Archivo

Archivo para Viernes, 10 de marzo de 2017

La religión debe levantar la cabeza de los hombres.

Viernes, 10 de marzo de 2017

tumblr_o1s2yynutz1szm6mzo1_500

Yo no creo, como Lenín, que la religión sea el opio de los pueblos.

La religión debe ser, en cambio, la liberación de los pueblos; porque cuando el hombre se enfrenta con Dios alcanza las alturas de su extraordinaria dignidad.

Si no hubiese Dios, si no estuviésemos destinados a Dios, si no existiese religión el hombre sería un poco de polvo derramado en el abismo de la eternidad.

Pero Dios existe y por Él somos dignos, y por Él somos iguales, y ante Él nadie tiene privilegios sobre nadie.

¡Todos somos iguales!

Yo no comprendo entonces por qué, en nombre de la religión y en nombre de Dios, pueda predicarse la resignación frente a la injusticia, y porqué no puede en cambio reclamarse, en nombre de Dios y de la religión, esos supremos derechos de todos a la justicia y a la libertad.

La religión no debe ser jamás instrumento de opresión para los pueblos. Tiene que ser bandera de rebeldía. La religión está en el alma de los pueblos porque los pueblos viven cerca de Dios, en contacto con el aire puro de la inmensidad.

Nadie puede impedir que los pueblos tengan fe.

Si la perdiesen, toda la humanidad estaría perdida para siempre. Yo me rebelo contra las “religiones” que hacen agachar la frente de los hombres y el alma de los pueblos.

Eso no puede ser religión.

La religión debe levantar la cabeza de los hombres.

Yo admiro a la religión que puede hacerle decir a un humilde descamisado frente a un emperador: “¡Yo soy lo mismo que usted, hijo de Dios!”

La religión volverá a tener su pretigio entre los pueblos si sus predicadores la enseñan así: como la fuerza de rebeldía y de igualdad, no como instrumento de opresión.

Predicar la resignación es predicar la esclavitud.

Es necesario, en cambio, predicar la libertad y la justicia.

*

Eva Perón

*

(Extraído de la obra de Eva Perón, Mi Mensaje -escrito entre marzo y junio de 1952-, Introducción de Fermín Chávez, Buenos Aires: Ediciones del Mundo, 1987, páginas 57-58.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

El mundo ha entrado en un capitalismo senil y la única cura es volver a lo humano, por Ana Cabirta

Viernes, 10 de marzo de 2017

alejo-1Carlos Abad nació en 1951 en Buenos Aires, Argentina. Allí conoció al actual Papa Francisco, de nombre secular Jorge Mario Bergoglio, y “por las calles de Buenos Aires” fue donde ambos forjaron su amistad. Carlos Abad es un filósofo espiritual y comunicador social especializado en temas de salud y bien público. Su último libro Jesús, el primer indignado tiene como primer objetivo mostrar el camino para cambiar la indignación actual que sufre la sociedad por el amor “el mejor remedio para el alma”, según Abad.

– ¿Cómo conoció al Papa Francisco?

– Lo conocí a través de un amigo, Ernesto del Castillo, que me dijo que Francisco estaba interesado en mis consejos sobre el bien público, entonces el Papa quiso conocerme para realizar una colaboración en Buenos Aires. Fue cuando yo ingresaba en el canal de televisión Orbe 21, para hacer un programa llamado “Bien Público”, para tratar todos los temas sobre la salud y el bien común. Hace ya veinte años de esto.

– Compara durante toda la obra acciones que ha realizado el Papa Francisco con las que llevó a cabo Jesús, ¿cúal de las realizadas por el Papa cree que es la más importante?

– A mí me parece que el Papa les da visibilidad a los excluídos, inaugura un tiempo de misericordia y, sobre todo, el Papa Francisco vive como piensa, dando ejemplo.

– Usted escribe que nuestra sociedad actual “anestesia su empatía a fuerza de narcisismo patológico”. ¿Qué acontecimientos concretos se le pasan por la cabeza con esta afirmación?

Sí, hoy hay un crecimiento monumental del narcisismo, del “selfie”, del “ombliguismo” y una ausencia de proximidad al otro. Este libro se gestó cuando yo estaba viendo en el telediario a una persona que estaba siendo deshauciada, un hombre al que le estaban taladrando la cerradura para dejarle en la calle.

– Dice que estructura el libro sobre cuatro pilares: Jesús, el Maestro; el mercado; los ladrones; y la cruz. ¿Podría darme un breve significado sobre qué representan para usted el mercado y los ladrones?

