Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > HazteOír desafía las leyes contra la LGTBfobia y lanza una campaña de odio tránsfobo

HazteOír desafía las leyes contra la LGTBfobia y lanza una campaña de odio tránsfobo

Miércoles, 1 de marzo de 2017

autobus_transexualHazteOir lanza a las calles un autobús con un claro mensaje transfóbico y aseguran que quieren pasearlo por toda España para transmitir “la verdad”.

Jesús  de Nazaret, en respuesta a la pregunta que le hacen sobre cuál es el primero de los mandamientos, Jesús responde: “El primero es: ‘Escucha Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas’. El segundo es: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’. No existe otro mandamiento mayor que éstos (Mc 12, 29-31)”.

El grupo radical ultracatólico, Hazte Oír, que debiera, teóricamente conovcer la cita anterior, responde a la campaña de Chrysallis con un autobús transfóbico que incita al odio y que, además de cuestionar las leyes aprobadas legalmente por los gobiernos autonómicos, pone en peligro la integridad de los menores de edad que se definen como transexuales.

Cuando insistimos una y otra vez en la necesidad de leyes que protejan al colectivo LGTB, lo hacemos teniendo en cuenta que siempre hay grupitos de personas a ls que no les importa vulnerar tus derechos, los más fundamentales, para tratar de imponer su visión del mundo a los demás. Las campañas de incitación al odio tránsfobo, dirigidas contra el grupo más vulnerable del colectivo LGTB, el de personas trans, producen asco. Pero cuando esas campañas tienen lugar a plena luz del día, se conoce a sus autores y no se hace nada por impedirlas lo que producen es absoluta estupefacción. Es lo que está sucediendo en Madrid, por cuyas calles la organización ultraconservadora HazteOír ha paseado hoy un autobús con mensajes de transfobia explícita.

En HazteOir se han cansado ya de luchar contra el matrimonio igualitario: una década después de que se aprobara en España no han conseguido mover ni una coma de la ley. De hecho les ha funcionado tan poco el invento y son tan conscientes de que su imagen está por los suelos que están en proceso de cambiar su marca por la de CitizenGo. Y lo peor (para ellos) es que aunque el PP mantuvo su recurso de inconstitucionalidad hasta el final, hasta a los populares (los que dicen que HazteOir es una organización de “interés público) les da pereza meterse a debatir sobre algo que todo el mundo tiene ya asumido: las familias homosexuales también son familias.

Así que como se han dado cuenta de que el enemigo a batir es imbatible, han decidido centrar sus miras en otro colectivo. A HazteOir ya no le importa tanto que hay gays en los anuncios (salvo los de El Corte Inglés, que es la única empresa que aún les hace caso), su nuevo objetivo son los menores trans.

Este bonito autobús que ves ahí arriba ha estado circulando por Madrid, haciéndose una ruta de colegio en colegio. Porque ya sabéis lo poquito que les gusta a estos sinvergüenzas lo de que se adoctrine a los menores. “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen.” dice el mensaje del autobús naranja (en Ciudadanos no deben estar muy contentos) que añade debajo que “Si naces hombres, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo“. Lo cual es muy divertido no sólo porque los hombres nazcan y las mujeres sean, sino porque es justo lo que dicen las personas transexuales: una persona que nace hombre es hombre y una persona que nace mujer es mujer, independientemente de lo que tengan entre las piernas.

“Los niños tienen pene. Las niñas tienen vagina. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer seguirás siéndolo”, luce el autobús fletado por HazteOír, versión tránsfoba de la excelente campaña de concienciación ciudadana sobre la transexualidad infantil que hace varias semanas promovió en varias ciudades del País Vasco y Navarra Chrysallis Euskal Herria, organización vasca de familias de menores trans. El autobús también hace promoción del panfleto publicado por HazteOír y enviado a colegios de toda España en el que denigra los avances legislativos que se están produciendo en diferentes comunidades autónomas en materia LGTB, en particular en el ámbito educativo.

Fotografías del autobús en diversos puntos de Madrid han circulado a lo largo del día en redes sociales. La activista y diputada en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli es una de las que lo ha denunciado y exigido responsabilidades a Cristina Cifuentes, por la inacción de la Comunidad de Madrid, que aprobó hace unos meses una ley dirigida entre otras cosas a evitar este tipo de campañas de odio:

Antonelli también ha difundido en Twitter otro mensaje en el que se hace eco de las próximas paradas del autobús tránsfobo (Valencia, Barcelona, Hospitalet, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, Bilbao y Vitoria). Paradas que llamamos a denunciar o boicotear.

