Inicio > General, Historia LGTB > Ya son 20 países: Irlanda aprueba legalizar el matrimonio igualitario en referéndum

Ya son 20 países: Irlanda aprueba legalizar el matrimonio igualitario en referéndum

Sábado, 23 de mayo de 2015

14323736076193Un mural a favor del ‘sí’ en el centro de Dublín.DARREN STAPLES REUTERS

ACTUALIZADO 24/05/205

El pueblo de Irlanda ha votado mayoritariamente a favor de que en su Constitución se recoja el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo. Un proceso que se inició en 2013, y que poco a poco ha ido convenciendo tanto a la mayoría de los miembros del espectro político como a la ciudadanía. Un hecho de importancia histórica, por ser la primera vez que los ciudadanos de un país aprueban el matrimonio igualitario en referéndum. Ni siquiera la feroz y mendaz campaña realizada en contra, con la jerarquía de la Iglesia católica a la cabeza, ha servido para impedir que la igualdad LGTB quede reflejada definitivamente en la Carta Magna irlandesa. ¡Enhorabuena, Irlanda!

Los ciudadanos irlandeses han decidido este 22 de mayo de 2015 que debe añadirse a la Constitución de Irlanda una 34ª Enmieda con el siguiente texto: “el matrimonio podrá ser contraído por dos personas, conforme a la ley, sin distinción de su sexo”. Y lo han hecho con contundencia, con una alta participación del 60,52 %. El resultado final de la consulta ha sido de un 62,07 % de votos a favor de la reforma constitucional y un 37,93 % en contra. De los 43 distritos electorales en que se divide el territorio irlandés, 42 han votado a favor y tan solo 1 en contra. Estas son las cifras:

  • 3.221.681 irlandeses mayores de edad se registraron para votar en el referéndum.
  • 1.949.725 de ellos han ejercido el derecho al voto. Un 60,52 % del total.
  • 1.201.607 han votado a favor del matrimonio igualitario, lo que representa el 62,07 % de los votantes.
  • 734.300 han votado en contra, el 37,93 % de los votantes.
  • 13.818 papeletas fueron anuladas.
  • Dublín Sudeste ha sido el distrito electoral con un mayor porcentaje de votos favorables, el 74,91 %.
  • Roscommon-Sur Leitrim es la única circunscripción donde los votos contrarios han sido mayoritarios, alcanzando el 51,42 %.

La movilización de la población ha sido, sin duda, la causante de que se refleje en el resultado final el apoyo social incontestable que avanzaban las encuestas de los últimos años. El temor de que una minoría desfavorable muy implicada superara a una mayoría favorable pero desmotivada ha resultado definitivamente infundado. Los analistas, aunque los datos merecerán análisis más detallados, estiman que la gran implicación de los más jóvenes y residentes en áreas urbanas ha sido decisiva. Para encontrar una participación tan alta tenemos que remitirnos a 1995, año en que se celebró el referéndum por el que se estableció el derecho al divorcio con un 62.2 % de participantes. Desde de esa fecha se han celebrado 14 consultas populares más para decidir reformas constitucionales, sin que en ningún caso se haya superado la cifra de participación de este referéndum sobre el matrimonio giualitario.

Una vez aprobada la enmienda constitucional, el ejecutivo tiene que desarrollar la legislación para hacerla efectiva, que implicará la reforma del Código Civil de 2004, que en la actualidad únicamente permite el matrimonio a las parejas heterosexuales. Según informaciones, el proceso empezará este mismo lunes, y se espera que la reforma se pueda promulgar dentro de seis semanas, aunque aún es pronto para aventurar una fecha de entrada en vigor.

***

Aunque aún los datos son confusos y no ha habido pronunciamiento oficial del gobierno irlandés, centenares de miles de personas celebran en Irlanda, especialmente su capital, Dublín, la aprobación en referéndum del matrimonio homosexual. Se estima que en torno a un 60 por ciento de los electores han dado el ‘sí’, con lo que Irlanda se convierte el vigésimo país del mundo en reconocer estos legítimos derechos. Los partidarios del no, incluso desde primera hora de la mañana, cuando comenzaba este interminable recuento, reconocían su derrota y felicitaban de antemano a su adversario. El primer ministro, Enda Kenny, a favor de la consulta y del derecho LGBT, anunciaba oficiosamente la victoria. Su apoyo ha sido clave y da una lección al mundo conservador, ya que ideológicamente se sitúa en la derecha conservadora y cristiana europea. Un avance histórico en un país donde hace poco más de 20 años ser homosexual era un delito de cárcel. A estas horas la multicolor ondea en las plazas y calles de las principales ciudades irlandesas. Muchos son emigrantes que por la crisis han tenido que salir de su país, aunque no han dudado el volver para votar por sus derechos. También ha causado sensación la alta tasa de participación, con la que se ha superado la cifra de tres millones de personas.