– Ese me parece el escenario actual, un mercado de ladrones que potencian el capitalismo salvaje. El mercado es un todo, un grupo de personas que nos dirigen como un “lobo” económico, el fin del mercado es el lucro a cualquier precio, por eso la naturaleza sufre como si tuviese “dolores de parto” como si viese que el colapso y el fin de la humanidad están a la vista.

Los ladrones son los que nos han robado las ilusiones, los recuerdos, han obtenido su riqueza económica a costa de nuestro dolor, sufrimiento y la rapiña de los otros, sin ningún tipo de consideración. Como se explicaba en el periódico italiano Il Corriere della Sera, a veces parece que amamos a los ladrones. En las series de televisión las mafias, los narcos, los estafadores, suelen aparecer como si fuesen ejemplos virtuosos a seguir y son ejemplos de desgraciados. El ejemplo es la bondad, que es lo que hace bien de verdad.

– Afirma que los conceptos de solidaridad y ecología tienen cada vez menos importancia en nuestros días, ¿cuál cree que es la mejor solución ante un panorama tan preocupante?

– Yo creo que la respuesta es la colaboración y un respeto por el medio ambiente. Moderar la insaciabilidad y voracidad del ser humano por un concepto acotado de ansia humana.

– En su libro, las relaciones humanas son descritas como “reciclables” y con fecha de caducidad”, ¿cree entonces que está preparada la sociedad para amar?

– Bueno yo hablo siempre en términos de “ecología humana”. La sociedad no está preparada, pero se está preparando. El mundo ha entrado en un capitalismo senil y la única cura es el amor, volver a lo humano, volver a darle importancia al verbo querer, para estabilizar nuestro entorno. Parece que por lo menos nos hemos dado cuenta.

Ana Cabirta

La Razón

Espiritualidad , , ,

“Nuestro problema es la diferencia”, por Ramón Martinez

Viernes, 10 de marzo de 2017

empleadoemprendedorInteresante artículo publicado en Cáscara Amarga:

Recientemente, como consecuencia de una proposición no de ley que el partido Ciudadanos ha presentado en la Asamblea de Madrid, ha vuelto a la primera fila del debate activista en defensa de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales una cuestión interesante. Entre las poco ambiciosas reclamaciones de dicha iniciativa política se recogía la pretensión del partido naranja de «convertir nuestra región en una Comunidad abierta, amigable y tolerante con las personas LGTBI bajo la denominación ‘Comunidad de Madrid LGTBI friendly’»; texto que el Grupo Socialista quiso enmendar, sin éxito, corrigiendo ese tolerante por un actualizado respetuosa. ¿Qué debemos hacer? ¿Reclamamos respeto o tolerancia hacia las orientaciones sexuales e identidades de género no normativas?

Se trata de dos términos casi sinónimos. El diccionario de la Academia nos indica que tolerante es el «que tolera o es propenso a la tolerancia», indicando en la segunda acepción de esta última palabra que se trata del «respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias». Del mismo modo, sobre respeto se nos explica que consiste en la «veneración, acatamiento que se hace a alguien» o el «miramiento, consideración, deferencia». Solo un pequeño matiz puede llegar a distanciar ambos conceptos: el valor que de tolerar recoge el diccionario en sus dos primeras definiciones, a saber «llevar con paciencia», y «permitir algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo expresamente».

De esta suerte la UNESCO, queriendo emparentar con las ideas de la Carta sobre la tolerancia de Locke de un modo quizá no muy adecuado, defiende en su Declaración de principios sobre la tolerancia, de 16 de noviembre de 1995, el uso de este término definiéndolo como «el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos». No obstante, en los más de veinte años transcurridos desde la publicación del texto el discurso activista ha fijado su atención sobre aquellas dos primeras acepciones de tolerar, y es habitual hoy encontrar que se demanda respeto, pues se considera una política de trato entre iguales, en tanto que se comprende la tolerancia como un similar ‘respeto’, pero ejercido desde una posición hegemónica sobre una serie de otredades, de diversidades, que se seleccionan como aceptables.

Defendamos la necesidad del respeto o la tolerancia, me interesa reflexionar sobre el hecho de que, más allá de las precisiones que venimos realizando, ambos conceptos comparten como primer fundamento de su significado la distinción radical entre unas y otras «ideas, creencias o prácticas». Considero que nuestro problema va mucho más allá de una simple consideración terminológica; de decidir si personas heterosexuales y no heterosexuales deben respetarse, o de si aquellas deben tolerar los comportamientos de estas y viceversa, si es que es posible reclamar ese viceversa que implica la existencia personas heterosexuales que no son respetadas o toleradas, cosa que solo sucede en las retorcidas fantasías de la más recalcitrante homofobia. No, ni respeto ni tolerancia: nuestro problema es la diferencia.

