Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > La homofobia parece ser un sentimiento generalizado en los Estados Unidos

La homofobia parece ser un sentimiento generalizado en los Estados Unidos

Miércoles, 22 de junio de 2016

bandera-EEUU-rota-GettyLa comunidad formada por gays, lesbianas, bisexuales y transexuales es la que con más frecuencia es objetivo de crímenes de odio en los Estados Unidos según un el FBI, superando en riesgo a las comunidades judías y afroamericanas. Una homofobia que parece haberse desatado desde le matanza de Orlando entre líderes políticos, religiosos y hasta en el ciudadano de a pie.

Un informe del FBI revela que, incluso antes de la matanza de Orlando, la comunidad LGTB ya era la minoría más afectada por crímenes de odio en los Estados Unidos. Alrededor de la quinta parte de los crímenes reportados al FBI en 2014 tenían como objetivo la orientación sexual de las víctimas. «A medida que la mayoría de las personas se vuelven más tolerantes al respecto, aquellos que se oponen se vuelven aún más radicales», afirma Mark Potok, miembro de Southern Poverty Law Center, una ONG a favor de los derechos civiles.

El matrimonio igualitario parece haber sido el detonante de una fuerte oposición de los sectores homofóbicos en el país de la libertad, dado el profundo cambio cultural que conlleva. «Creen que el mundo está amenazado por esta apertura sexual y mucha gente considera que debe actuar contra eso, lo que genera este tipo de violencia», sostiene Gregory M. Herek, profesor de Psicología de la Universidad de California.

Uno de los motivos que ha llevado al FBI ha realizar este informe es el hecho de que muchas agresiones, asaltos y crímenes de odio ni siquiera son reportados por sus víctimas por miedo a represalias de sus familiares o de su entorno laboral, lo que impide la justificación de medidas públicas contra estas acciones. Para colmo, muchos de los crímenes de odio no se registran como tales, particularmente cuando las víctimas, además de ser gays, lesbianas, bisexuales o transexuales, también pertenecen a otro colectivo ya sea racial o cultural.

Un informe de Human Rights Campaing señala que 2015 es el año en que más personas transexuales fueron asesinadas en los Estados Unidos, enfrentándose las mujeres de color transexuales a una auténtica epidemia de violencia que conecta el sexismo con el racismo y la transfobia. Las mujeres transexuales son el colectivo más perjudicado en esta lamentable informe puesto que no llegan a ser respetadas por la policía, los servicios sociales o el propio sistema legal.

La respuesta política a la matanza de Orlando

A pesar de que el presidente Barack Obama definía la tragedia de Orlando como un «acto de terror y un acto de odio», el sector republicano se niega a considerarlo de la misma manera. Al hablar del incidente, el senador republicano Mitch McConnell, de Kentucky, omite mencionar a los homosexuales, mientras que el representante republicano de Texas, Pete Sessions, se empeña en señalar que el tiroteo no tuvo lugar en un club gay, cuando basta entrar en la página Pulse para leer cómo se presentan como «el primer bar y discoteca gay de Orlando».

«En un momento en que existe una gran necesidad de solidaridad y empatía, me consternaron los esfuerzos inmediatos y desvergonzados de algunos líderes políticos y religiosos para manipular y politizar los eventos de Orlando para generar miedo, intolerancia y odio», declaraba ayer mismo, 17 de junio, Adama Dieng, asesor especial de la ONU para la prevención del genocidio

Sin mencionar a Donald Trump, criticó que el precandidato a la presidencia republicano señalara al «Islam radical» como causante de la masacre de Orlando, condenando la iniciativa sugerida de prohibir la entrada al país de musulmanes, así como el intento de algunos políticos de identificar Islam con el terrorismo, sintiéndose «particularmente asqueado» por la celebración de la masacre por parte de algunos líderes religiosos, de entre los que algunos llegaron incluso a pedir la ejecución de miembros de la comunidad LGTB a los gobiernos del mundo.

Tal y como el asesor de la ONU les recuerda, cualquier incitación al odio nacional, racial o religioso que constituya incitación a la discriminación, hostilidad o violencia está prohibido bajo las leyes internacionales de derechos humanos.

Mientras tanto la homofobia se desata

Es difícil concretar si el ejemplo de líderes políticos hostiles y religiosos con prejuicios ha cundido entre el ciudadano de a pie o, simplemente, la homofobia permanecía soterrada, pero desde la matanza de Orlando parece haber explotado un sorprendente brote de violencia homofóbica en los Estados Unidos, particularmente en Nueva York, cuna del movimiento LGTB.

«Ellos ya están en el infierno y ahora es tu turno» es la amenaza que alguien hizo llegar a la cuenta en Facebook del mítico bar Stonewall Inn, mientras que un individuo llamó por teléfono a otro establecimiento gay neoyorquino, The Monster Bar NY, para decirles que quería «agredir a todos los homosexuales». También se recibieron llamadas similares en el bar Boxers NYC en las que amenazaban con plantarse fuera del bar y «usar a los gays como objetivo de práctica» de tiro.

Al menos la policía ha llegado a arrestar a un individuo por amenazar con realizar un ataque «al estilo Orlando» en el bar Happy Fun Hideaway, en Brooklyn. Muchos vehículos aparcados en el barrio de Hell’s Kitchen, uno de los principales vecindarios gays de Nueva York, amanecieron con notas llenas de ataques verbales. ¿Fruto de un «perturbado emocional» como sospecha la policía, a quien ya han preguntado? Es posible, pero sigue sin haber más detenciones al respecto.

Sin ir más lejos, Madrid se despertaba también con unas pegatinas en el barrio de Chamberí que bien podrían señalar al mismo «perturbado emocional», si no fuera por la dificultad geográfica.

También en San Diego se ha producido un salvaje brote homofóbico, donde dos soldados activos del cuerpo de Marines de la base de Pendleton están bajo investigación por publicar una fotografía en las redes sociales considerada como amenaza al mostrar a uno de ellos, de uniforme, portando un arma de asalto sobre el que se lee la frase: «Próximamente en un bar gay cerca de ti». Al menos la respuesta del ejército es bastante contundente: «Los cuerpos de Marina no toleran discriminación basada en orientación sexual, raza, género o religión. Este tipo de comportamiento y de mentalidad no será permitido y no es consistente con los valores de honor, coraje y compromiso que han sido demostrados por la mayoría de los soldados de la Marina a diario ».

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.