decidan sobre su propio cuerpo de acuerdo a su identidad sentida. A nivel internacional, por ejemplo, Malta aprobó en 2015 un muy avanzada ley de identidad de género que prohibía taxativamente cualquier procedimiento quirúrgico innecesario en las características sexuales de una persona sin su consentimiento, siendo el primer país del mundo en promulgar una disposición de este tipo. Portugal tiene previsto aprobar una norma similar. Y el pasado diciembre el Parlamento Europeo aprobaba un informe sobre derechos fundamentales en el que literalmente condenaba “las prácticas médicas que violan los derechos fundamentales de las personas transgénero e intersexuales”. Pero la resolución ahora aprobada por la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa es mucho más explícita y desarrollada (no conviene confundir, por cierto, el Consejo de Europa con la Unión Europea: el Consejo de Europa es un organismo supranacional que agrupa a prácticamente todos los estados del continente, incluyendo por ejemplo a Rusia, a Turquía y a los países del Cáucaso).

La resolución, que puedes descargar aquí, se refiere en su integridad a las personas intersexuales, recomendando a los estados que impidan cualquier tipo de tratamiento que tenga como fin la asignación de la persona a un sexo u otro, salvo circunstancias que comprometan la vida, hasta que tengan capacidad de decidir por sí mismas. La resolución reconoce que de acuerdo a la evidencia científica disponible no pueden defenderse este tipo de tratamientos, que además pueden poner en peligro la propia salud de los bebés, y que el secretismo y la vergüenza de muchas de estas personas cuando se hacen mayores impiden de hecho conocer el alcance de los daños.

El texto de la resolución, además, recomienda medidas para combatir la discriminación de las personas intersexuales y alude a la conveniencia de que los estados consideren la posibilidad de ofrecer compensaciones a las víctimas de este tipo de intervenciones. También se refiere a la necesidad de que tengan acceso al reconocimiento de la identidad de género con la que se sientan conformes, incluyendo opciones para las personas intersexuales que no se identifican ni como hombres ni como mujeres. En este sentido, y sin duda podemos considerarla una recomendación muy a tener en cuenta, la resolución recomienda a los estados que consideren la posibilidad de que la mención al sexo en los certificados de nacimiento (en incluso en otros documentos de identidad) sea opcional. En España, por ejemplo, no es posible inscribir a un recién nacido sin atribuirle sexo masculino o femenino, lo que añade una gran presión a sus familias y puede derivar en efectos muy indeseables para la persona si cuando crece su identidad no se corresponde con el sexo que se le asignó. Algo que por ejemplo modificó en su momento Alemania, que sí permite inscribir a los recién nacidos sin atribuirles sexo.

En definitiva, una resolución muy positiva, basada en un informe del diputado belga Piet De Bruin (representante del partido nacionalista flamenco N-VA) abiertamente gay y muy activo en materia LGTB. De hecho, desde el pasado junio es el relator de la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa sobre derechos LGTB por decisión de su comité de igualdad y no discriminación. Es, además, fruto de la colaboración con entidades que representan a las personas intersexuales. Ojalá todos los estados europeos la implementaran de inmediato, aunque por desgracia este tipo de resoluciones no son vinculantes. En cualquier caso, supone un paso adelante muy importante en un tema del que muy poco se habla.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , ,

Austria: el Tribunal Constitucional, última esperanza para el matrimonio igualitario tras el giro a la derecha en las elecciones legislativas

Lunes, 23 de octubre de 2017

team-kurzSebastian Kurz

Las elecciones legislativas celebradas el domingo pasado en Austria dibujan un panorama sombrío para la igualdad LGTB. El crecimiento de la derecha conservadora del ÖVP y de la extrema derecha del FPÖ, unido al descalabro de los Verdes, conformarán un Consejo Nacional (la cámara baja del Parlamento) en el que las fuerzas contrarias a la igualdad matrimonial suman casi dos tercios de los diputados. Además, el regreso del FPÖ a responsabilidades de Gobierno parece muy probable después de que tanto los socialdemócratas del SPÖ como los conservadores se hayan mostrado dispuestos a entablar conversaciones con la formación xenófoba. La única esperanza para los activistas, por el momento, reside en los tribunales y en particular en el Constitucional, que anunció este martes que estudiará la actual prohibición del matrimonio para las parejas del mismo sexo por si pudiera ser contraria a la norma fundamental del país.

La elecciones del pasado domingo en Austria cierran una legislatura marcada, en materia LGTB, por la decepción. El canciller ahora en funciones Christian Kern (SPÖ), que ha encabezado una gran coalición con los conservadores del ÖVP, ha incumplido su compromiso de promover una serie de medidas concretas en el ámbito de la equiparación de derechos y la lucha contra el lenguaje de odio. La propuesta, parte de un conjunto de reformas que anunció en enero de este año con el nombre de “Plan A”, incluía:

  • Elevar a rango constitucional la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual.
  • Abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo.
  • Modificar la ley de igualdad de trato para que sea aplicable, entre otros, a la búsqueda de vivienda y a los establecimientos de ocio (en la actualidad solo afecta al derecho laboral).

El nombramiento en mayo de este año del joven ministro de Exteriores Sebastian Kurz como líder del ÖVP precipitó la convocatoria de elecciones un año antes de la fecha prevista y sirvió de justificación al canciller Kern para ignorar sus promesas. Los socialdemócratas unieron sus votos a sus socios conservadores para rechazar la propuesta de Los Verdes de aprobar el matrimonio igualitario antes del verano. Solo los liberales de NEOS votaron a favor. Poco después, el SPÖ anunciaba el levantamiento de su veto a negociar con la extrema derecha del FPÖ si se cumplían una serie de condiciones.

Victoria de la derecha… y de la extrema derecha

Los resultados de las elecciones anticipadas han confirmado el giro a la derecha previsto por las encuestas. El ÖVP de Kurz se hace con la primera posición (pasa del 24,0 % al 31,5 % y logra 62 escaños), seguido por el SPÖ (26,9 % y 52 escaños, el mismo resultado que en 2013), que supera por poco al FPÖ (que pasa del 20,5 % al 26,0 % y consigue 51 escaños). Los liberales de NEOS mantienen la cuarta posición (5,3 % y 10 escaños) seguidos por la Lista Peter Pilz (4,4 %, 8 escaños), una escisión de Los Verdes, que salen del Consejo Nacional al no alcanzar el mínimo requerido del 4 %. El fracaso de la formación ecologista ha provocado la dimisión de su candidata, Ulrike Lunacek: otra mala noticia dado el historial de lucha por la igualdad LGTB que ha desarrollado Lunacek tanto en Austria como en el Parlamento Europeo.

Aún no está claro qué Gobierno saldrá de las negociaciones. El líder del ÖVP será el primero en entablar conversaciones con los demás grupos, pero el canciller en funciones Kern no descarta intentar un acuerdo con el FPÖ que impediría el acceso de Kurz a la cancillería. Sea de la mano del ÖVP o del SPÖ, parece una posibilidad muy real que la extrema derecha acceda de nuevo a posiciones de Gobierno, como ya sucediera entre 2000 y 2006.

Para la igualdad LGTB, en cualquier caso, se trata de malas noticias. Tanto el ÖVP como el FPÖ se oponen a la igualdad matrimonial. El FPÖ, de hecho, votó en contra también de la ley de uniones civiles de 2009. En vistas de esta desfavorable situación parlamentaria, la comunidad LGTB se aferra ahora al anuncio que realizaba el Tribunal Constitucional este martes. Los magistrados del alto tribunal estudiarán la posible inconstitucionalidad de la exclusión de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio, por si conlleva una discriminación basada en la orientación sexual. El activista de Rechtskomitee Lambda Helmut Graupner es optimista: “Si todo va bien, las parejas del mismo sexo podrán casarse a partir de enero de 2018 también en Austria. Se puede poner a enfriar el champán”, ha afirmado en Facebook.

Avances forzados por los tribunales

Austria es uno de los pocos países de Europa occidental (junto con Italia y Suiza) que mantiene una definición excluyente del matrimonio en su legislación. En el país alpino se vive una situación de bloqueo sobre este asunto similar a la que se vivió en la vecina Alemania hasta junio de este año, aunque en el caso austriaco son los socialdemócratas los que ostentaban hasta ahora la jefatura del Gobierno. Si bien el SPÖ es favorable a la igualdad LGTB, sus representantes en el Gobierno han utilizado la reticencia de sus socios conservadores para perpetuar la discriminación. Ya en junio de 2015, por ejemplo, los Verdes presentaron ante el Consejo Nacional una propuesta de resolución pidiendo la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo que se saldó con el rechazo de las principales formaciones políticas (SPÖ, ÖVP y FPÖ).

Entre los miembros del Gobierno, ya se han pronunciado a favor de la equiparación de derechos los ministros de Asuntos Sociales y Sanidad, pero el posicionamiento más relevante fue el del propio canciller Kern en agosto del año pasado. “Ya es hora de la apertura del matrimonio también para las parejas del mismo sexo”, declaró entonces. Se trata del primer jefe de Gobierno de Austria que se pronunciaba en estos términos. Sus palabras, sin embargo, no se han materializado finalmente en hechos.

Los avances en el reconocimiento de los derechos LGTB en Austria se han alcanzado hasta ahora principalmente a partir de sentencias judiciales: el Tribunal Constitucional falló en 2014 a favor de permitir a las parejas de mujeres acceder a los tratamientos de reproducción asistida y en enero de 2015, de la adopción conjunta homoparental. Anteriormente,  la ley de uniones civiles aprobada en 2009 ya había sido modificada a instancias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para regular la adopción de los hijos biológicos del compañero del mismo sexo. El último logro ha sido la apertura de los registros civiles (Standesamt) a las parejas del mismo sexo que quieran formalizar su unión, como ya se hace en el caso de las bodas heterosexuales.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Alemania da luz verde a la primera adopción homoparental

Viernes, 13 de octubre de 2017

michael-kai-korokDos hombres en Berlín se han convertido en la primera pareja gay en Alemania en adoptar a un niño que ya vivía con ellos desde hace tiempo. 

El tribunal de familia de Tempelhof-Kreuzberg, en Berlín, ha aprobado la solicitud de adopción de dos hombres que se han convertido en la primera pareja homosexual en adoptar a un niño en Alemania, según ha informado este martes la Asociación de Gays y Lesbianas Berlín-Brandeburgo.

Este hecho se ha producido diez días después de que el matrimonio entre personas del mismo sexo entrara en vigor en el país. Michael Morok, de 42 años, y Kai Korok, de 46, han adoptado al niño de acogida al que cuidaban desde que era un bebé y que ahora tiene dos años.

Michael y Kai fueron de las primeras parejas del mismo sexo que se casaron en Alemania después de que el 1 de octubre entrara en vigor la ley que lo permitía.

Desde hace años, los Korok cuidaban a niños temporalmente y planearon desafiar los obstáculos legales que impedían que las parejas del mismo sexo adoptaran conjuntamente, hasta que la ley fue cambiada.

“Es un sentimiento maravilloso poder ser inscritos los dos como los padres”, ha asegurado Morok. Morok también ha señalado que la modificación de la ley supone un enorme beneficio para las parejas y los niños en esta situación.

 Uno de los principales derechos que han adquirido las parejas homosexuales ha sido el derecho de adopción. Estos dos hombres se convirtieron en un matrimonio el 2 de octubre y la solicitud de adopción fue aprobada en cuanto su certificado de matrimonio llegó al tribunal de familia.

Morok ha explicado que hasta ahora la única posibilidad de unirse de forma civil para adoptar a un niño era hacerlo de manera individual y que el otro miembro de la pareja se inscribiese como padrastro, algo que ha definido como un proceso “absurdo”. “Ahora somos una pareja como todas las demás que quieren adoptar un niño”, ha concluido.

Fuente Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , , , , , ,

Grecia mejora los derechos trans aprobando una ley de identidad de género que despatologiza la transexualidad pero no reconoce la autodeterminación del género

Viernes, 13 de octubre de 2017

ley-trans-greciaGrecia aprueba una Ley Trans que mejora sustancialmente el proceso legal para cambiar el nombre y el género en documentos oficiales pero no se rige por el principio de auto-determinación.