Los seres humanos no siempre tenemos el mismo aspecto y no siempre hacemos las mismas cosas. Hay personas rubias, morenas, y otras que no tienen pelo. Tenemos los ojos y la piel de colores perfectamente diferenciables. Hay quienes trabajan en minas de carbón, y hay quienes lo hacen en hospitales de gran prestigio. Y, claro está, hay quienes mantienen relaciones sexuales con quien se considera apropiado que deben mantenerlas, y hay quienes no lo hacen, de igual manera que hay quienes se comportan de acuerdo a los roles de género que les fueron asignados en el momento de su nacimiento y otras personas que no se adecuan, en absoluto o en parte, con dichos mandatos de comportamiento. El problema no son nuestras diversidades, nuestras diferencias, sino que algunas de ellas resultan insignificantes y otras están intensamente significadas.

Hablamos hoy, como activistas, de la necesidad de unas políticas que gestionen adecuadamente la diversidad, del derecho a la diferencia, de respeto o tolerancia, y sostenemos así que esas diversidades y diferencias tienen un significado relevante que es preciso tener en cuenta. Y lo tienen, por supuesto, en tanto que la diferenciación puede generar una serie de violencias específicas cuando está cargada de una determinada significación. Pero tengo el convencimiento de que para erradicar dichas violencias el camino adecuado no estriba en respetar o tolerar las diferencias que se consideran relevantes, sino en cuestionar la relevancia que se ha otorgado a unas u otras distinciones, para poder designificarlas y, como consecuencia, erradicar de una vez por todas, y para siempre, las violencias que se desprenden de los significados que se les ha asociado de manera interesada.

Es necesario plantear cuál es nuestro objetivo final: la vindicación de una serie de identidades sexogenéricas asentadas en un conjunto de diferenciaciones significadas, estructuradas a partir de las categorías de orientación sexual e identidad y expresión de género, o la abolición de dichas categorías como generadoras de diferenciaciones significadas. Quizá por ambos caminos pueda alcanzarse la erradicación de la violencia, pero es preciso elevar el tono del debate y llegar más allá de la simple diatriba entre respeto o tolerancia, que al fin y al cabo es hablar de lo mismo, para reflexionar sobre qué sociedad futura pretendemos construir: una sociedad de respeto o tolerancia o una donde prime la indiferencia, el «estado de ánimo en que no se siente inclinación ni repugnancia hacia una persona, objeto o negocio determinado», según la Academia. Hay que tomar una decisión primordial, y yo, aunque creo que es el camino más largo, pero porque creo que es el más productivo, cada vez más decididamente empiezo a definirme como activista por la indiferencia.

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Oscars 2017: La ‘venganza’ del cine negro (y gay)

Viernes, 10 de marzo de 2017

20151025_Moonlight_D10_C1_K1_0610.tifCuando se disipe la polvareda de la gala más surrealista de la historia, lo que se recordará de la 89ª edición de los Oscar será el ‘revolucionario’ triunfo de ‘Moonlight’, una película destinada a cambiar el paso de una industria dispuesta a reconocer un cine diferente.

Cuando se despeje la polvareda y Warren Beatty pida perdón a Faye Dunaway, cuando la incompetencia arrogante de PwC deje de arruinarnos la vida, cuando el presentador de TV Pablo Iglesias aprenda a pronunciar de tirón PricewaterhouseCoopers, cuando todo eso ocurra, que sucederá, entonces cobraremos consciencia del verdadero tamaño del hito alcanzado por Moonlight en la noche del domingo. A partir de ahora, para bien, los Oscar son otra cosa. Y a partir de esta misma semana, para mejor incluso, el cine es ya diferente. Diferente en el más amplio y riguroso sentido del término.

La película de Barry Jenkins no sólo consiguió romper todos los pronósticos y tendencias de los últimos años, sino que su triunfo acabó con las peores manías y obsesiones de una industria, la del cine, demasiado tiempo detenida en sí misma. En qué si no. La La Land, sin ánimo de desmerecer la melancólica sabiduría de su director, Damien Chazelle, representa la parte más amaneradamente blanca, en el peor sentido, de un Hollywood tan vanidoso que no se ha resistido a convertir cada una de sus últimas ceremonias en un homenaje a sí mismo cerca de la parodia.

