ORATORIO

Sábado, 5 de abril de 2014

7_Coucher_de_soleil1

***

Orar es ponerse en comunión con Dios, para estar en su presencia, que nos penetra y rodea como el aire que respiramos.

*

Carlos de Foucauld afirmaba que la oración “Es pensar en dios amándolo”.

**

Santa Teresa dice en el capítulo ocho de su autobiografía. “No es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama” (V 8, 5).

***

Todo lo que brota del corazón y de la pluma de Santa Teresa del Niño Jesús tiene esa misma autenticidad interior. La única “definición” que nos dejó manifiesta esa espontaneidad: “Para mí, la oración es un impulso del corazón, una simple mirada dirigida al cielo, un grito de agradecimiento y de amor, tanto en medio del sufrimiento como en medio de la alegría. En una palabra, es algo grande, algo sobrenatural, que me dilata el alma y me une a Jesús” (Ms C 25rº).

****

Y San Juan de la Cruz dice que “El mirar de Dios es amar… “Pon los ojos sólo en él y hallarás en él aún más de lo que pides y deseas” (2S 22,5). “Aprende a estar con atención amorosa a Dios, porque el amor fuerte hace que Dios se vuelva a mirarte” (2S 12,8; C31,4).

*****

 Es con este sentido por lo que abrimos este espacio  en el que dejar una oración, compartir un sentimiento… O permanecer en silencio  ante Quien sabemos nos ama.

******

  1. jose ruben
    Miércoles, 17 de enero de 2018 a las 05:22 | #1

    Al entrar en este momento en oración contigo, Señor, acallo todos los ruidos, me sosiego y entro en intimidad contigo.

    Señor, Tú me sanas, me confortas, me enjugas las lagrimas, mis dolores, mis enfermedades.
    Jesús, me dices que extienda mi brazo, me liberas de mis parálisis, físicas, mentales y espirituales, sabes todo lo que me paraliza para seguirte, para servirte, muchas veces, apegado a la ley y al cumplimiento de normas que no me acercan a Ti, ni a mis hermanos que sufren, que necesitan de mi ayuda, de mi consuelo. Te suplico Jesús, sáname, con tu amor, que ese amor, trascienda en bien común, que vea con tus ojos como ves tu a los necesitados, dame la gracia de poder servirte sin renegar ni enjuiciar. Amén

  2. jose ruben
    Martes, 16 de enero de 2018 a las 05:05 | #2

    Cómo omo huir de Ti, si estas en todos lados y me sales al encuentro? Señor, estas en todo, en el calor de mis manos, en el frío que se siente este enero, en mi interior al respirar te respiro a Ti, en el silencio interior no en si silencio es un total dialogo contigo.

    Jesús maestro amigo, tu no juzgas no miras con las normas, las leyes, ni están en ti los prejuicios humanos, sabes que me cuesta mucho aceptar a los demás con sus errores sin enjuiciar, como me cuesta aceptar la debilidad y fragilidad de mis hermanos te confieso que soy duro en el juicio, quiero algo perfecto, ayúdame a ser mas amoroso, más misericordioso, mas humano, que trabaje duro y ver en los demás tu figura, apacigua estas interioridades, se Tú, Jesús, quien me ayude a llevar la vida mas tranquila y sin tanto prejuicio. Amén

  3. jose ruben
    Lunes, 15 de enero de 2018 a las 03:59 | #3

    Señor en este encuentro diario, en el que tu vienes a mi, me sanas, me fortaleces, me escuchas, e sales al encuentro, me restauras, así en silencio donde sobran las palabras, nos unimos.

    Rabí, seguirte es alegría, es un contacto fraterno, es unión con el Padre, Jesús, ayúdame a descubrir en tu evangelio esa alegría de darme y desgastare en el servicio de los otros, si esas normas pesadas que muchas veces me imponen, enséñame a ser como Tu, espontáneo que celebras fiesta con tus amigos acogiendo a todos por igual, dame la gracia de entender que las cosas sencillas y llenas de amor son las que valen la pena. Así sea.

  4. jose ruben
    Domingo, 14 de enero de 2018 a las 03:34 | #4

    Señor lo eres todo para mi, hoy vengo a ese encuentro, que unido a todos mis hermanos de esta comunidad, nos postramos y frente a tu grandeza nos descalzamos tomaos nuestra lámpara y la ponemos delante de Ti, ahora en silencio que a cada uno de nosotros nos hablas.

    Me amas tanto, que me llamas por mi nombre, José Rubén, te respondo aquí estoy, ¿Qué quieres de mi? ¿a donde me envías, que deseas? “Habla Señor que tu siervo te escucha”.