A pesar de no ser una ley perfecta los colectivos trans celebran su aprobación y lo consideran un paso adelante en una lucha que aún no ha terminado.

El Parlamento griego aprobó el martes una avanzada ley de identidad de género, la primera del país que despatologiza la realidad trans. El texto elimina la necesidad de tutela médica y de cualquier intervención quirúrgica, incluida la esterilización, para que los mayores de 17 años puedan obtener el reconocimiento legal de su identidad. Los jóvenes de entre 15 y 17 años sí necesitarán un informe psiquiátrico además del consentimiento paterno. Aunque no satisface la totalidad de sus reivindicaciones, los colectivos trans han saludado la nueva norma como un gran avance.

Durante décadas, numerosos países han obligado a las personas transexuales a someterse a procedimientos que conllevan directa o indirectamente la pérdida de la capacidad reproductiva como requisito previo a ver reconocida legalmente su identidad de género. De hecho, según un informe de Transgender Europe de noviembre de 2016, 21 estados europeos seguían haciéndolo a fecha de noviembre de 2016. La mayoría, del Este de Europa, pero también había algunos occidentales. Otros han eliminado ese requisito hace poco (Suecia, por ejemplo, no lo hizo hasta 2013, Noruega actualizó su ley en 2016 y Bélgica, en mayo de este año). Y no fue hasta 2014 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) condenó esta práctica y pidió que todas aquellas legislaciones que obligan a este tipo de procedimientos sean revisadas. En la misma línea, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenaba hace unos meses a Francia por haber obligado a hacerlo (el país vecino, de hecho, modificó su legislación en 2016, eliminando dicho requisito, aunque sigue manteniendo el proceso en manos de los jueces).

Grecia se suma ahora a la lista de países que no solo eliminan ese requisito, sino que tampoco exigen ya la necesidad de un diagnóstico médico o psicológico de “disforia de género” o similar. La ley integra, en este sentido, el principio de autodeterminación de género, aunque solo para los mayores de 17 años. Para los jóvenes entre 15 y 17 años será necesario un informe psiquiátrico, además del consentimiento paterno. El texto ha recibido el apoyo de 171 diputados del Parlamento griego: de Syriza (impulsora del proyecto), sus socios de Anel y los centristas de To Potami. En contra han votado 128: la derecha de Nueva Democracia, los neonazis de Amanecer Dorado, los comunistas de KKE y la Unión de Centristas.

Pese a reconocer el indudable avance sobre la situación anterior, los colectivos LGTB consideran mejorable la nueva ley. Por ejemplo, en lo referente a la tutela médica y paterna en menores de edad. El asunto, de hecho, fue uno de los motivos esgrimidos por Nueva Democracia para oponerse en lugar de abstenerse, como habían anunciado en primer lugar. El principal partido de la oposición pretendía que el cambio del sexo legal no fuera posible bajo ninguna circunstancia antes de los 18 años.

Evelyne Paradis, directora ejecutiva de la ILGA afirma que : “Es progreso, pero no es perfecta. Hoy se ha dado un gran paso adelante, pero es una pena que ese paso no fuera uno hacia la total auto-determinación de todas las personas trans en Grecia.”  Y es que la nueva ley griega para las personas trans ha mejorado sustancialmente la realidad del colectivo, pero se ha quedado corta en varios aspectos (y en otros ha pasado a ser bastante estrambótica). Hasta la aprobación de esta nueva ley las personas trans que querían cambiar su género en los documentos oficiales tenían que pasar una evaluación psiquiátrica para acreditar un diagnóstico de disforia de género, tenían que someterse a una operación de reasignacion de sexo y se les exigía la esterilización.

Con esta nueva ley esas tres necesidades para que se reconozca su género percibido en los documentos oficiales de todos aquellos mayores de 17 años. Las personas trans entre los 17 y los 17 podrán acceder al proceso para cambiar el género en su documentación pero en esos casos sí hará falta la decisión de un grupo de doctores.

Pero hay dos cosas bastante absurdas en esta ley. Por un lado una persona trans que quiera cambiar su género oficialmente tendrá que estar soltera, lo que puede hacer que las personas trans que estén casadas tengan que divorciarse. Además la última palabra en el proceso la tendrá un juez, que decidirá si la expresión o presentación de género de la persona coincide con lo que quieren que ponga en sus documentos.

Esta reforma es una victoria duramente conseguida por los y las activistas por los derechos trans en Grecia que han luchado por la igualdad de las personas trans durante años. Envía un mensaje claro de que nadie ha de verse obligado a pasar por procedimientos médicos para que se reconozca oficialmente quiénes son. Pero aunque se trata de una reforma histórica en la dirección correcta, la lucha aún no está del todo ganada“, han declarado desde Amnistía Internacional.

Otra de las insuficiencias es la exclusión de las personas migrantes en situación irregular y de los refugiados en la nueva ley. La nueva ley no reconoce el acceso al proceso de reconocimiento de género para personas trans refugiadas o inmigrantes y además deja muchas mejoras pendientes con respecto a los menores trans.

Por último, una enmienda para introducir una tercera opción de género junto a la de “masculino” y “femenino” en los documentos oficiales fue rechazada. Se trata de una medida que han adoptado países como Australia en 2011 o Canadá hace solo unas semanas. La posibilidad de registrarse bajo un tercer género o de no definir el género también ha sido regulada de diferentes formas en países como Alemania, la India o Nepal.

La comunidad trans del país ha celebrado la aprobación de la ley, aunque no ocultan su decepción pues se esperaba que se aprobara una primera versión del texto que reconocía el derecho de cualquier persona trans mayor de 15 años a cambiar su nombre y su género en los documentos oficiales con sólo una declaración y un proceso administrativo; pero finalmente se ha optado por un enfoque mucho más conservador y que sigue estigmatizando a las personas trans.

A pesar de eso el Primer Ministro griego, Alexis Tsipras, ha celebrado que la ley reconoce los derechos humanos básicos de “un segmento de la sociedad que ha sido marginado durante demasiado tiempo. Estamos con aquellos que no tienen voz o cuya voz está siendo acallada. Con los estigmatizados, con las minorías oprimidas, con las personas que viven cualquier tipo de desigualdad o aislamiento. Es a esas personas a las que queremos defender.

Por delante de España

La nueva normativa coloca a Grecia por delante de España, cuya ley 3/2007 ha envejecido de forma prematura. De hecho, cada vez es más numeroso el grupo de países que ya han incorporado el principio de autodeterminación de género a su legislación. Es el caso, además de los ya mencionados, de Irlanda y Dinamarca, en Europa. Y tanto Escocia como Portugal tienen previsto sumarse al grupo próximamente.

En el continente americano destaca el antecedente de Argentina, cuya ley fue de hecho una de las pioneras en el proceso de desmedicalización del reconocimiento legal de la identidad de género. Nepal, por su parte, ha introducido en su nueva Constitución el derecho a decidir libremente el sexo que figura en los documentos oficiales, aunque desconocemos cómo se está implementando.

En España seguimos a la espera de que el Parlamento decida dar el paso (el grupo socialista del Congreso registró en febrero una propuesta de actualización de la ley). Mientras tanto, sigue vigente la necesidad de un diagnóstico de “disforia de género” y la exigencia (con algunas excepciones) de dos años de tratamiento hormonal. Y aunque leyes posteriores de ámbito autonómico hayan incorporado ya el principio de la despatologización, no dejan de ser normas de alcance limitado por lo que a este aspecto se refiere, que no permiten modificar algunos de los documentos oficiales más importantes. Y en el caso de los menores, todo queda por el momento a criterio del juez de turno.

 Fuente | Gay Star News, vía Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Karl y Bodo, primera pareja del mismo sexo que contrae matrimonio en Alemania después de 38 años de relación

Martes, 3 de octubre de 2017

afp-sz5xeEste primero de octubre se han celebrado las primeras bodas de parejas del mismo sexo en Alemania, una vez que la ley de matrimonio igualitario ha entrado plenamente en vigor. La primera boda ha sido la de Karl Kreile y Bodo Mende, de 59 y 60 años de edad, pareja desde hace 38 años. Ha sido en el Ayuntamiento de Schöneberg, distrito berlinés muy vinculado a la historia del colectivo LGTB alemán.

El mismo edificio desde cuyas escalinatas J.F. Kennedy se proclamó berlinés en 1963 ha acogido, a las nueve y media de la mañana de este domingo, la primera boda entre dos personas del mismo sexo en Alemania. Karl y Bodo, pareja desde hace 38 años, contrajeron matrimonio delante de un centenar de amigos y familiares. Se conocieron en una fiesta de cumpleaños el 14 de julio de 1979, y poco después se hicieron pareja. Han estado juntos desde entonces. En este periodo no han dejado de dar la batalla como activistas para conseguir su sueño de contraer matrimonio, y de hecho ya fueron de los primeros en registrarse como pareja en Berlín en 2002.

La ley de matrimonio igualitario fue rubricada el pasado 21 de julio por el presidente de la República Federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier. El 30 de junio había sido aprobada por el Bundestag, tras una larga espera: pese a existir mayoría parlamentaria favorable (SPD, la izquierda de Die Linke y los verdes reunían en la anterior legislatura más escaños que los democristianos de la CDU/CSU), tres proyectos de ley languidecieron durante años por la negativa de los socialdemócratas a respaldar su tramitación para no contrariar a sus socios de gobierno. Solo cuando la canciller Angela Merkel accedió a conceder libertad de voto a los diputados democristianos, el SPD reaccionó desatascando el proceso y la medida se aprobó en pocos días, con el apoyo de casi dos tercios de la cámara baja del Parlamento alemán. Una semana después era el Bundesrat o Consejo Federal (la institución que representa a los estados federados de Alemania y que actúa a modo de cámara alta) el que le dio su visto bueno sin necesidad de proceder a una votación. Un resultado que dejaba claro el deseo de la propia Merkel de dejar resuelto este tema antes de la que era ya inminente campaña electoral (lo explicamos con detalle entonces).

Hace ahora una semana tenían por fin lugar las elecciones, con el resultado ya conocido (en esta misma página hicimos un análisis en clave LGTB, no precisamente optimista). La ley de matrimonio igualitario, en cualquier caso, es ya una realidad y no es previsible marcha atrás. Por cierto que entre las parejas del mismo sexo que se han casado este domingo, además de Karl Kreile y Bodo Mende, se encuentran Volker Beck y Adrian Petkov. Beck, histórico diputado verde, es considerado unánimemente uno de los principales impulsores de los derechos LGTB en Alemania (incluyendo, como no podía ser de otra forma, el matrimonio igualitario). Diputado en el Bundestag desde 1994 hasta este mismo año (ya no se ha presentado a las elecciones del pasado domingo), es uno de los políticos abiertamente homosexuales más visibles de su país, así como el principal referente en asuntos LGTB de su partido. Su activismo se remonta a los años 80, cuando luchó contra la estigmatización de la población con VIH, y posteriormente entró a formar parte de la federación de gais y lesbianas de Alemania (LSVD). Como diputado ha sido uno de los principales valedores tanto de la antigua ley de uniones civiles como del matrimonio igualitario.

Fuente Dosmanzanas

Foto Berliner Zeitung

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Quién es la candidata de la AfD que ha llevado a los neonazis de vuelta al Parlamento alemán?

Sábado, 30 de septiembre de 2017

afd-koeln-alice-weidelAlice Weidel es la candidata de Alternativa para Alemania, una mujer abiertamente homosexual que ha conseguido que un partido neonazi, euroescéptico y xenófobo vuelva al Parlamento alemán desde la caída de Adolf Hitler en la Segunda Guerra Mundial. 

El partido neonazi y ultraderechista, Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán: Alternative für Deutschland), se convierte en la tercera fuerza política del Bundestag con el 13,3 % de los votos en las elecciones celebradas este domingo, 24 de septiembre, por detrás del Partido Socialdemócrata de Alemania, que consigue el 21,6 %, marcando un considerable descenso del partido Martin Schultz, y de los conservadores Partidos de la Unión, integrados por la Unión Democrática Cristiana y la Unión Social Cristiana de Baviera, que se alzan con el 34,7 % y revalidan por cuarta vez Angela Merkel como canciller. De esta manera vuelve al Reichstag de Berlín un partido nazi desde la caída de Adolf Hitler en Segunda Guerra Mundial, con un partido que se define como «eurocrítico», pero no «antieuropeo», pero que sí se muestra abiertamente xenófobo y que está liderado actualmente por Alice Weidel, una «zorra nazi», abiertamente homosexual.