En realidad, siempre ha sido así. Desde antes incluso de Eva al desnudo cada vez que una cinta ha mostrado pleitesía a todos los jubilados de Hollywood, los Oscar se han rendido a sus pies. Ocurrió recientemente con The Artist, con Birdman y, apurando, con Argo, la historia al fin y al cabo de un espía que jugaba a ser productor de cine. A todas ellas, a un lado sus méritos, les une el olor a naftalina y un cierto tufo autocomplaciente muy cerca de la arrogancia. Todo indicaba que esta vez también iba a ser así y que la aventura de un pianista blanco empeñado en rescatar a la música negra de las garras de los propios negros (es así) iba a ser la conclusión evidente a una gala fundamentalmente obvia.

Y no. Moonlight trajo al palmarés, y a la gloria que se quiera o no siempre significan los Oscar, la urgencia de un tiempo, el nuestro, que reclama para sí algo más que la necesidad de la evasión. Manchester frente al mar, Comanchería, Jackie o la ignorada Silencio habrían sido otras opciones. Todas ellas son cintas heridas que, de un modo u otro, colocan al espectador al borde de su propio vacío. Pero no sólo eso.

La película de Barry Jenkins es, además, la primera producción abiertamente gay (o LGTB) que conquista el mayor honor. Ni Milk ni Brokeback Mountain ni Dallas Buyers Club lo consiguieron con antelación. Pero, y esto es quizá lo más relevante, Moonlight es también la primera producción completamente negra que no hace de la reivindicación racial ni su prioridad ni siquiera su objetivo más visible. Desde 12 años de esclavitud a En el calor de la noche, las dos con Oscar a mejor película, son antes que nada cintas contra el horror de ser negro en un mundo blanco. Y, por ello, son trabajos a los que la izquierda progresista blanca concede el privilegio, sin duda paternalista, de la denuncia. Llamaba la atención, en la confusión de los sobres cambiados, ver sobre el escenario cómo el equipo blanquísimo de La La Land se apartaba ante los auténticos premiados. Todo un símbolo.

Y aquí conviene detenerse. Moonlight es antes que nada un ejercicio delicado, como no podía ser de otro modo, de autenticidad. Dos jóvenes pasean por la playa a la hora en la que los colores se desvanecen y cambian de forma. La piel también. Se besan. Es sólo un momento. Brillante, sutil, quizá perfecto. Y es ahí, precisamente, donde reside tal vez su encanto y precisión. Todo discurre en tres actos. Y en cada uno de ellos vemos tres formas de ser Chiron, el protagonista. De niño, de adolescente y ya de adulto. En un calculado equilibrio, todo se mueve a tientas por esos terrenos siempre desconocidos en los que la carne toma la densidad del deseo. Suena lírico y, en realidad, todo es más crudo. Por brutalmente cierto. De hecho, toda la cinta se resuelve en la certeza de la duda. Cualquiera de ellas.

Por supuesto que es una película política. Pero en su sentido más radical. No se trata sólo de una película notable, quizá memorable, sino, apurando, hasta necesaria. Y lo es por su voluntad de subvertir cada uno de los gestos aprendidos. Si el destino del cine, del auténtico, es enseñar el mundo por primera vez, Moonlight ocupa justo ese espacio, el hueco donde habita lo visto como nunca antes. Y por eso, por su voluntad universal de moverse contra los prejuicios y las barreras de los estereotipos (sean negros, hispanos o iraníes), Moonlight es ya otra cosa. Para siempre.

Si a lo anterior se suma que nunca antes en una ceremonia había habido tantos premiados afroamericanos (además, los actores Mahershala Ali y Viola Davis; el director del documental O.J.: Made in America, Ezra Edelman; y los guionistas Tarell Alvin McCraney y el propio Jenkins) y que el presupuesto de la cinta (1,5 millones de dólares) es exactamente nada comparado con los 30 millones de La La Land, el resultado de la gala bombardeada por PwC se acerca poco a poco a la revolución.

En 1969, Cowboy de medianoche abrió la industria de Hollywood a otra manera de mirar. Quién sabe si, cuando olvidemos la cantidad de consonantes que lleva PricewaterhouseCoopers, caigamos en la cuenta del milagro que acabamos de presenciar.

Fuente: El Mundo, vía SentidoG

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB , , , , ,

El principal equipo de fútbol australiano ha pedido a la federación nacional que sancione a los aficionados homófobos

Viernes, 10 de marzo de 2017

cropped-sydrangersfairday2016-611El principal club de club de Australia ha solicitado formalmente a la federación que regula dicho deporte en el país oceánico que emprenda medidas para erradicar los prejuicios homófobos de los campos de fútbol australianos.

