Billie Jean King reclama que el nombre de Margaret Court sea retirado del Melbourne Park de Australia

Lunes, 15 de enero de 2018

Billie Jean King, TennisNombrada Mujer del Año por los organizadores del abierto de Australia, Billie Jean King reclama que el nombre de Margaret Court sea retirado del Melbourne Park de Australia, después de que la leyenda del tenis australiano se manifestara de manera tan radical contra la comunidad LGBT y el matrimonio igualitario.

Hace 15 años que el Melbourne Park de Australia lleva el nombre de la leyenda del tenis australiano, Margaret Court, quien ostenta una basta colección de títulos tras ganar el Gran Slam en 24 ocasiones, 11 abiertos de Australia, 5 Roland Garros, 3 Wimbledon y 5 US Open. Un prodigioso legado que ha quedado empañado por su homofobia y su postura radical frente al matrimonio igualitario, que le llevaba a ser excluida de su club de tenis. Tras la respuesta mayoritaria de los ciudadanos al referéndum sobre las bodas entre personas del mismo sexo, el Parlamento lo aprobase y que han sido legalizadas por el gobierno, la deportista reincide en su repulsa por lo que considera una abominación, motivo por el que muchas voces se han alzado para que retiren su nombre del Melbourne Park, incluyendo a la que fuera su rival en la cancha, Billie Jean King.

«Estuve bien hasta hace poco, cuando dijo tantas cosas despectivas hacia mi comunidad, soy una mujer gay (…). Eso realmente me afectó profundamente en mi alma y mi corazón», declara King en una rueda de prensa para el abierto de Australia, que se celebra entre el 15 y el 28 de enero. La organización del evento ha nombrado a King Mujer del Año del Abierto de Australia, poniendo en marcha un proyecto, Open4All, con el objetivo de promover la igualdad, la diversidad y la inclusión en el tenis. «Es realmente importante si vas a poner tu nombre a algo, que seas hospitalario, inclusivo, que abras tus brazos a todos los que vengan», sostiene King, particularmente cuando se trata de una instalación pública, reclamando de esta manera que el nombre de Margaret Court debería ser eliminado del estadio.

A principios de los años 70, King inicia la lucha por la igualdad de salario en el tenis, creando la Fundación de Deportes Femeninos, en 1974, con el objetivo de proteger el Título IX, una ley federal, aprobada dos años antes, que prohibe la discriminación basada en el género en la educación. La rivalidad entre ambas deportistas queda perfectamente reflejado en la película La batalla de los sexos (Battle of the sexes, Jonathan Dayton & Valerie Faris, 2017, Reino Unido & EE.UU.), donde también se da cuenta de que la homofobia de Court no se debe precisamente a que recientemente se ha reconvertido en pastor pentecostal. Mientras que Billie Jean King vuelve al abierto de Australia después de 8 años, Court ha preferido ausentarse en un viaje de placer.

Además de boicotear a la aerolínea australiana, Qantas, por su apoyo al matrimonio igualitario, Court ha llegado a afirmar que el colectivo LGBT «quieren matrimonio porque quieren destruirlo (…). No habrá Día de la Madre, no habrá Día del Padre, no habrá Semana Santa, no habrá Navidad (…). Creo que habrá un precio para pagar en el futuro en la nación y la gente verá que no se trata de matrimonio (…). Habrá una generación sin género».

Fuente Universogay

La NBC reescribe como heterosexual al protagonista gay de su nueva serie, Rise

Lunes, 15 de enero de 2018

rise-nbc-personaje-homosexual-696x522La nueva serie de la NBC, Rise, contará la historia de un profesor de instituto que a través del teatro ayuda a sus estudiantes a reconciliarse con la vida y a revitalizar todo un pueblo.

En la vida real las clases ayudaron al profesor a salir del armario. En la serie los productores han decidido que el personaje sea completamente heterosexual. 

La cadena norteamericana está a punto de estrenar una nueva serie Rise y la promociona como “Inspirada por una historia real“.

Literalmente, han puesto el cartel en el trailer:

rise-joshradnor

Rise contará la historia de Lou Mazzuchelli, un profesor de instituto que, a través del teatro, ayudará a un grupo de estudiantes de clase media/baja a enfrentarse a la vida y aprender y bla, bla, bla… Sinceramente el argumento de la serie me importa un bledo, por muy drama-épico que parezca por sus primeras imágenes, porque los productores (y la cadena) han decidido cambiar una parte importantísima de esa “historia real”: la homosexualidad de Lou.

Rise está producida y escrita, entre otros, por Jason Katims (Friday Night Lights). Katims se basó en la novela Drama High: The Incredible True Story of a Brilliant Teacher, a Struggling Town, and the Magic of Theatre, escrita por Michael Sokolove. Sokolove, a su vez, basó su novela en la historia real de Lou Volpe.

lou-volpe-696x522Lou Volpe

La historia de Lou Volpe ciertamente daba para una novela, una serie, una película y muchas cosas más. Como profesor de teatro del Instituto Harry S. Truman de Levittown (Pensilvania), Volpe ayudó a sus estudiantes a crecer a sus estudiantes. Y también se ayudó a crecer a si mismo porque Volpe, que estaba casado con una mujer, era un hombre gay en el armario que gracias a la enseñanza acabó por aceptarse como es, salió del armario, se divorció y vive una vida feliz.

En la novela de Michael Sokolove todo ese proceso se explica y las clases con las que Volpe ayuda a revitalizar todo el instituto (y el pueblo) se intercalan con sus propias experiencias y lecciones aprendidas aceptando su propia sexualidad. Volpe animó a sus estudiantes a interpretar obras complicadas que requerían un proceso de autodescubrimiento importante. La primera obra que estrenaron fue Spring Awakening, que trata sobre el despertar sexual. Obviamente la elección de la obra fue importantísima tanto para los alumnos como para el profesor. En la vida real. Porque en la serie de Katims la historia de Volpe quedará difuminada: Lou Mazzuchelli (interpretado por Josh Radnor) será 100% heterosexual.

josh-radnor-lou-volpeJosh Radnor junto a Lou Volpe

Los productores de la serie han explicado que el motivo por el que decidieron hacer que Lou sea heterosexual era conseguir que la gente se identificara con el personaje. “Cambiamos ese aspecto del personaje para permitir que el público conecte con la historia“, explicó Katims durante una presentación de la serie. Katims insiste, eso sí, en que cambiar la sexualidad de un personaje inspirado en una persona real que es gay para convertirlo en heterosexual no es homofobia porque en la serie habrá personajes LGTB+. Como, por ejemplo, un estudiante transgénero. Y otro que descubre que es homosexual. Por algún motivo a los productores y a la NBC les parece que el público sí puede conectar con la historia de un personaje trans pero no con la de un hombre gay protagonista.

Cogimos el libro como fuente de inspiración y entonces sentí que necesitaba convertirla en mi propia historia“, explica Katims que añade que también han cambiado cosas de la historia personal del protagonista: “Tanto en la vida familiar de Lou como en la propia familia de Lou hay mucha reimaginación. No solo en términos de gay o hetero, también en cuanto a la estructura de la familia.

Mientras otras cadenas como la CBS dan luz verde a una serie como Instinct, protagonizada por Alan Cumming, que será la primera serie generalista norteamericana con un protagonista abiertamente homosexual, a la NBC y a Jason Katims les parece apropiado coger una inspiradora historia real y cambiar la sexualidad del protagonista (aunque ésta sea básica en la misma) para que el público se identifique.

El público heterosexual. Que es el que va corto de referentes en televisión, claro. Y es que de todos es sabido que nosotros, el público LGTB+, jamás hemos conectado con historias protagonizadas por personajes heterosexuales. Es lógico pensar que los heteros tampoco pueden identificarse con historias protagonizadas por homosexuales. Luego que si hay que normalizar.

Rise se estrenará el próximo mes de marzo.

Fuente | Instinct Magazine, vía EstoyBailando

Mujer lesbiana es quemada viva en Estados Unidos

Lunes, 15 de enero de 2018

ds83uihvaaertxgUna joven mujer lesbiana fue brutalmente asesinada en las calles de Washington. Se trata de Kerris Lewis, una joven lesbiana de 23 años que fue encontrada inconsciente el pasado 28 de diciembre en la calle Adrian Street después de que los policías dieran seguimiento a un reporte de disparo.

Las autoridades encontraron un vehículo incendiado alrededor de las 19:30 horas. Tras apagar el fuego, los policías hallaron a la mujer con múltiples heridas de bala en el interior de la cajuela del automóvil.

Lewis perdió la vida antes de que llegaran los Servicios de Emergencia Médica de Washington.

Según los reportes, Kerrice Lewis fue escuchada gritar mientras intentaba escapar del auto incendiado.

Lewis quedó huérfana a los 11 años de edad y fue criada por sus abuelos, quienes revelaron que durante su vida luchó profundamente con la pérdida de sus padres.

“Su madre murió de un aneurisma cerebral y su padre fue trágicamente asesinado en el área metropolitana de Washington D.C.”, relató William Sharp, abuelo de Lewis.

Los abuelos de Lewis dieron a conocer que aunque su nieta había estado en prisión recientemente, había tratado de “enmendar” su vida y se encontraba trabajando en sitios de construcción.

Estaba muy emocionada porque acababa de terminar algunas clases y estaba pensando en tomar otras más” dio a conocer su abuela. Por su parte, su abuelo, quien se mostró afectado ante la situación, describió a su nieta como un “espíritu libre” que “podría iluminar una habitación con solo reír”.

Mercedes Rouhlac, mejor amiga y ex novia de la víctima, informó que hablaban todos los días y que comenzó a preocuparse cuando Lewis dejo de responder las llamadas.

Sus amigos y conocidos han expreso su indignación por la falta de cobertura al caso, pues afirman que la vida de las mujeres lesbianas es subvalorada. Sus conocidos afirmaron que cuando las lesbianas son asesinadas existe un sesgo en los medios de comunicación que mantiene a este tipo de población en la oscuridad.

De momento, la policía no ha dado a conocer el móvil de asesinato, ni cuenta con algún sospechoso.

Con información de Huffington Post, vía Chueca.com

Unilever claudica ante la homofobia de Indonesia por un falso helado “gay”.

Lunes, 15 de enero de 2018

rainbow-gaytimeUn falso helado “gay” de la marca Unilever se cuela en las redes sociales de Indonesia y lleva a la empresa a colocarse del lado de los homófobos que amenazaban con hacerles boicot. 

En Australia en los años 60 la empresa Unilever sacó un helado con un nombre muy inocente para la época pero que hoy en día tiene una connotación un poco diferente, el Golden Gaytime:

Sí. Hay hasta sabor Unicornio. Porque más allá de su maravilloso nombre el Golden Gaytime es tan popular en Australia que tiene versiones de todo tipo. En sandwich, en tarrina, en tubos y hasta en cucurucho. Al que cariñosamente llaman Golden Gaynetto.

En marzo del año pasado, coincidiendo con el Mardi Gras de Sydney, Jesse James McElroy (que fue el creador del Gaynetto y de las tarrinas de helado y el que convenció a Streets -el fabricante- de producirlos en masa) se inventó una nueva versión del Golden Gaytime llamada Rainbow Gaytime.

El Rainbow Gaytime no llegó a venderse ni a producirse pero sirvió a McElroy para hacer ruido en favor de la legalización del matrimonio igualitario, algo que,  ocurrió el mes pasado  con un resultado aplastante en la consulta postal convocada por el Primer ministro Turnbull (61,6 % de votos a favor, 38,4 % en contra con una participación del 79,5 % del censo).

indonesia-homofobia-helado-gaytime-648x800Pero, por lo que se ve,  nadie avisó a los indonesios de que el Rainbow Gaytime no es real. Y cuando la foto del helado ahora se ha hecho viral en el país… ha saltado la polémica desatándose una ola de homofobia muy en consonancia con la que se vive en buena parte de la sociedad indonesia.

Aunque el Rainbow Gaytime nunca llegó a producirse y aunque, evidentemente, nunca se le ha visto en Indonesia, a los consumidores del país no les ha gustado nada la “idea”. Les ha gustado tan poco que han propuesto un boicot a la marca por entender que ataca los valores culturales y religiosos y las normas sociales del país.