«Que se vayan preparando para la que les espera (…). Vamos a recuperar nuestro país y a nuestra gente», afirmaba anoche Alexander Gauland , de 76 años de edad, portavoz y cofundador del AfD en un congreso realizado el 14 de abril de 2013 en Berlín, recibiendo inmediatamente las felicitaciones de Marine Le Pen, líder del Frente Nacional Francés que tilda su resultado como «histórico», como también de la xenófoba Liga Norte Italiana, liderado por Matteo Salvini, que ya se relame convencido de que «el deseo del cambio está creciendo, luego nos toca a nosotros».

En el extremo opuesto se sitúa Jean Asselborn, Ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, horrorizado por el ascenso ultraderechista, quien señala que «sesenta años después del fin de la guerra, los neonazis vuelven a sentarse en el Bundestag», o Ronald S. Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial, que califica este resultado de «aborrecible» y a la AfD como un «vergonzoso movimiento» que recuerda lo peor de la historia de Alemania.

Economista y empresaria, euroescéptica y feminista, Alice Elisabeth Weidel, de 38 años de edad, vive con su pareja, Sarah Bossard, una productora de cine de origen suizo, y sus dos hijos en Überlingen, donde se establece tras vivir durante seis años en China, llegando a la política después de trabajar para Goldman Sachs. «Soy homosexual», declaraba la propia Weidel adelantándose a que sus contrincantes políticos pudieran utilizar su orientación sexual como arma política. Lo hace «a propósito» en un mitin político, esperando para ver si se produce algún tipo de reacción, «pero nadie parece haberse levantado e irse, o cual es por supuesto una sorpresa, ya que la AfD es una fiesta homofóbica, según se lee estos días», afirma Weidel.

Sin embargo, la AfD publicaba un obituario por los valores de la familia alemana en el momento en que se legaliza el matrimonio igualitario en Alemania, afirmando en su página web que «con profunda pena, nos despedimos de la familia alemana, cuya protección constitucional era enterrada por los ‘representantes del pueblo’ en el parlamento alemán».

En mayo de este mismo año, Weidel se enfrentaba al bochorno de ver cómo un tribunal estatal de Hamburgo no le da la razón ante la demanda por difamación que interpone contra Christian Ehring, un cómico de televisión que la llama «zorra nazi» en un programa de humor al responder a unas declaraciones de la propia economista que se había referido a la corrección política como algo que forma parte del pasado, lo que aprovecha el político como licencia para ser «incorrecto». La ley ampara su comentario al estar realizado dentro del marco de un programa de televisión de contenido satírico.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El fin de la mayoría parlamentaria de izquierda y la irrupción de la extrema derecha de AfD auguran una legislatura difícil para los derechos LGTB en Alemania

Viernes, 29 de septiembre de 2017

Bandera-Alemania-CE-Comprar-BanderasLas elecciones generales celebradas este domingo en Alemania han supuesto un duro varapalo para los dos principales partidos, que han gobernado juntos desde 2013 (antes lo habían hecho entre 2005 y 2009). La canciller Angela Merkel, a pesar de perder más de ocho puntos, obtiene su cuarto mandato consecutivo. Los socialdemócratas pagan el precio de la gran coalición y se dejan cinco puntos, con lo que volverán probablemente a la oposición. Y por primera vez en décadas, irrumpe un partido de extrema derecha en el Bundestag. Atrás queda una legislatura en la que solo se logró la igualdad matrimonial in extremis, a pesar de la existencia de una mayoría de fuerzas favorables a la misma. El giro global a la derecha, y en particular la potente entrada como tercera fuerza política de Alternativa para Alemania (AfD), abre un panorama muy desalentador para los derechos LGTB.

En materia LGTB, la legislatura que ahora termina será recordada sin duda como la de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario, que entrará en vigor en octubre. No conviene olvidar, sin embargo, las circunstancias en las que se produjo. Pese a existir mayoría parlamentaria favorable (SPD, la izquierda de Die Linke y los verdes reunían más escaños que los democristianos), tres proyectos de ley languidecieron durante años por la negativa de los socialdemócratas a permitir su tramitación, temerosos de contrariar a sus socios de gobierno. Solo cuando la canciller accedió a conceder libertad de voto a sus diputados, el SPD reaccionó desatascando el proceso y la medida se aprobó en pocos días, con el apoyo de casi dos tercios del Bundestag.

Con anterioridad a la igualdad matrimonial, los principales avances en la equiparación de derechos vinieron forzados por sentencias del Tribunal Constitucional, que tumbaron numerosas discriminaciones de las parejas en una unión civil con respecto a las casadas. Por parte de la gran coalición, quizás la medida más simbólica en el ámbito LGTB fue la rehabilitación de las víctimas del homófobo artículo 175. Entre las sombras del tercer mandato de Merkel se cuentan la designación de los países del Magreb como “segurospara los demandantes de asilo (también para los refugiados LGTB) o la negativa a incluir explícitamente la homofobia y la transfobia en la reforma de la ley sobre delitos de odio.

Pero sin duda la circunstancia más preocupante para los derechos LGTB y de las minorías en general ha sido el ascenso de la AfD durante los cuatro últimos años. La formación, que nació como un partido básicamente anti-euro, se movió rápidamente hacia la extrema derecha xenófoba y LGTBfoba. Entre sus principales caballos de batalla se encuentra la educación en la diversidad afectivo-sexual, contra la que se ha manifestado de la mano del movimiento Demo für alle. Tampoco han faltado los exabruptos LGTBfobos de varios de sus miembros y cargos electos. Una imagen que intentaron lavar designando como cabeza de cartel a Alice Weidel, abiertamente lesbiana, en lo que muchos vieron una clara muestra de pinkwashing.

Merkel, reelegida a la espera de los pactos

Los resultados de los comicios han traído la consolidación de las tendencias apuntadas por las encuestas y por las elecciones regionales de los últimos meses, con algunos cambios. Los democristianos de Angela Merkel descienden más de lo previsto (pasan del 41,5% de los votos al 32,9%, consiguiendo 246 escaños en el Bundestag), pero superan ampliamente a los socialdemócratas de Martin Schulz, que como ya les pasara en las elecciones de 2009 bajan tras participar en un Gobierno de gran coalición (pasan del 25,7% al 20,5%, con 153 escaños). Ambos partidos, de hecho, obtienen sus peores resultados desde las elecciones de 1949. El resto del Bundestag se reparte entre AfD, que entra por primera vez directamente como tercera fuerza (pasa del 4,7% al 12,6% y consigue 94 escaños), los liberales, que regresan tras una legislatura de ausencia (pasan del 4,8% al 10,7% y consiguen 80 escaños), la izquierda de Die Linke (que pasa del 8,6% al 9,2%, y consigue 69 escaños) y los verdes de Die Grünen (que pasan del 8,4% al 8,9%, haciéndose con 67 escaños).

A la espera de que se configure la próxima coalición de Gobierno, la primera lectura es clara: las formaciones de izquierda (considerando como tales a socialdemócratas, Die Linke y verdes) pierden la mayoría parlamentaria que al fin y al cabo tenían en el Bundestag, que gira claramente a la derecha con la reentrada de los liberales y, sobre todo, la fuerte irrupción de AfD. La negativa de Merkel a negociar con la extrema derecha deja dos alternativas: una reedición de la gran coalición, que colocaría a AfD de facto como líder de la oposición y que ya ha descartado Schulz, o un pacto tipo “Jamaica” (llamado así por los colores de su bandera) entre democristianos, liberales y verdes. Esta combinación (que ya gobierna, por ejemplo, el estado de Schleswig-Holstein) se intuye como la más probable en estas primeras horas, aunque requerirá de un gran esfuerzo negociador.

Los retos y las amenazas de la nueva legislatura

A pesar de carecer de posibilidades de acceder a posiciones de Gobierno, la presencia de AfD se hará notar sin duda en los debates parlamentarios, en los que dispondrá de un altavoz privilegiado para transmitir su mensaje reaccionario. Su poder para revertir los avances alcanzados en el ámbito LGTB será, sin embargo, limitado: para plantear un recurso de inconstitucionalidad contra una ley aprobada, por ejemplo, se requiere la firma de al menos una cuarta parte de los diputados.

No es probable, por lo tanto, que se produzcan importantes retrocesos legales en la nueva legislatura. Pero sí es de temer que algunas medidas que están pendientes queden pospuestas sine die a causa de la ruidosa oposición de la extrema derecha. Entre ellas, el refuerzo de la legislación contra el discurso de odio LGTBfobo, la educación en la diversidad o la protección a los refugiados LGTB. También es previsible que se repitan campañas callejeras como la del autobús contra el matrimonio igualitario de los socios de HazteOír, que encontrarán aliento en los diputados de AfD. En este sentido, poco cabe esperar del hecho de que una de sus principales figuras sea la economista Alice Weidel, abiertamente lesbiana y unida civilmente a otra mujer. Al menos desde que fue elegida como una de sus cabezas de cartel, la presencia de Weidel no ha supuesto que AfD haya moderado sus posiciones en materia LGTB.

En definitiva, un panorama de entrada sombrío. Los primeros movimientos, en cualquier caso, irán destinados a la formación de una coalición estable de Gobierno con Merkel al frente. Estaremos pendientes de esas negociaciones, que serán indicativas de cómo se va a desarrollar la legislatura que comienza en el ámbito LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Donald Trump nombra al exdiplomático abiertamente gay, Richard Grenell, como embajador en Alemania

Miércoles, 6 de septiembre de 2017

getfile-aspxA expensas de que sea confirmado por el Senado, Donald Trump nombra como embajador de los Estados Unidos en Alemania a Richard Grenell, un exdiplomático abiertamente gay, superviviente de un linfoma, cocreador de una aplicación para ayudar a los pacientes con cáncer a personalizar y rastrear los efectos de la quimioterapia, que lleva 15 años con la misma pareja y ambos son cristianos evangélicos conservadores.

Tal y como se había rumoreado, el pasado viernes, 4 de septiembre, Donald Trump nombra como embajador de los Estados Unidos en Alemania a Richard Grenell. De 50 años de edad, se trata de un exdiplomático y comentarista de Fox News que se convertiría en el primer embajador abiertamente homosexual de la administración Trump. Algunos interpretan el nombramiento de Grenell como una recompensa por servir como portavoz de cuatro embajadores de la ONU durante el gobierno de George W. Bush, época en la que regularmente asumió el puesto de los embajadores durante las reuniones del Consejo de Seguridad de la ONU, consolidando su imagen pública como algo más que un mero enlace de prensa.

No es la primera vez que Grenell es nombrado por Trump para un puesto de relevancia, pero nunca ha terminado de ser ratificado pro el órgano competente. Anteriormente ya había sido considerado para el cargo de embajador de los Estados Unidos en la OTAN, cargo que finalmente recaía en Nikki Haley, ex gobernadora de Carolina del Sur. Igualmente, también había sido una opción para el cargo de embajador en la OTAN, que finalmente ocupaba Kay Bailey Hutchison, ex senadora de Texas.

Se espera que Grenell ocupe su nuevo cargo a finales de año, pero sólo si el Senado así lo confirma definitivamente, porque no es la primera vez que el hecho de ser abiertamente gay le ha llevado a dimitir de algún cargo en determinadas ocasiones. Grenell se había desempeñado como asesor de política exterior tanto para Mitt Romney como para John McCain durante sus respectivas campañas para la presidencia. Pero se vio obligado a dimitir de la campaña de Romney cuando el candidato se convirtió en diana de los conservadores por tener a una persona abiertamente gay en su círculo íntimo.