Por cierto, que en el mismo autobús hay una url que dirige a un formulario para solicitar el panfleto LGTBfóbico que la asociación hizo llegar hace unas semanas a varios colegios de la geografía española y que fue condenado por todo el mundo con dos dedos de frente. La Generalitat de Catalunya, por ejemplo, dijo que iba a investigarlo para comprobar si quebrantaba la ley 11/2014 contra la LGTBfobia y sancionar a la asociación.

Y pagar multas. Porque las acabarán pagando. Es lo que tiene la LGTBfobia, que ya no sale gratis.

Nos parece escandaloso que este tipo de mensajes de odio puedan ser difundidos a plena luz del día en una comunidad, como es el caso de la de Madrid, que tiene ya una legislación propia. Aunque nos parecería igual de escandaloso si no existiera esa legislación: el Código Penal español ya castiga la LGTBfobia. Su artículo 510, en su apartado 2, castiga con a quienes “lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de alguno de los grupos a que se refiere el apartado anterior, o de una parte de los mismos, o de cualquier persona determinada por razón de su pertenencia a ellos por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad” a pena de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a doce meses.

De nada sirven las leyes si no hay voluntad de aplicarlas.

Diversas iniciativas están ya promoviéndose en contra de la campaña tránsfoba de HazteOír. Una petición en change.org exigiendo su retirada y dirigida a diversas autoridades e instituciones (Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid, Fiscalía, Delegación del Gobierno en Madrid y Defensor del Pueblo, entre otras) ha reunido ya más de 37.000 firmas. Pero sin duda la iniciativa más destacada es la denuncia que el colectivo madrileño Arcópoli ha interpuesto esta misma mañana ante la Consejería de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid. Los socialistas en la Asamblea han anunciado también que llevarán este tema al pleno del próximo día 9 para luchar contra la transfobia y determinar posibles sanciones a HazteOir.

En opinión del gabinete jurídico de Arcópoli, la campaña de HazteOír promueve un mensaje negacionista contra un sector de la población, el de las personas transexuales y transgénero. “Invisibilizar su realidad y negar su identidad puede provocar aislamiento, estigmatización y malestar en especial a niñas, niños y adolescentes trans, que ya sufren a menudo acoso escolar tránsfobo y que esta campaña es otra muestra más de rechazo de una parte de la sociedad a su dignidad”, argumenta Arcópoli. “Este negacionismo atenta contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, el artículo 10 de la Constitución Española y contra Ley 3/2016, de 22 de julio, de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid. Por ello como colectivo de defensa de las personas transexuales nos vemos obligadas a presentar un escrito de denuncia para que esta campaña sea sancionada administrativamente de acuerdo con la ley aprobada por los cuatro partidos de la Asamblea de Madrid, que representan a la ciudadanía autonómica madrileña”, explica esta organización en su comunicado.

Las reacciones de indignación coparon las redes sociales durante toda la tarde y noche y una de las preguntas que ronda por la cabeza de muchos es cómo es posible que un bus así, que claramente infringe la ley contra la LGTBFobia de la Comunidad de Madrid, ha podido siquiera poner una rueda en la carretera. Pues quizás tengamos que mirar al año 2013, y al Partido Popular, para encontrar una explicación.

Resulta que HazteOir goza de “exenciones y beneficios fiscales” así como “asistencia jurídica gratuita”, entre otras cosas. ¿Y esto cómo puede ser? Pues porque, en 2013, el gobierno de España, del Partido Popular, de la mano del entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, firmó en el BOE la disposición por la que declaró a HAzteOir “entidad de utilidad pública”.

Lo que nos sorprende es que HazteOir goce de esta distinción porque, para conseguirlo, una entidad debe cumplir ciertos requisitos, como que “sus fines estatutarios tiendan a promover el interés general, y sean de carácter cívico, educativo, científico, cultural, deportivo, sanitario, de promoción de los valores constitucionales, de promoción de los derechos humanos, de asistencia social, de cooperación para el desarrollo, de promoción de la mujer, de protección de la infancia, de fomento de la igualdad de oportunidades y de la tolerancia, de defensa del medio ambiente, de fomento de la economía social o de la investigación, de promoción del voluntariado social, de defensa de consumidores y usuarios, de promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión por razones físicas, sociales, económicas o culturales, y cualesquiera otros de similar naturaleza“. No sé qué pensaréis vosotros, pero yo veo que, claramente, HazteOir no merece esa distinción y, por tanto, ninguno de los benficios fiscales o jurídicos que con ello están obteniendo del gobierno español desde 2013.