Siendo Indonesia un país espectacularmente homófobo  la amenaza del boicot ha resultado tan seria que Unilever ha tenido que salir a defenderse. Sí, a defenderse a ellos mismos. Porque a la empresa en ningún momento le ha parecido apropiado defender los derechos LGTB+.

En un comunicado de prensa Unilever (propietaria de la marca Wall’s que distribuye sus helados en Indonesia) se ha distanciado del producto y ha explicado que ese helado Gaytime “no es un producto de Wall’s“.

La marca asegura además que en los 84 años que llevan en el país han “respetado y defendido los valores culturales y religiosos y las normas sociales de Indonesia.

Siempre nos hemos asegurado de que nuestros productos, actividades y campañas en Indonesia sean adecuadas para los indonesios de diferentes ambientes“, asegura Unilever en este movimiento que busca únicamente contentar a la sociedad homófoba indonesia ignorando completamente las vulneraciones sistemáticas de los derechos humanos del colectivo LGTB+ que ocurren en el país.

indonesia-latizagos-homofobia-696x522Como por ejemplo, ésta… Sí, a ese señor le están pegando en público por ser (o parecer) homosexual.

Pero el negocio es el negocio y aquí hay que seguir vendiendo helados.

Habrá que estar atentos a cuando Unilever quiera venderle algo al colectivo LGTB+ de países en los que la diversidad y el respeto sean “valores culturales” que defiendan y apoyen. No hace falta apostar nada  a que, entonces sacarán a pasear su cínico oportunismo.

***

Indonesia, un infierno para la comunidad LGTB

En febrero de 2016 publicábamos un artículo que recogía cómo la oleada de virulenta homofobia y transfobia se abre paso a un ritmo preocupante en Indonesia. Publicábamos entonces que políticos y líderes religiosos se turnan con declaraciones incendiarias que estigmatizan cada vez más a la población LGTB. Desde entonces, por desgracia, no hemos parado de recoger casos de detenciones, abusos y crueles castigos físicos. Lo que ha hecho que Amnistía Internacional reclame el fin de la cruel persecución al colectivo LGBT en Indonesia.

Indonesia presenta una realidad muy diferente para su comunidad LGTB dependiendo de la región. Formalmente, la homosexualidad no es delito en el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción son las provincias autónomas de Aceh (situada en la zona norte de Sumatra) y Sumatra Meridional, aunque en este caso la prohibición rige solo para los musulmanes.

En Aceh, desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. En septiembre de 2014, además se aprobó una terrible ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015 y fue aplicada, entre otras ocasiones, el pasado mes de mayo a dos jóvenes de 20 y 23 años.

Fuera de Aceh también se ha registrado un incremento de la represión. También en mayo de este año, la policía indonesia detenía en Yakarta a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades han calificado como una supuesta “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es ilegal en la capital. No obstante, el portavoz de la policía de Yakarta, Raden Argo Yuwono, aseveraba que los detenidos podrían ser acusados bajo las duras leyes contra la pornografía vigentes en el país. Unas semanas antes, ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una “fiesta gay” en Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia. Y en octubre, la policía de Indonesia detiene a 58 personas en una redada a una sauna gay de Yakarta

El pasado 20 de diciembre publicábamos que diez hombres habían sido condenados a dos años de cárcel en Indonesia por participar en una supuesta “fiesta gay” en Yakarta, la capital. La noticia supone un paso más en la escalada de LGTBfobia de estado que vive aquel país. Las detenciones se produjeron en Yakarta, la capital, donde las relaciones homosexuales no son formalmente delito. No ha hecho falta: el tribunal ha considerado probado que los condenados violaron la ley contra la pornografía.

El 15 de noviembre del pasado 2016 conocíamos que el gobierno de Indonesia  acaba de prohibir el uso de GIFS en WhatsApp. Pero no sólo porque no se puedan enviar imágenes en movimiento  sino que lo han hecho para evitar que la gente se envíe imágenes pornográficas a través de la aplicación.

Son solo algunos ejemplos de la penosa situación de los ciudadanos LGTB en el país.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando/Domanzanas/Cristianos Gays

Éste es el Cordero de Dios.

Domingo, 14 de enero de 2018

andres-velencoso_segura*

Señor Jesús, te miro, y mis ojos están fijos en tus ojos. Tus ojos penetran el misterio eterno de lo divino y ven la gloria de Dios. Y son los mismos ojos que vieron Simón, Andrés, Natanael y Leví […]. Tus ojos, Señor, ven con una sola mirada el inagotable amor de Dios y la angustia, aparentemente sin fin, de los que han perdido la fe en este amor y son «como ovejas sin pastor».

        Cuando miro en tus ojos me espantan, porque penetran como lenguas de fuego en lo más íntimo de mi ser, aunque también me consuelan, porque esas llamas son purificadoras y sanadoras. Tus ojos son muy severos, pero también muy amorosos; desenmascaran, pero protegen; penetran, pero acarician; son muy profundos, pero también muy íntimos; muy distantes, pero también invitadores.

        Me voy dando cuenta poco a poco de que, más que «ver», deseo «ser visto»: ser visto por ti. Deseo permanecer solícito bajo tu morada y crecer fuerte y suave a tu vista. Señor, hazme ver lo que tú ves -el amor de Dios y el sufrimiento de la gente-, a fin de que mis ojos se vuelvan cada vez más como los tuyos, ojos que puedan sanar los corazones heridos.

*

H. J. M. Nouwen,
In cammino verso l’alba di un giorno nuovo,
Brescia 1997, pp. 88ss.

***

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice:

-“Éste es el Cordero de Dios.”

Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta:

“¿Qué buscáis?”

Ellos le contestaron:

-“Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?”

Él les dijo:

-“Venid y lo veréis.

Entonces fueron, y vivieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice:

-“Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).”

Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo:

“Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).”

*

Juan 1,35-42

***

*

***

“¿Qué buscamos?”. 2º Tiempo Ordinario – B (Juan 1,35-42)- 14 de enero 2018

Domingo, 14 de enero de 2018

793780-300x232Las primeras palabras que Jesús pronuncia en el evangelio de Juan nos dejan desconcertados, porque van al fondo y tocan las raíces mismas de nuestra vida. A dos discípulos del Bautista que comienzan a seguirlo Jesús les dice: «¿Qué buscáis?».

No es fácil responder a esta pregunta sencilla, directa, fundamental, desde el interior de una cultura «cerrada» como la nuestra, que parece preocuparse solo de los medios, olvidando siempre el fin último de todo. ¿Qué es lo que buscamos exactamente?

Para algunos, la vida es «un gran supermercado» (D. Sölle), y lo único que les interesa es adquirir objetos con los que poder consolar un poco su existencia. Otros lo que buscan es escapar de la enfermedad, la soledad, la tristeza, los conflictos o el miedo. Pero escapar, ¿hacia dónde?, ¿hacia quién?

Otros ya no pueden más. Lo que quieren es que se les deje solos. Olvidar a los demás y ser olvidados por todos. No preocuparse por nadie y que nadie se preocupe de ellos.

La mayoría buscamos sencillamente cubrir nuestras necesidades diarias y seguir luchando por ver cumplidos nuestros pequeños deseos. Pero, aunque todos ellos se cumplieran, ¿quedaría nuestro corazón satisfecho? ¿Se habría apaciguado nuestra sed de consuelo, liberación y felicidad plena?

En el fondo, ¿no andamos los seres humanos buscando algo más que una simple mejora de nuestra situación? ¿No anhelamos algo que, ciertamente, no podemos esperar de ningún proyecto político o social?

Se dice que los hombres y mujeres de hoy han olvidado a Dios. Pero la verdad es que, cuando un ser humano se interroga con un poco de honradez, no le es fácil borrar de su corazón «la nostalgia de infinito».

¿Quién soy yo? ¿Un ser minúsculo, surgido por azar en una parcela ínfima de espacio y de tiempo, arrojado a la vida para desaparecer enseguida en la nada, de donde se me ha sacado sin razón alguna y solo para sufrir? ¿Eso es todo? ¿No hay nada más?

Lo más honrado que puede hacer el ser humano es «buscar». No cerrar ninguna puerta. No desechar ninguna llamada. Buscar a Dios, tal vez con el último resto de sus fuerzas y de su fe. Tal vez desde la mediocridad, la angustia o el desaliento.

Dios no juega al escondite ni se esconde de quien lo busca con sinceridad. Dios está ya en el interior mismo de esa búsqueda. Más aún. Dios se deja encontrar incluso por quienes apenas le buscamos. Así dice el Señor en el libro de Isaías: «Yo me he dejado encontrar por quienes no preguntaban por mí. Me he dejado hallar por quienes no me buscaban. Dije: “Aquí estoy, aquí estoy”» (Isaías 65,1-2).

José Antonio Pagola

Audición del comentario

Marina Ibarlucea

“Vieron dónde vivía y se quedaron con él”. Domingo 14 de enero de 2018. 2º domingo de tiempo ordinario

Domingo, 14 de enero de 2018

11-ordinario (B) cerezoLeído en Koinonia:

1Samuel 3,3b-10.19: Habla Señor, que tu siervo escucha.
Salmo responsorial: 39. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
1Corintios 6,13c-15a.17-20: Vuestros cuerpos son miembros de Cristo.
Juan 1,35-42: Vieron dónde vivía y se quedaron con él

La primera y la tercera lecturas se complementan presentándonos el tema de «la vocación»: la vocación del pequeño Samuel en la primera, y la vocación o el llamado de Jesús a sus primeros discípulos.

El libro de Samuel nos presenta la infancia del joven Samuel en el templo al cual fue consagrado por su madre en virtud de una promesa. El niño duerme, pero una voz lo llama. Creyendo que es la voz de su maestro Elí, con ingenua obediencia se levanta el niño tres veces en la noche acudiendo a su llamado. Samuel no conoce aún a Yahvé, pero sabe de la constancia en la obediencia, y sabe acudir al llamado, una vez más, aun cuando en las primeras ocasiones le parecía haberse despertado en vano. Elí comprendió que era Yahvé quien llamaba al niño y le enseñó entonces a crear la actitud de escucha: “Habla señor, que tu siervo escucha”.

La vida actual está llena de ruido, palabras que van y vienen, mensajes que se cruzan y con frecuencia los seres humanos perdemos la capacidad del silencio, la capacidad de escuchar en nuestra interioridad la voz de Dios que nos habita. Dios puede continuar siendo aquel desconocido de quien hablamos o a quien afirmamos, creer pero con quien pocas veces nos encontramos en la intimidad del corazón, para escuchar contemplativamente.

Este texto sobre Samuel niño se ha aplicado muchas veces al tema de la “vocación”, palabra que, obviamente, significa “llamado”. Toda persona, en el proceso de su maduración, llega un día –una noche- a percibir la seducción de unos valores que le llaman, que con una voz imprecisa al principio, le invitan a salir de sí y a consagrar su vida a una gran Causa. Esas voces vagas en la noche, difícilmente reconocibles, provienen con frecuencia de la fuente honda que será capaz más tarde de absorber y centrar toda nuestra vida. No hay mayor don en la vida que haber encontrado la vocación, que es tanto como haberse encontrado a sí mismo, haber encontrado la razón de la propia vida, el amor de la vida. No hay mayor infortunio que no encontrar la razón de la vida, no encontrar la Causa con la que uno vibra, la Causa por la que vivir (que siempre es, a la vez, una causa por la que incluso merece la pena morir).

Pablo, en su carta a los corintios, nos recuerda que el cuerpo es templo, y que toda nuestra vida está llamada a unirse a Cristo, por lo que es necesario discernir en todo momento, qué nos aleja y qué nos acerca al plan de Dios. Por que la relación con Dios, no hace referencia solamente a nuestra experiencia espiritual sino a toda la vida: el trabajo, las relaciones humanas, la política, el cuidado del cuerpo, la sexualidad… En todo momento en cualquier situación debemos preguntarnos si estamos actuando en unidad con Dios y en fidelidad a su plan de amor para con todo el mundo.