Superviviente de un linfoma no Hodgkin, Grenell es uno de los creadores de chemoWave, una aplicación móvil que ayuda a los pacientes con cáncer a seguir su dieta, hidratación, ejercicio, interacción social y compromiso mental durante la quimioterapia. La web de chemoWave incluye un video con Grenell y su pareja de 15 años, Matt Lashey, hablando de su experiencia con la enfermedad y su tratamiento. Ambos son cristianos evangélicos conservadores y Grenell ha utilizado en ocasiones su cuenta de Twitter para desafiar a sus críticos con preguntas sobre la Biblia.

El presidente Obama nombró a siete hombres abiertamente homosexuales para puestos de embajadores en España, Dinamarca, Nueva Zelanda, República Dominicana, Australia, Vietnam y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. Anteriormente, el presidente Clinton había sido el primer presidente en nombrar a una persona abiertamente gay para el puestro de embajador: Jim Hormel, que lo fue en Luxemburgo, siendo el presidente George W. Bush el primer presidente republicano en nombrar a un embajador abiertamente gay: Michael Guest, que fue embajador en Rumania.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB , , , , , ,

Los socios alemanes de HazteOír fletan un autobús contra la ley de matrimonio igualitario para pasearlo en los días previos a las elecciones

Miércoles, 6 de septiembre de 2017

demo-fuer-alle-buss-weissLa derecha ultraconservadora y LGTBfoba busca su cuota de protagonismo en las próximas elecciones alemanas. Demo für alle, el movimiento contra las leyes de igualdad LGTB inspirado en la tristemente exitosa Manif pour tous francesa, ha presentado una campaña contra el matrimonio igualitario. Los medios empleados recuerdan ostensiblemente a los de sus correligionarios de HazteOír en España, y de hecho su marca internacional, CitizenGo, aparece también como promotora. La organización pretende pasear un autobús con mensajes contra la igualdad LGTB, que circularía por varias ciudades alemanas en los días previos a los comicios del próximo 24 de septiembre.

La campaña de odio LGTBfobo de HazteOír y sus acólitos internacionales salta una nueva frontera. Bajo el paraguas de CitizenGo, el movimiento Demo für alle ha presentado un boceto del autobús que pretende hacer circular por varias ciudades alemanas en plena campaña electoral. El diseño revela su fuente de inspiración: color naranja y las imágenes esquemáticas de una pareja de distinto sexo y de la misma con dos hijos como únicos modelos válidos de matrimonio y familia, respectivamente. Debajo, la traducción casi literal al alemán de una frase del autobús tránsfobo de HazteOír: “¡Que no te confundan!”.

Los promotores pretenden mostrar el vehículo en diez ciudades alemanas, empezando por Múnich el próximo miércoles, donde el movimiento Vielfalt statt Einfalt (“Diversidad en lugar de ignorancia”) ya ha convocado una concentración de protesta. La comitiva se cerraría en Berlín el día 15. Allí quieren entregarle a la canciller Angela Merkel una petición, firmada previsiblemente por más de 220.000 personas, para que “el matrimonio siga siendo matrimonio”. Entre los principales responsables de este “autobús de la libertad de opinión” se encuentra Hedwig von Beverfoerde, que ha colaborado estrechamente con la eurodiputada ultraconservadora de Alternativa para Alemania (AfD) Beatrix von Storch.

El vínculo entre Demo für alle y la extrema derecha de AfD se remonta a la movilización contra los programas de diversidad afectivo-sexual en los centros educativos tramitados por varios estados alemanes. La organización LGTBfoba es un calco de la Manif pour tous francesa, aunque afortunadamente no haya llegado al mismo nivel de agitación y virulencia en las calles. El movimiento retoma ahora su campaña contra el matrimonio igualitario, aprobado por el Bundestag hace dos meses. Con la probable intención de reintroducir un tema por ahora prácticamente ausente en la campaña para las elecciones generales del próximo 24 de septiembre.

Parece claro que la derecha más ultramontana no renuncia a replicar tácticas empleadas en otros países con el objetivo de atraer el foco mediático e intentar introducir en el debate político su agenda reaccionaria. En España, HazteOír reaparecía hace un mes para ensuciar el debate sobre la ley de igualdad LGTB, envalentonada por la impunidad judicial y la pasividad del Gobierno (que la sigue considerando entidad de utilidad pública). Autobuses con mensajes de odio tránsfobo llegaron también a Nueva York, con el patrocinio de la Organización Nacional para el Matrimonio (NOM), y a Bogotá. Su presencia en la capital de Colombia dejó de nuevo clara la intención de influir en la agenda política al coincidir con el rechazo parlamentario a un referéndum contra la adopción homoparental.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Canadá emitirá pasaportes que reconocerán las identidades no binarias con una tercera opción de género

Lunes, 28 de agosto de 2017

PARIS, FRANCE - NOVEMBER 29: Canadian Prime minister, Justin Trudeau makes a statement during a press conference next to French President Francois Hollande at the Elysee Presidential Palace on November 29, 2015 in Paris, France. France will host climate change conference COP21 in Paris from November 30 to December 11, 2015. (Photo by Chesnot/Getty Images) A partir del 31 de agosto se podrá añadir una mención, como sexo no especificado, en los documentos oficiales. 

El Gobierno de Canadá avanza en el reconocimiento de las identidades de género no binarias. Según ha anunciado el ministerio competente, a partir del próximo 31 de agosto se empezarán a emitir pasaportes con una nueva categoría de género. La opción “X” estará disponible para las personas que no se identifiquen con la de “hombre” o “mujer”. Una medida que se ampliará a otros documentos oficiales, aunque en el caso de los pasaportes ha despertado recelos por las posibles consecuencias al viajar a países con legislaciones restrictivas.

Nuevo gesto inclusivo con la comunidad LGTBI del Gobierno canadiense de Justin Trudeau. En esta ocasión, se trata de una iniciativa para mejorar la representatividad de las diferentes identidades y expresiones de género en los documentos oficiales. El Ministerio de Justicia del país confirmaba en Mayo pasado que se había presentado una ley para actualizar el Acta de Derechos Humanos del país y permitir que se modifiquen las opciones de género en los pasaportes. Ahora, el Gobierno de Canadá ha anunciado este jueves que aquellos ciudadanos que no se identifican como mujeres u hombres podrán inscribirse como género neutro o “x” en sus documentos de identidad.

El ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen, anunció el pasado jueves que la medida comenzará a aplicarse en las oficinas de emisión de pasaportes a partir del próximo 31 de agosto. Concretamente, se añadirá un tercera opción “X” a las categorías de género de hombre “M” y mujer “F”, para incluir a los ciudadanos que no se identifiquen con ninguna de estas dos.

Como primer paso, se puede añadir una mención a los documentos oficiales de “personas que no se identifican como mujeres (+ F +) o como hombres (+ M +)”, para indicar su deseo de que su género sea “Como + X +, de sexo no especificado”. El anuncio tiene como objetivo facilitar la obtención de pasaportes, documentos de viaje o documentos de inmigración “que mejor correspondan a su identidad sexual”, señaló el gobierno federal en un comunicado.

Estas medidas provisionales, que entrarán en vigor el 31 de agosto, se aplicarán hasta que el gobierno “pueda imprimir documentos con una designación + X +”. “Al introducir una designación de género + X + en los documentos del gobierno, estamos dando un paso importante para promover la igualdad de todos los canadienses, independientemente de la identidad de género o la expresión de género”, dijo el ministro de Inmigración , Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen.

Hussen defendió la medida para permitir a todos las personas “expresar su género como lo elijan” dentro de un país que garantice la “igualdad de todos los canadienses con independencia de su identidad o expresión de género”. No todos, sin embargo, han mostrado una visión igual de positiva. Se teme principalmente que los titulares de un pasaporte que los identifique con el género “X” sufran discriminación, acoso o violencia al viajar a destinos poco comprensivos con la realidad LGTBI. Aunque la iniciativa del Gobierno canadiense es compatible con las directrices de la Organización Internacional de Aviación Civil, la decisión de permitir la entrada en un país extranjero corresponde a las autoridades del mismo.

Así lo recuerda la abogada especialista en inmigración Adrienne Smith, tras en cualquier caso felicitarse por la medida: un documento que no identifique a su portador como hombre ni mujer puede ser para muchos Estados un motivo suficiente para rechazar al visitante. Smith se refirió a países con una importante presencia de transfobia social y de Estado como Jamaica o Uganda. Intentar entrar en ellos con un pasaporte con la “X” en la casilla del género podría exponer al titular a detenciones arbitrarias y tratos humillantes, como inspecciones corporales, por parte de las autoridades fronterizas.

De manera similar se expresa un profesor universitario de estudios transgénero, Aaron Devor, que recuerda casos de problemas generados por la inconcordancia entre la apariencia esperada y el género consignado en documentos como la partida de nacimiento. Devor recomienda prudencia a los que estén pensando en hacer uso de la nueva categoría de género y recuerda que toda persona está sujeta a las leyes del país en el que se encuentra.

Ambos expertos recomiendan al ministerio eliminar de los documentos de identidad toda referencia al género. No sería necesaria desde que existen pasaportes biométricos y control de huellas dactilares, “unas formas mucho más seguras de establecer la identidad” que las categorías de género.

En junio, Canadá aprobó un proyecto de ley añadiendo “identidad de género y expresión de género” junto a raza, religión, edad, sexo u orientación sexual entre los motivos prohibidos de discriminación bajo la Carta de Derechos de Canadá.

Varios países han dado ya pasos hacia el reconocimiento oficial de un tercer género junto a los dos tradicionales. Australia, país perteneciente como Canadá a la Commonwealth, aprobó una medida similar en 2011 con la introducción de una categoría “X” en sus pasaportes. La administración australiana avisa sin embargo a sus portadores de que pueden encontrarse con dificultades en los pasos fronterizos: “El ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio no puede garantizar que un pasaporte que muestre ‘X’ en el campo de ‘sexo’ será aceptado para la entrada o el tránsito por otro país”. La posibilidad de registrarse bajo un tercer género o de no definir el género también ha sido regulada de diferentes formas en países como Alemania, la India o Nepal.

Fuente Agencias, vía Cáscara amarga/Domanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

El cardenal Marx asegura que la Iglesia debe ser pionera en la defensa de los derechos LGTB

Jueves, 17 de agosto de 2017

el-cardenal-marxEn una entrevista concedida al periódico ‘Augsberger Algmeine’, el arzobispo de Múnich ha defendido que la legalización del matrimonio igualitario no constituye un ataque contra la Iglesia. Bergoglio calificó el matrimonio homosexual de “movida del demonio”.

 En una entrevista concedida al periódico ‘Augsberger Algmeine’, el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Múnich, se ha pronunciado acerca de la reciente legalización del matrimonio  entre personas del mismo sexo en Alemania y del trato tradicionalmente dispensado por la Iglesia al colectivo LGTBI. De las declaraciones del prelado, que detallamos a continuación, se extrae una conclusión evidente: que su preocupación no estriba en el hecho de que se haya aprobado en Alemania una norma que menoscaba la institución familiar, sino en el hecho de que la Iglesia no se posicionase en contra de una ley que, hasta 1994, prohibía la homosexualidad en Alemania.

De este modo, el arzobispo de Múnich, que también encabeza la conferencia episcopal alemana y forma parte del Consejo de Cardenales del Papa Francisco, ha lamentado que la Iglesia no esté a la vanguardia de la defensa de los derechos LGTBI en Alemania, así como ha asegurado que aquélla debe expresar públicamente su arrepentimiento por no haber actuado en contra de la anterior ley contra la homosexualidad: ‘La Iglesia no ha sido precisamente pionera en cuanto a los derechos de los homosexuales’.

 En esta línea, el cardenal Marx ha expresado su indignación respecto al trato que la Iglesia ha dispensado tradicionalmente a los gays: ‘Debemos expresar nuestro arrepentimiento por no oponernos a la persecución de los homosexuales’, ha asegurado el purpurado.

Asimismo, el arzobispo de Múnich ha defendido que la legalización del matrimonio homosexual no constituye un ataque contra la Iglesia. Y es que, de acuerdo con él, se trata de algo perteneciente al ámbito civil; ámbito sobre el que la Iglesia no debe pronunciarse: ‘La posición cristiana es una cosa. Otra cosa es preguntarse si podemos hacer leyes estatales de todos los conceptos morales cristianos. Quien no entienda que lo uno no lleva a lo otro no entiende la esencia de la sociedad moderna’, ha aseverado el cardenal Marx, quien parece sugerir que la Iglesia debe ponerse de perfil ante los constantes ataques de las sociedades modernas ante la ley natural.