Los Sydney Rangers, el principal equipo de fútbol de Australia, ha solicitado a la Federación de Fútbol de Australia (FFA) que sancione a los aficionados que expresaron comentarios homófobos y pancartas de índole discriminatorio y de fomento del odio en un encuentro deportivo reciente contra el equipo Westerns Wanderers.

Desde el principal equipo de fútbol australiano consideran que la Federación de Fútbol de Australia (FFA) no debe tardar en tomar represalias en contra de los aficionados implicados en los mensajes homófobos difundidos en dicho encuentro futbolístico, expresando que, de no hacerlo, estará enviando un mensaje de que ese tipo de comportamiento a favor del odio basado en la orientación sexual es legítimo y está permitido en los campos de fútbol australianos.

“Si hubiera sido una bandera racista no habría ninguna duda de que habría que imponer penas severas tanto para los fans como para el equipo de fútbol que los acogió en su campo”, han defendido desde el equipo de fútbol que ha solicitado a la Federación de Fútbol de Australia que demuestre su total condena de la discriminación mediante la emisión de sanciones en contra de los aficionados implicados en los mensajes homófobos difundidos en el encuentro reciente entre ambos equipos de fútbol australianos.

“Los líderes del equipo que los acogió en su campo y de la Federación de Fútbol de Australia deben enviar un mensaje fuerte y alto a esos aficionados que demuestre que tienen tolerancia cero hacia los comportamientos homófobos y la discriminación en el deporte”, han expresado desde el principal equipo de fútbol australiano para conseguir que la federación se implique.

La Liga Nacional de Baloncesto (NBA) y la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) de Estados Unidos han demostrado en las últimas semanas su implicación en la lucha contra la discriminación, estando trabajando para presionar a los políticos de Texas y de Carolina del Norte en contra de la legislación contraria a los derechos civiles de las personas transexuales que pretenden implementar en dichas regiones de Estados Unidos.

Fuente GayNewsNetWork, vía Universogay

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

La Fiscalía abre diligencias contra la Virgen Drag de Canarias por presunto delito contra los sentimientos religiosos

Viernes, 10 de marzo de 2017

780x580-noticias-drag-sethlasEs asombrosa la finura de la piel de toda esta gente… Los obispos pueden decir las mayores barrabasadas contra las personas LGTBI y los jueces afirman que les ampara la “libertad de expresión”, y algo que, puede o no ser chabacano pero pura ficción carnavalesca provoca la actuación del Fiscal… En fin…

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha optado este lunes por incoar diligencias de investigación penal en relación a la actuación del Drag Queen que resultó ganador en el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria caracterizado como la Virgen María y Cristo crucificado.

Ello ha sido fruto de la recepción el pasado viernes por la tarde de “una denuncia interpuesta ante esta Fiscalía por la denominada ‘Asociación de Abogados Cristianos’, contra Borja Casillas, conocido como ‘Drag Sethlas’.

La Asociación le imputa la presunta comisión de un delito contra los sentimientos religiosos, previsto en el artículo 525 del Código Penal vigente, lo que está sancionado con pena de multa.

La Fiscalía ha precisado que “una vez se proceda al estudio y valoración de la denuncia presentada, y practicadas las diligencias que, en su caso, se estimen pertinentes, se dictará la resolución que proceda, que será igualmente comunicada”.

El ‘Drag Sethlas’ fue ganador el pasado lunes de la gala ‘drag’ del Carnaval capitalino con la fantasía ‘¡Mi cielo! Yo no hago milagros, que sea lo que Dios quiera’, donde se caracterizaba de Virgen María y como Cristo crucificado al ritmo de canciones con contenido también polémico y frases como “¿Quieres mi perdón? Agáchate y disfruta. Siéntelo en tu boca, arrodíllate”.

Fuente Religión Digital/Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Un centro educativo católico de Missouri ha prohibido la creación de un club de estudiantes LGTB

Viernes, 10 de marzo de 2017

Aula gayUn centro escolar vinculado a la Iglesia Católica de Estados Unidos ha prohibido que un grupo de estudiantes del centro creara dentro del mismo un club LGTB para mostrar su apoyo a la diversidad sexual y ofrecerse apoyo y comprensión mutua.

