Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > El autobús transfóbico de los radicales de Hazte Oir ya está generando odio por las calles de Nueva York aparcándolo frente al Stonewall Inn

El autobús transfóbico de los radicales de Hazte Oir ya está generando odio por las calles de Nueva York aparcándolo frente al Stonewall Inn

Viernes, 24 de marzo de 2017

630x800-noticias-el-autobus-del-odio-en-nueva-yorkEl autobús del odio en Nueva York – Foto: Uso permitido

La organización ultraconservadora HazteOír ha decidido ir más lejos en su apuesta LGTBfóbica y se ha llevado su “autobús del odio” hasta la ciudad de Nueva York. A través de la marca internacional CitizenGo, con sede en Madrid y de la que Ignacio Arsuaga también es la principal cara visible, el bus traduce al inglés el mismo mensaje que ha tratado de difundir en España: “Es biología. Los niños son niños… Y siempre lo serán. Las niñas son niñas… Y siempre lo serán. No puedes cambiar de sexo. Respeto para todos”. Asimismo, no parece casual la elección de algunos escenarios en los que se ha aparcado el vehículo, como la sede de la ONU, Times Square o el mítico Stonewall Inn. Así han respondido las redes a esta provocación: “llevar el bus tránsfobo donde las personas trans comenzaron la revolución sexual es asqueroso”.

Amparado por Citizen Go, Ignacio Arsuaga y el autobús transfóbico de Hazte Oir ya circula por las calles de Nueva York con sus lemas en inglés, pero generando el mismo rechazo que ha causado en ciudades como Madrid, Barcelona y Pamplona. En su periplo estadounidense tiene previsto circular por New Haven, Boston, Filadelfia y Washington D.C.

El autobús del grupo radical ultracatólico Hazte Oir, que no han querido en Madrid, ni en Barcelona ni en Pamplona, ya está circulando por las calles de Nueva York desde ayer miércoles, 22 de marzo, con el objetivo de alertar sobre los peligros de promover la orientación sexual y la identidad de género en la educación, en las leyes y en los foros internacionales.

Ignacio Arsuaga y sus acólitos han desembarcado en la gran manzana con un vehículo con lemas similares, aunque no exactamente iguales: «Es biología. Los chicos son chicos… y siempre lo serán. Las chicas son chicas… y siempre lo serán. No puedes cambiar de sexo. Respeto para todos», reza el autobús en inglés, sin hacer referencia al pene ni la vulva, aunque con los mismos monigotes de niños y niñas y animando a la gente a firmar un manifiesto en defensa de la libertad de expresión, que es como aquí promocionan al polémico autobús que amparado en la marca internacional de Hazte Oir, Citizen Go, han fletado con el patrocinio de Nation For Marriage y The International Organization for the Familiy, grupos religiosos radicales que actúan contra el colectivo LGBT que están detrás de las campañas para el boicot a La Bella y la Bestia y mamandurrias similares, aunque se ve que no han tenido nada de éxito a juzgar por la recaudación de la película de The Walt Disney Company en su primer semana de exhibición.

Citizen Go vonvocó una rueda de prensa este jueves, 23 de marzo, en la Plaza Dag Hammarskjold, a la altura de la calle 47, a las 11:30 horas. El mismísimo Arsuaga Rato está ya en Nueva York, preparando su comparecencia, en la que explicará el periplo de su polémica campaña, que si bien en España no ha conseguido otra cosa que proporcionar una mayor visualización del colectivo transexual, también ha fomentado el acoso y el maltrato a menores transexuales en su entorno escolar. En los Estaos Unidos tienen previsto recorrer las calles de Nueva York para llegar a New Haven el día 25, desplazarse a Boston el día 27, llegar a Filadelfia el 29 y terminar su periplo en Washington D.C., el 31 de marzo. De momento ya se han hecho la foto delante de la Torre Trump, del edificio de las Naciones Unidas, en el Rockefeller Center, en Times Square y en Columbus Circle.

630x800-noticias-el-autobus-del-odio-en-nueva-york-1El autobús del odio en Nueva York – Foto: Uso permitido

«El #FreeSpeechBus delante de la Torre Trump. Esperamos que @RealDonaldTrump proteja la #LibertadReligiosa y la #LibertadDeOpinión contra la ideología de género», publica Citizen Go, grupo que parece que va a llevar la voz cantante en los Estados Unidos, haciéndose notar más que haciéndose oir, aprovechando Arsuaga y sus compinches para trolear, por ejemplo, a Chelsea Clinton y a Stonewall Inn, el mítico bar donde se iniciaran las revueltas que dieron origen al Movimiento por los derechos del colectivo LGBT, y que consiguiera el estatus de monumento nacional bajo el mandato de Barack Obama.