El arzobispo de Múnich también ha rechazado la idea, defendida en el Parlamento germano por el partido ‘Alternativa por Alemania’, de que la legalización del matrimonio homosexual podría conducir a la legalización del incesto y del matrimonio entre tres personas: ‘La ley actual es acerca de la apertura del matrimonio a las personas del mismo sexo y no a familiares o a tres o a cuatro personas’.

No es la primera ocasión en que el cardenal Marx defiende estas tesis. Ya el año pasado condenó los  esfuerzos de la Iglesia para marginar a los homosexuales: ‘La historia de los homosexuales en nuestras sociedades es mala porque hemos hecho mucho para marginarles. Debemos pedirles perdón’.

En el contexto del Sínodo de la Familia de 2015, el purpurado manifestó la necesidad de que la Iglesia se ‘aggiornase’ en lo referido a los divorciados vueltos a casar y a los homosexuales, ya que para él  la continencia sexual no puede tomarse como una solución realista: ‘La recomendación de renunciar al acto sexual en la nueva relación no sólo se presenta como poco realista para para muchos, sino que es cuestionable que aquél pueda ser juzgado de manera independendiente con respecto al contexto vital’.

Lamentablemente, el Papa Francisco no hizo caso a las pretensiones del Cardenal Marx, y se encuentra muy lejos de las tesis de la iglesia alemana. Como arzobispo de Buenos Aires calificó el matrimonio homosexual de “movida del rey de la mentira”, y en la Exhortación Postsinodal Amoris Laetitia (p.251) sentencia:

En el curso del debate sobre la dignidad y la misión de la familia, los Padres sinodales han hecho notar que los proyectos de equiparación de las uniones entre personas homosexuales con el matrimonio, «no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia […] Es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia y que los organismos internacionales condicionen la ayuda financiera a los países pobres a la introducción de leyes que instituyan el “matrimonio” entre personas del mismo sexo»

Fuente Augsberger Algmeine

Espiritualidad, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Denuncian deportaciones de personas LGTB refugiadas en Alemania

Jueves, 10 de agosto de 2017

refugiados_lgtbOrganizaciones de derechos humanos han lanzado campañas en Alemania para pedir más protección internacional a refugiados LGTB

Aunque no existen estadísticas oficiales de la cantidad de solicitantes de asilo LGBT a los que Alemania ha ordenado abandonar el país, varios grupos de derechos humanos que indican que hasta el 50 por ciento de las solicitudes de las personas que han asesorado han sido rechazadas.

Los refugiados LGBT están siendo deportados por las autoridades alemanas a pesar de que su vida se ve gravemente amenazada en su país de origen, según ha dado a conocer un medio de comunicación del país. Sin embargo, ante esta denuncia, un portavoz del Ministerio Federal para Migración y Refugiados dijo que cada caso fue revisado de manera individual.

Alemania solo considera como seguro a un pequeño número de países de origen, sobre todo a los países miembros de la Unión Europea, los Balcanes occidentales, Ghana y Senegal, pero también ha rechazado solicitudes de inmigrantes de otros países, de acuerdo con abogados y grupos de derechos humanos.

Dentro de estos casos está el de una persona transexual que vive en Alemania desde 2015, quien se enfrenta a una posible deportación hacia Líbano a pesar de que antes de emigrar fue agredida físicamente allí por su identidad sexual. Solo el 12 % de los refugiados de Líbano recibieron asilo en Alemania en 2017, de acuerdo con las estadísticas del ministerio.

Los solicitantes de asilo de países como Marruecos, Pakistán, Rusia y Túnez que son homosexuales o transexuales se quejan frecuentemente de que la clasificación del gobierno alemán es imprecisa y que ellos experimentan persecución institucional o violenta en sus países de origen.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

El presidente de la República Federal de Alemania rubrica la histórica ley de matrimonio igualitario

Sábado, 22 de julio de 2017

or-38619El presidente de la República Federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, ha rubricado este viernes la histórica ley que abre el matrimonio a las parejas del mismo sexo en el país más poblado y primera potencia económica de la Unión Europea. La ley entrará en vigor a partir de los tres meses de su publicación en el boletín oficial del estado alemán, lo que sucederá en próximos días. Será en octubre, por tanto, cuando veamos celebrarse las primeras bodas.

Hace ahora tres semanas el Bundestag aprobaba el proyecto de ley de matrimonio igualitario por 393 votos a favor frente a 226 en contra. Como entonces detallamos, los acontecimientos se habían precipitado días antes, cuando la canciller Angela Merkel avanzaba su intención de otorgar libertad de voto a sus diputados. Un cambio de criterio que provocaba, de forma inmediata, la reacción de los socialdemócratas, que durante toda la legislatura habían rechazado sumar sus votos a los de la oposición para aprobar una medida que estaba fuera del acuerdo de gobierno entre democristianos y socialdemócratas (la “gran coalición”) y que abría la puerta a una rápida aprobación de un texto que llevaba esperando desde 2015, año en que lo aprobó el Bundesrat.

Una semana después de que el Bundestag lo aprobara con una clara mayoría (además de los votos del SPD, de Los Verdes y de La Izquierda contó con el apoyo de 75 de los 309 diputados democristianos), era el Bundesrat o Consejo Federal (la institución que representa a los dieciséis estados federados de Alemania y que actúa a modo de cámara alta) el que le dio su visto bueno sin necesidad de proceder a una votación. Un resultado que dejaba claro el deseo de la propia CDU de Merkel (y de sus socios bávaros de la CSU) de dejar resuelto este tema antes de la inminente campaña electoral. Lo explicamos con detalle entonces.

Quedaba un único trámite: la rúbrica del presidente de la República Federal de Alemania, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier. A pesar de que sus atribuciones son sobre todo protocolarias y de representación, Steinmeier podría haberse negado a estampar su firma y solicitar antes la opinión del Tribunal Constitucional. No lo ha hecho, y la ley alemana de matrimonio igualitario ya es una realidad. Cuando se cumplan tres meses de su publicación en el boletín oficial del estado de Alemania, las parejas del mismo sexo ya podrán contraer matrimonio en ese país bajo las mismas condiciones que las de distinto sexo. Y es que, como ya explicamos, el “Proyecto de ley para la introducción del derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo”, un texto muy parecido a la ley española de 2005, modifica el Código Civil alemán con la frase “Die Ehe wird von zwei Personen verschiedenen oder gleichen Geschlechts auf Lebenszeit geschlossen” (“El matrimonio se contrae por dos personas de distinto o del mismo sexo para toda la vida”).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

El matrimonio igualitario recibe el visto bueno de los estados alemanes representados en el Bundesrat y queda solo pendiente de la rúbrica del jefe del Estado

Lunes, 10 de julio de 2017

BundesratEl Bundesrat o Consejo Federal, la institución que representa a los dieciseis estados federados de Alemania y que actúa a modo de cámara alta, ha dado su visto bueno sin necesidad de voto a la ley de matrimonio igualitario aprobada hace solo una semana por el Bundestag. Incluso Baviera, cuyo gobierno se opone a la ley, ha optado por no obstaculizar su aprobación, con lo que ya solo falta que el presidente de la República, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, la rubrique. La ley entrará en vigor el próximo 1 de octubre.

Hace una semana el Bundestag aprobaba el proyecto de ley de matrimonio igualitario por 393 votos a favor frente a 226 en contra. Como entonces detallamos, los acontecimientos se habían precipitado días antes, cuando la canciller Angela Merkel avanzaba su intención de otorgar libertad de voto a sus diputados en esta materia. Un cambio de criterio que provocaba, de forma inmediata, la reacción de los socialdemócratas, que durante toda la legislatura habían rechazado sumar sus votos a los de la oposición para aprobar una medida que quedaba expresamente fuera del acuerdo de gobierno entre democristianos y socialdemócratas (la “gran coalición”) y que abría la puerta a una rápida aprobación de un texto que llevaba esperando desde 2015, año en que lo aprobó el Bundesrat.

Solo una semana después de que el Bundestag aprobara con una clara mayoría la ley (que contó incluso con el apoyo de 75 de los 309 diputados democristianos), el Bundesrat le ha dado su visto bueno. Lo ha hecho por acuerdo de todos los estados allí representados, lo que muestra además de forma evidente el deseo de la CDU de Merkel (y de sus socios bávaros de la CSU) de dejar resuelto este tema antes de la inminente campaña electoral. Lo explicamos: a diferencia, por ejemplo, del Senado español, el Bundesrat es una verdadera cámara de representación territorial, en la cual están representados los dieciséis gobiernos de los estados alemanes. Los representantes de cada estado deciden en bloque, y en el caso de los gobiernos de coalición (que en este momento son todos, salvo Baviera) los partidos que la forman deben acordar su posición. Si no hay acuerdo, el estado se abstiene.

Todos los ojos estaban puestos, en este caso, tanto en los estados en los que la CDU forma parte de un gobierno de coalición (con socialdemócratas y/o verdes y/o liberales), como sobre todo en el estado de Baviera, el único que a día de hoy gobiernan en solitario los conservadores (en concreto, la CSU o Unión Social Cristiana, el homólogo bávaro de la CDU, que se mantiene como partido independiente y que de hecho suele mantener posturas especialmente conservadoras). Pues bien, ninguno de ellos ha hecho uso de su derecho a solicitar el voto, lo que hubiera obligado a los estados en los que de una u otra forma gobierna la CDU a pronunciarse. Dado que estos son hoy día mayoría, podría haberse dado la circunstancia de que hubiera mayoría de abstenciones, lo que hubiese supuesto enviar la ley a un comité de mediación y muy posiblemente dejarla en vía muerta dada la fecha (la de hoy era la última sesión del Bundesrat antes de la pausa veraniega) y la cercanía de las elecciones. Ni siquiera Baviera, cuyo ministro de Justicia Winfried Bausback ha intervenido mostrando su convencimiento de que el matrimonio es “entre un hombre y una mujer” y dudando de la constitucionalidad de la ley, ha querido obstaculizar su aprobación definitiva…

En este momento, solo queda un trámite: la rúbrica del presidente de la República Federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier. A pesar de que sus atribuciones son sobre todo protocolarias y de representación, Steinmeier puede negarse a rubricar una ley si tiene dudas de su constitucionalidad, solicitando antes la opinión del Tribunal Constitucional. Nadie duda, sin embargo, que Steinmeier, un socialdemócrata, firmará la ley, que entrará en vigor el próximo 1 de octubre (precisamente una semana después de las elecciones generales).

Un sencillo articulado

Como explicamos hace una semana, el Proyecto de ley para la introducción del derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo” es un texto muy parecido a la ley española de 2005, y en cuyo primer artículo se modifica el Código Civil con la frase:

El matrimonio se contrae por dos personas de distinto o del mismo sexo para toda la vida.

La ley también prevé la conversión de las uniones civiles a matrimonios, como han hecho otros países.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

El modelo trans Benjamin Melzer, protagonista de la última campaña publicitaria de Mercedes-Benz

Jueves, 6 de julio de 2017

CMC_2016_Wildcard01_M_Benjamin_533x800.jpg.132104El modelo transexual Benjamin Melzer es el protagonista del último anuncio de la marca alemana Mercedes-Benz, dando buena cuenta de la cada vez mayor presencia de personas trans en el ámbito publicitario. En este anuncio en concreto, el modelo alemán comparte su historia de crecimiento personal así como su proceso de transición física.

La nueva campaña de la firma de vehículos de lujo lleva por nombre “Guía para crecer”. Para el primero de la que será una serie de clips bajo ese hilo argumental, Mercedes-Benz se decidió por el modelo alemán. En el vídeo, de algo menos de tres minutos de duración, se ve a Melzer entrevistado por el actor Heiner Lauterbach sobre el hecho de crecer con una identidad que no se corresponde con la del sexo asignado al nacer. “Nunca pensé en quitarme la vida, nunca tuve esa clase de pensamientos, pero sabía que no podría soportarlo más”, asegura Melzer durante la charla.”En un momento determinado dejé de ir a la piscina pública. Las chicas se me quedaban mirando, y eso me mortificaba”, cuenta en otro momento el ahora modelo, que se lamenta por el desconocimiento que tenía sobre cómo y dónde encontrar ayuda.