    Quieres de mi algo más de lo convencional, a la vez fácil, y complicado, soy débil, pecador, con tanta carencias que, cuando lo razono me hecho para atrás y quiero decir no. Sé que vas junto a mi, que mis debilidades las fortaleces, que me levantas, me conviertes, me aceptas tal como soy, me envías para que sea consuelo, para que sea humilde, servicial, amoroso con tus preferidos… pero me falta tanto, tanto, Señor… solo te digo, habla que tu siervo escucha. Amén.

  5. jose ruben
    Sábado, 13 de enero de 2018 a las 03:41 | #5

    El encuentro personal con amigos es muy grato, aun cuando estas nuevas tecnologías nos acercan es muy agradable, saber de amigo, oír su voz o simplemente leerlo. Aquí no es así entro en contacto de Tú a tú de corazón a corazón contigo, Señor, hago silencio exterior e interior y e uno a Ti sabiendo que eres el mejor de los amigos que te alegras de que estemos en comunicación en este dialogo sin palabras.

    ” Jesús lo oyó y les dijo: “No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar justos, sino pecadores”

    Cuánta fuerza tienen tus palabras Jesús! ¡Cuánto puede la Palabra cuando me hablas! Desde que llegó esa voz, desde que resonó la voz del Señor ya no fue igual la vida de Mateo. Con ese “¡sígueme!” Jesús abrió el capítulo nuevo y decisivo en la vida de aquel hombre. Y puede hacer otro tanto conmigo.

    “¡Sígueme!” significa muchas cosas. El seguimiento implica confianza, obediencia, paciencia, humildad, virtudes todas que no abundaban en un hombre acostumbrado al lucro próximo y contante de sus recaudos. De esto entiendo que no le habló el Maestro solamente con voz exterior, sino que una voz interior hizo que la palabra de Jesús fascinara a Mateo. Invitándole a seguirlo le daba la gracia de seguirlo; llamándole le hacía capaz, a la vez. A esa voz o impulso interior.

    “¡Sígueme!” es una palabra pronunciada una vez pero llamada a ser vivida muchas veces. Cuando el guía de un grupo de visitantes les dice al comienzo del tour: “síganme”, entiende que esa palabra se repite, ya sin palabras, cada vez que el grupo entra o sale de algún recinto o de un jardín o campo. “¡Sígueme!” no es entonces una palabra: es un programa para la vida. Es el programa propio de los verdaderos discípulos de Jesús.

    Concédeme Amado Jesús seguirte sin titubeos sin vacilaciones, y cuando este a punto de claudicar no me dejes de tu mano, yo solo no puedo ir a ningún lado, solamente contigo Maestro, es como puedo ir en camino del anuncio del Reino. Amen.

  6. jose ruben
    Viernes, 12 de enero de 2018 a las 04:45 | #6

    Me dispongo para encontrarme contigo Señor, preparo mis sentidos, abro mi corazón en escucha de tu palabra, ayúdame Señor, a lanzarme a tu mar.

    Esta encomienda que me están dando de ser instructor de escuela de Talleres de Oración, en otra población, me tiene inquieto, más que nada el lanzare así sin saber, sin ver, como sea me llevara todo el domingo viajando en camiones de tercera, durante un año, una experiencia nueva, que me saca de mi estado de confort, es como te lo he estado pidiendo envíame, llévame a donde quieras, y ahora me envías, esto no deja de hacerme sentir inquieto y con incertidumbre, esta obra a la que me mandas, no puedo solo, con tu ayuda y siendo Tú quien viaje a mi lado y quien trasmita por mi medio tu Evangelio, es como podré tener éxito, aumenta mi fe, para poder remar mar adentro.

    Jesús como al paralitico que sanas y perdonas con tan solo acercarse a Ti. Te ruego encárnate en mi corazón para que al verme te vean, que sea una figura tuya, dame la suficiente humildad para servir, para llevar consuelo, y que con mis acciones y palabra te de gloria.

    Desde hoy encomiendo esta obra y a las personas que estarán tomando esta enseñanza para que llegue a feliz termino . Dame fuerzas para ser instrumento tuyo. Amén.

  7. jose ruben
    Jueves, 11 de enero de 2018 a las 05:07 | #7

    Aquí estoy Señor, como cada mañana en este encuentro diario que tenemos, me pongo en silencio acallo mis sentidos y dejo que mi corazón unido a Ti sea el que sienta y manifieste todo.