Algunas asociaciones ya han cuestionado el mensaje del autobús exponiendo las mismas explicaciones que diera Iñaki Lópezez en La Sexta noche, diciéndoles además que «no sois bienvenidos (…). La incitación al odio no es libertad de expresión». En la misma línea, desde la Comisión Internacional Gay y Lesbiana de Derechos Humanos Internacional (OutRight) proclaman la misma advertencia que les han hecho en España: « Este mensaje tiene consecuencias porque los jóvenes transexuales ya tienen un riesgo muy alto de violencia, discriminación y suicidio», así como desde la coalición Ipas piden el rechazo del autobús a la sociedad, proclamando desde Soulforce que «esto no es religión». El autobús del odio también ha sido condenado por la ONU, donde no se les ha escapado el detalle de Citizen Go, que han hecho coincidir su campaña de odio con la 61ª sesión de la Comisión sobre La situación jurídica y social de la mujer, que también tiene lugar hoy, jueves, 23 de marzo.

630x800-noticias-el-autobus-del-odio-en-nueva-yorkEl autobús del odio en Nueva York – Foto: Uso permitido

Si Arsuaga y sus secuaces no tienen problema en tergiversar lo que dice la biología, parece evidente que no iban a ser escrupulosos tampoco a la hora de contar su periplo por España, atribuyendo al grupo Anonymous la caída de la página de Hazte Oir, inmediatamente después de que surcaran las calles de Madrid. Un ataque al que ellos dicen se suma Chelsea Clinton con su tuit. En el mismo panfleto aluden también a la campaña de Chrysallis a la que responde inicialmente su campaña, advirtiendo que «pase lo que pase en los próximos días, no vamos a ceder ante las presiones para detener esta importante campaña. Seguiremos luchando por nuestros valores en todo el mundo», un punto en el que coinciden con otros grupos radicales religiosos como ISIS y los yihadistas, anunciando su intención de expandir su odio por Italia, Alemania, Portugal y Latinoamérica.

HazteOir planta el maldito autobús delante del Stonewall

bus-transfobico-hazteoir-stonewall-696x522Por si a alguien aún le quedaba alguna duda sobre las intenciones del autobús y la LGTBfobia de la campaña, el propio Arsuaga ha querido hacernos un favor a todos demostrando que lo único que quieren es ofender y provocar. ¿Y sabes por qué lo hacen? Porque pueden. Porque se crecen al ver que los que tienen que pararles las pies están a otras cosas y que ofender, odiar y discriminar al colectivo LGTB sale muy barato.

Ofender a la comunidad LGTB, todavía más si cabe, es la única explicación plausible para que HazteOír y su marca internacional CitizenGo hayan escogido la foto del autobús frente a lugares tan emblemáticos como el Stonewall Inn, el bar objeto de la redada policial de 1969 que dio origen al Orgullo LGTB. El propio Ignacio Arsuaga, que no duda en recurrir a la victimización cuando le conviene, a pesar de ser uno de los adalides actuales del odio tránsfobo en España, ha sido el encargado de publicar en su cuenta personal de Twitter la instantánea. Así le ha contestado, por ejemplo, un periodista y activista LGTB:

Evidentemente nosotros no podemos ir ahora mismo a Stonewall a protestar y a echar al autobús de un lugar que, recordemos, fue declarado Monumento Nacional por la administración Obama pues fue el lugar en el comenzó la lucha por los derechos del colectivo LGTB (lo que hoy conocemos como Orgullo LGTB). Pero lo que sí podemos hacer es presionar a los políticos españoles para que esta provocación no les salga gratis cuando Arsuaga se pasee por España.

Por eso creemos que es importante denunciar esto. Porque todo el mundo tiene que saber qué tipo de gente son.

A principios de marzo, cuando la campaña de HazteOír, lamentablemente, empezaba a traspasar fronteras y a ser noticia en varios países como ejemplo de odio transfóbico, la voz de Chelsea Clinton (hija del expresidente Bill Clinton y Hillary Clinton, la última candidata demócrata a la presidencia), pedía que “no traigan estos autobuses a los Estados Unidos (o a cualquier otro lugar)”:

En España, recordemos que el “autobús del odio” de HazteOír ha contado con la contundente respuesta de Cataluña o Madrid, entre otras. En la primera comunidad, los Mossos d’Esquadra obligaban a la organización ultra a retirar los mensajes tránsfobos. En Madrid, todos los partidos del parlamento regional respaldaban una proposición del Grupo Socialista, defendida por la diputada y activista Carla Antonelli, en la que se pide que HazteOír deje de ser una entidad de utilidad pública (un privilegio que le concedió Jorge Fernández Díaz).

En cualquier caso, HazteOír ha tenido que ir modificando su campaña para encubrir y disimular sus mensajes: los ha cubierto con la palabra “censurado”, ha puesto en marcha una caravana en la que les añadió un signo de interrogación (y que fue multada por el Ayuntamiento de Madrid), e incluso les ha añadido una mención a la Biología y se han permitido el cinismo de pedir “respeto para todos” y añadir “no al bullying”. Hasta no han tenido empacho en utilizar el apoyo de Charlotte Goiar, primera mujer trans en reasignar su sexo con el respaldo del Supremo .

Tras el incomprensible apoyo del diario ABC a la campaña LGTBfóbica de HazteOír, bajo el pretexto de la “libertad de expresión”, el autobús volvía a salir a la calle. Hace un par de días llegaba a Navarra, donde llegó a causar heridas a una manifestante.

Fuente Universogay/EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.