Melzer compara su experiencia con la de estar atrapado en una habitación desde la que puedes ver el mundo exterior pero sin poder participar del mismo. “Y ahora te toca a ti decidir. ¿Quieres quedarte en la habitación, mirando, o vas a ir a por ello y atravesar esa puerta?“, apunta. Al final de la entrevista, Lauterbach le pregunta a Melzer si alguna vez se ha arrepentido de llevar a cabo su proceso de transición. “Ni por un segundo“, responde contundente el modelo.

Exitosa carrera

Benjamin Melzer se dio a conocer en abril del pasado año, cuando se convirtió en el primer hombre transexual en aparecer en la portada de la edición alemana de la revista Men’s Health. De hecho fue el primer hombre transexual en aparecer en la portada de cualquier edición de la popular revista masculina de fitness y bienestar.

Como él mismo ha revelado, Melzer no lo tuvo fácil durante su infancia y adolescencia. Pese a que ya desde niño su identidad era masculina, no salió del armario ante su familia y amigos hasta los 23 años, no sin lágrimas, y no comenzó su proceso de transición física hasta la edad adulta. Hoy, plenamente feliz, se ha consagrado como una cara visible de la comunidad trans y un referente para otras personas en su misma situación.

Por su parte, cabe aplaudir la iniciativa de Mercedes Benz, que se une así a otras compañías que están contribuyendo a la visibilización de las personas trans en la publicidad. Hace poco, sin ir más lejos, recogíamos una campaña publicitaria de la marca de cosméticos Dove bautizada como #RealMoms (que podríamos traducir como “mamás reales”), que buscaba romper el estereotipo de “madre perfecta” mediante el ejemplo de madres verdaderas que escapan al esquema marcado por la publicidad tradicional. Entre ellas, una pareja formada por dos mujeres, una de ellas mujer transexual.

A continuación, os dejamos el vídeo con la campaña publicitaria protagonizada por Melzer:

 

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , ,

La ultraderecha alemana estudia recurso constitucional contra matrimonio igualitario

Miércoles, 5 de julio de 2017

afd-koeln-alice-weidelAlice Weidel: lesbiana, homófoba, de ultra derecha…

El partido de extrema derecha Alternative für Deutschland avisa de que pretende recurrir al Constitucional para frenar la legalización del matrimonio igualitario en el país.

La canciller Angela Merkel votó en contra de estas uniones, así como el ministro de Interior, Thomas de Maiziere.

Mientras la derecha católica se opone al matrimonio, todos los diputados musulmanes del Bundestag votaron a favor.

La semana pasada el parlamento alemán votaba a favor de legislar el matrimonio igualitario. Angela Merkel votaba en contra porque, para ella, el matrimonio es una cosa que ha de ocurrir entre un hombre y una mujer. Para que quede muy claro: la izquierda aprobó el matrimonio igualitario, la derecha votó en contra. Es un dato que quiero dejar ahí para los que van a venir ahora a decirnos que los derechos LGTBI no son patrimonio exclusivo de la izquierda.

La ley fue aprobada con los votos del Partido Socialdemócrata (SPD), socio minoritario de la actual coalición de gobierno, y de los partidos de la oposición. La mayoría de los diputados de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su ala bávara, la Unión Cristianosocial (CSU), votaron en contra aunque 75 de los diputados de esas dos agrupaciones se sumaron al proyecto, Entre los diputados de la CDU/CSU que votaron a favor del matrimonio homosexual están el ministro de la Cancillería, Peter Altmeier, y la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen.

La canciller Angela Merkel votó en contra, así como el ministro de Interior, Thomas de Maiziere. De Maiziere dijo que una de las razones por las cuales votó en contra es porque considera que la introducción del matrimonio homosexual requiere una reforma constitucional, por lo que cree que un recurso ante el TC puede tener posibilidades de éxito.

El ministro de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas, considera en cambio que una reforma constitucional, que necesitaría una mayoría de dos tercios en la Cámara Alta -donde están representados los gobiernos regionales-, no es necesaria.

Entre quienes defienden que el matrimonio homosexual requiere una reforma constitucional está también el expresidente del TC Hans-Jürgen Papier. “Si se quiere abrir el matrimonio (a parejas del mismo sexo), hay que cambiar la constitución. Eso es algo que no se puede hacer a través de una ley“, dijo Papier en declaraciones al semanario ‘Der Spiegel‘.

Pues si la derecha de Merkel votó en contra, los de la ultra-derecha del Alternative für Detuschland, también votaron en contra. El partido radical, dirigido por la política abiertamente lesbiana Alice Weidel, ha dicho que pretende frenar todo lo posible la aprobación del matrimonio igualitario y para hacerlo tienen pensado hacer algo que os sonará a muchos: recurrir al Tribunal Constitucional.

La Constitución alemana no define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, sólo señala que esa unión “deberá disfrutar de una protección especial por parte del estado“. Pero algunas sentencias judiciales sí se han basado en la Constitución para definir el matrimonio únicamente como el heterosexual. Y a ese clavo ardiendo se quieren agarrara los del AfD, cuyo vicepresidente, Alexander Gauland, ha declarado que “estamos considerando llevar el caso ante el Tribunal Federal Constitucional. Yo estoy a favor. El matrimonio gay nos somete a valores que harán daño a nuestra sociedad.

En una nota publicada en su página web tras la votación, el AfD dijo estar “de luto” por la familia alemana “cuya protección constitucional ha sido enterrada por los ‘representantes del pueblo’” y le dicen adiós a “la libertad de opinión“. Lo peor es que Alice Wiedel, la candidata del partido, tiene dos hijos que está criando junto a otra mujer; pero ella dice que no es hipócrita al estar en contra del matrimonio igualitario.

Como nota curiosa, para todos aquellos que van diciendo que cuando los musulmanes dominen Europa a los primeros que matarán serán a los gais que tanto les defendemos  resulta que mientras la derecha cristiana hace lo posible por detener el matrimonio igualitario todos los parlamentarios musulmanes del Bundestag votaron a favor del mismo. Cem Özdemir, Ekin Deligöz, Özcan Mutlu y Omid Nouripour son todos diputados del Partido de los Verdes (los que presentaron la moción para aprobar el matrimonio) y dijeron que sí al mismo. También lo hizo Aydan Özoguz, del Partido Socialista. Incluso Cemile Giosouf, del partido de Merkel, votó a favor.

Fuente | Gay Star NewsPink News, vía EstoyBailando/Cristianos Gays

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , ,

¡Por fin! El Parlamento alemán aprueba el matrimonio igualitario por abrumadora mayoría… con el voto en contra de Angela Merkel

Sábado, 1 de julio de 2017

ddjdx8cxoaixj4tDía histórico para los derechos LGTB en Europa: el Bundestag de Alemania aprueba el matrimonio igualitario

En la mañana de ayer el Parlamento alemán ha aprobado la medida con 393 votos a favor y 226 en contra.

Alemania se convierte en el 14º país europeo en eliminar la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio, tras una larga lucha y con un amplísimo respaldo social.

Después de muchas idas y venidas, se venían debatiendo y votando distintas propuestas desde el 2010, el Bundestag ha dicho sí. La propuesta partía del SPD, el partido socialdemócrata, que había amenazado a la Unión Cristianodemócrata que no habría coalición tras las elecciones si no se aprobaba el matrimonio.

Alemania celebrará elecciones en septiembre, y para evitar que este asunto se convirtiera en “tema electoral”, Merkel decidió dar libertad de voto a sus diputados, aunque ella votó en contra porque dice que “el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer”. Eso sí, ahora dice que ha cambiado de idea respecto a la adopción y que en ese punto está a favor.

Parecía impensable hace tan solo una semana, y hoy es una realidad. El Bundestag alemán ha dado su visto bueno, por 393 votos a favor frente a 226 en contra, al proyecto de ley de matrimonio igualitario que aprobó el Bundesrat en septiembre de 2015. Respaldaron el proyecto los diputados del Partido Socialdemócrata (SPD), de La Izquierda y los Verdes, además de miembros de la Unión Cristianodemócrata que lidera Merkel, que dio libertad de voto para que se votara en conciencia.Los acontecimientos se han precipitado desde que Angela Merkel avanzara su intención de otorgar libertad de voto a sus diputados este lunes. En una jugada maestra de Martin Shulz, en apenas cuatro días, el levantamiento del bloqueo por parte de los socialdemócratas ha permitido la tramitación de la medida y ha hecho valer, en la recta final de la legislatura, la mayoría progresista de la cámara baja. Alemania deja de ser una excepción en Europa occidental y sienta un importante precedente para otros países de su órbita cultural y política. Ahora el texto debe ser ratificado de nuevo por la cámara alta y firmado por el presidente Frank-Walter Steinmeier, antes de entrar en vigor. Las primeras bodas se celebrarán previsiblemente en octubre.

alemania-matrimonio-igualitario-696x392La canciller fue una de las primeras en depositar su voto en la urna colocada en el centro del salón de plenos y eligió la tarjeta azul, que hoy representaba el “no” a la legalización del matrimonio homosexual.

El portavoz socialdemócrata, Thomas Oppermann, defendió el paso dado por su partido, que forzó que se debatiera la iniciativa antes de finalizar la legislativa rescatando un proyecto de ley de 2015 del estado federado de Renania-Palatinado que ya había pasado por el Bundesrat, la cámara alta, y que estaba aparcado en el Bundestag. “Esta decisión quizá no es buena para la coalición, pero es buena para las personas, y buena para el Parlamento”, manifestó Oppermann, quien rechazó que sea necesario reformar la Constitución. “Si el matrimonio para todos llega, se habrá dado algo a alguien, pero no se le habrá quitado nada a nadie“, subrayó intentando convencer a los diputados reticentes, a quienes mostró su respeto.

 En nombre de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el líder del grupo parlamentario, Volker Kauder, se convirtió en portavoz de quienes defienden que “el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer”, aunque manifestó su respeto a sus compañeros con una opinión diferente. “Yo personalmente nunca pondré mi firma en algo que represente el matrimonio para todos, por motivos de conciencia”, declaró Kauder, quien expresó dudas sobre la constitucionalidad de la ley al entender que la concepción cristiana del matrimonio está protegida en la ley fundamental alemana.

Desde el mismo partido, el diputado Jan Marco Luczak defendió el “sí” al proyecto al recordar que el respeto, el amor y la convivencia son valores tradicionales que deben defender los conservadores y consideró que no se necesita ninguna reforma constitucional para abrir el matrimonio.

Desde La Izquierda y los Verdes se felicitaron por el logro “histórico” alcanzado y reivindicaron su lucha durante décadas por los derechos de los homosexuales, con numerosos activistas presentes hoy en la tribuna de invitados.

Merkel se ha mostrado a favor del derecho de adopción para las parejas homosexuales, pero justificó su “no” al proyecto para legalizar el matrimonio homosexual al señalar que, para ella, el matrimonio según la Constitución es la unión de un hombre y una mujer. Merkel argumentó su voto en una breve comparecencia ante los medios después de que el pleno del Bundestag (cámara baja) aprobara la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, con los votos de los diputados socialdemócratas, de La Izquierda y de los Verdes y también de parlamentarios conservadores, que tuvieron libertad de voto. La canciller recordó que en los últimos años se habían eliminado “paso a paso” todas las discriminaciones para las parejas homosexuales y faltaba el derecho a adoptar niños. Tras reflexionar mucho sobre el bienestar de los menores, dijo , llegó a la conclusión de que “la adopción también debería ser posible” para las parejas homosexuales.

Sin embargo, a su juicio, el artículo 6 de la Constitución alemana, cuando señala que “el matrimonio y la familia se encuentran bajo la protección especial del orden estatal”, está hablando del matrimonio entre un hombre y una mujer. Merkel, consciente de las diferentes opiniones en su partido, decidió que los diputados del grupo parlamentario conservador votaran en conciencia. Calificó el debate que ha derivado en la aprobación del matrimonio homosexual de “emocional”, también para ella, y confió en que ahora no se pierda el respeto y que, con la votación, se haya generado paz social y cohesión.