En el evangelio de hoy, Juan nos relata en encuentro de Jesús con los primeros discípulos que elige. Es un texto del evangelio, obviamente simbólico, no un relato periodístico o una “crónica” de aquellos encuentros. Todavía, algunos de los símbolos que contiene no sabemos interpretarlos: ¿qué quiso Juan aludir, al especificarnos que… “serían las cuatro de la tarde”? Hemos perdido el rastro de lo que pudo tener de especial aquella hora concreta como para que Juan la detalle.

Dos discípulos de Juan escuchan a su maestro expresarse sobre Jesús como el “cordero de Dios”, y sin preguntas ni vacilaciones, con la misma ingenuidad que el joven Samuel que hemos contemplado en la primera lectura, «siguen» a Jesús, es decir, se disponen a ser sus discípulos, lo que conllevará un cambio importante para sus vidas. El diálogo que se entabla entre ellos y Jesús es corto pero lleno de significado: “¿Qué buscan?”, “¿Maestro donde vives?”, ”Vengan y lo verán”. Estos buscadores desean entrar en la vida del Maestro, estar con él, formar parte de su grupo de vida. Y Jesús no se protege guardando las distancias, sino que los acoge sin trabas y los invita nada menos que a venir a su morada y quedarse con él.

Este gesto simbólico se ha comentado siempre como una de las condiciones de la evangelización: no basta dar palabras, son precisos también los hechos; no sólo teorías, sino también vivencias; no «hablar de» la buena noticia, sino mostrar cómo la vive uno mismo, en su propia carne estremecida de gozo. O sea: una evangelización completa debe incluir una visión teórica, pero sobre todo tiene que ser un testimonio. El evangelizador no es un profesor que da una lección, sino un testigo que ofrece su propio testimonio personal. El impacto del testimonio de vida del maestro, conmueve, transforma, convence a los discípulos, que se convierten en testigos mensajeros.

Seguir a Jesús, caminar con él, no puede hacerse sino por haber tenido una experiencia de encuentro con él. Las teorías habladas –incluidas las teologías–, por sí solas, no sirven. Nuestro corazón –y el de los demás– sólo se conmueve ante las teorías vividas, por la vivencia y el testimonio personal.

En la vida real el tema de la vocación no es tan fácil ni tan claro como lo solemos plantear. La mayor parte de las personas no pueden plantearse la pregunta por su vocación, no pueden «elegir su vida», sino que han de aceptar lo que la vida les presenta, y no pocas tienen que esforzarse mucho para sobrevivir apenas. El llamado de Dios es, ahí, el llamado de la vida, el misterio de la lucha por la sobrevivencia y por conseguirla del modo más humano posible. Este llamado, la «vocación» vivida en estas difíciles circunstancias de la vida, son también un verdadero llamado de Dios, que debemos valorar en toda su dignidad. Leer más…

14.1.18 ¡Habla, Señor, que tu siervo escucha! Un tiempo de relevo

Domingo, 14 de enero de 2018

imagesDel blog de Xabier Pikaza:

2º Dom. Tiempo ordinario B. Pasamos de la Navidad y Bautismo de Jesús a la “llamada de Dios”, que la liturgia desarrolla con dos ejemplos poderosos, distintos y convergentes:

1. Primera llamada de Jesús a sus discípulos según el evangelio de Juan (1, 34-42), con el paso que lleva de Juan Bautista a Jesús y de Jesús a sus primeros discípulos, que le preguntan ¿dónde vives? y él responde: Venid y veréis. Dejamos este tema para la postal de mañana.

2. Llamada de Dios a Samuel, que responde: Habla, Señor, que tu siervo escucha (1 Sam 3, 1-13). Ese pasaje nos sitúa ante un tiempo de relevo poderoso como el nuestro (año 2018), en el paso entre un tipo de sacerdocio que puede parecer envejecido (ha pactado con el mundo) y una profecía nueva, capaz de poner en marcha un estilo de vida distinto, un mesianismo dispuesto a renovar el mundo.

Como he dicho, prefiero comentar hoy la primera lectura que nos sitúa en el momento clave del paso del viejo sacerdocio de Elí, Mi-Dios, (que oficia en el templo de Silo) a la profecía creadora de Samuel, que acompaña al sacerdote, pero escucha de un modo directo la voz del Dios que le llama de un modo especial para realizar su obra en el mundo.

Dejando a ahora a un lado la llamadas “autobiográficas” de los grandes profetas (Isaías, Jeremías), ésta es la historia de vocación más honda del AT, que puede y debe compararse con las de Abrahán (Gen 12) y Moisés (Ex 3). Ésta es una llamada personal y “social”:

dios-judio-dios-cristiano— Esta llamada marca un relevo generacional (Samuel en vez de Elí), con un traspaso de funciones: el profeta ocupará el lugar del sacerdote. Hay cambio fuerte, pero no violencia externa. El anciano liturgo (Heli) aceptara su “derrota”: Su tiempo ha terminado, empieza un tiempo de profetas.

— Esta es una “llamada personal”. La Biblia nos pone ante un hombre (un adolescente) que es capaz de escuchar y acoger la voz de Dios, marcando así para Israel una visión nueva y más honda de futuro (en la línea de este niño-Samuel pueden situarse, en una perspectiva muy distintas, las “revelaciones” modernas de los niños/niñas de Lourdes y Fátima, por poner un ejemplo.La de Samuel es muchísimo más poderosa y actual.

He desarrollado el tema en un libro antiguo: Dios judío, Dios cristianos, Estella 1996, 156-160. Mañana presentaré la llamada de Jesús a sus cuatro primeros discípulos según el Evangelio de Juan.

Necesitamos hoy “adolescentes samueles”, que escuchen a Dios desde el fondo de su vida, para superar un tipo de religión y santuario como el de Siló, envejecido, vendido quizá a los poderes del mundo y del dinero (como aquel de Siló…). Pero lea cada uno el texto y sienta, viva. La renovación tiene que venir desde abajo, de un adolescente como Samuel.
.

1. Texto de vocación

Samuel aparece en la historia de Israel como el primero de los grandes mediadores de Dios, después de Moisés: Un hombre que escucha y transmite la Palabra de Dios, para anunciar al pueblo un juicio destructor que, paradójicamente, acabará teniendo forma salvadora, pues lleva a coronación de David como rey y al establecimiento del templo de Salomón.

Ésta vocación de Samuel, que ahora presentamos, explica de forma insuperable el proceso de escucha, educación y palabra del profeta. Estos son los protagonistas: Elí, sacerdote de Silo, Samuel, un muchacho, y Yahvé Dios. Así dice el texto, la primera lectura de este domingo.

El joven Samuel servía a Yahvé bajo el cuidado de Elí. En aquellos días la palabra de Yahvé era rara y no eran frecuentes las visiones. Un día estaba Elí acostado en su habitación; se le iba apagando la vista y casi no podía ver. Aún ardía la lámpara de Dios y Samuel estaba acostado en el templo de Yahvé donde estaba el Arca de Dios.

(Primera y segunda llamada) Y Yahvé llamó a Samuel y él le respondió: ¡Aquí estoy! Y corrió a donde estaba Elí y le dijo: ¡Aquí estoy! (Vengo) porque me has llamado. Y le respondió: No te he llamado. Vuelve, acuéstate. Y se acostó. Y Yahvé volvió a llamar otra vez a Samuel; y Samuel se levantó y fue a adonde estaba Elí y le dijo: ¡Aquí estoy! (Vengo) porque me has llamado. Y le respondió: ¡No te he llamado, hijo mío! Vuelve, acuéstate.Y Samuel no conocía aún a Yahvé, pues no se le había revelado la palabra de Yahvé.
(Tercera llamada) Y por tercera vez llamó Yahvé a Samuel y se levantó y fue a donde estaba Elí y le dijo: ¡Aquí estoy! (Vengo) porque me has llamado. Y comprendió Elí que era Yahvé quien llamaba al joven. Y dijo Elí a Samuel: Vete, acuéstate. Y si alguien te llama responde: Habla, Yahvé, que tu siervo escucha!
(Llamada definitiva) Y vino Yahvé y haciéndose presente le llamó como las otras veces, diciendo: ¡Samuel, Samuel! Y Samuel respondió: ¡Habla, que tu siervo escucha! Y dijo Yahvé a Samuel: Mira, yo voy a hacer en Israel una cosa (= palabra) que a todos los que la oigan les retumbarán los oídos. Aquel día haré que venga contra Elí y contra su familia todo lo que he dicho sin que falte nada. Comunícale que yo condeno a su familia para siempre…

(1 Sam 3, 1-13)

Esta escena se ha popularizado, y así aparece en cuadros y narraciones espirituales de vocación con el título de el niño (o pequeño) Samuel. Pero el texto no le presenta como niño sino como joven (na’ar: 3,1), alguien que ha entrado en la adolescencia, sin alcanzar aún la madurez (puede tener unos 12 años).

El texto dice que sirve (mesaret) a Yahvé, como criado o ministro del sacerdote en las tareas del culto: duerme en el templo (hekal: 3,3) y cuida la lámpara hasta entrada la noche, y a la mañana abre sus puertas (6,15). Evidentemente vela por el orden de la Casa.

Así viven los dos en el templo de Silo: Elí, el anciano sacerdote, liturgo de una vieja dinastía corrompida de levitas (cf 1 Sam 2,11-36), casi ciego, y Samuel, el joven servidor que aprende a escuchar la voz de Dios educándose en el templo (3,2. 7). Ellos son los protagonistas. Leer más…

14.1.17. La Iglesia del Cordero: Vieron donde vivía y se quedaron con él

Domingo, 14 de enero de 2018

imagesDel blog de Xabier Pikaza:

Expuse ayer el tema inigualable de la “llamada del niño/joven Samuel, para indicar de esa manera el paso del oficio sacerdotal a la vocación profética, en línea de experiencia interior de escucha personal de la “palabra”.

Hoy ofrezco una lectura básica del evangelio de este mismo domingo (2º tiempo ordinario, ciclo B), tomada de Jn 1, 35, 42. Se trata también de una lectura inigualable, que la Iglesia en su conjunto no ha desarrollado y aplicado todavía de forma, a mi juicio, suficiente. En su fondo subyacen los siguientes motivos:

1. Conforme a la visión más “oficial” de la Iglesia, el relato normativo de la vocación de los discípulos de Jesús es el Mc 1, 16-20 par., con la llamada de los cuatro “pescadores” del lago (dos parejas de hermanos: Andés y Simón, Juan y Santiago). De forma poderosa les llama Jesús, mientras están pescando o arreglando redes junto al lago, para hacerles “pescadores de hombres”. Ellos dejan su antigua pesca y le siguen. Es evidente que se trata de un texto “ejemplar” muy teologizado.

2. Según la visión de Jn 1, Jesús no va a buscar a sus cuatro “colaboradores” en plena faena de pesca junto al lago, para iniciarles en algo totalmente nuevo (para lo que no estaban preparados), sino que les va y les encuentra “junto al río de Juan Bautista”, de quien son discípulos. Ellos, los tres o cuatro de esta escena, que son Andres y Simón (y quizá los zebedeos) son ya profesionales de la búsqueda religiosa de Israel, pues lo han dejado todo para seguir a Juan Bautista.

3. También Jesús es discípulo de Juan Bautista, de manera que le podemos presentar como “colega” de Andrés y Simón, y de los otros… (conforme a la escena que seguirá…). Eso significa que antes que discípulos de Jesús, ellos son “colegas suyos”, buscadores de un mismo perdón de Dios, de una misma esperanza y tarea de Reino (de reconciliación final y de perdón). Partiendo de Juan Bautista, que es el Maestro de todos. Nos hallamos pues ante un “Jesús discípulo” con otros discípulos de Juan, buscando el camino de Dios junto al río del perdón/bautismo.