Por ello, exigimos al gobierno, y a todos los grupos políticos que hoy tienen representación en el Congreso, que pongan en marcha las vías necesarias para quitar a HazteOir esta distinción. Mientras no lo hagan, serán cómplices de sus mensajes de odio y discriminación.

De momento, nos alegra saber que Arcopoli ya ha presentado una denuncia ante la Consejería de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid. Además, Cristina Cifuentes, presidenta del Gobierno regional, lo ha trasladado ya a la Abogacía General de la Comunidad de Madrid al considerarlo “completamente impresentable”, al tiempo que ha pedido a la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, que lo lleve a la Fiscalía.

Cifuentes traslada el caso del autobús transfóbico de Hazte Oír a la Abogacía general

La presidenta del Gobierno regional, Cristina Cifuentes, ha puesto en conocimiento de la Abogacía General de la Comunidad de Madrid el caso de la campaña de la asociación ultraconservadora y católica Hazte Oír con un autobús contra los niños transexuales y ha pedido a la delegada de Gobierno, Concepción Dancausa, que lo lleve también a la Fiscalía por si es constitutivo de delito.

En una entrevista en TVE, Cifuentes ha indicado que le parece “completamente impresentable” y que la campaña tiene una “finalidad”, que es “una provocación absoluta“. De hecho, ha indicado que “en cierto modo” va dirigido hacia ella, “porque quien está promoviendo esta campaña tiene un larguísimo historial”.

Cifuentes lo ha puesto en conocimiento de la Abogacía General de la Comunidad para que estudie si es de aplicación la ley 2/2016 de Igualdad y No Discriminación de la Comunidad de Madrid y por si al amparo de esta ley “se pudiera realizar algún tipo de actuación”. En esta normativa se recoge dos puntos.

 Por un lado, se “prohíbe cualquier acto de discriminación directa o indirecta, por razón de orientación sexual, identidad de género, expresión de género o pertenencia a grupo familiar”. “La ley garantizará la protección efectiva contra cualquier discriminación”, añade.

Por otra parte, Cristina Cifuentes ha anunciado que va a mandar una carta a la Delegación de Gobierno para que lo ponga en conocimiento de la Fiscalía por si “fuera constitutivo de algún tipo de delito”. “Es impresentable”, ha insistido la presidenta autonómica.

La Plataforma por los derechos trans contesta

“Los esfuerzos que muchas CC.AA. están realizando para la protección y garantía de derechos de la diversidad sexual y de género en sus legislaciones, protocolos de educación y atención sanitaria, no se corresponden con estos impunes actos de odio y fobia hacia las personas trans (…). Es alarmante el alto índice de suicidios en menores trans, que alcanza cerca del 42%, sin olvidar el bullying y acoso al que en muchas ocasiones se ven sometidos estos menores, poner fin a esta grave situación es una responsabilidad social y de nuestros gobernantes», declara Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma por los Derechos Trans, donde han recibido esta nueva campaña de Hazte Oír «con estupefacción e indignación”.

Según su plataforma, esta campaña campaña surge ante la impunidad de una denuncia interpuesta por ellos mismos el 26 de noviembre del año pasado ante el Fiscal General del Estado, por incitar al odio y fomentar la discriminación hacia las personas LGTBI tras poner en marcha la campaña «Las leyes de adoctrinamiento sexual». Por eso exigen «la intervención del Fiscal General del Estado», dado que no hubo respuesta ni se produjo acción penal alguna ante su denuncia previa, condenando esta «nueva llamada al odio hacia las personas trans, que ahora circula en forma de un autobús ‘transfóbico’ por las principales ciudades españolas y solicitamos una pena por incitación al odio, además de pedir a instituciones, partidos políticos, organizaciones sociales y entidades LGTBI que se posicionen públicamente al respecto.

Para Conocer mejor qué es HazteOir

 ¿Qué es el Yunque?

La terminología delitos de odio se ha acuñado para definir a una categoría de conductas que presentan como factor significativo y común la presencia de un elemento motivador, el odio y la discriminación. Los delitos de odio son aquellos incidentes que están dirigidos contra una persona motivados por un prejuicio basado en: La discapacidad. La raza, origen étnico o país de procedencia. La religión o las creencias. La orientación e identidad sexual. La situación de exclusión social. Cualquier otra circunstancia o condición social o personal.

Cualquier persona puede ser víctima de un delito de odio, con independencia de que pertenezca al grupo al que va dirigida la hostilidad o prejuicio. Estas acciones pueden efectuarse contra las personas o la propiedad, Ministerio del Interior.

Fuente Domanzanas/ Cáscara Amarga/ EstoyBailando/AmbienteG/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.