123103_688elconstitucionalalemandaluzverdealmatrimoniogay_principalLa lucha por la igualdad de todas las parejas en el acceso al matrimonio en Alemania se remonta muchos años atrás. Desde que el Gobierno de Gerhard Schröder, de coalición entre socialdemócratas y verdes, aprobó una ley de uniones civiles en 2001, los activistas LGTB reivindican su derecho a no ser tratados como ciudadanos de segunda. Su incansable trabajo y la aprobación de leyes de matrimonio igualitario en otros países europeos y del resto del mundo acabaron por convencer a las principales formaciones políticas del centro y la izquierda. Pero la posición dominante de los democristianos de la CDU/CSU de Angela Merkel desde 2005, impidió a sus socios de coalición (fueran el SPD o el FDP) hasta ahora los intentos de aprobar la medida.

Durante la legislatura 2009-2013, en la que la canciller se apoyó en los liberales del abiertamente gay Guido Westerwelle para gobernar, la igualdad matrimonial llegó a la primera línea política. En septiembre de 2010, el Bundesrat (cámara de representación de los estados federados) rechazaba una propuesta presentada por el estado de Berlín. En junio de 2012 era el Bundestag el que votaba contra un proyecto de ley de Los Verdes. Solo unos meses antes, el SPD, entonces en la oposición, había decidido incluir la defensa del matrimonio igualitario y la adopción homoparental a su ideario. Unos meses más tarde hacía lo propio el FDP, si bien su posicionamiento no se materializó en un apoyo a las iniciativas que iban llegando al Parlamento. A pesar de ello, el Bundesrat aprobaba en 2013 una propuesta de matrimonio igualitario, que no llegó al Bundestag y entró en vía muerta con las elecciones de septiembre de ese año.

El resultado de esos comicios animaba a un moderado optimismo: la salida de los liberales dejaba una mayoría progresista de partidos favorables a la igualdad matrimonial en el Bundestag. Ya durante las negociaciones para formar Gobierno, sin embargo, el panorama se ensombrecía. Y efectivamente, la decepción se instaló al constatar que el acuerdo de gran coalición entre la CDU/CSU y el SPD carecía prácticamente de compromisos concretos en el ámbito LGTB. Todos los focos se dirigieron desde entonces a los socialdemócratas, de cuyo apoyo dependía cualquier avance. Pero la la obstinación de la CDU/CSU en el acuerdo de Gobierno impidió cumplir su compromiso electoral de “igualdad al 100%”.

Quedó bloqueada durante toda la legislatura la tramitación de tres proyectos de ley de matrimonio igualitario. El primero lo presentó La Izquierda (Die Linke) ya en octubre de 2013. El segundo lo introdujo el grupo de Los Verdes en junio de 2015. Y el tercero lo aprobó el Bundesrat en septiembre de ese mismo año y es el que casi dos años después ha votado por fin el Bundestag. Durante meses, que se convirtieron en años, las tres iniciativas languidecieron en la comisión de Asuntos Jurídicos de la cámara baja. Mientras tanto, el Tribunal Constitucional eliminaba importantes discriminaciones de las parejas en una unión civil con respecto a las casadas.

El impasse se mantuvo durante la mayor parte de la legislatura. Hasta en treinta ocasiones, los socialdemócratas unieron sus votos a los democristianos para impedir que el Bundestag debatiera y votara los proyectos de ley de matrimonio igualitario. La nominación de Martin Schulz, en enero de este año, como candidato a canciller por el SPD despertaba nuevas esperanzas, pero tampoco consiguió doblegar a Merkel.

martin-schulz-devrait-etre-designer-candidat-du-spdEn abril, sin embargo, se produjo un movimiento que se reveló posteriormente como decisivo, al iniciar la reacción en cadena que ha desembocado en la votación de hoy. Los Verdes establecían la apertura del matrimonio como línea roja en una futura negociación de Gobierno. Fue decisiva la insistencia de Volker Beck, incansable defensor de la igualdad. Un mes después, los socialdemócratas sugerían que adoptarían la misma posición. También el líder del FDP, partido al que todas las encuestas auguran la reentrada en el Bundestag, se comprometía a defender la medida. El SPD esperaría a la convención de su partido, el domingo pasado, para hacer un pronunciamiento más rotundo.

Excluida la extrema derecha de la AfD y la izquierda de Die Linke, la probable cuarta victoria consecutiva de Merkel se tendrá que apoyar en el FDP, el SPD o Los Verdes para llegar a la mayoría absoluta en un Parlamento fragmentado. Con los tres partidos firmemente instalados en el compromiso irrenunciable con la igualdad matrimonial, la canciller debió de pensar que era mejor ceder a tiempo. Este lunes por la noche, calificó la discusión del matrimonio igualitario como una “cuestión de conciencia. Unas palabras que hacían pensar en el levantamiento de la disciplina de voto de su grupo parlamentario.

9495067403_dcff1d3bb7_o-696x391Aprovechando el momento, el SPD reaccionaba el martes por la mañana anunciando que impulsaría una votación en el Bundestag esta semana. Los socialdemócratas vieron una ventana de oportunidad ante el cambio de posición de Merkel y decidieron utilizarla para levantar el bloqueo en la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario que aprobó el Bundesrat en septiembre de 2015. El órdago del SPD provocaba un revuelo político en sus socios de coalición, pero apenas unas horas después, se imponía la visión de la canciller. La CDU y sus aliados bávaros de la CSU anunciaban que sus diputados tendrían libertad de voto sobre la igualdad matrimonial. Finalmente, 75 (sobre un total de 309) de ellos han votado a favor. Entre ellos Jan-Marco Luczak, que defendió lo que considera un valor “conservador y cristiano“.

Una ley con un sencillo articulado

La comisión de Asuntos Jurídicos daba vía libre este miércoles a la votación en el pleno del Bundestag, con el apoyo de SPD, Verdes y Linke y la oposición de la CDU/CSU. Esa misma tarde se anunciaba el orden del día de la sesión plenaria de este viernes, cuyo primer punto era la discusión y votación del “Proyecto de ley para la introducción del derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo”. Un texto muy parecido a la ley española de 2005, y en cuyo primer artículo se modifica el Código Civil con la frase:

El matrimonio se contrae por dos personas de distinto o del mismo sexo para toda la vida.

La ley también prevé la conversión de las uniones civiles a matrimonios, como han hecho otros países. El debate parlamentario del viernes por la mañana lo abrió Thomas Oppermann, del SPD, que defendió la ley como una medida que “dará mucho a algunos sin quitarle nada a nadie“. A favor de la medida hablaron también los portavoces de Linke, Dietmar Bartsch, y Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt, quien agradeció el trabajo de su compañero Volker Beck, que también tomó la palabra. En contra se manifestó el líder del grupo de la CDU/CSU Volker Kauder, convencido oponente de los derechos LGTB. El histórico resultado final, 393 votos a favor frente a 226 en contra… incluido el de la propia canciller.

La aprobación de la medida podría ejercer una influencia en Austria, cuyo canciller, el socialdemócrata Christian Kern, ha prometido impulsar el matrimonio igualitario antes de que termine la legislatura. La votación de hoy en Alemania, el país más poblado y locomotora económica de la Unión Europea, puede de hecho sentar un importante precedente en otros Estados de su órbita cultural y económica. No olvidemos que en el país viven comunidades numerosas de ciudadanos procedentes de Turquía, Oriente Próximo y Europa oriental y meridional entre otros.

Sobre las consecuencias internas, en pleno periodo preelectoral, se harán muchos análisis. Parece claro que, a pesar de la rabia de los sectores más reaccionarios de la CDU/CSU, la canciller se quita de encima un asunto polémico que podía complicar las negociaciones de Gobierno tras las elecciones de septiembre. El SPD, por su parte, lo utilizará sin duda para intentar marcar distancia con los democristianos y remontar en las encuestas. El miedo de la formación de Merkel a perder electores conservadores contrasta con el amplísimo respaldo social a la igualdad matrimonial, que alcanza el 83% de la población, de acuerdo con una encuesta del pasado mes de enero.

Evelyne Paradis, directora ejecutiva de ILGA, ha declarado que “Después de años de espera y esperanzas, las familias arcoíris en Alemania recibirán ahora el mismo reconocimiento ante la ley. Este es un hito histórico que inspirará aún más cambios para las personas LGTB+”.

La de hoy es sin duda una jornada histórica para los derechos LGTB, un sentimiento incrementado si cabe por lo inesperado de la noticia hasta hace escasos días. El matrimonio para todos (Ehe für alle) es ya una realidad en Alemania. Glückwunsch! Nosotros nos alegramos mucho pero el matrimonio es solo un paso más. Queda mucho por hacer.

Por su parte, la Iglesia Evangélica Alemana (39% población de Alemania) celebra que el Parlamento apruebe el matrimonio homosexual

Y es que varias Iglesias evangélicas de diferentes regiones alemanas han equiparado este año la alianza entre dos mujeres o dos hombres. Ya sea con inscripción en los registros parroquiales, una simple bendición o aún algo inoficial: el camino al altar será más fácil para las parejas homosexuales alemanas. Varias Iglesias evangélicas de diferentes regiones alemanas han equiparado este año la alianza entre dos mujeres o dos hombres. Y a pesar de que en la Iglesia católica la bendición de estas parejas solo sucede en secreto, cada vez se elevan más voces pidiendo una regulación oficial, y no sólo en las bases. El hecho de que el papa haya cambiado totalmente el tono respecto al tema de la homosexualidad, es para muchos una señal de esperanza… Sin embargo, los obispos alemanes han afirmado ante los matrimonios homosexuales que  “No es discriminatorio que se llamen de otra manera”…

Fuentes | El País y El Mundo, vía EstoyBailando, Dosmanzanas, Universogay, AmbienteG

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Parlamento alemán aprueba la rehabilitación de las víctimas del homófobo artículo 175

Jueves, 29 de junio de 2017

bundestagEl Bundestag o cámara baja del Parlamento de Alemania aprobó el jueves por unanimidad un proyecto de ley para indemnizar a los condenados por el infame artículo 175 del Código Penal, que durante décadas criminalizó las relaciones consentidas y en privado entre hombres. Una buena noticia empañada por una enmienda de última hora en la redacción final. La CDU/CSU de la canciller Angela Merkel ha impuesto que la rehabilitación solo sea posible si los implicados en los hechos tenían más de 16 años. Una clara discriminación con respecto a las relaciones entre personas de distinto sexo, para las cuales rige una edad de consentimiento dos años menor.

El Estado alemán rehabilitará próximamente a los condenados por el infame artículo 175 del Código Penal, que durante décadas criminalizó las relaciones consentidas y en privado entre hombres. La iniciativa del ministro de Justicia Heiko Maas superó el pasado jueves su tramitación parlamentaria con la aprobación por unanimidad en el Bundestag. El Gobierno de gran coalición le había dado su respaldo el pasado mes de marzo. Maas anunció su decisión de dar los pasos necesarios para resarcir a los procesados por las sentencias basadas en el artículo 175 en mayo del año pasado.

rehabilitierungEl texto establece que cada condenado recibirá 3.000 euros por sentencia y 1.500 euros más por cada año que haya comenzado en prisión o en reclusión forzosa en establecimientos psiquiátricos. El ministerio espera unas 5.000 solicitudes. La fundación Magnus Hirschfeld, por su parte, recibirá 500.000 euros en concepto de “indemnización colectiva”. El procedimiento prevé que los afectados o sus familiares puedan presentar una solicitud de rehabilitación ante la fiscalía y la eliminación de sus antecedentes en el registro penal. Las víctimas de la legislación pueden solicitar las indemnizaciones económicas, pero no sus allegados en el caso de que los condenados hayan fallecido ya.

La nota decepcionante de la histórica ley la puso el pasado martes la CDU/CSU en la comisión parlamentaria donde se tramitaba el proyecto de ley. Los democristianos impusieron un cambio que eleva a 16 años la edad mínima de referencia para poder optar a la rehabilitación. Hasta entonces, la propuesta excluía a los condenados por actos en los que hubieran participado menores de 14 años, que es la edad de consentimiento para las relaciones entre personas de distinto sexo desde la introducción del Código Penal de 1871.