4. El que marca el inicio y la línea de ese nuevo camino es Juan Bautista, quien instituye/define a Jesús como Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Jesús asume esa tarea que le marca Juan Bautista, para ser el “Cordero de Dios” en persona… No es cordero sacrificial del templo, ni cordero de la pascua litúrgica judía… Es Cordero de Dios (es perdón de Dios) con su misma vida, con su conocimiento profundo de Dios, con su entrega a los demás y su enseñanza.

images15. Pero Juan Bautista no inicia y traza sólo el camino de Jesús… sino el de sus discípulos, a los que empieza revelando la identidad de Jesús como Cordero de Dios, invitándoles así, de forma velada pero fuerte, a que le sigan… Juan abre el camino, para que sus propios discípulos puedan ser y sean discípulos de Jesús, a quien él entrega “su herencia” su tarea.

6. Los discípulos de Juan, que escuchan su palabra sobre Jesús, no le preguntan a Jesús qué enseña, ni qué haces, sino dónde vives (ou meneis…), para estar de esa manera con él. El verdadero discipulado es “estar con”, morar juntos… Esta es la tarea clave de Jesús y de su Iglesia (de su nueva comunidad): Abrir la casa, no ocultar nada, ofrecer con transparencia su vida y camino a los otros (es decir, a todos). La iglesia posterior ha enseñado a veces desde arriba, ha tenido secretos, ha desarrollado un gran poder… Jesús en cambio sólo dice a los que vienen: ¡Venid y veréis! Les ofrece su casa, con todo lo que hay en ella.

7. Estos discípulos van con Jesús, ven y comparten su vida (su forma de ser…) y queda transformados. No tienen necesidad de más sermones, de palabras: Ven cómo vive Jesús, viven con él y descubren que él es el Mesías de Israel. Esta ha sido y sigue siendo la misión de Jesús y de sus seguidores: ¡Crear espacios de vida mesiánica, liberada del pecado, que es la lucha mutua, la angustia por la supervivencia, el ritual infinito de los sacrificios. Vivir como Jesús (con Jesús), eso es descubrirle como cordero de Dios, superando de esa forma el pecado del mundo. Ellos, los discípulos que “habitan con Jesús” (que crean casa con Jesús) son el verdadero Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

8. En un momento final viene Simón… No es el primero que ha seguido a Jesús, sino que “aprendido” y descubierto el misterio del Cordero de Dios a través de Andrés su hermano (y del otro, que es, probablemente, el Discípulo Amado). Simón viene en un segundo momento, pero será importante en la Iglesia, como le dirá Jesús: ¡Tú eres Simón (como el segundo de los hijos de Jacob), pero serás llamado Cefas, que significa Petros (Piedra…).

Estos son los elementos de la “historia básica” de este evangelio del domingo, que la liturgia ha puesto a la “luz” del relato de la llamada de Samuel (1 Sam 3).

− Dios llama a Samuel desde dentro de su propia vida, como Principio superior de iluminación, en un contexto de transformación religiosa (de superación del pecado del pueblo), en una línea que ha sido explorada por la experiencia mística y orante de las grandes religiones.

− Dios llama a Jesús y a sus discípulos en un contexto semejante de “pecado” (de superación del Pecado), a través de Juan Bautista, que utiliza el símbolo judío clásico del “Cordero” en sus diversas vertientes.

− El tema de fondo es la sustitución (y superación) del Cordero exterior (animal de sacrificio) por el hombre-cordero: La misma vida humana de Jesús (y de sus seguidores) es el cumplimiento del signo del cordero, sin necesidad de ritos ni sacrificios externos.

Introducción

Entre los muchos motivos del texto, evocados ya, he querido centrarme en el signo de Jesús como Cordero, tema que se expande y aplica en la Iglesia . Trato así del mismo Dios que es el Cordero (Agnus Dei) que quita el Pecado del Mundo, conforme al signo de Jesús,por la misma iglesia.

En la fiesta de la Última Cena (donde se comía el Cordero de Pascua), Jesús evitó ese signo, para centrarse, según los evangelios, en el pan y el vino. Probablemente, Jesús no comió el cordero (como supone con toda claridad el Evangelio de Juan), porque él mismo y sus discípulos eran el Cordero. Pero ese signo importante en la liturgia judía, y parece lógico que los cristianos lo hayan aplicado simbólicamente a Jesús, y lo hayan recreado de forma poderosa, como hace el evangelio de Juan.

gran-diccionario-de-la-biblia---epubEn esa línea, el evangelio nos sitúa hoy ante el Dios Cordero (no Dios-León, ni Águila de cielo), que quita el Pecado del Mundo. De todas formas, este motivo (Jesús que es Dios-Cordero que quita el Pecado del Mundo) no es fácil de entender , pues no aparece expresamente en el Antiguo Testamento, aunque su signo ha sido elaborado por autores judíos y cristianos (como Filón de Alejandría o la carta de Bernabé). Por eso quiero evocar algunos de sus rasgos, como aparecen en mi Gran Diccionario de la Biblia (Verbo Divino, Estella 2015, págs. 264-265).

Dejo el signo abierto, sin precisar con detalle sus motivos. Los mismos lectores del blog sabrán sacar las consecuencias y trazar las aplicaciones, no sólo en la línea de Cristo, sino en la línea de la Iglesia que ha de aparecer como Cordero de Dios

Texto: Jn 1, 35-42

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: “Éste es el Cordero de Dios.” Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús.
Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: “¿Qué buscáis?” Ellos le contestaron: “Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?” Él les dijo: “Venid y lo veréis.” Entonces fueron, y vivieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde.
Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: “Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).” Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: “Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Petros)

El signo del Cordero.

El cordero es para el Antiguo Testamento el animal sagrado (sacrificial) por excelencia, y así lo entiende el evangelio de Juan, al vincularlo con Jesús al que llama «cordero de Dios (amnos tou Theou) que quita (ho airôn) el pecado (tên hamartian) del cosmos» (Jn 1, 29; cf. 1, 36). Cada una de esas palabras es significativa y nos sitúa en el centro del misterio de la Biblia.

a) Estamos ante el Dios Cordero (amnos), no antes el Dios León Furioso, ni Águila celeste, ni Elefante… El Dios Cordero es el Señor de la Suma Debilidad, que se hace poderosa, pues no actúa por violencia sino por Amor sacrificado.

b) El Dios Cordero, que es Jesús, “quita” (airei) el Pecado… No lo perdona, como se dice que prometía Juan Bautista (cf. Mc 1, 4), ni lo limpia…, sino que lo “quita”, es decir, lo arranca, lo destruye.

c) Quita el pecado del mundo, del cosmos entero (tên hamartian tou kosmou). No quita unos pecados concretos, unas faltas particulares, sino “el pecado” (el singular), que tenía dominado, esclavizado el mundo.

Éste es el signo del Dios Cordero, que Juan Bautista ha descubierto en Jesús, cuando viene a su lado a bautizarse. Sobre el sentido de este Agnus Dei (Cordero de Dios, Dios Cordero) se puede decir y se han dicho muchas cosas. Yo resumiré aquí algunas más significativas, desde una perspectiva bíblica.

(1) Cordero sustitutorio de la Aquedah (“ligadura” de Isaac).

Ese cordero aparece vinculado al sacrificio de Isaac (que está ya atado, sobre el altar: De ahí el nombre “Ligadura”: cf. Gen 22, 7-8). El Dios antiguo pedía la “sangre” de los hombres, es especial, de los primogénitos, y así lo sintió todavía Abraham, que aparece en la “muga” o linde de los tiempos, en la frontera entre el Dios de Sangre (Moloc de Sacrificios) y el Dios amoroso que quiere la vida de los hijos. Leer más…

Primer profeta y primeros discípulos. 2º domingo. Ciclo B

Domingo, 14 de enero de 2018

seguimiento2Del blog El Evangelio del Domingo, de José Luis Sicre sj:

El domingo pasado leímos el relato del bautismo. Si hubiéramos seguido con el evangelio de Marcos, lo siguiente serían las tentaciones de Jesús. Pero, en un prodigio de zapping litúrgico, cambiamos de evangelio y leemos el próximo domingo un texto de Juan. El cuarto evangelio no cuenta el bautismo de Jesús. Pero sí dice que fue a donde estaba Juan bautizando, y allí entró en contacto con quienes más tarde serían sus discípulos. Para ambientar este episodio, y con fuerte contraste, la primera lectura cuenta la vocación de Samuel.

La vocación de un profeta

            Samuel no es el primer profeta. Antes de él se atribuye el título a Abrahán, y a dos mujeres: María, la hermana de Moisés, y Débora. Pero el primer gran profeta, con fuerte influjo en la vida religiosa y política del pueblo, es Samuel. Por eso, se ha concedido especial interés a contar su vocación, para darnos a conocer qué es un profeta y cómo se comporta Dios con él.

Lectura del primer libro de Samuel 3, 3b-10. 19

En aquellos días, Samuel estaba acostado en el templo del Señor, donde estaba el arca de Dios. El Señor llamó a Samuel, y él respondió:

̶  Aquí estoy.

Fue corriendo a donde estaba Elí y le dijo:

̶  Aquí estoy; vengo porque me has llamado.

Respondió Elí:

̶  No te he llamado; vuelve a acostarte.» 

Samuel volvió a acostarse. Volvió a llamar el Señor a Samuel.  Él se levantó y fue a donde estaba Elí y le dijo: 

̶  Aquí estoy; vengo porque me has llamado. 

Respondió Elí:

̶  No te he llamado, hijo mío; vuelve a acostarte.

Aún no conocía Samuel al Señor, pues no le había sido revelada la palabra del Señor.  Por tercera vez llamó el Señor a Samuel, y él se fue a donde estaba Elí y le dijo:

̶  Aquí estoy; vengo porque me has llamado.

El comprendió que era el Señor quien llamaba al muchacho, y dijo a Samuel:  

̶  Anda, acuéstate; y si te llama alguien, responde: “Habla, Señor, que tu siervo te escucha”

Samuel fue y se acostó en su sitio. El Señor se presentó y le llamó como antes:

̶  ¡Samuel, Samuel!

Él respondió:

̶  Habla, Señor, que tu siervo te escucha.

Samuel crecía, y el Señor estaba con él; ninguna de sus palabras dejó de cumplirse.

            Quien sólo lea este episodio conocerá muy poco de Samuel: que es un niño, está al servicio del sumo sacerdote Elí, y duerme en la habitación de al lado. No sabe que su madre lo consagró al templo de Siló desde pequeño, y que, más tarde, en virtud de su vocación profética, jugará un papel capital en la introducción de la monarquía en Israel y en la elección de los primeros reyes, Saúl y David.

            Curiosamente, el relato nos ofrece más datos a propósito de Dios. Se revela como un Dios que elige a un tipo de hombre concreto, el profeta, para transmitir su voluntad. Al mismo tiempo, se revela como un ser extraño, desconcertante, que parece jugar al ratón y al gato, haciendo que el niño se levante tres veces de la cama antes de hablarle con claridad.

            Finalmente, ese Dios que se muestra cercano al profeta, que lo acompaña de por vida, se revela también como un ser exigente, casi cruel, que le encarga al niño una misión durísima para su edad: condenar al sacerdote con el que ha vivido desde pequeño y que ha sido para él como un padre. Esto no se advierte en la lectura de hoy porque la liturgia ha omitido esa sección para dejarnos con buen sabor de boca.

            En resumen, la vocación de un profeta no sólo le cambia la vida, también nos ayuda a conocer a Dios.

La vocación de los discípulos

            La liturgia vuelve a usar la tijera para mutilar el texto del cuarto evangelio. En él se cuenta cómo entran en contacto con Jesús cinco discípulos: Andrés y otro no mencionado (generalmente se piensa en Juan), Simón Pedro, Felipe y Natanael, Por desgracia, se ha suprimido lo referente a Felipe y Natanael.

Lectura del evangelio según san Juan 1, 35-42

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice:

̶  Éste es el Cordero de Dios.

Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta:

̶  ¿Qué buscáis?

Ellos le contestaron: 

̶  Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?

Él les dijo: 

̶  Venid y lo veréis.

Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde.

Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice:

̶  Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).

Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo:

̶  Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).

