Inicio > General, Historia LGTB, Iglesia Luterana > El matrimonio igualitario entra en vigor en Finlandia… con la oposición de la mayoría de la Iglesia Luterana

El matrimonio igualitario entra en vigor en Finlandia… con la oposición de la mayoría de la Iglesia Luterana

Lunes, 6 de marzo de 2017

matrimonio-igualitario-finlandiaComo ya anunciamos hace unos días, este 1 de marzo ha entrado en vigor la ley de matrimonio igualitario en Finlandia, que fue aprobada en diciembre de 2014. Todo partió de una iniciativa popular, que consiguió los apoyos suficientes para ser llevada al Parlamento, donde finalmente fue respaldada por un estrecho margen. La larga demora hasta su toma de efectos se ha visto salpicada por un intento de derogarla, que terminó siendo infructuoso. Con Finlandia, suman 22 los países donde es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque en el Reino Unido y México no lo sea en todo su territorio.

Decenas de parejas del mismo sexo aprovechan la entrada en vigor de la ley del matrimonio igualitario en Finlandia  el pasado miércoles, 1 de marzo, para celebrar sus bodas civiles. A pesar de que estamos hablando de un país mayoritariamente liberal, la ley se ha aprobado a pesar del rechazo de los sectores más conservadores y de la iglesia luterana, que se opone a las uniones entre personas del mismo sexo. Con la aprobación del matrimonio igualitario, el gobierno de Finlandia equipara los derechos de las parejas homosexuales a los de las parejas heterosexuales, lo que les permite unirse en matrimonio a través del registro civil, tomar el apellido del otro cónyuge y adoptar niños sin vínculos biológicos con el otro miembro de la pareja.

Finlandia se ha unido ya definitivamente a la lista de países que han legalizado el matrimonio igualitario. Se trata del último país nórdico en hacerlo, tras aprobarlo Noruega en 2008, Suecia en 2009, Islandia en 2010 y Dinamarca en 2012. También es la decimotercera nación europea que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo (si incluimos al Reino Unido) y la vigésima segunda del mundo (si incluimos a México). Lo podéis comprobar en los siguientes mapas:

Esta sería la situación del matrimonio igualitario en Europa (pinchad en él para verlo en mayor tamaño):

matrimonio-igualitario-en-europa-768x591

Y así es el mapa del matrimonio igualitario en el mundo (pinchad en él para verlo en mayor tamaño):

paises-con-matrimonio-igualitario-768x377

Un largo proceso a iniciativa popular

El inicio del proceso del matrimonio igualitario en Finlandia se situaría en marzo de 2013, cuando el Comité de Asuntos Legales del Parlamento rechazó, por 9 votos en contra frente a 8 a favor, admitir a trámite una proposición de ley presentada, entre otros, por el entonces ministro de Asuntos Europeos y Comercio Exterior (y posterior primer ministro), Alexander Stubb.

La frustración generada por aquel revés dio, sin embargo, alas a los activistas de Tahdon2013, que se propusieron promover el matrimonio igualitario a través de una iniciativa legislativa popular. En solo un día consiguieron las 50.000 firmas necesarias para ser tomados en consideración. Posteriormente el número creció hasta las más de 166.000 adhesiones, convirtiéndose en la iniciativa legislativa ciudadana más exitosa de las que habían tenido lugar hasta el momento (aunque este procedimiento es relativamente nuevo en Finlandia, pues se aprobó en 2012).

Presentada en el Parlamento el 13 de diciembre de 2013, su discusión llegó a la Comisión de Asuntos Legales en febrero de 2014, que, semanas más tarde, volvió a rechazarla. Incluso en el siguiente período de sesiones, la obstinación de la presidenta del comité hacía que se recomendase rehusar la medida. Sin embargo, la votación en primera lectura en el Parlamento que tuvo lugar el 28 de noviembre ofreció un resultado favorable: 105 votos a favor y 92 en contra. Tanto en las filas del Gobierno de coalición como en las de la oposición, en casi todos los grupos hubo diversidad de voto entre sus diputados, aunque con un mayor apoyo (prácticamente unánime) de los partidos de izquierda y centro-izquierda. Un resultado halagüeño del que se congratulaba públicamente, entre otros, Kari Mäkinen, arzobispo de Turku y máxima figura de la iglesia luterana finlandesa, lo que provocó una oleada de apostasías

Posteriormente, en la segunda y definitiva lectura, el Parlamento volvía a dar su apoyo a la iniciativa popular, con 101 votos favorables, 90 votos en contra, 1 abstención y 7 ausencias. Entonces se establecía que la entrada en vigor del matrimonio igualiario tendría lugar este 1 de marzo de 2017, aunque daba un plazo hasta el 31 de diciembre de 2015 para que toda la legislación finlandesa que pudiera verse directa o indirectamente afectada por el cambio fuese actualizada.