    “Si quieres puedes sanarme” Cuantas veces pongo mi cara de no agrado ante personas que no son de mi total agrado ,hoy no es lepra pero hay tanta manera de discriminar, de rechazo, Señor ve al fondo de mi corazón ve todo aquello que me aleja de los míos de mi comunidad, y sáname limpia de todo aquello que me aleja de mis hermanos y por ende de Dios. Tu Jesús me escuchas me entiendes y me atiendes, te hablo de mi lepra de estas actitudes mías que enferman mi alma que me alejan de Ti Maestro, sobre todo de mis hermanos, retira de mi todo resentimiento, mi ego que no me deja ser humilde, me pongo en tus manos, guíame, dame tu mano para no perder el camino, cúrame con tu amor, límpiame sáname, cúrame el alma, para que pueda llegar un día ser imagen tuya, para que los que e vean te vean a Ti amado Jesús Gracias… dame fuerza para seguir adelante y se un fiel testigo tuyo. Amén.

  8. jose ruben
    Miércoles, 10 de enero de 2018 a las 02:03 | #8

    En este momento entro en contacto contigo aquí en oración, unido a todos los que entran en este oratorio, desde el lugar que se encuentran para que todos juntos alcemos nuestros corazones hacia Ti, habiendo a tu Santo Espíritu para que unido abra mi mente y ponga loas brazos en alto hacia el cielo, postrado en silencio.

    Maestro Jesús tu siempre te retiras a orar, a sanar, atender a los necesitados, sin queja alguna en entrega total, enséñame ese secreto tuyo de tu forma de actuar, veo que tu lo haces porque te une al Padre, y al servicio y anuncio del Reino, cada vez que te unes a Abba en oración, es para romper miedos para curar enfermedades y dolencias, para dar palabras de consuelo, para dar miradas de ternura y de amor, dame la gracia de permanecer unido en oración a Ti y al Padre, para poder ser un servidor y llevar un vaso de consuelo al necesitado para poder anunciar con un gozo en el alma al Reino que habita en nosotros. Se que soy indigno, pero tu me buscas y se que soy parte de la multitud que te busca Jesús, caminando junto a Ti, dándome tu mano es como puedo ser un mensajero de Ti. Gracias Jesús por invitarme ir contigo a otra parte. amén.

  9. jose ruben
    Martes, 9 de enero de 2018 a las 04:39 | #9

    Padre bueno Tú eres la esperanza de los pobres desvalidos, Tú la alegría de tristes y abatidos, Tú alegría de mi corazón. En unión con mis hermanos de esta comunidad postrados te alabamos te bendecimos te adoramos como único Dios Verdadero, en silencio y contemplación ante tu Presencia.

    Jesús hermano amigo, Tú hablas con autoridad, Tú me das confianza y seguridad, me enseñas que siempre que anuncie tu verdad, es de un Dios cercano, un Dios que también sufrió y murió, que se derramo en gracia y misericordia por los más desamparados y marginados.

    Concédeme la gracia para que postrado de rodillas me una siempre a Ti, en esta confortante comunicación, que es donde me fortaleces, donde me animas a seguir adelante en mi día a día. Jesús concede a mi espíritu que se goce con tu amistad. Amén

  10. jose ruben
    Lunes, 8 de enero de 2018 a las 03:26 | #10

    Señor en este día en tu encuentro me postro y hago silencio.

    Conviérteme para que te siga y que anuncie el Reino, haz de mi corazón de piedra un corazón misericordioso y bondadoso, confio en Ti, mi Señor.

    Estoy por decidir un proyecto en el trabajo del Evangelio, me atrapan redes de miedos, inseguridades, temor al fracaso, a no poder cumplir por mi estado de salud, hoy me invitas, me llamas a seguir tus pasos, a ser pescador, solo necesitas que te diga si, que quiero ir en ese anuncio de llevar la buena nueva. Te pido especialmente me fortalezcas e ilumines, que tu Santo Espíritu me guíe a tomar la decisión. Aumenta mi fe, y dame la gracia de ser un buen mensajero en el anuncio del Reino. Te seguiré, dame Tú las fuerzas, para lanza las redes y navegar mar adentro. Amén

  11. jose ruben
    Domingo, 7 de enero de 2018 a las 03:06 | #11

    Porque es en Ti, Señor, en quien pongo mi esperanza, es en Ti en quien confió, Tú lo eres todo para mí, en este momento que me uno en este rato de oración dejo todo en Ti y m entrego totalmente, confiando en que siempre me fortaleces, unido a tu presencia es como me lleno de fuerzas, en silencio y adoración te contemplo.

    Al recordar el Bautismo de Jesús, hago un recuerdo del mío, de cómo me une a Jesús hermano, a ser profeta, rey y sacerdote en medio de mi sociedad, que pide y grita ayuda, por los necesitados, concédeme entrañas de misericordia para hacer el bien, para perdonar de corazón, para ser más humano con quien me rodea.