            El contraste con la vocación de Samuel es enorme. Aquella ocurre en el santuario, de noche, con una voz misteriosa que se repite y un mensaje que sobrecoge. Aquí todo ocurre de forma muy humana, muy normal: un boca a boca que va centrando la atención en Jesús, cuando no es él mismo quien llama, como en el caso de Felipe. Y las reacciones abarcan desde la simple curiosidad de los dos primeros hasta el escepticismo irónico de Natanael, pasando por el entusiasmo de Andrés y Felipe.

Dos datos comunes

  1. En ambos relatos, la vocación cambia la vida. En adelante, “el Señor estaba con Samuel”, y los discípulos estarán con Jesús. Este cambio se subraya especialmente en el caso de Pedro, al que Jesús cambia el nombre en Cefas. Lo que significará este cambio no lo descubre el lector hasta que termina de leer el cuarto evangelio. Igual que Samuel quedaba plenamente al servicio de Dios, Pedro y los otros quedan al servicio de Jesús.
  2. La vocación revela a Dios en el caso de Samuel, y a Jesús en el caso de los discípulos. Cada vocación aporta un dato nuevo sobre la persona de Jesús, como distintas teselas que terminan formando un mosaico: Juan Bautista lo llama “Cordero de Dios”; los dos primeros se dirigen a él como Rabí, “maestro”; Andrés le habla a Pedro del Mesías; Felipe a Natanael de aquel al que describen Moisés y los profetas, Jesús, hijo de José, natural de Nazaret; y el escéptico Natanael terminará llamándolo “Hijo de Dios, rey de Israel”.

Un compromiso para nosotros

La liturgia nos sitúa al comienzo de la actividad de Jesús. Lo iremos conociendo cada vez más a través de las lecturas de cada domingo. Pero no podemos limitarnos a un puro conocimiento intelectual. Como Samuel, como los discípulos, tenemos que comprometernos con Dios, con Jesús.

2º Domingo del Tiempo Ordinario. 14 de enero, 2018

Domingo, 14 de enero de 2018

8aa07f63-85dc-48a0-b5af-a1731290823b

Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encontró primero a su hermano Simón y le dijo: -Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo). Y lo llevó a Jesús.”

(Jn 1, 35-42)

¡Abróchense los cinturones! Este Tiempo Ordinario arranca con fuerza. Estamos despegando, es un momento delicado y conviene estar muy atentos.

El texto de Juan nos sumerge de lleno en el tema del seguimiento de Jesús, de la vocación. Y en unos pocos versículos hay de todo. Hay material suficiente para varios tratados: mediaciones humanas, iniciativa de Dios, respuesta a la llamada…

Es simpático ver cómo Juan y Andrés convierten su propia vocación en vocación para otros. Hacen de su vida una señal que anuncia el camino.

Juan Bautista, ya en la madurez de su vocación, ha aprendido a descubrir la presencia de Dios. Por eso puede decir a sus discípulos: “-Este es el Cordero de Dios.” El afán de su misión es mostrar a Dios. No está preocupado por su realización personal, ni por conseguir muchos seguidores que sigan haciendo vida su carisma, ¡qué va! Sabe que la llamada que ha recibido es mucho más grande y orienta a quienes le rodean en dirección a esa llamada.

Es hermoso encontrarse con personas que tras años y años de compromiso viven felices su vocación. Monjas que, desgastadas por los años y el trabajo, sonríen trasparentando a Dios. Matrimonios que se miran con los ojos llenos de comprensión, de respeto y de admiración. Presbíteros que palpitan celebrando, que ves que creen en aquello que celebran.

Andrés también es muy interesante. Hace lo mismo. Dice el texto: “Y lo llevó a Jesús”. Pero lo hace desde otro momento vital. Él, que acaba de descubrir su propia vocación, su llamada, ¡no se puede callar! Tiene que ir a buscar a su hermano y compartir con él lo que acaba de encontrar. Es la fuerza de los inicios.

Es la cara que se le queda a una persona cuando se ha enamorado. ¡Se nota! Tiene otra luz, otra mirada, otra sonrisa y todo junto despierta una cierta curiosidad. Cuando alguien descubre el tesoro de su llamada y responde se convierte él mismo en llamada, en reclamo.

Y todo esto, ¿qué puede decirnos a nosotros hoy? Pues que estemos en el punto de nuestra vida en el que estemos. Tanto si nos acabamos de encontrar con Jesús, como si somos viejos conocidos, tenemos exactamente la misma responsabilidad, la misma tarea. Tenemos que llevar a Jesús a quienes se encuentren con nosotros.

Oración

Envíanos, Trinidad Santa, grandes cantidades de humildad para que en todo momento sepamos mostrarTE a Ti, que llevemos a todas las personas con las que nos encontremos a Ti. Amén.

*

Fuente Monasterio de Monjas Trinitarias de Suesa

***

Solo será cristiano el que sigue a Jesús el Cristo.

Domingo, 14 de enero de 2018

101493197Jn 1, 35-42

En este 2º domingo del tiempo ordinario nos sigue hablando del comienzo. Juan acaba de presentar a Jesús como el cordero de Dios que quita el pecado del mundo e Hijo de Dios. En lo que hemos leído, sigue poniendo en boca de los distintos personajes otros títulos de Jesús: Rabí, Mesías. En los que siguen y no vamos a leer, se refiriere a aquel de quien han hablado la Ley y los Profetas, para terminar diciendo Natanael: Tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel. Por fin, el mismo Jesús habla del Hijo de Hombre. Jn hace un despliegue de títulos cristológicos al principio de su evangelio, para dejar clara la idea que tiene de Jesús. Naturalmente es una reflexión de una comunidad de finales del s. I. El próximo domingo leeremos la llamada de los primeros discípulos en Mc y no tiene nada que ver.

Este es el cordero de Dios. El cordero pascual no tenía valor sacrificial ni expiatorio. Era símbolo de la liberación de la esclavitud, al recordar la liberación de Egipto. El que quita el pecado del mundo no es el que carga con nuestros crímenes, sino el que viene a eliminar la injusticia. No viene a impedir que se cometa, sino a evitar que el que la sufra, sea anulado como persona. En el evangelio de Jn, el único pecado es la opresión. No solo condena al que oprime, sino que denuncia también la postura del que se deja oprimir. Esto no lo hemos tenido claro los cristianos, que incluso hemos predicado el conformismo y la sumisión. Nadie te puede oprimir si no te dejas.

La frase del Bautista no es suficiente para justificar la decisión de los dos discípulos. Para entenderlo tenemos que pensar en un conocimiento más profundo de lo que Jesús es. Antes había dicho que Jesús venía hacia Juan. Ahora nos dice que Jesús pasaba. Nos esta indicando que le adelanta, que pasa por delante de él. “El que viene detrás de mí…”

Siguieron a Jesús, indica mucho más que ir detrás de él, como hace un perro siguiendo a su dueño. “Seguirle” es un término técnico en el evangelio de Jn. Significa el seguimiento de un discípulo, que va tras las huellas de su maestro, es decir, que quiere vivir como él vive. “Quiero que también ellos estén conmigo donde estoy yo” (17,24). Es la manera de vivir de Jesús lo que les interesa. Es eso lo que él les invita a descubrir.

¿Qué buscáis? La verdadera relación no puede comenzar hasta que Jesús se da la vuelta y les interpela. La pregunta tiene mucha miga. Jn quiere dejar claro que hay maneras de seguir a Jesús que no son las adecuadas. La pregunta: ¿Dónde vives?, aclara la situación; porque no significa el lugar o la casa donde habita Jesús, sino la actitud vital de éste. ¿En qué marco vital te desenvuelves? Porque nosotros queremos entrar en ese ámbito. Jesús está en la zona de la vida, en la esfera de lo divino.

No le preguntan por su doctrina sino por su vida. No responde con un discurso, sino con una invitación a la experiencia. A esa pregunta no se puede responder con una dirección de correos. Hay que experimentar lo que Jesús es. ¿Dónde moras? Es la pregunta fundamental. ¿Qué puede significar Jesús para mí? Nunca será suficiente la respuesta que otro haya dado. Jesús es algo único e irrepetible para mí, porque le tengo que ver desde una perspectiva única e irrepetible, la mía. La respuesta dependerá de lo que yo busque en Jesús.

Venid y lo veréis. Así podemos entender la frase siguiente: “Vieron donde (como) vivía y aquel mismo día se quedaron a vivir con él” (como él). No tiene mucho sentido la traducción oficial, (y se quedaron con él aquel día), porque el día estaba terminando, (cuatro de la tarde). Los dos primeros discípulos todavía no tienen nombre; representan a todos los que intentan pasar al ámbito de lo divino, a la esfera donde está Jesús.

Serían las cuatro de la tarde, no es una referencia cronológica, no tendría la menor importancia. Se trata de la hora en que terminaba un día y comenzaba otro. Es la hora en que se mataba el cordero pascual y la hora de la muerte de Jesús. Nos está diciendo que algo está a punto de terminar y algo muy importante está a punto de comenzar. Se pone en marcha la nueva comunidad, el nuevo pueblo de Dios que permite la realización cabal de hombre. Son modelo del itinerario que debe seguir todo discípulo de Jesús.

Lo que vieron es tan importante, que les obliga a comunicarlo a los demás. Andrés llama a su hermano Simón para que descubra lo mismo. Hablándole del Mesías (Ungido) hace referencia a la bajada y permanencia del Espíritu sobre Jesús en el bautismo. Unos versículos después, Felipe encuentra a Natanael y le dice: hemos encontrado a Jesús. Estas anotaciones nos están diciendo como se fue formando la nueva comunidad.

Fijando la vista en él. Lo mismo que Juan había fijado la vista en Jesús. Indica una visión penetrante de la persona. Manifiesta mucho más que una simple visión. Se trata de un conocimiento profundo e interior. Pedro no dice nada. No ve clara esa opción que han tomado los otros dos, pero muy pronto va a hacer honor al apodo que le pone Jesús: Cefas, piedra, testarudo; que se convertirá en fortaleza, una vez que se convenza.

En la Biblia se describen distintas vocaciones llamativas de personajes famosos. Eso nos puede llevar a pensar que, si Dios no actúa de esa manera, no hay vocación. En los relatos bíblicos se nos intenta enseñar, no como actúa Dios sino como respondieron ellos a la llamada de Dios. El joven Samuel no tiene idea de cómo se manifiesta Dios, ni siquiera sabe que es Él quien le llama, pero cuando lo descubre se abre totalmente a su discurso. Los dos discípulos buscan en Jesús la manifestación de Dios y la encuentran.

Dios no llama nunca desde fuera. La vocación de Dios no es nada distinto de mi propio ser; desde el instante mismo en que empiezo a existir, soy llamado por Dios para ser lo que mi verdadero ser exige. En lo hondo de mi ser, tengo que buscar los planos para la construcción de mi existencia. Dios no nos llama en primer lugar a desempeñar una tarea determinada, sino a una plenitud de ser. No somos más por hacer esto o aquello sino por cómo lo hacemos.

El haber restringido la “vocación” a la vida religiosa es un reduccionismo inaceptable. Cuando definimos ese camino como “camino de perfección” estamos distorsionando el evangelio. La perfección es un mito que ha engañado a muchos y desilusionado a todos. Esa perfección, gracias a Dios, no ha existido nunca y nunca existirá. Mientras seamos humanos, seremos imperfectos, a Dios gracias. Los “consagrados” constituyen un tanto por ciento mínimo de la Iglesia, pero son el noventa y nueve por ciento de los declarados “santos”. Algo no funciona.

El único baremo para calibrar lo humano es el grado de humanidad. Hemos colocado en los altares a personas que fueron completamente inhumanas. Eso sí, llegaron al séptimo cielo y fueron capaces de hacer milagros. La verdadera humanidad solo se potencia por las relaciones humanas. El marco privilegiado de las relaciones humanas es la familia. Si seguimos pensando que unos padres que tienen que preocuparse de la familia están en peores condiciones que un clérigo para desplegar su humanidad, algo fundamental está fallando.

Meditación

El primer paso en la vida espiritual será saber lo que busco.
Aunque no puedes saber lo que vas a encontrar,
tienes que tener bien clara la dirección en la que debes ir.
Debes conocer cómo se desplegó en Jesús lo humano y lo divino;
cómo se identificó plenamente con Dios y con el hombre.