El instituto Nerinx Hall, un centro católico del Estado norteamericano de Missouri, ha impedido que varios de su estudiantes se agruparan para formar una agrupación defensora de los derechos de los jóvenes LGTB y que ofreciera apoyo a dicha comunidad. El centro niega que la decisión esté motiva por la discriminación que la Iglesia Católica ejerce en contra de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Desde el centro educativo católico han justificado su decisión diciendo que la arquidiócesis que controla el instituto en representación de la Iglesia Católica considera un “peligro” la formación de un grupo LGTB.

Los responsables del centro educativo han indicado que, según la Iglesia Católica que le impone la normativa a regir, no puede permitir grupos de estudiantes pertenecientes o a que apoyan a la diversidad sexual porque “puede alentar el identificarse con una orientación sexual o identidad de género determinada”. “Los adolescentes son capaces de sufrir de forma muy intensa si les hacen identificarse como homosexuales”, han indicado desde el centro educativo para justificar la prohibición impuesta frente a la creación del grupo LGTB entre estudiantes el instituto.

 

Gabe Jones, portavoz de la archidiócesis que controla el centro educativo, ha recordado a los medios de comunicación que “el arzobispo es quien tiene la responsabilidad pastoral de proteger a todos los católicos de la Archidócesis de San Luis. Esa protección se aplica a todos los que van a una iglesia católica, a cualquier parroquiano y a los estudiantes que asisten a centros católicos”

“Cuando se trata de un centro de enseñanza católico, la archidiócesis es el juez que establece lo que es católico y lo que no lo es”, ha indicado el portavoz de la Iglesia Católica en la región estadounidense para justificar el veto homófobo impuesto a la creación de un grupo de estudiantes LGTB.

Fuente Towleroad, vía Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Un senador australiano propone poner banderas “antiLGTB” en los edificios públicos para ser “neutrales”.

Viernes, 10 de marzo de 2017

pjimage_11Un político australiano quiere prohibir las banderas LGTB… y le ponen unas cuantas frente a su despacho

Eric Abetz es un senador australiano que está muy preocupado por un tema terrible. Algo horroroso. Un asunto apocalíptico. Algo peor que la pobreza, las guerras o el hambre. Eric está muy preocupado porque hay una bandera LGTB en el vestíbulo del Ministerio de Hacienda de Canberra.

Este hombre asegura que la bandera puede tener un significado político e influir sobre la legislación del matrimonio (recordemos que allí no existe el matrimonio igualitario) y que si se pone la bandera arcoíris también debería ponerse la bandera de Marriage Alliance, que son como los de HazteOír pero allá abajo, y así queda todo en perfecto equilibro y armonía.

Y si todo esto te parece absurdo, espera porque, aún hay más.

Para quitar un poco de hierro al asunto, el senador recordó que la bandera representa a “Gay and Lesbian Kingdom of the Coral Sea Islands”, una serie de islotes situados al noroeste del país que en 2004 fue declarado de forma simbólica una “micronación” por un grupo de activistas en señal de protesta por la no aprobación del matrimonio igualitario “declararon la guerra” a Australia ese mismo año. Y claro, ¿cómo va a tener un Ministerio la bandera de un país que le ha declarado la guerra al suyo?

eric-abetz-protesta-520x293Foto de PinkNews

¿Y cómo responder a semejante disparate? Un grupo de activistas se ha plantado en la puerta de su oficina con un montón de arcoíris.

Esta no es la primera vez que el político abre la boca sobre el tema. El año pasado ya dijo que habría que celebrar cada vez que una persona “deja el estilo de vida homosexual y se pasa a la heterosexualidad”. Suponemos que a esa celebración iría muy poca gente ¿no?

Fuente: news.com.au, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Diversos colectivos LGTBI reclama la dimisión Mónica Liliana María Victoria Dinucci embajadora de Argentina de Islandia y el Reino de Noruega por homofobia

Viernes, 10 de marzo de 2017

0000305370Tras conocerse el hecho, a través e su Consejería Legal, la Cancillería emitió una circular a todas las representaciones argentinas en el exterior solicitando a los funcionarios que sean moderados en las redes sociales. 

Desde la Federación Argentina LGBT exigimos la inmediata renuncia de la Sra. Mónica Liliana María Victoria Dinucci jefa de misión y embajadora Argentina ante la república de Islandia y el Reino de  Noruega y quien sigue figurando como directora de la dirección de límites y fronteras del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación.