 Un proceso condicionado por la situación política

El gran obstáculo para la aprobación del matrimonio igualitario en Finlandia a lo largo de los últimos años no ha sido la oposición social (las encuestas le han dado siempre un apoyo mayoritario) sino el complicado equilibrio político de las distintas coaliciones de gobierno.

Un importante punto de inflexión se produjo en octubre de 2014, cuando la líder de los Demócratas Cristianos, que formaba parte de la coalición de Gobierno pero se oponía frontalmente al matrimonio igualitario, anunciaba que, aunque este se aprobara a través de una iniciativa legislativa popular, ello no supondría su abandono de la coalición de gobierno. También contribuyó la determinación del entonces primer ministro, Alexander Stubb, que parece haber influido en que la mayoría de los diputados de Coalición Nacional se posicionaran finalmente a favor.

Tras las elecciones, la nueva mayoría gubernamental, posterior a la aprobación de la ley, incluía entre sus filas al derechista Partido del Centro (el partido del primer ministro Juha Sipilä), el centro-derechista Coalición Nacional (el partido del anterior primer ministro Alexander Stubb) y el ultraderechista Partido de los Verdaderos Fineses, los más beligerantes contra la igualdad LGTB. Se temía que estos últimos presionaran para la derogación de la ley, amenazando con el abandono del tripartito, sin embargo, ese temor ha terminado por no cumplirse.

Derrota de los intransigentes

Aun así, los sectores sociales y políticos más reaccionarios del país nórdico no han cejado en su empeño de intentar evitar la entrada en vigor de la ley. Consiguieron reunir las firmas suficientes (más de 54.000) para la presentación de una iniciativa ciudadana al respecto. El grupo promotor, Aito Avioliitto (“Matrimonio genuino”), agrupaba a personas de diverso pelaje, entre otras el diputado socialdemócrata Harry Wallin y su colega el democristiano Peter Östman, varios concejales, una asesora del ministro de Trabajo o un pastor evangélico.

La iniciativa, se debatió el pasado septiembre de 2016, pero no fue votada en el Parlamento hasta el pasado 18 de febrero, después de que el Comité de Asuntos Jurídicos de la cámara recomendase dar carpetazo. El resultado final fue de 120 votos contrarios a la derogación de la ley de matrimonio igualitario y 48 a favor, que, como se puede comprobar, arrojaba una diferencia más favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo que cuando se votó la ley en 2014.

La situación en la Iglesia Luterana

La aprobación de esta ley obliga a la iglesia luterana finlandesa a replantear su postura respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo que, por el momento, sigue siendo la del rechazo, tal y como anuncian en su página web: «A pesar de que la ley ha cambiado, la enseñanza de la iglesia sobre el matrimonio no lo ha hecho. La celebración de ceremonias eclesiásticas sigue concerniendo sólo a las bodas entre un hombre y una mujer». Está previsto que la Conferencia Episcopal Luterana proporcione una opinión al respecto, pero sólo después de conocer un estudio sobre las consecuencias de aceptar o rechazar el matrimonio igualitario, llegando incluso a advertir a los sacerdotes que mientras tanto pretendan oficiar alguna boda gay de que «se atengan a las consecuencias» por desobedecer las órdenes de sus superiores. «Es muy posible que, pese a las directrices, algunos sacerdotes oficien ceremonias nupciales y lo que suceda después es difícil de predecir», declara el arzobispo Kari Mäkinen.

Con Finlandia, ya son 22 los países que aprueban legalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo, después de que lo hicieran Holanda, Bélgica, Canadá y España, a los que siguieron Suecia, Portugal, Islandia, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Luxemburgo, Irlanda, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Argentina, Brasil, Urugay, Estados Unidos, México y Colombia.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTB, Iglesia Luterana , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.