Fray Marcos

Fuente Fe Adulta

Quedarse con Jesús.

Domingo, 14 de enero de 2018

793780El éxito es concretar de manera progresiva una meta o ideal digno (Earl Nightingale)

14 de enero. Domingo II del TO

Jn 1, 35-42

Vieron dónde vivía y se quedaron con él

Era una tarde plácida en las riberas del Mar de Tiberíades. Los pescadores recogían sus redes. También los hermanos Andrés y Simón, pensando en descansar de las duras tareas de la pesca. Pero a una insinuación del Bautista, oyeron hablar a Jesús y le siguieron“Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dijo: “¿Qué buscáis?” Respondieron: «Rabbí – que significa, “Maestro”- ¿dónde vives?». Les dijo: «Venid y ved.» Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era las cuatro de la tarde” (Jn 1, 38-39).

¡Qué suerte habéis tenido pudiendo quedaros aquel atardecer con el Maestro! ¡Santa envidia me dais, hermanos! Supongo que la velada transcurrió en plenitud de músicas celestiales. Cuando escucho hoy las notas de su palabra, me viene a la memoria su figura sentada frente al teclado de un órgano barroco de cualquier iglesia –o en el del Covent Garden londinense-, en cuyo teclado interpreta sus mejores composiciones evangélicas. Seguro que os siguen sonando a gloria y alivio todavía, aquellos versos del Oratorio El Mesías -a quien vosotros esperabais- de George Frederic Handel: Acercaos a Él todos los que estáis abrumados. Él os dará reposo. Cargad con su yugo y aprended de Él, pues es sencillo y humilde y encontraréis paz para vuestras almas” (Mateo 11:28-29).

Estoy plenamente convencido de que aquel día se os abrieron los ojos a una nueva luz para, como viene a decir el monje alemán Anselm Grün en el subtítulo de su última obra Atrévete a ser tú mismo, “No ser otros: ser vosotros mismos transformados”. Escribe el ilustrado benedictino: “No hay nada en la vida que no tenga sentido, que no pueda ser transformado por Dios en belleza y gloria. La imagen de la zarza ardiendo nos regala unos ojos nuevos: los ojos de la fe, que descubren la luz de Dios justamente lo vacío y árido que hay en mí. Si me contemplo con esos ojos de la fe, experimento mi vida de otra manera. Todo tiene sentido. Todo ha sido bueno; también el fracaso, las crisis, la represión Todo puede ser transformado por Dios; también lo reprimido, lo enfermo”. Esto les ocurre a quienes, como Samuel, mantienen la actitud y el oído afinados y responden a la voz de quien desea parlamentar con ellos: “Habla, Señor, que tu siervo escucha” (1 Sm 3, 10). Y dejando que la voz nos afecte procurando imprimir lo que dice, en nuestros corazones.

Así que, desde ahora, a prestar todos la máxima atención a lo que el Rabbí nos diga, y a sumergirnos hasta lo más recóndito de las palabras, ahondando en lo profundo hasta descubrir lo caudaloso de sus mensajes; y, por supuesto, siguiendo el consejo de Lady Goodman que, en la novela El fuego invisible de Javier Sierra, motivaba a su equipo a que buscaran citas con las que defender sus argumentos: “Y cuando lo encontréis, dejad que vuestra alma vuele con ellas”, les repetía en cada clase como si fuera un mantra. De este modo los invitaba a trascender lo textual, a ir más allá de la física de las palabras para descubrir el tesoro oculto en cada libro”.

Un entrañable quehacer que Ágata recomienda a la Bestia en la película de fantasía The Beauty and The Beast (2017), dirigida por el estadounidense Bill Condon, porque: “El amor puede transformar cosas sin valor en cosas bellas.  El amor no mira con los ojos sino con el alma, y por eso pintan ciego al alado Cupido”.

Andrés y Simón “vieron dónde vivía y se quedaron con él”, y seguro que también hicieron luego como Felipe el de Betsaida, que compartió con Natanael el encuentro para que viera donde vivía Jesús y se quedara con él. Certero hecho que nos insta a hacer nosotros otro tanto y así, como sugiere el autor y locutor de radio norteamericano Earl Nightingale (1921-1989) podamos llevar a la práctica su consejo: El éxito es concretar de manera progresiva una meta o ideal digno”. Seguir a Jesús supone, como apunta Fray Marcos en su homilía de este domingo, significa el seguimiento de un discípulo que va tras las huellas de su Maestro, quiere vivir como él vive. Un ineludible propósito de todos sus seguidores, que debe llevarnos a escuchar su palabra, ponerla en práctica y compartirla generosamente con otros.

La súplica que Patxi Loidi nos invita en su libro Creer como adultos, a estar con Jesús y a cambiar todo entero.

PLEGARIA

¡Te busco, Jesús!
¡Quiero ver tu rostro!
¡Quiero ver tu rostro!

Saliste a mi encuentro una mañana de primavera.
Me tomaste de la mano
y estuvimos un rato juntos.

Te vi un poco, te sentí.
Quiero conocerte más y tenerte más cerca.
No me cierres la puerta.
Abre y déjame entrar.
Te estoy llamando.

Ábreme para que te vea
y esté contigo
y cambie todo entero:
mis entrañas y mi corazón,
mis manos y mi cabeza.

Vicente Martínez

Fuente Fe Adulta

Venid y lo veréis.

Domingo, 14 de enero de 2018

jn-1-35-42-e(Jn 1,35-42)

Antoine de Saint-Exupéry escribió en cierta ocasión que para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada. Sencilla y certera expresión. A veces, para comprender algo, simplemente necesitamos cambiar nuestro punto de vista, abrirnos a otras posibilidades, ser creativos y flexibles.

La lectura del evangelio de hoy, relato paradigmático de vocación, nos invita a enfocar nuestra mirada de un modo nuevo, dirigida siempre hacia Jesús. En el texto todo parece un juego de miradas: Juan ve pasar a Jesús, Jesús ve que los discípulos le siguen y les invita a ir con él y ver. Ellos ven y se quedan junto al Maestro. Más tarde Andrés se lo cuenta a Simón y lo lleva ante Jesús y éste, fijando su mirada en él, lo llama de un modo nuevo.

Todo empieza en la mirada. Viene bien revisarla de vez en cuando, porque con la rutina se nos cuelan muchas veces desviaciones en nuestro modo de mirar la realidad, a los otros y a nosotros mismos. Nuestra mirada, como parte del lenguaje no verbal, tiene una potencia extraordinaria. Es vehículo de cariño o de ira, de perdón o de rabia. Muchas tradiciones señalan que “los ojos son el espejo del alma” porque con ellos reflejamos nuestras emociones y expresamos más que con las palabras. Por eso mismo, nuestra mirada tiene una capacidad alteradora, transformadora de la realidad y de las relaciones.

Sobrecoge la elección, por parte del evangelista, de los verbos griegos para “ver, mirar”. Tanto Juan el Bautista como Jesús nos enseñan a fijar la mirada, no sólo a ver. Miran plenamente, con atención, hacia dentro, atravesando lo superficial para descubrir lo más hondo de la persona y, desde ahí, relacionarse con ella.

Sin embargo, no todo acaba en la mirada. En el relato se observa claramente un proceso. Los discípulos escuchanvense ponen en movimiento y siguen a Jesús. Es él mismo quien, sabiéndose seguido, les hace una pregunta que también nos dirige a nosotros: ¿qué buscáis?

Es significativo que sean estas las primeras palabras de Jesús a quienes le siguen. Es una pregunta que nos remite a lo más íntimo de nosotros mismos, al corazón; y que conlleva escucharnos previamente en lo profundo para poder descubrir qué deseos nos habitan, qué sed nos moviliza.

La respuesta de los discípulos es sencilla: “Maestro, ¿dónde vives?”. No buscan grandes doctrinas ni profundas reflexiones. Sólo desean conocer a Jesús. Ellos intuyen, como también nosotros, que Jesús ofrece algo que nada ni nadie puede superar. En realidad, la pregunta ¿dónde vives?” contiene muchas otras: ¿qué haces?, ¿qué dices?, ¿qué o quién te mueve?, ¿qué lugar escoges?, ¿de qué modo vives?…

Aunque se ofrecen muchos títulos de Jesús (cordero de Dios, Rabí, Mesías), los discípulos necesitan descubrir por ellos mismos quién es Jesús. Este, como buen Maestro, les lleva a pronunciarse y, con ello, comprometerse. De este modo, los discípulos vanven y se quedan. Precioso relato de vocación, de búsqueda y de encuentro, de invitación y de respuesta. Texto que nos remite a nuestro propio relato vocacional, a nuestras búsquedas de Jesús, a nuestro deseo de conocerle y de seguirle, a la certeza de que sólo respondiendo a la llamada más honda de la Vida se encuentra la felicidad, y a la conciencia de que nada de eso es posible sin compromiso y riesgo. Supone siempre -hoy también- escuchar, ver y ponerse en movimiento. Supone seguirle y buscar, dejarse cuestionar y ser capaces también de pronunciar nuestra propia pregunta.

La experiencia de vivir junto a Jesús marcó la vida de estos discípulos, que no sólo se quedaron con él, sino que recordaron siempre quién se los presentó, dónde estaban y hasta la hora que era. Revivir y relatar nuestra propia experiencia personal de encuentro con Jesús nos posibilitará recordar personas, lugares, días y horas. Volver a esa experiencia con memoria agradecida nos ayudará a plantearnos, de nuevo y con determinación, qué buscamos para, desde ahí, re-direccionar nuestra mirada y fijarla en Jesús.

Inma Eibe, ccv

Fuente Fe Adulta

Fui extranjero y me acogisteis

Domingo, 14 de enero de 2018

marruecos-responde-sentencia-ue-sahara_1097900479_63848043_667x375Del blog de Tomás Muro, La Verdad es libre:

Puesto que el domingo, día 14, celebramos la Eucaristía teniendo presente a los emigrantes, a los refugiados y extranjeros, la homilía consistirá en unas cuantas consideraciones acerca de las migraciones y de la condición de extranjeros que viven tantas y tantas personas y de modos muy diferentes.

01. MIGRACIONES. Por las razones más diversas siempre se han dado movimientos migratorios en la historia de la humanidad: razones políticas, económicas, de conquista, de “castigo” o huida, raciales, guerras, estudios, etc.

o Ya las tribus hebreas hubieron de exiliarse y hacia el 1350 a.C. salieron de Egipto con Moisés a la cabeza hacia la libertad. Parece exagerada por imposible la cifra de 600.000 los que salieron de Egipto en el Éxodo, (Núm 2,32), sin contar mujeres y niños, pero fue un éxodo hacia la libertad.

o Recordemos el exilio de Babilonia muchos israelitas, (se piensa que unos 20.000), fueron deportados a Babilonia, (587-538 a.C.). En la lejanía rezaban llenos de nostalgia el salmo 136, que hemos leído después de la primera lectura.

o Recordemos la invasión de los bárbaros en Europa en los siglos IV – V, que, por otra parte, ni fueron invasiones ni bárbaras. (Caída del Imperio romano).

o Los judíos son extranjeros “crónicos”, desde que, en el año 70, fue destruida Jerusalén y hubieron de vivir por todo el mundo. En 1492 fueron expulsados de España.

o 1492 América;: un mundo, “un nuevo mundo” de gentes que van y vienen.

o Deportación transatlántica de africanos a América, desde el siglo XVIII al XIX.

o Desde el siglo XVIII, deportación de numerosos “británicos convictos” a los penales de Australia.

o Exilios y deportaciones políticos en torno a la guerra civil española (1936-1939) y en torno a la segunda guerra mundial 1939-1945.

o 1955-1990 (¿) Migraciones “laborales” de los países del sur de Europa: Portugal, España, Italia, Yugoslavia, Grecia, Turquía, (Mediterráneo) a los países del norte de Europa: Alemania, Suiza, Holanda, Bélgica, Francia, etc.

o Actualmente vemos migraciones por hambre-trabajo (pateras), por cuestiones políticas, por estudios. Migraciones de Latinoamérica a Europa, migraciones de África, refugiados que han de salir de sus países de Oriente Medio, etc.