    Abba permite que unido a tu hijo muy amado, pueda servirte, siendo siempre un servidor, un humilde siervo en bien del anuncio del Reino. Señor renuévame con tu Espíritu. Así sea.

  12. jose ruben
    Sábado, 6 de enero de 2018 a las 02:37 | #12

    En la eterna búsqueda de Ti Señor, en esos momentos de encuentro te contemplo tal cual Epifanía, hoy te adoro abro mi corazón con mis regalos no son los mejores, los doy de corazón. Tengo momentos oscuros, miedos, inseguridades, no me da miedo abre estos espacios a tu encuentro, con la luz que me guía que es Jesús.

    Concédeme ir en camino de encontrarte en las periferias, de mis hermanos, en los humildes, sencillos, encontrarlos es encontrarte Jesús niño encarnado.

    La solemnidad de la Epifanía precedida de aquello que decimos en mi misa: “¡levantemos el corazón!” Dios se manifiesta en Jesús: tal es el contenido maravilloso, inagotable, precioso sobre toda hermosura, de esta fiesta singular.

    Concede a los niños del mundo entero la inocencia y la esperanza junto con la alegría de recibir un regalo en esta fiesta, que te escribamos cartas pidiendo y esperando de Ti lo mejor.

    Que mis dones mis regalos vayan para todos aquellos conocidos que necesitan de mi. Amén

  13. jose ruben
    Viernes, 5 de enero de 2018 a las 01:07 | #13

    Señor un día más delante de Ti, unido a mis hermanos de esta comunidad y a quien necesita de oración, hago silencio y me abandono en Ti

    Te pido no te olvides de Gus, quien la esta pasando mal de salud, me solicitado que Tú, Abba lo acunes no lo dejes en sus miedos y angustias por los resultados Médicos. Yo también estoy pasando por momentos difíciles de salud, sé que eres Amor, me pides que ante todo estén mis hermanos que los ame, no de palabras sino de acciones, que no sea solo de palabra sino con el ejemplo. Todo este miedo y angustia lo dejo delante de Ti, confiando siempre en que sabes lo que es mejor para mi, pongo en tu benditas manos mi acontecimiento para unirlo a la pasión de Jesús, a su redención, Tú lo conoces todo, tengo confianza, aumenta mi fe, y que mi amor por los más necesitados se trasforme en vasos de consuelo, en bálsamo que sane sus heridas. Amén .

  14. jose ruben
    Jueves, 4 de enero de 2018 a las 02:07 | #14

    Señor, celebrando aún la encarnación de tu amado hijo, desde esas cosas de abajo, pequeñas e insignificantes me invitas a creer, a sentirte cercano, como ayer al, ir a caminar te sentí en el viento en el frío de la mañana en el campo dorado de invierno, en esos pajarillos que con sus cantos y colores me hicieron reconocerte encarnado en esas pequeñas cosas, vi un colibrí, que para la estación es raro, ya que no hay flores, me habló de tu amor, de ese amor que está en mi corazón, ese amor que nace de dentro de mi.

    Jesús hermano amigo, concede el don de descubrirte de escucharte, en los demás, en los que me acercan y unen a Ti, qué bello lugar en la caminata, la montaña a lo lejos, ese ir encontrando cosas y gentes en el camino me hace redescubrir que estás en todo, gracias por esos bellos momentos, gracias por este silencio, en la oración diaria en este oratorio, donde también te encuentro cada mañana, donde nos encontramos con los hermanos que entran y junto a mi postrados te alabamos te agradecemos, este amor incondicional que nos hace seguir aquí y seguirte, en el bálsamo de aceite sanando las heridas de los necesitados, ahora veo donde vives, Maestro, al ver me gusta me quedo aquí junto a Ti, te sigo… gracias, así sea.

  15. jose ruben
    Miércoles, 3 de enero de 2018 a las 06:12 | #15

    Como avanzan los días de este nuevo año, así avanzo en pequeños proyectos, en el día a día con los que están a mi lado, en tu encuentro diario aquí, unido a Ti en silencio y adoración.

    La fuerza del Espíritu Santo es quien me da la fortaleza, quien me empuja a salir adelante a ser tu testigo a anunciarte, a decir a los otros que Tú, Jesús, eres quien ha nacido y se ha encarnado, quien vive en el triste, en el solo, en el abandonado, en el alegre, en el comprometido. Concede la gracia de ser fiel testigo tuyo con mi vida, de anunciar tu Buena Nueva, de denunciar la injusticias, de que los pobres y los últimos sean mis preferidos, Jesús, que sea fiel a tu anuncio, que no lo diga de palabras sino que con mi testimonio pueda hablar de Ti, de decir que eres mi Hermano, mi amigo. Dulce nombre de Jesús. Así sea.

Comment pages
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.