La Sra. Mónica L. Dinucci tiene en su perfil de la red social Facebook expresiones discriminatorias hacia nuestra comunidad, e injurias y declaraciones que lesionan la reconstrucción histórica de nuestro país en el marco de la última dictadura militar.

dinuci2-jpg_1358841409En diversas publicaciones compartidas en su perfil declara: “No apoyo la adopción gay. Nuestros niñas y niños necesitan crecer… con principios y valores suficientes que les ayude a tener un desarrollo integral en la sociedad” y “24/3 día nacional de la falta de memoria… los montoneros quieren seguir tapando la verdad…” y continua con todo tipo de agravios a personas respetadas en nuestra sociedad como el ex canciller Jorge Taiana o Estela Carlotto.

Nos hemos comunicado con la embajada Noruega en Argentina para ponerla al tanto de la expresiones de la representante Argentina en ese país. País que fue uno de los primeros en reconocer los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y personas trans. Un país con tradición en el reconocimiento de los derechos LGBT, en promulgar leyes por la prevención de la discriminación hacia nuestra comunidad (1981), unión civil (1993) y matrimonio entre personas del mismo sexo, incluyendo así la adopción que tanto repudia la embajadora.

unnamed-1La cooperación entre Argentina y el Reino de Noruega, ambos países pioneros en materia de derechos humanos LGBT y el trabajo que venimos impulsando en conjunto a nivel internacional no puede ser puesto en riesgo por tener una embajadora que se manifiesta expresamente en contra de los derechos de nuestra comunidad.

También hemos hecho lo propio con la República de Islandia. En Islandia existe el matrimonio de parejas del mismo sexo y la posibilidad de adopción. El casamiento fue aprobado en Islandia en 2010, al modificar la figura del “registro de parejas” para parejas del mismo sexo, siendo la primera persona en casarse, la ex Primera Ministra del país, Jóhanna Sigurðardóttir, con su compañera Jónína Leósdóttir. Islandia, Noruega y Argentina no merecen que esta persona maneje sus relaciones agrediendo los valores de la diversidad y los derechos humanos por los que tanto han luchado sus sociedades.

dinuci3-jpg_1332982821Por lo expuesto en los párrafos anteriores es que desde la Federación Argentina LGBT repudiamos las expresiones discriminatorias e injuriantes de la Sra. Mónica Liliana María Victoria Dinucci y reclamamos su renuncia o retiro como embajadora argentina en Noruega.

Adhieren:

Observatorio de Políticas Públicas, Legislativas y Comunicacionales, Mesa Nacional por la Igualdad La Pampa. ATTTA  , Agrupación Chubut-Diversx, Frente Nacional por la Igualdad Movimiento Evita, Tucuman diverso, Osos de Buenos Aires, La Fulana, Libre Diversidad – MST, AFDA, DiverNOBA, Baradero Diversidad, RITTA, Estilo Diversa LGBT, Concavos y Convexos, Convivencia en Diversidad Tandil… Entre otrxs.

Fuente FALGTB

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El gobierno indio censura una película por “ensalzar la homosexualidad”

Viernes, 10 de marzo de 2017

16830799_10212014388374450_1729653205256291742_n-520x272Es la segunda vez que la comisión del gobierno indio que califica las películas deniega a “Ka Bodyscapes” el permiso para ser exhibida en cines.

Esta semana nos hemos enterado de que en la India, ese país que normalmente se cita en la prensa como la mayor democracia del mundo, todavía sigue funcionando algo nada propio de las democracias tal como las entendemos: una comisión del gobierno, la CBFC, se encarga de calificar las películas por edades (hasta aquí todo normal, es algo que se hace en todos los países) y también de decidir si hay que cambiar o eliminar alguna parte, o incluso pueden decidir que una cinta no se puede exhibir en los cines del país. Una comisión de censura de toda la vida. Y este grupo de señores han denegado el permiso a la película Ka Bodyscapes, del director Jayan Cherian, dando como motivos principales que en la cinta se ensalza el ser gay y las relaciones homosexuales.

La historia de Ka Bodyscapes es como la de muchas películas que te puedes encontrar en cualquier festival de cine LGTBI. En la cinta conocemos a tres amigos que  viven en una ciudad del estado de Kerala: Haris, un pintor gay, Vishnu, un jugador de kabbadi (por lo que hemos visto, es un deporte tradicional que tiene mucho de contacto y de homoerotismo) y Sia, una activista que no acepta las normas socialmente impuestas de lo que debe ser la feminidad. Los tres buscan su espacio e intentan ser felices en una sociedad muy conservadora.