1475951186286002. ALGUNOS DATOS.

o La Unión Europea cuenta con 507 millones de habitantes de los que 14 millones y medio son musulmanes.

o España tiene una población de 47 millones, de la que 5 millones son extranjeros (no todos son exiliados, refugiados o inmigrantes) de los que 1.850.000 son musulmanes.

o El País Vasco tiene 2.200.000 habitantes, de los cuales alrededor de 150.000 son inmigrantes (extranjeros).

o Guipúzcoa tiene 720.000 habitantes, de los cuales 30.000 son extranjeros.


03. NO ES FÁCIL SER EXTRANJERO.

Si es cierto que todos somos ciudadanos del mundo, no es menos cierto que se es ciudadano del mundo desde su “ciudadanía” concreta. No se puede ser ciudadano del mundo si no somos ciudadanos de un pueblo.

Todos -y cada uno- nacemos, vivimos y morimos en un pueblo, en una cultura que nos cubre, nos protege y en la que nos sentimos en casa.

No es sencillo para nadie vivir en o como extranjero.

En Alemania, allá por los años 1960, se daba entre los emigrantes el “síndrome del emigrante”, porque no es sencillo vivir en otro idioma, en otra cultura, en otras costumbres, tradiciones, etc.

Quienes hemos vivido en otros pueblos diferentes al nuestro y hemos sido emigrantes (aunque sea emigrantes de cultura) nos damos cuenta que, en ocasiones, es duro vivir en esa tierra y gentes que nos reciben y -esperemos- nos acogen. Desde la alimentación hasta la muerte todo es diferente, la climatología, las costumbres son diversas, los modos de ser, las leyes, los papeles en la policía, celebraciones, fiestas, medicina.

Y eso incluso en los casos de migrantes de “algún nivel” económico, cultural, religioso, quizás protegido por una institución, etc. Mucho más duro es pasar en “pateras”, ir caminando como exiliado por las vías de un tren, etc.

El extranjero es siempre una persona como todos los demás, pero al mismo tiempo somos un poco enigmáticos unos para los otros. ¿Cómo entiende un musulmán a la mujer, el matrimonio, los hijos, etc.? No es sencillo. Queda bien reflejada esta situación en “El Extranjero” de Albert Camus.

racismo-2-690x38504. EL PELIGRO DEL RACISMO.

El racismo es una actitud marcada por la convicción de la superioridad de algunas razas respecto a las otras.

La superación del racismo presupone la adquisición de la conciencia de la dignidad de todas las culturas y el abandono de un complejo de superioridad que no respeta ni valora la riqueza de otros pueblos y culturas.

El racismo toca a vísperas de fanatismos. El racismo es un miedo al “otro”, a lo “otro”. Lo valioso es lo “mío”

No se puede ser cristiano y racista. La visión del hombre que nos presenta el evangelio es de una igualdad fundamental de todos los hombres tiene su fundamento en la acción creadora de Dios y en la intervención redentora de Cristo. Todo hombre, en cuanto que es imagen de Dios y criatura nueva en Cristo, goza de un valor inestimable y debe ser objeto de un respeto absoluto.

No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús. (Gálatas 3,28)

Dios nos libre de aquel que piense que su patria es donde ha nacido:

05. LA BIBLIA Y LOS EXTRANJEROS.

racismo-nino-guerra-min-e1475780540253Constantemente en la Biblia hay alusiones a respetar al extranjero, al emigrante, porque extranjeros fuisteis en Egipto

No maltratarás al extranjero ni lo oprimirás, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto. Ex 22,21

Núm 15,14-16

Tendréis solamente un estatuto para vosotros y para el extranjero que reside con vosotros, un estatuto perpetuo para vuestras generaciones; como vosotros sois, así será el extranjero delante del Señor. “Una sola ley habrá, una sola ordenanza, para vosotros y para el extranjero que reside con vosotros.”

Jesús tuvo una atención o preferencia especial hacia el extranjero:

 Él mismo con su familia hubo de huir y ser un “quasi refugiado” (Mt 2, 13-15).

 Jesús pone a un samaritano como modelo de bondad moral: el buen samaritano (extranjero), (Lc 10,25-37).

 El único que vuelve a dar gracias a Dios, a Jesús de la curación de su lepra, es un samaritano, (Lc 17,14).

 Quien reconoce en el crucificado es el capitán del ejército romano que le ha clavado a Jesús en la cruz; Mc 15,39: Verdaderamente este era hijo de Dios.

Todos estamos de paso en la vida. Todos buscamos la “tierra de promisión” (felicidad). Dios nos dio la vida y todos somos personas “legales”: no por los ·”papeles” del “ministerio del interior de turno”, sino porque somos hijos suyos.

¿Cómo hemos podido llegar a las pateras, al “niño del pijama de rayas” (Auschwitz), a las mujeres maltratadas?

Ser cristiano es acoger al enfermo, al hambriento, al emigrante …

FUI EXTRANJERO Y ME ACOGISTEIS… (Mt 25,35).

Para afirmar el pie

Sábado, 13 de enero de 2018

Del blog de Henri Nouwen:

w15

“Siempre que le dedicas a Dios un rato de tu tiempo libre, se te hace más claro tu camino y puedes afirmar mejor el pie en la senda del amor. No es nada espectacular ni sensacional. Puede ser, simplemente, lo que dices, lo que lees, con quien hablas, a donde vas una tarde libre o la forma como te ves a tí mismo y a los demás. Lo fascinante es que el primer paso te hace mas fácil el paso siguiente. Empiezas a descubrir que el amor engendra amor y paso a paso avanzas en el camino hacia Dios. Te vas despojando poco a poco de tus dudas sobre el modo de amar; comprendes que “en el amor no existe el temor” y te ves impelido a avanzar más y más por el camino que Jesús caminó antes que tú”.

*

Henri Nouwen
Letters to Marc about Jesus. 1988

nouwen-caratula-libro-cartas-a-marc-sobre-jesus

***

Propuesta: Vivir este año de la mano de mujeres que han transformado la historia

Sábado, 13 de enero de 2018

isabel1_zps741982fbMagdalena Bennásar, Misionera de la Palabra de Dios, espiritualidadcym@gmail.com
Bilbao.

ECLESALIA, 08/01/18.- El año empieza, para las personas creyentes de la mano de María de Nazaret.

Recibo de sus labios la bendición que ella debió escuchar cientos de veces de labios de sus mayores, y gracias a su apertura fue capaz de hacerla suya, de comprenderla con la sabiduría del Espíritu:

“El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor; el Señor se fije en ti y te conceda la paz” (Num. 6, 24-27).

La hemos contemplado, estos días pasados, de itinerante, madre soltera, pobre, incluso peligrosamente arriesgada, dado su estado. Los evangelistas no suavizan los textos que están llenos de una belleza incómoda, de una experiencia, que desde nuestro sofá y calefacción, nos resulta exagerada.

Luego la historia se ha encargado de cargarla de collares y con ello de mordazas porque engalanada, María no es Miriam de Nazaret, es una proyección de las necesidades del pueblo, y María pasa a convertirse en otra.

A mí me ayuda, atrae y motiva mucho la de Nazaret. La joven judía que hacía suya la Palabra que casi seguro no podía leer porque no sabía, pero que escuchaba y memorizaba y repetía cientos de veces en su corazón. Hasta aquí nada que nosotras y nosotros no podamos hacer. La diferencia es que sí podemos leer y leemos tanto que nuestra mente se carga, y nos quita la capacidad de asombro porque ya no hay pobreza hay amontonamiento de información que va anestesiando el alma.

¿Cómo acogería Miriam estas palabras de Proverbios 2, 1ss? :

“Hija mía, si aceptas mis palabras escuchando a la sabiduría y prestando atención a la prudencia; si invocas a la inteligencia y llamas a la prudencia; si la procuras como el dinero y la buscas como un tesoro, entonces comprenderás el respeto del Señor y alcanzarás el conocimiento de Dios. Porque es el Señor quien da la sabiduría, de su boca proceden saber e inteligencia”

Me atrevo a pedirte en este momento que te detengas y vuelvas a leer el texto anterior, y te dejes llenar de su fuerza, porque sólo así podremos llegar a comprender a Miriam de Nazaret.  Alguien que sí acepta la palabra de Dios en su vida, tanto que se hace carne de su carne, tanto que nos regala el fruto de su fe porque no le teme al Señor, porque experimenta su respeto y comprende que todo es regalo: la vida de Dios, no en su cabeza, ahí no cabe, sino en sus entrañas porque la sabiduría de Dios pide la colaboración inteligente, responsable, consciente de una mujer.

Empieza un año y se nos invita a dejarnos “embarazar” de la vida de Dios, gestando su palabra en nuestros silencios y oscuridades, en nuestras luces y sombras.

Miriam no quiere admiradores, es nuestra hermana mayor, que nos acompaña en nuestro recorrido. El misterio no es un milagro, el misterio es el día a día vivido con la disponibilidad de los itinerantes que son guiados paso a paso por dentro, por esa Palabra que se hace carne, si le dejamos.

Hoy Miriam somos nosotras y nosotros. Hermanos mayores de una humanidad muy envejecida pero también muy expectante. Nunca tantos y tantas habían estado tan empoderados por la sabiduría de Dios, por la plena consciencia de nuestra identidad.

La tarea está ahí, casi por estrenar. Miriam nos lo resume, inspirándose en su matriarca Ana:

Mi alma canta la grandeza del Señor, mi espíritu festeja a Dios mi salvador, porque se ha fijado en mi pequeñez…él que dispersa a los soberbios en sus planes, derriba del trono (de su ego?) a los poderosos y eleva a los humildes, colma de bienes a los hambrientos y despide vacíos a los ricos (Lc 1, 46-53)

¡Que este año que empieza esté lleno de Miriams!

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

El pastor bautista Ed Renê y la pastora trans Alexya Salvador debaten sobre “evangelio inclusivo”

Sábado, 13 de enero de 2018

ed-rene-e-alexya-salvador“La iglesia debería estar más preocupada en promover la paz, la conciliación, el respeto, la preservación de los derechos humanos … Más que cuestionar la moral sexual.”

El portal G1, del grupo Globo, elaboró un largo reportaje con el título “Cristianos transgéneros luchan para conciliar la fe y el cambio de género en “evangelio inclusivo “

Además de varios testimonios de gays, lesbianas y transgéneros que encontraron iglesias que los aceptan, el artículo intentó profundizar en la cuestión desde el punto de vista teológico.

La idea de ese “evangelio inclusivo” no es nueva. Desde principios de la década de 1960 se aborda, primero en la vida académica, pero en 1968 en los Estados Unidos surgió la primera denominación del tipo, las iglesias de la Comunidad Metropolitana.

Adeptos de esa teología liberal, predican la aceptación irrestricta de fieles que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y afines (LGBT), y sus familiares y amigos. En las décadas siguientes, esa corriente de pensamiento asumió otras formas y variaciones, influenciando la aceptación de la homoafectividad en sectores de denominaciones históricas como la luterana, la anglicana, la metodista y la presbiteriana.

Con la llegada de Francisco al pontificado, la Iglesia Católica tuvo un cambio en su discurso, pero no hizo cambios drásticos en sus documentos y liturgia.

Un discurso repetido en iglesias evangélicas es que ella disocia al sujeto de su manera de ser, siendo relativamente común la idea de que Dios “odia el pecado, no el pecador”.

El G1 contrastó la opinión del pastor Ed René, de la Iglesia Bautista del Agua Blanca, que dice ser conservador y la pastora Alexya Salvador, de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) de São Paulo.

Para Ed René, hablar sobre la disociación del pecado y del pecador cuando se habla de personas LGBT “Es un cliché religioso para decir: ‘Mira, nosotros somos buenos, sí, lo aceptamos, sólo que no nos gusta la forma en que usted vive’. “Bueno, entonces si no te gusta la forma en que vivo, no te gusta, no me aceptarás dentro de tu ambiente o junto a ti. Y, en realidad, eso es lo que sucede “.