Los socialdemócratas del SPD no comprenden el motivo de esta enmienda “innecesaria” de última hora, pero la admitieron para, según afirman, no retrasar más la aprobación de la ley. La redacción de la CDU/CSU únicamente menciona la “protección de los menores” como intento de justificar lo que no es más que una nueva discriminación de las personas LGTB frente a las heterosexuales.

El presidente de la fundación Magnus Hirschfeld, Jörg Litwinschuh, lamenta que la modificación impuesta por los democristianos dejará sin resarcimiento, por ejemplo, a personas que fueron denunciadas por sus padres cuando eran adolescentes. La ley hace tabla rasa por debajo de los 16 años y no contempla la existencia o no de consentimiento o la diferencia de edad entre los participantes en los actos condenados. Litwinschuh anunció que su fundación prestará asistencia a los afectados que quieran presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional para corregir esta tropelía de la formación de Merkel.

Artículo 175: más de cien años de infamia

47-artc3adculo-175-la-infamia-del-siglo-kurt-hillerLa criminalización de las relaciones sexuales consentidas entre hombres llegó a Alemania en 1871, año en que se ilegalizaron “los actos contra natura entre personas del sexo masculino o entre personas y animales”. La pena alcanzaba entonces los seis meses de prisión. La situación empeoró considerablemente bajo el régimen nazi, cuando toda forma de afecto entre hombres fue castigada con cinco años de prisión; miles de homosexuales o sospechosos de serlo fueron enviados a los campos de concentración, donde la mayoría de ellos murieron a causa de los malos tratos y los trabajos forzados.

Pero mientras que las demás víctimas del Holocausto fueron debidamente compensadas y reconocidas tras la Segunda Guerra Mundial, y las leyes contra ellas derogadas, el artículo 175 mantuvo su vigencia y las personas LGTB siguieron siendo perseguidas; a veces, incluso, con pruebas recogidas durante los años del nazismo. La evolución fue diferente en la República Federal de Alemania (RFA) y la República Democrática Alemana (RDA): el Gobierno comunista de la RDA dejó de perseguir a homosexuales a partir de finales de los años 50, reformó la legislación para permitir las relaciones consentidas entre varones adultos en 1968 y equiparó la edad de consentimiento con la del sexo heterosexual en 1988. Sin embargo, la RFA castigó las relaciones entre varones hasta 1973 y no eliminó por completo el vergonzante artículo 175 hasta 1994, ya después de la reunificación.

Con posterioridad a la derogación, los colectivos LGTB se centraron en conseguir la anulación de las sentencias por homosexualidad y la reparación de sus víctimas. Por sorprendente que parezca, hasta 2002 no se consiguió la nulidad de las condenas dictadas durante el régimen nazi, y ello todavía contra el criterio de los democristianos de la CDU/CSU y de los liberales del FDP. Las sentencias posteriores a 1945, a pesar de basarse en la versión agravada del artículo 175 aprobada por los nazis, seguían siendo consideradas hasta ahora como válidas. Según opinaba la CDU entonces, “las decisiones de un Estado de derecho y sus tribunales no pueden ser consideradas de manera global como injustas”. Una posición que condenaba a cientos de homosexuales a vivir con el estigma de tener antecedentes penales por el mero hecho de serlo.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Alemania podría aprobar el matrimonio igualitario en los próximos días

Jueves, 29 de junio de 2017

123103_688elconstitucionalalemandaluzverdealmatrimoniogay_principalUn inesperado giro de los acontecimientos ha provocado que la igualdad de todos los alemanes en el acceso al matrimonio sea repentinamente una posibilidad con muchas opciones de materializarse en los próximos días. Este lunes, la canciller Angela Merkel (CDU) calificaba la medida como una “cuestión de conciencia“, abriendo la puerta a la libertad de voto de sus diputados en una votación parlamentaria. Los acontecimientos se precipitaban. Los socialdemócratas tomaban la iniciativa el martes y anunciaban que desbloquearán este mismo miércoles la tramitación parlamentaria del proyecto de ley aprobado en septiembre de 2015 por el Bundesrat (la cámara alta del Parlamento alemán). Si el SPD vota a favor de introducir el tema en la agenda de las próximas sesiones del Bundestag, el matrimonio igualitario será una realidad en Alemania en pocos días.

Largos años de estancamiento han transcurrido desde que la igualdad matrimonial se convirtiera en una reivindicación prioritaria de la comunidad LGTB alemana. Un asunto que  hemos seguido muy de cerca. Apenas una semana después de informar del último jarro de agua fría, la realidad da un vuelco y coloca la aprobación de la medida al alcance de la mano. Es el resultado de una reacción en cadena, en pleno periodo preelectoral, que comenzó con el compromiso por escrito de Los Verdes de no firmar ningún acuerdo de coalición que no incluyera el matrimonio igualitario. Los liberales del FDP anunciaban que se unirían a ellos y los socialdemócratas del SPD, aunque sin fijarlo por escrito, reafirmaron su apuesta el pasado fin de semana. El candidato a canciller Martin Schulz fue el encargado de pronunciar la promesa durante el transcurso de la conferencia política en la que se aprobó el programa electoral.

Con todos sus posibles futuros aliados de Gobierno unidos por la igualdad, Angela Merkel ha debido de pensar que era preferible ceder a tiempo. Respondiendo a una pregunta del público en un acto organizado por la revista Brigitte en Berlín este lunes por la noche, la canciller calificó la discusión del matrimonio igualitario como una “cuestión de conciencia“. Unas palabras que hacían pensar en el levantamiento de la disciplina de voto de su grupo parlamentario. Era la primera vez que la líder de los democristianos se declaraba favorable a la libertad de voto en este asunto, sobre el que imponía su criterio negativo al resto del partido a pesar de algunas voces disidentes. Los intentos del SPD de introducir el tema a principios de este año se toparon con un muro.

Aprovechando el momento, el SPD reaccionaba el martes por la mañana anunciando que impulsará una votación en el Bundestag esta semana. Los socialdemócratas vieron una ventana de oportunidad ante el cambio de posición de la canciller y decidieron utilizarla para levantar el bloqueo en la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario que aprobó el Bundesrat en septiembre de 2015. Hace tan poco tiempo como el miércoles pasado, el SPD votaba junto con la CDU/CSU en contra de incluir la propuesta en el orden del día. Hasta este lunes, todo hacía pensar que el asunto se retrasaba hasta después de las elecciones de septiembre.

El órdago del SPD provocaba un revuelo político en sus socios de coalición. Surgieron algunas voces como las del portavoz parlamentario Volker Kauder, que calificó el anuncio de los socialdemócratas como una ruptura de la confianza. Apenas unas horas después, se imponía la visión de la canciller, que aseguraba que en su cambio de opinión había influido la invitación de una pareja de mujeres que cuidan a ocho menores de acogida y querían explicarle las dificultades a las que se enfrentan. La CDU y sus aliados bávaros de la CSU anunciaban que sus diputados tendrán libertad de voto sobre la igualdad matrimonial. Varios de ellos ya se han pronunciado a favor.

Durante toda esta legislatura la pelota ha estado en el tejado de los socialdemócratas, como venimos recordando desde las elecciones de 2013 que culminaron en un acuerdo de gran coalición que ignoraba el matrimonio igualitario. Finalmente ha sido la unanimidad de los demás partidos (salvo la extrema derecha de la AfD) en exigir la igualdad, la que ha acabado por doblegar a la inflexible canciller. Con su concesión, los democristianos evitan además una posible crisis con sus socios de Gobierno. Estaremos muy pendientes de la trascendental reunión de la comisión de Asuntos Jurídicos (Rechtsausschuss) que tendrá lugar mañana en el Bundestag. De ahí puede salir la fecha de la votación parlamentaria que, con los votos favorables de SPD, Verdes y Linke, así como algunos de la CDU/CSU, aprobaría el matrimonio igualitario en Alemania. Se convertiría en el 14º país europeo en reconocer este derecho.

 Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

El Constitucional alemán avala el bloqueo impuesto por la gran coalición a la tramitación del matrimonio igualitario

Sábado, 24 de junio de 2017

123103_688elconstitucionalalemandaluzverdealmatrimoniogay_principalSe cierra una nueva puerta al matrimonio igualitario en Alemania. El Tribunal Constitucional de ese país ha desestimado el recurso presentado por Los Verdes contra el bloqueo parlamentario de democristianos y socialdemócratas a tres proyectos de ley para la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo. La gran coalición tiene vía libre para seguir posponiendo una votación sobre el tema en el Bundestag hasta después de las elecciones de septiembre y, de hecho, es lo que volvió a hacer este miércoles. El SPD, además, mantiene las dudas sobre su compromiso con la igualdad matrimonial como condición irrenunciable para entrar en una nueva coalición de Gobierno.

Pocas novedades y mucha frustración en Alemania. Los últimos movimientos políticos y judiciales no son muy halagüeños para la igualdad LGTB. El martes pasado, el Tribunal Constitucional hacía pública su decisión de desestimar el recurso presentado hace un mes por el diputado Volker Beck, incansable promotor de la equiparación de derechos. El político verde pretendía obligar a los partidos del Gobierno, por la vía judicial, a desbloquear la tramitación parlamentaria de los proyectos de ley sobre matrimonio igualitario que llevan gran parte de la legislatura encallados por decisión de democristianos y socialdemócratas.

Concretamente son tres. El primero lo presentó La Izquierda (Die Linke) justo después de las elecciones de 2013, que resultaron en el acuerdo de gran coalición CDU/CSU – SPD. El segundo lo introdujo el grupo de Los Verdes en junio de 2015. Y el tercero lo aprobó el Bundesrat, la cámara alta del Parlamento donde están representados los estados federados, en septiembre de ese mismo año. Los partidos del Gobierno han sacado sistemáticamente del orden del día la discusión en el Pleno de los tres proyectos de ley, que languidecen en la comisión correspondiente del Bundestag.

El inmovilismo es una táctica que les conviene a ambos. A la CDU/CSU de Angela Merkel, por su posición contraria y para evitar la posibilidad de que aparezcan diputados “rebeldes” en sus filas, que voten favorablemente a la igualdad matrimonial. Y al SPD, para no tener que escoger entre rechazar la medida, contraviniendo su programa y sus promesas electorales, o votar a favor, provocando una posible crisis con sus socios de Gobierno. La perdedora de este juego de táctica partidista es la comunidad LGTB y la sociedad alemana en general, donde la igualdad de derechos goza de un apoyo ampliamente mayoritario.

Si los democristianos son coherentes con su posición oficial contraria a la equiparación, los socialdemócratas siguen jugando a la indefinición. En mayo, el ministro de Justicia Heiko Maas anunciaba lo que parecía un compromiso, y así lo recogimos, con la igualdad matrimonial como condición irrenunciable para entrar en una nueva coalición de Gobierno: “No me puedo imaginar que el SPD firme un acuerdo de coalición en el que el matrimonio para todos no esté incluido. Es una cuestión de justicia”. Pues bien, la dirección del partido ha decidido no incluir una propuesta de SPDqueer, el grupo LGTB del SPD, para fijar sobre papel precisamente la posición innegociable del partido sobre la igualdad matrimonial. La iniciativa se habría discutido en la convención de la que saldrá el programa electoral de los socialdemócratas y que tendrá lugar el próximo fin de semana.

El otro gran partido de centroizquierda, Los Verdes, sí que ha reafirmado su compromiso con el matrimonio igualitario en su programa electoral: “Con nosotros no habrá ningún acuerdo de coalición sin matrimonio igualitario”. Los democristianos de la CDU, por su parte, no descartan un acuerdo a nivel federal con la formación ecologista, con la que ya gobiernan en los Länder de Baden-Wurtemberg y Hesse. En ese caso, las posiciones inmovilistas de la CDU podrían flexibilizarse, según admite (a su pesar) el portavoz de política interior de la formación democristiana. En definitiva, todo dependerá de la correlación de fuerzas que salga de las elecciones de septiembre, para la que las últimas encuestas auguran de nuevo un claro triunfo de la formación de Merkel y la entrada de los liberales del FDP y la extrema derecha de AfD.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.