Esta es la segunda película de Cherian, que ya se las vio con la CBFC en su anterior película. Entonces tuvo que soportar que censuraran varias escenas para conseguir el permiso de exhibición, pero esta vez se lo han denegado sin proponer cortes o alteraciones. Lo más grave es que esta es la segunda vez que la junta de certificación niega a la película el permiso para circular en salas de cine. El director recurrió la primera decisión a un juez del estado de Kerala, que consideró que la película no violaba las directrices de la CBFC y ordenó a la comisión a certificar la película en un plazo de 30 días.

Aunque en la India la homosexualidad fue recriminalizada hace poco, en su sentencia  el juez dice, entre otras cosas, que “El derecho a pensar y actuar de formas distintas son aspectos fundamentales de la democracia. Las meras referencias a la homosexualidad o la masturbación no son suficientes para considerar la película vulgar u obscena.” Después de varios retrasos, la CBFC contestó que la película volvería a ser evaluada, esta vez por un panel de varias personas.

Este miércoles el director colgó la respuesta de la junta censora en su Facebook, en la que aparte de decir que la película ensalza las relaciones homosexuales también dan otras razones, como que se muestran dibujos en los que aparece desnudez y planos cortos de partes vitales de la anatomía masculina. Otras razones que dieron para prohibir la película fueron que Ka Bodyscapes es ofensiva hacia el hinduismo y que en ella se sugiere que el Señor Hanuman (un dios-mono de esa religión) podria ser homosexual, lo que podría causar disturbios. También añaden que a lo largo de toda la película se emplea un lenguaje vulgar, comentarios ofensivos hacia las mujeres, pósters con representaciones de la homosexualidad y que se puede ver a una mujer musulmana masturbándose.

Los productores tendrán otra posibilidad apelar la decisión de la comisión dentro de 30 días, pero tanto ellos como el director y muchos activistas indios tienen claro que se trata de que el gobierno, a través de la CBFC, está haciendo todo lo posible para impedir que la película se estrene en la India. Después de haber invertido en esta película no podrán recuperar el dinero recaudando en las salas de cine y aunque hay otras posibilidades, como estrenarla en el extranjero o incluso colgarla en alguna plataforma digital, tal como dice el director, “hemos hecho esta película para el público indio, no para que sea vista únicamente en Occidente. Si la estrenamos fuera del país será muy difícil darla a conocer dentro y que tenga difusión”.

Homofobia de estado en la India

El artículo 377 del Código Penal de la India castiga las relaciones sexuales “contra natura” con hasta 10 años de prisión. A finales de 2013, la Corte Suprema decidió recriminalizar la homosexualidad, dejando sin efecto la histórica sentencia sancionada por el Alto Tribunal de Delhi en 2009 (en la que declaraba “inconstitucional” la prohibición de las relaciones entre personas del mismo sexo). En los últimos años,mos hemos hecho eco del aumento exponencial de la violencia contra personas LGTB en la India, a raíz de la ilegalización de las relaciones homosexuales.

Como ocurre en muchos otros países en los que existe homofobia de estado, los grupos homófobos en la India (incluidos los policiales) se creen en el derecho de realizar impunemente cualquier acción contra las personas sexualmente diversas. No es necesario que las víctimas sean realmente homosexuales (lo que en ningún caso les eximiría de su responsabilidad criminal), con que ‘lo parezcan’ es suficiente.

En 2014, un año después de la recriminalización de la homosexualidad en la India, el activismo LGTB denunciaba un repunte de la violencia homófoba. Y a principios del año pasado recogíamos que ese mismo año 2014 se realizaron un mínimo de 600 detenciones a personas que habían sido acusadas de practicar la homosexualidad. Una cifra que en 2015 se elevaba a más de 1.300 personas, incluyendo 207 adolescentes. Una cifra, no obstante, que parece poco realista si tenemos en cuenta que desconocemos el alcance de la corrupción policial y la cantidad de afectados por extorsiones económicas a cambio de evitar el arresto o el procesamiento judicial.

En octubre de 2015 dábamos cuenta de más casos de extorsión por ser o “parecer” homosexual por parte de miembros de la policía, quienes, según constatan los activistas LGTB “con frecuencia visitan los puntos donde los gais se encuentran y les extorsionan pidiéndoles dinero”. Por otra parte, la estigmatización y los prejuicios provocan todo tipo de injusticias. A principios de 2016 nos hacíamos eco del intento de suicidio de un adolescente de quince años, quemándose vivo, tras ser acosado por ser gay.

Fuente: Huffington Post. vía EstoyBailando/Cristianos Gays

Cine/TV/Videos, Hinduísmo, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.