Alexya se resiente de las duras críticas que sufrió cuando dio el año pasado una entrevista diciendo que Jesús fue el primer transgénero. Su argumento es que Cristo transicionó del género divino al género humano al surgir como el Mesías.

“Yo sé que soy la contradicción cristiana en Brasil. Y la gente prefiere atacarme, los propios LGBT inclusivos prefieren atacarme, diciendo que estoy haciendo blasfemia con la palabra de Dios. No es blasfemia. Si se reconoce en Dios es hermoso. (…) Y yo soy la imagen y semejanza de Dios, y no necesito pedir permiso de nadie para eso, para ser. “Yo soy y listo”, insiste.

Al abordar pasajes bíblicos habitualmente usados para mostrar la condena divina de la práctica homosexual, el pastor bautista apunta a Romanos 1:27 y asegura: “Allí [Pablo] está hablando de comportamiento, no de identidad. Él no está hablando de transgeneralidad.

Mencionando 1 Corintios 6: 9, asegura: “no sé si lo que Pablo está condenando allí es lo mismo que sucede aquí. Lo que es la práctica homosexual de un señor de esclavos, que usa a su esclavo como propiedad particular, incluso para la satisfacción de su dimensión de sexualidad, es lo mismo de una relación homosexual entre dos personas adultas en el siglo XXI, en la ciudad de São Paulo “.

Optando en hablar sobre los textos de Levítico 18, la pastora trans explica: “En la Comunidad Metropolitana hacemos la lectura socio-crítica [de la Biblia]. No es que la gente va a decir que ese texto está equivocado. Nosotros vamos a llamar a la luz de la conciencia, a la luz del Espíritu Santo para entender que ese texto fue escrito dentro de un contexto social … Eso ya no es para mí “.

“Reconoce que el pasaje denomina como ” abominable “a la homosexualidad, pero cuestiona el hecho de que el mismo libro del Antiguo Testamento, dice que también es “abominable” el hombre que come carne de cerdo (Lv. 11: 8), el hombre que le gusta los frutos del fruto, (Lv 11:12), el hombre que viste ropa hecha con más de un tipo de hilo (Lev 19:19).

En la opinión de Ed René, “Hay una exacerbación de la importancia de esta cuestión, en el sentido de que los pecados relacionados con la sexualidad sean exagerados en relación a otros pecados que son, incluso, mucho más dañinos. Por supuesto, todo discurso que sataniza un tipo de persona y un tipo de comportamiento va a generar violencia, sí. La iglesia debería estar más preocupada en promover la paz, la conciliación, el respeto, la preservación de los derechos humanos … Más que cuestionar la moral sexual. Eso es importante, pero existe una agenda mucho más importante “.

Mirando hacia el Génesis, Alexya afirma que  “Dios creó personas, no creó hombre y mujer”.

Fuente O Globo

‘El viaje de Flop’, un cuento contra el acoso escolar y la LGTBfobia

Sábado, 13 de enero de 2018

cuentacuentos-el-viaje-de-flop-9-06-2017‘Flop’ es una bolita verde que no es ni chica ni chico y que vive en un planeta verde llamado Menta.

Lambda, el colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, junto con la Diputació de València, presenta “El viaje de Flop“, un cuento sobre la diversidad en la infancia con el fin de prevenir y trabajar los casos de “bullying” en edades tempranas.

Este cuento, dirigido a la etapa de educación infantil y los primeros años de educación primaria, narra el viaje interestelar de ‘Flop’, una bolita verde que no es ni chica ni chico y que vive en un planeta verde llamado Menta.

El protagonista, a lo largo de la historia, viaja por otros mundos conociendo diferentes seres y costumbres, a la vez que aprende de las diferencias respecto a su planeta.

Según Fani Boronat, esta narración infantil “explica que la diversidad existe y que el respeto debe estar por encima de todo. El viaje de Flop es capaz de inculcar a niños y niñas lo mucho que se puede aprender de las diferencias de otras personas”.

 El cuento es una apuesta de Lambda por lograr el cambio social a través de la educación en los ciclos de infantil y de primaria, ya que “la diversidad es un concepto que se trabaja con jóvenes y adolescentes pero no en edades tempranas”.

Ha resaltado que “es necesario empezar a trabajar este tema desde la infancia para evitar que el alumnado llegue a las aulas de secundaria con tantos prejuicios sobre la orientación sexual e identidad y expresión de género”.

Así, la historia de Flop ha llegado a más de 2.000 niños y niñas través de los cuentacuentos de Lambda, que desde 2015 han recorrido varios centros educativos y salas municipales de la Comunitat Valenciana.

Este cuento es un trabajo editorial desarrollado por el equipo técnico de educación de Lambda, concretamente por Amparo Navarro, Raquel Jornet y Juan Francisco Fernández, junto con el voluntariado del grupo de Educación de Lambda, el ilustrador Salvatore Alaimo y la guionista valenciana Guadalupe Sáez, y que ha contado con la ayuda financiera de la Diputació de València.

La edición en papel de ‘El viaje de Flop’, tanto en valenciano como en español, es un proyecto que se enmarca dentro del convenio firmado entre Lambda y la Diputación de Valencia en 2017, con el objetivo de educar a la población más joven en el respeto a la diversidad sexual, de género y familiar y prevenir la lgtbfóbia y el acoso escolar.

La primera edición se distribuirá gratuitamente entre todos los ayuntamientos que, gracias al convenido entre Lambda y la Diputación, han realizado durante el pasado año cuentacuentos, actividades o exposiciones enfocadas a tratar la diversidad.

Fuente Lambda/Agencias

Una pastilla a la semana, nuevo avance en el tratamiento contra el VIH

Sábado, 13 de enero de 2018

VIH-SidaEste tipo de sistema de administración mejoraría la adherencia de los pacientes a su programa de tratamiento y también podría emplearse por personas en riesgo de exposición al VIH para ayudar a prevenir que se infecten, según sus creadores. 

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y del Hospital Brigham y de Mujeres (BWH, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, han desarrollado una cápsula que puede administrar una semana de medicamentos contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en una sola dosis.

Este avance podría facilitar a los pacientes cumplir con el estricto programa de dosificación requerido para tomar los cócteles de medicamentos utilizados para combatir el virus, dicen los investigadores.

La nueva cápsula está diseñada para que los pacientes puedan tomarla solo una vez a la semana y la medicación se liberará gradualmente a lo largo de la semana. Este tipo de sistema de administración no solo podría mejorar la adherencia de los pacientes a su programa de tratamiento, sino que también podría emplearse por personas en riesgo de exposición al VIH para ayudar a prevenir que se infecten, dicen los creadores.

“Una de las principales barreras para tratar y prevenir el VIH es la adherencia –dice Giovanni Traverso, investigador afiliado al Instituto Koch para la Investigación Integral del Cáncer del MIT y gastroenterólogo e ingeniero biomédico en el Hospital Brigham y de Mujeres–. La posibilidad de hacer que las dosis sean menos frecuentes mejora la adherencia y tiene un impacto significativo a nivel del paciente“.

Traverso y Robert Langer, profesor del Instituto David H. Koch en el MIT, son los autores principales del estudio, que se detalla en un artículo publicado este martes en ‘Nature Communications’. Otros coautores principales del artículo son el investigador postdoctoral del MIT Ameya Kirtane y el académico visitante Omar Abouzid.

Científicos de Lyndra, una compañía que se lanzó para desarrollar esta tecnología, también contribuyeron al estudio. Lyndra ahora está trabajando para realizar una prueba clínica utilizando este sistema de administración. “Estamos muy entusiasmados con la forma en que este nuevo sistema de suministro de medicamentos puede ayudar potencialmente a los pacientes con el VIH, así como a muchas otras enfermedades”, subraya Langer.

Aunque la tasa de mortalidad general del VIH ha disminuido significativamente desde la introducción de terapias antirretrovirales en la década de 1990, hubo 2,1 millones de nuevas infecciones por VIH y 1,2 millones de muertes relacionadas con el VIH en 2015.

Varios grandes ensayos clínicos han evaluado si los medicamentos antirretrovirales pueden prevenir la infección por el VIH en poblaciones sanas, pero han tenido un éxito mixto y uno de los principales obstáculos para el tratamiento preventivo es la dificultad para lograr que las personas tomen las píldoras necesarias todos los días.

El equipo de MIT/BWH creía que una cápsula de administración de medicamentos que desarrollaron en 2016 podría ayudar a resolver este problema. Su cápsula consiste en una estructura en forma de estrella con seis brazos que pueden cargarse con medicamentos, doblados hacia adentro y envueltos en una capa lisa. Después de que se ingiere la cápsula, los brazos se despliegan y liberan gradualmente su carga.

En un estudio previo, los científicos encontraron que estas cápsulas podrían permanecer en el estómago hasta por dos semanas, liberando gradualmente el medicamento para la malaria ivermectina. Luego, los investigadores se propusieron adaptar la cápsula para suministrar medicamentos contra el VIH.

En su versión original, la forma de estrella completa estaba hecha de un polímero que proporciona soporte estructural y transportaba la carga útil del fármaco. Esto hizo que fuera más difícil diseñar nuevas cápsulas que liberaran fármacos a diferentes velocidades, porque cualquier cambio en la composición del polímero podría alterar la integridad estructural de la cápsula.

Para superar eso, los investigadores diseñaron una nueva versión en la que la columna vertebral de la estructura de la estrella sigue siendo un polímero fuerte, pero cada uno de los seis brazos puede llenarse con un polímero diferente cargado con un fármaco. Esto hace que sea más fácil diseñar una cápsula que libera medicamentos a diferentes velocidades. “De alguna manera, es como poner un pastillero en una cápsula. Ahora tienes cámaras para cada día de la semana en una sola cápsula”, dice Traverso.

Las pruebas en cerdos mostraron que las cápsulas pudieron alojarse con éxito en el estómago y liberar tres medicamentos diferentes contra el VIH durante una semana. Las cápsulas están diseñadas para que, una vez que se suministre todo el medicamento, las cápsulas se desintegran en componentes más pequeños que pueden pasar a través del tracto digestivo.

Trabajando con el Instituto para el Modelado de Enfermedades en Bellevue, Washington, los investigadores trataron de predecir cuánto impacto podría tener un medicamento semanal para prevenir las infecciones por el VIH. Calcularon que pasar de una dosis diaria a una dosis semanal podría mejorar la eficacia del tratamiento preventivo del VIH en aproximadamente un 20 por ciento. Cuando se incorporó esta cifra a un modelo informático de transmisión del VIH en Sudáfrica, el modelo mostró que podrían prevenirse de 200.000 a 800.000 nuevas infecciones en los próximos 20 años.

“Una formulación oral de acción más prolongada y menos invasiva podría ser una parte importante de nuestro arsenal futuro para detener la pandemia del VIH/sida”, dice Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, que financió en parte la investigación.

“Se ha logrado un progreso sustancial para avanzar en terapias antirretrovirales, lo que permite a una persona con VIH lograr una esperanza de vida casi normal y al resto, reducir el riesgo de contraer el VIH. Sin embargo, la falta de adherencia a la terapéutica una vez al día para las personas infectadas y la profilaxis previa a la exposición (PrEP) para las personas en riesgo no infectadas sigue siendo un desafío clave. Se necesitan herramientas nuevas y mejoradas para el tratamiento y la prevención del VIH, junto con una implementación más amplia de enfoques nuevos y existentes, para poner fin a la pandemia del VIH tal como la conocemos. Estudios como éste nos ayudan a acercarnos a lograr este objetivo”, subraya Fauci.

El equipo de MIT/BWH ahora está trabajando para adaptar esta tecnología a otras enfermedades que podrían beneficiarse de la dosificación semanal de fármacos. Debido a la forma en que los investigadores diseñaron los brazos de polímero de la cápsula, es bastante fácil intercambiar diferentes fármacos dentro y fuera, aseguran los autores.

“Poner otros medicamentos en el sistema es mucho más fácil porque el sistema central sigue siendo el mismo”, dice Kirtane. cambie cuán lento o cuán rápido se liberará. “Todo lo que tenemos que hacer es cambiar la lentitud o la rapidez con que se suministrarán”, concluye.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.