Aún faltan conocer los datos finales definitivos, pero los primeros datos provisionales inclinan la balanza a favor del “Sí” en el referendum que preguntaba a los irlandeses si querían o no permitir el matrimonio igualitario. Lo ha dicho Aodhan O’Riordain, ministro de Igualdad, desde el centro de recogida de votos de Dublín: “Creo que ha ganado. He podido ver algunos resultados iniciales en algunas zonas del país no necesariamente liberales y por lo que parece el “sí” ha ganado de manera aplastante”. Parece que además el triunfo ha sido rotundo, porque según los primeros datos escrutados, hay zonas en las que el apoyo llega al 70%, algo que he llenado de orgullo al ministro y por supuesto a los colectivos LGBT. Por contra, las organizaciones católicas se han mostrado decepcionadas con el resultado. La comunidad GLTB tiene preparada ya varias fiestas en todo el país para celebrar el triunfo del sí, aunque tendrán que aguardar hasta la tarde, cuando se haga oficial el resultado final.

El recuento provisional del referéndum celebrado este viernes en Irlanda para decidir sobre la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo apunta a una victoria del “sí”, informó este sábado la cadena pública RTE.

Apenas una hora después del comienzo del cómputo de los sufragios, las primeras proyecciones indicaron ya que el apoyo al matrimonio homosexual se imponía en casi todas las circunscripciones de Dublín y en las de las zonas rurales.

Según la RTE, en la capital del país el apoyo al matrimonio homosexual podría situarse cerca del 60 %, frente al 40 del ‘no’, mientras que en los distritos electorales de las zonas rurales esa distancia podría ser menor.

Cuando se hagan oficiales estos datos provisionales, Irlanda se convertirá en el primer país del mundo que reconoce en referéndum el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

La Comisión del referéndum informó de que el resultado final podría anunciarse en el Castillo de Dublín entre las 15.00 y las 17.00 horas GMT de este sábado, siempre y cuando no se soliciten recuentos.

Incluso el ‘Iona Institute’, un influyente ‘think-tank’ católico que hizo campaña por el ‘no’, reconoció en su cuenta de Twitter que el electorado irlandés, de poco más de tres millones, ha apoyado mayoritariamente la propuesta del Gobierno de Dublín, de coalición entre conservadores y laboristas. “Felicitaciones al bando del Sí. Bien hecho. #MarRef”, escribió en la red social el director del Iona Institute, David Quinn.

Al cierre en la noche de este viernes de los colegios electorales a las 21.00 horas GMT —las 23.00 hora peninsular española—, la RTE estimó que la participación del electorado podría situarse entre el 50 y el 60 %, un índice mucho más alto que el registrado en anteriores plebiscitos, lo que da una idea del interés que ha despertado esta consulta.

Cuando se confirme la victoria del ‘sí‘, el matrimonio entre parejas del mismo sexo será reconocido por el artículo 41 de la Carta Magna, lo que le concederá protección constitucional y le equiparará al matrimonio contraído entre dos personas de distinto sexo.

Los detractores, entre los que figuran grupos antiabortistas, ultraconservadores y la Iglesia católica, sostienen que estas uniones atentan contra los valores de la familia tradicional y que modificarán radicalmente los procesos de adopción y de maternidad subrogada, al tiempo que erosionarán los derechos del menor.

La República de Irlanda ya promulgó en 2010 la ley de Relaciones Civiles que, por primera vez en este país, concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo, pero eludía calificar a esas uniones de “matrimonio“.

La enmienda constitucional que votaron los irlandeses y que reconoce como tal el matrimonio entre dos personas “sin distinción de género” fue impulsada por la coalición de Gobierno entre los cristiano-demócratas de Fine Gael y los Laboristas. El primer ministro Enda Kenny dio su apoyo total a la medida “en el nombre de la igualdad”.

Aunque en más de veinte países son ya legales las bodas gays, la decisión de Irlanda es decididamente histórica. Hace tan sólo 23 años, la homosexualidad estaba considerada como delito en el país de Oscar Wilde, que fue también uno de los últimos en aprobar un ley del divorcio y sigue teniendo la ley del aborto más restrictiva de Europa.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.