Un nuevo gesto de los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia, en favor de la diversidad sexual. Curiosamente, las dos últimas ocasiones en las que ha acudido a ver un espectáculo operístico era para ver partituras contemporáneas, pero también de temática homosexual.  Los monarcas apoyaron con su presencia la representación en el Teatro Real de la ópera ‘El Público’, basada en una obra teatral del genio granadino Federico García Lorca, que causó un gran revuelo en su época por tratar la homosexualidad de un modo tan abierto para el clima de esos años. La obra, realizada por el compositor Mauricio Sotelo y el libretista Andrés Ibañez, y el escultor y escenógrafo Alexander Polzin, responde a un encargo del propio Teatro Real. Como informaba el propio coliseo hace tres días, “los Reyes, Felipe VI y Letizia,  presiden en el Teatro Real la última función de El Público, con música de Muricio Sotelo y libreto de Andrés Ibañez, basada en la obra homónima de Federico García Lorca. Esta es la primera vez que Sus Majestades presiden una representación desde el palco Real” . Los reyes estuvieron acompañados en el palco por el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, y el director general de la institución, Ignacio García-Belenguer.

‘“El público” es la obra más abiertamente homosexual del legado del escritor granadino, aunque también se trata de una de las tramas más herméticas de su producción teatral. El fallecido Gerard Mortier realizó el encargo de convertirla en ópera al compositor español Mauricio Sotelo.

El Público’ fue escrita por Lorca en Cuba, antes del viaje a Nueva York que tanto le impactaría. Según explica el Teatro Real es una de sus obras más misteriosas y “pretende ser un grito de desafío contra la hipocresía burguesa y es un alegato a favor de la libertad amorosa y artística”. El Lorca más surrealista reflexionaba sobre las identidades, sobre la realidad, y sobre el conflicto entre los deseos que se expresan abiertamente y aquellos que quedan ocultos, en lo subterráneo. Las representaciones han tenido lugar desde el pasado 24 de febrero y anoche se despidió de las tablas.

No es la primera vez que Sus Majestades acuden a una representación de este tipo. Ambos ya asistieron a la ópera sobre ‘Brokeback Mountain’ en febrero del año pasado. Cuando aún no habían subido al trono, según informó La voz libre, “en uno de los palcos del Teatro Real, Don Felipe y Doña Letizia siguieron atentamente la ópera y no dudaron en ponerse en pie al final de la misma. Algo que no todo el público hizo. Emocionados ante la historia de amor de los dos vaqueros gays, los príncipes de Asturias aplaudieron entusiasmados durante largo rato”.

Los Reyes recibieron por primera vez a los colectivos LGTB después de su coronación algo que nunca hicieron los monarcas anteriores y que siguen haciendo en sucesivos actos. En 2011 la entonces Princesa respaldó públicamente al movimiento durante su visita a Chile. Tras un breve recorrido por museo local, presentaron a la princesa a Pablo Simonetti, escritor invitado al acto y presidente de la Fundación Iguales, que vela por los derechos de los homosexuales. Letizia comenzó a dialogar con el escritor, quien le contó sobre la actividad de su fundación y la prohibición en Chile del matrimonio homosexual. Ante esto, la princesa señaló que el matrimonio en España “es para todos” y que se trata de algo ya “arraigado” en su país, al igual que el aborto, que también está permitido legalmente. A pesar de todo, Letizia intentó no dar opiniones personales sobre esas materias.

Imagen de previsualización de YouTube